Max Weber

Sociología. Sociólogos. Acción social. Tipos de administraciones

  • Enviado por: Karlita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

KARLA ZUQUI JUAREZ

1· MAESTRIA COMUNICACIÓN EMPRESARIAL.

LA RELIGION, ECONOMIA Y SOCIEDAD SEGÚN MAX WEBER

El autor parte de una relación entre la confesión religiosa y la estructura social su objetivo en es hacer énfasis en la interdependencia mutua entre los sistemas de creencias y el medio económico y social. Apoyándose en estadísticas, se basa en las propiedades y empresas capitalistas, así como de las esferas superiores de la clase trabajadora.

Weber no trata inicialmente lo que es la religión, sino de las condiciones y efectos de un determinado tipo de acción comunitaria.

Como consecuencia de motivos históricos (presume aquí una riqueza hereditaria), también nos dice que revivir la historia es una evidencia no es necesaria vivirla para hablar de ella, nos propone como si la hubiéramos vivido.

Propone también que para nuestra época, no solo hay que basarse en la teoría de no ser tan racional ya que cada quien entiende lo racional de acuerdo a su parecer , para manejar una empresa Max Weber dice que hay que ganarse a su gente (empleados), poniendo a su disposición trabajadores sobrios, de gran resistencia y lealtad profesional, respecto a la "productividad" de los salarios bajos, opinaban que la pobreza movía a la gente a trabajar, de una forma mas libre , y mas práctica no tanto apegado a la teoría, es estar en la innovación de tecnológica ya que de esto dependen las empresas, entre mas nueva sea la tecnología mayor avance .

El hombre no existe para el negocio, sino que el negoció existe para el hombre y lo que le importa es el reconocimiento social, la importancia a lo cualitativo y no lo cuantitativo.

Más tarde, según el autor, estas ideales fracasan al no resistir la tentación de la riqueza volviéndose en una burocracia. Lo que en un primario fue la racionalización de la conducta sobre la base de la idea profesional, hoy se ha convertido en un capitalismo que descansa en fundamentos mecánicos, y ha tomado en sentido de lucha y competitividad.

Los principios de la ética o del capitalismo moderno (Occidental), que viene a decir que la moralidad es útil porque proporciona crédito y éstas con virtudes que benefician solo al individuo, esto es un fin vital, el expresar la virtud en el trabajo.

El gran valor que concede Max Weber a la acción humana como capaz de modificar las estructuras sociales, y en concreto a la ideología, en todas sus vertientes, y especialmente en la religiosa, como motor e impulsor de la sociedad, que se refleja constantemente en la acción humana.

La acción social le llamaremos a la conducta de una o varias personas y medios que utilizan los seres húmanos de acuerdo a su forma de vida.

Max Weber considera que existen distintos tipos de acción social:

"La acción social, como toda acción, puede ser:

1) racional con arreglo afines: determinada por expectativas en el comportamiento tanto de objetos del mundo exterior de otros hombres y utilizando esas expectativas como 'condiciones' o 'medios' para el logro de fines propios racionalmente perseguidos.

2) racional con arreglo a valores.- determinada por la creencia consciente en el valor -ético, estético, religioso o de cualquier otra forma corno se le interprete- propio y, absoluto de una determinada conducta, sin relación alguna con el resultado, o sea puramente en méritos de ese valor.

3) afectiva, especialmente emotiva, determinada por efectos y estados sentimentales actuales.

4) tradicional, determinada por una costumbre arraigada.

En occidente el racionalismo económico, o sea, el capitalismo, esta fuertemente relacionado con una religiosidad congregacional etico-racional.

En cuanto a las capas menos privilegiadas, se incrementa la variabilidad, lo no típico, de forma que entre los artesanos podemos encontrar grandes contrastes.

En occidente la pequeña burguesía tiende a una religiosidad congregacional ética en razón del retroceso de los vínculos de sangre, obteniendo así una posibilidad de racionalizar su actuación por medio de esta comunidad En algunos casos puede ocurrir que sean portadoras de una religión no oficial de secta, entendidas estas como comunidades secretas.

Feudalismo: distinguimos como formas auténticas el feudalismo y feudo. Todas las otras formas de otorgamiento de tierras a cambio de servicios militares, llamadas también "feudalismo", son en realidad de carácter patrimonial.

Feudo, significa siempre: la apropiación de los poderes y derechos de mando; poderes domésticos dentro de la propia hacienda; poderes políticos dentro de la misma

La administración de carácter feudal significa: todo poder de mando se reduce a las probabilidades de servicios existentes en virtud de la promesa de fidelidad de los vasallos; la asociación política se convierte en un sistema de actuaciones de fidelidad personales entre el señor y sus vasallos, entre estos y sus subvasallos, etc.

Este poder sólo puede ganarlo o afirmarlo el señor frente a los vasallos cuando: El soberano crea u organizar adecuadamente un cuadro administrativo propio.

Este puede ser: patrimonial (ministerio); extra patrimonial, estamental; profesional: particularmente de formación jurídica y militar.

En el sentido más amplio suelen llamarse "feudales" a todas las capas, instituciones y convenciones militares estamental mentes privilegiadas. Se habla también que "feudalismo" de manera inexacta en el sentido de en la existencia que estamentos puramente militares, en sentido de privilegio negativo.

En el caso de la dominación "legal" nunca es puramente legal, sino que la creencia de la legalidad se ha hecho ya un "hábito" y está, por tanto, tradicionalmente condicionada.

En todas las formas de dominación es vital para el mantenimiento de la obediencia el hecho de la existencia del cuadro administrativo y de su acción continua dirigida a la realización e imposición de las ordenaciones.

De igual modo, aquel que quiera romper una dominación, debería crear un cuadro administrativo propio que haga posible su propia dominación, aunque sólo sea que crea contar con la connivencia y cooperación del cuadro existente en contra del hasta entonces soberano.

1