Metazoos

Esponjas. Cnidarios. Nematodos. Platelmintos. Moluscos. Anélidos. Artrópodos. Equinodermos. Cordados. Peces. Anfibios. Réptiles. Aves. Mamíferos

  • Enviado por: Felix Moraga
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas

publicidad
cursos destacados
Aritmética
Aritmética
En este curso de Aritmética se estudian temas necesarios y básicos de esta área. Se muestran las...
Ver más información

Análisis de Series
Análisis de Series
En el curso aprenderás como analizar la convergencia o la divergencia de una serie. También...
Ver más información


  • Son los metazoos de organización más sencilla.

  • Son animales filtradores, sésiles ( viven adheridos al fondo marino o a cualquier objeto sumergido), formados por dos capas celulares y con mesénquima intermedio.

  • Presentan células diferenciadas pero carecen de verdaderos órganos.

LA ORGANIZACIÓN DEL CUERPO

Están formadas por:

  • Dos capas de células, entre ellas hay una sustancia gelatinosa, la mesoglea, que contiene unas células, amebocitos, destinadas a realizar distintas funciones, como fabricar espículas, y fibras de espongina, que construyen el esqueleto.

  • La capa interna posee unas células características, provistas de un flagelo y un collar en forma de embudo, que se conocen como coanocitos.

Carecen de:

  • Aparato digestivo, circulatorio y respiratorio, por lo que poseen una abertura en un extremo llamada ósculo.

EL PROCESO DE NUTRICIÓN

  • El movimiento de los flagelos de los coanocitos produce un flujo de agua que penetra por los poros, pasa a la cavidad central o atrio y sale por el ósculo.

  • Las partículas orgánicas disueltas en el agua son atrapadas y digeridas por los coanocitos y las células fagocitarias que recubren los canales de las esponjas.

  • Las sustancias resultantes pueden pasar al mesénquima y pasar a otras células.

LA REPRODUCCIÓN

La reproducción sexual

  • Los óvulos y espermatozoides se producen a partir de determinadas células del mesénquima. Los espermatozoides son expulsados por el ósculo en grandes cantidades, y pueden penetrar en otra esponja arrastrados por la corriente de agua.

  • Una vez en el interior, los espermatozoides llegan hasta los óvulos y se produce la fecundación.

  • Los cigotos se transforman en larvas ciliadas y son liberadas al agua, donde podrán transformarse en esponjas adultas.

La reproducción asexual

  • La reproducción asexual se produce por la separación de fragmentos de la esponja, que se dispersan en el agua y posteriormente se convierten en esponjas individuales.

  • Hoy se cree que las esponjas proceden evolutivamente de los protozoos flagelados. Parece que no son antecesores de ningún otro grupo de animales, y que más bien constituyen una rama sin continuidad en el árbol evolutivo.

  • Son animales acuáticos, la mayoría marinos.

  • Son un grupo muy antiguo de animales del que no han derivado organismos más complejos.

LA ORGANIZACIÓN DEL CUERPO

  • Presentan una organización sencilla, pero esta vez con mayor grado de evolución ya que presentan células especializadas que forman tejidos.

  • El cuerpo está formado por una capa externa, ectodermo, y otra interna, endodermo, de células epiteliales, entre las que hay una sustancia blanda o mesoglea con células dispersas.

  • Tienen una abertura que comunica la cavidad gastrovascular con el exterior.

  • Poseen células urticantes o cnidoblastos, que tienen funciones ofensivas o defensivas.

  • Los cnidoblastos están formados por una vesícula llena de un liquido irritante y tóxico, dentro de la que hay un filamento arrollado en espiral, que ayuda en la captura de la presa.

FORMAS DE ORGANIZACIÓN

  • Pólipos: son sésiles y muestran una organización más sencilla y primitiva que las medusas, que son móviles.

  • Hay especies en las que existe sólo una de las dos formas, pero en muchos casos pólipo y medusa representan dos fases diferentes por las que pasa el mismo animal.

  • En los pólipos, la abertura está en el extremo superior y en las medusas en el inferior, de modo que éstas se parecen a un pólipo vuelto hacia arriba.

  • En su forma más simple, un pólipo es un saco cilíndrico con una cavidad gastrovascular que comunica al exterior por una sola abertura. Alrededor de ésta hay una corona de tentáculos.

  • Medusas: tienen forma de sombrilla. Poseen una zona superior o umbrela de cuyo centro cuelga una cavidad cilíndrica llamada manubrio, en el extremo de la cual se abre la boca.

  • Los cnidarios no precisan sistema respiratorio, circulatorio ni excretor, pues las funciones que realizan se efectúan por simple difusión entre las células, o entre éstas y el medio externo.

  • Existen células diferenciadas entre las que destacan las nerviosas y las contráctiles. Las primeras forman una red difusa uniformemente distribuida, y las segundas provocan, al contraerse, deformaciones del cuerpo animal.

  • En las medusas se produce una acumulación de células nerviosas en las proximidades de los órganos de los sentidos. Éstos pueden tener diferentes tipos de funciones: visuales, táctiles y de regulación del equilibrio.

EL PROCESO DE NUTRICIÓN

  • Su alimentación es carnívora. Las presas muertas o paralizadas por los cnidoblastos llegan a la cavidad gastrovascular, donde son digeridas. Los residuos se expulsan por la única abertura, que tiene funciones de boca y ano.

LAS COLONIAS DE CNIDARIOS

  • Es bastante frecuente la formación de colonias en las que se encuentran individuos especializados en realizar determinadas funciones.

  • Son metazoos acelomados con simetría bilateral, de cuerpo blando y cilíndrico que se estrecha hacia los extremos protegido por una cutícula resistente.

  • La mayoría son microscópicos, pero algunos pueden medir cerca de un metro.

  • Poseen una capacidad reproductora prodigiosa.

  • Cuentan con un enorme número de especies.

  • Son mucho más frecuentes en lugares húmedos, pero también son terrestres.

  • Muchos de ellos son parásitos. La mayoría de las plantas están parasitadas y también muchos de estos parásitos afectan al hombre.

  • Nematodos que tienen gran importancia sanitaria: la triquina, las filarias y las lombrices intestinales.

LA ORGANIZACIÓN DEL CUERPO

  • Su aparato digestivo es completo y presentan dos aberturas: boca y ano.

  • Carecen de aparato circulatorio y respiratorio.

  • El intercambio gaseoso con el exterior lo realizan por difusión.

  • Platelminto: gusano plano.

  • Son metazoos acelomados con simetría bilateral de cuerpo blando y aplanado dorsoventralmente.

  • En ellos se inicia la cefalización, donde la cabeza se especializa en recibir los estímulos del exterior.

  • Los más importantes son parásitos, y entre ellos destacan las duelas y las tenias.

ANATOMÍA INTERNA

Aparato digestivo:

  • Es un intestino que se comunica con el exterior por la boca, situada en la mitad de la superficie ventral. El intestino posee ramificaciones que se extienden por todo el cuerpo, de manera que las sustancias absorbidas tras la digestión pueden pasar directamente a cada una de las células.

Aparato excretor:

  • Está formado por células ciliadas en forma de saco, distribuidas por todo el cuerpo. Estas células filtran las sustancias de desecho del metabolismo y las vierten a unos conductos comunicados con el exterior a través de los poros excretores.

Sistema nervioso:

  • Está formado por cordones longitudinales, de los que parten fibras periféricas. En la cabeza hay unas acumulaciones de células, llamadas ganglios cerebroides, en comunicación con los órganos de los sentidos.

Aparato reproductor:

  • Es muy complejo y está muy desarrollado; la mayoría son hermafroditas, es decir, poseen ovarios y testículos simultáneamente.

Carecen de:

  • Aparato circulatorio y respiratorio. Estos animales no han de trasportar sustancias alimenticias desde el tubo digestivo a las células, y por otra parte, su cuerpo aplanado permite la difusión de gases con el exterior.

SE AGRUPAN EN:

  • Turbelarios: son de vida libre. Habitan en aguas dulces y saldas. Tienen el cuerpo recubierto de cilios. Entre ellos destacan las planarias, que tienen gran poder de regeneración, hasta el punto de que, si se corta una planaria en trozos, cada uno de ellos puede dar lugar a un animal completo. La reproducción sexual suele producirse mediante fecundación cruzada: en ella cada individuo actúa como macho y como hembra.

  • Trematodos: son parásitos internos o externos de muchos animales. Tienen el cuerpo ovalado con dos ventosas.

  • Cestodos: son parásitos del tubo digestivo de todos los vertebrados. Tienen el cuerpo acintado, y en él se distinguen el escólex y la proglotis. Agrupa a las tenias. La más frecuente es la Taenia solium.

  • Son metazoos celomados son simetría bilateral.

  • Viven en ambientes acuáticos o muy húmedos.

ANATOMÍA EXTERNA

Sus principales características son:

  • Cuerpo blando e insegmentado.

  • Celoma reducido y pared del cuerpo gruesa.

  • Tienen un órgano musculoso, o pie, que usan para desplazarse.

  • Casi todos sus órganos están contenidos en la llamada cavidad visceral.

  • Poseen un pliegue de su pared corporal, el manto, que cubre la masa visceral y los bordes del pie.

  • Entre el manto y la masa visceral queda un espacio o cavidad paleal, que aloja las branquias respiratorias y es el lugar donde desemboca el ano y los conductos excretores y genitales.

  • Muchos moluscos poseen una concha de naturaleza caliza, que es producida por la parte superior del manto y protege al animal.

ANATOMÍA INTERNA

Aparato digestivo:

  • Consta de boca, esófago, estómago, intestino y ano. Poseen una glándula, el hepatopáncreas, que colabora en el proceso digestivo.

  • En la boca de los gasterópodos ( un grupo de moluscos) hay un órgano en forma de lima llamado rádula, que sirve para roer el alimento.

Aparato respiratorio:

  • La respiración es de tipo branquial, aunque en algunos grupos funciona como órgano respiratorio la cavidad paleal, que está muy vascularizada y se denomina pulmón.

Aparato Circulatorio:

  • La sangre oxigenada procedente de las branquias es impulsada por el corazón, que la hace circular por unos vasos ramificados, desde los cuales se vierte directamente a los órganos y baña los tejidos. Por tanto la circulación es abierta.

  • En los cefalópodos ( otro grupo de moluscos) la circulación es cerrada pues la sangre permanece en el interior de los vasos.

Aparato excretor:

  • Está formado por nefridios, que extraen de la sangre los residuos metabólicos, y los eliminan por unos poros situados cerca del ano.

Sistema nervioso:

  • Está formado por tres pares de ganglios, unidos entre sí a través de cordones nerviosos. Los que alcanzan mayor desarrollo son los ganglios cerebroides, que inervan los órganos sensoriales cefálicos.

  • En los cefalópodos, los ganglios cerebroides están encerrados en una caja cefálica cartilaginosa a modo de cráneo.

Reproducción de los moluscos:

  • Hay grupos de moluscos que tienen los sexos separados y otros que son hermafroditas. La fecundación puede ser externa o interna. La mayoría de los moluscos con ovíparos.

GRUPOS DE MOLUSCOS

Gasterópodos:

  • Constituyen el grupo más numeroso. Se conocen unas 50.000 especies vivas y otras tantas fósiles. Entre los gasterópodos más conocidos se encuentran los caracoles, las lapas y las babosas.

  • Se caracterizan por tener una cabeza bien desarrollada y un pie ancho y plano de tipo reptador. Presentan una torsión de la masa visceral, de forma que el ano queda situado encima de la cabeza.

  • Suelen tener una concha formada por una sola pieza.

Bivalvos:

  • Se conocen unas 8.000 especies vivas de bivalvos y cerca de 15.000 fósiles. Son bivalvos la almeja, el mejillón, la ostra, etc.

  • Su cuerpo está comprimido lateralmente y encerrado entre dos conchas o valvas articuladas que se cierran por acción de unos músculos especiales.

  • No tienen cabeza diferenciada. El pie tiene forma de hacha y sale por la parte ventral de las valvas; le sirve al animal para excavar en la arena y para desplazarse.

  • El manto posee dos aberturas que sirven para que entre y salga el agua en la cavidad paleal. A veces, el manto forma dos prolongaciones, o tubos, llamados sifones, que tienen la función de introducir y arrojar el agua del interior del animal.

  • Los bivalvos son animales filtradores; se nutren de las partículas alimenticias que penetran con la corriente de agua que atraviesa su cuerpo.

Cefalópodos:

  • Son los moluscos que alcanzan mayor nivel de desarrollo. Se conocen unas 600 especies vivientes y unas 10.000 fósiles. Entre las especies vivientes podemos destacar el pulpo, el calamar, la sepia, etc.

  • Los cefalópodos carecen de concha, como en el caso de los pulpos, o está reducida a una pequeña pluma dentro del manto, como sucede en los calamares.

  • Tienen un manto grueso y musculoso. El pie está formado por tentáculos cubiertos de ventosas que sirven para sujetar las presas.

  • Tienen ojos muy perfeccionados, con bastante parecido a los de los vertebrados.

  • Los cefalópodos nadan a gran velocidad y son depredadores muy activos.

  • Son metazoos celomados que tienen cabeza diferenciada y poseen organización metamérica.

  • Poseen un nivel de organización corporal de rango superior a los ya nombrados.

  • Este tipo de organización corporal presenta las siguientes ventajas:

  • Ciertos órganos pueden moverse sin necesidad de que se mueva el animal.

  • El celoma cumple la función de un esqueleto hidráulico, pues es un compartimento lleno de líquido que, con ayuda de los músculos, facilita el movimiento del animal.

  • El líquido del interior del celoma pueden transportar gases, sustancias alimenticias y productos de desecho procedentes del metabolismo.

    • Han tenido un considerable éxito evolutivo y presentan especies acuáticas y terrestres, entre las que hay alguna diferencia.

    • Hay anélidos acuáticos muy conocidos, como los que se desplazan por los fondos marinos, los que viven semienterrados en la arena o los que se hayan en el interior de tubos que se construyen ellos mismos.

    • Otros, como las sanguijuelas, habitan en aguas encharcadas y suelen ser parásitos externos de los vertebrados, a quienes extraen las sangre.

    • Los anélidos terrestres están representados por las lombrices de tierra, que tienen importancia agrícola porque excavan galerías subterráneas y airean el suelo.

    ANATOMÍA EXTERNA

    • El cuerpo de los anélidos está revestido con una capa de células epidérmicas, cubierta por una sustancia mucosa que la mantiene húmeda.

    • Por debajo hay dos capas musculares una circular y otra longitudinal (formada por cordones que recorren el cuerpo), cuya acción combinada permite movimientos ondulatorios que facilitan el desplazamiento del animal.

    • Algunos grupos de anélidos poseen filamentos o quetas insertadas en el tegumento o en unas prominencias carnosas de los anillos, llamadas parápodos. Éstos órganos se utilizan para la locomoción.

    Los anélidos son segmentados

    • El rasgo más característico de los anélidos es su organización metamérica. El cuerpo está formado por una serie de anillos, denominados metámeros, de manera que el animal puede considerarse como un conjunto de unidades repetidas y dispuestas a una continuación de la otra.

    • La metamería no es sólo externa, sino que se manifiesta también en la repetición o segmentación de los órganos internos de estos animales.

    • La organización metamérica la presentan también otros animales, como moluscos, artrópodos e incluso los vertebrados, aunque de forma no tan aparente como los anélidos.

    La cefalización

    • En los anélidos se hace mucho más patente que en animales de organización inferior la cefalización o formación de una cabeza.

    • Esto se considera un resultado adaptativo, que surge de la necesidad de capturar activamente el alimento. Para ello utiliza la boca y la información suministrada por los órganos de los sentidos, que están situados en la parte delantera del cuerpo.

    • En algunos grupos de anélidos hay ojos simples y órganos encargados de la recepción de sensaciones táctiles y gustativas.

    ANATOMÍA INTERNA

    • Cada metámero posee dos cavidades o sacos celomáticos llenos de líquido. La pared interna de estos sacos recubre los órganos, mientras que la pared externa tapiza interiormente la del cuerpo.

    Aparato digestivo:

    • Está formado por un tubo recto, que empieza en la boca, recorre el cuerpo entre los pares de sacos celomáticos, y desemboca en el ano.

    Aparato respiratorio:

    • Los anélidos terrestres tienen respiración cutánea, puesto que los gases difunden fácilmente a través de la piel húmeda.

    • En los anélidos acuáticos el intercambio de gases se efectúa a través de branquias externas, situadas sobre los parápodos.

    Aparato circulatorio:

    • Está constituido por dos tubos o vasos por donde circula la sangre. El vaso dorsal está situado encima del tubo digestivo y el vaso ventral por debajo.

    • Además en cada anillo pueden existir otros dos vasos, en forma de arco, que ponen en comunicación el vaso dorsal con el ventral.

    Aparato excretor:

    • Cada saco celomático está provisto de un ensanchamiento en forma de embudo ciliado, que tiene la misión de recoger los líquidos de desecho y expulsarlos al exterior por un poro excretor situado en el anillo siguiente. Esta estructura recibe el nombre de nefridio.

    Sistema nervioso:

    • Está formado por un par de gruesos ganglios cerebroide, situados en la cabeza del animal y relacionados con los órganos de los sentidos.

    • De ellos parten dos cordones nerviosos que rodean al intestino y se continúan por una cadena ventral, compuesta por un par de ganglios en cada anillo, comunicados entre sí por un cordón nervioso.

    • Los ganglios de cada fila están también comunicados, por lo que el conjunto se asemeja a una escalera de cuerda y se conoce como sistema nervioso ecaleriforme.

    Reproducción de los anélidos:

    • En algunos grupos es frecuente la reproducción asexual, bien por formación de yemas o por escisión del animal en varios trozos. En ambos casos cada fragmento regenera un animal completo.

    • La reproducción sexual presenta diferencias entre los anélidos terrestres y acuáticos:

  • Los anélidos acuáticos tienen sexos separados y sus gametos se forman en el interior de sus sacos celomáticos.

        • Los gametos salen al agua a través de los nefridios y en ella se produce la fecundación.

        • Del huevo nace una larva microscópica, llamada trocófora, que tiene forma de peonza y está provista de dos coronas de cilios.

        • Posteriormente la larva trocófora sufre una metamorfosis y se convierte en un animal adulto.

        • Los anélidos terrestres son hermafroditas. La fecundación es recíproca y cruzada: los gametos masculinos de un individuo fecundan a los femeninos del otro y viceversa.

              • Los huevos se desarrollan directamente, sin pasar por formas larvarias.

          • Son metazoos celomados con simetría bilateral.

          • Su éxito evolutivo se debe a su elevado nivel de organización, que es el más alto de todos los invertebrados.

          • Derivan evolutivamente de los anélidos y su estructura corporal recuerda a la de éstos animales, aunque está sustancialmente modificada y presenta grandes mejoras.

          • Su exoesqueleto constituye un factor clave de su éxito evolutivo.

          • Deben su nombre a la posesión de apéndices articulados, que pueden cumplir distintas funciones: sensitiva, masticadora, locomotora, etc.

          • Poseen un sistema circulatorio abierto, respiran por branquias o tráqueas y su sistema nervioso es ganglionar y ventral.

          ORGANIZACIÓN EXTERNA

          La estructura del cuerpo

          • Son animales de simetría bilateral, con el cuerpo segmentado en anillos que no son iguales entre sí.

          • Manifiestan una marcada regionalización del cuerpo, que consta de tres zonas bien diferenciadas:

            • Cabeza (formada por la fusión y transformación de varios anillos)

            • Tórax.

            • Abdomen.

          El exoesqueleto

          • Los artrópodos tienen un esqueleto externo, consistente en un caparazón duro y rígido. Además de protegerlos del ataque de los depredadores, evita la desecación del cuerpo, lo que ha permitido que algunos grupos de artrópodos se hayan podido adaptar perfectamente al ambiente terrestre.

          • Está constituido por una sustancia segregada por la piel del animal, que se denomina quitina. En algunos casos, se añaden a su composición diversos componentes que le proporcionan mayor dureza o rigidez.

          • No es rígido en toda su extensión; hay zonas flexibles (especialmente numerosas en las extremidades) que constituyen las articulaciones necesarias para que el animal pueda moverse.

          • La presencia del exoesqueleto tiene un inconveniente: impide el crecimiento del animal.

          • Para resolverlo, la cubierta quitinosa se desprende periódicamente, permitiendo un crecimiento rápido del animal que, posteriormente, vuelve a segregar un nuevo esqueleto a su medida.

          • Este proceso se denomina muda y puede presentarse varias veces a lo largo de la vida.

          • En ocasiones, la muda va acompañada de un cambio en la forma del animal, denominado metamorfosis.

          Los apéndices articulados.

          • Una característica muy importante de los artrópodos es que poseen apéndices articulados, generalmente dos en cada anillo.

          • Estos apéndices están formados por piezas, llamadas artejos, y pueden desempeñar distintas funciones: sensitiva (antenas), masticadora (apéndices cercanos a la boca), locomotora (patas), etc.

          • Las patas articuladas les permiten levantar el cuerpo del suelo y caminar, sin tener la necesidad de arrastrarse.

          ORGANIZACIÓN INTERNA

          Aparato digestivo:

          • El tubo digestivo comienza en la boca, situada en la cabeza, y termina en el ano, que se abre en el último segmento del abdomen.

          • La boca se encuentra rodeada de los apéndices cefálicos, encargados de la captura y masticación del alimento.

          • El tubo digestivo va acompañado de diversas glándulas, que segregan, en cada tipo de artrópodo las enzimas digestivas necesarias.

          Aparato circulatorio:

          • Los artrópodos poseen un sistema circulatorio abierto.

          • Tienen un vaso contráctil o corazón, que bombea la sangre, situada en posición dorsal respecto al tubo digestivo.

          • La sangre es vertida por las arterias directamente en las cavidades viscerales del animal, donde baña los distintos órganos y puede llegar fácilmente a todas las células del cuerpo.

          • Desde las cavidades viscerales, la sangre retorna nuevamente al corazón.

          Aparato excretor:

          • Los artrópodos excretan los productos residuales que se originan en su metabolismo a través de órganos en forma de canalículos que comunican la cavidad del cuerpo con el exterior o con la parte final del intestino.

          • Los crustáceos poseen las llamadas glándulas verdes, que recogen las sustancias de desecho presentes en los líquidos que circulan por el interior del animal.

          • Los insectos, arácnidos y miriápodos se caracterizan por poseer los llamados tubos de Malpighi.

          Aparato respiratorio:

          • Aunque los artrópodos de pequeño tamaño pueden carecer de órganos respiratorios y tener solamente respiración cutánea, la inmensa mayoría están provistos de branquias.

          • Las branquias de los crustáceos están formadas por expansiones laminares o filamentosas de los apéndices torácicos que pueden estar libres o cubiertas por el caparazón.

          • Los artrópodos terrestres tienen respiración traqueal. Las tráqueas son tubos finísimos cuyo calibre disminuye gradualmente, que se bifurcan y recorren el interior del cuerpo del animal y permiten que el aire llegue a la intimidad de los tejidos.

          • Los arácnidos poseen, además de las tráqueas tubulares, los llamados pulmones que consisten en dilataciones de las tráqueas que adquieren forma de saco.

          Sistema nervioso:

          • Los artrópodos poseen un sistema nervioso muy desarrollado, que les permite adoptar pautas de conducta complejas, comparables a las que manifiestan los cefalópodos o los vertebrados.

          • El sistema nervioso está formado por una doble cadena ganglionar ventral en forma de “ escalera de cuerda “.

          • Cada segmento del cuerpo contiene un par de ganglios que están unidos entre sí por segmentos longitudinales y transversales.

          • En la cabeza hay una acumulación de elementos nerviosos que pueden llegar a formar un cerebro de estructura compleja.

          • Este tipo de sistema nervioso, que también se encuentra en los anélidos, no se halla en ningún otro tipo de animales.

          Órganos de los sentidos:

          • Pelos sensoriales, distribuidos por la superficie del cuerpo.

          • Piezas articuladas, llamadas palpos, que forman parte de los apéndices bucales y sirven para percibir el sabor de los alimentos.

          • Antenas, con funciones sensoriales diversas según los grupos.

          • Órganos de la visión, que pueden estar formados por ojos simples o compuestos:

          • Los ojos simples u ocelos constan de una lente, formada por quitina, bajo la que hay neuronas especializadas en percibir los estímulos luminosos.

          • Los ojos compuestos, que son característicos de los crustáceos y los insectos, constituyen una especialización muy importante de los artrópodos. Están formados por la unión de varios miles de elementos llamados omatidios. Cada uno de ellos posee varias células receptoras y está comunicado con el nervio óptico, que lleva la información al cerebro.

          La reproducción:

          • La gran mayoría de los artrópodos son animales de sexos separados y, generalmente, los machos son diferentes de las hembras.

          • La fecundación es casi siempre interna y pueden ser ovíparos u ovovivíparos. Suelen tener una o varias fases larvarias, con metamorfosis gradual o brusca.

          • En algunos casos se reproducen por partenogénesis, que consiste en el desarrollo de óvulos sin fecundar. Este tipo de reproducción es característico de los pulgones y de las abejas.

          • Los artrópodos muestran una gran diversidad de instintos, a veces muy complejos, relacionados con la función reproductora. Estos se manifiestan en el apareamiento, en la puesta y cuidado de los huevos, etc.

          Además de los insectos, podemos destacar otros grupos importantes como:

          • Los arácnidos.

          • Los crustáceos.

          • Los miriápodos.

          LOS INSECTOS

          Presentan muchas características con el resto de los artrópodos, pero poseen un conjunto de rasgos propios que constituyen la clave de su éxito biológico. Podemos destacar:

          • Exoesqueleto: esta estructura impermeabiliza el cuerpo del animal, e impide la deshidratación, lo que les ha permitido abandonar los lugares húmedos y colonizar otros.

          • Tamaño reducido: la respiración traqueal ha determinado que todos los insectos sean relativamente pequeños, lo cual les confiere ventajas para su expansión ya que pueden realizar funciones imposibles para animales de mayor tamaño.

          • Capacidad de volar: constituye un valor muy importante para su dispersión geográfica ya que les permite escapar de sus enemigos, encontrar pareja con facilidad y llegar a nuevas zonas con recursos alimenticios donde pueden dejar su descendencia.

          • Extraordinaria adaptabilidad: es casi ilimitada pues hay pocos lugares del planeta donde no vivan insectos, salvo los mares. Sus apéndices se han adaptado para acomodarse a tipos de alimentación y modos de vida muy diferentes. Las mandíbulas pueden utilizar gran variedad de alimentos.

          • Elevado número de descendientes: muchas especies de insectos tienen un ciclo biológico corto, lo que unido a la gran cantidad de huevos que pueden poner hace que el número de individuos aumente a un ritmo muy rápido. Una mosca, por ejemplo tiene un ciclo vital de unos diez días y puede depositar del orden de 200 huevos en cada puesta.

          • Metamorfosis: muchos insectos poseen formas larvarias que tienen distinto tipo de alimentación que el animal adulto. Es una adaptación muy importante ya que evita la competencia entre las larvas y los individuos adultos y permite que un área determinada contenga más insectos de los que habría si tuvieran un mismo tipo de alimentación durante toda su vida.

          Modelo de organización

          Los insectos tienen el cuerpo dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen.

          • Cabeza: poseen un par de antenas, varios ojos simples, dos ojos compuestos y una boca provista de tres partes de apéndices a su servicio.

          Las antenas están relacionadas con el sentido del olfato y del tacto.

          El aparato bucal está formado por la boca y unos apéndices situados a su alrededor. El tipo bucal más primitivo es el masticador, está presente en muchos insectos. El aparato bucal masticador consta de:

          • Dos mandíbulas

          • Un par de maxilas, que ayudan a la masticación y pueden percibir el sabor de los alimentos.

          • Un segundo par de maxilas, que se fusionan formando el labio inferior, de misión táctil.

          • Por encima de todas estas piezas hay un repliegue conocido como labio superior o labro.

          Como resultado de las modificaciones adaptativas se han originado otros aparatos bucales: masticador-lamdedor, picador-chupador y chupador-lamedor.

          • Tórax: tiene tres pares de patas, por lo que estos animales se conocen también con el nombre de hexápodos.

          Las patas están formadas por un conjunto de artejos: cadera, trocánter, fémur, tibia y tarso. Este tipo de patas confiere a los insectos una gran versatilidad de movimientos, así hay patas andadoras, nadadoras, saltadoras, excavadoras,...

          Los insectos poseen dos pares de alas, movidas gracias a la acción de los músculos del tórax. Las alas también pueden sufrir distintos tipos de modificaciones, los insectos pueden usar las cuatro alas de forma independiente, como hacen las libélulas, o unidas por parejas, como en las mariposas; en ocasiones uno de los pares se utiliza para proteger el cuerpo, como ocurre en los escarabajos y los saltamontes.

          • Abdomen: El abdomen de los insectos carece de apéndices y en su extremo se abren el ano y las aberturas genitales. En él se sitúan gran parte de los orificios respiratorios o estigmas, por donde penetra el aire que se distribuye por las tráqueas.

          Reproducción

          Los insectos son animales de sexos separados y reproducción ovípara. La mayoría sufren una metamorfosis más o menos complicada. En este sentido, se pueden distinguir:

          • Ametábolos: son los más primitivos y carecen de alas. Son insectos sin metamorfosis. Del huevo nace un pequeño animal, muy parecido al adulto. Experimenta una serie de mudas, en las que cambia de tamaño pero no de forma.

          • Heterometábolos: presentan metamorfosis sencilla. Del huevo nace un animal parecido al adulto, que se denomina larva.

          La larva tiene vida libre, habita en los mismos lugares y toma el mismo tipo de alimento que los adultos. Debido a que las alas se desarrollan en el exterior, estos insectos se denominan exopterigotas. Como ejemplos podemos citar a los saltamontes, las cucarachas y las libélulas.

          • Holometábolos: presentan una metamorfosis compleja. Del huevo nace un animal llamado larva, que no se parece nada al insecto adulto y presenta distinto tipo de vida y alimentación. Estas larvas carecen de alas, tienen el cuerpo blando y poseen boca masticadora y ojos simples. Su aspecto es semejante al de un gusano. Al cabo de un tiempo, la larva deja de alimentarse, se inmoviliza y encierra en una envoltura o capullo protector. Entonces se dice que el insecto permanece en estado de pupa. En esta fase, del capullo surge el insecto adulto o imago. Estos insectos reciben el nombre de endopterigotas pues las alas se forman en el interior de la pupa.

          • Constituyen un tronco animal, cuyos representantes más conocidos son las estrellas y los erizos de mar. Todos son marinos. Viven fijos a los fondos, como las esponjas y los celentéreos, o muestran escasa movilidad.

          • Estos animales son celomados. Tienen una organización mucho más elevada que la de las esponjas y los celentéreos. Además, están emparentados con los cordados.

          • Tienen simetría radial. Su estructura, aparentemente sencilla, responde a la adaptación a un modo de vida concreto.

          ORGANIZACIÓN DEL CUERPO

          • Su rasgo más distintivo es poseer un sistema hidráulico tubular que recorre el cuerpo, llamado aparato ambulacral. De él parten los pies ambulacrales que se utilizan para diversas funciones, como pueden ser la locomoción, la captura del alimento o, incluso, la respiración.

          • La superficie del cuerpo está cubierta por una fina epidermis, bajo la cual hay un esqueleto compuesto por placas calcáreas fijas o móviles.

          FORMA DE VIDA

          • Son animales carnívoros y se alimentan, principalmente, de moluscos y crustáceos. Su aparato digestivo es un tubo tortuoso que empieza en la boca, situada en la parte inferior del animal, y termina en el ano, que está en la parte superior.

          • En los erizos existe una boca con 5 piezas o mandíbulas, que sirven para raspar los alimentos.

          • Las estrellas de mar tienen una curiosa forma de alimentarse. Rodean con su cuerpo a los moluscos, separan sus valvas e introducen entre ellas el estómago, que sacan al exterior a través de la boca.

          • La respiración se efectúa mediante unas pequeñas branquias que proyectan al exterior o bien, a través de los pies ambulacrales.

          • La reproducción suele ser de tipo sexual. Los sexos están separados y los gametos se liberan al agua, donde se produce la fecundación y el desarrollo de las larvas. La mayoría presentan un extraordinario poder de regeneración.

          • Aproximadamente existen unas 6.000 especies, con numerosos representantes fósiles.

          • Tienen un tamaño que va desde unos mm hasta los 2 m

          CLASES:

          • Crinoideos. Generalmente fijos, tienen forma de copa con cinco brazos en forma de pluma. Lirios de mar.

          • Holoturioideos. Tienen el cuerpo blando, alargado, con esqueleto formado por placas diseminadas bajo la epidermis. Pepinos de mar.

          • Equinoideos. Cuerpo globoso y achatado. Esqueleto formado por placas pentagonales soldadas, como una armadura con numerosas púas. Erizos de mar.

          • Asteroideos. Tienen cinco brazos triangulares que se juntan en la base y un disco central mal delimitado. Cada brazo tiene un surco en su cara inferior, por donde salen los pies ambulacrales. Tienen placas esqueléticas unidad pero articuladas, lo que les permite cierto movimiento. Estrellas de mar.

          • Ofiuroideos. Estrellas con brazos largos y estrechos y disco central bien delimitado. Ofiuras.

          • Son metazoos triblásticos celomados con simetría bilateral.

          • Si seguimos la pista de los vertebrados en el árbol evolutivo de los seres vivos, veremos que corresponden a uno de los tres subtroncos de los cordados.

          • Los otros dos subtroncos, formados por los cordados primitivos, incluyen unos animales marinos de gran importancia científica ya que suministran datos sobre los posibles eslabones de unión entre los vertebrados y el resto de los metazoos.

          CARACTERÍSTICAS GENERALES

          Aunque en estado adulto los cordados pueden no parecerse en nada, todos sus representantes presentan en alguna etapa de su ciclo vital tres características fundamentales que los definen. Estas son las siguientes:

          • Cordón esquelético interno: durante la fase embrionaria todos los cordados poseen un eje longitudinal dorsal o notocorda que, en algunos grupos, persiste en el animal adulto. Se trata de una vaina fibrosa provista de células con vacuolas turgentes que le dan firmeza y flexibilidad. En los vertebrados adultos la notocorda es sustituida por la columna vertebral.

          • Tubo nervioso longitudinal: es hueco y está situado en posición dorsal respecto a la notocorda. En los vertebrados superiores este tubo presenta una gran complejidad.

          • Hendiduras faríngeas: en los cordados primitivos tienen funciones relacionadas con la respiración branquial y la alimentación por filtración. En los cordados más evolucionados se pierden estas funciones, pero el aparato respiratorio continúa relacionado con el digestivo a través de la faringe.

          LOS PROCORDADOS

          Los dos subtroncos de cordados primitivos son:

          Los tunicados:

          • Sus representantes más característicos son las ascidias, organismos marinos en forma de saco, que viven agrupados formando colonias.

          • Los adultos se encuentran adheridos a las rocas y poseen una capa dura o túnica que recubre su cuerpo. Son animales filtradores. Su cuerpo es atravesado continuamente por una corriente de agua, que pasa por las hendiduras branquiales, donde se recogen las partículas alimenticias y el oxígeno.

          • Aparentemente, la única característica de cordado que presentan los tunicados adultos son las hendiduras branquiales. Pero el aspecto de larvas es muy diferente; son de vida libre y tienen una cola en la que existe notocorda y tubo nervioso, estructuras que desaparecen al pasar a estado adulto.

          Los cefalocordados:

          • El principal representante es el anfioxo, un animal alargado que vive semienterrado verticalmente en fondos arenosos cercanos a la costa.

          • Poseen hendiduras branquiales en la faringe y se alimentan por filtración. La notocorda, sobre la que se apoya el tubo nervioso, recorre todo su cuerpo. Presenta un sistema muscular segmentado y aletas impares.

          ORIGEN DE LOS CORDADOS

          • Forman un grupo claramente definido y muy distinto morfológicamente de los otros troncos animales. Podrían proceder de algún organismo marino primitivo parecido a las larvas de los actuales equinodermos que debió vivir fijo al sustrato.

          • Este hipotético precursor ancestral pudo dar origen a dos líneas evolutivas distintas que originarían por un lado a los equinodermos y por otro a los cordados primitivos. Estos dos grupos, a pesar de sus grandes diferencias, poseen un parentesco evolutivo que se manifiesta en determinados aspectos de su desarrollo embrionario.

          • El origen de los procordados se debe al crecimiento longitudinal que determinó que los músculos hubieran de segmentarse y necesitaran una estructura rígida y flexible para su inserción.

          • La aparición de la notocorda confirió al grupo un enorme éxito evolutivo, pues al ser interna, permitió al animal un crecimiento continuo sin necesidad de mudas y abrió el camino a muchas posibilidades que encontraron su máximo desarrollo en los vertebrados superiores.

          LOS VERTEBRADOS

          Características:

          • Estructura esquelética:

          • El rasgo esencial de los vertebrados es que la notocorda, que aparece siempre en el desarrollo embrionario, ha sido reformada o completamente sustituida por un eje formado por piezas articuladas o vértebras (columna vertebral), que en su parte anterior se ensancha formando el cráneo.

          • El eje esquelético puede estar formado por cartílago, como en los vertebrados más primitivos, o por hueso, como sucede en los más modernos. Este eje además de sostener el cuerpo del animal y permitirle movilidad, protege al sistema nervioso.

          • El tejido cartilaginoso tiene cierta dureza y flexibilidad, por lo que sirve de elemento de sostén. El tejido óseo es mucho más duro y resistente a la compresión, la tracción y la torsión, por lo que confiere mayor resistencia al esqueleto.

          • El esqueleto tiene, además, otras piezas para sostener a las extremidades.

          • El sistema nervioso:

          • Estos animales poseen un cordón nervioso (médula espinal) que recorre el interior de la columna vertebral. La médula espinal se ensancha en su extremo anterior formando el encéfalo, que queda protegido por el cráneo. El conjunto de encéfalo y médula forma el sistema nervioso central.

          • De este sistema central parten los nervios craneales y espinales, que forman el sistema nervioso periférico.

          • La estructura del cuerpo:

          • El cuerpo de los vertebrados se puede considerar dividido en tres regiones: cabeza, tronco y cola.

          • También presenta generalmente cuatro extremidades, de tipo aleta o pata (quiridio), provistas del correspondiente esqueleto interno.

          • Los grupos de vertebrados:

          • El modelo básico de organización se ha ido modificando a lo largo del proceso evolutivo, desde los vertebrados inferiores, los peces, a los de constitución más compleja: aves y mamíferos.

          • Se han dividido de forma tradicional en: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

          • Parece ser más útil dividir a los vertebrados en dos superclases: peces y tetrápodos (animales de cuatro patas) Éstos últimos agrupan, a su vez, a los anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

          • Son vertebrados que constituyen un conjunto de animales en el que existe una gran diversidad de especies. Los podemos dividir en:

          Los agnatos

          • Son los vertebrados más antiguos que conocemos en la actualidad.

          • Son agnatos, las lampreas y mixines. Las primeras están presentes en ríos y mares, y su cuerpo recuerda al de una anguila.

          • Su piel es viscosa ya que carecen de escamas. Tampoco tienen mandíbulas, aletas pares y vejiga natatoria, por lo que casi ni se parecen a los vertebrados peces.

          • Tienen una boca en forma de embudo, provista de dientes, con la cual se fijan a las presas y chupan su sangre. Son los únicos vertebrados parásitos. Tienen un solo orificio nasal.

          • En las lampreas la notocorda persiste toda la vida, a partir de ella se forman unas vértebras rudimentarias. El cerebro está protegido por un cráneo cartilaginoso.

          Los condrictios

          Sus principales representantes son los tiburones y las rayas, peces de hocico alargado cuya boca se abre transversalmente en la cara ventral. La gran mayoría de los peces de este grupo habitan en el océano y son depredadores.

          Características externas:

          • El cuerpo de estos peces está cubierto por diminutos dentículos dérmicos, provistos de una pequeña espina. Por ello su piel es áspera al tacto.

          • Tienen aletas carnosas y rígidas. La cual es típicamente heterocerca, está formada por dos lóbulos desiguales.

          • Los dientes se insertan directamente en la boca, sin estar fijados en las mandíbulas y son reemplazados continuamente por otros nuevos, que se disponen detrás.

          Organización interna:

          • El esqueleto es de tejido cartilaginoso.

          • Carecen de opérculos, de forma que las hendiduras branquiales se abren directamente al exterior. A través de los espiráculos (pequeños orificios situados en la cabeza) puede pasar el agua para que el pez respire sin necesidad de mantener la boca abierta.

          • Estos peces tienen el olfato y la línea lateral, muy desarrollados.

          • No tienen vejiga natatoria.

          La reproducción:

          • Los machos están provistos de órganos copuladores, que sirven para introducir el esperma en el interior de la hembra. Son animales de fecundación interna.

          • Las rayas son ovíparas ya que expulsan al exterior los huevos fecundados.

          • La mayoría de los tiburones son ovovivíparos, pues los huevos se desarrollan en el interior del cuerpo de la hembra, pero a expensas de sus propias reservas nutritivas.

          • Las crías de los peces cartilaginosos no presentan formas larvarias, sino que nacen con la misma forma que los adultos.

          Los osteictios

          Su esqueleto es óseo. Existe una gran variedad de especies.

          Características externas:

          • Aunque el aspecto exterior de estos peces puede ser muy diferente, todos ellos son variantes de una estructura fundamental muy simple.

          • Sus características son:

          • La piel está cubierta de escamas superpuestas que protegen la epidermis.

          • Las aletas están formadas por una lámina de piel soportada por un armazón de radios espinosos. Pueden distinguirse los siguientes tipos:

          • Aletas impares: la dorsal, la anal y la caudal. Una característica de los peces óseos es que su aleta caudal es homocerca, es decir, está formada por dos lóbulos iguales.

          • Aletas pares: pectorales y ventrales, que se disponen a ambos lados del cuerpo y corresponderían a los miembros anteriores y posteriores de los vertebrados superiores.

          • Algunos peces pueden saltar fuera del agua usando sus grandes aletas pectorales (peces voladores)

          Organización interna:

          • Su esqueleto consta del cráneo, la columna vertebral y numerosos huesos, y las aletas.

          • La respiración se realiza aspirando agua por la boca y haciéndola circular por las branquias, que están formadas por una serie de finas laminillas unidas a los arcos branquiales. Las branquias están irrigadas por multitud de finísimos vasos sanguíneos por donde circula la sangre. Al pasar el agua entre las laminillas se produce el intercambio de gases en la sangre, de forma que ésta desprende dióxido de carbono y se enriquece de oxígeno. Las branquias se encuentran protegidas por unas placas óseas u opérculos, de bordes móviles que permiten la salida del agua aspirada por la boca.

          • Muchos de estos peces poseen una vejiga natatoria, que les sirve para mantenerse a distintas profundidades, según aumente o disminuya el volumen de gas contenido en ella.

          • El sistema nervioso corresponde al modelo general de los vertebrados, con un encéfalo y un cordón nervioso cubiertos por el cráneo y la columna vertebral y una serie de nervios que salen de ellos.

          • Los órganos de los sentidos están bien desarrollados. Las fosas nasales tienen únicamente función olfatoria, y los ojos están adaptados a la visión subacuática. La línea lateral, que recorre ambos flancos, sirve para recibir información acerca de los movimientos del agua.

          • El sistema circulatorio es sencillo. El corazón impulsa la sangre desde las branquias, donde se oxigena hacia los tejidos. Tiene una sola aurícula y un ventrículo. La sangre pasa una sola vez por el corazón, por lo que la circulación es simple.

          La reproducción:

          • La fecundación es generalmente externa, la hembra expulsa una gran cantidad de gametos femeninos al agua, y más tarde, el macho libera sobre estos los espermatozoides.

          • Son animales de reproducción ovípara. El número de huevos suele ser muy elevado, ya que muchos sirven de alimento a otros animales.

          • Entre estos peces también se dan casos de viviparismo. El embrión se desarrolla a expensas de las sustancias nutritivas que le aporta la hembra, a través de una placenta rudimentaria.

          • Muchas especies de peces óseos se han utilizado como alimento desde la antigüedad.

          • Son los primeros vertebrados que lograron adaptarse a vivir fuera del agua, aunque sin abandonarla por completo. Son los tetrápodos más primitivos y presentan características intermedias entre la de los peces y los reptiles.

          • La reproducción se lleva a cabo en las aguas dulces, donde se desarrollan sus huevos y larvas. Los adultos pueden continuar en este medio o trasladarse a vivir en terrenos húmedos, pero sin alejarse nunca del agua, pues su piel no está protegida contra la desecación. Hasta los anfibios de hábitos más terrestres, como los sapos, desarrollan mayor actividad durante la noche, debido a que la humedad es mayor.

          • La transición del hábitat acuático al terrestre se hace patenten en el tipo de respiración. En las larvas se realiza mediante branquias, mientras que los adultos poseen pulmones. La respiración pulmonar se ve complementada por la cutánea, que se realiza a través de la piel.

          CARACTERÍSTICAS

          • La piel es fina y sin escamas, posee abundantes glándulas secretoras de mucus que la mantienen húmeda y viscosa.

          • El corazón está formado por dos aurículas y un ventrículo y la circulación es doble, es decir, que existe un circuito entre el corazón y los pulmones y otro entre el corazón y el resto del cuerpo.

          • Del ventrículo, donde se mezclan dos tipos de sangre, parte una rama que va hacia los pulmones y otra que s dirige a los diferentes órganos.

          • La sangre que se ha oxigenado en los pulmones (sangre arterial) regresa a la aurícula izquierda, mientras que la procedente de los diferentes tejidos, donde ha cedido oxígeno y recogido dióxido de carbono (sangre venosa), penetra en la aurícula derecha.

          • El sistema nervioso no presenta grandes particularidades con respecto al de los peces.

          Organización general del cuerpo:

          • La cabeza está unida directamente al tronco, por lo que no hay cuello. La boca posee dientes finos y lengua muscular. Los orificios nasales están comunicados con la boca y contribuyen a la respiración pulmonar. Por último, los ojos son salientes y con párpados móviles, y los orificios auditivos están provistos de tímpanos externos.

          • El tronco puede terminar en cola o no. En su parte posterior hay un orificio (cloaca), donde desembocan tanto el aparato digestivo como el excretor y reproductor.

          • Las extremidades. Como adaptación fundamental a la vida terrestre presentan dos pares de extremidades de tipo pata o quiridio (tetrápodos), unidas a la columna vertebral por las cinturas; las extremidades anteriores lo hacen por la cintura escapular y las posteriores por la pélvica. Las extremidades anteriores tienen cuatro dedos y las posteriores poseen cinco dedos, que están unidos entre sí por membranas interdigitales para facilitar la natación.

          El ciclo biológico de la rana:

          • En primavera las hembras son atraídas por el croar de los machos, con los que van a reunirse en zonas encharcadas. Los machos abrazan fuertemente por la espalda a las hembras, con ayuda de unos engrosamientos de los pulgares. El contacto induce a la hembra a expulsar los óvulos sobre los que el macho va depositando los espermatozoides, de modo que la fecundación se lleva acabo en el agua.

          • Los huevos, en grandes cantidades y rodeados de una masa gelatinosa, suelen quedar adheridos a plantas acuáticas. De ellos nacerán unas larvas acuáticas, con respiración branquial (renacuajos), que no se parecen a los adultos.

          • Tras una posterior metamorfosis, en la que pierden la cola y se desarrollan las patas, adoptan el aspecto característico del animal adulto.

          Los grupos de anfibios:

          • Los anfibios se dividen en dos grandes grupos:

          • Anuros: son las ranas y los sapos. Su tronco es corto y carecen de cola en estado adulto. Las patas traseras son potentes y les permiten saltar en tierra y nadar en el agua.

          • Urodelos: son las salamandras y los tritones. Poseen cola en estado adulto.

          • Son vertebrados poiquilotermos adaptados plenamente a la vida terrestre, y no necesitan regresar al agua para reproducirse.

          • Reciben el nombre de reptiles porque se mueven por reptación, o sea arrastrando sobre el suelo la parte inferior del cuerpo.

          Las escamas:

          • Los reptiles viven en ambientes secos y han de evitar la pérdida de agua a través de su piel, para ello necesitan una impermeabilización. Por eso su piel está cubierta de escamas córneas, secas y duras, formadas por células muertas procedentes de las capas externas de la epidermis. En algunos de ellos, como lagartos y serpientes, la piel se muda periódicamente.

          La estructura del cuerpo:

          • Los reptiles actuales pueden agruparse en tres tipos morfológicos diferentes: forma de lagarto, de serpiente o de tortuga.

          • La cabeza posee un cuello que permite movimientos en varias direcciones.

          • La boca está provista de dientes que a veces comunican con glándulas venenosas, como en el caso de algunas serpientes.

          • Los órganos de los sentidos están más perfeccionados que los de los anfibios, destacan especialmente el desarrollo del olfato.

          • En el tronco pueden haber cuatro extremidades con cinco dedos terminados en uñas.

          • Tienen una musculatura relativamente desarrollada y están adaptados a correr, arrastrarse o trepar.

          ORGANIZACIÓN INTERNA

          • Los reptiles, como los peces y los anfibios, tienen una temperatura corporal semejante a la del ambiente. Se dice que son animales poiquilotermos o de sangre fría.

          • Los peces y los anfibios pueden mantener una actividad prácticamente constante, pues en el agua las variaciones de temperatura son pequeñas.

          • En el caso de los reptiles, las bajas temperaturas que se alcanzan en el medio aéreo limitan mucho su actividad, por lo que permanecen adormecidos en el período invernal.

          La respiración pulmonar:

          • La impermeabilización de la piel de estos animales tiene como consecuencia la pérdida de la respiración cutánea. Por ello, sus pulmones son mayores y con más repliegues que los de los anfibios, lo que sirve para aumentar la superficie de intercambio gaseoso.

          El sistema circulatorio:

          • El sistema circulatorio también adquiere mayor complejidad. El corazón posee ya dos aurículas y dos ventrículos, aunque el ventrículo solo está completamente dividido en los cocodrilos. Por este motivo la sangre arterial se mezcla parcialmente con la venosa excepto en los cocodrilos.

          • La circulación de los reptiles tiene lugar del siguiente modo: Del ventrículo derecho la sangre se dirige a los pulmones, desde donde regresa oxigenada a la aurícula izquierda. De aquí pasa al ventrículo izquierdo, y sale de él por dos grandes vasos sanguíneos, los arcos aórticos, que la distribuyen por todo el organismo. La sangre procedente de los tejidos regresa por último a la aurícula derecha.

          El sistema nervioso

          • En el sistema nervioso cabe destacar la presentación de lóbulos olfatorios bien desarrollados, que son prolongaciones de la parte delantera del cerebro relacionadas con el sentido del olfato. El cerebro y el cerebelo son relativamente grandes.

          La alimentación:

          • La alimentación de los reptiles es esencialmente carnívora. Suelen engullir las presas enteras y estas mueren por la acción de los jugos digestivos. Muchas serpientes asfixian previamente a sus víctimas, o bien las paralizan con su veneno.

          La reproducción:

          • La fecundación es interna. Los machos presentan un órgano copulador mediante el cual introducen esperma en el interior de la hembra.

          • La mayoría son ovíparos y ponen huevos que se desarrollan fuera del cuerpo. También los hay ovovivíparos, en los que el embrión se desarrolla dentro de la hembra, pero a expensas del vitelo del huevo.

          GRUPOS

          Quelonios:

          • A este grupo pertenecen los diferentes tipos de tortugas terrestres y los galápagos.

          • Carecen de dientes, pero tienen un pico córneo para aplastar el alimento.

          • Su cuerpo está protegido por un caparazón, formado por dos capas de huesos planos que posee orificios para la salida de la cabeza, las patas y la cola.

          • Las especies terrestres tienen patas cortas y rechonchas, mientras que en las especies marinas las extremidades forman aletas adaptadas a la natación.

          Cocodrilianos:

          • Dentro de este grupo se incluyen los cocodrilos y los caimanes.

          • Son animales acuáticos, de gran tamaño, con cabeza alargada y una gran boca con potentes y afilados dientes.

          • Las extremidades posteriores poseen membranas interdigitales que facilitan la natación.

          Saurios:

          • De este grupo forman parte los lagartos, las lagartijas, las salamanquesas y los camaleones.

          • La cabeza es ligeramente triangular, y el tronco y la cola son alargados.

          Ofidios:

          • A este grupo pertenecen las serpientes.

          • Su característica más notable es que carecen de extremidades. La disposición de sus mandíbulas les permite poder tragar presas de gran tamaño. Algunas poseen dientes comunicados con glándulas venenosas.

          • Son vertebrados emparentados con los reptiles, los probables descendientes de un grupo de dinosaurios. El cuerpo está especialmente adaptado para el vuelo.

          • Son metazoos homeotermos, es decir, pueden mantener la temperatura corporal constante con independencia de la ambiental.

          CARACTERÍSTICAS EXTERNAS

          Las plumas:

          • El rasgo más distintivo de las aves es tener el cuerpo cubierto de plumas. En realidad, la diferencia entre las plumas y las escamas de los reptiles no es tan grande como pudiera parecer, pues ambas formaciones tienen un origen epidérmico análogo.

          • Constituyen un eficaz aislamiento térmico para evitar la pérdida de calor a través de la piel.

          • Las plumas constan de un eje central, rígido, del que salen gran número de ramas laterales paralelas o barbas. Cada barba está constituida por ramificaciones diminutas en forma de gacho, llamadas barbillas, que se entremezclan con las de las barbas vecinas.

          • La base de la pluma, llamada cañón, carece de barbas y se inserta en la piel. Se pueden distinguir los siguientes tipos de plumas:

          • Remeras, sirven para volar. Se sitúan en las alas y son más largas.

          • Timoneras, situadas en la cola, tienen la misión de dirigir el vuelo.

          • Coberteras, son las que recubren el cuerpo.

          • Plumón, se sitúan debajo de las demás plumas y proporcionan un aislamiento excepcional.

          • Las aves cambian periódicamente de plumaje. Una vez alcanzado su máximo desarrollo, se desprenden y son sustituidas rápidamente por otras.

          Las extremidades:

          • Las aves poseen dos pares de extremidades: el par anterior se ha transformado en dos alas y el par posterior se encuentra adaptado para andar o nadar y está recubierto de escamas córneas, semejantes a las que tienen los reptiles.

          El pico:

          • Las aves tienen un pico córneo sin dientes. Su forma es muy variable según las especies y está adaptado al tipo de alimentación.

          ORGANIZACIÓN INTERNA

          • Son vertebrados homeotermos, por lo que su temperatura corporal es constante e independiente de la ambiental. Esto les confiere grandes posibilidades adaptativas, como la capacidad de volar, que precisa de un aporte constante de energía para el funcionamiento muscular.

          El esqueleto:

          • El esqueleto es ligero pero fuerte. Está formado por huesos finos y huecos, adaptados al vuelo.

          • El esternón está ensanchado, en forma de quilla, para servir de inserción a los músculos que mueven las alas.

          La respiración:

          • Los pulmones de las aves son pequeños y están comunicados con los sacos aéreos.

          • Estos sacos son cavidades que se extienden por el cuerpo, especialmente el cuello y las cavidades torácicas y abdominal, así como por el interior de los huesos. La función principal de estos sacos parece ser la de facilitar la respiración durante el vuelo, ventilando los pulmones, ya que la caja torácica es rígida y no participa en la mecánica respiratoria.

          El aparato circulatorio:

          • La circulación es doble, es decir, existe un circuito entre el corazón y los pulmones y otro entre el corazón y los tejidos.

          • El corazón consta de cuatro cavidades. Los dos ventrículos están completamente separados, por lo que la sangre arterial no se mezcla con la venosa como ocurre en la mayoría de los reptiles.

          • En las aves, a diferencia de los reptiles, sólo sale un arco aórtico del ventrículo izquierdo.

          El aparato digestivo:

          • En el aparato digestivo destaca la presencia de una dilatación del esófago o buche, donde se almacena y humedece el alimento.

          • El estómago está constituido por dos partes, una que segrega los jugos gástricos y otra, llamada molleja, que se encarga de triturar los alimentos.

          • El intestino desemboca en la cloaca, junto con el sistema excretor y el reproductor.

          El sistema nervioso y el comportamiento:

          • El sistema nervioso de las aves está más desarrollado que el de los reptiles, lo que hace posible la manifestación de pautas de conducta compleja.

          • Muchas aves realizan migraciones periódicas por exigencias del clima. Muestran para ello un extraordinario sentido de la orientación.

          La reproducción:

          • La fecundación es interna y se realiza mediante la superposición de las cloacas del macho y de la hembra. Todas las aves son ovíparas.

          • Son los animales vertebrados más evolucionados y mejor adaptados al medio terrestre, aunque algunos han colonizado el agua o el medio aéreo.

          • Son homeotermos, es decir, capaces de mantener constante la temperatura corporal con independencia de la ambiental.

          • Las características más llamativas de los mamíferos son, sin duda, tener el cuerpo cubierto de pelo y que sus crías nacen perfectamente formadas y se alimentan en las primeras etapas de su vida de la leche segregada por unas glándulas especiales de las hembras.

          • Los mamíferos muestran una variedad de tamaño amplísima. Mientras que las ballenas pueden pesar hasta 13º toneladas y tener 3º m de longitud, hay musarañas de pocos centímetros de longitud y unos gramos de peso.

          LA PIEL

          • La piel, de estructura compleja, puede considerarse un verdadero órgano que cumple una serie de misiones fundamentales relacionadas con la fisiología de los mamíferos.

          La epidermis:

          • Es la capa más externa de la piel, está formada por células muertas y rellenas de una sustancia llamada queratina. Constituye una capa impermeable.

          Los pelos:

          • Son estructuras de origen epidérmico, exclusivas de los mamíferos y que proporcionan un eficaz aislamiento térmico.

          Las glándulas secretoras:

          • La piel está cubierta de diversas glándulas secretoras, como son las glándulas sudoríparas, cuando el ambiente es caluroso segregan un líquido denominado sudor que, al evaporarse, enfría el cuerpo. Las glándulas sebáceas, producen grasa que lubrica y mantiene flexibles los pelos. Las glándulas mamarias, constituyen las mamas, que sólo son funcionales en las hembras, después del parto.

          Las estructuras anexas:

          • A partir de la piel se forman otras estructuras con funciones a menudo relacionadas con la defensa, como las uñas, los cuernos, las pezuñas, etc.

          EL ESQUELETO

          • El esqueleto de los mamíferos es semejante al de los demás vertebrados, aunque destaca el gran volumen del cráneo y el tipo de dentición.

          • Hay dos características del esqueleto que son exclusivas de los mamíferos y los distinguen de los demás vertebrados que cada rama que forma la mandíbula inferior consta de un único hueso, que se articula directamente en el cráneo sin intervención de otros, a diferencia de lo que ocurre en los demás vertebrados y que el oído medio posee tres huesecillos: martillo, yunque y estribo.

          LA DENTICIÓN

          • Existen cuatro tipos de dientes, cada uno de ellos está adaptado a una función distinta: Incisivos, son planos y adecuados para cortar. Caninos, son puntiagudos y se utilizan para desgarrar. Premolares, son anchos y apropiados para la trituración. Molares, tienen la misma forma y función que los premolares.

          • El tipo de dentadura de los mamíferos es una característica muy importante, ya que ofrece información sobre su régimen alimenticio y tipo de vida. Por este motivo se utiliza en la clasificación y es, también, una característica fundamental para el estudio de los mamíferos fósiles.

          La fórmula dentaria:

          • La dentadura se representa por la llamada fórmula dentaria, que es un conjunto de números fraccionarios que indica el número de dientes de cada tipo presentes en la mitad de cada mandíbula. El numerador se refiere a la superior y el denominador a la inferior. Por ejemplo, la dentadura definitiva del hombre es:

          I= 2/2; C= 1/1; PM= 2/2; M= 3/3

          o también 2 1 2 3 / 2 1 2 3.

          • En cada mitad de una mandíbula tenemos, pues, 8 dientes ( 2 incisivos, un canino, 2 premolares y 3 molares) En la totalidad de la boca habrá:

          8 dientes x 4 hemimandíbulas= 32 dientes.

          • En algunos individuos no existe el último molar de cada lado o muela del juicio.

          LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

          • Tienen un corazón con cuatro cavidades y su circulación es doble y completa.

          • En las aves, del ventrículo izquierdo sale el arco aórtico derecho, mientras que en los mamíferos lo hace el izquierdo.

          EL APARATO RESPIRATORIO

          • El aparato respiratorio de los mamíferos tiene ventajas respecto al de las aves. Existe un diafragma muscular, que separa la cavidad torácica de la abdominal. Este músculo funciona constantemente y hace más eficaz la respiración.

          • Los mamíferos poseen un órgano intercalado en el aparato respiratorio, la laringe, en cuyo interior existen unos repliegues denominados cuerdas vocales.

          • El aire que pasa a través de la laringe hace vibrar las cuerdas vocales y se producen sonidos. Estos se modulan después, mediante los labios y la lengua, lo que les proporciona grandes posibilidades de emitir sonidos diferentes.

          LAS EXTREMIDADES

          • Las extremidades de los mamíferos pueden ser muy diferentes, debido a la gran variedad de adaptaciones que presentan frente a distintas situaciones ecológicas. Las hay adaptadas a correr, trepar, excavar, volar o nadar.

          • El pie suele terminar en cinco dedos, que a veces presentan uñas, garras, pezuñas, etc. En muchos grupos se presenta una reducción del número de dedos.

          Bibliografía

          Ciencias Naturales GAIA

          BUP Primer curso

          Autores:

          M. A. Fernández y otros

          Editorial:

          vicens-vives

          Barcelona, 1997

          17