Mecánica: sistemas de control

Industriales. Aplicaciones. Lazo: abierto y cerrado. Realimentación. Sistemas

  • Enviado por: Mustafat
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Doscientos Años de Masonería en la Península Ibérica
UNED
En el curso, desde diferentes puntos de vista académicos, se expondrá la actuación de la masonería ibérica a lo...
Solicita InformaciÓn

Máster Profesional en Mercado del Arte (Oficial)
Centro de Estudios Financieros, CEF.-
Si eres un apasionado del arte y te gustaría recibir una formación de calidad, Centro de Estudios Financieros, CEF,...
Solicita InformaciÓn

publicidad

SISTEMAS DE CONTROL

Componentes básicos de un sistema de control se describen mediante.

  • Objetivos de control.

  • Componentes del sistema de control.

  • Resultados o salidas.

En términos más técnicos, los objetivos se pueden identificar como entradas, o señales actuales y a los resultados también se les llaman salidas, o variables controladas. En general, el objetivo de un sistema de control es controlar las salidas en alguna forma prescrita mediante las entradas a través de los elementos del sistema de control.

Ejemplos de aplicaciones de sistemas de control.

Control de la velocidad en relentí de un automóvil.

El control de la velocidad en relentí del motor en un valor relativamente bajo (para economía de combustible) sin importar las cargas aplicadas al motor (transmisor, aire acondicionado, etc.). Sin el control de la velocidad en ralentí, cualquier cambio súbito en la aplicación de la carga del motor causa una caída en la velocidad del motor que puede provocar que el motor se detenga. Por tanto, los objetivos principales del control de velocidad en ralentí son, eliminar o minimizar las caídas de velocidad cuando se aplica carga al motor, y mantener la velocidad en ralentí del motor en un valor deseado muestra el sistema de control de la velocidad en ralentí desde el punto de vista de las entradas y salidas del sistema.

En este caso, el ángulo del acelerador ð y el par de carga ð L (debido a la aplicación del aire acondicionado, dirección hidráulica, transmisión, frenos de potencia, etc.), son las entradas, y la velocidad del motor ð es la salida. El motor es el proceso controlado del sistema.

Sistema de control de una rueda de impresión (margarita).

Este sistema muestra un ejemplo del sistema de control de una rueda de impresión (margarita) de un procesador de textos o una máquina de escribir electrónica. La margarita, que típicamente tiene 96 ó 100 caracteres, se mueve a la posición donde se encuentra el carácter deseado para colocarlo frente al martillo para la impresión por impacto. La selección del carácter se realiza en la forma usual mediante el teclado. Cada vez que alguna tecla se presiona, un microprocesador de control calcula la dirección y la distancia a recorrer y envía la señal lógica de control al amplificador de potencia que controla el motor que a su vez maneja la margarita. En la práctica, las señales del control generadas por el microprocesador de control deben ser capaces de mover la margarita de una posición a otra lo suficientemente rápido y con una alta calidad de impresión, lo cual significa que la posición de la margarita debe ser controlada con exactitud. Cuando se proporciona la entrada de referencia, la señal se representa como escalón. Como las bobinas eléctricas del motor tienen inductancia y las cargas mecánicas tienen inercia, la margarita no puede responder a la entrada en forma instantánea. La margarita sigue la respuesta y se establece en la nueva posición después de un tiempo t1. La impresión no debe comenzar hasta que la margarita haya alcanzado el alto total, si no, el carácter será embarrado.

Después que la margarita se ha detenido el periodo de t1 a t2 está reservado para la impresión, de tal forma que el sistema esté listo para recibir un nuevo comando después del tiempo t2.

Control de temperatura de la cabina de pasajeros de un coche.

La entrada al conductor es la temperatura deseada, convertida a un voltaje. La temperatura efectiva de la cabina se convierte a un voltaje por medio de un sensor, y se le retroalimenta al controlador para comparación con la entrada. La temperatura ambiente al calor del sol transferido por radiación actúan como perturbaciones, debido a que no son constantes durante la marcha del vehículo. Este sistema utiliza tanto control retroalimentado como control de prealimentacion. Este ultimo brinda acción correctiva antes que las perturbaciones afecten la salida.

La temperatura en la cabina del vehículo varía considerablemente, según el lugar en que se mida. En vez de instalar múltiples sensores para medir la temperatura, y obtener un promedio de los mismos, es mas económico colocar un ventilador de succión en el sitio donde normalmente los pasajeros sienten la temperatura. Entonces la temperatura del aire del extractor brinda una indicación de la temperatura de la cabina y se considera como salida del sistema.

El controlador recibe la señal de entrada, y la señal de salida y las señales de sensores desde las fuentes de perturbación. A su vez, el controlador envía una señal óptima de control a equipo acondicionador de aire para controlar la cantidad de aire refrigerado, de modo que la temperatura de la cabina sea igual a la temperatura deseada.

SISTEMA DE CONTROL EN LAZO ABIERTO.

( Sistemas no realimentado).

El sistema de control de velocidad en ralentí o el sistema de control de la rueda de impresión, son sistemas no complejos que se denominan sistemas de control en lazo abierto. No es difícil ver que estos sistemas no pueden satisfacer requerimientos de desempeños críticos.

Los elementos de un sistema de control en lazo abierto se pueden dividir en dos partes: el controlador y el proceso controlado. Una señal de entrada o comando se aplica al controlador, cuya salida actúa como señal actuante; la señal actuante controla el proceso controlado de tal forma que la variable controlada se desempeñe de acuerdo con estándares preestablecidos. En los casos simples, el controlador puede ser un amplificador, unión mecánica, filtro u otro elemento de control. En los casos mas complejos el controlador puede ser una computadora tal como un microprocesador. Debido a la simplicidad y economía de los sistemas de control en lazo abierto, se les encuentra en muchas aplicaciones no críticas.

 

SISTEMA DE CONTROL EN LAZO CERRADO.

(Sistemas de control realimentado).

Lo que hace falta en el sistema de control en lazo abierto para que sea más exacto y más adaptable es una conexión o realimentación desde la salida hacia la entrada del sistema. Para obtener un control más exacto, la señal controlada debe ser realimentada y comparada con la entrada de referencia, y se debe enviar una señal actuante proporcional a la diferencia de la entrada y la salida a través del sistema para corregir el error. Un sistema con una o más trayectorias de realimentación como el que se acaba de describir se denomina sistema en lazo cerrado.

 REALIMENTACIÓN.

 El uso de la realimentación es para reproducir el error de la entrad de referencia y la salida del sistema. La reducción del error del sistema es sólo uno de los efectos más importantes que la realimentación realiza sobre el sistema.

Para los efectos de la realimentación sobre un sistema de control, es esencial examinar el fenómeno en el más amplio sentido. Cuando la realimentación es introducida en forma deliberada para propósitos de control, su existencia se identifica fácilmente. Sin embargo, existen numerosas situaciones en donde un sistema físico, que normalmente se reconocería como un sistema inherentemente no realimentado, se vuelve uno realimentado cuando se observa de cierta manera. En general, se establecer que cuando una secuencia cerrada de relaciones causa-efecto existe entre las variables de un sistema, se dice que existe realimentación.

 

TIPOS DE SISTEMAS.

Los sistemas de control realimentados se pueden clasificar en diversas formas, dependiendo del propósito de la clasificación. Por ejemplo, de acuerdo con el método de análisis y diseño, los sistemas de control se clasifican en lineales y no lineales, variantes con el tiempo o invariables con el tiempo. De acuerdo con los tipos de señales usados en el sistema, se hace referencia a sistemas en tiempo continuo y en tiempo discreto, o sistemas modulados y no modulados. A menudo, los sistemas de control se clasifican dé acuerdo con su propósito principal. Por ejemplo, un sistema de control de posición y un sistema de velocidad controlan las variables de salida de acuerdo con la forma como su nombre lo indica.