Medicina alternativa y complementaria

Salud. Investigación. Medicina. Ciencia. Ácidos nucleicos. Macromoléculas esenciales. ADN (Ácido Desoxirribonucleico). ARN (Ácido ribonucleico). Genes. Código genético. Análisis

  • Enviado por: QFB Roberto Salvador Gomez Trejo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 58 páginas
publicidad
publicidad

INDICE

PÁGINA

1.-PRESENTACIÓN

4

2.-INTRODUCCIÓN

5

2.1.-DEFINICIÓN DE MEDICINA ALTERNATIVA Y COMPLEMENTARIA

6

2.2.-CAMBIO DE PARADIGMA DENTRO DE LA MEDICINA

10

2.3.-TRANSDISCIPLINARIEDAD

14

2.4.- LOS ÁCIDOS NUCLEICOS: MACROMOLÉCULAS ESENCIALES

20

3.-INVESTIGACIÓN TRANSDISCIPLINARIA EN EL ESTUDIO DEL ADN

31

3.1.-EL ADN FANTASMA

31

3.2.- ADN Y LINGÜÍSTICA

37

3.3.-LA BIOCOMPUTADORA GENÉTICA

40

3.4.- INTENCIONALIDAD Y ADN

46

3.5.-EMOCIONES Y ADN

49

4.- ANÁLISIS DE RESULTADOS

52

5.-CONCLUSIONES

55

6.-REFERENCIAS

57

7.-BIBLIOGRAFÍA

58

1.-PRESENTACION:

Diversas investigaciones se realizan en la frontera de los conocimientos actuales con la finalidad de explicar y comprender mejor los complejos fenómenos a los que se enfrenta el hombre contemporáneo. En el área de la salud, la investigación interdisciplinaria y transdiciplinaria está arrojando novedosas explicaciones que dan un sustento teórico y experimental a muchas de las corrientes de la llamada Medicina Alternativa y Complementaria (MAC).

En este trabajo se presenta una revisión de la investigación frontera y transdisciplinaria sobre el Ácido desoxirribonucleico (la molécula que encierra el código genético) y su posible relación con la explicación de fenómenos observados en la MAC.

2.-INTRODUCCION:

La Medicina Alternativa y Complementaria (MAC) suscita un amplio abanico de reacciones, desde el entusiasmo no crítico hasta el escepticismo no informado. El uso de la MAC, incluyendo a la Medicina Tradicional, está aumentando rápidamente en México y en todo el mundo, como resultado de distintos factores sociales, económicos, educativos, demográficos, espirituales, psicológicos y otros. En un estudio1 realizado en el año 2002 por La Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), en donde se aplicó un cuestionario a 1,178 usuarios, de 52 unidades de salud del primer nivel, distribuidas en 16 delegaciones políticas del D.F., se reveló que el 52% de los entrevistados consideraron la posibilidad de utilizar algún tipo de MAC para atender problemas de salud que se le pudieran presentar en el futuro; el 89.2% opinó que deberían incluir estos servicios en las instituciones públicas de salud y el 77.8% estaría dispuesto a pagar parte del costo, si ésta se llegara a incluir.

Este tipo de estudios son muy escasos en México, sin embargo, nos muestran un creciente interés por las prácticas alternativas de atención a la salud.

2.1.-DEFINICION DE MEDICINA ALTERNATIVA Y COMPLEMENTARIA:

Definir a la Medicina Alternativa y Complementaria es una tarea muy compleja, ya que abarca a una gran variedad de prácticas que tienen diferentes conceptos sobre la salud-enfermedad, sus causas y su tratamiento. Se han descrito más de 100 tipos distintos de MAC´s, provenientes de todos los rincones del mundo. Sin embargo, desde un punto de vista sociológico, la MAC se define como un conjunto de prácticas médicas que no están en conformidad con los estándares actuales de la comunidad médica.

Hay diferentes clasificaciones de las MAC2, ya que existe dificultad para encasillar a muchas de ellas en un solo apartado, como en el caso de la Medicina Tradicional China, la cual tiene recursos diferentes como el uso de agujas (acupuntura) y el uso de medicamentos herbolarios, entre otras técnicas. Kemper (Cuadro 1), las divide en cuatro categorías, pero la clasificación del Instituto de Medicina Alternativa y Complementaria de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos de América es una de las más adecuadas. Esta clasificación se puede dividir en 7 grandes categorías (Cuadro 2).

Cuadro 1. Categorías de la Medicina Alternativa y Complementaria según Kemper.

Terapias bioquímicas: Medicamentos, hierbas, compuestos nutricionales.

Terapias de estilo de vida: Nutrición, ejercicio, terapias ambientales, corporomentales.

Terapias biomecánicas: Masaje, manipulación espinal y

cirugía.

Terapias bioenergéticas: Acupuntura, imposición de manos, oración y homeopatía.

Cuadro 2. Categorías de la Medicina Alternativa y Complementaria del Instituto Nacional de MAC de los EUA.

Intervenciones corporomentales

Terapias bioelectromagnéticas

Sistemas alternativos a la práctica médica (Medicina Tradicional)

Métodos de curación manual

Tratamientos farmacológicos y biológicos

Herbolaria

Dieta y nutrición

Sin embargo, a pesar de todas las diferencias que puedan presentar entre ellas, existen ciertos conceptos ideológicos y características que la mayoría de las MAC han sostenido y comparten, total o parcialmente.

  • Consideran la salud de una persona en sus aspectos físicos, mentales, espirituales y sociales. Además, aseguran que estos aspectos forman parte indisoluble del individuo y que se tienen que tratar con una visión holística o integral. Mientras que la medicina convencional ve al organismo como una máquina, es decir, prioriza el aspecto físico de la persona.

  • La gran mayoría de las MAC ponen un gran énfasis en el mantenimiento de la salud mediante un estilo de vida saludable, esto es, se le da gran importancia a la alimentación, ejercicio, relaciones humanas, sexualidad, actitud positiva ante la vida, ecología, valores humanos, espiritualidad, etc. La persona es concientizada a obtener y mantener una salud global.

  • Generalmente la práctica de las MAC es sencilla, barata, y evita el uso de medicamentos o sustancias muy potentes o agresivas. El uso de las MAC presenta muy pocos o nulos efectos secundarios.

  • Muchas de las MAC tienen su propia manera de diagnosticar, que difiere de los métodos convencionales.

  • Numerosos estudios siguen demostrando la efectividad de las MAC en padecimientos en que la medicina convencional no ha logrado resultados favorables, como son las enfermedades crónico-degenerativas.

  • La mayoría de las MAC manejan el concepto de una “energía” sutil, no física, que existe por si misma y puede existir independientemente de los cuerpos a los que le da vida. Se ha descrito como el poder detrás de la conciencia y la autorregulación, así como la capacidad innata de curar de los seres vivos. Como ejemplo tenemos el Qi de la Medicina Tradicional China, el vis natura medicatrix del Naturismo, el Ki del Reiki, el Prana de la Ayurveda, el dinamismo vital de la homeopatía, la inteligencia innata de la quiropráctica y la bioenergética del Par biomagnético.

  • Con todo esto, diversos autores sostienen que las MAC´s no deberían llamarse así, ya que el concepto de Medicina es uno solo: El arte y la ciencia de prevenir y de curar enfermedades, y todas, incluyendo a la Alopatía, son alternativas médicas válidas.

    2.2.-CAMBIO DE PARADIGMA DENTRO DE LA MEDICINA

    El estatus de desarrollo científico de las diferentes Medicinas Alternativas y Complementarias es muy variable, con un interés creciente de investigadores serios e instituciones de todo el mundo sobre la seguridad, eficacia y calidad de diversas prácticas alternativas. Tenemos el caso de la Acupuntura, en donde se han realizado cientos o tal vez miles de estudios controlados sobre sus mecanismos de acción, su eficacia y seguridad.

    Sin embargo, siguen existiendo preguntas de fondo que no han podido ser contestadas incluso en las modalidades más antiguas y estudiadas de las MAC´s. Esto nos lleva a preguntarnos lo siguiente: ¿pueden realmente las MAC´s estudiarse a la luz de los conocimientos actuales?, ¿el modelo actual de las disciplinas científicas es adecuado para abordar fenómenos como la sanación energética en el Reiki, el diagnóstico y el tratamiento a distancia en el Par Biomagnético, el llevado y traído efecto placebo, la actividad de los diluidos preparados homeopáticos en donde químicamente no quedan principios activos, la hipnosis terapéutica y otros tantos fenómenos de sanación observados y comprobados en sus efectos?.

    La Medicina Alternativa y Complementaria forma parte del nuevo paradigma de la medicina descrito por Marilyn Ferguson en su libro titulado La conspiración de Acuario (1985). Esta palabra, paradigma, alude a un esquema de referencia para entender y explicar ciertos aspectos de la realidad. La expresión fue introducida por Thomas Kuhn en La estructura de las revoluciones científicas, publicado en 1962. En su investigación sobre historia y sociología de la ciencia, Kuhn destaca la dificultad para que cierta comunidad científica pueda aceptar un nuevo paradigma, distinto del que predomina en su trabajo profesional. Sin embargo, sucede que pueden ocurrir anomalías que no se explican por el paradigma existente, entonces se inician investigaciones extraordinarias, las que eventualmente conducen a un nuevo paradigma, de tal forma que lo anormal se convierte en lo esperado. Veamos en el cuadro 3 el cambio de paradigma dentro de la medicina:

    Cuadro 3. Cambio de paradigma dentro de la medicina.

    Concepciones del antiguo paradigma

    Concepciones del nuevo paradigma

    Tratamiento de los síntomas

    Además de tratar los síntomas, interés por detectar pautas y causas

    Especializada

    Integrada, preocupada por el paciente en su totalidad

    Énfasis sobre la eficacia

    Énfasis sobre los valores humanos

    Neutralidad emocional del profesional

    La actitud del profesional es un factor de curación

    El dolor y la enfermedad son totalmente negativos

    El dolor y la enfermedad son fuentes de información sobre el conflicto y la desarmonía subyacente

    Intervención principalmente por medio de medicamentos y operaciones quirúrgicas

    Intervención mínima con tecnología apropiada, complementada con arsenal completo de técnicas no invasoras (psicoterapias, dieta, ejercicio, etc.)

    Cuerpo considerado como una máquina en buen/mal estado

    Cuerpo considerado como un sistema dinámico, como un contexto o como un campo energético dentro de otros

    Enfermedad e incapacidad vistas como cosas, como entidades

    Enfermedad e incapacidad vistas como procesos

    Preocupación por eliminar los síntomas, la enfermedad

    Preocupación por alcanzar un máximo de bienestar, una ¨meta salud¨

    El paciente es dependiente

    El paciente es autónomo

    El profesional tiene autoridad

    El profesional es un compañero terapéutico

    El cuerpo y la mente están separados; la enfermedad psicosomática es mental, corresponde al psiquiatra

    Continuo cuerpo-mente; la enfermedad psicosomática entra en el campo de todos los profesionales de la salud

    La mente es un factor secundario en las enfermedades orgánicas

    La mente es un factor primario o equivalente a los demás en toda enfermedad

    El efecto placebo demuestra el poder de sugestión

    El efecto placebo demuestra el papel de la mente en la enfermedad y en la curación

    Confianza principalmente en la información cuantitativa (diagramas, pruebas, datos)

    Confianza primordialmente en información cualitativa: informaciones del paciente en intuición profesional; datos cuantitativos son auxiliares

    La prevención se centra fundamentalmente en lo exterior: vitaminas, descanso, ejercicio, inmunización, no fumar

    Prevención coextendida a la totalidad: trabajo, relaciones, objetivos, unidad cuerpo-mente-espíritu

    Como podemos ver, el enfoque científico en el nuevo paradigma de la medicina es totalmente distinto, y ha sido impulsado en gran medida por la Medicina Tradicional y la Medicina Alternativa y Complementaria. En este enfoque, existen nuevas maneras de ver, percibir y expresar la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, haciendo hincapié en una terapia global y en la individualidad del paciente. Pero para hacer frente a este nuevo paradigma, se necesitan estrategias diferentes de abordaje de los problemas. Para esto se están tomando acciones desde el punto de vista de la transdisciplinariedad.

    2.3.-TRANSDISCIPLINARIEDAD

    En la última década, ha aparecido un movimiento intelectual y académico denominado transdisciplinariedad, el cual desea ir más allá, no solo de la unidisciplinariedad, sino también de la multidisciplinariedad y de la interdisciplinariedad.

    Aunque la idea central de este movimiento no es nueva, su intención es superar la parcelación y fragmentación del conocimiento que reflejan las disciplinas particulares, como es el caso de la medicina, que actualmente se encuentra hiperespecializada.

    Debido a esta fragmentación, existe una generalizada incapacidad para entender las complejas realidades del ser humano y del mundo actual, las cuales se distinguen, precisamente, por la multiplicidad de los nexos, de las relaciones y de las interconexiones que las constituyen. Con todo esto, la investigación científica clásica y tradicional, en su enfoque lógico-positivista, se ha vuelto corta, limitada e insuficiente para abordar estas nuevas realidades.

    Han revelado su insuficiencia, sobre todo, los enfoques unidisciplinarios o monodisciplinarios, es decir, aquellos que, con una visión reduccionista, convierten todo lo nuevo, diferente y complejo, en algo más simple y corriente, quitándole su novedad y diferencia y convirtiendo el futuro en pasado. De esta manera, se cierra el camino a un progreso originario y creativo, y se estabiliza a la generación joven en un estancamiento mental.

    Evidentemente, los resultados de esta integración no sólo serán algo más que la suma de sus partes, sino que esa sinergia tendrá también propiedades emergentes diferentes y sus componentes anteriores no podrán ser ya discernibles en ella, como tampoco podrán ser predecibles con anterioridad. De esta manera, una “ciencia” transdisciplinaria y transcendente se vuelve necesaria para entender los amplios y complejos sistemas del mundo actual, que no pueden ser relacionados simple y llanamente con un determinado marco teórico o con una o varias disciplinas particulares, aunque éstas, sin duda alguna, ayudan a complementarla.

    Cuadro 4. Aspectos de una ciencia transdisciplinaria

    MODELO NO ORTODOXO

    MODELO ORTODOXO

    Las dimensiones de la ciencia

    modelo alternativo

    modelo cartesiano

    Relación hombre-naturaleza

    El hombre como parte de la naturaleza, comunicación

    El hombre como contraste de la naturaleza, dominio

    Relevancia del conocimiento

    Orgánico, énfasis en la totalidad

    Mecánico, énfasis en los elementos

    Métodos

    Cualitativo, hermenéutico

    Cuantitativo, experimental

    Validez del conocimiento

    Subjetivo e histórico, moral, estética, valoración

    objetivo

    Valores del conocimiento

    Orientado hacia el valor, responsable

    Políticamente neutro, funcional

    Integración social

    Ciencia participatoria, cultura de laicos

    Ciencia profesionalizada, cultura de expertos

    Así es como ha progresado, en un tiempo relativamente muy corto, una ciencia bastante transdisciplinar, como es la Neurociencia. Esta ciencia ha realizado una combinación interesante, por un lado, de la anatomía, la fisiología, la química, la física, la biología, la farmacología y la genética, y, por el otro, de la psicología, el contexto social y la ética. Sabemos, igualmente, cómo la unión de biólogos y físicos logró el descubrimiento de la doble hélice, tan importante en la determinación de las funciones hereditarias. Y, así, en general, una gran mayoría de famosos descubrimientos fueron realizados por personas que emigraron de una disciplina a otra, a la cual aplicaron sus ideas previas. La misma conciencia se revela en los estudios realizados por la biofísica, la astrobiología, la psicolingüística, la psiconeuroinmunología, la inmunofarmacología y otros pares o tríadas simbióticos.

    La gran mayoría de los hombres de ciencia de cada disciplina fueron unificadores. Newton y Einstein fueron los supremos unificadores de la física: Newton unificó la gravitación terrestre y la gravitación celeste en 1680; Faraday y Ampère unificaron la electricidad y el magnetismo en 1830; Maxwell unificó éstos con la radiación en 1878, y Einstein unificó todos los anteriores, a través de la teoría general de la relatividad, en 1916. Los grandes triunfos de la física fueron triunfos de unificación. Popper, igualmente, señala que la aspiración propia de un metafísico es reunir todos los aspec­tos verdade­ros del mundo (y no solamente los científi­cos) en una ima­gen unifi­cadora que le ilumine a él y a los demás y que pue­da un día convertirse en parte de una ima­gen aún más am­plia, una imagen mejor, más verdadera (1985, p. 222). Quizá, el atrevimiento más espectacular fue el que realizó el físico Fritjof Capra al tratar de equiparar la física cuántica occidental con la tradición mística oriental, en su obra El Tao de la Física (1975/1992). Por algo tuvo que recurrir a 13 editoriales para publicarlo, ya que las 12 primeras se lo rechazaron; luego se convirtió en un best-seller, se tradujo a más de 25 idiomas y se han vendido millones de ejemplares.

                Se está entendiendo que el mundo en que vivimos está compuesto básicamente por siste­mas no-lineales; desde el átomo hasta la galaxia -dice von Bertalanffy (1981)- vivimos en un mundo de sistemas en todos sus niveles: físi­co, químico, biológico, psicológico y socio­cultural, es decir, que “todo está relacionado con todo” y, por ello, puede ser impre­decible, violento y dramático; un pequeño cambio en un parámetro puede hacer variar la solu­ción poco a poco y, de golpe, saltar a un tipo totalmente nuevo de solución, como cuando, en la física cuántica, se dan los “saltos cuánti­cos”, que son un suceso absolutamente imprede­cible que no está controlado por las leyes causales, sino solamente por las leyes de la probabilidad.

    Nace, así, una nueva concepción de la “objetividad cien­tífi­ca”, basada también en una diferente teoría de la ra­cio­nali­dad, que nos ayuda a superar las antinomias, las paradojas y las aporías, y que pone de relieve el carácter com­plemen­ta­rio, interdisciplinar y transdisciplinar, y no contra­dicto­rio, de las ciencias experi­men­tales.

    Hemos visto que todo aquello que nos constituye, aun en lo más íntimo de nuestro modo de percibir, de pensar y de valorar, puede entrar en crisis y ser objetiva­do y sometido a un análisis y crítica radical. Pero este proceso es difícil y también doloroso y genera resisten­cias de todo tipo, pues, en su esencia, equivale a suprimir el soporte en que nos apoyamos, sin tener otro que lo sustituya. Por consiguiente, es lento y exige ir ideando y habilitando otro soporte que consideremos, por lo menos, igualmente sólido y seguro. Y solamente cuando este otro esté disponible y a nuestro alcance, podremos hacer el cambio.

           Como dice Hegel (1966), “debemos estar convencidos de que lo verdadero tiene por naturaleza el abrirse paso al llegar su tiempo y de que sólo aparece cuando éste llega, razón por la cual nunca se presenta prematuramente ni se encuentra con un público aún no preparado para ello”

    2.4.- LOS ÁCIDOS NUCLEICOS: MACROMOLÉCULAS ESENCIALES.

    La vida está formada por varios elementos químicos, entre los que se destacan sobre todo el carbono, el hidrógeno, el oxígeno, el nitrógeno, el fósforo y el azufre. En las células estos átomos forman moléculas simples como el agua y los fosfatos, o bien grandes moléculas constituidas por miles de átomos, como los ácidos nucleicos y las proteínas. En las moléculas, los átomos se mantienen unidos por varios tipos de enlaces, como por ejemplo el iónico, que resulta de la interacción de dos elementos con carga eléctrica opuesta, y el covalente, en el que los átomos comparten electrones.

    Los ácidos nucleicos son las macromoléculas en las cuales se almacena y procesa toda la información genética de los sistemas biológicos. En las células de los organismos existen dos tipos de ácidos nucleicos: el ácido desoxirribonucleico (ADN) y el ácido ribonucleico (ARN). Todos los organismos actuales utilizan al ADN como macromolécula informativa, aunque existen muchos virus, como el de la polio y el de la gripa, que usan ARN.

    Las moléculas del ácido desoxirribonucleico son, como se muestra en la figura 11, cadenas de nucleótidos formadas por una base nitrogenada, un azúcar, la desoxirribosa y un fosfato.

    Figura 1. Nucleótido del ADN.

    Las bases nitrogenadas pueden ser púricas, como la adenina y la guanina, y pirimídicas, como la citosina y la timina (Figura 2).

    Figura 2. Bases nitrogenadas del ADN.

    Aunque la composición básica del ADN se conoció durante algunas décadas, los genetistas de los años cuarenta no podían imaginar cómo este grupo tan limitado de moléculas podría guardar tanta y tan variada información de los seres vivos. Los primeros científicos que propusieron una estructura química coherente con las funciones que realiza el ácido desoxirribonucleico fueron James D. Watson y Francis H. Crick en 1953.

    El modelo de la doble hélice describe la conformación de las moléculas del ADN en el espacio. Cada hélice es una cadena de nucleótidos que se mantiene unida a través de puentes fosfodiester, de tal manera que el grupo fosfato forma un puente entre dos grupos OH de dos azúcares adyacentes (Figura 3).

    Figura 3. Una hélice o cadena del ADN.

    Las dos hebras de la doble hélice son antiparalelas, es decir, están orientadas en dirección opuesta. Las dos hélices se mantienen unidas entre sí por puentes de hidrógeno que se establecen entre las bases nitrogenadas, las cuales se aparean de forma complementaria, tal como ocurre con la llave que abre una cerradura. Es decir, debido a la estructura química de las moléculas, la adenina sólo puede aparearse con la timina mediante dos puentes de hidrógeno, y la citosina con la guanina con tres puentes de hidrógeno (Figura 4). A diferencia de los enlaces covalentes, los puentes de hidrógeno son relativamente débiles, hecho que es muy importante para las funciones que realiza esta macromolécula esencial.

    Fig. 4. La dobre hélice y apareamiento entre las bases nitrogenadas por puentes de hidrógeno.

    El esclarecimiento de la base química de la herencia sugirió la forma en que la molécula de ADN se replica, ya que cada base especifica a su complementaria (que sólo es una), debido a los puentes de hidrógeno que pueden formarse entre ellas.

    La estructura de doble hélice también sugirió que el orden o secuencia en el que se encuentran las bases en el ADN debe dirigir un mensaje codificado que la maquinaria celular debe traducir a un lenguaje distinto, el de las proteínas, que en última instancia están organizadas por los genes.

    La replicación del ácido desoxirribonucleico se realiza de acuerdo con un principio muy simple. Cada hebra de la doble hélice sirve como molde para la biosíntesis de una nueva cadena complementaria, proceso que está catalizado por enzimas específicas. Imaginemos a la doble hélice como si fuera una cremallera. Si la abrimos se rompen los puentes de hidrógeno y cada lado correspondería a una hebra de ADN, de manera que las bases quedan expuestas y pueden dirigir la incorporación de sus complementarias; los nuevos nucleótidos se van adicionando (que provienen de una poza de ribonucleótidos que existe en la célula) y la biosíntesis de desoxirribonucleótidos es casi simultánea a la replicación del ADN. Al final de la réplica quedan formadas dos dobles hélices, cada una de ellas con una de las hebras originales (molde) y una hebra recién sintetizada (hija). En la figura 5 se muestra un esquema del proceso.

    Figura 5. Replicación del ADN.

    La unidad funcional más sencilla en una molécula de ADN es un gen, y no hay que olvidar que las características tanto visibles como fisiológicas de los seres vivos dependen de la estructura y de la expresión precisa de los genes.

    Los productos de los genes son, por una parte, distintas moléculas de ARN, y por otra, las proteínas (Figura 6), que en las células realizan varias funciones: estructurales, enzimáticas y reguladoras. Las enzimas, y en general todas las proteínas, están formadas por moléculas llamadas aminoácidos, cuyo orden determina su estructura primaria. En los organismos existen 20 aminoácidos esenciales, los cuales se unen por enlaces covalentes, llamados peptídicos, que se forman liberándose agua en la reacción.

    Fig. 6. Los genes codifican para proteínas.

    La conformación de las proteínas en el espacio (figura 7) y su enrollamiento produce estructuras secundarias, terciarias y cuaternarias que crean sitios específicos en los cuales los sustratos se pegan, permitiendo así que ocurran las reacciones enzimáticas. Debido a que los genes codifican la estructura primaria de las enzimas, se puede decir que controlan su función.

    Fig. 7. Estructura tridimensional que adopta una proteína

    La producción de un polipéptido se realiza en la célula mediante un proceso complejo en el que intervienen enzimas y diferentes moléculas de ARN. El mensaje codificado en el ADN es primero transcrito a una molécula intermediaria, el llamado ácido ribonucleico mensajero (ARNm) que lleva la información a los ribosomas. Allí ocurre la traducción del mensaje genético y la unión de los aminoácidos que conforman la estructura primaria de la cadena polipeptídica. Durante el proceso de expresión de los genes intervienen tres moléculas distintas de ácido ribonucleico, y las tres son copias complementarias de secuencias específicas del ADN. El ARN se caracteriza por ser de una hebra generalmente sencilla, su azúcar siempre es la ribosa y en lugar de timina siempre existe otra base pirimídica, el uracilo.

    El desciframiento del código genético se llevó a cabo mediante una serie de experimentos elegantes que mostraron inequívocamente que el lenguaje molecular está conformado por cuatro letras, que si se combinan en forma de tripletes, 43, producen 64 palabras, las que pueden ordenarse de manera definida para producir escritos peculiares, las proteínas, que son altamente específicas.

    Para hacer una proteína, el ARN mensajero se lee cada tres nucleótidos (triplete). Cada triplete de bases se denomina codón (Fig. 8)

    Fig. 8. El ARN se lee por tripletes, denominados codones

    A cada codón le corresponde un aminoácido, como podemos ver en la Figura 9. Esta tabla es el “diccionario” que nos permite traducir la información escrita en el lenguaje de los ácidos nucleicos (en nucleótidos) al lenguaje de las proteínas (aminoácidos), y es universal, o sea, es válido para todos los seres vivos. Así, la secuencia ATG (AUG en el ARNm) codifica para el aminoácido metionina, y el codón TTT (UUU en el ARNm) codifica para el aminoácido fenilalanina en todos los organismos vivos.

    Fig. 9. El código genético. En amarillo, los codones de terminación de la síntesis proteica, en gris, el codón de iniciación, que codifica para el aminoácido metionina.

    No todos los genes se expresan...

    Todas nuestras células contienen dos juegos de 23 cromosomas (salvo los óvulos y espermatozoides que contienen sólo uno) y las “ instrucciones” guardadas en cada juego de cromosomas de cada una de nuestras células son las mismas. Sin embargo, una neurona es una célula con prolongaciones y su función es recibir y transmitir impulsos nerviosos. Los glóbulos blancos son en cambio redondeados y se ocupan de la defensa de nuestro cuerpo, reconociendo a los microorganismos patógenos para eliminarlos... ¿Si todas las células tienen las mismas “instrucciones” por qué no son todas iguales, tienen la misma forma e idéntica función?

    Si bien todas las células de nuestro cuerpo tienen los mismos genes, no todos se expresan en todas las células, es decir, no todos se transcriben y traducen. Por ej., y como muestra la fig. 10, el gen 4 se expresa en todas las células, mientras que en la célula A se producen específicamente las proteínas correspondientes a los genes 6 y 7, mientras que las proteínas derivadas de los genes 5 y 8 son exclusivas de la célula B y el producto del gen 9 es exclusivo de la célula C. En este ejemplo hipotético, el producto del gen 4 cumpliría funciones comunes a los tres tipos celulares mientras que la expresión diferencial de los otros genes determinaría las diferentes formas y funciones.

    Fig. 10. Expresión diferencial de los genes.

    3.-INVESTIGACIÓIN TRANSDISCIPLINARIA EN EL ESTUDIO DEL ÁCIDO DESOXIRRIBONUCLEICO:

    3.1.-EL ADN FANTASMA 3,4

    El Científico Peter P. Gariaev, investigador del Institute Control of Sciences del Russian Academy of Sciences, junto con un equipo de investigadores, observaron por primera vez en el año de 1985, al trabajar con espectroscopia de correlación del ADN, ribosomas y colágeno, el fenómeno llamado “ADN Fantasma”.

    Este fenómeno se presenta de la siguiente manera:

    Mediante un costoso equipo llamado MALVERN, que es un espectrofotómetro de correlación laser-fotón (LPCS por sus siglas en inglés), se estaba estudiando el comportamiento espectroscópico del ADN en solución. En cada corrida de mediciones, varios controles fueron realizados. En primer lugar, se hicieron mediciones antes de que el ADN fuera colocado en la cámara de muestra. Cuando dicha cámara está vacía y no se ha colocado previamente ninguna muestra de ADN, la función de autocorrelación del espectro detectado luce como en la figura (a):

    Esta típica función representa sólo el ruido de fondo detectado por el fotomultiplicador del equipo. Nótese que la intensidad del ruido de fondo es baja y que la distribución del número de fotones por canal es cercana a la aleatoriedad.

    En la figura (b) se muestra una típica función de autocorrelación cuando un espécimen “físico” de ADN en solución es colocado en la cámara de muestra del LPCS. Esta función tiene una forma oscilatoria y exponencialmente decadente con respecto al tiempo:

          

    Cuando la muestra de ADN es removida de la cámara del LPCS, uno podría anticipar que la función de autocorrelación sería la misma que la que se presentó antes de que la muestra fuera analizada, es decir como la de la figura (a). Sorprendentemente, sucede que dicha función de autocorrelación medida justo después de retirar la muestra de ADN luce enteramente diferente de aquella función de control (figura c):

    Después de realizar el mismo experimento varias veces y de revisar el funcionamiento del equipo de manera muy minuciosa, los científicos se vieron forzados a aceptar la hipótesis de trabajo de que una nueva estructura o campo estaba siendo formada en el vacío, y detectada mediante el LPCS al bombardearla con luz laser. Se le llamó a este fenómeno “ADN fantasma” para enfatizar que su origen está relacionado con el ADN “físico”. Una de las principales características de esta estructura en el vacío es su habilidad intrínseca de poderse acoplar con campos electromagnéticos convencionales.

    No se ha observado el mismo fenómeno con otras sustancias en la cámara de muestra del equipo. Después del descubrimiento de este efecto, los investigadores iniciaron un estudio más riguroso y continuo del fenómeno. Se ha observado que el efecto del ADN fantasma in vitro se puede detectar por largos periodos de tiempo, siempre que el espacio de la cámara no se perturbe, en muchos casos hasta de 1 mes.

    Algunos investigadores han teorizado que esta perturbación en el vacío, formada por el ADN, es el equivalente microscópico a los puentes de Einstein-Rosen, fenómeno que se manifiesta en la cercanía de los agujeros negros del espacio, dejados por estrellas que se autocolapsan al acabar su energía nuclear y ser más grande la fuerza gravitacional. Se dice que este fenómeno, el ADN fantasma, puede ser una especie de conexión que puede transmitir información a cualquier parte del universo y a cualquier lugar del tiempo, es decir, es un fenómeno de no localidad sin restricción de tiempo ni de espacio. Esto daría explicación a fenómenos de telepatía y clarividencia, además de muchos fenómenos observados en la medicina alternativa y complementaria, tales como el diagnóstico y la sanación a distancia.

    El efecto ADN fantasma puede ser también interpretado como la manifestación de una nueva energía y como un ejemplo específico de una categoría general de efectos electromagnéticos fantasma. Esto sugiere que el efecto electromagnético fantasma es un fenómeno más fundamental que puede ser usado para explicar otros efectos fantasma observados como el miembro fantasma en medicina o el punto de rastreo Muñón en el Par Biomagnético, en donde es posible que el ADN de las células del órgano o miembro amputado hayan dejado la información de un ADN fantasma, el cual se acopla perfectamente a los campos electromagnéticos de los imanes o a la emisión bioenergética del terapeuta. Este punto fantasma en el vacío puede permanecer muchos años in vivo, como se ha observado con las técnicas del Par Biomagnético y Bioenergético, a diferencia del experimento realizado in vitro, que ha permanecido hasta por 1 mes.

    El estudio de este fenómeno apenas comienza, y sus implicaciones modifican totalmente la percepción que se tenía sobre los sistemas biológicos, en donde empieza a entreverse la importancia que los fenómenos cuánticos tienen en el desarrollo mismo de la vida.

    3.2.- ADN Y LINGÜÍSTICA

    El principal problema al que se han enfrentado una gran cantidad de investigadores en genética en los últimos años, es el de tratar de explicar el mecanismo por el cual, en el proceso de creación del código genético del ADN, se selecciona un tercer nucleótido de un determinado codón y no otro (ver fig 9 El código genético). Anteriormente se tenía la concepción de que únicamente los dos primeros elementos de un triplete de ADN eran significativos, pero esto no explicaba como era que un ribosoma “sabía” que proteína tenía que ser generada, si el tercer nucleótido en un triplete por sí solo no proveía una respuesta con total certeza. Veamos un ejemplo: El aminoácido ácido aspártico se codifica con el codón GAC o GAU, mientras que el ácido glutámico se codifica con GAA o GAG. Si consideramos que el tercer nucleótido no es significativo, entonces tenemos que el codón para el ácido aspártico y el ácido glutámico es GAX, por lo que ¿cómo elegir el aminoácido adecuado para una determinada proteína?

    Como se sabe, la Lingüística es la ciencia de la estructura de los idiomas. Investiga no sólo los idiomas naturales que se desarrollaron en las distintas naciones y culturas sino también los idiomas artificiales usados; por ejemplo, para programar los ordenadores.

    Bueno, pues la respuesta propuesta para resolver este problema lingüístico de sinonimia es que esta ambigüedad debe ser aclarada por algún tipo de lectura dependiente de un contexto, similar a lo ocurrido en el lenguaje humano.

    Para ello se realizaron estudios5 en donde se compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), semántica (el estudio del significado en formas de lenguaje) y las reglas gramaticales básicas del ADN y el lenguaje humano. Los investigadores descubrieron que los nucleótidos de nuestro ADN siguen una gramática regular y tienen reglas fijas tal como nuestro idioma, independientemente de cuál sea.

    Para poner un ejemplo, relacionamos el lenguaje de los propios lingüistas con el de los biólogos y vemos que definen el fonema como la unidad mínima de una lengua que no se deja analizar en unidades más pequeñas (nucleótido) y cuya función se define a través de:

    a) Su expresión. Que es la materialización de los mismos (el sonido vibracional, la onda)

    b) Su forma. Que es el lugar que ocupan en el sistema (la cadena de ADN). Y,

    c) Su contenido. Que será el papel que puedan desempeñar dentro de la economía gramatical de una lengua (la formación de determinadas proteínas en función de sus relaciones).

    Y otro tanto ocurre cuando leemos que el valor de las piezas de una lengua reside en las relaciones que se establecen entre ellas (bases y tripletes en nuestro ADN). Pues bien, los investigadores rusos han descubierto que la inteligencia subyacente en los procesos que dan lugar a una lengua se da ya en la interrelación y elección de nucleótidos para la síntesis de proteínas a nivel del ADN.

    Así que los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente. Esto también explica en parte el hecho de que solo el 10% del material genético es utilizado para construir proteínas, mientras que el otro 90% era considerado ADN “chatarra”. Ahora se reconoce que gran parte de ese 90% funciona precisamente como una referencia o “contexto”, en donde se encuentra la información que guía la lectura y codificación del ADN en diferentes situaciones de los procesos celulares.

    Pero ¿bajo que mecanismos se da esta lectura y decodificación contexto-dependiente?

    3.3.-LA BIOCOMPUTADORA GENÉTICA

    Investigaciones recientes han demostrado que las señales electromagnéticas juegan un papel primordial en la regulación de las funciones del ADN. Parte de esto está basado en el estudio de la bioluminiscencia ultravioleta en donde se ha demostrado experimentalmente que los biofotones (emisiones ultradébiles de luz pero altamente coherentes que irradian las células, un tipo de láser) son capaces de aumentar el metabolismo celular hasta mil veces 6.

    Otro aspecto es la lectura de los “textos” genéticos del ADN mediada electromagnéticamente para la realización de los distintos procesos celulares. A este respecto, ha sido demostrado experimentalmente por Gariaev y colaboradores, mediante sofisticados equipos, que los biofotones o la radiación coherente (láser) es generada directamente por el ADN 7.

    El ADN, al estar en un estado semejante al de un cristal líquido, recibe la radiación láser comportándose como una “rejilla” o péndulo rotatorio no lineal 4, y transforma la propia radiación láser en señales de radiofrecuencia de banda ancha o solitones, que son definidas como ondas ultra estables que emergen de oscilaciones no lineales como las que se presentan en las hélices del ADN. Por lo tanto, las emisiones láser y las señales de radiofrecuencia superpuestas, interaccionan para formar patrones de difracción, los cuales son por definición un tipo de holograma cuántico (fig. 11). Los hologramas, como se sabe, son patrones de interferencia que tienen la capacidad de guardar información tridimensional y que puede ser reproducida a partir de cualquier parte del mismo. Es decir tiene propiedades fractales.

    Figura 11.-Ilustración de la interacción a nivel de radiofrecuencia con una radiación electromagnética láser en la formación de un holograma. El medio es una pecera y el objetivo es un pez.

    Con esto, las moléculas de ADN concebidas como un continuo cromosómico dentro de todos los seres vivos, son capaces de formar pre-imágenes holográficas de bioestructuras (esto es, enzimas, proteínas, etc.) y de la totalidad del organismo. Este continuo cromosómico forma el campo que regula y calibra la construcción de cualquier biosistema.

    Esta información holográfica puede ser guardada indefinidamente a nivel de la polarización de los fotones que se localizan en el ADN que está en forma de cristal líquido. Dichos fotones están conectados en todo el espacio-tiempo por medio del fenómeno de no localidad cuántica, descrito en el efecto Einstein-Podolsky-Rosen (o efecto EPR). 8

    Tanto la emisión láser del ADN, como la formación de hologramas cuánticos, suponen un tipo desconocido de sistema de almacenamiento y codificación de la información, que nos llevan al concepto de que en el ADN, existe mucho más que solo la secuencia de nucleótidos como forma de codificar todo el desarrollo y funcionamiento celular y multicelular. A esta manera de guardar información se le ha llamado también “no local”, entendiéndose que la emisión y la codificación de hologramas se presenta dentro de todo el espacio del organismo, y es la manera en que las células se comunican coherentemente. Ambos fenómenos de no localidad descritos, el del efecto cuántico EPR, y el relacionado a los hologramas, explican cuán evolucionados y complejos son los organismos multicelulares, ya que el concepto clásico de señales bioquímicas no era suficiente para explicar la integridad y viabilidad de los organismos superiores.

    La propiedad que tiene esta radiación láser del ADN de transformarse en señales de radiofrecuencia, abre un camino de comunicación directa con nuestro material genético mediante frecuencias adecuadas que al ser acopladas a las del ADN pueden modificar y regular la expresión y el funcionamiento de los genes.

    Investigación experimental llevada a cabo por Gariaev y colaboradores4, ha revelado la alta actividad biológica (genética), de las radiaciones emitidas bajo condiciones correctas por el ADN. Por ejemplo, se ha obtenido con la emisión de ondas de radiofrecuencias correctas un acelerado crecimiento de hasta 1 cm. por día del tubérculo de Solanum tuberosum (papa), junto con cambios en la morfogénesis de la planta, resultantes en la formación de pequeños tubérculos no solo en las raíces, sino también en los tallos. Asimismo, mediante ciertas radiaciones moduladas para igualar las del ADN de una semilla viva, se ha obtenido una auténtica resucitación de semillas muertas de la planta Arabidopsis thaliana, las cuales fueron tomadas del área de Chernobyl en 1987, es decir que estas semillas tenían un daño a nivel cromosómico causado por la radioactividad. En contraste, se ha observado que las emisiones de radiofrecuencias polarizadas que no contenían información del ADN, son biológicamente inactivas.

    Estos avances en la investigación del ADN y su comportamiento electromagnético y cuántico nos llevan a conceptualizar un “aparato cromosómico” y una manera rápida de conectar vibratoria y genéticamente los cromosomas de células separadas en un continuo holístico, trabajando como una biocomputadora.

    “A través de esta señal láser y sus campos electroacústicos solitónicos (podemos leer en The DNA-wave Biocomputer) es como la biocomputadora genética “lee y entiende'” los textos genéticos de manera similar al pensamiento humano. Pero a su propio nivel genómico de “razonamiento”.

    Gariaev y equipo han concluido que los cromosomas funcionan como una biocomputadora solitónica/holográfica, utilizando la propia radiación láser del ADN. Esta biocomputadora lee y escribe el código genético y además forma pre-imágenes holográficas de bioestructuras. Al parecer somos fundamentalmente seres electromagnéticos, más que seres bioquímicos.

    Los escritores Grazyna Fosar y Franz Bludorf, autores del libro en alemán Vernetzte Intelligenz (Inteligencia transmitida por la red), especulan sobre la explicación de actos de sanación que involucran el uso del lenguaje y de las palabras. Ellos afirman que el ADN puede ser influenciado y reprogramado simplemente con el uso del lenguaje, sin cortar y pegar genes como lo han hecho los científicos occidentales hasta la fecha. Ello implicaría una revolución total de la ciencia como la conocemos, y daría explicación a actos realizados por terapeutas alternativos, maestros espirituales, técnicas como la hipnosis, el entrenamiento autógeno, la programación neurolingüística y culturas que desde hace miles de años han sabido que el cuerpo se puede programar por el lenguaje, las palabras y el pensamiento.

    Sin consideramos los hallazgos de Gariaev y equipo, esto no parece fuera de la realidad, ya que se ha demostrado que la radiación del ADN sí se puede acoplar a radiaciones electromagnéticas y electroacústicas, es decir, al sonido; además, su estructura lingüística es la misma que la del lenguaje humano, por lo que existe coherencia entre las palabras, el pensamiento y el código genético. Pero veamos ahora los siguientes experimentos.

    3.4.- INTENCIONALIDAD Y ADN

    El Dr. Garret Yount, investigador del California Pacific Medical Center, ha iniciado una investigación con base en la siguiente pregunta: ¿Puede la intencionalidad mental afectar de alguna manera la expresión genética?. Yount ha conducido una serie de experimentos9 en los cuales se ha medido la velocidad de crecimiento celular antes y después de que practicantes de Qi Gong dirigieran su energía (Qi) a las cajas Petri que contenían las células. Los resultados obtenidos son fascinantes, pero veamos específicamente cómo se llevaron a cabo los experimentos.

    Protocolo experimental:

    El primer estudio que realizó Yount fue colocando células tumorales de cerebro humano en cajas Petri con una fuente limitada de alimentación para nutrirlas. Entonces Yount registró la velocidad de muerte celular con respecto del tiempo. En este experimento, el trabajó con 3 grupos:

  • El grupo testigo: Células que no recibieron tratamiento Qi Gong.

  • El grupo de la muerte: Células que fueron tratadas de exterminar intencionalmente con el tratamiento Qi Gong.

  • El grupo neutral: Células enfrente las cuales los maestros de Qi Gong simplemente meditaron.

  • Después de 3 semanas, los 3 grupos de células empezaron a morir, pero el grupo neutral mostró una muerte acelerada. Yount repitió este experimento dos veces más, pero en cada experimento sucesivo los efectos del Qi Gong disminuían. Hacia la tercer corrida experimental, la diferencia entre los 3 grupos era mínima. Yount afirmó, y otros investigadores están de acuerdo, que este efecto es un resultado común en los experimentos psico-energéticos controlados.

    En el segundo diseño de experimento, Yount decidió cambiar su objetivo. Se midió entonces el crecimiento celular en vez del la muerte celular. Usando células tumorales de cerebro y células normales de cerebro, se cuantificó la habilidad de replicarse y formar colonias de 50 células o más (lo cual es semejante a lo que se hace para probar la efectividad de los tratamientos con quimioterapia). En este experimento, se eligieron practicantes de Qi Gong con al menos 5 años de experiencia y se mantuvieron aislados para evitar la competencia entre ellos. Los maestros fueron a la clínica y dieron el tratamiento Qi Gong a las células durante 20 minutos, entonces las cajas Petri se colocaron en la incubadora por 2 semanas para permitir el crecimiento celular. Yount siguió además un estudio control para conocer la variabilidad del sistema.

    El protocolo se afinó y se realizaron 8 series de estudios controlados para analizar los resultados, los cuales mostraron que hubo un 10% de incremento en la habilidad de las células normales de cerebro para formar colonias, en comparación con las células que no recibieron tratamiento!

    Yount ha afirmado que se continuará con las investigaciones en China y en EUA, para validar sus descubrimientos sobre cómo la intencionalidad puede influenciar los sistemas vivientes. El investigador afirma que la expresión genética puede responder a señales internas y externas para iniciar un proceso o lograr un cambio.

    3.5.-EMOCIONES Y ADN

    El escritor Gregg Braden, investigador norteamericano, ha descrito el siguiente experimento con respecto al ADN. Este experimento fue llevado a cabo por los militares. Se recogió una muestra de leucocitos (células sanguíneas blancas) de un número de donantes. Estas muestras se colocaron en una habitación equipada con un equipo de medición de los cambios eléctricos. En este experimento el donante era colocado en una habitación y sometido a "estímulos emocionales" consistentes en vídeo clips que generaban emociones en el donante. El ADN era colocado en un lugar diferente al del donante, pero en el mismo edificio. Ambos donante y su ADN eran monitoreados y cuando el donante mostraba sus altos y bajos emocionales (medidos en ondas eléctricas) el ADN expresó respuestas idénticas al mismo tiempo. No hubo lapso y tiempo retraso de transmisión. Los altos y bajos del ADN coincidieron exactamente con los altos y bajos del donante.

    Los militares querían saber cuan lejos podían separar al donante de su ADN y continuar observando ese efecto. Ellos pararon de hacer pruebas al llegar a una separación de 80 Kilómetros entre el ADN y su donante y continuaron teniendo el mismo resultado. Sin lapso y sin retraso de transmisión.

    El ADN y el donante tuvieron las mismas respuestas al mismo tiempo. ¿Qué significa esto? Gregg Braden dice que esto significa que las células vivas se reconocen por una forma de energía no reconocida con anterioridad. Esta energía no se ve afectada ni por la distancia ni por el tiempo. Esta no es una forma de energía localizada, es una energía que existe en todas partes y todo el tiempo.

    OTRAS EVIDENCIAS

    Novedosos experimentos han sido realizados también en el HeartMath Institute Research Center de los EUA. A continuación se describirá uno de ellos. En este experimento10 se tomó el ADN de placenta humana y fue colocado en un recipiente donde se podía medir los cambios del mismo. Se distribuyeron 28 muestras en tubos de ensayo al mismo número de investigadores previamente entrenados. Cada investigador había sido entrenado a generar y sentir sentimientos (valga la redundancia), y cada uno de ellos podía tener fuertes emociones.

    Lo que se descubrió fue que el ADN cambió de conformación de acuerdo

    a los sentimientos de los investigadores.

    1. Cuando los investigadores sintieron gratitud, amor y aprecio, al ADN respondió relajándose y sus filamentos estirándose. El ADN se hizo más largo.

    2. Cuando los investigadores sintieron rabia, miedo o estrés, el ADN respondió apretándose. Se hizo más corto y apagó muchos de los códigos. ¿Alguna vez se han sentido "descargados" por emociones negativas? ahora saben porque sus cuerpos también se descargan. Los códigos del ADN se conectaron de nuevo cuando los investigadores tuvieron sentimientos de amor, alegría, gratitud y aprecio.

    Este experimento fue posteriormente aplicado a pacientes VIH positivos. Ellos descubrieron que los sentimientos de amor, gratitud y aprecio crearon 300.000 veces mayor respuesta inmune que la que tuvieron sin ellos. Así que aquí tenemos una respuesta que nos puede ayudar a permanecer con salud, sin importar cuan dañino sea el virus o la bacteria que este flotando alrededor. Manteniendo los sentimientos de alegría, amor, gratitud y aprecio.

    Estos cambios emocionales fueron más allá de ser efectos electromagnéticos. Los individuos entrenados para sentir amor profundo fueron capaces de cambiar la forma de su ADN.

    4.-ANÁLISIS DE RESULTADOS:

    Las nuevas técnicas genéticas han desbaratado la vieja concepción del l"gen" y, sobre todo, el binomio un gen-un carácter en el que se sustentaba la base teórica de la Biología desde el "redescubrimiento" de las leyes de Mendel. El gen también ha sufrido su particular metamorfosis y ha pasado de ser una supuesta entidad responsable directa de un carácter fenotípico, ya sea morfológico, fisiológico o, incluso, de comportamiento (se ha hablado del "gen" de la homosexualidad), pasando por una unidad responsable de la codificación de una proteína, hasta llegar a convertirse en una mareante variedad de posibilidades de tamaño, composición, interacciones y actividades: hay genes formados por unos pocos miles de pares de bases y genes de millones de pares de bases, sin "intrones", con unos pocos, o con muchos "intrones" dentro. Hay genes con genes dentro, otros que codifican para una proteína, están repartidos en trozos dispersos por el Genoma. Hay proteínas codificadas por varios genes independientes, y también un mismo gen (una misma secuencia) tiene significados diferentes, según la zona del genoma en que esté. Por otra parte, hay genes que pueden codificar proteínas distintas (lo que se conoce como "splicing" alternativo), y hay genes que regulan a otros genes. Finalmente (por el momento) los genes pueden leerse de formas diversas, en distintas posiciones, en diferentes direcciones y en distintos niveles...

            Todos estos fenómenos están sometidos, a su vez, a varios niveles de regulación por miles de proteínas (se han estimado unas 250.000, cuyas actividades son en su mayor parte desconocidas), que se regulan entre sí, regulación controlada por retroacción desde la fisiología del organismo y, por tanto, desde la relación de este con el ambiente externo.

            Pero, además, cuando hablamos de actividades de los genes, hay que tener en cuenta de qué células estamos hablando, de qué momento de la actividad celular e, incluso de la vida del organismo de que se trate. En efecto, las células de distintos tejidos tienen distintos genes activados y otros bloqueados en relación con las funciones específicas de cada tejido. También dentro de un tejido concreto, en cada momento, se activan y desactivan miles de genes siguiendo complejos, y aún no descifrados, patrones. Por último, la actividad de los genes durante el desarrollo embrionario no es igual que durante la adolescencia o el estado adulto... Desde luego "el gen" está resultando menos simple de lo que se creía.

    Los estudios transdisciplinarios descritos en el presente trabajo, forman parte de un paradigma nuevo de la ciencia, que está más de acuerdo con el complejo estudio del ADN y las terapias alternativas. La secuenciación del Genoma Humano, que prometía ser un “mensaje traído de los cielos” para la comprensión del ser y para la cura de numerosas enfermedades, ha revelado que el estudio de estos fenómenos apenas comienza, y que el trabajo de los biólogos necesita complementarse con el de científicos de todas las ramas, además de practicantes de medicinas alternativas y porqué no con el trabajo de las diferentes religiones.

    Actualmente podemos encontrar en diversas publicaciones científicas de todo el mundo miles de estudios controlados sobre la efectividad de las Medicinas Alternativas y Complementarias. Aún así, siguen faltando estudios sobre sus mecanismos de acción lo que al entenderlos nos llevaría a un nuevo nivel de desarrollo de la medicina y también de la humanidad.

    La investigación transdisciplinaria nos está llevando a entender estos mecanismos y nos está mostrando que la realidad es mucho más compleja pero a la vez mucho más simple de lo que nos imaginábamos.

    El estudio del ADN, la llamada molécula de la vida, ha llevado a los científicos de vanguardia a acercarse íntimamente a fenómenos observados en la Medicina Alternativa y Complementaria. La biocomputadora genética nos muestra que existe una relación más profunda, a nivel electromagnético y a nivel cuántico, de todo el organismo, y que además estamos relacionados con todo el universo de una manera directa e ineludible. Los estudios sobre intencionalidad y emociones nos revelan el gran poder que tienen los sentimientos y la intención sobre los fenómenos biológicos y nos dan esperanzas para el desarrollo de nuevas técnicas de sanación no invasivas que podrían actuar incluso en enfermedades genéticas y en enfermedades consideradas actualmente como incurables, con resultados reproducibles y confiables.

    5.-CONCLUSIONES

    Estamos redescubriendo que somos poseedores de una energía sutil y poderosa (podemos llamarla bioenergía) que está presente en todo el universo y que influye decisivamente en los fenómenos biológicos. Dicha energía puede ser usada para el tratamiento de las enfermedades y su descripción en términos científicos apenas empieza a abordarse.

    La investigación en una de las ciencias de vanguardia, la genética, desde el punto de vista transdisciplinario, empieza apenas a revelar la verdad sobre los mecanismos de acción de la Medicina Alternativa y Complementaria.

    Estamos volviendo nuestra atención a la sabiduría milenaria que ha afirmado siempre el poder de la música, la intuición, la oración, la intención, el amor y los sentimientos en la sanación de todas las enfermedades. Pero estamos regresando al mismo punto en un nivel más alto de la espiral de la historia, y este es el momento para que los descubrimientos realizados se integren a la ciencia con sabiduría y no sean desechados dogmáticamente como hasta ahora se ha hecho. Porque los dogmas científicos han contribuido a tener a la humanidad sumida en una profunda ignorancia, pero además nos han arrebatado la fe y la esperanza.

    Las Medicinas Alternativas y Complementarias son parte del paradigma emergente de la ciencia, y su contribución desde los puntos de vista filosófico, teórico y experimental está empezando a rendir frutos que nos llevarán a integrar todo el conocimiento y convertirlo en sabiduría para el bien de toda la humanidad.

    Desde la visión de nuestro sistema oficial de salud, es deseable que las autoridades mexicanas tomen en cuenta estudios de vanguardia semejantes a los presentados en este trabajo, para considerar la posibilidad de dar reconocimiento y regular la práctica de la MAC, ya que desde todos los puntos de vista (social, histórico, económico y ahora científico) se está demostrando la trascendencia y la importancia de estas prácticas como una opción terapéutica válida, que no puede ni debe soslayarse.

    6.-REFERENCIAS

    1 Céspedes J., Nigenda G., Mora G., Ruiz J.A.: Modelos alternativos de atención a la salud: utilización y disponibilidad en la Ciudad de México. Informe Final Funsalud. Junio del 2002

    2 Aedo Santos Francisco, Granados Sánchez J.. La medicina complementaria en el mundo. Revista Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación. 2000; 12: 91-99.

    3 Peter P. Gariaev, K.V. Grigor'ev, A.A. Vasil'ev, V.P. Poponin and V.A. Shcheglov. Investigation of the Fluctuation Dynamics of DNA Solutions by Laser Correlation Spectroscopy. Bulletin of the Lebedev Physics Institute, n. 11-12, p. 23-30 (1992).

    4 Peter P. Gariaev, Boris I. Birshtein, Alexander M. Iarochenko, Peter J. Marcer, George G. Tertishny, Katherine A. Leonova, Uwe Kaempf, The DNA-wave Biocomputer

    5 Maslow M.U., Gariaev P.P., Fractal Presentation of Natural Language Texts and Genetic Code, 2nd International Conference on Quantitative Linguistics QUALICO '94, Moscow, September 20-24, 193-194, 1994.

    6 Kaznacejev V. P., Michailova L. P. Ultraschwache Luminiszenz in interzellularen Interaktionen. Novosibirsk, Nauta, 1981.

    7 Garjajev P. P. Der wellengenetische Code. 1997, ISBN 5-7816-0022

    8 Bohm, David. Wholeness and the Implicate Order, Routledge, London, 1980.

    9 Yount, Garret. Distant Intentionality, Qi Gong Masters, and DNA. Subtle Energies and Uncharted Realms of the Mind. An Esalen Invitational Conference July 2 - 7, 2000

    10 Rein G, McCraty R. Local and nonlocal effects of coherent heart frequencies on conformational changes of DNA. In: Proceedings of the Joint USPA/IAPR Psychotronics Conference, Milwaukee, Wisconsin, 1993.

    7.-BIBLIOGRAFIA

    Bahm, A. (). Interdisciplinology: The science of interdisciplinary research. Nature and system, 1980:2(1),  29-35.

    Ball, P. Ideas for a new biology. Nature science update. 2001

    Bertalanffy, L. von, y otros. Tendencias en la teoría general de sistemas. Madrid:1981 Alianza.

    Bohm, D; Peat, D. Ciencia, orden y creatividad. Ed. Kairós. Barcelona 1989.

    Burnett, R. (2000). Disciplines in crisis: Transdisciplinary approaches in the arts, humanities and sciencies. Internet: Transdisciplinary-Unesco.

    Chwirot, B. Ultraweak luminescence as a source of information on biological systems. Institute of biology and Protection of Environment. Poland 2002.

    Ferguson, Marilyn. La conspiración de acuario. Ed. Kairós. Barcelona 1985

    Gariaev, P.; Tertishny, G.; Leonova, K. The wave, probabilistic and linguistic representations of cancer and HIV. Consciousness and physical reality. V.4 n.1, p.34-52

    Judson, Horace F. The eighth day of creation. Makers of the Revolution in Biology. Cold Spring Harbor Laboratory Press. 1996.

    Kuhn, T. La estructura de las revoluciones científicas. México FCE 1970

    Martínez, M. El paradigma emergente: Hacia una nueva teoría de la racionalidad científica. 2da edic. México 1997: Trillas.

    Miller, R.A.: Miller I. Quantum Bioholography, A review of the field form 1973-2002. Organization for the advancement of knowledge. Grants Pass, Oregon.

    Miller. R.A; Webb B. The holographic concept of reality. First International Congress of Psychotronics. Prague 1973.

    Murray, Granner, Mayes, Rodwell. Bioquímica de Harper. Ed el Manual Moderno. México 2000

    OMS. Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005. Publicación oficial de la Organización Mundial de la Salud.

    Stent G & Calender R. Genética Molecular. Ediciones Omega, Barcelona. 1981.

    The double helix - 50 years. Nature. 2003.

    Winkler, K. Interdisciplinary research: How big a challenge to traditional fields? Chronicle of Higher Education 1987:7, 14-15.

    UNIVERSIDAD AUTONOMA CHAPINGO

    “Enseñar la explotación de la tierra, no la del hombre”

    CENTRO DE EDUCACIÓN CONTINUA

    PROGRAMA UNIVERSITARIO DE MEDICINA TRADICIONAL Y TERAPÉUTICA NATURISTA

    TESINA: “Investigación transdisciplinaria en el estudio del Ácido desoxirribonucleico y su relación con la Medicina Alternativa y Complementaria”.

    QUE PRESENTA.

    PARA OBTENER EL DIPLOMA EN:

    “Par Biomagnético”.

    Chapingo, México, a 1 de mayo del 2005.

    1.-Onda de radiofrecuencia

    3.-Láser

    2.-Patrón de difracción

    4.-Holograma