Material del laboratorio de diagnóstico clínico

Tipo de material. Utilidad. Medición. Utensilios básicos. Material específico. Limpieza. Casas comerciales

  • Enviado por: Pepelu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información


Índice

Página

Material de laboratorio 3

  • Por la clase de material empleado en su fabricación 3

  • Material según su utilización en el laboratorio 4

Utensilios básicos de laboratorio 6

Material especifico de laboratorio 8

Limpieza del material de laboratorio 10

Casas comerciales 11

Bibliografía 12Material de laboratorio

Podríamos hacer dos clasificaciones en cuanto al material de laboratorio, uno, el tipo de material con el que están fabricados (vidrio, plástico, metal, porcelana y madera) y otro, la utilidad que se le dan en el laboratorio (elementos de soporte, elementos de medición, elementos de calefacción).

POR LA CLASE DE MATERIAL EMPLEADO EN SU FABRICACIÓN

Nos encontramos en el laboratorio con distintos tipos de materiales: vidrio, plástico, porcelana, metal pero ninguno de ellos cumple las exigencias del laboratorio por eso tendremos que elegir en cada momento el material según el uso que le queramos dar, ningún utensilio es perfecto.

Vidrio:

Se caracteriza porque tiene mucha resistencia química (frente a ácidos, frente a bases...), tiene mayor resistencia que el plástico, es muy estable, se caracteriza por su transparencia.

Todos los vidrios no son perfectos para todas las técnicas, a veces se necesitan vidrios con resistencia técnica, con resistencia mecánica. Según el uso que le queramos dar aparecen vidrios especiales. La mayoría de los utilizados son de borosilicato, los cuales ofrecen gran resistencia térmica. Cuando se emplea el material de vidrio hay que tomar unas precauciones:

•No los podemos someter a cambios bruscos de temperatura (se provocan tensiones que pueden romper el cristal).

•Hay que colocar el material de vidrio en la estufa de secado o esterilización en frío, y cuando acabe el tiempo de secado se deja enfriar el material

•No se debe someter a variaciones bruscas de presión

•No se debe conservar soluciones concentradas de bases en material de vidrio de borosilicato, porque son substancias muy cáusticas que pueden destruir la calibración del aparato.

Podemos encontrar matraces, probetas, vasos de precipitados, vidrios de reloj, embudos, pipetas, buretas, porta-objetos, cubre-objetos entre los más importantes.

Plástico:

Los materiales de plástico pueden ser de uso múltiple, como las probetas, matraces, vasos de precipitados, las placas de petri, etc, y de un solo uso como los tubos de ensayo. El plástico ofrece algunas ventajas frente al vidrio, es resistente a la rotura, tienen un peso bajo. Hay gran variedad de plásticos, van a tener distintas propiedades físicas y químicas (polietileno, PVC, polipropileno, teflón y cloruro de polivinilo).Cuando se utiliza un plástico hay que tener en cuenta el tipo de plástico que se emplea porque algunos plásticos pueden ser atacados por disolventes orgánicos, por ácidos, por bases, además pocos plásticos pueden superar temperaturas altas.

Entre los materiales de plástico más importante encontramos tubos, frascos lavadores, pipetas, dosificadores y tapones.

Porcelana:

Es el material que menos se usa en el laboratorio clínico, se utiliza cuando se necesitan materiales que resistan altas temperaturas, estos materiales suelen estar vidriados en el interior, para evitar que se adhieran partículas a su superficie, se utilizan sobre todo en el análisis gravimétrico.

Metal:

Este tipo de material se utiliza para ayudar a preparar muestras o diluciones.

Estos materiales son las gradillas, soportes, pinzas, espátulas, trípodes, rejillas, balanzas.

MATERIAL SEGÚN SU UTILIZACION EN EL LABORATORIO

En términos generales se podría hacer una clasificación del material de laboratorio en las siguientes categorías.

  • Calentable

  • No Calentable

  • Intermedio o de conexión

  • Medición o de comparación

  • Fuentes de calor

  • Material calentable:

    Es todo aquel que tenga la propiedad de calentar un líquido o una sustancia. Estos materiales son los tubos de ensayo de borosilicato, vasos de precipitados, matraces Erlenmeyer (no aforado), matraz de fondo redondo (normalmente no aforado) y recipientes de porcelana.

    Material no calentable:

    Este material de laboratorio se caracteriza por poseer paredes de vidrio gruesas, el material de trabajo cuando se calienta se dilata ya que la pared exterior se calienta más rápido que la pared interior, generándose por su dilatación dos fuerzas paralelas de diferente sentido que tienden a generar una rotación y consecuencia se rompe el material. Por eso decimos que están construidos con materiales que no soportan el calentamiento. Estos materiales son el kitazato, embudos, papel de filtro, vidrios de reloj, cristalizadores, ampollas de decantación.

    Material intermedio o de conexión:

    Son las herramientas de tipo auxiliar que disponemos en el laboratorio y son el soporte universal, gradillas, espátula, trípode, rejilla metálica, la piedra de toque, cepillo.

    Material de medición o de comparación:

    Estos materiales de laboratorio son los que nos permiten hacer una ligera evaluación de magnitudes ponderables de un sistema material.

    Las magnitudes que comúnmente se emplean en un laboratorio son: Longitudes, masas, superficies, tiempos, estados térmicos y volúmenes.

    Longitudes: para medir esta magnitud se puede emplear una regla o cinta graduada. El metro (m) es la unidad internacional.

    Las masas se las comparan con las balanzas que pueden ser mecánicas (granatario) y electrónicas. El gramo (g) es la unidad internacional.

    Las superficies las calculamos porque son magnitudes derivadas y se calculan en metros cuadrados (m2)

    Los tiempos se miden usando los relojes y los cronómetros. Se miden en segundos (s).

    Las temperaturas son formas de medir los estados térmicos de los cuerpos, se usan diferentes escalas termométricas, la Centígrada o Celsius y la Absoluta o Kelvin donde en magnitud 1ºC = 1ºK y la relación que existe es ºC = ºK - 273. Se utiliza para medir la temperatura el termómetro.

    Los volúmenes se los calculan por ser magnitudes derivadas. Se mide en metros cúbicos (m3).

    Todos estos materiales se caracterizan porque pequeñas variaciones de volumen dan lugar a una variación grande de nivel. Todo este material está calibrado para que sea utilizado de una manera determinada y a una temperatura estándar, que normalmente es de 20ºC, esto tiene que ser así porque el volumen que ocupa una determinada masa de un líquido varía con la temperatura.

    Para leer un volumen en un material aforado es conveniente colocar el aforo a la altura de la vista, para evitar el error de lectura, y leer el volumen. Cuando de trata de soluciones o líquidos incoloros se leerá por debajo del menisco o superficie libre del líquido y en forma tangente al mismo, si es que el líquido moja las paredes del recipiente, en caso de que el líquido no moje las paredes del recipiente se formará otro tipo de menisco en cuyo caso se leerá en forma secante, y ello es también aplicable en caso de soluciones o líquidos coloreados.

    Los materiales volumétricos son: pipetas, buretas, probetas, matraces aforados de fondo plano y picnómetro.

    Fuentes de calor:

    El trabajo con llama abierta genera riesgos de incendio y explosión por la presencia de gases comburentes (en cuyo seno se realiza o permiten que se realice la combustión) y combustibles (estados fluidos que se oxidan) o de productos inflamables en el ambiente próximo donde se utilizan.

    Para la prevención de estos riesgos son acciones adecuadas:

    • Suprimir la llama o la sustancia inflamable, aislándolas, o garantizar una ventilación suficiente para que no se alcance jamás el límite inferior de inflamabilidad.

    • Calentar los líquidos inflamables mediante sistemas que trabajen a una temperatura inferior a la de auto ignición o sin llama.

    • Utilizar equipos con dispositivo de seguridad que permita interrumpir el suministro de gases en caso de anomalía.

    • Mantenimiento adecuado de la instalación de gas.

    Los equipos con llama que disponemos en el laboratorio son: Lámpara de alcohol, mechero Bunsen, estufas y hornos a microondas.

    Utensilios básicos de laboratorio

    Vasos de precipitados: Los vasos de precipitados son recipientes no calibrados, son anchos, las paredes son rectas, y llevan un pico para verter fácilmente los líquidos, se utilizan para preparar disoluciones, para preparar reactivos o para contener sustancias.

    Matraz Erlenmeyer: Es un recipiente no calibrado, son vasijas de fondo plano con un cuello corto, se utilizan para evitar que se pierda material cuando hay reacciones de efervescencia porque la parte alta del matraz actúa como un condensador de los vapores y se retarda la evaporación. Se utiliza también para contener las disoluciones para su valoración.

    Matraz aforado de fondo plano: Se caracteriza por tener forma dicen que de pera, con el fondo plano o ligeramente convexo, un cuello largo y estrecho, el cuello lleva una marca, que es una línea muy delgada llamada línea de aforo, indica también la temperatura a la que debe de usarse, generalmente están calibrados para contener líquidos. Los matraces utilizados para verter llevan dos líneas de aforo o una escala graduada. Se utilizan para preparar disoluciones de concentración conocida, o para diluir muestras. Para preparar una disolución a partir de un producto sólido, primero se debe pesar los gramos de soluto, se traslada el soluto a un vaso de precipitados y se disuelve con un pequeño volumen de disolvente, lavando varias veces el agua con el disolvente, se trasvasa al matraz aforado, asegurándose de que se trasvasa toda la disolución, y se llena el matraz con disolvente hasta llegar al aforo, de manera que el disolvente resbala por las paredes del matraz.

    Probetas: Son recipientes graduados, cilíndricos, con una base para la sujeción en la parte de abajo, se utiliza para medir volúmenes que precisan poca precisión. Se utilizan para dispensar, tienen un pico en la parte de arriba para facilitar su vertido. A veces se utilizan para contener y suelen llevar tapón.

    Dispensadores automáticos: Se utilizan para añadir un volumen determinado de un reactivo o de un diluyente a una solución. Se compone de un émbolo de válvula y un extremo por donde sale el líquido. Facilita el trabajo de determinados volúmenes cuando los tienes que repetir muchas veces.

    Embudo: Se utiliza para la separación completa de un sólido y un líquido que están mezclados, se utiliza para transferir líquidos o sólidos, podríamos distinguir también los embudos de separación o ampollas de separación, tienen una llave en el extremo inferior y un tapón en la superior, y se utilizan para hacer separaciones líquido- líquido.

    Tubos de ensayo: Son unos vasos tubulares que sirven para calentar, hacer reacciones en ellos, y los puede haber de muchas formas con/sin tapón, con/sin graduación, múltiple uso/desechables, vidrio/plástico... Usaremos vidrio/plástico dependiendo de la utilización que le queramos dar.

    Tubos de centrífuga: Soportan grandes tensiones de material, suelen ser cónicos o en punta, su calidad depende del material y de las irregularidades en el espesor de la pared, también depende de la configuración del fondo.

    Frascos lavadores: Contienen agua destilada, suelen ser de plástico flexible y terminan en un tubo flexible que permiten dirigir el chorro.

    Balanzas: Existen dos tipos de balanzas: las mecánicas y las electrónicas; en cualquier caso, ambas son válidas para las necesidades habituales del laboratorio. Las primeras son las más económicas pero como desventaja son menos precisas que las electrónicas, nos ofrecen una margen de error de entre 15 y 25 gramos por kilogramo. Las balanzas electrónicas son muy precisas y su diseño suele ser más moderno que el de otras balanzas y su tamaño es menor lo que hace que sea fácilmente manipulable. Debido a su origen electrónico su precisión es casi exacta, de entre 2 a 5 gramos de margen de error por cada kilogramo pesado.

    Varillas de vidrio: Se les llama también agitadoras, se utilizan para agitar las soluciones, los precipitados

    Gradillas: Son soportes de tubos, pueden ser de distintos materiales y de distintas formas.

    Escobillones: Para lavar el material de vidrio.

    Portaobjetos: Son láminas de vidrio rectangulares, donde se coloca la muestra para poder verla al microscopio, existen portaobjetos con cavidades semiesféricas que pueden ser de distinto diámetro y profundidad, se utilizan para técnicas de laboratorio en las que se hacen observaciones en vivo.

    Cubreobjetos: Son laminas muy finas de vidrio, con las que se cubren las muestras que quiero ver al microscopio. Pueden ser de distintos tamaños.

    Pipetas: Se utilizan para transferir líquidos, y las puede haber de distintas capacidades, al igual que los matraces, llevan gravadas en la parte superior la temperatura y la capacidad a la que se debe utilizar, en la parte posterior lleva un código para el volumen, para la precisión que tengan, y además hay distintos tipos de pipetas según su función. Hay pipetas manuales, hay pipetas aforadas o volumétricas (diseñadas para medir un solo volumen) que tienen un ensanchamiento en su zona central siendo un tubo estrecho, donde se indica la temperatura de uso y la capacidad. Las pipetas de doble aforo se caracterizan porque además de tener el aforo en la parte superior también tienen una línea de aforo en la inferior y en ese caso la capacidad de la pipeta coincide con el volumen entre los dos aforos. Hay otro tipo que son las pipetas graduadas, son pipetas menos exactas que las aforadas, son tubos de vidrio que terminan en una punta fina y en la pared tienen gravada una graduación, que divide el volumen total en dl., ml., 0,1 ml... en algunos casos, en la parte de arriba, llevan como un ensanchamiento para impedir que el líquido llegue a la boca.

    A parte de las pipetas manuales hay las llamadas micropipetas, pipetas automáticas o pipetas de tipo Eppendorf, son pipetas que se utilizan para transferir cantidades muy pequeñas (1- 500 μl) se les conoce como pipetas de tipo landa (λ= microlitro). Las micropipetas se caracterizan porque:

    •Proporcionan mayor precisión

    •Facilita el trabajo, sobre todo en tareas en las que hay muestreo, sobre todo en inmunoanálisis, a la hora de hacer diluciones. Estas pipetas funcionan mediante un pistón y llevan puntas desechables de plástico para evitar contaminaciones y las puede haber:

    •El volumen que extraemos siempre es fijo.

    Algunas de estas pipetas tienen acoplado un dispositivo que permite expulsar la punta, en el caso de que trabajemos con materiales que ataquen al plástico hay pipetas que tienen la punta de vidrio.

    Buretas: Son muy utilizadas en el análisis volumétrico, se utilizan sobre todo para valorar disoluciones cuya concentración no conocemos. Son tubos de vidrio más largo que las pipetas y pueden contener un volumen de líquido variable, y están graduadas en ml. y 0,1 ml, a veces también se emplean microburetas para medir volúmenes muy pequeños, también hay buretas digitales, (el volumen, en este caso, viene indicado por una escala digital) son muy precisas y proporcionan rapidez en el trabajo y su uso es fácil.

    La bureta de vidrio, en la parte inferior, tiene una llave (plástico o vidrio) que nos permite dispensar distintos volúmenes del líquido esta llave se maneja con la llave izquierda siempre, porque la derecha se tiene que dejar libre para agitar el recipiente en el que se está haciendo la valoración, y su manejo debe ser cuando la bureta este limpia y seca, hay que sujetar la bureta a un soporte vertical adecuado, la llave debe estar cerrada y con la ayuda de un embudo en la parte posterior, procedemos a llenar la bureta pasando por encima de la graduación, a continuación se abre la llave y se deja salir unas gotas hasta que se expulse el aire que está contenido, y a continuación dejar caer gota a gota hasta que el menisco coincida con el 0 de la graduación. La parte inferior se coloca un recipiente sujetado con la mano derecha y con la izquierda la bureta, y se deja caer gota a gota la disolución, y cuando se acerca el final de la reacción vamos haciendo más lenta la adicción.

    Material específico de laboratorio

    Placas de Petri: Recipiente de vidrio o de plástico cilíndrico, con una base ancha pero de poca altura, se utiliza para hacer cultivos en microbiología. Actualmente se emplean de plástico desechables.

    Pipetas Pasteur: se utilizan cuando se quieren coger cantidades pequeñas de un líquido de forma fácil, pueden ser de plástico, que tienen una pera de plástico, estas pipetas están esterilizadas con gas o radiaciones gamma, otras veces pueden ser de vidrio, las cuales son desechables, hay que utilizarlas con un auxiliar de pipeteo, existen también pipetas cuentagotas que se utilizan para toma de muestras o manipular líquidos que son infecciosos o tóxicos y pueden ser de plástico o de vidrio, si son de vidrio llevan una tetina de goma.

    Asas de siembra: se utilizan para inoculación o transferencia de cultivos, pueden ser un alambre de platino, recto en forma de asa, un extremo de ese alambre se interna en un mando cilíndrico que permite su manejo. Actualmente se utilizan mayoritariamente las asas de siembra de plástico que además de estar calibradas, y pueden tener una aguja incorporada cuando se quiere hacer siembras en profundidad, y que son desechables. Las asas de plástico tienen una ventaja frente a las de metal, flameadas después de cada uso, con las cual se evita que se produzcan aerosoles que provocan contaminación.

    Cámaras de recuento: Se utilizan para calcular mediante un microscopio el número de partículas, hematíes, leucocitos, plaquetas...contados por unidad de volumen. La cámara está formada por una placa de vidrio, una base de vidrio, un vidrio especial de un tamaño como el del portaobjetos, cuya parte central de la cámara lleva unas ranuras, en el centro de la cámara se encuentran unas cuadrículas llamadas cuadrículas de recuento. Se necesita un cubreobjetos para cubrir la cámara, la distancia que deja entre el cubre y la cámara es de 0,1 mm. y eso hay que tenerlo en cuenta para hacer los cálculos y contar los números de partículas.

    Centrifuga: Una centrífuga es una máquina que pone en rotación una muestra para separar por fuerza centrífuga sus componentes o fases (generalmente una sólida y una líquida), en función de su densidad. Existen diversos tipos de centrífugas, comúnmente para objetivos específicos.

    Una aplicación típica consiste en acelerar el proceso de sedimentación, dividiendo el plasma y el suero en un proceso de análisis de laboratorio.

    También se utiliza para determinar el grupo sanguíneo mediante una toma de muestra capilar. En este caso la máquina utilizada se denomina microcentrífuga.

    Espectrofotómetro: Es un instrumento usado en la física óptica que sirve para medir, en función de la longitud de onda, la relación entre valores de una misma magnitud fotométrica relativos a dos haces de radiaciones. Es utilizado en los laboratorios clinicos para la cuantificación de sustancias y microorganismos. Hay varios tipos de espectrofotómetros, puede ser de absorción atómica o espectrofotómetro de masa.

    Este instrumento tiene la capacidad de proyectar un haz de luz monocromática a través de una muestra y medir la cantidad de luz que es absorbida por dicha muestra. Esto le permite al operador realizar dos funciones:

    1. Dar información sobre la naturaleza de la sustancia en la muestra

    2. Indicar indirectamente que cantidad de la sustancia que nos interesa está presente en la muestra.

    Cubetas: Son recipientes que se utilizan para contener muestras en disolución, y se emplean en técnicas de espectrofotometría, se caracterizan porque se deben de ser transparentes en la región de la longitud de onda en la que se realiza la determinación, tienen forma prismática con caras paralelas, pueden ser de cuarzo o de sílice para lecturas que se hagan en el ultravioleta y de vidrio o de cuarzo para la región visible, y de para el infrarrojo.

    Microscopio: El microscopio (de micro-, μικρο, pequeño, y scopio, σκοπεω, observar) es un instrumento que permite observar objetos que son demasiado pequeños para ser vistos a simple vista. El tipo más común y el primero que se inventó es el microscopio óptico. Se trata de un instrumento óptico que contiene una o varias lentes que permiten obtener una imagen aumentada del objeto y que funciona por refracción.

    Limpieza del material de laboratorio

    Limpieza a mano o frotado: mecánicamente se arrastra la suciedad con un cepillo o escobillón, con agua y detergente. El material se lava con ese jabón, agua del grifo, y hay que enjuagarlo bien, y bien hecho habría que pasarle agua destilada. El material de vidrio se limpia más fácilmente una vez acabado de utilizar. Finalmente una vez que está lavado se coloca en la estufa. El plástico no va a la estufa. Limpiaremos con este método materiales de vidrio o plástico que hayamos usado para medir volúmenes de agua destilada o líquidos de perfumería.

    Limpieza por inmersión: se colocan los utensilios en una solución de limpieza (lejía al 10%) cubiertos por ella durante 1 ó 2 días, y después de ese tiempo se seca sin necesidad de frotar, se puede aumentar la acción elevando la temperatura del baño. Después habría que enjuagarlo con agua del grifo, y luego se debería pasar por agua destilada, así podemos limpiar utensilios de vidrio y también de plástico. Este método es utilizado para desinfectar porta-objetos y cubre-objetos que hayamos usado a la hora de observar muestras biológicas humanas por el microscopio.

    Limpieza a máquina: Se utilizan máquinas lavadoras que están construidas especialmente para utilizar con material de laboratorio, sería el mejor método, pero esta forma de limpieza no resultada adecuada para material de polietileno (lavado a mano).

    Limpieza analítica de trazas: Se usan ácidos y bases para la limpieza. La destrucción de estas trazas de metales se consigue metiendo el material en ácido nítrico 1N, durante más o menos 1 hora, y luego se aclara con agua destilada, otras veces para la destrucción de trazas orgánicas, se limpia con lejías o con disolventes como alcohol, cloroformo, a continuación habría que meterlo en una concentración de HCl 1 N, y luego limpiarlo con agua destilada. Para eliminar la grasa y otras impurezas frecuentemente se utiliza mezcla crómica, que destruye por oxidación toda la materia orgánica que este presente. La mezcla crómica es una mezcla de dicromato de potasio y ácido sulfúrico.

    Desinfección y esterilización: el material que haya estado en contacto con productos infecciosos tiene que desinfectarse antes de volver a ser usado en el caso de materiales reutilizables o desinfectarse para ser tirados al contenedor en el caso de materiales de un solo uso, y para ello se utilizan detergentes desinfectantes. En algunos casos, los materiales tienen que ser estériles, con lo cual habría que optar por algún método de esterilización (autoclave). La diferencia entre un material desinfectado y esterilizado es que el material desinfectado no tiene formas vegetativas pero si de resistencia (esporas) y el material esterilizado no tiene ninguna forma de vida.

    Control de calidad de lavado sobre el material de vidrio: El laboratorio puede hacer un control diario, al azar se elige un material de vidrio limpio y seco, examinamos si hay manchas de agua, si es así el material no está bien lavado. Todo el material lavado ese día tiene que ser lavado y secado y eso quedaría reflejado en un documento llamado hoja de control de calidad. Otra forma sería el control semanal, se miraría otra vez si hay manchas de agua que indica un enjuague insuficiente, escurrido con agua desionizada, para reconocer si el recipiente está limpio nos fijaríamos si al llenarlo con agua sus paredes se humedecen formando como una partícula uniforme, al escurrirlo y sacarle el agua hay que fijarse que el agua discurre perfectamente, si hay suciedad, hay gotitas de agua que quedan retenidas. Otras veces se prepara una mezcla de detergente y se le añade una solución de bromosulftadeína sódica, enjuagamos el recipiente con esa mezcla, si observamos que aparece una coloración rosa es indicativo de suciedad.

    CASAS COMERCIALES:

    Son empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de material para laboratorio de todo tipo, va desde aparatos que usamos en nuestro laboratorio, materiales de vidrio, plástico, porcelana, productos químicos y bacteriológicos, reactivos para análisis en laboratorios orgánicos e inorgánicos,
    instrumental para análisis biológicos, microbiológicos, genéticos, bioquímicos, a mobiliarios para el laboratorio.

    Las casas comerciales proporcionan productos a todo tipo de empresas y organismos, entre las cuales se encuentran industrias, universidades, hospitales y pymes en las que es necesaria la actuación diaria de un equipo de laboratorio.

    Todos los productos de las casas comerciales deben de estar perfectamente calibrados y deben pasar los controles de calidad y han de estar acreditados por la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) BIBLIOGRAFÍA

    Tomás S. Soria Manejo del material de laboratorio y prevención de accidentes

    Laboratorio de análisis clínicos Pasteur. Equipo y Material de Laboratorio

    Joshe Materiales de laboratorio: madera, porcelana, metal y plástico

    INSTRUMENTACION CIENTIFICO TECNICA S.L. (ICT S.L.) Material de laboratorio, DISTRIBUCIÓN

    Instrumentos de laboratorio

    Alberto Martín Fernández, Miguel A. Freire Rubio, Javier Malo Gómez

    13