Máscara

Artes plásticas. Trabajos manuales. Tatuaje y máscara ritual

  • Enviado por: Dafne
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


MÁSCARAS

  • Existen muchos tipos de máscaras poseedoras de una función protectora. Por ejemplo, en la Isla de Nueva Bretaña, frente a la costa de Nueva Guinea, se usa una máscara de lechuza hecha de caña y revestida de corcho para dar protección sobrenatural a los niños. Solamente los ojos están relacionados de manera patente con nuestra experiencia real de una lechuza, pero el aprender a reconocer todo lo que tiene de significativo el arte de esta sociedad tribual supondría aprender su lenguaje de forma visual, de la misma manera que uno trataría de dominar su lenguaje verbal.

  • Entre las sociedades tribuales de Africa, entre los indios de la costa del Noroeste y en los pueblos al sur de Pacífico, la máscara llegó a ser, y los es, un símbolo o representación de fuerzas sobrenaturales. Los actos realizados por la máscara o las directrices que se atribuyen a esta comportan la autoridad de un espíritu o un poder determinados. El hecho de que una máscara sola, sin la presentación del cuerpo entero, pueda encarnar el poder sobrenatural se explica por la extendida creencia de que en la cabeza es donde reside principalmente dicho poder. Cuando se necesita que la máscara se mueva para cumplir su función apropiada, la lleva un danzador como parte de un ritual.

  • Las máscaras, además de vincularse específicamente a la vida religiosa, se han considerado como agentes importantes del bien, al ayudar a garantizar el orden social, la fertilidad de las cosechas y los rebaños, la salud, la victoria en las batallas y las soluciones deseables en otras varias crisis de la vida, así como a mantener el equilibrio general entre los vivos y los muertos y el mundo del espíritu.

Máscara

  • Historia de Tatuaje

Tatuaje, técnica de decoración de la piel mediante la inserción de sustancias colorantes bajo la epidermis. La piel se perfora con un instrumento punzante, a menudo una aguja eléctrica.

En muchas partes del mundo existen pueblos que utilizan el tatuaje y la escarificación como indicativos del rango y afiliación sociales o como signos de duelo. La escarificación se consigue sajando la piel e introduciendo sustancias irritantes en las heridas que, al curar, dejan cicatrices profundas.

El termino tatuaje deriva de la palabra Ta-tau, que en polinesio significa marca sobre la piel. Un vocablo que fue introducido en Europa en el siglo XVIII por el explorador ingles James Cook, tras uno de sus viajes por los Mares del Sur. Entre los pueblos primitivos, tatuarse no tenia nada de transgresivo, sino que incluso era un signo de integración social. Los maoríes de Nueva Zelanda solían tatuarse la cara como signo de distinción. El dibujo, llamado moko, hacía a la persona única e inconfundible, como las huellas dactilares. De hecho, los maoríes usaban la reproducción de su moko como firma en los documentos.

El tatuaje nace con el hombre. La momia de Similaun (el cuerpo de un caminante que murió congelado hace 5300 años en los hielos alpinos) tiene uno en la espalda. Los egipcios practicaban la técnica del tatuaje ya en el 2000 a.C. También los Escitas del Asia se tatuaban, encontrandoce varias momias con grandes tatuajes. El tatuaje en color alcanzó gran desarrollo entre los maoríes de Nueva Zelanda y en el pasado fue una forma popular de adorno en China, India y Japón, así como en numerosos pueblos primitivos de Colombia, Brasil y la región del Gran Chaco (Argentina, Paraguay y Bolivia). Existía la creencia de que los tatuajes protegían contra la mala suerte y las enfermedades. También se utilizaban como identificadores del prestigio social, del rango o de pertenencia a un grupo determinado. Sin embargo, se ha usado frecuentemente como adorno.

  • Máscaras rituales.

Muchas veces se supone que el bailarín que porta una máscara en una ceremonia se transforma o es poseído por el espíritu que habita o que representa la máscara. Se cree que algunas poseen grandes poderes y que son potencialmente peligrosas si no se tratan según los ritos adecuados. La confección de una máscara puede estar sujeta a reglas; por ejemplo, las máscaras de los iroqueses deben tallarse de la madera de un árbol vivo al que hay que consultar en una ceremonia para que conceda el permiso oportuno y después hacer una ofrenda de tabaco.

Las máscaras rituales por lo general representan deidades, seres mitológicos, espíritus benignos y malignos de antepasados, muertos, animales y otros seres que se cree que poseen poder sobre el género humano.

  • Máscaras teatrales.

Las representaciones teatrales en la antigua Grecia tenían un carácter semirreligioso basado en un ritual de máscaras. Las que usaban los actores eran de gran tamaño, con rasgos convencionales y expresiones exageradas. La enorme boca de la máscara contenía un megáfono de latón que proyectaba la voz del actor al público. Las máscaras podían ser trágicas y cómicas, con sus respectivas variantes. En Roma, se utilizaban en las comedias y en las pantomimas.

En los misterios y milagros de la Europa medieval se emplearon las máscaras para representar dragones, monstruos, personajes alegóricos, como los siete pecados capitales, e, inevitablemente, al demonio. El actor que representaba a Dios lucía, con frecuencia, una máscara dorada. Durante el renacimiento, las máscaras de media cara que cubrían los ojos y la nariz, se emplearon en la commedia dell'arte. Éstas se supone fueron las predecesoras de las modernas de dominó, que ocultan sólo los ojos. Durante el renacimiento se emplearon en divertimentos de la corte como la masque y el ballet de cour y perduraron en los ballets hasta finales del siglo XVIII. En el moderno teatro occidental las máscaras se emplean principalmente para representar papeles de animales, aunque en ocasiones los escritores o coreógrafos experimentan con personajes enmascarados como en El gran dios Brown (1926) del dramaturgo estadounidense Eugene O'Neill.

En Indonesia las máscaras se usan en representaciones de bailes rituales populares y en obras teatrales sacadas de las de marionetas de sombras. Los espectáculos tradicionales y las obras didácticas religiosas chinas requieren máscaras que representen reyes, princesas y personajes grotescos, y las obras de misterio del Tíbet muestran actores enmascarados que representan demonios y otros espíritus. En Japón el uso más conocido de las máscaras tiene lugar en el teatro no. Son de escayola (yeso) laqueada o dorada y están hechas por artesanos de gran reputación. Estas máscaras son muy admiradas por la sutileza de su expresión.

  • En el ámbito carnavalesco la máscara tiene la función de cambiar el rol cotidiano y adquirir uno nuevo, que le permita transgredir la realidad, manifestó el historiador Fernando Cajías.

En Bolivia hay danzas que tienen una determinada simbología, por lo que las máscaras ayudan a transformarse en ese personaje mágico.En el caso de la diablada, adquiere un sentido de poder, porque el adquirirlas requiere una gran inversión de dinero.

Se distinguen varios tipos de máscaras: la que usa Satanás , que es la más fastuosa; las que usan los “capas o principales”, que son complicadas y pesadas; las de la tropa de diablos, que son más sencillas y las máscaras femeninas de las diablesas o chinas, que adquieren un aire de sensualidad, dejando los labios descubiertos.

Vídeos relacionados