Metamorfosis; Franz Kafka

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Pensamiento filosófico kafkiano. Narrativa fantástica. Narrativa realista. Argumento. Autor

  • Enviado por: Germán León
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


La

METAMORFOSIS

franz kafka

Metamorfosis; Franz Kafka

1º Bach

-Índice:

Índice Pág. 1

Argumento Págs. 2 y 3

Estructura de la obra Págs. 4 y 5

Objetividad y subjetividad de la obra Pág.6

Contrastes Pág. 6

Pretensión del autor: Pág. 7

-Relación del conjunto del pensamiento del autor y el texto.

-Relación con la escuela y su tiempo.

Aprendizaje y aportación personal Pág. 8

Bibliografía Pág. 9

-Argumento:

Gregor Samsa, presionado por tener que ser viajante de comercio obligatoriamente, debido a que su padre tenía deudas con su actual jefe, sufre una rara transformación y pasa de ser persona a ser escarabajo de la noche a la mañana.

Cuando se despierta descubre este hecho y queda impresio- nado. Además debe levantarse para ir a trabajar, pero no domina su nuevo cuerpo y no lo consigue. Entonces, sus padres y su hermana comienzan a impacientarse y le llaman, pero él ahora tiene una extraña voz y las puertas de su habitación están cerradas, por lo que no puede hacer nada.

Ya debería estar en el trabajo y continúa sin poder levantarse, y, al cabo de un rato se presenta en la casa el apoderado del almacén, preguntando cuál es la razón del retraso de Gregor. Éste, al oírle, se esfuerza y llega a abrir la puerta, ante el asombro de todos.

Al verle llega el pánico y el apoderado sale corriendo, al tiempo que toda la familia queda impresionada: la madre cae desmayada y el padre coge un bastón y persigue a Gregor hasta que, después de causarle diversas heridas, le conduce a la habitación y le encierra.

Allí permanecería casi el resto de su vida, oyendo los comentarios de su familia con resignación y sobreviviendo única-mente mediante la comida que le suministraba su hermana Grete. También, con el tiempo, iría controlando su cuerpo nuevo y se iría dando cuenta de sus nuevos gustos y sensaciones.

Los días pasaban y Grete le veía cada vez más como un animal, y le dijo a su madre que podían quitar los muebles de la habitación para darle mayor libertad para circular de un lado para otro. Este hecho es muy importante, ya que los muebles eran el último indicio que definían a Gregor como una persona; a partir de este momento se considera y le consideran como un animal.

La familia pasaba una gran crisis económica, por lo que necesi-tan alquilar una habitación a tres hombres de seria apariencia, lo que aislaría todavía más a Gregor en la habitación oscura.

El distanciamiento entre el ahora escarabajo y sus familiares es cada vez mayor, por lo que éste cae en una gran depresión, acentua-da por el complejo de inferioridad que experimenta constantemente con su padre, y deja de comer.

Un día Grete comienza a tocar el violín y los tres inquilinos le piden si puede tocar para ellos en la sala de estar y acepta. Gregor, al oírla sale a decirla si a partir de es momento podría tocar para él, pero los tres hombres le ven y se quedan impresionados, mientras que el padre les retira hacia otra habitación. Allí expresan su indignación y dicen que se van de la habitación y que no van a pagar nada de lo que deben por haber estado ese tiempo alquilados.

Después Gregor vuelve a la oscuridad de su habitación, y escucha como su familia habla de que hay que deshacerse de él, por lo que comienza a pensar y descubre que se ha convertido en un auténtico animal.

A la mañana siguiente, la asistenta descubre que Gregor había muerto, y se encontraba abatido entre todos los escombros de comida esparcidos por la habitación desde que Grete había dejado de limpiarla. Entonces, transmite la noticia a toda la familia y estos se alegran de su muerte, y dan gracias a Dios por ello.

Finalmente, los señores Samsa y su hija deciden tomarse un día de descanso para dar un paseo y olvidar todo lo que había pasado. Los padres descubren que con todo eso, su hija se había convertido en una hermosa mujer a la que tenían que ir buscando un marido.

-Estructura de la obra:

La estructura externa de la obra se compone de tres partes, que se derivan de lo que iba a ser una historia corta; y el tiempo narrado se puede situar hacia mediados de noviembre y se extiende hasta marzo del año siguiente.

En la primera parte Kafka nos presenta a la familia de Gregor: la madre, la hermana y el padre. “-Gregor -dijeron (era la madre)-, son las siete menos cuarto. ¿No ibas a salir de viaje?” Los tres forman una unidad frente a Gregor y los rasgos que les caracterizan al principio son los mismos que conserven hasta el final del relato, unas veces llevados hasta su extremo y otras sumados a nuevas reacciones. Cada uno de los miembros de la familia muestra su forma de ser ante la habitación de Gregor. La madre habla en voz baja con ternura y preocupación, y golpea la puerta con moderación. Ella, bondadosa pero desvalida, es la que peor hace frente a la situación. “...-en este mismo instante el despertador daba las siete menos cuarto-, llamaron cautelosamente a la puerta que estaba a la cabecera de su cama.” La hermana es quien emplea el tono de voz más bajo de los tres, pero sus palabras expresan la confianza y la relación especial que existe entre ella y Gregor. Es la única de la familia que le presta su ayuda y gracias a la cuál él sigue con vida. “Si Gregor hubiese podido hablar con la hermana y darle las gracias por todo lo que tenía que hacer por él, hubiese soportado mejor sus servicios, pero de esta forma sufría con ellos.” El padre, por último, aporrea literalmente la puerta, y el tono alto e impaciente de su voz le presentan ya desde el principio como figura dominante sobre la debilidad de las dos mujeres, dominio y poder que aumentan a lo largo de la narración en la misma proporción en que disminuye la fuerza vital de Gregor. “..., dando patadas en el suelo, comenzó a hacer retroceder a Gregor a su habitación blandiendo el bastón y el periódico.”

También en la primera parte aparece uno de los principales temas kafkianos: el individuo impotente en manos de otro superior, anónimo y poderoso. (sirve la referencia anterior)

Al comenzar la segunda parte Gregor ya se ha acostumbrado a su estado animal. Kafka utiliza en este y otros pasajes consciente-mente el asco como medio literario. La familia le evita como si fuera un leproso, y sólo la hermana, con evidentes muestras de asco, cuida de la continuidad de su existencia física. Gregor acepta todo esto y, sólo en una ocasión, al final de la segunda parte, se rebela contra este estado de cosas y ello traerá consecuencias funestas para él. “Pero justamente las palabras de Grete inquietaron a la madre, se echó a un lado, vio la gigantesca mancha parduzca sobre el papel pintado de flores y, antes de darse realmente cuenta de que aquello que veía era Gregor, gritó con voz ronca y estridente: -¡Ay Dios mío, ay Dios mío! -y con los brazos extendidos cayó sobre el canapé, como si renunciase a todo, y se quedó allí inmóvil.”

La tercera parte del relato se ocupa de la inevitable caída de Gregor hacia su final. La manzana que se ha quedado incrustada en su cuerpo equivale a una ejecución que se produce pausadamente. También, el declive puede observarse en el empeoramiento progre-sivo del estado de la habitación, que acaba convirtiéndose en un basurero. “Sobre su espalda y sus costados arrastraba consigo por todas partes hilos, pelos, restos de comida...” Por último, Gregor escucha los comentarios de la familia que expresaban su final, y lo acepta con resignación. “-Tenemos que intentar quitárnoslo de encima -dijo entonces la hermana, dirigiéndose sólo al padre, porque la madre, con su tos, no oía nada-.”

-Objetividad y subjetividad de la obra:

Es un texto que, aparentemente, es totalmente objetivo, ya que está escrito siempre en tercera persona. Pero esta objetividad es sólo relativa, ya que según los estudios sobre el autor y la obra, Kafka se siente representado con Gregor y mediante las experiencias y sentimientos de éste explica los suyos propios. “Mientras que Gregor no se enteraba de novedad alguna de forma directa, escuchaba algunas cosas procedentes de las habitaciones contiguas, y allí donde escuchaba voces una sola vez, corría enseguida hacia la puerta correspondiente y se estrujaba...”

-Contrastes:

Existen diversos contrastes en cuanto a la temática, limitados por las fases de adaptación de Gregor a su nueva forma de vida y a su cuerpo.

También un gran contraste es el paso de tener que cuidar a toda su familia a tener que ser cuidado por todos ellos. Este es un contraste que resalta mucho durante todo el transcurso de la historia. Todos estos contrastes se desarrollan a lo largo de toda la obra, pero también hay otro tipo de contrastes referentes a la semántica, como por ejemplo la utilización de antítesis. “...oían las sordas pisadas de sus pies.”

-Pretensión del autor:

-Relación del conjunto del pensamiento del autor y el texto:

Las cartas dirigidas por Kafka a Felice entre el 17 de noviembre y el 7 de diciembre de 1921 nos dan a conocer la génesis de La Metamorfosis. La idea de escribir esta obra se le ocurrió a Kafka en un momento en que su relación con Felice pasaba por su primera crisis. Al igual que Gregor, Kafka se encuentra en un estado de tristeza y profunda melancolía. También en estos días Franz lee las cartas de Kleist, y se identifica con él por el hecho de ser considerado como un bicho raro y estar aislado de su familia. Estas circunstancias parecen decisivas para prefigurar la concepción de la obra.

Por una parte la relación con su hermana Ottla sufre altibajos; por otra, el negocio del padre parecía haberse estancado en sus beneficios, y Hermann Kafka, además, padecía de arteriosclerosis, enfermedad que también se dejaba traslucir en el ambiente familiar. Franz, el único de la familia que era económicamente independiente del padre, intuía con miedo, que si su estado de salud empeoraba, sería él quien tendría que ponerse al frente de los negocios y de la familia, poniéndose así en la misma situación anímica que conduce a Gregor a convertirse en un escarabajo.

-Relación con la escuela y su tiempo:

Franz Kafka es, sin duda, uno de los escritores clásicos de la literatura moderna. Se le ha llegado incluso a considerar como el padre espiritual de la misma.

Toda su vida, su desarrollo intelectual y su obra, están impregnados por el espíritu de su época y él, como ningún otro, supo dar cuenta a la posterioridad del sufrimiento, incluso hasta la muerte, de la rigidez, del trabajo y de la soledad que impone la creación literaria. Es cierto que Kafka no se identifica con ninguno de los movimientos literarios que circulaban por la Europa y la Praga de su tiempo, pero de ello no se puede deducir, como han hecho muchos, que sea un autor sin tradición, aislado con respecto a su pasado y su presente. A través de sus diarios y sus cartas sabemos que leía autores clásicos y modernos, aunque hoy nadie haya investigado cuáles sean las fuentes literarias de sus obras ni la influencia de otros autores en él.

-Aprendizaje y aportación personal:

Me ha parecido una obra muy interesante, aunque tiene un ritmo muy lento. Aunque la obra sea muy corta, cuenta muy pocas cosas para el tamaño que tiene.

Un punto a favor es la utilización de un vocabulario accesible para todo el mundo, que facilita la comprensión rápida y evita que se tengan que leer las cosas varias veces para comprenderlas mejor.

La historia es un poco triste, y muy dura, ya que hace que el lector se introduzca en el personaje de Gregor y se sufre con las cosas que le suceden.

El comienzo me parece un poco absurdo, ya que de la noche a la mañana se transforma en escarabajo, y eso no tiene ningún senti-do. Esto, al estudiar la historia del autor se puede comprender, por lo que me parece una forma muy original de expresar sus sentimientos.

-Bibliografía:

Todos los datos de la pretensión del autor están extraídos del mismo libro que contiene la obra:

Kafka, Frank. “La Metamorfosis y otros relatos” (Edición de Ángeles Camargo) Ediciones Cátedra S.A.,1994. Madrid.

10

Metamorfosis; Franz Kafka

Metamorfosis; Franz Kafka