Medios de comunicación y violencia

Periodismo sociológico. Charles Wright. Zajonc. Teorías: catarsis, estímulo, refuerzo, cultivo, observación. Códigos. Canales privados. Televisión

  • Enviado por: Volvo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


LA VIOLENCIA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La violencia se ha convertido durante el siglo XX en una de las presencias más habituales en la vida cotidiana de las personas, capaces de modificar estructuras de la sociedad por completo. Las dos guerras de carácter mundial han sido difundidas, hasta sus últimos detalles, por los nuevos medios de comunicación que han nacido y crecido con el siglo (radio, cine, televisión…), así como una multitud de pequeños pero desgarrantes conflictos bélicos entre dos o más países, entre los que se ve implicado de forma directa o indirecta EE.UU. En la mayoría de las veces, (recuperación de Kuwait, guerra étnica de los Balcanes, pugnas árabe-israelíes, guerra Irán-Iraq…) Y centenares de guerras civiles, revueltas hasta conseguir la independencia o revoluciones nacionales variadas (guerra civil española, coreana, revolución china, cubana…, independencias como las africanas o la de Pakistán), todas ellas teñidas de sangre.

Los medios de comunicación son por lo tanto nuestra visión sobre todos los acontecimientos y hechos que se dan día a día y que en un futuro formará parte de la historia. Los medios de comunicación nos han acercado la violencia y han convertido la información y la violencia en dos palabras que suelen ir muchas veces cogidas de la mano, tanto que son los medios de comunicación los que crean la violencia. Un ejemplo claro y perfecto de lo mencionado está expuesta en una película de James Bond, el agente 007 en “El mañana nunca muere”. Para especular y no dejarnos convencer por lo que se nos quiere vender, es necesario juzgar sobretodo a la televisión, como medio de comunicación triunfante de este siglo XX que termina y como fuente constante de formulaciones violentas ante los ojos de los telespectadores.Este tema es el escogido ya que me interesa, como siempre, mezclar los procesos que subyacen en nuestras mentes, con la sociedad, y así unir la psicología y la sociología para llegar a conclusiones que indiquen el porque del comportamiento violento influido por los medios de comunicación en sociedad.ðððRODUCCIÓN

El artículo 20.4 de la Constitución Española establece que la libertad de expresión tiene su límite en el respeto a los derechos reconocidos en el Título I y, "especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia". Como en todo tema polémico, existe una gran cantidad de teorías de diferentes autores, tanto a favor como en contra de la emisión de violencia en los medios, muchas de éstas se han recogido en este estudioLa finalidad básica que subyace en la emisión de la mayoría de los medios de masas es la económica, aunque en ocasiones se encuentre encubierta, o se altere con otra serie de incentivos como los políticos, culturales, informativos, etc. Los medios ofrecerán lo que el público les demande, así intentarán abastecer la totalidad de las "necesidades" del mercado para llegar a un posible equilibrio. Pero, ¿es el gusto del público el que determina el material de los medios, o es el material de los medios quien acaba determinando el gusto del público? - En mi opinión la sociedad nos determina a ser de una cierta forma. La tendencia de los medios a ofrecer en gran escala programaciones violentas en sus emisiones, podría partir de la década de los 60, época que coincide con un descenso en picado de asistencia al cine en Norteamérica, de 2,37 veces a la semana en 1.950 a 0,53 veces en 1.960.La industria del cine tuvo que hacer frente a sus inmediatos competidores televisivos, pero a su vez éstos aportaron una demanda insaciable de películas que devorará un público de gustos diferentes, que ya no quiere aquellas películas que hacían resurgir los valores tradicionales mantenidos por la clase media, quiere películas que prometan "el golpe de un baño de sangre o una motivación sexual directa”. La violencia forma parte de la vida real y, como tal, algunos autores justifican su emisión por los medios, pero la proporción de ésta es mucho mayor en la ficción. La violencia en la vida real es excepcional, pero normal y cotidiana en los medios de comunicación. En una sola semana los programas de televisión de Nueva York han llegado a emitir 7.065 actos o amenazas violentas. Charles R. Wright, en la obra "Comunicación de masas", plantea la posible conexión significativa entre la exposición a los medios masivos y la conducta delincuente y asegura que influye negativamente en las pandillas del barrio, en las relaciones de familia perturbadas y en adolescentes con trastornos emocionales e inadaptados, que muestran una marcada preferencia por este material y encuentran en él una evidente satisfacción que podría reforzar sus tendencias delictivas. Las investigaciones de la Universidad de Harvard, llevadas a cabo por Eleanor Maccoby, dieron como resultado, que los niños más frustrados necesitaban satisfacer su ansiedad con productos fantásticos y recurrían para ello más a la televisión que los niños considerados como normales. No obstante "no era posible conseguir pruebas de una relación causal directa entre la visión de actos de crimen y violencia y la ejecución real de actos criminales". Por otra parte, las investigaciones llevadas a cabo por Robert Zajonc con niños de 9 a 13 años, en base a una serie denominada "los amos del espacio", demostró que la mayoría de los niños se identificaba con los personajes que ostentaban poder y fomentaban relaciones interpersonales, justificando en todo caso los actos violentos que cometieran. No obstante, las investigaciones más destacadas sobre la influencia que ejerce la violencia en los medios de comunicación podría resumirse en las siguientes teorías:1. Teoría de la catarsis. FESHBACH Y SINGER. Las frustraciones generadas en el curso de la vida cotidiana se alivian mediante la participación por "intermediario" en la agresión ajena. "El acto de presenciar contenidos violentos en televisión, o de leer noticias consideradas como agresivas, aporta al público experiencias agresivas indirectas, que sirven como vehículo inofensivo para aliviar sentimientos de hostilidad".2. Teoría de los efectos del estímulo. BERKOWTZ. La exposición a los estímulos agresivos incrementa la susceptibilidad de una persona para la excitación fisiológica y emocional, lo que a su vez hará aumentar su conducta agresiva. Un estímulo agresivo no provocará siempre una reacción agresiva, ni es probable tampoco que provoque un mismo grado de agresividad en todo el público, dependerá de la frustración del individuo, de la justificación de la actitud violenta, etc.3. Teoría del aprendizaje por observación. BANDURA Y WALTERS. El público puede modelar su conducta hacia descripciones agresivas hechas por los medios de comunicación, imitando a personajes que utilizan la agresividad para alcanzar un status de poder, fama, gloria, etc.4. Teoría del refuerzo. KLAPPER. Las imágenes de violencia en televisión o descripciones agresivas de noticias en prensa, refuerzan cualesquiera pactos establecidos de conducta violenta que los receptores de los medios tengan consigo ante los mass media.5. Teoría del cultivo. GEBNER. El mundo simbólico de los medios y, en particular, de la televisión, cultiva las concepciones de los públicos sobre el mundo real, con lo que ven el mundo real como si fuera el ofrecido por la televisión, la prensa, el cine, etc.

SUSTITUCIÓN DE LOS CÓDIGOS DE COMUNICACIÓN

La cercanía del fin de milenio ha llevado consigo una grave crisis económica y finisecular, lo que provoca una aumento de patologías sociales y un aumento también del género negro en la literatura y en la prensa. Esta última, cuya finalidad es reflejar simplemente lo que ocurre, parece haber encontrado un campo inagotable que suscita un extraordinario interés, acompañado de un gran morbo de los lectores y la audiencia. En los últimos años se ha incrementado a tanta velocidad que ha hecho a un sector de la sociedad cuestionarse hasta donde va a llegar este aumento de violencia en la información.En mi opinión las únicas soluciones para frenar estos excesos nacen de uno mismo, es decir de la voluntad ética de presentar la realidad tal como es, un acuerdo en el que tanto los periodistas como el público consuman una realidad más limpia. Es decir, que se llegue a conseguir información que penetre en los orígenes del problema en vez de que se vea reflejado en la sangre.Ese razonamiento se basa sobretodo en la gran potencia de impacto que tienen los medios, (TV), y su capacidad de modelar las conciencias en diferentes sentidos en el sistema social. En el mundo bélico la violencia se convierte en una especie de lenguaje sustitutorio de otros códigos de comunicación, ocupando así sus ámbitos y desplazando el diálogo pacífico y la comunicación por una voluntad de sobrevivir a costa de una afirmación radical que implica la negación y la inexistencia de cualquier forma natural, social o humana. Se pierde así de esta forma la naturaleza de la comunicación interpersonal potenciando el egoísmo respecto a las distintas opiniones e ideas que puede dar el resto de la sociedad.De esta forma desde mi punto de vista, se dan saltos hacia atrás en la historia de la humanidad, precisamente por no incorporar la idea de la coexistencia del ser con el resto, lo que ha hecho que se encauce el pensamiento y la acción de los hombres, hacia etapas donde la violencia es protagonista de la escena humana.En estas etapas, la violencia es la causa de cualquier forma de alteridad individual, sexual, social, étnica o religiosa, al igual que la xenofobia la persecución religiosa o la discriminación sexual han encontrado preocupantes y odiosas expresiones. Pero la intolerancia es el cultivo principal que se basa en el desconocimiento y el desprecio de cualquier forma de alteridad.

VIOLENCIA. ESTADÍSTICAS Y TIPOS

Hoy en día el balance de presitigiosos informes sobre la violencia en la televisión demuestra que ésta aparece en un 15% en los informativos y un 85% restante en escenas de ficción que corresponden a películas y series. Esta violencia se disgrega en dos tipos: en los informativos suele ser por conflictos políticos y escenas de guerra, y en las series de ficción y los reality shows, en el crimen y la violencia privada: asesinatos, violaciones, venganzas, suicidios, desapariciones…Las conclusiones de los análisis demuestran que la dosis de violencia es mayor en los canales privados que en los públicos, y la media se sitúa en cinco escenas por hora, aunque siempre teniendo en cuenta el país en el que se emiten, por ejemplo en EE.UU y Japón donde la proporción suele ser el doble del resto.Estas escenas producen efectos sobre la audiencia, y suelen ser: el espectador se habitúa a ellas, sobreestima la posibilidad de ser víctima y acepta los comportamientos agresivos como una forma apropiada para la resolución de conflictos, tanto en la ficción como en la realidad.EXPANSIÓN DE LOS MENSAJES

Los medios de comunicación como el libro, el cine, la televisión, la prensa, el cómic, Internet, y otros tantos servicios que tienen como función la comunicación, una vez desprovistos de sus finalidades específicas y modificados para reproducir exacerbaciones violentas de conducta individual o colectiva, se han convertido en los expansores de la nocividad en la sociedad.La extensión de las audiencias, el carácter no censurado de las emisiones e impresiones de mensajes, que más que informar, desinforman, los desajustes de los procesos educacionales de las grandes mayorías, la diversidad cultural y formativa de los receptores de los mensajes que han sido previamente manipulados, han rizado el rizo en demasiadas ocasiones situaciones que han contribuido a impulsar la reproducción de pautas de comportamiento violento. Los niños son el punto de comienzo de la malinterpretación de la información, esto se observa claramente que visionan imágenes (Power Rangers, Dragon Ball…) y que posteriormente son imitados, no es que maten en sus jugos, sino que simulan hacerlo y simulan someterse a la gozosa realidad de la resurrección del individuo supuestamente matado. La prolongación de estos mensajes violentos en preadolescentes, adolescentes o jóvenes incorpora la violencia a sus vidas cotidianas, torciendo de alguna forma las pautas de comportamiento e involucrándolos en respuestas desesperadas y crueles, ante problemas que tienen una raíz y un tratamiento objetivo, político o social.

¿EXISTEN LÍMITES DE LA INFORMACIÓNð

Una pregunta que me he formulado a lo largo del análisis es si realmente existen los límites de la información, o si se podrían fijar nítidamente y no dejarlas al aire. En mi opinión estas preguntas no tienen respuestas precisas. No es que se quiera crear un tipo de catecismo para los periodistas que englobe todas sus manifestaciones, ya que es imposible, es una utopía. Lo que ocurre día a día en el mundo es demasiado complicado como para intentar reducirlo a unas reglas y menos aun si son impuestas o si provienen de censuras.Uno de los objetivos del periodismo es denunciar abusos, conflictos y corrupciones para así abrir los ojos de la sociedad y hacerlos reaccionar, que tengan conciencia de la situación en que viven, y por lo tanto prohibir determinados mensajes sería mentirnos a nosotros mismo al final ya que somos lo mayores suficientes como para dejar de ver un mundo de rosa y ser más realistas. Ahí está, cuando seamos mayores, pero hasta esa edad en el interior de nuestra psique se dan numerosos procesos en los que se da forma nuestra moralidad, personalidad, intelectualidad… Estos procesos según Piaget son las denominadas Ideas cognitivas del aprendizaje.Ideas que son la base de la socialización de los individuos que forman las sociedades. En ellas el ser humano comienza en la primera etapa de vida a construir su mente en base a las experiencias vividas y recibiendo todos los mensajes del exterior para ir completando y complementando su capacidad intelectual y así ampliar los esquemas mentales a lo largo de la vida. El proceso en si es denominado Adaptación, formado por un doble proceso: 1º Asimilación y 2º acomodación.El 1er paso, la asimilación es la entrada de información en nuestro esquema mental (interiorización). La acomodación es el proceso por el cual se modifican los mencionados esquemas mentales para acoger dicha información y re-administrar los mecanismos del cerebro. Después de este paso, un individuo comienza a repetir aquellas acciones que se han interiorizado ya que en esto se basa nuestra inteligencia. De esta manera al visionar imágenes, y sobretodo las más impactantes son las que más se llevan a ejecutar y ahí es donde nuestro comportamiento abandona la racionalidad, la base de la ética para no responder de los actos de un individuo.La ética es por lo tanto ESENCIAL para diferenciar obviamente el bien del mal, “sin que sea un código de prohibiciones ni de obligaciones, sino que una estrategia racional al servicio de la vida”. La ética es, o más bien debería ser desde mi punto de vista, el filtro de toda información que llega a nuestro interior, para así catalogarlo y tener las cosas claras para así formar una personalidad ejemplar.

En la actualidad todo el mundo de los fans es otro gran apartado en el que los ídolos, más bien los que lanzan mensajes obscenos, de violencia… modifican la forma de ser de los incondicionales, y es ahí donde los fans ven en sus ídolos un modelo ejemplar y lo llegan a imitar tanto en su forma de ser, pensamientos, ideología… Lo que se quiere decir es que es la forma más rápida y eficaz de manipular la psicología de grandes masas de población y por lo tanto es la peor forma de influenciar si se emplea para provocar cambios a peor en la conducta de los individuos y por otro lado es la mejor forma de mejorar los comportamientos de la sociedad si los mensajes de los “ídolos” son inofensivos.

El séptimo arte es otro de los grandes manipuladores de la población mundial ya que la información entra de forma doble, es decir es audiovisual. Esto ocurre sobretodo en productos de la industria de Hollywood, con filmes en el que como argumento entre otros el que el “malo de la película” es un enemigo político de los EE.UU como son los hispanos, rusos, afros, árabes, chinos, japoneses… donde aparte de emplear la violencia, crean ideologías xenófobas que al mezclarse con dicha violencia produce cambios en los espectadores que provocan trastornos que incluso acaban de forma fatídica como en matanzas en instituciones de enseñanza.

En España por ejemplo se hacen campañas en las que quieren modificar un poco el ocio de los jóvenes, para que presten menos atención en juegos de consolas y así de esta forma modifican a su vez la mentalidad de los individuos. Pero hay casos como los que ocurrieron hace no más de dos meses, en que un individuo prestó demasiado tiempo jugando a juegos de consola, específicamente al Final Fantasy, lo que le hizo tener un lapsus y posteriormente acabar con un final negro que ya se conoce. Parece más bien una moda, ya que cuando una causa que provoca matanzas desaparece, aparecen otras a las que inculpar, como son los juegos de rol, en los que si uno se vuelve fanático, se salen de los límites del juego, por lo que el tiempo es un factor muy importante. Entonces la pregunta sería ¿Cuánta violencia deberíamos ver?

Si miramos atrás y observamos manchas de sangre no cambiará nada si nos lamentamos y tenemos compasión, sino que se debería inculcar una buena educación a la siguiente generación, aquella que esperemos no caiga en lo que cayeron las anteriores.

¿Una utopía?… - Ya veremos.

BIBLIOGRAFÍA

  • BURGELIN, O.: “La comunicación de masas”. Ed. Planeta. Barcelona, 1.974.

  • DE FLEUR, M. L. y BALL-ROCKEACH, S.: “Teorías de la comunicación de masas”. Ed. Paidos. Buenos Aires, 1.982.

  • GUBERN, Román: “Comunicación y cultura de masas”. De. Península. Barcelona, 1.977.

  • ROSITI, Franco: “Historia y teoría de la cultura de masas”. Ed. Gustavo Gili. Barcelona, 1.980.

  • WILLIAMS, R.: “Los medios de comunicación social”. Ed. Península. Barcelona, 1.978.

  • WRIGHT, Charles R.: “Comunicación de masas”. Ed. Paidos. Buenos Aires, 1.972.

  • REVISTA DE ESTUDIOS INFANCIA Y SOCIEDAD: “Medios de comunicación audiovisual”. Ed. Ministerio de Asuntos Sociales. 1990

  • ARENDT, Hannah: “Los orígenes del totalitarismo”, Alianza Universidad, 1982.

  • GURMÉNDEZ, Carlos : “El secreto de la alienación y la desalienación humana”, Ed. Antrophos, 1989.

  • LUCKÁCS, George: “El asalto a la razón”, Ed. Grijalbo, 1968.

  • COLLI, Giorgio: “Después de Nietzsche”, Ed. Anagrama, 1978.

  • GARCÍA GUTIERREZ, José María: “Psicología Bachillerato”, Proyecto Ariadna, Ed. Laberinto,1998.

  • ANUARIO : “La violencia en la información”, Difusora Internacional S.A., 1998

1

8