Mercadeo en la República Dominicana

Márketing. Dependiente. Monopólico. Estratégico. Global. Mercado. Publicidad. Promoción. Distribución

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Energiza tu Marketing
Energiza tu Marketing
Energiza tu Marketing es un curso online único para empresarios, emprendedores y gente que tenga un proyecto y que...
Ver más información

El poder de la fidelización
El poder de la fidelización
Como pequeño o mediano empresario, ¿ha notado que cada vez más acuden menos clientes a su negocio?, compran...
Ver más información


Mercadeo en la República Dominicana.

. Génesis y Evolución

Todo lo que conocemos hoy en día, tiene su razón de ser a partir de numerosos acontecimientos y situaciones que se van desencadenando. De esta forma, surge el Mercadeo en la República Dominicana; pudiendo ser clasificada a partir de su evolución, en diferentes etapas...

El Mercadeo Primitivo como su nombre lo indica, se caracteriza por todos los rasgos primitivos que comprende. Se enmarca dentro de un período de numerosas irregularidades. En una sociedad de tan sólo medio millón de habitantes -en su mayoría rural - el consumo se dirigía a satisfacer las necesidades básicas.

Contando con diferentes tipos de monedas, inestabilidad política, etc. en este tiempo se carecía de una oferta de producción amplía, ya que no existía disposición en el mercado de consumir.

A la vez, los pocos productos que se vendían, no poseían una distinción de marca debido a que las personas a parte de comprar directamente al vendedor, no tomaban en cuenta la forma en que se le vendía, siempre y cuando no gastaren mucho dinero, y se pudieran abastecer.

La oferta se limitaba a lo poco que se elaboraba, y a la mínima cantidad de importación que había. Estas importaciones eran de poco alcance debido a que existían unos aranceles sumamente altos - de 65% a 70% - sobre el valor de su compra.

La promoción y publicidad en este período eran escasas o inexistentes porque los productores sólo se daban a la tarea de ventas, y para esto, todo a lo que se refiere presentación del producto, marca, entre otras características físicas, no eran necesarias. Además, los medios de comunicación eran mínimos, y los pocos que existían fracasaban porque no cobraban los anuncios comerciales que imprimían.

La venta se realizaba en los denominados mercados, y las personas tenían que ir a dichos puntos de venta para lograr comprar lo que deseaban. Había algunas excepciones, como la de almacenes que vendían artículos importados, y también la de algunos productos básicos que eran vendidos por las calles.

A esta etapa le sigue el Mercadeo Dependiente. Este se lleva a cabo a la par con la Intervención Norteamericana del 1907. Las relaciones con los Estados Unidos provocan mayores importaciones por parte de ese país, y pues una visible influencia de sus formas de consumismo, debido a las novedades en los productos.

Las reformas arancelarias que se llevaban a cabo fue uno de los factores principales para que surgiera una masiva entrada de productos importados. Los Estados Unidos tuvieron una gran presencia, ya que fue visible la forma en que a medida en que la intervención se intensificaba a su vez lo hacia el nivel de sus importaciones. En pocas palabras, estos querían el control del mercado nacional.

También, se da lugar a la “Revolución de las marcas”, debido a que los productores se dieron cuenta de que asignar un nombre a sus productos los distinguiría. Surge una gran competencia en productos de una misma categoría, luchando así por ser los primeros.

A la vez, numerosas marcas quedan de forma genérica, logrando que al consumidor desear un producto pidiera directamente la marca determinada.

Debido a la gran cantidad de productos, no se podían vender directamente de productor a consumidor, entonces surgen los intermediarios y agentes de viaje o representantes de ventas, volviendo de esta forma, obsoletos los mercados.

Los anuncios comerciales se hacen más frecuentes, haciéndose acompañar de caricaturas entre otros. Algo curioso es que no existían aún agencias publicitarias, pero se hace uso por primera vez de una publicidad de expectativa (lanzamiento de frases o imágenes que no te plantean la totalidad de la afirmación, sino que lo hacen después de varias ideas que te llevan a este. El uso de frases de identificación para un producto aún no se le daba importancia.

El Mercadeo Monopólico fue el que le siguió, en el período conocido como la “Era de Trujillo”. En esta etapa, los productos que existían anteriormente, fueron eliminados progresivamente, debido a todo un proceso de control que implantó Trujillo. El propósito principal de todas las medidas que este llevó a cabo fue con la intención de acumular de manera rápida y sin muchos riesgos capital.

Rafael Leonidas Trujillo hizo uso de todo su poder para estos fines; promulgando leyes, cobrando un porcentaje sobre el sueldo de los empleados, cerró industrias y fábricas que le pudieran servir de competencia. Las únicas personas que manejaron negocios en esa época, eran aquellos que tenían relaciones familiares o de amistad con él. El método para incrementar las ventas en algunos de sus negocios, no era ni la publicidad, ni promoción de ventas, fue obligar a que se hiciera uso de sus productos de una forma u otra.

Las importaciones y entradas de marcas extranjeras, fue desapareciendo, dando así una importancia a la producción nacional, claro está, para beneficiar el bolsillo de Trujillo.

Otra característica que cabe destacar, es que hubo un crecimiento demográfico sin igual, forzando este a que los comercios al detalle se convirtieran en los medios de distribución más importantes, provocando una masiva inmigración de la población rural a las zonas urbanas y permitiendo que los productos que se hacían en la capital fueran llevados a mayoristas y de ahí a pequeños locales que cubrían otras zonas, haciendo la función de detallistas.

La comunicación en esta etapa sufre un estancamiento. Las emisoras de radio tenían muy poca cobertura, y a parte de todo, era controlada por el Gobierno. A la vez, los periódicos también se tenían que regir por un control gubernamental, y no podían tener una impresión independiente. En la máxima presencia de publicidad, se encontraba el Listín Diario (que fue cerrado.

La publicidad se continuó haciendo de manera directa y por medio de pintores, pero en este período surgen las Agencias Publicitarias. La promoción de ventas era mínima, aunque las grandes empresas de la época realizaban concursos y rifas temporales.

Cuando la “Era de Trujillo” llega a su fin, también lo hacen todas las restricciones de desarrollo empresarial, que no permitían el progreso de la promoción de ventas, de la distribución, del precio y de los productos, en fin, del mercadeo en sí. Así se inicia el denominado Mercadeo Estratégico, en el que la economía presenta cambios que favorecen a la instalación de industrias nuevas, bajo un sistema de incentivo sobre la producción nacional.

Todas las técnicas mercado lógicas se desarrollan de una manera impresionante, y se le da por fin un carácter formal al mismo. La demanda fue cubierta por los productos nacionales quienes crearon y expandieron las empresas locales, en conjunto con las numerosas importaciones.

Debido a que el número de empleos aumento, de la misma forma el incremento en la capacidad de compra y consumo de los dominicanos lo hizo. A la vez, se crearon leyes de incentivo industrial, con exoneraciones dependiendo de la categoría a la que perteneciera la industria: a) orientadas a la exportación, b) empresas de productos sustitutos de importados, y c) las que procesan materia prima. Dando todas estas medidas de desarrollo el resultado deseado; el incremento en la oferta de los productos, que trajo consigo el aumento de la competencia.

Como ahora existían demasiados productos de una misma categoría, es necesario cambiar los tradicionales colmados con mostrador por sistemas de auto-servicio, o supermercados, ya que aquí el consumidor puede ver con más detenimiento los diferentes producto. También surgen posteriormente las tiendas por Departamento.

El área de promoción de ventas es sumamente explotado en este período, debido a la necesidad por parte de las industrias, de destacar sus productos y ponerlos frente a otros en los gustos del mercado. Así surgen los especiales y descuentos, las ofertas especiales, los concursos, los regalos, etc. Las investigaciones de mercado, que se realizaban en un principio para determinar cuales eran las marcas y empresas que los consumidores preferían, y luego pasan a ser un elemento indispensable para la toma de decisiones estratégicas.

La distribución no sólo de los vendedores, de las rutas, se tomó en cuenta, sino que de la organización entero, ya que se dieron cuenta que con una buena distribución, el alcance y la rapidez de colocación de sus productos era más eficaz. De este mismo modo, las empresas sienten la necesidad de dividir y formar diversos departamentos que respondieran a las nuevas necesidades del mercado (Dpto. de mercadeo, de relaciones públicas, de ventas, etc.)

La publicidad gracias al desarrollo de los medios de comunicación, se hizo notable. Todo lo que era radio, televisión, prensa estaba abarrotado de comerciales y campañas publicitarias. De esta forma, cada empresa que deseaba poseer una campaña publicitaria, se ponía en las manos de una Agencia especializada. Se comienza a hacer uso del slogan como forma de reconocimiento de un producto, y de la diversificación de los mismos, ya que se conoce que los consumidores eran de diferente sexo, nivel económico, etc.

A este nivel, se conoce el Mercadeo ya como un término comercial, como una profesión, como una necesidad, y se realizan numerosos cursos y seminarios para la capacitación de las generaciones de mercadólogos que iban surgiendo.

El Mercadeo Global, no posee una definición precisa de lo que consiste, ya que este se vive en la actualidad. Un periodo que se caracteriza por una nación dirigida al progreso a pasos gigantes, en las formas del libre comercio, de la apertura de mercado y de las regulaciones comerciales en todos sus sentidos, hacen que el crecimiento económico se aprecie en todos los renglones posibles.

La competencia en cuanto al la cantidad y la calidad de los productos ha ido en aumento, debido a la presencia de nuevos productos en el mercado. Ahora bien, cada vez más, ese proceso de lanzar un nuevo producto, se dirige a satisfacer las necesidades de diferentes segmentos específicos, necesidades estas poco convencionales o no tan evidentes. El consumidor cada vez es más selectivo.

Cada vez, el número es mayor, y los servicios y productos ofrecidos, son más innovadores. Los delivery, centros de lavado de vehículos, videoclubes, restaurantes de todo tipo... son algunos de los ejemplos de este crecimiento económico.

Surgen también las estrategias de mercadeo para instituciones sin fines de lucro, con la finalidad de captar recursos o sensibilizar sobre una causa X. El mercadeo no es sólo para vender un producto determinado, sino que ayuda a buscar y reconocer los elementos que producirán una satisfacción a su público meta.

La publicidad recibe grandes inversiones de numerosas industrias, y ya se dirige de forma más efectiva a un segmento potencial, gracias a la colocación selectiva de los anuncios. Para dar mayor fuerza y reconocimiento a las agencias publicitarias, muchas de estas se unen con agencias internacionales.

La distribución abarca diferentes categorías; se desarrollan formas más simples de llevar el producto al consumidor (servicio a domicilio), la dispersión en los puntos de compra aumenta, debido al gran número de plazas comerciales que se han estado construyendo, se intensifica la colocación de franquicias, y de los cajeros automáticos.

Lógicamente no podemos tomar nada por sentado, incluyendo el Mercadeo. El concepto que se posee en el presente sobre el Marketing cambiará, pero sólo el tiempo y las circunstancias que vayan surgiendo determinaran el rumbo del mismo.