Matrix; Larry y Andy Wachowsky

Cine. Ciencia ficción futurista. Filosofía. Platón. Mito de la caverna. Biblia

  • Enviado por: Sandra Templar DaiGuard
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Matrix

Matrix, creada en 1999, rompió los moldes de las películas de acción hechas hasta la fecha. Se introdujeron efectos que nunca antes se habían visto y, a pesar de estar basada en unos comics japoneses, tuvo una gran aceptación en el mundo occidental gracias al genial trabajo de los hermanos Wachowski.

Además de las escenas de acción, muy envidiables por otras muchas de su mismo género, tiene un buen argumento: es profundo y complicado. A lo largo de él, se hacen alusiones a la mitología griega y a la Biblia. Toca los temas de la fe y la esperanza, del destino y, sobre todo, nos habla de la realidad y de la duda de la percepción.

Su argumento, ligeramente resumido, seria el siguiente: Neo (Keanu Reeves) se pasa los días delante del ordenador para encontrar respuesta a una única pregunta: ¿Qué es Matrix? Ésta se ve respondida cuando Morfeo (Laurence Fishburne) le encuentra y le muestra la verdadera realidad. Le enseña que toda su vida ha sido una mentira hecha por un programa de ordenador, Matrix, diseñado para tener bajo control a la raza humana y así servirle de fuente de energía.

La trama se complica a medida que la película avanza: al espectador le cuesta diferenciar la realidad del mundo de Matrix. Platón nos dijo eso mismo en su teoría de las ideas: los sentidos nos pueden engañar, la percepción no es una realidad. El mito de la caverna se ve muy bien reflejado aquí: Matrix es la prisión del ser humano que no nos deja ver la verdad a través de impulsos eléctricos interpretados por el cerebro cual sombras en el mito. El ser humano tiene la costumbre de creer todo lo que ve y, muchas veces, eso no tiene porqué ser así. En la película, Matrix es un conjunto de programas. Esos programas son las sombras que los prisioneros ven por las paredes y que creen que son reales o que, simplemente, ven su realidad.

Cuando Neo es liberado se ve perfectamente que no ha movido ningún músculo durante toda su vida y que le cuesta adaptarse a la nueva situación, al igual que en el mito, donde los prisioneros liberados les cuesta acostumbrarse a estar sin cadenas y a mirar a los objetos para ellos desconocidos. A su vez, estos quedan asombrados de la nueva realidad y sienten que la vida anterior en la caverna es más real que la que están experimentando ahora. Sin embargo, no son los aspectos físicos los que hacen daño a Neo, sino que es la luz lo que le invade y confunde: la realidad es su verdadera ceguera, es lo que más le cuesta de ver y a lo que más le cuesta acostumbrarse. En Matrix se ve el desconcierto del protagonista cuando le muestran ese mundo real, representado en el mito por la luz exterior, el sol y todos los objetos ajenos a la cueva, el mundo real donde se intenta liberar al hombre de ese infierno de dominación.

En el film se pueden apreciar, además de lo ya dicho anteriormente, diversas comparaciones con las religiones cristiana y judía. Una vez abre los ojos y empieza a discernir entre la realidad y la mentira, se encuentra en una nave espacial donde están Morfeo y sus seguidores. Allí, le cuentan que es el elegido para salvar a la humanidad de la prisión de Matrix. Aquí se puede ver perfectamente que Neo es el Salvador, el Jesús del hombre del 2199. Morfeo se puede comparar con Juan Bautista, ya que le bautiza como el Elegido y le purifica las ideas, la mente, como en la Biblia se hace en las aguas del río Jordán. Los tripulantes de la nave son los apóstoles, los seguidores y, entre ellos, también existe la figura del traidor. Cifra pacta con los agentes de Matrix para entregar a Morfeo a cambio de reinsertarle en el programa, borrarle la memoria y hacerle rico en el mundo de la ilusión. La similitud entre el rebelde y Judas, quien entrega a Jesús a cambio de 20 monedas de plata, es bien apreciable. A su vez, el Oráculo profetiza la llegada de un Mesías. Paralelamente, se observa la figura de un profeta que guía a los fieles en su camino, en busca de un Salvador y de una esperanza.

Según Cifra, la ignorancia da felicidad… o la relativa ignorancia. Éste se ha decidido por la felicidad porque está harto del mundo real: no lo soporta. Siempre necesitaremos llenar ese hueco que deja la ignorancia con alguna cosa que, si no es la realidad, será la mentira, es decir, lo que precisamente pide a los agentes. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Por otra parte, los nombres que aparecen en Matrix están llenos de simbolismo, unos se limitan a describir las características del personaje, otros, sin embargo, son más profundos y están más cargados de significado e incluso tienen similitudes con la religión. Aquí se nombraran los más importantes y los que tienen esa profundidad.

Neo significa nuevo, seguramente señal de la nueva esperanza de esa salvación tan ansiada por los habitantes de Sión, la última ciudad humana en pie. Ésta ciudad, a su vez, tiene el nombre de un pueblo de la Tierra Prometida de Canaán. A su vez, nuestra heroína Trinity es una posible alusión a la Santa Trinidad y la nave en la que viajan, el Nebuchadnezzar es una referencia bíblica del libro de Daniel. De entre todas las demás apariciones en la Biblia, los directores eligieron ésta porque daba una cara diferente de los demás libros. Los otros libros muestran una persona cruel y sin escrúpulos pero en el libro de Daniel tenemos una visión diferente de él. Tuvo un sueño profético, que Daniel descifró, mostrando la historia de la humanidad. El mandato de Nabucodonosor marcó la transición del período bíblico de los milagros abiertos y la profecía a un nuevo mundo en donde los milagros están ocultos y las decisiones son tomadas en base al intelecto. La vida del rey babilónico marcó el camino para la concienciación, el despertar y el cambio. Un nombre muy apropiado para una nave cuya tripulación está dedicada justo a eso, a traer un despertar a la humanidad.

Los hermanos Wachowski recurrieron también a la cultura y mitología griegas para dar más profundidad y color al film. En esta historia se nos habla del destino, el cual siempre ha sido inevitable hiciera lo que hiciera el protagonista de cualquier tragedia. Efectivamente, la película tiene una estructura de tragedia griega: nuestro héroe tiene que enfrentarse a su destino, impuesto por unos dioses caprichosos y déspotas, las máquinas, evidentemente. Sin embargo, Neo vence al destino con la esperanza y la constancia, ya que el protagonista no soporta que nadie controle su vida y lo demuestra rompiendo la profecía. La película quiere dar a entender que somos amos de nuestras reacciones pero solo de ellas: todo lo demás será impredecible por nuestra mente.

En los nombres, de nuevo se puede apreciar el tópico griego. Morfeo es el dios alado de los sueños, el cual recorría con frecuencia la Tierra y tocaba a los mortales con una flor de adormidera para dormirlos. Así, en la película, Morfeo es quien despierta del sueño a nuestro héroe.

A su vez, se precisa nombrar al Oráculo, la mujer que sabe el futuro y que hace las profecías. Es perfectamente comparable con el Oráculo de Delfos, donde la gente en la antigua Grecia peregrinaba cuando tenía alguna duda sobre su destino. Las sacerdotisas de ese lugar adivinaban el porvenir de los peregrinos ya que eran, según decían, el médium entre los dioses del Olimpo y los humanos.

Seguidamente comentar que el largometraje empieza con una especie de Alicia el País de las maravillas, donde la niña es el mismo Neo y el conejito, un tatuaje en el hombro de una mujer. De pronto, él se ve acatando órdenes sin sentido, sin saber por qué: sal por la ventana, quítate la camisa, toma la pastilla, siéntate, duérmete,… Además, empieza a dudar de lo que ve y no sabe discernir de los sueños y la realidad, al igual que al espectador, que no sabe más que el protagonista, ambos no saben distinguir. Neo se ve cayendo por el hoyo de la madriguera del conejo y ve, de pronto, que no está en el mundo de los sueños como Alicia, sino en el real. Paradójicamente, despierta del sueño para ver lo que de verdad es cuando llega al fondo.

Asimismo decir que la película nos habla constantemente de la fe, el creer o no creer. Aquí es preciso puntualizar que la fe es el creer sin ver, cosa que hacen Morfeo y sus seguidores con el Elegido: ellos creen en él pero no tienen pruebas tangibles de que lo sea (desde un principio). Neo se ve obligado a creer en él y en la nueva realidad que se le plantea y, sin que el espectador se plantee ninguna duda en ello, el protagonista y sus nuevos amigos tienen una fe ciega en el Oráculo. ¿Acaso es cierto que es un instrumento de adivinación? o ¿es, simplemente, una farsa? Tendremos que esperar a que se planteen esas preguntas y más en las dos secuelas de esta película.

Para concluir, diré que es una película totalmente innovadora, genial y atrevida además de original. Para mí lo novedoso es que aparte de acción, amor, efectos especiales, espectáculo -entertainment- añade un logrado guión -a veces un poco denso y difícil de seguir- repleto de problemas existenciales, filosóficos -tanto occidentales como orientales- y, encima, gusta a todo tipo de público; lo cual prueba mi teoría de que se puede hacer una buena y taquillera película con -o gracias a- un excelente y original guión, amén de carísimos efectos especiales, claro.

Por otra parte, el film nos enseña que la esperanza no es inútil y que el destino no nos controla, sino que le controlamos a él. Nos dice también que no nos limitemos sencillamente a creer en lo que vemos, sino que intentemos ver más allá de lo que se es dado a conocer para poder ver la verdadera profundidad de aquello. El mensaje de la película es claro y conciso: libera tu mente, porque sino no serás capaz de responder a la pregunta: ¿qué es Matrix?

Bibliografía

  • La Bíblia

  • Schmidt, Joël. Diccionario de la mitología griega y romana Ed. Larousse

  • http://www.aish.com/espanol/seminarios/matrix_3/reality_and_illusion.htm