Mejoras genéticas en Bovinos

Ganadería. Explotación pecuaria. Alimentación. Peso. Nacimiento. Razas. Cruces. Características. Fertilidad

  • Enviado por: Marcello Malfanti
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 15 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Cálculo Vectorial y de varias Variables
Cálculo Vectorial y de varias Variables
En este curso se estudiarán conceptos relacionados con las funciones de varias variables como una...
Ver más información


Introducción:

La producción bovina en general es un tema complejo, ya sea por las perspectivas económicas que hoy tiene el rubro, como por los diversos aspectos y procesos que hoy en día debe tener en cuenta un productor para ser competitivo. Entre estos aspectos se pueden mencionar:

- el control sanitario.

  • una adecuada alimentación dependiendo del tipo de producción deseada.

  • una producción cada día más tecnificada.

  • razas involucradas en la producción.

  • tipo de manejo que se le da a los animales.

  • etc.

Todo esto se hace necesario ante las crecientes dificultades que vive hoy el productor, especialmente el productor nacional para obtener un buen precio por su producto ganadero.

Dentro de la explotación pecuaria de bovinos son muy importante las razas con que se trabajen dependiendo del tipo de producción pecuaria escogida, así como la intervención genética dentro de cada una de las razas tendiendo a fomentar caracteres que aumenten la producción o al menos la faciliten.

El objetivo de este trabajo es mediante bibliografía tratar de vislumbrar cuales son esas mejoras genéticas introducidas en la producción bovina de carne y la manera como se realizan dichas mejoras, principalmente en el ámbito de productor.

Así analizaremos los pasos fundamentales del mejoramiento genético y características que a nuestro modo de ver son importantes.

Al analizar el mejoramiento genético consideramos tres características básicas que son el peso al nacimiento, la eficiencia de conversión y consumo de alimento, y las características de fertilidad. Esta última si bien es importante para todo tipo de bovinos no representa una característica exclusiva de los bovinos de carne.

Aspectos generales del mejoramiento animal:

El criador de ganado tiene dos caminos para cambiar el carácter genético de la población que controla. Puede determinar cuáles de sus animales pueden ser usados como padres (selección) y cómo deben ser usados (sistemas de apareamiento).

La efectividad de la selección depende de la superioridad de los animales escogidos con respecto al promedio de la población de la cual proviene (diferencial de selección, DS), del grado de que dicha superioridad es heredada (índice de herencia, H²) y el tiempo que los reproductores se mantienen en el rebaño (intervalo entre generaciones, IEG).

La fórmula que se da a continuación pondera el efecto de cada uno de los conceptos anteriormente enunciados:

Mejoramiento anual genético = (DS*H²)/IEG.

A continuación nombraremos cada componente del mejoramiento animal:

  • Diferencial de selección: El valor del Diferencial mide la intensidad de la selección que se practica la cual depende en último término de la proporción de los animales seleccionados. Su valor estará dado por: La decisión del criador, la variabilidad presente en la característica y la capacidad reproductiva del rebaño.

  • Índice de herencia: De nada sirve que los animales seleccionados fueran muy superiores al promedio si esta diferencia no se transmitiera a la siguiente generación. Este coeficiente se define como: La proporción que existe entre la varianza genética aditiva y la varianza fenotípica total. Por este motivo, la magnitud del Índice de Herencia no es un valor fijo ya que dependerá de las condiciones ambientales de los rebaños y de las características genéticas de los mismos.

  • Intervalo entre generaciones: Es la edad promedio de los padres cuando su descendencia ha nacido. Cabe destacar que un acortamiento excesivo del IEG, puede determinar una disminución exagerada del DS.

  • Correlaciones fenotípicas: Mide la asociación que existe entre dos características en un mismo individuo. Sus valores podrán ser negativos o positivos.

  • Correlaciones genéticas: Indica la modificación o cambio en una característica dada al hacer selección por otra.

  • Métodos de selección: La decisión respecto al método de selección va a estar dada por: Heredabilidad de la característica, la exteriorización de la característica en los sexos (machos o hembras) y la factibilidad de medir la característica en el animal vivo.

Peso al nacimiento:

El peso al nacimiento es importante ya que es un indicador del tamaño y vigor del ternero al iniciar su desarrollo postnatal. Terneros más grandes tienen mayor capacidad para lactar, tienden a mantener la persistencia de la lactancia de la madre y a obtener un mayor peso al destete. No son deseables aumentos ilimitados de peso al nacimiento dado que mientras más grandes sean los terneros al nacer, mayores son las dificultades del parto. Esta característica ha mostrado en algunos estudios tener una relación directa con los pesos posteriores alcanzados por los animales. Estas, en algunos trabajos han mostrado ser mayores con incrementos de peso después del destete que con el peso al destete mismo. Este fenómeno puede explicarse, ya que los genes que determinan el peso al nacer son independientes de los de la producción láctea de la madre y del apetito para consumir leche.

Al analizar pesos al nacer en ganado Hereford así como la influencia de la edad de la madre y del sexo de la cría sobre este, se desprende que los machos en promedio pesan 2 kilogramos más que las hembras. Esta diferencia se debe a la mayor duración del período de gestación de los terneros machos con respecto a las hembras.

En cuanto a la edad de la madre, el mayor efecto se observa entre los 2 y 3 años de edad, disminuye mucho de 3 a 4 años y prácticamente se estabiliza hasta los 9 años.

TABLA 1:

'Mejoras genéticas en Bovinos'

Es importante valorar la magnitud de los efectos antes mencionados, ya que el no hacerlo podría significar que al elegir animales en un programa de selección se estuvieran seleccionando hijos de vacas adultas en lugar de considerar el mérito real del individuo. Para obviar estos efectos, cuando no sea posible seleccionar entre hijos de vacas de la misma edad y sexo del ternero, es preciso recurrir al uso de factores de corrección.

Otro efecto importante para considerar al hacer comparaciones, es el efecto del año y de la raza. Este efecto es visualizable en el siguiente cuadro:

TABLA 2:

'Mejoras genéticas en Bovinos'

Los índices de herencia que señala la literatura para el peso al nacer fluctúan en promedio entre 0,3 y 0,4.

La magnitud de las heredabilidades hace recomendable el uso de la selección individual para esta característica, si existieran razones de carácter económico que determinaran la conveniencia del mejoramiento genético de ella. Como se analizó anteriormente la mayor o menor importancia económica del peso al nacer está condicionada por la edad de venta de los animales de un determinado plantel.

Eficiencia de conversión y consumo de alimento:

TABLA 3:

Características:

Raza:

Correlación Genética:

Correlación Fenotípica:

Peso 12 con 16 ms.

Hereford

1

0,99

Peso 12 con 16 ms.

Angus

0,99

0,99

Peso 12 con 20 ms.

Hereford

1

0,97

Peso 12 con 20 ms.

Angus

0,97

0,96

Peso 12 con 24 ms.

Hereford

1

0,95

Peso 12 con 24 ms.

Angus

0,93

0,9

Peso 12 con 36 ms.

Hereford

1,02

0,8

Peso 12 con36 ms.

Angus

0,66

0,66

Peso 16 con 20 ms.

Hereford

1

0,99

Peso 16 con 20 ms.

Angus

0,99

0,99

Peso 16 con 24 ms.

Hereford

1

0,98

Peso 16 con 24 ms.

Angus

0,96

0,95

Peso 16 con 36 ms.

Hereford

1

0,85

Peso 16 con 36 ms.

Angus

0,75

0,74

Peso 20 con 24 ms.

Hereford

1

0,99

Peso 20 con 24 ms.

Angus

0,99

0,99

Peso 20 con 36 ms.

Hereford

0,99

0,9

Peso 20 con 36 ms.

Angus

0,82

0,84

Peso 24 con 36 ms.

Hereford

0,89

0,94

Peso 24 con 36 ms.

Angus

0,67

0,92

Los resultados en animales mantenidos en corral (manejo intensivo) indican una mayor eficiencia de conversión de alimento en carne, mientras mayor sea la velocidad de incrementos de peso del animal. Esta relación concuerda con lo que se observa en todas las demás especies domésticas y por lo tanto existen razones para suponer que esta relación se mantiene cuando el animal obtiene su alimento exclusivamente de praderas (manejo extensivo). Esta relación es importante, dado que la selección directa, sobre todo en animales de pastoreo es prácticamente imposible de realizar dado la dificultad para medir la característica. Los resultados hacen esperar un aumento de la eficiencia de conversión al seleccionar por velocidad de crecimiento.

Características de fertilidad:

Una de las características de mayor importancia económica en un rebaño de carne es su nivel reproductivo. A pesar de ello la selección artificial para mejorar este grupo de características no se justifica, ya que la respuesta que se puede esperar es muy baja. La única característica de este grupo que presenta heredabilidades medianas es el largo de gestación. Lo dicho anteriormente no significa que estas características no se encuentren regidas por la herencia. Existen marcadas diferencias en el nivel reproductivo de diferentes razas bovinas y se ven afectadas fuertemente por la consanguinidad. Para el caso específico de Chile los problemas reproductivos deben ser atacados mejorando el manejo o la condición sanitaria de los animales. El clima que predomina en todo el territorio no permite suponer problemas reproductivos por este concepto.

Lo dicho tiene relación con índices reproductivos de animales normales; de ninguna manera se pretende hacer extensivo esto a problemas de mala conformación o situaciones derivadas de altos niveles de consanguinidad que en general afectan en forma impredecible la fertilidad del rebaño.

Para entender, esto el siguiente cuadro cuantifica el efecto de la edad de la madre con relación a la dificultad en el parto y el efecto promedio de la consanguinidad y sexo de la cría.

TABLA 4:

'Mejoras genéticas en Bovinos'

En relación con el índice de constancia de 195 vaquillas que no tuvieron dificultad en el parto a los 2 años un 7,2% lo tuvo a los 3 años y de 77 hembras con dificultad en el parto a los 3 años, un 11,7% lo tuvo nuevamente a los 3 años. Lo indicado muestra la relativa inutilidad de eliminación de animales por este tipo de problemas.

Leimester et al. (1973) entrega índices de constancia para fecha de parto en programas de monta dirigida. Los valores van desde 0,092 a 0,105, lo que indica que no se justifica la eliminación de vacas que se cubren tardíamente dentro de un período de montas, dado que tendrá escasos efectos en el adelanto de los partos dentro de este período restringido de apareamientos.

Finalmente, es interesante indicar las correlaciones génicas y fenotípicas encontradas por Brown entre madurez sexual con peso adulto y rapidez de crecimiento. Esta información se entrega en el siguiente cuadro:

TABLA 5:

'Mejoras genéticas en Bovinos'

De este cuadro se desprende que existe una gran diferencia entre las razas, pero, en general puede observarse que una madurez sexual más temprana produce mayores pesos adultos y mayor velocidad de crecimiento. En este mismo trabajo, el índice de herencia para la característica fue de intermedio a alto con grandes diferencias entre razas.

En razas británicas usadas en países templados, estos valores son de importancia teórica. Sólo adquirirían importancia al trabajarse con cebúes.

Conclusiones:

Con relación al peso de nacimiento hay un factor determinante que es la edad de la madre, encontrándose el óptimo según varios autores, entre los seis y los ocho años. También se puede observar que el peso al nacer de los terneros varía según la raza, encontrándose el óptimo entre 29 y 36 Kg.

Para seleccionar esta característica(peso óptimo), lo más recomendable es hacer una selección individual de los individuos deseados sobre alguna técnica de manejo genético(por ser la segunda muy cara, y estar fuera del alcance del pequeño y mediano productor pecuario).

Ahora bien respecto a la eficiencia de conversión y consumo de alimentos, como productores de bovinos de carne la característica principal que maximizaría nuestra producción, sería una velocidad de crecimiento superior al resto (con relación al peso del animal) y características fisiológicas especiales como: mayor amplitud del pecho, mayor ancho de paletas, una cincha más prominente, y un mayor largo del cuerpo. Todas estas características se pueden ir seleccionando a través de cruzas dirigidas (teniendo en consideración las razas y por consiguiente, los fenotipos de los padres).

Por último con relación a la característica de fertilidad, se pueden desprender ciertas tendencias de comportamiento en los partos, como por ejemplo: a medida que aumenta la edad de la madre (hasta alrededor de los doce años), la dificultad en los partos disminuye considerablemente, afectando con esto positivamente en el número de crías producidas en la vida del animal progenitor; también se puede ver en la tabla 4, que no hay una relación evidente y visible según los datos entre la consanguinidad de la cría versus la dificultad en el parto; y por último, señalar que hay correlaciones genéticas y fenotípicas entre madures sexual con peso adulto y rapidez de crecimiento.

BIBLIOGRAFÍA

  • Alba de, J. 1964. “Reproducción Genética Animal”. Turrialba. Instituto de Ciencias Agrícolas. Página 446.

  • Bogart, R. y Frischnecht, W. D. 1967. “Relationship of Weights Scores and Gains in Growing Cattle”. Journal Of Animal Science. 21, Páginas 101-107.

  • Brinks, J.S., Olson, J. E. y Carroll, E. J. 1973. “Calving Difficulty and its Association with Subsequent Productivity in Herefords”Journal of Animal Science.36, Páginas 11-17.

  • Lesmeister, J. L., Burfening, P. J. y Blackwell, R. L. 1973. “Date of the First Calving in Beef Cows and Subsequent Calf Production”. Journal of Animal Science. 36, Páginas 1-6.

  • TexeiraVianna, A. T., Santiago, M. y Gomes, F. P. 1962. “Formaçao do gado de canchim pelo cruzamento charules-Zebu”. Rio do Janeiro, Ministerio da Agricultura. Servicio da Informaçao da Esudios Técnicos. Nº19.