Medios naturales

Trabajo de la tierra. Distribución y recursos. Explotación de zona fría y cálida. Agricultura tradicional y sedentaria. Pueblos agricultores

  • Enviado por: Yuki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Los medios naturales y su distribución

La distribución desigual de temperaturas, precipitaciones, masas de aire, aguas y tierras determina la división de la Tierra en medios naturales. Definidos como grandes regiones geográficas.

Los medios naturales se disponen en la superficie terrestre en forma de grandes zonas que coinciden, en general, con los climas y la vegetación.

Los medios naturales y los recursos

El ser humano forma parte del medio, el cual explota para obtener recursos y de este modo satisfacer sus necesidades.

Los principales recursos que el ser humano obtiene del medio son alimentos, procedentes de las plantas y de los animales, agua para el consumo y para los cultivos, tierras para la agricultura, pastos para el ganado, madera para calentarse o para construir viviendas y productos minerales y rocas para la industria.

Como resultado de dicha explotación, el ser humano ha transformado los paisajes, convirtiendo el medio natural original en un medio más o menos humanizado.

El impacto de la acción humana sobre el medio natural están relacionas con el nivel de desarrollo alcanzado por los distintos grupos humanos.

Los medios hostiles y los medios favorables

Los medios naturales presentan diferentes condiciones físicas, de ahí su ocupación

  • Algunos medios poseen unos caracteres físicos hostiles, por lo que la ocupación humana es escasa.

  • Otros medios ofrecen unas condiciones físicas más favorables, por lo que la ocupación humana es intensa. Entre estos medios se encuentran los de la zona templada, y algunos de la zona cálida

La explotación de la zona calida

El clima de esta zona se caracteriza por las elevadas temperaturas medias. Las precipitaciones, en cambio, son muy variables, lo que origina su división en tres grandes medios:

El ecuatorial, tropical, desértico.

En la actualidad, la explotación de los recursos de las selvas y las sabanas origina múltiples actividades económicas

La explotación de los bosques

En el interior de las selvas existen algunos pueblos primitivos, como los yanomamis de Brasil o los pigmeos de África central, que viven aún siguiendo un estilo de vida basado en la recolección, la caza y la pesca

En la actualidad, los bosques ecuatoriales representan una importante fuente de recursos; por ello, son explotados intensamente. De ellos se obtienen maderas nobles y leña, minerales y tierras para la agricultura o ganadería

Los pueblos ganaderos

La zona cálida, es una zona desfavorable para la cría del ganado.

Pese a todo, la ganadería nómada ha sido durante generaciones una actividad tradicional de ciertas zonas de la sabana.

En algunas zonas de la sabana, la ganadería aparece asociada a la agricultura.

La agricultura tradicional. El cultivo sobre rozas

El tipo de agricultura tradicional más usual es el cultivo de rozas o agricultura itinerante. Los útiles del campesino son muy rudimentarios. Planta maíz, ñame, mandioca, bananas etc.

Este tipo de agricultura se considera actualmente perjudicial para el medio ambiente ya que supone la destrucción de millones de hectáreas de bosque de las regiones tropicales y ecuatoriales.

La agricultura tradicional. Los cultivos sedentarios intensivos

En las regiones intensamente pobladas del medio tropical, sus habitantes practican una agricultura sedentaria, es decir que se realiza en un territorio agrícola fijo y el uso del suelo es continuo.

  • La agricultura sedentaria de secano es característica de algunas poblaciones de la sabana africana. Se basa en la rotación de los cultivos, y para ello dividen el territorio agrícola, situado en tres hojas o parcelas, en las que alternan el mijo, cacahuete y el barbecho.

  • La agricultura sedentaria de regadío se desarrolla en los valles fluviales del sur y del sureste asiático.

Se basa en la ricicultura o cultivo intenso del arroz. Este cereal exige abundante agua, una densa red de acequias para distribuirla por los campos, y un trabajo minucioso.

Con este tipo de agricultura se pueden obtener 2 o 3 cosechas anuales y alimentar a una gran población.

Las actividades modernas

Además de las actividades mencionadas, la zona calida acoge en la actualidad otras.

La más importante es la agricultura de plantación. Es una agricultura moderna y especializada en el cultivo de las plantas tropicales, como café, té, caña de azúcar, cacao, algodón, tabaco, etc.

La mayoría de las plantaciones pertenecen a grandes empresas multinacionales y utilizan abundante mano de obra asalariada.

La distribución de la población

La zona cálida está muy poblada y concentra más de 40% de la población mundial. Sin embargo, su distribución es muy desigual.

  • El medio ecuatorial esta poco poblado

  • El medio tropical está intensamente poblado, especialmente en las regiones costeras, en las mesetas y en las montañas, porque el clima es más saludable, en los valles y los deltas de los grandes ríos, debido a la abundancia de agua y a las condiciones climáticas favorables

La explotación de la zona cálida. El desierto

El medio desértico, calido y templado, cubre alrededor del 30% de las tierras emergidas. Sus rasgos distintivos son las precipitaciones escasas, la extrema sequedad del aire y la aridez.

Los desiertos calidos son muy extensos, y se localizan en las proximidades de los trópicos de Cáncer y Capricornio. Se caracterizan por los enormes contrastes térmicos entre el día y la noche, cuya diferencia puede ser superior a los 25 ºC.

El asentamiento de los seres humanos en este medio es difícil, ya que escasean los recursos tan básicos como el agua y la tierra para el cultivo.

  • En los márgenes de los desiertos calidos de África y la península Arábiga, han coexistido desde hace miles de años dos modos de vida tradicionales: los nómadas, ganaderos o comerciantes, y los agricultores, sedentarios.

El mundo nómada

La población nómada esta formada por tribus, como los tuareg del Sahara y los beduinos de la Península Arábiga, que viven del pastoreo de rebaños de camellos, bueyes o carneros.

Estas tribus se desplazando un lado a otro del desierto en busca de pastos estacionales que crecen con las escasas lluvias.

Las caravanas nómadas, aprovechaban sus desplazamientos para comerciar con los habitantes de los oasis, a quienes vendían productos como sal, oro y esclavos

La agricultura sedentaria en los oasis

Los agricultores sedentarios habitan en los oasis, reducidos espacios donde se aprovecha el agua y es posible la agricultura

El agua es vital en el desierto; los lugares donde se encuentra son escasos. Entre estos destacan los grandes ríos que lo atraviesan, los manantiales, o la que existe en las capas profundas del subsuelo.

El aprovechamiento del agua se realiza por medio de técnicas tradicionales

  • Se distribuye a los huertos por medio de canales

  • Se recurre a fogaras, galerías subterráneas que drenan la capa freática y llevan a agua a los campos

  • También se extrae agua de los pozos del subsuelo.

Los desiertos modernos

En algunos desiertos han surgido, formas de vida que se basan en la explotación de nuevos recursos. Es el caso del Nilo, el Sahara, Arabia y los desiertos australianos

La agricultura en el valle del Nilo se ha basado en la utilización de las crecidas de las aguas del rió. La crecida ocurre entre julio y octubre debido a las lluvias tropicales caídas en la parte superior de su cuenca.

La modernización ha consistido en la construcción de grandes presas, que permiten el riego continuo y la supresión del reposo estival de la Tierra. Gracias a ello, se ha duplicado la superficie irrigada.

En Australia, en las tierras que rodean los grandes desiertos cálidos, se ha desarrollado la cría de ovejas, y en el Sahara y la Península Arábiga se explotan en la actualidad otros recursos como petróleo, gas natural y diversos minerales

Un medio original y su aprovechamiento

Las altas montañas tienen un clima diferente de los de las zonas que las rodean, ya que la altitud modifica algunos elementos climáticos. Cuando ascendemos, la presión atmosférica disminuye y la atmósfera se enrarece. Las temperaturas descienden 1ºC por cada 150 m y las precipitaciones aumentan.

En todas las montañas cálidas, la vegetación, la fauna y las actividades humanas se adaptan a las condiciones climáticas

  • Las tierras calientes alcanzan hasta los 1500m de altitud y constituyen en general un medio insalubre, poco poblado. En ellas se practican el cultivo sobre rozas y la plantación.

  • Las tierras templadas, situadas entre los 1500 y los 3500m de altitud, son las más pobladas. En estas zonas disminuye la lluvia ecuatorial; las temperaturas se moderan, y la selva es menos densa, dando paso a la sabana

  • Las tierras frías se encuentran entre los 3500 y los 5000m de altitud. Predominan los pastos, y la actividad básica es la ganadería de corderos y de llamas.

La explotación de la zona fría

Se extiende sobre aquellas áreas de la superficie terrestre que están permanentemente cubiertas de hielo.

Las regiones frías son un medio inhóspito, de ahí su escaso e irregular poblamiento.

No obstante, las áreas que ofrecen unas condiciones ambientales menos extremas están ocupadas por pequeños grupos de humanos: los inuit o esquimales, en América del Norte y Groenladia; los lapones, en el norte de la península escandinava; y los yakuti, en Siberia.

La explotación de recursos

Las condiciones naturales difíciles explican que las actividades tradicionales de los pueblos aborígenes fueran poco variadas. Estas actividades se centraban en la explotación de los recursos pesqueros, la caza de animales árticos o la ganadería nómada de renos.

En la actualidad, estos modos de vida casi han desaparecido, ante el empuje de modernas y productivas actividades económicas:

  • La explotación forestal se ha modernizado racionalizado

  • La ganadería se ha convertido en comercial. El ganado es cuida en establos, y se crían animales de pieles destinados a la exportación

  • La agricultura se a aclimatado, ya que se práctica en modernos invernaderos

  • La explotación de minerales y de petróleo en algunas regiones como en Siberia, ha originado el nacimiento de importantes ciudades.