Medición de audiencia, monitoreo e investigación de medios

Medios de Comunicación. Televisión. Radio. Rating. Share. Audiencia. Medición de audiencia. Share. People-meters. Planillas de rating. Telereport. Teleview. Consultoría de medición de audiencia en América Latina

  • Enviado por: Emilia
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 42 páginas
publicidad
publicidad

TRABAJO PRÁCTICO

IBOPE

Como influye en la programación,

Y que desato en los medios de comunicación.

LA TELEVISION HOY

COMO INFLUYE LA MEDICION DE AUDIENCIA EN LAS PROGRAMACION, CAMBIOS EN LA HISTORIAS Y PROYECTOS

Dentro de la televisión de desato una gran pelea y guerra entre los productores y dueños de los canales, que pelean por el minuto a minuto que hizo que la televisión pierda mucha riqueza en su calidad, y que muchos opten por volver a escuchar radio.

Nació en este medio la falta de respeto al televidente ya que hay muchas reglas que no se cumplen, y los que realizan la televisión se olvidan que somos nosotros los televidentes quiénes mantenemos viva a la televisión; los horarios no son respetados, los formatos y estructuras son muy similares.

Mucho dinero es invertido en los proyectos, puestas en escena, telenovelas, unitarios que dejan mucho que desear, y que fueron sacados del aire, por la mala producción.

Los programas no empiezan a horario y muchos por aprovechar la bueno audiencia estiran muchos minutos, como para sacar “el jugo” a ese pequeño éxito, como vemos el caso de Show Mach. En los años 60 se valoraba el buen talento y la innovación, hasta el punto de creer que cuarenta puntos era poco, mientras que ahora treinta puntos se lo considera como un éxito rotundo, la falta audiencia llevo a productores y empresarios a traer productos extranjeros, que no deja de ser mas de los mismo, y una vez que tienen éxito los productos comienzan a surgir de forma similar teniendo en la televisión argentina mas de los mismo, sin mencionar aquellos que no dan resultado, que después de haber gastado en derechos , casting audiencias resultan un verdadero fracaso, tirando todo a la basura.

La clave para un éxito es sentarse y pensar, mientras que el día de hoy muchos productores solo copian, y hacen de nuestra televisión mas de lo mismo.

En este trabajo vamos a ver lo importante que es saber manejar la información que nos da el Grupo Ibope acerca de la audiencia, como puede destruir un proyecto, y como modifico la programación, porque se estira los programas, y como llevo a que sea todo los mismo.

IBOPE

EN LA TV

ARGENTINA

CAPITULO I

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

El Grupo IBOPE

El Grupo IBOPE es una multinacional brasileña compuesta de 52 empresas, que emplean a 2.700 profesionales en Latinoamérica. Actúa directamente en 13 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Para dar atención a los clientes internacionales, el grupo mantiene una oficina comercial en Miami. Por intermedio de empresas asociadas, actúa también en El Salvador, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

El Grupo IBOPE es líder en mediciones de audiencia, monitoreo e investigación de medios y estudios de opinión pública en América Latina.

Está ubicado tercero en el ranking mundial.

Tiene operaciones en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Cuenta con oficinas en Nueva York y Miami.

Desde 1988 es miembro de Euro panel, la más diversificada red internacional de empresas de estudios de opinión pública con socios en Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Turquía.

Brinda información con parámetros y segmentación unificados acerca de los mercados de todos los países donde opera.

IBOPE EN LA TV

Empresas en la Argentina

IBOPE y Monitor son empresas del Grupo IBOPE en Argentina. La información que brindan a cada uno de sus clientes es una valiosa herramienta para minimizar los riesgos en sus procesos de toma de decisiones en el ámbito de la publicidad y la comunicación.

Todas las empresas del Grupo trabajan en forma coordinada, complementando la información que ofrecen. De esta manera se produce una sinergia que aumenta el valor estratégico de sus productos y servicios. IBOPE Argentina es la empresa especializada en mediciones de audiencia, con amplia cobertura nacional. Monitor está orientada a la industria del Ad-Check y Ad-Spend. Captura y clasifica las inversiones publicitarias de una gran cantidad de medios nacionales

Misión

Contribuir en forma relevante a la maximización de resultados y reducción de riesgos de nuestros clientes, proporcionando sistemas de apoyo a las decisiones de negocio basadas principalmente en la investigación de medios.

M e d i c i o n e s d e T V

People-meters

IBOPE Argentina cuenta con un panel instalado con people-meters de 810 hogares, actualizado de acuerdo a las características sociodemográficas de la población, para la medición de audiencias televisivas en GBA (Capital Federal y Gran Buenos Aires).

En las localidades Gran Rosario, Gran Córdoba y Gran Mendoza, cuenta con paneles conformados por 167 hogares en cada una de ellas.

En el caso de GBA todo nace desde lo que damos en llamar "Muestra Maestra" basada en 10 mil casos. De este estudio se obtienen ciertas características de la población, que los censos oficiales no brindan, pero que son necesarias para la conformación del panel de hogares (nivel socio-económico, cantidad de aparatos de TV del hogar, posesión TV paga, etc.). En Gran Rosario, Gran Córdoba y Gran Mendoza se realizan 1500 casos por cada plaza.

La selección de hogares que conformarán el panel, se nutre de los hogares relevados en la Muestra Maestra.

Cuando un hogar acepta formar parte del panel, se procede a la instalación de un people-meter por cada aparato de TV que posea el mismo. El people-meter posee un control remoto y a cada integrante del hogar se le asigna un botón. Al encenderse la TV, el people-meter comienza a registrar fecha, horario y canal sintonizado, pero además solicita se identifique por lo menos un individuo del hogar. Todo cambio de sintonía es registrado por el instrumento de medición.
El hecho de poseer un people-meter, exige colaboración de parte de todos los miembros del hogar; cada uno de ellos, debe auto-identificarse toda vez que se observa y se deja de observar la TV.

¿El hogar recibe algo a cambio de colaborar con la medición?

Efectivamente. Existe un sistema de acumulación de puntos de acuerdo a la colaboración del mismo, donde se toma en consideración el tiempo de permanencia dentro del panel, la cantidad de aparatos de TV, buen uso del people-meter, etc. Estos puntos pueden canjearse por una gama de artículos disponible en un catálogo para tales fines.

En la actualidad para colectar toda la información almacenada en los people-meters, se emplea un sistema de comunicación digital, que la trasmite a través de una red celular a la central de procesamientos. Esta información es procesada, y además cruzada con otras fuentes de datos, como lo es la programación de los canales de la TV abierta, y la grilla de señales de cable de los distintos cable-operadores.

En el caso de GBA, se obtiene una información preliminar o provisoria correspondiente al día anterior, que se traduce luego en el producto denominado planilla diaria de ratings. A las 72 hs. ya se dispone de un dato definitivo, que es el que se brinda al mercado, y es el que permite alimentar los softwares comercializados por IBOPE Argentina, TvData (planificación) y TeleReport (análisis).

Para las plaza mencionadas anteriormente, Gran Rosario, Gran Córdoba y Gran Mendoza, se realiza una entrega semanal de datos. Para el caso de TvData, se entrega información promedio de cuatro últimas semanas, y es posible su apertura por plaza, en cambio para TeleReport se entrega un dato consolidado de las tres plazas denominado Interior, pero discriminado día por día.

Cuadernillos

Se realizan de acuerdo a la plaza, una o dos mediciones con cuadernillos por año, en las localidades de Alto Valle, Bahía Blanca, Mar del Plata, Santa Fe/Paraná y Tucumán.

Mediante una metodología probabilística, se realiza la selección de los hogares colaboradores, a quienes se les hace entrega de un cuadernillo auto-administrado. Esto significa que el mismo hogar se ocupa de ir completándolo en la medida que va asistiendo a los programas de TV.

Esta información es procesada, y luego leída desde el soft de planificación TvData.

Planillas de Rating

Overnight, la planilla de Ratings de IBOPE Argentina, es un flash informativo producido cada mañana a las 10:00 hs que brinda datos provisorios sobre la audiencia televisiva del día anterior.

Overnight Incluye:

    • Hogares : Rating y Reach promedio por programa Rating promedio cada 15 minutos Hora de inicio y fin de toda la programación.

    • Rating acumulados desde principio del mes vigente a la fecha por franjas horarias.

    • Individuos Rating y Share promedio por programa Rating promedio por programa.

    • Rating promedio por medias horas Horario inicio y fin de cada programa.

    • Rating y Share acumulados desde principio del mes vigente a la fecha en las siguientes franjas horarias: 12:00 a 23:59, 12:00 a 15:59, 16:00 a 18:59, 19:00 a 23:59 y Apertura-Cierre.

Los datos son presentados por:

    • Promedio día vigente.

    • Promedio lunes a viernes.

    • Promedio lunes a domingo.

"Overnight ofrece informes sobre los canales de TV abierta que incluyen la programación. Además, brinda estadísticas por bloques horarios para total TV abierta, total cable, total otros y total encendido. Desde diciembre/2003, se ha incorporado un adicional de información exclusiva para nuestros clientes (enviado a posteriori de la planilla overnight), que presenta el rating hogar por programa, pero abierto por nivel socio-económico"

Características destacadas de Overnight:

    • Rapidez.

    • Brinda los primeros datos de audiencia disponibles cada día.

Telereport

TeleReport es un programa de alta flexibilidad desarrollado por Markdata, empresa asociada europea (Portugal), para el tratamiento de datos de audiencia de televisión. Fue diseñado para funcionar como una aplicación modular que permite realizar un gran número de análisis y trabajar tanto con datos desagregados (audiencia precalculada de TV para targets predefinidos) como con datos individuales (datos de audiencia minuto a minuto para cada individuo).

Análisis disponibles en TeleReport:

    • Parrilla de programación.

    • Tabla de programación.

    • Radiografía de programas.

    • Análisis minuto a minuto.

    • Análisis individuales.

      • Análisis de Cobertura y Frecuencia

      • Duplicación

      • Cobertura Exclusiva

      • Indice de Exclusividad

      • Asiduidad

      • Radiografía de Programas

      • Espectadores según consumo (grande, medio y pequeño)

      • Migraciones

      • Demográficos

      • Análisis de Medias

    • Estadísticas de difusión.

    • Curvas de audiencia.

Características destacadas de TeleReport.

    • Gran flexibilidad.

    • Permite un análisis exhaustivo tanto de programas de TV abierta y cable como del comportamiento de la audiencia.

    • El usuario puede aplicar a los análisis cualquier filtro referido a cadenas, franja horarias, programas, targets y variables.

Variables de Audiencia de Telereport.

Telereport pone a disposición de sus clientes distintas variables que permiten analizar en profundidad los datos de audiencia de acuerdo a sus necesidades. Estas variables se pueden clasificar en dos grupos:

    • Variables propias de eventos:

      • Share de emisión del evento (Bsh %): expresa la porción de tiempo que representa el evento sobre el total de la cadena.

      • Índice de saturación (Sat %): expresa la porción de tiempo que representa la publicidad sobre el evento.

    • Variables propias de la audiencia:

      • Audiencia media (Rat %): es el cociente entre los telespectadores medios de un evento y el total de la población expresado en porcentaje.

      • Audiencia acumulada o cobertura (Rch %): es el porcentaje de telespectadores que han estado expuestos al menos un minuto al evento respecto del total de la población.

      • Audiencia media o cobertura del total TV (Tvr %): expresa el porcentaje de personas que estuvieron expuestas a la televisión durante un período de tiempo.

      • Participación de mercado (Shr %): expresa el porcentaje de personas de un universo que ha estado expuesto a un programa o canal referido al total de ese universo que ha estado con el televisor encendido.

      • Tiempo medio por telespectador (Ats #): es el tiempo medio en minutos que cada telespectador empleó en ver el evento. Este cálculo se realiza sobre el total de telespectadores que estuvo mirando el evento.

      • Tiempo medio por individuo (Atv #): es el tiempo medio en minutos que invierte cada individuo en seguir el evento.

      • Fidelidad (Fid %): es el tiempo medio por telespectador respecto de la duración del evento.

      • Afinidad (Aff %): es el índice que mide la importancia relativa de la audiencia de un target. Cuanto mayor sea el índice de afinidad, más eficiente o rentable es el target.

      • Adhesión o reparto (Adh %): mide en porcentaje la proporción de audiencia que aporta un target sobre la audiencia total de un evento.

      • Participación de recepción (Rsh %): mide en porcentaje el peso que tiene un programa sobre la audiencia total de la cadena durante su período de emisión.

      • Coeficiente alfa (Alp %): es el índice que mide la eficiencia del programa en términos de rating respecto del rating de la cadena.

      • Coeficiente beta (Bet %): es un índice que mide la eficiencia del programa en términos de share respecto del share de la cadena.

Teleview

Teleview es el poderoso software que presenta en simultaneo imágenes, sonido, gráficos y valores de audiencias, dando una nueva perspectiva a los análisis de audiencias de TV. La posibilidad de visualizar las imágenes de varios canales de TV, y analizar la evolución de audiencia en varios targets, permite estudiar y comprender algunos comportamientos de los telespectadores, que por simple análisis de los números serían de difícil percepción.

Teleview posee una interface con el software de análisis de audiencias TeleReport. Este enlace permite aplicar a los eventos visualizados en Teleview los análisis propios de TeleReport.

El módulo principal de Teleview, permite visualizar las imágenes de distintos canales de TV en simultáneo, con las variables de audiencias asociadas. Presenta también un gráfico de curvas de rating, donde es posible visualizar los géneros de los programas de cada canal.

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

El módulo TelePreview permite configurar el intervalo de tiempo con que se pretende visualizar las imágenes de un evento, p.e. una imagen cada 1", 15", 30", 1´, 5´, etc. La cantidad y el tamaño de las imágenes son también configurables, tanto en la visualización como en la impresión. Todas las imágenes pueden ser observadas junto con sus variables de audiencia asociadas.

La elección de un programa o sector horario determina el tipo de análisis a efectuar:

Por programa: permite visualizar el programa (o una fracción del mismo) analizando su evolución de audiencia.

Por sector horario: presenta las imágenes de los canales seleccionados y permite comparar la evolución de la audiencia entre canales.

 

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

 

En el módulo Transferencia de audiencias es posible analizar la transferencia de audiencia entre canales comparando la audiencia al inicio y al final de un programa o sector horario. El resultado de la transferencia es presentado en una matriz con cruce de canales entre sí, que muestra el número de telespectadores de cada canal en el minuto inicial y final. En la intersección de dos canales se observa el número de telespectadores que se pierden y se ganan durante el intervalo analizado. También se puede analizar lo que ha significado para cada canal esa transferencia en forma porcentual, es decir, conocer cual fue el porcentaje de audiencia de un canal que se transfirió para otro, y cuanto este ganó con dicha transferencia.

 

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

 

Acerca de los archivos de datos e imágenes

Los archivos son entregados a los clientes al día siguiente de su emisión. Los archivos de audiencias comprenden el rango horario de 06:00 a 02:00 hs. (lunes a viernes), y están disponibles únicamente para 2 targets: hogares total e individuos total, para la totalidad de señales medidas (abierta y cable). Los archivos de imágenes suministrados corresponden a la TV abierta de GBA, y en esta primera etapa, abarcan el prime-time (lunes a viernes, 19:00 a 24:00 hs.).

Los datos de audiencias definitivos suministrados a 72 hs. de emisión pueden también combinarse con imágenes, y en este caso, es posible la consulta de cualquier apertura de target.

Las imágenes están siendo grabadas en formato digital a razón de 15 cuadros por segundo, logrando una óptima calidad visual, siendo estas suministradas mediante DVD, CD, o vía FTP. Estas pueden ser leídas directamente desde los soportes magnéticos recientemente mencionados, o bien de disco local o de red.

VideoTrack

VideoTrack es la última y más reciente aplicación en análisis publicitarios.

Esta aplicación permite analizar variables de Inversión Publicitaria conjuntamente con las de Audiencia, siendo este mismo software el resultado de una demanda del mercado argentino que solo el grupo IBOPE podía satisfacer, a través de IBOPE Argentina y Monitor de Medios Publicitarios.


I B O P E E N G R A N B U E N O S A I R E S


La medición de audiencia de televisión (TV abierta y cable) en Capital Federal y Gran Buenos Aires y las ciudades de Rosario, Córdoba y Mendoza se realiza mediante un aparato electrónico llamado “people meter” que registra minuto a minuto el consumo televisivo de los habitantes de un hogar. Los “people meters” son instalados en hogares que forman un panel seleccionado usando datos censales. Ningún hogar puede postularse para formar parte del panel ya que el mismo puede estar integrado solamente por hogares que salieron sorteados de acuerdo con una rigurosa metodología estadística. Esto quiere decir que todos los hogares de la zona a medir tienen la misma posibilidad de ser seleccionados. Los hogares que forman parte del panel se distribuyen proporcionalmente a la población. Cada integrante del hogar seleccionado, pulsa la tecla que le corresponde para registrarse como telespectador en el control remoto del meter. El “people meter” registra electrónicamente el cambio de canales y el tiempo de permanencia frente al televisor de cada uno de los miembros que lo hayan sintonizado. La información almacenada es transmitida a las oficinas de Ibope donde se procesa diariamente.

TELEVISION POR CABLE

Desde el punto de vista de la metodología y recolección de los datos, para medir las audiencias de las señales de cable, IBOPE Argentina procede de igual manera que en televisión abierta. Los hogares tienen distintos proveedores de cable, por lo tanto el área de producción de IBOPE cuenta con una base de datos en la cual identifica a qué cable operador está abonado cada hogar que compone la muestra . De acuerdo al número de canal que está sintonizando el hogar y a través de la grilla que envía cada operador, se identifica la señal que el hogar está sintonizando y después de su procesamiento , se obtiene el dato de rating.

¿Qué valor está establecido como porcentaje de la población que posee cable?

"El Índice de Penetración de Cable para GBA a partir del 01/01/05 es de 69,1 %".

Un punto de rating representa el 1 % (uno por ciento) del target elegido. Teniendo en cuenta los datos poblacionales del 2006 y considerando que el total de hogares de Capital y GBA es de 3.182.053 hogares, 1 punto de rating en Capital y GBA = 31.821 hogares. Considerando que el total de individuos de 4 a 99 años de Capital y GBA es 10.052.413 individuos, 1 punto de rating en Capital y GBA = 100.524 individuos. La cantidad de personas que respresentan uno o más puntos de rating varía de acuerdo al target considerado.

NO ES LO MISMO 1 Punto de rating considerando el total individuos, que considerando el total de hogares.

¿Cómo se compone la muestra?

La muestra está compuesta por 810 hogares distribuidos en Capital Federal y los 24 partidos del Conurbano. Sumando los televisores de estos hogares, hay aproximadamente 1500 people meters instalados ya que debe instalarse un equipo por cada televisor que posee el hogar televisor. La muestra está distribuida proporcionalmente a la densidad poblacional de cada distrito y partido.

¿Qué es el Panel y cómo se seleccionan a sus integrantes?

La captura de los datos de audiencia se realiza sobre una muestra de hogares que se llama panel porque los hogares son medidos a través del tiempo por un período determinado. El panel representa a la población de Capital y GBA. Estos hogares brindan información sociodemográfica, permiten la instalación de los equipos en todos los televisores en funcionamiento de su hogar y registran su exposición a los televisores medidos. Los hogares seleccionados para la medición de audiencia televisiva se obtienen a partir de una muestra de domicilios con televisores, que han sido elegidos mediante métodos probabilísticos. Esto quiere decir que todos los hogares tienen la posibilidad de ser seleccionados . Los hogares que forman parte del panel se distribuyen proporcionalmente a la población, en el Área del Gran Buenos Aires, delimitado por la Capital Federal (21 distritos del I al XXI) y los partidos del Conurbano Bonaerense (24 partidos del Gran Buenos Aires).

¿Se puede formar parte del panel de manera voluntaria?

No. Sólo se puede ser integrante del panel aquellos hogares cuyos datos fueron obtenidos de la muestra maestra realizada por Ibope. El hogar es incorporado al panel una vez aceptado su colaboración y cuando las características del mismo son aprobadas por el área de estadística de Ibope.

¿Cómo se lee la planilla de ratings diarios?

En la planilla diaria de ratings están discriminados por orden ascendente, las 5 señales de TV abierta y el cable agrupado. El rating de cada programa indica el promedio dentro de su horario real de emisión.

Agrupados en columnas sucesivas se informan los siguientes datos:

Total Abierta: Corresponde a la acumulación de los ratings de los canales de TV abierta que están transmitiendo. Puede ser que este valor sea inferior a la suma de los ratings aislados de los canales , dado que un hogar puede estar sintonizando diferentes canales en un mismo momento.

Total Cable: Corresponde a la suma de los ratings de todos los canales de cable que están transmitiendo. Los canales de cable transmiten las 24 horas.

Total Otros: Corresponde a la acumulación de ratings de aparatos de VCR, DVD, Video Juegos.

Total Encendido: Es la acumulación de los ratings de TV abierta, cable y otros. Como en el caso de Total abierta, este valor puede ser inferior que las sumas aisladas de los ratings que componen el total encendido.

Qué es la muestra intab?

Si bien contamos con una muestra de 810 hogares , la colecta diaria difícilmente alcance a todos los hogares intervinientes, dado que los datos se reciben por línea telefónica y en algunas ocasiones por razones de diversa índole, no es posible establecer la comunicacion. Es decir, de esos 810 hogares con equipos instalados, se colecta información de la mayorìa. La muestra intab es la cantidad de hogares efectivamente colectados con la que se procesaron los datos.


I B O P E E N E N E L I N T E R I O R D E L P A I S


¿Cuáles son las plazas del interior del país en las que se realizan medicones?

Se efectúan mediciones continuas en Córdoba, Mendoza y Rosario. Por otro lado, se realizan mediciones discontinuas (una o dos veces por año) en Mar del Plata, Santa Fe/Paraná, Bahía Blanca, Alto Valle y Gran Tucumán.

¿Cuál es el método utilizado para efectuar las mediciones?

En Córdoba, Mendoza y Rosario se efectúan mediciones con people meters. A su vez en Mar del Plata, Santa Fe/Paraná, Bahía Blanca, Alto Valle y Gran Tucumán, se usa el método de cuadernillo auto-administrado.

¿Con qué frecuencia se entregan datos de estas plazas?

En el caso de las plazas de medición continua, se entrega semanalmente información (promedio de cuatro semanas móviles). En el caso de las plazas discontínuas una o dos veces por año, cuando se realizan mediciones.

CONFLICTOS

PARA

IBOPE

CAPITULO II

C O N F L I C T O S P A R A I B O P E

Canal 7 se queja de Ibope

El secretario de Medios, Enrique Albistur, dijo que tiene "muestras" de que Canal 7 mide más. Ibope responde. . El eterno debate acerca de los mecanismos y resultados de las mediciones de audiencia suma un nuevo round: esta vez, el secretario de Medios de Comunicación de la Nación, Enrique Albistur criticó ayer la tarea que realiza Ibope al señalar que posee "muestras" de que la consultora "le resta puntos al Canal 7" y pidió que el resto del país sea incluido en el relevamiento. Otra que hizo su descarga fue la Directora Ejecutiva de Canal 7, Rosario Lufrano, quien además señaló "tenemos otras mediciones que nos marcan más puntaje en la zona que mide Ibope que es Capital Federal y Gran Buenos Aires". Y agregó: "Sabemos que Ibope tuvo problemas con algún otro canal y no sólo con Canal 7. Parece que sucede algo como sacarle unos puntos a uno y unos puntos a otro y sumar para otro lado", argumentó la periodista. Enterado de los misiles discursivos, el gerente comercial de Ibope, Carlos Esteves, hizo aclaraciones a Clarín: "Me hago cargo de que quizás no hicimos el suficiente esfuerzo de difusión en Canal 7 sobre las mediciones en muchos puntos de nuestro país: Tucumán, Córdoba, Rosario, Santa Fe, Mendoza, Cipolleti, Neuquén, General Roca, Bahía Blanca, Paraná y Mar del Plata", enumeró. ¿De qué modo se realizan las mediciones en los mencionados lugares? Esteves aclaró que en Mendoza, Córdoba y Rosario se efectúan a través del "people meter", un aparato electrónico que registra minuto a minuto el consumo televisivo de los habitantes de un hogar. En el resto de las ciudades se mide mediante el método "de cuadernillo", donde una familia registra sus hábitos de consumo televisivo. Albistur también había declarado que "otras mediciones que no son de Ibope, dan un 300 por ciento más de rating en Capital y Gran Buenos Aires a Canal 7, entonces algo raro está pasando. Queremos tener una medición de todo el país aunque sea propia", anheló.

En relación a eso Esteves contestó que el sistema de Ibope está "bien aceitado" dado que está controlado por la Cámara de Control de Medición de Audiencia (CCMA), —que también integra Canal 7—. "Creemos que estamos haciendo un buen trabajo. La cámara tiene un manual de procedimientos cuyo referente es la auditoría. En ese sentido vivimos auditorías permanentes por parte de la entidad y por eso nos sentimos tranquilos de que estamos en el camino correcto", remató Esteves, quien invitó a Canal 7 a "trabajar en conjunto" y si es necesario informarles acerca de los procedimientos.Pese a las quejas, el Secretario de Medios aclaró que "Canal 7 no va a entrar en la pelea del rating con los canales privados". Y anunció, además, un plan para instalar 10 antenas repetidoras de Canal 7 en todo el país que le permitirán a la emisora estatal llegar a 5 o 6 millones de personas más.

Sanción a consultora Ibope

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) resolvió sancionar a la consultora Ibope, única encargada de la medición del rating, por no cumplimentar una serie de medidas para complementar sus métodos de registro de audiencia televisiva. La CNDC resolvió imponer una multa de 320.000 pesos a Ibope, luego de que la empresa desobedeciera su medida cautelar de febrero de 2004, a través de la cual estableció que la consultora "realice, por sí o por terceros, mediciones de audiencia paralelas y continuas, mediante un sistema de encuesta coincidental telefónica, que deberían ser auditadas y supervisadas por la Cámara de Control de Medición de Audiencias (CCMA)". La CNDC impuso esta obligación a Ibope luego de que quedara dañada la credibilidad de su sistema de medición por peoples meters (un aparato que se adjunta al televisor y emite datos sobre la señal sintonizada), cuando en 2003 se perdió la confidencialidad y tomaron estado público los hogares utilizados para la muestra estadística con la que Ibope realiza sus mediciones de audiencia. (TélamUna encuestadora le dio a "La noche del 10" un número de audiencia sensiblemente mayor al que arrojó Ibope. La polémica ahora puede llegar a niveles impredecibles La llegada de Diego Armando Maradona revolucionó la televisión y, por si fuera poco, puso el dedo en la llaga en las mediciones del rating. Mucha agua ha pasado debajo del puente, pero lejos de aplacarse los cuestionamientos sobre los números de audiencia con el "10" se reactivó la polémica que, ahora, puede alcanzar grados impredecibles.
El miércoles a la noche la ex esposa de Diego, Claudia Villafañe, en el living de Susana Giménez (que protagonizó un hecho inédito en la tele de promocionar en su ciclo el programa-tanque de la competencia y, para el colmo de los colmos, esa noche la diva confirmó su presencia mañana en el envío de "La noche del 10") sin pelos en la lengua tiró la primera piedra que podría generar un gran escándalo.
"El programa de Diego midió 29.6. Pero, ¿vos sabés que yo no creo en ese número porque todo el mundo vio a Diego? ¡No conozco a uno que no lo haya visto", contó Claudia en el prime time de Telefé. Susana asintió a la ex del futbolista y habría hecho caso omiso a una advertencia de la emisora de San Cristóbal cuyas más altas autoridades, según dijo Jorge Rial en "Intrusos" el mismo miércoles pero a la tarde, le habrían pedido que conserve el bajo perfil y que deje de quejarse por las cifras de Ibope.

LAS DIFERENCIAS

Lo cierto es que los números del lunes de Ibope fueron distintos al que realizó la empresa Aresco que dirige el sociólogo Julio Aurelio que suele hacer mediciones por encargo para algunos canales de aire y productores. Ibope trabaja con el sistema de People-Meter (aparato que se coloca en el televisor para registrar qué se ve y quiénes ven) y es la única empresa autorizada por la Cámara de Control de Medición de Audiencia, entidad que sin embargo no homologa los resultados. Aurelio acostumbra realizar mediciones para canales y productores -con el sistema de llamados telefónicos- que por lo general quedan en el ámbito privado. Pero esta vez se difundieron los guarismos y las diferencias con Ibope son llamativas.
Una de las mayores diferencias sucedió en la franja de las 23 a las 24, cuando aparecieron Pelé con Maradona y Xuxa con Tinelli. Aurelio midió 37 puntos para "La noche del 10" mientras que Ibope 29,6. En tanto, para "Showmatch" registró para el primero 20,7 y 25,2 para el segundo. Casi 8 puntos de diferencia hay entre las empresas para el programa del 10. No es para menos este gran bache, cuando un punto equivale 100.000 espectadores.
Aurelio sólo midió la franja de las 22 a las 24. La película "Harry Potter y la piedra filosofal" terminó a las 22.36 y luego vino otro filme "Scary Movie" que hizo bajar notoriamente el rating de Telefé. Según Aresco de 22 a 23 la emisora de San Cristóbal promedió 17,9 y según Ibope 25.4. En cuanto a Tinelli casi no hubo diferencias (Aresco 22,9, Ibope 23,3). Con Maradona sí notó la diferencia en las mediciones de ambas empresas: Aresco marcó 36,5 e Ibope, 32,4.
Señoras y señores la pelea por el rating promete tener otros ribetes con el ingreso de Maradona a la pantalla chica en un río ya revuelto. Julio Aurelio ya arrojó la primera piedra de la discordia: "Nosotros hicimos las mediciones por nuestra cuenta y riesgo. Ahí están los resultados. Ahora que se maten los productores y lo canales de televisión por conocer los datos más cercanos a la realidad".

EL RATING A PUNTO DE ESTALLAR

A los históricos enemigos acérrimos de Ibope (Jorge Rial; el dueño de la productora Pensado Para Televisión (PPT), Diego Gvirtz, responsable de los ciclos "Indomables" y "TVR" que hasta julio emitió América), este año se acaba de sumar un peso-pesado: Susana Giménez, quien desde junio ya no le gana a Tinelli.
El primer tropezón de Su fue el 9 de junio, cuando cayó por 29 a 22 frente a "Showmatch". Luego Tinelli pasó como una aplanadora con 30 puntos de promedio. El colmo de la diva fue cuando el 25 de julio hace una de las mediciones más bajas de su historia en la pantalla chica: 14,9. Ese día Marcelo se disparó a 30,6. En aquel entonces trascendió que Susana habría encargado a una empresa de medición de audiencias -mediante el sistema telefónico- chequear los números de Ibope.
Al respecto Susana sólo dijo que "en los primeros dos ganaba yo". En algún momento habría trascendido que la diva iba a hacer pública las mediciones que encargó, pero nunca sucedió. Es más, el miércoles último Jorge Rial en su programa "Intrusos en el espectáculo" contó que "Susana habría recibido la orden de las más altas autoridades de Telefé de no cuestionar ni polemizar con Ibope sobre los números del rating". Similar advertencia le habrían hecho cuando invitó a Claudia Villafañe.
El 28 de julio pasado a propósito de una conferencia de prensa donde Ibope presentó una herramienta -el Teleview- que proporcionar un mayor análisis de las cifras, se preguntó sobre la caída de Susana y los disertantes de Ibope contestaron a coro: "Nosotros medimos qué se mirá y no por qué se mira". Otro de los comentarios fue que "ahora se queja porque pierde y en los diez años que estamos haciendo mediciones nunca dijo nada".
La voz cantante de Gvirtz e integrante del staff de "Indomables", Diego Fuks, salió en defensa de la diva: "Yo creo que América y Canal 13 están penalizados por Ibope. Yo creo que hay un gran negocio detrás de todo esto. Hay cosas turbias a las cuales no alcanzo porque soy un tipo que está en el llano. Hay cosas complicadas. Cuando Susana dice que no puede haber perdido la mitad de la audiencia en un mes, me parece que tiene razón. Nadie pierde así en un mes. No creo en Ibope, ellos dejaron a mucha gente sin laburo por un sistema inoperante, caduco y con cosas muy sospechosas".

Críticas

Televisión

Sobre el rating

(Gustavo Noriega)

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

El año 2004 fue el de la consagración del rating como el arbitro definitivo de la televisión argentina, no solo determinando los programas que permanecen en la grilla de los canales sino el momento y la forma en que estos se ponen en pantalla. Se modificaron sus horarios, días de emisión, fueron reemplazados imprevistamente por películas y hasta se adaptaron sus tramas a las conveniencias del momento: la revelación de travestismo, el primer beso, el casamiento, nada se desarrolla en función de la fluidez natural del relato sino de lo que hace el canal competidor y, en definitiva, de lo que van a señalar las planillas de Ibope a la mañana siguiente. Los responsables de la programación de los canales, especialmente Claudio Villarroel por Telefé y Adrián Suar por Canal 13, están jugando un peligroso juego por ser el número uno, como si solo eso importara. En lo que va del año, ganaron y perdieron alternativamente (aunque siempre con predominio de Telefé) pero en el camino hicieron añicos su credibilidad. Ignoran así lo que los viejos popes del medio siempre supieron: que el de la televisión puede ser perfectamente un juego en el que todos ganan y que la ansiedad por un ilusorio y efímero podio puede ser el que provoque las verdaderas heridas, no solo a los contendientes sino al sistema mismo. La locura por el rating no es privativa de los grandes jerarcas. Los medios lo han impuesto como un tema de conversación público, aunque solo sea un asunto que concierne directamente a anunciadores y productores e indirectamente a los asalariados del sistema. No hay crítica o comentario de un nuevo programa aparecido en diarios, revistas o sites de internet que no incluya como dato la famosa medición y que no dedique una buena porción de su espacio a analizar quién le ganó a quién. Es un fenómeno parecido al del cine donde también en los últimos años se impuso la costumbre de dar como información relevante la taquilla de cada película. No hay otras áreas del consumo en donde este dato sea tenido en cuenta por el público: baste aplicar esa idea al consumo de golosinas, ropa, bebidas o comida para comprender que se trata de algo burdo. Pero si bien las mediciones de audiencia han pasado a ocupar un lugar un poco desproporcionado y ridículo, las consecuencias culturales de esta moda, en cambio, son más graves. Los programas más vistos y las películas con más público son las que "hay que ver". Así, los más grandes y poderosos, los que tienen los medios para publicidad y las influencias periodísticas para crear expectativa, estiran sus diferencias con respecto al resto. Y en este resto pueden habitar programas y películas que buscan su público de una forma menos directa o que no pretenden interpelar a todos. El endiosamiento del rating, como todo culto al éxito numérico, tiende a achicar la diversidad de la oferta cultural haciendo que el mundo sea un lugar más pobre.Lo más sorprendente de esta devoción es que su ídolo, el rating medido por la empresa Ibope, es un número bastante fantasmal, apenas una estimación probabilística realizada por una empresa que no parece reunir las condiciones para ser un referente externo independiente e irreprochable. Para medir el rating, Ibope toma a 720 hogares, que representan a los tres millones de hogares que existen en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. En cada uno de esos hogares hay un aparato conectado a cada televisor -el meter-- que registra una vez cada minuto el canal que se está sintonizando. La información es enviada telefónicamente a Ibope, donde se procesa. El sistema es más preciso que el relevamiento telefónico ya que registra exactamente el canal sintonizado y el tiempo en que este permanece en pantalla. La cantidad y las características de las personas en el hogar que están viendo la televisión en cada momento también es relevado aunque de forma menos precisa. La mayor desventaja del sistema de meters reside en su costo, lo cual obliga a reducir el tamaño de la muestra lo máximo posible. En cambio los llamados telefónicos son realizados de a miles, aunque la veracidad del dato recogido, así como la información sobre las características del hogar, presentan un grado mucho más alto de error. El tamaño no es todo: de una muestra pequeña se pueden obtener estimaciones generales bastante buenas si ésta está diseñada en forma extraordinariamente cuidadosa, lo cual es imposible de saber si este es el caso. La desagregación que Ibope presenta dos días después, descomponiendo la información de acuerdo a las características de los espectadores, en cambio, con ese tamaño muestral resulta bastante temeraria. El problemas del sistema de muestreo, cualquiera sea el que se use, es que se habla con certeza de un número cuando en realidad se trata de un intervalo numérico con una probabilidad asociada. Cuando Ibope dice que un programa tuvo un rating de, por ejemplo, 14.2, lo más correcto sería decir que, con una confianza del 95 %, el programa midió entre 13.9 y 14.5, lo cual es ciertamente es mucho menos glamoroso. La amplitud del intervalo numérico elegido como ejemplo es inventado por la sencilla razón de que Ibope no da a conocer los intervalos ni el error probabilístico. La empresa no ofrece material de consulta sobre metodología y una consulta sobre el tema convirtió un intercambio de mails fluido en un silencio de dos semanas. De todas maneras y para dar un ejemplo, cualquier estadístico estaría de acuerdo en que el siguiente párrafo, extraído del site television.com.ar, no tiene el menor sentido. Refiriéndose a los ratings de una determinada franja horaria informan: "Telefe quedó tercero en la franja de la primera tarde (12 a 16 hs.) con un promedio de 10.8. Primero está Canal 9 con 11.9 y segundo Canal 13 con 11.1." Como los números están tan cercanos y no se sabe la amplitud de los intervalos, estos pueden superponerse y en realidad el que está tercero sea el primero, o el segundo, o cualquier otra combinación.Otra crítica que se le hace a Ibope tiene que ver con el hecho de que es la única medición existente: se objeta su carácter monopólico. En parte, esto tiene que ser necesariamente así: los contratos que se firman entre anunciantes y productoras se tienen que basar en un único referente externo que determine la cantidad de personas que ven el programa para evaluar el costo de la publicidad. Si hubiera -como ya hubo—más de una medición, establecer cuál de ellas se utiliza como parámetro generaría más de un problema. Por lo tanto no está mal que haya un número oficial. Se puede comparar la necesidad de una única medida con la función del Indec como proveedora de estadísticas oficiales confiables: los contratos de alquiler o de trabajo rigen sus modificaciones de acuerdo con la tasa de inflación dada a conocer por el organismo oficial. Si hubiera más de una tasa --como sucedió hace un tiempo en Brasil-- sería complicado para las partes llegar a un acuerdo.Pero el Indec se convirtió un referente firme para la actividad económica por dos motivos. Uno es la evidencia empírica. Siempre que una consultora calculó por sus medios la actividad laboral o la inflación, los números convergieron con los del organismo. Sintomáticamente, los únicos que cuestionaron la labor del Indec en los últimos tiempos fueron los ministros de Economía, desde Martínez de Hoz hasta Roberto Lavagna, lo cual, obviamente, no es más que una medalla de honor para el organismo. Y la base de esa falta de cuestionamiento público es, además de la idoneidad de sus técnicos, la reconocida independencia con que se maneja. No hay intereses comunes entre Indec como prestador de servicios y los usuarios de esos servicios (salvo el gobierno: para que la labor del Indec sea realmente inobjetable por principio y no solo por la ética de trabajo de sus técnicos, debería ser un organismo autárquico, con plena autonomía del poder político). Pero aún así, el Indec brinda estadísticas confiables y sus números funcionan para la actividad económica como un referente duro.Ibope no cumple con ninguna de estas dos condiciones, ni la validación en la práctica al ser comparada con otras mediciones ni la de su independencia de intereses. En primer lugar, cada vez que se realizó una medición paralela, los resultados difirieron con los suyos. La Cámara de Control de Medición de Audiencias (CCMA) realizó en 2001 y 2003 los llamados "coincidentales", mediciones de rating realizadas telefónicamente. Estos siempre mostraron una marcada diferencia con los números de Ibope. Pero estas discrepancias no estaban repartidas en toda la grilla sino focalizadas en la programación de América en general y la noche de Canal 13, donde Ibope medía mucho menos que los coincidentales. Hay consideraciones técnicas que pueden explicar estas diferencias sin necesidad de suspicacias, como el hecho de que las muestras telefónicas relevan hogares socioeconómicamente más altos que una muestra que incluye hogares con y sin teléfono. Pero lo cierto es que Ibope no cuenta con otra medición independiente que lo valide. Es necesario recalcar la necesidad de que exista otra que corrobore los datos y para eso no hay mejor ejemplo que el de las consultoras que miden intención de voto. En estos casos hay una instancia definitiva que es la del día de la elección. Allí, las consultoras exponen sus números -que vienen compitiendo entre sí-- a ese veredicto inapelable que es el de las urnas. Viene a cuento recordar el caso de Javier Otaegui, el encuestador del programa de Mariano Grondona, que pronosticó el trunfo en la provincia de Buenos Aires de Federico Storani por sobre Eduardo Duhalde. Otaegui quedó sin trabajo al día siguiente de la elección. La competencia entre las distintas consultoras y una instancia externa e inapelable, como la del día de la elección, han llevado a las encuestas de intención de voto a un grado de refinamiento que está haciendo ocioso el recuento final de sufragios. Aun así, las encuestadores participan de una cultura respetuosa de las limitaciones probabilísticas de su metodología y frecuentemente no se arriesgan a dar un veredicto a menos de que la diferencia entre competidores sea mucha. En el caso del rating no puede haber una instancia definitiva como en las elecciones, por lo tanto, la única posibilidad de validación es que otras mediciones coincidan con la suya. La falta de una medición paralela a Ibope que ratifique sus números es una debilidad muy grande de la empresa.El segundo gran problema que tiene Ibope es que no puede ser un referente externo al mundo que está evaluando ya que de alguna manera es juez y parte. Ibope es una empresa brasileña con sede en Río de Janeiro que forma parte de un gigantesco conglomerado llamado WPP. De origen británico, WPP se ha convertido en la más grande empresa de servicios de marketing del mundo. La mayor parte de sus empresas son agencias de publicidad y entre sus destacados nombres se encuentran las firmas Ogilvy, Walter Thompson y otras. Siendo Ibope quien determina los costos de la publicidad (ya que cotizan en puntos de rating) y considerando que esas campañas podrían llegar a ser ejecutadas por esas mismas empresas, queda claro que la incompatibilidad es absoluta.Lamentablemente, la tendencia a que sean las medidoras de audiencia asociadas a agencias de publicidad las que midan el rating se hace global. Otra división de WPP, Kantar, ha firmado un acuerdo con la medidora Nielsen, quien hace las mediciones en EE.UU., para brindar el servicio de cálculo de ratings en más de treinta países, que incluyen a Australia, China y el Reino Unido. Así, puede verse la experiencia de Ibope, midiendo en América Latina, como un experimento previo al desembarco en el Primer Mundo.De esta manera se ve que los cuestionamientos tradicionales hechos a Ibope no son necesarios para impugnar su lugar desmesurado en el medio televisivo argentino. No se trata de sospechar irregularidades muy difíciles de comprobar y que nos hacen caer otra vez en la cultura de la cámara oculta. Se trata de establecer parámetros de objetividad y funcionamiento, de regularidad y claridad en los procedimientos. La metodología utilizada por Ibope es probablemente la correcta, o por lo menos, una de las metodologías posibles. Pero no expone sus resultados con la prudencia que una medición probabilística amerita, no es validada externamente y, último pero demoledor, forma parte de un conglomerado comercial que tiene claros intereses en el valor de la publicidad. ¿Cuál es la salida a este embrollo? El medio televisivo necesita las mediciones de audiencia, más allá de que su importancia hay sido inflada a niveles intolerables. No hace mucho, el director del COMFER, Julio Bárbaro, evaluó la posibilidad de que sea el Estado, a través del Indec, el que se haga cargo de las mismas o controle a la empresa. Pero la fabulosa torta publicitaria que maneja la televisión -en definitiva, el origen de todos los entuertos—lleva su carga de sospecha y recelo donde vaya. Su manejo por parte del Indec probablemente sería más perjudicial para el propio organismo que beneficioso para el ambiente de la televisión. El debate está abierto.

Rating polémico


IBOPE vuelven a medir la audiencia de TV y luego de tres semanas de negociaciones, Ibope volverá a registrar el rating de la radio y la TV. La decisión llega luego de un acuerdo entre la empresa y la entidad que controla las mediciones de audiencia.
Luego de tres semanas de intensas negociaciones, la Cámara de Control de Medición de Audiencia (CCMA) e Ibope Argentina S.A. acordaron la reimplementación de la medición del rating, cuya ausencia mantuvo desorientada a toda la industria televisiva y radiofónica argentina. En un comunicado, la CCMA informó el miércoles que para las mediciones "se utilizará un panel de emergencia de aproximadamente 500 hogares equipados con people-meters y los ratings serán divulgados a las 48 horas, debido a las medidas adicionales de control que introducirá la propia empresa". "Por su parte -agrega el comunicado-, la CCMA, a través de su comisión técnica y sus auditores, implementará procedimientos para monitorear la razonabilidad de las mediciones". La aclaración no es menos importante. Sucede que la polémica se desató cuando se dio a conocer la identidad de 200 de los 800 hogares en los que Ibope medía el rating a través de people-meters y ante una denuncia por la manipulación de cifras de audiencia. El compromiso firmado por la CCMA e Ibope, que siempre rechazó la acusación, también establece que se debe descartar los 200 hogares del conflicto y que hasta el próximo 30 de septiembre tendrá que ampliar su muestra a 700 hogares de Capital Federal y Gran Buenos Aires. La ausencia de medición de audencia mantenía en estado de alerta a los canales de TV. Muchas emisoras se mantuvieron reacias a hacer modificaciones sustanciosas en sus grillas al no poder tener -mal que mal- un parámetro que indicara su repercusión. Así, Canal 13 y Telefé retrasaron los estrenos de los programas Chicas de la calle, Disputas y Los simuladores, respectivamente

LOCOS POR EL RATING

(Publicado en TXT en agosto 2004)

El año 2004 fue el de la consagración del rating como el arbitro definitivo de la televisión argentina, no solo determinando los programas que permanecen en la grilla de los canales sino el momento y la forma en que estos se ponen en pantalla. Se modificaron sus horarios, días de emisión, fueron reemplazados imprevistamente por películas y hasta se adaptaron sus tramas a las conveniencias del momento: la revelación de travestismo, el primer beso, el casamiento, nada se desarrolla en función de la fluidez natural del relato sino de lo que hace el canal competidor y, en definitiva, de lo que van a señalar las planillas de Ibope a la mañana siguiente. Los responsables de la programación de los canales, especialmente Claudio Villarroel por Telefé y Adrián Suar por Canal 13, están jugando un peligroso juego por ser el número uno, como si solo eso importara. En lo que va del año, ganaron y perdieron alternativamente (aunque siempre con predominio de Telefé) pero en el camino hicieron añicos su credibilidad. Ignoran así lo que los viejos popes del medio siempre supieron: que el de la televisión puede ser perfectamente un juego en el que todos ganan y que la ansiedad por un ilusorio y efímero podio puede ser el que provoque las verdaderas heridas, no solo a los contendientes sino al sistema mismo.

La locura por el rating no es privativa de los grandes jerarcas. Los medios lo han impuesto como un tema de conversación público, aunque solo sea un asunto que concierne directamente a anunciadores y productores e indirectamente a los asalariados del sistema. No hay crítica o comentario de un nuevo programa aparecido en diarios, revistas o sites de internet que no incluya como dato la famosa medición y que no dedique una buena porción de su espacio a analizar quién le ganó a quién. Es un fenómeno parecido al del cine donde también en los últimos años se impuso la costumbre de dar como información relevante la taquilla de cada película. No hay otras áreas del consumo en donde este dato sea tenido en cuenta por el público: baste aplicar esa idea al consumo de golosinas, ropa, bebidas o comida para comprender que se trata de algo burdo. Pero si bien las mediciones de audiencia han pasado a ocupar un lugar un poco desproporcionado y ridículo, las consecuencias culturales de esta moda, en cambio, son más graves. Los programas más vistos y las películas con más público son las que "hay que ver". Así, los más grandes y poderosos, los que tienen los medios para publicidad y las influencias periodísticas para crear expectativa, estiran sus diferencias con respecto al resto. Y en este resto pueden habitar programas y películas que buscan su público de una forma menos directa o que no pretenden interpelar a todos. El endiosamiento del rating, como todo culto al éxito numérico, tiende a achicar la diversidad de la oferta cultural haciendo que el mundo sea un lugar más pobre.

Lo más sorprendente de esta devoción es que su ídolo, el rating medido por la empresa Ibope, es un número bastante fantasmal, apenas una estimación probabilística realizada por una empresa que no parece reunir las condiciones para ser un referente externo independiente e irreprochable. Para medir el rating, Ibope toma a 720 hogares, que representan a los tres millones de hogares que existen en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. En cada uno de esos hogares hay un aparato conectado a cada televisor -el meter-- que registra una vez cada minuto el canal que se está sintonizando. La información es enviada telefónicamente a Ibope, donde se procesa. El sistema es más preciso que el relevamiento telefónico ya que registra exactamente el canal sintonizado y el tiempo en que este permanece en pantalla. La cantidad y las características de las personas en el hogar que están viendo la televisión en cada momento también es relevado aunque de forma menos precisa.

La mayor desventaja del sistema de meters reside en su costo, lo cual obliga a reducir el tamaño de la muestra lo máximo posible. En cambio los llamados telefónicos son realizados de a miles, aunque la veracidad del dato recogido, así como la información sobre las características del hogar, presentan un grado mucho más alto de error. El tamaño no es todo: de una muestra pequeña se pueden obtener estimaciones generales bastante buenas si ésta está diseñada en forma extraordinariamente cuidadosa, lo cual es imposible de saber si este es el caso. La desagregación que Ibope presenta dos días después, descomponiendo la información de acuerdo a las características de los espectadores, en cambio, con ese tamaño muestral resulta bastante temeraria.

El problemas del sistema de muestreo, cualquiera sea el que se use, es que se habla con certeza de un número cuando en realidad se trata de un intervalo numérico con una probabilidad asociada. Cuando Ibope dice que un programa tuvo un rating de, por ejemplo, 14.2, lo más correcto sería decir que, con una confianza del 95 %, el programa midió entre 13.9 y 14.5, lo cual es ciertamente es mucho menos glamoroso. La amplitud del intervalo numérico elegido como ejemplo es inventado por la sencilla razón de que Ibope no da a conocer los intervalos ni el error probabilístico. La empresa no ofrece material de consulta sobre metodología y una consulta sobre el tema convirtió un intercambio de mails fluido en un silencio de dos semanas. De todas maneras y para dar un ejemplo, cualquier estadístico estaría de acuerdo en que el siguiente párrafo, extraído del site television.com.ar, no tiene el menor sentido. Refiriéndose a los ratings de una determinada franja horaria informan: "Telefe quedó tercero en la franja de la primera tarde (12 a 16 hs.) con un promedio de 10.8. Primero está Canal 9 con 11.9 y segundo Canal 13 con 11.1." Como los números están tan cercanos y no se sabe la amplitud de los intervalos, estos pueden superponerse y en realidad el que está tercero sea el primero, o el segundo, o cualquier otra combinación.

Otra crítica que se le hace a Ibope tiene que ver con el hecho de que es la única medición existente: se objeta su carácter monopólico. En parte, esto tiene que ser necesariamente así: los contratos que se firman entre anunciantes y productoras se tienen que basar en un único referente externo que determine la cantidad de personas que ven el programa para evaluar el costo de la publicidad. Si hubiera -como ya hubo—más de una medición, establecer cuál de ellas se utiliza como parámetro generaría más de un problema. Por lo tanto no está mal que haya un número oficial. Se puede comparar la necesidad de una única medida con la función del Indec como proveedora de estadísticas oficiales confiables: los contratos de alquiler o de trabajo rigen sus modificaciones de acuerdo con la tasa de inflación dada a conocer por el organismo oficial. Si hubiera más de una tasa --como sucedió hace un tiempo en Brasil-- sería complicado para las partes llegar a un acuerdo.

Pero el Indec se convirtió un referente firme para la actividad económica por dos motivos. Uno es la evidencia empírica. Siempre que una consultora calculó por sus medios la actividad laboral o la inflación, los números convergieron con los del organismo. Sintomáticamente, los únicos que cuestionaron la labor del Indec en los últimos tiempos fueron los ministros de Economía, desde Martínez de Hoz hasta Roberto Lavagna, lo cual, obviamente, no es más que una medalla de honor para el organismo. Y la base de esa falta de cuestionamiento público es, además de la idoneidad de sus técnicos, la reconocida independencia con que se maneja. No hay intereses comunes entre Indec como prestador de servicios y los usuarios de esos servicios (salvo el gobierno: para que la labor del Indec sea realmente inobjetable por principio y no solo por la ética de trabajo de sus técnicos, debería ser un organismo autárquico, con plena autonomía del poder político). Pero aún así, el Indec brinda estadísticas confiables y sus números funcionan para la actividad económica como un referente duro.

Ibope no cumple con ninguna de estas dos condiciones, ni la validación en la práctica al ser comparada con otras mediciones ni la de su independencia de intereses.

En primer lugar, cada vez que se realizó una medición paralela, los resultados difirieron con los suyos. La Cámara de Control de Medición de Audiencias (CCMA) realizó en 2001 y 2003 los llamados "coincidentales", mediciones de rating realizadas telefónicamente. Estos siempre mostraron una marcada diferencia con los números de Ibope. Pero estas discrepancias no estaban repartidas en toda la grilla sino focalizadas en la programación de América en general y la noche de Canal 13, donde Ibope medía mucho menos que los coincidentales. Hay consideraciones técnicas que pueden explicar estas diferencias sin necesidad de suspicacias, como el hecho de que las muestras telefónicas relevan hogares socioeconómicamente más altos que una muestra que incluye hogares con y sin teléfono. Pero lo cierto es que Ibope no cuenta con otra medición independiente que lo valide. Es necesario recalcar la necesidad de que exista otra que corrobore los datos y para eso no hay mejor ejemplo que el de las consultoras que miden intención de voto. En estos casos hay una instancia definitiva que es la del día de la elección. Allí, las consultoras exponen sus números -que vienen compitiendo entre sí-- a ese veredicto inapelable que es el de las urnas. Viene a cuento recordar el caso de Javier Otaegui, el encuestador del programa de Mariano Grondona, que pronosticó el trunfo en la provincia de Buenos Aires de Federico Storani por sobre Eduardo Duhalde. Otaegui quedó sin trabajo al día siguiente de la elección. La competencia entre las distintas consultoras y una instancia externa e inapelable, como la del día de la elección, han llevado a las encuestas de intención de voto a un grado de refinamiento que está haciendo ocioso el recuento final de sufragios. Aun así, las encuestadores participan de una cultura respetuosa de las limitaciones probabilísticas de su metodología y frecuentemente no se arriesgan a dar un veredicto a menos de que la diferencia entre competidores sea mucha. En el caso del rating no puede haber una instancia definitiva como en las elecciones, por lo tanto, la única posibilidad de validación es que otras mediciones coincidan con la suya. La falta de una medición paralela a Ibope que ratifique sus números es una debilidad muy grande de la empresa.

El segundo gran problema que tiene Ibope es que no puede ser un referente externo al mundo que está evaluando ya que de alguna manera es juez y parte. Ibope es una empresa brasileña con sede en Río de Janeiro que forma parte de un gigantesco conglomerado llamado WPP. De origen británico, WPP se ha convertido en la más grande empresa de servicios de marketing del mundo. La mayor parte de sus empresas son agencias de publicidad y entre sus destacados nombres se encuentran las firmas Ogilvy, Walter Thompson y otras. Siendo Ibope quien determina los costos de la publicidad (ya que cotizan en puntos de rating) y considerando que esas campañas podrían llegar a ser ejecutadas por esas mismas empresas, queda claro que la incompatibilidad es absoluta.

Lamentablemente, la tendencia a que sean las medidoras de audiencia asociadas a agencias de publicidad las que midan el rating se hace global. Otra división de WPP, Kantar, ha firmado un acuerdo con la medidora Nielsen, quien hace las mediciones en EE.UU., para brindar el servicio de cálculo de ratings en más de treinta países, que incluyen a Australia, China y el Reino Unido. Así, puede verse la experiencia de Ibope, midiendo en América Latina, como un experimento previo al desembarco en el Primer Mundo.

De esta manera se ve que los cuestionamientos tradicionales hechos a Ibope no son necesarios para impugnar su lugar desmesurado en el medio televisivo argentino. No se trata de sospechar irregularidades muy difíciles de comprobar y que nos hacen caer otra vez en la cultura de la cámara oculta. Se trata de establecer parámetros de objetividad y funcionamiento, de regularidad y claridad en los procedimientos. La metodología utilizada por Ibope es probablemente la correcta, o por lo menos, una de las metodologías posibles. Pero no expone sus resultados con la prudencia que una medición probabilística amerita, no es validada externamente y, último pero demoledor, forma parte de un conglomerado comercial que tiene claros intereses en el valor de la publicidad.

¿Cuál es la salida a este embrollo? El medio televisivo necesita las mediciones de audiencia, más allá de que su importancia hay sido inflada a niveles intolerables. No hace mucho, el director del COMFER, Julio Bárbaro, evaluó la posibilidad de que sea el Estado, a través del Indec, el que se haga cargo de las mismas o controle a la empresa. Pero la fabulosa torta publicitaria que maneja la televisión -en definitiva, el origen de todos los entuertos—lleva su carga de sospecha y recelo donde vaya. Su manejo por parte del Indec probablemente sería más perjudicial para el propio organismo que beneficioso para el ambiente de la televisión. El debate está abierto.

IBOPE

EN LA RADIO

ARGENTINA

Capitulo III

IBOPE RADIO

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

Mediciones de Radio

El objetivo del proceso es medir, en un período de tiempo, la audiencia de radio de una población determinada sobre la base de un conjunto de indicadores específicos, para determinar tanto su situación y evolución como aspectos de alcance y frecuencia de una pauta publicitaria semanal.

Metodología

  • Diseño de la muestra: El tipo de muestreo utilizado para la medición de audiencia de radio es por cuotas y polietápico. En la primera etapa se seleccionan teléfonos de hogares particulares en forma sistemática con arranque aleatorio y desde una base de datos de teléfonos para cada área geográfica. En la segunda etapa se selecciona al entrevistado en función de las cuotas establecidas

  • Tamaño de la muestra: En el Área del Gran Buenos Aires (Ciudad de Buenos Aires y suburbios), cuya medición de audiencia de radio se realiza en forma continua todos los días de la semana, se ha establecido una muestra objetivo de 3.500 (tres mil quinientos) casos mensuales para presentar la información como trimestre móvil compuesto por 10.500 (diez mil quinientos) casos. Esto implica que cada informe de medición de audiencia trimestral cuenta con una base de casos entre 1000 y 1500 para cada día de la semana.

  • Instrumento de recolección de datos: Se utiliza un cuestionario estructurado que, según el grado de exposición radial del entrevistado, dura entre 10 y 20 minutos. Se indagan los siguientes temas: frecuencia de exposición al medio radial, hábitos de escucha, audiencia del último mes, audiencia del día de ayer y datos de clasificación.

Este cuestionario es aplicado en entrevistas telefónicas asistidas por computadora (sistema CATI: Computer Assisted Telephone Interview) por el equipo estable de encuestadores de IBOPE Argentina S.A. capacitado especialmente para realizar el estudio de medición de audiencia de radio.

  • Equipo de campo: El Centro de CATI de IBOPE cuenta con un equipo de encuestadores que operan 18 puestos de trabajo todos los días. Dicho equipo cuenta con un Coordinador de CATI quien a su vez tiene un Asistente que realiza la supervisión on line.

Por otra parte, se cuenta con un equipo de supervisión off line que revisa un cierto porcentaje de las encuestas realizadas el día anterior debido a que la totalidad de las mismas son grabadas digitalmente con el fin de tener un mejor control de las entrevistas.

MEDICION DE AUDIENCIA DE RADIO EN CAPITAL FEDERAL Y GBA

Para conocer y medir la audiencia de radio en Capital y Gran Buenos Aires, se utiliza un método probabilístico a través de encuestas telefónicas sobre los datos de escucha del día de ayer. Para esto se utiliza la estructura de CATI (Computer Assisted Telephone Interview), aplicando un cuestionario totalmente estructurado. En el caso de Buenos Aires, a partir de Junio/2002 se están realizando 3500 entrevistas efectivas mensuales. De este modo estamos logrando un total de 10.500 encuestas por trimestre móvil. La muestra está dividida proporcionalmente a la población, y los individuos que participan de la encuesta, están comprendidos por el rango de edad de 12 a 74 años, y son seleccionados aleatoriamente del directorio telefónico de la Capital Federal y de los 24 partidos del Gran Buenos Aires. Los hàbitos de escucha de todos los individuos encuestados son considerados en cualquier situación de escucha como el hogar, la oficina, el auto, etc. Para que la muestra sea proporcional a la población, se controlan cuotas por zona, sexo y edad.- La entrega de los datos de audiencia es mensual promediando trimestres móviles.

EQUIVALENCIA DE UN PUNTO DE AUDIENCIA PARA CAPITAL FEDERAL

En radio: Cada punto de rating representa el 1 % ( uno por ciento) de la población relevada. Considerando que el total individuos de 12 a 74 años es de 8.313.305 individuos, 1 punto de rating en Capital y GBA equivale a 83.133 individuos. La cantidad de personas que respresenta/n uno o más puntos de rating varía de acuerdo al target considerado. NO ES LO MISMO 1 Punto de rating considerando el total individuos, que considerando un target más pequeño, como por ejemplo mujeres de 12 a 74 (bases de población aplicadas a partir de enero/2004).

TAMAÑO DE LA MUESTRA

El tamaño de la muestra es de 10.500 casos distribuidos en 3 meses. Se realizan 3500 encuestas mensuales, obteniendo un promedio de 1500 encuestas para cada día de la semana.

SELECCIÓN DE TELEFONOS PARA LAS ENCUSTAS

En el sistema de Ibope está ingresado el directorio telefónico de los 21 distritos de Capital Federal y los 24 partidos del conurbano bonaerense. A través de un método aleatorio, se seleccionan los números telefónicos a los que cada encuestador deberá llamar. Una vez que se hayan completado todas las llamadas a esos números, se les provee a los encuestadores de otro listado y así sucesivamente.

COMO SE SUPERVISA EL CAMPO

Hay 16 puestos de trabajo instalados en las oficinas de Ibope, los cuales son controlados por un supervisor que a través de un teléfono inteligente monitorea las conversaciones de los encuestadores. Actualmente Ibope Argentina cuenta con un software que permite grabar digitalmente todas las encuestas, de manera que todos los estudios serán accesibles de manera digital, logrando así el control total de la información.

IBOPE piensa en la radio

Con el objetivo de brindar información estratégica y de calidad internacional a sus clientes, IBOPE Argentina anunció el nuevo servicio para la medición de radio, el Radio Reporte Plusä: un software que permite analizar cruces de audiencias, alcance de cada emisora por zona geográfica y por target y tiempos promedios de escucha por emisora y target; entre otras variables.
Radio Reporte Plus está compuesto por tres módulos:
1. Módulo de cruce de audiencias (mapa de competencia): Permite conocer a cada radio con qué otras emisoras comparte su audiencia y en qué proporción lo hace. Además muestra el porcentaje de oyentes exclusivos de cada emisora así como también la cantidad promedio de radios que sus oyentes escuchan.
2. Módulo de alcance: Brinda información estratégica por Zona Geográfica (cómo se distribuye la audiencia por zonas), Penetración de cada radio en cada zona geográfica y Alcance por cuarto de hora (cuántos sintonizan AM/FM, el grado de superposición que hay entre ambas bandas, cuáles son los picos de audiencia, cuántos son oyentes exclusivos de AM y cuántos de FM)
Alcance por radio - Alcance por target - Alcance por radio según target.
3. Módulo de tiempo: Permite analizar básicamente tres variables: el tiempo promedio de escucha diario de cada radio, cantidad promedio de días que es escuchada una radio y el tiempo promedio acumulado de manera semanal.
Estas tres variables además se pueden consultar por emisora, por target y por emisora según target.
Radioreporte Plus ä fue desarrollado por IBOPE Argentina de acuerdo con estándares internacionales de calidad, similares a los que se aplican en países como EE.UU, Inglaterra y Canadá. Este nuevo software brinda a los clientes una mirada estratégica y un análisis inteligente para la toma de decisiones.

IBOPE

CANALES

LIDERES

CAPITULO IV

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'
'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

LA PRENSA HABLA DE LA VICTORIA QUE OBTUVO TELEFE EN ESTE ULTIMO TIEMPO, QUE LO LLEVA A CONVERTIRSE EN EL LIDER, PERO SU POSICION NO ESTA SEGURADA YA QUE LA DIFERENCIA CON SU RIVAL, CANAL 13, ES MINIMA. Y CADA VEZ SE ACERCA MAS A TELEFE YA QUE EN AGOSTO LA DIFERENCIA ERA MAYOR Y EN ESTE MES DE NOVIEMBRE SE ACERCARON LOS PORCENTAJES. EN LAS SIGUIENTES NOTICIAS PUBLICADAS VEREMOS MEJOR COMO SE LEVO A CABO ESTE TRINFU Y QUE PRODUCTOS HIZO QUE ESTO ACONTEZCA. TANTO TELEFE COMO CANAL 13 PRESENTAN PROGRAMAS CON GRANDES PRODUCCIONES Y GRANDES ELENCOS.

Telefé volvió a ganarle al 13

Por quinto mes consecutivo, Telefé ganó en agosto el rating mensual de audiencia según Ibope.

Mientras se discute la credibilidad de Ibope, Telefé volvió a ganar. En agosto último, lideró el rating mensual de audiencia, que se mide entre la apertura y el cierre de la programación. Logró 13 puntos contra 10,8 de su más cercano competidor, Canal 13 y amplió la distancia entre ellos.

En comparación con meses anteriores, Telefé amplió su ventaja -ahora de 2,2 puntos- sobre su colega del barrio de Constitución. Así, la emisora cuya programación diseña Claudio Villarruel, se impuso una vez más al canal de Adrián Suar, que solo le pudo ganar en marzo pasado, cuando marcó 11 puntos contra 10,2. En agosto, Canal 9 siguió ocupando el tercer puesto, ahora con 6 puntos, escoltado por América, con 5,1, y por Canal 7, que marcó 1,9. El reconocido libretista Jorge Maestro asume como asesor de la gerencia de programación de América. Liliana Parodi seguirá, por lo menos por ahora, a cargo de la gerencia. El autor se ocuparía de las ficciones que tiene el canal y de promover nuevos proyectos del rubro. Roberto Monfort, histórico productor de Canal 13 y después jerarca de Canal 7, llevará el programa que ocupará la segunda mañana de Canal 9. El ciclo se emite ahora en Canal 13 bajo el nombre Siempre así y arrancará en el nuevo Canal el lunes 8 a las 9 de la mañana, como Diariamente.

Después de los cambios, ganaron los hermanos

El unitario con Noya y De la Serna le sacó ventaja a "Amas de casa", que tuvo una escena hot a cargo de Romina Gaetani

Después de tantas idas, vueltas y cambios de día y horario, finalmente llegó la noche del jueves y la competencia entre "Hermanos y detectives" y "Amas de casa desesperadas", los dos ciclos que Telefé y Canal 13 eligieron mover en su pelea por acaparar el rating de la franja de las 23.30. Y el envío de Telefé fue el que se quedó con la victoria ayer, ya que midió 26 puntos de rating, contra 18 de "Amas de casa".
Los Rodrigos, Noya y De la Serna, fueron corridos de día (empezaron los miércoles) luego de que el 13 decidiera programar "Amas de casa" los jueves. En una especie de juego del gato y el ratón, parece que Telefé decidió perseguir por la grilla al unitario estrella del 13.
¿Cómo sigue todo? Trascendió que "Amas de casa" podría sumar un día más en pantalla, cumpliendo con el objetivo trazado de arranque. Ante el inminente final de "Mujeres asesinas", el unitario basado en la serie estadounidense podría comenzar a verse dos veces por semana, los martes y los jueves. Y habrá que esperar qué decisión toman en Telefé.
Anoche, el capítulo del "Amas de casa" tuvo su momento hot cuando Romina Gaetani lavó su auto. Ella quiere conquistar a Juan Palomino. Por eso mojó su ropa y ensayó un baile sensual que calentó la pantalla.

Telefé se vuelve a imponer en la guerra del rating

El canal mantiene su liderazgo desde hace 43 meses en la franja de 12 a 24. Sin embargo, Canal 13 achicó las diferencias este mes, a tan sólo 1.2 puntos de su par de las pelotas. La novedad de los últimos días en la pantalla chica es la renovación de la programación.

El crecimiento de Canal 13 de la mano del "Bailando por un sueño" que Marcelo Tinelli armó en "ShowMatch", no impidió que Telefé volviera a coronarse en noviembre como el canal más visto de la televisión argentina, al obtener un promedio de 13.7 puntos para el horario de 12:00 a 24:00 a lo largo de todo el mes, según datos de la consultora Ibope.

Al mismo tiempo, Canal 13 exhibió su levantada en materia de audiencia y al obtener 12.5 promedio para todo el mes achicó las diferencias con el líder a 1.2 puntos, reduciendo incluso la distancia de octubre que había sido de 1.7, y obteniendo la mejor respuesta de audiencia desde junio de 2003.

La otra novedad en materia de audiencia fue la sostenida mejoría de América, que le permitió en noviembre saltar al tercer puesto entre los canales de aire y relegar a Canal 9 al cuarto lugar, en un pronunciado descenso de la emisora de Daniel Hadad que se fue materializando a lo largo del todo el año, después de que en 2005 peleara palmo a palmo el segundo lugar.

La supremacía de Telefé, que mantiene inquebrantable su liderazgo desde marzo de 2003 (43 meses), se sustenta en una pantalla homogénea, que obtiene las máximas diferencias en el horario de 16 a 20.

Mientras que el segmento "prime time" permanece en manos de Canal 13, a caballo de los rendidores desempeños de "ShowMatch" y "Sos mi vida", los dos programas más vistos a lo largo del mes pasado, con 28.2 y 26.8 promedio respectivamente.

De hecho, estos dos ciclos lideraron el encendido 21 de los 22 días hábiles de noviembre, con 18 primeros puestos para el programa de Tinelli, la estrella indiscutida de este final de temporada, y tres para "Sos mi vida". Mientras que la tele comedia de Natalia Oreiro fue segunda 15 veces y "ShowMatch" tres, obteniendo, con estas performances, fuertes diferencias en esa preciada franja horaria.

Otra de las particularidades del mes pasado fue la cantidad de nuevos programas que se pusieron al aire, comenzando por Canal 9 que prácticamente renovó su "prime time" con la salida del aire del humorístico "Palermo Hollywood" y del melodrama "El tiempo no para" y el ingreso de "Bendita TV" (con conducción de Beto Casella), "Doble venganza" y las reposiciones de "Gasalla en pantalla", "Todo por 2 pesos" y "Soy tu fan", entre otros títulos.

Los cambios de programación también incluyeron la pantalla estatal, que en noviembre puso al aire dos progrmas nuevos: "Mañana vemos", con Mex Urtizberea y Carla Chudnovsky y "Dejámelo pensar", con conducción de Sandra Russo y Boy Olmi.

Mientras que Telefé se renovó con la segunda temporada del programa de historia argentina conducido por Mario Pergolini y Felipe Pigna, “Algo habrán hecho” y con la telenovela brasileña “La mestiza”.

LAS COSAS CAMBIAN: CANAL 13 LOGRO SUPERAR A TELEFE SEGÚN IBOPE

No es la primera vez que ocurre en el año. Pero sólo en esta semana Canal 13 se impuso ya dos veces a Telefé en el promedio diario de rating. Fue por unas pocas décimas: 13,9 puntos contra los 13,4 que alcanzó anteayer Telefé. Ya el lunes último, con un prime time apuntalado por los 30,9 puntos de rating y las polémicas varias del "Bailando por un sueño" de ShowMatch, sumados a los 29,1 puntos de la tira de Pol-ka Sos mi vida , Canal 13 logró destronar al líder de su primer puesto. Y anteayer, también gracias a la programación nocturna, repitió la hazaña. ShowMatch hizo 29,1 puntos, y Sos mi vida, 27 puntos, mientras que Montecristo , la telenovela de Telefé, alcanzó 22,9 puntos, y su otra pieza fuerte, la repetición de Casados con hijos , hizo 20,4 puntos. Pero anteayer hubo un nuevo condimento en esta pelea diaria por el mejor promedio del rating: en la denominada primera tarde de Canal 13, esa que tantos dolores de cabeza le dio durante tanto tiempo, también logró imponerse a Telefé. Efectivamente, en la franja de las 12 a las 16, Canal 13 le ganó por una décima a su principal competidor. Hizo 11,3 puntos contra los 11,2 puntos de Telefé. Aunque parece poco, lo cierto es que para Canal 13 es todo un logro. El noticiero del Trece , sumado a la buena performance que está haciendo la dupla de programas de la tarde, Cuestión de peso y Para siempre, ni solos ni solas, le dieron ese pequeño empujón a la emisora que dirige Adrián Suar. La diferencia en el prime time , en cambio, fue muy superior. El promedio que alcanzó Canal 13 entre las 20 y la medianoche fue de 22,4 puntos, contra los 17 que hizo Telefé. Lo cierto es que Canal 13 sólo pudo imponerse a Telefé 19 veces este año, de las cuales nueve fueron días de semana, y el resto, domingos. Y de las nueve veces en día de semana, cuatro corresponden al Mundial de fútbol (el partido amistoso del 30 de mayo y los del 13, 19 y 21 de junio). En noviembre, ya logró superar al líder tres veces: el último viernes (Canal 13 se impuso por 14,1 puntos contra los 14 que logró Telefé), además del lunes y anteayer.

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'
 Los más vistos

Show Match

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

32.6

Sos mi vida

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

27.6

Monte cristo

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

24.3

Casados con hijos 2

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

23.4

Hermanos y Detectives

'Medicin de audiencia, monitoreo e investigacin de medios'

22.8

PROGRAMAS FUERTES SEGÚN IBOPE DE TELEFE Y CANAL 13

Noviembre 2006 SHOW MACH
Rating: Telefe quedó primero pero Tinelli arrasó
El canal sigue manteniendo su inquebrantable liderazgo lugar desde hace 43 meses gracias a una programación homogénea, pero Showmatch y Sos mi vida fueron los programas más vistos del mes y Canal 13 quedó en un cercano segundo puesto. América le ganó al 9. Encuesta: ¿cuál fue "el" programa del año?

Tinelli terminó el mes con Maradona presidiendo el jurado de Bailando por un sueño.

El crecimiento de Canal 13 de la mano del Bailando por un sueño que Marcelo Tinelli armó en Showmatch, no impidió que Telefe volviera a coronarse en noviembre como el canal más visto de la televisión, al obtener un promedio de 13.7 puntos para el horario de 12 a 24, según datos de Ibope. Al mismo tiempo, Canal 13 levantó su audiencia y al obtener 12.5 promedio achicó las diferencias con el líder a 1.2 puntos, reduciendo incluso la distancia de octubre que había sido de 1.7, y obteniendo la mejor respuesta de audiencia desde junio de 2003. La supremacía de Telefe, que mantiene inquebrantable su liderazgo desde marzo de 2003 (43 meses), se sustenta en una pantalla homogénea, que obtiene las máximas diferencias en el horario de 16 a 20 y compite en el horario de la noche con dos éxitos: Casados con hijos y Montecristo. Sin embargo, el segmento prime time permanece en manos de Canal 13, a caballo de los rendidores desempeños de Showmatch y Sos mi vida, los dos programas más vistos a lo largo del mes pasado, con 28.2 y 26.8 promedio respectivamente. De hecho, estos dos ciclos lideraron el encendido 21 de los 22 días hábiles de noviembre, con 18 primeros puestos para el programa de Tinelli, la estrella indiscutida de este final de temporada, y tres para Sos mi vida. Mientras que la telecomedia de Natalia Oreiro fue segunda 15 veces y Showmatch tres, obteniendo, con estas performances, fuertes diferencias en esa preciada franja horaria.

NOVIEMBRE 2006 MONTECRISTO

la novela protagonizada por Pablo Echarri y Paola Krum, figura entre los ciclos con más alto rating de la TV argentina durante este año. La planilla de medición de audiencia registra la cantidad de televisores encendidos y el canal en el que están sintonizados. Hasta allí, un asunto que condiciona los movimientos de la industria de la televisión y la publicidad. En la sociedad, en cambio, cuando se apaga el televisor se enciende el verdadero poder de la TV: su capacidad para instalar los temas en la agenda colectiva. En palabras del teórico francés Dominique Wolton, “la televisión es un formidable instrumento de comunicación entre los individuos. Lo más importante no es lo que se ha visto, sino el hecho de hablar de lo que se ha visto. La televisión es un objeto de conversación. La televisión es la única actividad que crea un lazo entre los ricos y los pobres, los jóvenes y los viejos, los habitantes rurales y los urbanos. Todo el mundo mira la televisión y habla de lo que ha visto. ¿Qué otra actividad es hoy día tan transversal?”

Medido con la vara de las charlas compartidas, a Montecristo le corresponde la virtud de haber puesto en boca de los argentinos la apropiación de niños durante la última dictadura militar y la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo, empeñadas en recuperar a sus nietos para devolverles la identidad robada. Pero la influencia social de la novela fue más allá de las palabras y se tradujo en hechos: desde su estreno, se triplicó la cantidad de jóvenes que llaman a la sede de Abuelas con el objetivo de confirmar o desechar la corrosiva sospecha de ser hijos de desaparecidos. El caso de Marcos Suárez, el nieto número 85 recuperado por las Abuelas, es elocuente: el 22 de junio último por la mañana se había hecho el análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand para saber si era hijo de Hugo Suárez y María Rosa Vedota, ambos desaparecidos a manos del terrorismo de Estado. Esa misma noche, mientras miraba Montecristo, el corazón de Marcos dio un respingo. En una escena grabada en la casa de las Abuelas, la cámara enfocaba en primer plano la foto de uno de los tantos bebés buscados: ese bebé era él, Marcos, nacido el 20 de diciembre de 1975. A su mamá la desaparecieron en octubre de 1976; a su papá lo secuestraron en diciembre del mismo año. Una enfermera lo anotó como hijo propio, le ocultó la verdad y se llevó a la tumba el secreto que finalmente develó el examen de ADN.

Escrita por Adriana Lorenzón y Marcelo Camaño, la telenovela producida por Telefé Contenidos toma como disparador El conde de Montecristo, la obra de Alejandro Dumas, para construir una versión libre de esa historia de traición y venganza. Adaptada a la realidad argentina, el personaje de Santiago (Pablo Echarri), víctima de un siniestro plan de su amigo Marcos, después de pasar diez años en una prisión de Marruecos regresa a Buenos Aires decidido a vengarse. Aquí lo espera más espanto: su antigua novia, Laura (Paola Krum), está casada con Marcos, es hija de desaparecidos y fue criada por un torturador, Lisandro (Roberto Carnaghi).

“En la Argentina ya se había escrito mucho sobre los desaparecidos y la apropiación de niños, pero el mensaje no se transmitía más que al sector de los interesados en el tema -sostiene Adriana Lorenzón-. El acierto de Montecristo fue tocar el tema en un género tan popular como es la telenovela. Eso nos permitió llegar a muchos ciudadanos para quienes la tarea de Abuelas no formaba parte de su vida cotidiana. A raíz del programa, esa gente incluyó esa realidad en sus conversaciones.”

INDICE

  • Portada_________________________________1

  • Introducción_____________________________2 . la tv hoy

  • Capitulo I_______________________________3

Grupo Ibope

Mediones

Ibope Aires y el interior del pais

  • Capitulo II_____________________________18

Conflictos para Ibope

  • Capitulo III ____________________________33

Grupo Ibope enla radio Argentina

  • Capitulo IV_____________________________38

Canales Lideres

5