Menopausia y Climaterio

Ginecología y Obstetricia. Mujeres menopáusicas. Madurez. Estrógenos. Hormonas. Síntomas. Terapia de Reemplazo Hormonal

  • Enviado por: Sandrea Yosler
  • Idioma: castellano
  • País: Puerto Rico Puerto Rico
  • 31 páginas
publicidad
cursos destacados
Cálculo - Series Numéricas
Cálculo - Series Numéricas
¿Ya estas en la Universidad? ¿Cómo te va con Cálculo? Si ya habéis llegado al tema de series numéricas y os...
Ver más información

Geometría Analítica
Geometría Analítica
En el curso de Geometría Analítica aprenderás los fundamentos de esta rama de las...
Ver más información

publicidad

CAPITULO I

JUSTIFICACIÓN

El climaterio constituye una etapa de la vida de la mujer en la que se presenta una disminución de la actividad ovárica que se manifiesta en forma temprana como alteraciones en la menstruación, bochornos (sofocos), sudoraciones nocturnas, sequedad vaginal, problemas urinarios, trastornos psicológicos.

Sin embargo, hay dos consecuencias graves provocadas por esta falla ovárica, que llevan a grandes limitaciones o hasta causar la muerte, si no se les atiende: la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

A pesar del aumento en las expectativas de la vida y de la disminución en la edad de la menarquia, la edad de menopausia natural ha permanecido estática. Como consecuencia, se espera que cerca de 1/3 de la vida de la mujer transcurra después de la menopausia.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Recibe el nombre de menopausia el periodo de la vida en que ocurre, y suele ser entre los 45 y los 55 años.

Muchas mujeres se preocupan en exceso por la llegada de este fenómeno, sobre todo si están mal informadas sobre el mismo. La cesación de las reglas no es mas que uno de los síntomas del cambio de la vida. La palabra climaterio, de origen griego, significa “escalón”, y probablemente defina a este periodo con mas exactitud.

Puede ser considerado como el paso opuesto a la pubertad, y se debe en gran parte al descenso en la producción de estrógenos.

Hay muchos cambios corporales y muchas sensaciones que se relacionan con la menopausia.

HIPÓTESIS

Se puede decir que la mujer tiene cambios hasta cierto tiempo de su vida, pero como es natural que esta pase por una nueva fase que es la menopausia.

Esta en realidad puede ser superada por una mujer sana y de personalidad definida y conocimiento de dicho problema, ya que hoy día los médicos tienen a la mano la posibilidad de ayudar a la mujer con tratamientos que la ayuden a superar los cambios físicos, mentales y hormonales.

OBJETIVO GENERAL

* Determinar el grado de conocimiento de la mujer en cuanto a la menopausia.

OBJETIVO ESPECIFICO

* Menopausia y Climaterio

* Que ocurre en la menopausia

* Cuando se acerca la menopausia

* Síntomas más comunes

* Problemas a largo plazo

* Terapia de reemplazo Hormonal (TRH)

* Solución

* Beneficios y Riesgos de la TRH

BASES TEORICAS

MENOPAUSIA Y EL CLIMATERIO

El Climaterio es un periodo de tiempo durante el cual la mujer pasa de la vida reproductiva a la no-reproductiva. El climaterio se inicia en promedio a los 40 años de edad y se caracteriza por una disminución de la actividad ovárica y se prolonga hasta la senectud.

La Menopausia es simplemente la fecha de la ultima menstruación, en la vida de una mujer mayor de 40 años y se hace alusión a ella cuando a pasado 12 meses sin que haya presentado sangrado vaginal.

La palabra menopausia y climaterio ha sido adoptada en muchos países como sinónimo, y en adelante nos referiremos siempre como menopausia.

QUE OCURRE EN LA MENOPAUSIA

La menopausia es simplemente ese corto periodo de tiempo de la vida de una mujer cuando tiene su ultima menstruación. De este modo, la menopausia marca el fin de la vida fértil de la mujer.

Sin embargo, debido a que el periodo que rodea a la menopausia esta frecuentemente asociado a síntomas que pueden persistir por muchos años, el climaterio es mas comúnmente definido como aquella fase mas larga en el proceso de la vejez cuando las mujeres pasan dela etapas de sus vidas reproductivas a la no-reproductiva.

Esta fase no reproductiva esta marcada por una disminución de las hormonas reproductoras, particularmente la hormona femenina estrógeno. Muchos de los problemas asociados con la menopausia han sido relacionados al estado de deficiencia de estrógenos en la mujer.

Biológicamente, la menopausia se produce cuando se acaba tanto la ovulación como la liberación de estrógenos por parte de los ovarios. Una menopausia prematura (antes de los 40 años) puede ocurrir como resultado de las anormalidades hormonales o después de la extirpación de los ovarios (una “menopausia quirúrgica”).

CUANDO SE ACERCA LA MENOPAUSIA

La edad promedio de aparición u ocurrencia de la menopausia es a los 51 años. Sin embargo, hay cierta diferencia en el rango de edades razas, países u otras razones.

El fin de la vida reproductiva señalado por la menopausia se asocia a una disminución de las hormonas reproductoras, particularmente la hormona “femenina” estrógeno. Y debido a que esta es una disminución y no un fin repentino, la mayoría de las mujeres encuentran que sus ciclos mensuales se vuelven más irregulares. Los ciclos irregulares generalmente son la primera de la menopausia.

Pero a medida que los niveles hormonales declinan, pueden haber otros síntomas prematuros tal vez cambios del animo (mas irritabilidad o decaimiento), y tal vez algunos bochornos (sofocos) o ataques de sudoración, especialmente en la noche.

Debido a que los síntomas pueden presentarse por varios años antes del momento de la menopausia, los doctores denominan a esta fase la “premenopausia o climaterio premenopáusico”. Igualmente todos los hechos desarrollados después de la menopausia se denominan como “posmenopausia”. El termino “perimenopausia” se usa con frecuencia, y abarca los años cercanos anteriores y posteriores a la fecha que definitivamente cesan las menstruaciones

SÍNTOMAS MÁS COMUNES

Todos los síntomas de la menopausia a corto mediano y largo plazo son el resultado de una deficiencia de hormonas sexuales.

Los principales síntomas o signos a corto plazo son:

* Ciclos irregulares

* Bochornos (sofocos) y sudoraciones nocturnas

* Alteraciones en el estado de animo, y disminución en el interés sexual

Síntomas como los bochornos, sudoraciones nocturnas son transitorio y tienden a ser mas bien a corto plazo (varían en duración desde unos cuantos meses o hasta diez años). Los bochornos y sudoraciones nocturnas son los síntomas más comunes; sin embargo, otras molestias como dolor de cabeza, nerviosismo, palpitaciones irritabilidad, astenia pueden presentarse.

Posteriormente se presenta:

* Sequedad vaginal

* Incontinencia urinaria

* Infecciones urinarias frecuentes

* Envejecimiento de la piel

Y a largo plazo:

* Osteoporosis

* Enfermedades cardiovasculares

Debido a que los síntomas y signos pueden producirse en diferentes momentos de la menopausia (antes, durante y después), y pueden ser generalizados o locales, el tratamiento de los síntomas y signos es generalmente individual, buscando terapias que reconozcan las circunstancias de la mujer (perimenopausica o posmenopáusica) y sus síntomas (locales o generalizados).

DEFICIENCIA DE ESTRÓGENOS

El estrógeno es una hormona sexual liberada por el ovario cuyo objetivo principal es dar a las mujeres sus características “femeninas”. Estas incluyen muchas funciones reproductivas.

Debido a que la provisión de óvulos disminuye paulatinamente y se liberan niveles más bajos de estrógenos, la mayoría -pero no todas- de las mujeres pueden experimentar “deficiencia de estrógenos”. Esto puede afectar a varios tejidos (la piel, la vagina y el tracto urogenital inferior, las arterias), a la composición de la sangre y a las formación ósea. Todos parecen ser dependientes del estrógenos, y de este modo quedan en peligro a causa de la deficiencia de estos últimos.

La mayoría de los síntomas y los problemas a largo plazo asociados a la menopausia han estado unidos a deficiencia de estrógenos (insuficiencia de estrógenos).

En realidad, la presencia de estrógenos en las mujeres pre menopausicas es una razón por la cual las mujeres fértiles tienen lejos tasas mas bajas de la enfermedad del corazón que los hombres de la misma edad. En términos simples, el estrógeno aparece como protector de varias condiciones.

BOCHORNOS (SOFOCOS)

Los bochornos y ataques de sudoración nocturna están entre los primeros signos y síntomas de la menopausia. Ellos indican un trastorno en la capacidad del cuerpo de controlar su temperatura, y se conocen colectivamente como síntomas “vasomotores”. Estos síntomas pueden estar acompañados por cambios del animo y una baja en el interés sexual.

El grado y severidad de los síntomas vasomotores varían considerablemente entre diferentes poblaciones y diferentes individuos.

La mayoría de las mujeres siguen síntomas por casi un año, pero alrededor del 50% sufrirán síntomas por mas de cinco años. En casos severos, los bochornos se pueden producir dos veces por hora; generalmente, ellos se producen dos o tres veces al día.

SEQUEDAD VAGINAL

Los problemas sexuales son relativamente comunes después de la menopausia.

La principal consecuencia sexual de la sequedad vaginal es el dolor en la relación sexual a lo que los médicos denominan “dispareunia”.

La disminución de los niveles de estrógenos durante y después de la menopausia significa que las células de los tejidos de la vagina y del tracto urinario inferior no son estimulados como antes; esto resulta en un adelgazamiento de la superficie, una condición a la que los médicos denominan “atrofia”. La sequedad vaginal es una de las consecuencias de la atrofia.

INCONTINENCIA URINARIA

Los estudios sugieren que entre 10 y 20 por cierto de las mujeres mayores de 60 años tienen infecciones frecuentes del tracto urinario. Un estudio de mas de 900 mujeres posmenopáusicas revelo que alrededor de una de cada tres mujeres de mas de 60 años se sentía molesta por la incontinencia urinaria.

Tal como con los síntomas vaginales y las infecciones del tracto urinario, la frecuencia de la incontinencia urinaria aumenta con la edad.

La incontinencia urinaria es un problema complejo debido a que hay diferentes tipos de incontinencia y una variedad de diferentes causas posibles, que varían desde ansiedad hasta trastornos neurológicos. Debido a su frecuencia entre las mujeres posmenopáusicas y el hecho de que muchas de ellas informan el inicio de sus dolencias durante o después de la menopausia, la deficiencia de estrógenos también ha sido investigada como una causa especifica.

Los cambios atróficos del tracto urogenital inferior son reconocidos como factores de predisposición para los problemas de la incontinencia. Debido a que la terapia con estrógenos mejora la condición de los tejidos urogenitales locales, puede al menos mejorar esta condición.

Debido a las variadas causas frecuentes de incontinencia, no se puede esperar que cure la mayoría de las mujeres; por lo tanto, la terapia con estrógenos debería ser considerada como una terapia de apoyo y puede ser incluso más eficaz cuando se combina con otros tratamientos.

INFECCIONES URINARIAS FRECUENTES

Infecciones recurrentes del tracto urinario.

Un adelgazamiento del tejido (atrofia) del tracto urogenital puede reducir la resistencia a las infecciones del tracto urinario. En las mujeres premenopáusicas los estrógenos circulantes estimulan el crecimiento de ciertos microorganismos dentro de la vagina que se resiste al desarrollo de otras bacterias potencialmente dañinas (especialmente de la región anal).

Después de la menopausia, debido a que los niveles de estrógenos disminuyen y el crecimiento de los microorganismos protectores se reducen, existe un cambio en el ambiente vaginal que causa una mayor susceptibilidad tanto a las infecciones vaginales como a las del tracto urinario.

Debido a que la desembocadura del sistema urinario (uretra) esta ubicada muy cerca de la vagina, aquí también se pueden desarrollar bacterias dañinas que estimularan la infección recurrente del tracto urinario. El reemplazo de estrógenos así se restauran el epitelio urogenital y así restaura las barreras naturales contra las infecciones del tracto urinario.

OSTEOPOROSIS

La osteoporosis es un trastorno en la cual se deterioran los huesos debido a una perdida excesiva del tejido óseo. Esta perdida de masa ósea resulta en una susceptibilidad aumentada a las fracturas.

La osteoporosis es un problema de salud publica mayor debido a que las fracturas asociadas a ella la mayoría comúnmente se produce en las caderas, columna vertebral y muñecas imponen severas restricciones a la calidad de vida (y en el caso de fracturas a las caderas aumento del riesgo de mortalidad).

El hueso es un tejido viviente. Su masa aumenta durante la niñez y la adolescencia, a sus niveles máximos en o cerca de la tercera década de la vida, y hay en adelante baja progresivamente. Las mujeres tienen menos huesos que el hombre a todas las edades, y sufre una marcada perdida ósea en los primeros cinco años después de la menopausia (debido a la deficiencia de estrógenos). La mayoría de las mujeres adultas pierden alrededor de 1 por ciento de masa ósea al año, pero las perdidas anuales de hasta un 5 por ciento al año no son poco comunes inmediatamente después de la menopausia. La medición de la densidad ósea mediante tecnología moderna parece predecir el riesgo de osteoporosis e indicar el efecto del tratamiento.

RIESGOS CARDIOVASCULARES

Enfermedad al corazón.

La enfermedad coronaria (EC) es la causa principal en las mujeres occidentales, y el riesgo aumenta con la edad. Sin embargo, estas tasas solo comienzan a acelerar después de la menopausia (lo que indica el efecto protector de estrógeno natural). De este modo, una mujer caucásica de 50 años tiene un 46 por ciento de posibilidades en su vida de desarrollar enfermedad al corazón y un 31 por ciento de posibilidades de morir de esta enfermedad. La muerte por EC se produce en una edad promedio de 74 años en las mujeres.

El mecanismo exacto mediante el cual el estrógeno protege al corazón femenino sigue siendo incierto. Sin embargo, estudios sugieren que los estrógenos tienen múltiples efectos beneficiosos incluyendo mejoras de los químicos sanguíneos, flujo sanguíneo por las arterias, y presión sanguínea.

Datos de mas de 20 estudios indican que los estrógenos tomados posmenopausicamente como TRH pueden continuar el efecto beneficioso de los estrógenos continuados disminuye el riesgo de EC a casi la mitad.

Sin embargo, el grado de efecto verdaderamente beneficioso del estrógeno actualmente es una fuente de mucha controversial, que no será resuelta hasta que se completen estudios a gran escala que se están realizando en estos momentos.

PROBLEMAS A LARGO PLAZO

Síntomas como los bochornos (sofocos) y las ataques de sudoración son transitorios y tienden a ser mas bien a corto plazo (varían de entre unos pocos meses y diez años); sin embargo, hay algunas consecuencias de deficiencias de hormonas sexuales que continúan en los años posteriores. Estos pueden ser síntomas o fenómenos que se producen uno o dos años después de la menopausia, o pueden incluso tener consecuencias para la salud a largo plazo.

Los síntomas urogenitales locales son muy comunes en las mujeres posmenopáusicas; su incidencia aumenta con la edad. Los estudios demuestran que más del 50 por ciento e las mujeres mayores de 60 años se aprobleman, en cierto grado, por dichos síntomas locales.

La disminución de los niveles de estrógenos durante y después de la menopausia significa que las células tisulares de la vagina y del tracto urinario inferior no se estimulan como antes; esto da como resultado un adelgazamiento de la superficie, una condición que los médicos denominan “atrofia”.

Las consecuencias de atrofia mas comúnmente vista son:

* Sequedad vaginal

* Relación sexual dolorosa (dispareunia)

* Comienzo e irritación (prurito)

* Descarga o flujo

A diferencia de los síntomas vasomotores, los síntomas vaginales no son transitorios y tienden a volverse más comunes y severos a medida que se avanza en edad. La atrofia de la vejiga y/o uretra puede conducir problemas de incontinencia urinaria. Esto, en combinación con la atrofia de la vagina puede estimular la infección recurrente del tracto urinario. Ambas pueden asociarse a la deficiencia de estrógenos, y causar problemas severos en la calidad de vida.

Sin embargo, las consecuencias a largo plazo más serias de la deficiencia de estrógenos son las enfermedades de reducción del volumen óseo, osteoporosis, y la enfermedad al corazón. El riesgo de fracturas como resultado de la reducción del volumen óseo aumenta considerablemente después de la menopausia: y solo después de la menopausia el riesgo en la mujer de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular aumenta al mismo nivel que se ve en los hombres de la misma edad.

TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL (TRH)

La TRH esta integrada por estrógenos combinados con progestagenos cuando se tiene útero y ocasionalmente con andrógenos. La TRH se usa desde hace muchos años. Y su uso brinda grandes beneficios.

El estrógeno es la hormona esencial del reemplazo hormonal. Esta puede ser administrada en forma continua o clínica (descanso mensual). El progestageno se agregan a las mujeres con útero para el endometrio contra la hiperplasia y el posible riesgo de cáncer a este nivel. La administración del progestageno dura de 10 a 14 días por ciclo dependiendo del tipo que se use. Al final del periodo de uso del progestageno, comúnmente se produce un sangrado que es similar al de la menopausia normal. El andrógeno se utiliza como parte de la TRH. El andrógeno es una hormona masculina pero también se produce en la mujer y cumple varias funciones: en la conducta, favorece el deseo sexual, en el metabolismo corporal.

En cuanto a los estrógenos, actualmente existen tres rutas principales de administración:

* Oral en tableta o comprimido

* Subcutánea (debajo de la piel) en forma de implante

* Transdemica (a través de la piel) en forma de gel o parche

Los tres métodos son eficaces en eliminar los bochornos y otros síntomas y probablemente también en dar protección a largo plazo contra la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular. Para los trastornos urogenitales se puede usar un estrógeno más suave que el estriol, este no necesita de agregar un progestageno, y por lo tanto no habrá sangrado regular. Este estrógeno más suave se administra intravaginal en forma de crema u óvulos.

Recientemente se ha desarrollado una TRH que se ha enfocado en cumplir casi todas las necesidades de la mujer posmenopáusica, y que no requiere de agregar un progestageno en aquellas mujeres con útero por lo que no tendrán el molesto sangrado, y el apego de tratamiento con esta droga es mayor.

Actualmente existen una amplia variedad de preparados de TRH con ingredientes y rutas de aplicación diferentes, lo que significa que la terapia puede adaptarse mejor a las necesidades individuales de cada mujer.

SOLUCION

El estrógeno es la hormona de reemplazo esencial. Puede ser administrada continuamente, pero también en forma clínica (con un descanso mensual). Una segunda hormona, el progestageno, se agrega en las mujeres con útero (no histerectomizadas) para proteger su membrana (endometrio) contra los cambios tisulares posiblemente dañinos. La administración del progestageno dura entre 10 y 14 días por ciclo dependiendo del tipo. Al final del período de uso del progestageno, comúnmente se produce un sangrado que es similar al de la menstruación normal.

Los tres métodos son eficaces en eliminar los bochornos (sofocos) y otros síntomas y probablemente también en dar protección a largo plazo contra la osteoporosis y la enfermedad al corazón. Para las dolencias urogenitales se puede usar continuamente en contraste a otros estrógenos una forma más suave de estrógeno (conocida como estriol), sin necesidad de progestagenos adicionales y por lo tanto, sin sangrado regular. Este estrógeno más suave puede administrarse en forma de comprimidos orales, o con crema vaginal u óvulos vaginales.

Recientemente desarrollos se han enfocado en el mejoramiento de la aceptabilidad de la TRH eliminando la necesidad de sangrado regular pero protegiendo aun al endometrio.

La disponibilidad de un mayor rango de preparaciones de TRH con ingredientes y rutas de entrega diferentes significa que la terapia ahora puede adaptarse mejor a las necesidades individuales.

¿Cuándo comenzar la TRH? ; ¿Cuándo dejarla? No hay un acuerdo preciso, y la mayoría de los médicos aconsejaran juzgar cada caso individual según los síntomas y estado de salud / riesgo. En el corto plazo, la TRH aliviara los síntomas menopausicos en cosa de semanas; el alivio continuara durante todo el periodo de uso, pero los síntomas volverán generalmente si se abandona la TRH.

BENEFICIOS YRIESGOS DE LA TRH

Toda evaluación general de los riesgos y beneficios de la TRH esta siempre dominada por su efecto protector contra la enfermedad al corazón. Sin embargo, existen otros beneficios y posibles riesgos.

Beneficios

* Alivio de síntomas de deficiencia de hormonas sexuales

* Disminución de riesgo para toda la vida de enfermedad al corazón

* Riesgo disminuido para toda la vida de osteoporosis y fracturas

* Aumento de la expectativa de vida

Algunas indicaciones de beneficio en ciertas condiciones reumatoides y una disminución del riesgo de la enfermedad de Alzheimer, accidente cerebró vascular y carcinoma de colon.

Riesgos

Cáncer endometrial

En las mujeres con útero el uso a largo plazo de estrógeno sin agregar progestageno se asocia a un aumento del riesgo de cáncer endometrial. Por lo tanto, para las mujeres que han tenido una histerectomía previa (eliminación quirúrgica del útero) se debe agregar un progestageno.

Trombosis

Varios estudios recientes han sugerido que las mujeres que toman TRH pueden aumentar su riesgo de trombosis venosa (coágulos sanguíneos en las venas) como resultado del uso de la TRH. Estudios anteriores no pudieron demostrar ninguna asociación, pero puede ser si los estudios actuales se confirman que la TRH este asociada a un leve aumento del riesgo, especialmente en el primer año de uso.

El riesgo de trombosis para las mujeres posmenopáusicas que no usan TRH es muy pequeño. Esto significa que incluso si este riesgo aumenta de 2 a 3 veces con el uso de la TRH, el riesgo de trombosis aun sigue siendo muy bajo.

ANTECEDENTES

La menopausia es, en si, el cese de los periodos menstruales, y suele tener lugar entre los cuarenta y cinco y los cincuenta y cinco años. Marca el final de la etapa de la vida en la que es posible la reproducción. En realidad, es la etapa final de un proceso largo y gradual.

Alrededor de los veinticinco años los ovarios de la mujer comienzan a producir el estrógeno en cantidades algo menores. El estrógeno y la progesterona son las dos hormonas femeninas principales, y sus efectos en el cuerpo de la mujer son de gran importancia. Entre ellos se halla el establecimiento del ciclo menstrual. El estrógeno, en particular, produce efectos notables en muchos otros órganos del cuerpo. Ambas hormonas se producen en los ovarios como respuesta al estimulo de otras enviadas desde la pituitaria.

La disminución en la producción de estrógeno, insignificante al principio, carece de efecto sobre las menstruaciones durante un buen numero de años. Sin embargo, llega el momento en que el estrógeno que producen los ovarios resulta insuficiente para activar los periodos menstruales en forma normal. Esto suele tener lugar entre los cuarenta y cinco y los cincuenta y cinco años, como ya se indicará, aunque puede suceder antes o después de esas edades.

Algunas mujeres dejan de tener su ciclo en una forma mas bien súbita, pero la mayoría pasan por una etapa en la que los periodos se van haciendo irregulares. El sangramiento es también anormal, ya que se hace más escaso o más abundante que durante los años anteriores. Esta fase de irregularidad puede comenzar hasta cinco años antes de que llegue la menopausia real.

Esta tiene lugar cuando los ovarios dejan de responder a las hormonas de pituitaria, dejan de madurar óvulos y se detiene la producción de estrógeno. Cesan los periodos, y lo más probable es que la mujer haya dejado de ser fecundada, aunque ocasionalmente se presentan casos de mujeres en esta situación que han quedado embarazadas. Después de la menopausia, las glándulas suprarrenales continúan produciendo cantidades muy pequeñas de estrógeno, aunque los ovarios hayan dejado de funcionar.

CAPITULO II

DISEÑO METOLOGICO

Por la preocupación que existe acerca de las etapas que pasan con respecto a su organismo, la investigación se basa principalmente en lo obtenido en los distintos medios de información y comunicación entre las que destacamos, los medios computación, entrevistas, cuestionarios, libros, etc.

El diseño de la investigación fue documental.

POBLACIÓN Y MUESTRA

Las encuestas fueron dirigidas a las mujeres entre 45 y 55 años de edad.

Luego de analizar las encuestas realizadas se concluye que aproximadamente un 70% de las mujeres tenían tan poca información como poco interés en el tema. Mientras el restante 30% de las mujeres presentaban un alto grado de interés por conocer un poco mas sobre una de las etapas más importantes en la mujer. El numero de mujeres encuestadas fue un 100%.

CAPITULO III

ANÁLISIS DE DATOS

Luego de ver encuestas que fueron realizadas en nuestro país podemos concluir que hay muy poca información sobre el tema en mujeres que ya están en este proceso.

También tenemos información de mujeres de otros países como las africanas que tienden a tener menopausia mucho antes que las mujeres caucásicas. Las fumadoras tienen la menopausia ante que las no fumadoras.

CAPITULO IV

CONCLUSION

La menopausia es simplemente la fecha de la ultima menstruación, en la vida de una mujer mayor de 40 años y se hace alusión a ella cuando ha pasado 12 meses sin que haya presentado sangrado vaginal. También se puede decir que es un periodo de tiempo durante el cual la mujer pasa de la vida reproductiva a la no-reproductiva.

Hay mucho cambios corporales y muchas sensaciones que se relacionan con la menopausia. Los investigadores están llegando a la conclusión de que una serie de fenómenos considerados como de origen “neurótico”, tienen en realidad causas de tipo puramente fisiológico pero aun no han podido determinarlo con toda claridad.

Como muchos otros aspectos de la vida humana, la menopausia no es solamente un fenómeno de tipo fisiológico. Por su notable reprecisión en la vida personal y familiar de la mujer, en realidad es un suceso con notables dimensiones emocionales, sociales y culturales.

Si la mujer se enfrenta a este momento con seguridad y conocimiento objetivo de lo que esta sucediendo, y acude al facultativo en busca de ayuda necesaria, la menopausia será una simple temporada de transito desde la época de fecundidad material, hacia otra época que puede ser, en lugar de una sombría temporada de decadencia y desespero, una agradable época de fecundidad mental y espiritual.

RECOMENDACIONES

* Iniciar campañas dentro de las unidades educativas

* Asistir al medico cuando este cerca de este proceso

* No se debe automedicar

* Prepararse física y mentalmente para esta nueva etapa

* Tener una personalidad definida

* Tener conocimiento de la menopausia

BIBLIOGRAFÍA

* Enciclopedia Medicina Encarta 2001

* http://www.climaterio.info/main.html

* Enciclopedia Medicina Educacional Sexual cuarta edición