Medicina Familiar

Práctica y Disciplina. Ciclo Vital Familiar. Ritmo Biológico del Día. Vivienda. Alimentación. Recursos e Instrumentos. Modelos Asistenciales

  • Enviado por: Familia Castiblanco Rojas
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 16 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Diferencial Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

Lógica y Conjuntos
Lógica y Conjuntos
En este de curso de Lógica y Conjuntos estudiaremos fundamentos de la lógica matemática, lo cual...
Ver más información

publicidad

MEDICINA FAMILIAR

1. LA MEDICINA FAMILIAR COMO PRÁCTICA Y DISCIPLINA

La medicina familiar se considera de manera integral, tanto en su dimensión de disciplina como de aplicación práctica, en el cuidado de las personas. Este enfoque integral y holístico trasciende del modelo biomédico tradicional prevaleciente, que se basa en la atención fraccionada a las personas, más en la enfermedad que en la salud, y con el cual han sido educados los profesionales sanitarios colombianos hasta la fecha.

La medicina familiar, como práctica ha sido ejercida desde hace muchos años en

los diferentes continentes; sin embargo, en América se constituye como especialidad en 1969; en la actualidad, en Colombia, se encuentra en estudio para ser incorporada como un programa de especialización para los profesionales médicos.

Para el estudio de la medicina familiar se debe tener en cuenta el ciclo vital individual, donde se pueden observar una serie de cambios sucesivos que presenta el ser humano, a lo largo de su desarrollo cronológico, desde su etapa neonatal hasta la etapa de adulto mayor.

Estos cambios incluyen los aspectos del desarrollo cognitivo, psicosocial y sexual, como tareas evolutivas a ser complementadas a la finalización de cada etapa y como preparación saludable para enfrentar la siguiente. Así mismo, es importante analizar el ciclo vital familiar, el cual hace referencia a una serie de eventos recurrentes que suceden en el tiempo.

  • CICLO VITAL FAMILIAR

  • Cuando se habla de ciclo vital familiar se incluye una sucesión de fenómenos en los cuales un proceso es completado. La familia atraviesa por un proceso conformado por diferentes etapas que van desde formación, expansión, consolidación, apertura postparental y disolución de la misma, cuando muere uno de los cónyuges.

    Estas etapas están a su vez conformadas por fases y estadios que permiten la comprensión más clara de cada una de ellas.

  • CONCEPTOS

  • Son entonces, muchos los conceptos que se deben abordar en el tema de la medicina familiar. Trataremos de retomar algunos.

    1.2.1 Vida familiar sana

    Estamos en medio de una vida familiar que es origen constante de alegrías diarias, felicidad duradera y buena salud, o también... de todo lo contrario. Aunque nuestra vivienda fuera la más agradable; aunque las habitaciones pudieran estar equipadas tan ejemplarmente como fuera posible imaginar, todo esto no serviría de nada si no fuera capaz de inspirar inmediatamente el espíritu de “nuestro hogar”. Desavenencias, tiranteces, riñas, penas y peleas en algunas casas, han producido ya algún enfermo o, si ya los había de antemano, los ha mandado precozmente al otro mundo. En cambio, la armonía y concordia radica la condición previa bajo la que se puede desenvolver una familia feliz. Y por supuesto, que tampoco quedan una ni otra en último lugar como correctas condiciones previas para un sano desarrollo espiritual y psíquico de los niños.

    1.2.2 Ritmo biológico del día

    Al finalizar el día, todos necesitamos medidas especiales de recogimiento y relajación. Debe desaparecer la excitación bajo la que se ha estado todo el día. Se tiene que eliminar el agotamiento y cargar de nuevo el “acumulador de energía” de dónde sacar nuevas fuerzas para enfrentarnos a las nuevas exigencias del día siguiente.

  • Vivienda

  • En nuestra época, ¿cómo debe estar acondicionada una vivienda, que cumpla los requerimientos de una vida sana? Son tres los requisitos: luz, aire y sol. Pero

    desde hace algún tiempo, existe un cuarto elemento progresista y moderno y que lo debe considerar también quien obre inteligentemente a favor de la higiene social: La tranquilidad.

    Para la vivienda sana, se han formulado principios positivos basados en la experiencia. No todos serán realizables en la práctica, pero se deben atender lo máximo posible cuando exista la oportunidad de poder elegir una u otra vivienda y particularmente en los casos de construcción de una casa propia.

    1.2.4 Buena alimentación

    Una de las premisas para el mantenimiento de la salud, de la comodidad, de la capacidad de esfuerzo y de la vida agradable, es una alimentación correcta. Como denominador común, dejando de lado la cultura alimenticia, lo fundamental es llevar materiales ricos en energía que el organismo necesita para hacer posibles sus fenómenos vitales y que utiliza liberando metabólicamente la energía que encierran.

    Cuando se quiere llegar a conocer lo esencial de una correcta forma de alimentación, se debe empezar por aclarar que los fenómenos vitales se basan en un tipo especial de un proceso de combustión. Esta combustión sólo puede verificarse cuando llega regularmente al organismo material para quemar. Se ha de poner a disposición del organismo, con la correcta alimentación, una gran cantidad de energía que sirve para las reacciones vitales celulares, la compensación y renuevo de células y tejidos gastados, el crecimiento, la reproducción, etc. Todas estas energías las obtiene el organismo a partir del metabolismo de las sustancias alimenticias así como de otras sustancias que penetran en el organismo junto con los alimentos y que serán utilizadas por él y luego eliminadas de nuevo, transformadas o no, a través de los riñones y del intestino.

    Cuadro 1. Materia alimenticia animal

    Materia alimenticia

    Animal

    Hidratos de

    carbono

    Carne magra y grasa

    Leche de vaca

    Huevos: no contienen

    1%

    5%

    Proteínas

    Carne magra

    Carne grasa

    Leche de vaca

    Huevos

    20%

    15%

    3%

    13%

    Grasa

    Carne magra

    Carne grasa

    Leche de vaca

    Huevos

    2%

    37%

    4%

    12%

    Cuadro 2. Materia alimenticia vegetal

    Materia alimenticia

    Vegetal

    Hidratos de

    Carbono

    Legumbres

    Harina de trigo

    Pan

    Patatas

    Col

    Fruta

    52%

    70%

    52%

    20%

    7%

    10%

    Proteínas

    Legumbres

    Harina de trigo

    Pan

    Patatas

    Col

    Fruta

    24%

    11%

    8%

    2%

    2%

    1%

    Grasa

    Legumbres

    Harina de trigo

    Pan

    Patatas, col y frutas: no contienen

    2%

    1%

    1%

    Cuadro 3. Nivel calórico de diversas sustancias alimenticias

    Pan de centeno

    251

    Huevos

    175

    Manzanas

    59

    Pan de trigo

    243

    Leche

    41-57

    Naranjas

    61

    Carne de buey

    307

    Requesón

    98

    Albaricoques

    54

    Carne ternera

    178

    Nata

    213

    Peras

    59

    Carne pollo

    125

    Arroz

    356

    Plátanos

    100

    Carne cerdo

    389

    Miel

    334

    Fresas

    45

    Embutidos

    211

    Azúcar

    410

    Higos

    270

    Hígado

    130

    Judías verdes

    38

    Arándanos

    56

    Merluza

    79

    Zanahorias

    26

    Cerezas

    72

    Arenques

    144

    Patatas

    96

    Ciruelas

    76

    Mantequilla

    750

    Col

    25-32

    Uvas

    79

    Margarina

    748

    Tomates

    26

    Nueces

    666

    Manteca cerdo

    930

    Cebolla

    173

    En los países prósperos, la alimentación habitual de gran número de personas contiene demasiados componentes de origen animal, sobre todo carne, con lo que el aporte calórico es demasiado alto y el aprovisionamiento de sustancias minerales y vitaminas es demasiado escaso. Con demasiada carne se ingieren más proteínas de las que el organismo necesita y la consecuencia es que, una vez establecido el equilibrio de nitrógeno, se elimina oportunamente mayor cantidad de nitrógeno; en cambio, lo contrario sí puede ser peligroso: las épocas de escasez se han señalado entre otras circunstancias, por un demasiado escaso

    abastecimiento de proteínas; entonces, debe el organismo echar mano de sus propias proteínas y, con ello, no puede sostener el balance nitrogenado. Cuanto más balanceada sea la alimentación, más eficazmente ayudará al hombre a conservarse sano y en plenitud de funciones.

  • Sexualidad

  • Toda unión sexual debe brotar en una buena atmósfera psíquica. Conducta desatenta o frases enfadadas en el transcurso del día, rencores no vencidos, o cansancio excesivo, pueden ser causa de fracaso en la unión.

    2. LA MEDICINA FAMILIAR EN COLOMBIA: EL PROBLEMA

    En Colombia, el concepto de medicina familiar no se encontraba desarrollado. Lo que existía anteriormente era un enfoque de atención centrada en el Médico

    General amigo de la familia; a partir de los años 80, con la incorporación de nuevas técnicas y especialidades, éste médico fue perdiendo protagonismo, dándole paso a un esquema de atención más especializado, en el que su rol básico consistía en la aplicación de los diferentes criterios de derivación.

    Antes de 1995, ningún Ministro de Salud se había interesado en estudiar el tema. A partir de ese año, se conformó un grupo de trabajo en el nivel central, encargado, en un principio, de investigar, analizar y revisar experiencias en este campo, para presentar los resultados y recomendaciones al Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud. Desde el Ministerio de salud, la responsabilidad de coordinación de esta fase fue encargada a la Dirección General de Promoción y Prevención, la cual conformó a su vez, un equipo de apoyo interfuncional, con la participación de las cinco Direcciones Generales restantes del Ministerio. Una de las primeras actividades realizadas fueron las conferencias de expertos internacionales, que permitieron orientar el proyecto de implementación de la Medicina Familiar en Colombia; así mismo, se incorporaron las diferentes Direcciones Seccionales de Salud (instancia departamental de dirección sanitaria), con el objeto de determinar aspectos claves y necesarios que permitieran dicho propósito.

    Con base en las revisiones anteriores, se prepararon una serie de documentos para la divulgación del proyecto, con el objeto de reforzar la importancia de la

    relación médico-paciente, para lo cual se enfatizó en: revisar la relación médico-paciente, a la luz del concepto de que se trata esencialmente de una interacción entre dos seres humanos y proponer algunas técnicas que faciliten el acercamiento entre el médico y el paciente.

    2.1. RECURSOS E INSTRUMENTOS

    Entre los recursos e instrumentos en Medicina Familiar fueron, entre otros el APGAR Familiar (Adaptación, Participación, Ganancia o Crecimiento, Afecto y Recursos); en el cual, se pretende hacer ver que la familia, como un sistema, representa un papel importante no sólo en el proceso generador de la enfermedad sino en el de su rehabilitación, en la medida en que cumpla con sus funciones básicas. El instrumento APGAR permite evaluar el funcionamiento sistemático de la familia, pudiéndose considerar como útil en la identificación de familias en riesgo.

    2.2. EL ÁRBOL COMO INSTRUMENTO DE VALORACIÓN FAMILIAR

    El Árbol, considerado como un instrumento para valorar la función familiar, se adoptó con el objeto de que el paciente utilizara esta representación gráfica para valorar su percepción individual sobre la familia.

    El Árbol se divide en dos partes; en un lado, se encuentra la parte feliz, representada mediante frutos y hojas; y en otra parte, la zona triste, representada sin hojas ni frutos. El Ecomapa, herramienta de seguimiento útil para valorar individuos, familias y comunidades, se adoptó para apreciar la estructura familiar y la conexión de ésta con la red de soporte extrafamiliar, existente o no en cada familia.

    Ninguna de estas herramientas fue diseñada ni creada por el propio Ministerio de Salud, lo que se realizó fue una evaluación conjunta de las mejores herramientas existentes y determinar las que mejor se adaptaban al entorno colombiano.

  • SOLUCIONES

  • 3.1. ESPECIALIZACIÓN EN MEDICINA FAMILIAR

    En el año de 1995, con el cambio del titular de la cartera del Ministerio de Salud, se priorizó el objetivo de formar el profesional médico y, por lo tanto, se dio inicio al diseño de un programa curricular para que en las universidades se ofertara la

    especialización en medicina familiar, pero esta etapa actualmente se encuentra en curso, con la participación de los Ministerios de Salud y Educación, la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina (ASCOFAME), las Direcciones Seccionales de Salud y expertos nacionales e internacionales en medicina familiar.

    3.2. PRÁCTICA MÉDICA Y EDUCACIÓN MÉDICA

    Se debe buscar que la práctica médica y la educación médica sean más adecuadas a las necesidades de la gente: La contribución del médico de familia, y la aplicación de los principios de la Medicina Familiar como una estrategia básica para responder a las necesidades del individuo.

    3.3. PROGRAMAS DOCENTES Y MODELOS ASISTENCIALES

    Para que todo lo anteriormente citado sea viable, se debe contar con el desarrollo de programas docentes de Medicina Familiar en el pregrado y posgrado, así como modelos asistenciales que permitan utilizar de forma óptima la práctica de la Medicina Familiar.

    La concepción amplia de este concepto va mucho más allá de atribuirle a los ciudadanos la responsabilidad de sus comportamientos poco saludables a través

    de charlas educativas, triste "modelo higienista biomédico" al que se ha visto reducida la Salud Pública en los últimos años.

    Igualmente la concepción amplia hace muchos años dejó atrás el "modelo ambientalista" que buscaba las fuentes de las enfermedades infecciosas en el entorno del hombre, para determinar y combatir agentes específicos de cada enfermedad o padecimiento.

    Si bien es cierto que en la reestructuración del Ministerio de 1990 ingresaron importantes conceptos de la Salud Pública como riesgos del consumo, riesgos del espacio público, de los establecimientos, de la vivienda, desarrollo humano, etc., éstos no lograron el desarrollo esperado.

    La ley 100 de 1990 redujo en la práctica la Salud Pública a un Plan de Atención Básica para enfermedades prevalentes y dividió de tal modo las responsabilidades de su aplicación que hasta el control de las epidemias se convirtió en un desastre durante los últimos años.

    En esa estructura, por supuesto, seguirán sin cabida gravísimos problemas actuales de salud pública como la accidentalidad por vehículos automotores, la contaminación del aire en las grandes ciudades, la desnutrición, el aborto, la calidad del agua y los alimentos, mientras otros seguirán reducidos a la mínima

    expresión como en la actualidad lo están los riesgos laborales, la salud oral, la salud sexual, la salud mental y muchos más que agobian a la sociedad colombiana, aparte de la violencia misma.

    El día que la Salud Pública recupere el liderazgo será posible comprender que la gran mayoría de los problemas de salud de los ciudadanos colombianos se originan en el mismo hombre y en la organización social del país. El desarrollo físico, intelectual y social de los ciudadanos será la prioridad del Estado y no una serie de estadísticas olvidadas sobre desnutrición; las enfermedades endémicas y epidémicas que los agobian tendrán responsables por omisión distintos a los fenómeno del Niño o la Niña; los desastres naturales dejarán de ser tan naturales cuando se determinen las causas reales de las muertes y lesiones en las construcciones inadecuadas o ubicadas en lugares de riesgo, etc..

    En suma, se debe actuar positivamente hacia la construcción de una sociedad que privilegie la vida misma y el desarrollo humano como valores fundamentales, capaz de cohesionar las comunidades mismas en la búsqueda de un futuro mejor, un futuro donde un importante porcentaje de los colombianos no pierdan la vida en la primera infancia, ni queden francamente limitados física e intelectualmente en su desarrollo para poder competir en el mercado laboral, y donde otro importante porcentaje de los ciudadanos no pierda, por enfermedades, accidentes y violencia, su vida o sus capacidades.

  • CONCLUSIONES

  • La calidad de los servicios sigue siendo muy deficiente. No hay una atención integral, no hay un seguimiento de los pacientes, no hay una atención realmente íntegra de la familia y aún de la patología individual.

    Se cuenta con una atención tremendamente fragmentada, episódica y finalmente muy inequitativa. Lo que tenemos hoy es un modelo inequitativo. Se están concentrando los esfuerzos en la atención de unos pocos casos.

    A la gente hay que atenderla bien, de la manera más sencilla, en el consultorio o en su casa si es atención domiciliaria; pero eso de ir separando a la población, fuera de que produce unos costos altísimos, no conduce a nada.

    La salud debe salir a la televisión, a la radio, a las escuelas a hacer un programa conjunto entre el Ministerio de Salud y las diferentes entidades del sector, impartiendo programas de promoción de buenas costumbres de higiene, de buenos comportamientos de salud, de buenos comportamientos alimenticios, comportamientos sexuales adecuados, buena ocupación de la vivienda, etc. Es preocuparse por la salud de cada uno de los individuos y dejar de ver la salud como un simple mercado, donde solamente representa un papel importante la oferta y la demanda de servicios.

    5

    16

    'Medicina Familiar'

    'Medicina Familiar'

    'Medicina Familiar'

    'Medicina Familiar'

    4:00 A.M 7:00 A.M 11:00 A.M. 12:00 M. 10:00 P.M..

    'Medicina Familiar'

    'Medicina Familiar'

    calle

    terraza

    jardín

    S

    W

    O

    N

    comedor

    buffet

    Cuarto

    niños

    dormitorio

    garaje

    vestuario

    WC

    baño

    cocina

    'Medicina Familiar'