Melocotón en almibar; Miguel Mihura

Literatura española contemporánea del siglo XX. Teatro de posguerra. Argumento. Personajes. Contexto. Humor. Comedia. Biografía

  • Enviado por: Iera Bilbao
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Melocotón en almibar

ÍNDICE

1- Espacio Pág. 3

2- Tiempo Pág. 3

3- Ambiente Pág. 3

4- Temas y subtemas Pág. 3

5- Personajes Pág. 4

6- Argumento Pág. 5

7- El autor Pág. 6

8- Valoración personal Pág. 6

1- Espacio

Toda la obra se desarrolla en el mismo lugar: en un piso en Madrid de esos que se alquilan amueblados. Aunque el piso se compone de una salita, una terraza, una cocina y varias habitaciones, la mayor parte de la obra transcurre en la sala de estar. Es un piso no muy cuidado ya que los distintos inquilinos no han dado un muy buen uso de él.

2- Tiempo

- Tiempo externo: la época en la que se ubica la obra es en el año 1958.

- Tiempo interno: la historia transcurre a lo largo de unos días del mes de agosto.

3- Ambiente

Los personajes principales de esta obra son unos ladrones aficionados que pertenecen a la clase media-baja y que lo único que quieren es conseguir dinero para salir del país y vivir una vida mejor. Doña Pilar, sin embargo, pertenece a una clase más alta ya que es dueña de dos pisos (el suyo y otro que alquila) y tiene una muchacha en su casa. Sor María, al ser una monja vive en un convento ayudando a los pobres.

4- Temas y subtemas

Algunos de los temas que aparecen en esta obra son:

- la avaricia: lo único que quieren los ladrones es el dinero y huir.

- la desconfianza: los ladrones desconfían de la monja..

- el engaño: Federico engaña a Nuria dándole falsas esperanzas.

- la ingenuidad: Doña Pilar no se entera de nada de lo que pasa.

- la amabilidad: Sor María es siempre muy amable con todos.

5- Los personajes

% Sor María: es una monja que aparece en la historia para cuidar al enfermo. Siempre tiene un gesto dulce y sonriente en la cara. Es una detective aficionada y muy observadora. Lo observa todo y todo lo deduce enterándose así de todo lo que pasa. Es también muy tranquila y nunca se enfada, aún cuando le hablan de malas maneras. Siempre que puede y con la excusa de los pobres se queda con todo lo que ve o encuentra, ya sea un tapetito o unas joyas.

% Nuria: es la prostituta de esta obre de Mihura y al igual que las de otras obras del autor es una chica joven y algo ingenua. Como dice Sor María es “muy finita”. No está para nada contenta con la vida que lleva y está ansiosa por perder de vista a esos ladronzuelos y comenzar una vida nuevo lejos de los cabarets y las pistas de baile. Pero como no le dejan opinar cada vez que se pone nerviosa o siente miedo se echa a llorar, ya que es la única forma de desahogarse.

% Doña Pilar: es la dueña del piso que los ladrones han alquilado para esconderse de la policía. Tiene unos sesenta años. Es “simpática y servicial, pero un poco tontaina”. Le encanta cotillear y saber lo que pasa con la gente que está viviendo en su piso. Hace ganchillo y se preocupa por la gente.

% Suárez (“El Duque”): es el jefe de la banda de atracadores. Él es el que toma las decisiones y el que hace que los demás mantengan la calma y no pierdan los nervios. Es un hombre educado pero cuando le hacen enfadar se vuelve mucho mas seco y grosero.

% Carlos: tiene unos cuarenta y cinco años y viste con americana y sombrero. Es el tio ficticio de Nuria. Cuando Suárez no está presente es quien toma el mando. No tiene ningún problema en hacer callar a la gente o en soltar algún insulto. Aunque parece tener todo bajo control también se pone nervioso de vez en cuando.

% Federico: tiene unos treinta y cinco años y también lleva americana y sombrero. En la coartada que se han inventado es el marido de Nuria. Dentro de la banda no tiene mucha autoridad pero sí que la ejerce un poco sobre Nuria ya que fue él quien la convenció para que les ayudase en el robo prometiéndole una vida mejor. A lo largo de toda la obra está muy preocupado por lo que les pueda pasar.

% Cosme (“El Nene”): es el padre ficticio de Nuria y tiene unos sesenta y cinco años. Al igual que Federico se dedica a obedecer las órdenes de Carlos. No es muy cuidadoso a la hora de esconder las pruebas del atraco. El pobre se pasa toda la obra en cama debido a una pulmonía doble.

6- El argumento

Una banda de atracadores se instala durante unos días en un piso alquilado de Madrid tras haber robado en una joyería en Burgos. Tienen que quedarse allí hasta que hagan un último trabajo, puedan marcharse a Venezuela y una vez allí cambiar de vida, ya que la que tienen ahora es un poco falsa (hacen creer que son una familia venezolana que está en España de turismo y que acaban de llegar de Sevilla). En principio esta es su intención pero Cosme se pone malo y obliga a cambiar sus planes.

Lo primero que hacen nada más llegar a la casa es esconder las joyas dentro del macetero de una planta. Después avisan a Doña Pilar, la dueña del piso, de que llame a un médico. Éste les receta una serie de medicamentos y les dice que mandará una enfermera para que pase la noche con Cosme. Pero en vez de una enfermera aparece una monja, la cual parece saber todo lo que ellos esconden. Además demuestra un especial interés por la maceta que contiene las joyas. Esto no agrada lo más mínimo a los ladrones y hace que se pongan muy nerviosos.

A media tarde llega a la casa Cosme, el jefe de la banda, y al ver la situación decide que lo mejor es interrogar a la monja y que les diga todo lo que sabe. Entonces se dan cuenta de que todo lo que ella ha deducido a través de sus observaciones no tiene nada que ver con el robo de las joyas, por lo que se quedan más tranquilos. Pero entonces Sor María les dice algo que les hace volver a pensar que lo sabe todo y que les ha mentido, por lo que deciden marcharse de una vez por todas. Cogen la maceta con las joyas que anteriormente habían cambiado por una nueva que habían comprado y se van de la casa. Pero no se dan cuenta de que Sor María se había dado cuenta del cambiazo y había vuelto a coger la maceta con las joyas, por lo que los ladrones se quedan sin último atraco, sin joyas y sin vida nueva.

7- El autor

MIGUEL MIHURA: dramaturgo, periodista y autor español.

Nació el 21 de julio de 1905 en Madrid (España). Su padre fue el actor, autor y empresario teatral Miguel Mihura Álvarez. Comenzó escribiendo en revistas humorísticas como La ametralladora. En 1941 funda La codorniz, revista de humor también, cuya dirección abandona en 1944. Colaboró en el guión de la película Bienvenido Mr. Marshall, de Berlanga, una de las cintas clave de la cinematografía española. Además participó en obras de éxito como ¡Viva lo imposible! (1939), Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario (1943) y El caso de la mujer asesinadita (1946). Como primera obra teatral aparece Tres sombreros de copa (1932), obra que no vio la luz hasta veinte años después y constituyó uno de los acontecimientos capitales del teatro español del siglo XX. Después se llevaron a escena, entre otras: Sublime decisión (1955), Mi adorado Juan (1956), Melocotón en almíbar (1958), Maribel y la extraña familia (1959), Ninette y un señor de Murcia (1964) y Sólo el amor y la luna traen fortuna (1968). Fue galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Teatro y obtuvo en 1964 el Premio Nacional de Literatura “Calderón de la Barca”. En 1976 fue elegido académico de la Real Academia Española. Trabajó en Hollywood donde junto a Jardiel Poncela y Edgar Neville se encargaban de las versiones en castellano de las grandes películas de Hollywood antes de que llegara el doblaje. Fue amigo de Chaplin y vivió los dorados años de la meca del cine. Falleció en Madrid en 1977.

8- Valoración personal

Elegí esta obra porque pensé que podría ser entretenida ya que la anterior que leí de Mihura (Maribel y la extraña familia) me había gustado mucho y no estaba equivocada. Aunque la historia que cuenta no tiene nada que ver con la otra, tiene todas las características de este autor de comedia.

Sobre todo me ha gustado porque se lee muy fácilmente y es muy entretenido. Pero en esta ocasión ha habido una cosa que me ha sorprendido mucho y es que el final es totalmente abierto, lo cual no está mal porque te permite imaginarte el final que tú quieras. Pero de todas formas me hubiera gustado que lo hubiese acabado. Acaba de una forma un poco extraña y muy de repente y deja algunas cosas sin explicar y me he quedado con una parte que no acabo de entender del todo.

Por lo demás me ha gustado mucho y me ha servido para darme cuenta de que Miguel Mihura es un autor que está muy bien y pienso leer otras obras suyas.