Me llamo barro, aunque Miguel me llame; Miguel Hernández

Literatura española contemporánea del siglo XX. Generación del 27. Poesía del 36. El rayo que no cesa. Estructura interna y externa. Biografía

  • Enviado por: Martona
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

MIGUEL HERNÁNDEZ. ANTOLOGÍA POÉTICA

“Me llamo barro, aunque Miguel me llame”

1- Contexto: (autor y situación del texto en la obra)

Miguel Hernández, nació en Orihuela (Aliante) en 1910. Podría intuirse por edad en los poetas de la Generación del 36, sin embargo su trayectoria y sus relaciones con escritores como Federico García Lorca, Aleixandre o Albertí, lo sitúan claramente entre ellos como hermano menor.

En su infancia fue pastor de cabras y no tuvo estudios, pero llevado por su ansia de saber se formó a sí mismo a través de abundantes lecturas. Cave destacar, que su vocación poética es temprana, pero en Orihuela participa en distintas tertulias literarias. En 1934, se traslada a Madrid donde su obra conquistara pronto la máxima admiración; para su evolución ideológica fue decisiva la amistad con Pablo Neruda.

A los inicios de la Guerra Civil, 1936, el poeta se alista en el ejército republicano como ayudante y al final, en 1939, regresó a su pueblo pero ante el peligro que corría, escapó a Portugal. Allí, fue detenido y repatriado. Tristes fueron sus últimos años: su primer hijo muere y el segundo al finalizar la guerra también, él es encarcelado y condenado a muerte. Finalmente muere en la cárcel de Alicante en 1942. (por su talento especial, Hernández, abrió el camino de la poesía de pos guerra. De sus poemas hay ciertas versiones musicales)

Esta poesía de Miguel Hernández titulada “Me llamo barro, aunque Miguel me llame”, pertenece al poema número quince de su obra publicada el 24 de enero de 1936, El rayo que no cesa, la cual alcanzó su máxima plenitud. En primer lugar el termino Rayo del titulo del libro, significa “Pena”. A lo largo de los treinta poemas que componen el libro, el autor relata una historia de amor, el encuentro de dos amantes, y el tormento del amor y la muerte como desenlace inevitable. Está obra recoge los poemas de tema más amoroso que el autor compuso, y todos dediados a su musa: Josefina Manresa, con su máxima sinceridad. Cave destacar, que estos poemas corresponden a una etapa del autor, dónde ensaya nuevos temas y técnicas, experimenta con el verso libre y crea imágenes irracionales y a la vez muy surrealistas. Este libro, contiene treinta poemas: un conjunto de serventesios que se componen en el primer poema, sonetos, silvas y elegías mediante tercetos encadenados. En definitiva, son las obsesiones que tenia el poeta por el amor, la vida y la muerte. Finalmente nos muestra su deseo de vivir y amar que se contradice con su obsesión por la muerte que siempre esta presente.

2- Comentario:

  • ESTRUCTURA EXTERNA: (resumen, tema, apartados)

En esta poesía, Miguel nos muestra su afán por la naturaleza y también su fe religiosa. El término barro, lo usa el autor para representar los elementos que los hombres tienen en común por el hecho de ser humanos. Sin embargo, se basa en la teoría de que Dios crea al hombre, ya que Adán estaba hecho de barro y fue él, el representante del ser humano, por lo tanto se designa como símbolo de la esencia común de la humanidad; y posteriormente cada persona al añadir sus rasgos i/o valores propios se vuelve único.

Según interpretamos en el poema, el autor afirma que lo único que hará transformar a esa persona y no ser únicamente barro, va ser el sentimiento de amar. Y en el poema vemos representado como símbolo del amor, “la huella”, que al pisar el barro, transformará a Miguel en alguien personificado. Finalmente, vemos que se nos muestra el sentimiento de tristeza del autor, por falta de amor. A lo largo de las estrofas, podemos relacionar, en primer lugar la contraposición de la mujer vista como nardo y el despliegue de barros, bueyes, entre otros con que se la acecha (observamos su convivencia con la naturaleza y su búsqueda de lo esencial y autentico). Des de luego, que podemos lograr entender que el barro único es el lado anónimo de un camino que sólo puede ser personalizado si es pisado por la mujer que el autor idealiza. Y, puede que una vez sea pisado, no sólo se dotará de identidad. Sino que el autor nos muestra el miedo a que quiera absorberla hasta crear un mismo cuerpo y no poder ser destruido jamás, ya que aquí inicia el dilema de que una vez nuestro cuerpo muere, se convierte en barro.

El tema de está poesía, como hemos observado, es el convencimiento del autor de la necesidad de amar para poder crear una única y auténtica identidad. También está presenta el tema de la naturaleza ya que nombra a distintos seres vivos y plantas y el tema de sus creencias religiosas, muy frecuentes en su época.

Como estructura del poema, podemos diferenciar tres etapas; La primera, hasta la cuarta estrofa (“Coloco relicarios de mi especie...”), dónde el autor se define, muestra sus sentimientos y nos muestra la admiración que siente por su musa. En la segunda, des de la quinta hasta la séptima, el autor muestra su tristeza y angustia por la necesidad de ese amor. La octava estrofa, es esencial en el poema ya que nos explica el porque existe esa necesidad de obtener su amor, ya que es así como llenara su cuerpo de identidad. Y finalmente des de la novena a la catorceava se nos muestra el proceso que el autor hace evolucionar hasta debatirse, en la última estrofa el qué va suceder si muere.

  • ESTRUCTURA INTERNA: (métrica, recursos estilísticos)

Después de haber analizado el poema, hemos observado que su métrica sobre pasa el soneto. Encontramos en la estrofa octava, novena y oncena una silva polimétrica ya que son series indeterminadas de versos endecasílabos y heptasílabos (aunque en la octava y la novena encontramos un verso de catorce silabas) muy cercana al verso libre de Neruda y Aleixandre. La rima del poema es asonante y consonante en todos los versos, ya que el autor se ha dedicado a hacer modificaciones de la rima final de cada verso para que coincida.

Pero la rima de este poema es un poco especial. Para entenderlo, vamos a analizar las primeras estrofas ya que luego usa la misma técnica: Las dos primeras estrofas, observamos que tienen la rima en los impares (verso uno, tres y cinco) con -ame (lame, lame e infame) y en los pares (verso dos y cuatro) con -ino (destino, camino), y es aquí donde vemos la modificación del poeta, ya que el último verso no hace rima con los pares de esta estrofa, sino con el segundo verso de la tercera y cuarta estrofa con -ada (desplegada, idolatrada, pisada). Mientras que la tercera estrofa riman el primero con el cuarto (-echo) y el tercero con el quinto (-ores); Entonces se repite esta situación de empalmar la rima, teniendo en cuenta que cada dos estrofas se recupera la rima del verso que había quedado libre en la estrofa anterior.

Cave destacar, la aparición de ciertos versos que son de catorce sílabas, es decir, alejandrinos: en el verso: nueve, once, treinta y cuatro y cuarenta y dos). Finalmente, puede considerarse un soneto (aunque con sutiles variaciones del poeta).

Los recursos estilísticos más destacables, son, en primer lugar la abundancia de metáforas que el autor usa en todo el poema, para describir sus sentimientos, opiniones y pensamientos, en el verso trece (“talón mordiente”), en el verso veinte y veintidós (“gavilán de ala” y “ramo derretido”) entre otras.

También observamos ciertas anáforas ya que hay repeticiones de grupos de palabras al inicio de verso, en la octava estrofa (“barro en vano...”); en la séptima estrofa con el termino (“Cuando”) y la repetición de (“bajo a tus pies..”) en el verso veinte y el veintidós.

Encontramos en la segunda estrofa un paralelismo (“soy un triste instrumento...” “soy una lengua dulce...”) ya que se repite la estructura gramatical.

Podemos observar una comparación en la sexta estrofa, y en la estrofa undécima se puede encontrar una antítesis ya que el autor establece una relación entre dos términos que tienen significados opuestos.

3- Conclusión:

Después de haber leído y analizado detalladamente el poema, la vida del autor y sus obras más destacables, considero que es una poesía muy compleja pero que demuestra un gran trabajo por parte de Miguel. La poesía, llena de metáforas, entre otros recursos destacados anteriormente, nos muestra una visión muy ponderada de los elementos con que se caracteriza el autor. El significado de la poesía esta incógnito bajo distintos símbolos que no sólo describen los sentimientos del autor sino su forma de pensar y de ver las cosas. La métrica tan especial hace que no se convierta en cansina su lectura. Podemos relacionar la vida del autor en como escribe, ya que al haberse criado en el campo hace uso de distintos términos relacionados con la naturaleza que logran la recerca de lo vital y auténtico.

Finalmente me gustaría destacar, que usa un lenguaje tan elaborado que es difícil de entender, pero desde luego que después de un gran esfuerzo merece comprender su significado.

POEMA: “Me llamo barro, aunque Miguel me llame”


Me llamo barro aunque Miguel me llame. 11A Barro es mi profesión y mi destino 11B
que mancha con su lengua cuanto lame. 11A

Soy un triste instrumento del camino. 11B
Soy una lengua dulcemente infame 11A
a los pies que idolatro desplegada. 11C

Como un nocturno buey de agua barbech11D
que quiere ser criatura idolatrada, 11C
embisto a tus zapatos y a sus alrededores14E
y hecho de alfombras y de besos hecho 11D
tu talón que me injuria beso y siembro de flores. 14E

Coloco relicarios de mi especie 11F
a tu talón mordiente, a tu pisada, 11C
y siempre a tu pisada me adelanto 11G
para que tu impasible pie desprecie 11F
todo el amor que hacia tu pie levanto. 11G

Más mojado que el rostro de mi llanto, 11G
cuando el vidrio lanar del hielo bala, 11H
cuando el invierno tu ventana cierra 11I
bajo a tus pies un gavilán de ala, 11H
de ala manchada y corazón de tierra. 11I


Bajo a tus pies un ramo derretido 11J
de humilde miel pataleada y sola, 11K
un despreciado corazón caído 11J
en forma de alga y en figura de ola. 11K

Barro en vano me invisto de amapola, 11K
barro en vano vertiendo voy mis brazos, 11L
barro en vano te muerdo los talones, 11M
dándole a malheridos aletazos 11L
sapos como convulsos corazones. 11M

Apenas si me pisas, si me pones 11M
la imagen de tu huella sobre encima, 11N
se despedaza y rompe la armadura 11O
de arrope bipartido que me ciñe la boca 14P
en carne viva y pura, 7o
pidiéndote a pedazos que la oprima 11N
siempre tu pie de liebre libre y loca. 11P
Su taciturna nata se arracima, 11N
los sollozos agitan su arboleda 11Q
de lana cerebral bajo tu paso. 11R
Y pasas, y se queda 7n
incendiando su cera de invierno ante el ocaso,14R
mártir, alhaja y pasto de la rueda. 11N

Harto de someterse a los puñales 11S
circulantes del carro y la pezuña, 11T
teme del barro un parto de animales 11S
de corrosiva piel y vengativa uña. 11T

Teme que el barro crezca en un momento, 11U
teme que crezca y suba y cubra tierna, 11V
tierna y celosamente 7w
tu tobillo de junco, mi tormento, 11U
teme que inunde el nardo de tu pierna 11V
y crezca más y ascienda hasta tu frente. 11W

Teme que se levante huracanado 11X
del bando territorio del invierno 11Y
y estalle y truene y caiga diluviado 11X
sobre tu sangre duramente tierno. 11Y

Teme un asalto de ofendida espuma 11Z
y teme un amoroso cataclismo. 11-


Antes que la sequía lo consuma 11Z
el barro ha de volverte de lo mismo. 11-