Marx y la ideología alemana

Religión. Filosofía. Moral. Producción. Trabajo. Esclavitud. Feudalismo. Estado

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Marx: la ideología alemana


El problema religioso polariza toda la critica filosófica alemana. Desde la religión como punto de partida
nuestros críticos procuran establecer de diferentes modos que son la conciencia y la idea religiosa. Terminan
incluyendo dentro de la esfera única de la religión, las esferas metafísicas, política, jurídica y moral.
Todo va marcado con el sello de lo religioso, solo se podían leer discusiones sobre dogmas, creencias, y
cosas por el estilo. Se canonizo al mundo.
Ante un fenómeno cualquiera, intentaban comprenderlo; y esta comprensión implicaba la reducción del mismo
a una categoría hegeliana. Los neohegelianos cambian la comprensión por la critica. Pero sabemos a donde
se dirige su critica: a encontrar forzadamente una raíz religiosa en el fenómeno estudiado. Estos toman al
pensamiento como algo autónomo, que seria el germen de las representaciones, las ideas, los conceptos. Es
muy natural que los neo batallen exclusivamente contra las ideas. Las características de nuestras relaciones,
la estrechez que limitan nuestras actividades y los obstáculos que las detienen, se explicarían por las falsas
ideas que hemos concebido sobre el hombre y la sociedad.
El único resultado autentico que consiguió la critica filosófica es lograr algunas aclaraciones sobre el
cristianismo de carácter histórico religioso. Ninguno de los filósofos ha tenido la idea de indagar como se ligan
la filosofía alemana con la realidad alemana, como se liga su critica con el mundo material.
Nuestro punto de partida esta constituido por individuos reales; su acción y condiciones de vida materiales, las
que están realizadas y también las que están a merced de aquella. Es un punto de partida que permite la
comprobación empírica. Lo primero que se debe comprobar es como se organiza el cuerpo social de tales
individuos y las relaciones que esta organización tiene con el resto de la naturaleza.
La conciencia, sentimiento religioso, puede ser concebido como el signo distintivo del hombre con respecto al
animal. Pero la verdad es que el propio hombre se siente distinto de aquel cuando comienza a producir sus
medios de subsistencia, nivel que alcanza por la organización de su cuerpo social. Al producir sus medios de
subsistencia, el hombre produce indirectamente su vida material misma. Solo puede elaborar lo que el medio
ambiente le da naturalmente, pero utiliza la naturaleza para sus propios objetivos.
La vida del hombre se centra en la producción: en que produce y como lo produce. Por eso se liga
íntimamente con las condiciones materiales de la producción.
La producción se origina con el crecimiento de la población. Implica también que los individuos tengan
relaciones los unos con los otros. Los rasgos de estas relaciones también estarán condicionados por la
producción. Las relaciones que vinculan a los diferentes países entre si, dependen del nivel de desarrollo de
sus fuerzas productivas, de la división del trabajo y del comercio interno y externo.
La señal mas certera del desarrollo de las fuerzas productivas de un país se relaciona con el nivel que allí
haya alcanzado la división del trabajo. Lo primero que ocasiona esta división en un país es que se dividan el
trabajo industrial y el comercio del trabajo agrícola ( ciudad- campo-intereses contrapuestos). En una etapa
posterior se produce la separación entre el trabajo comercial y el trabajo industrial y simultáneamente, cada
una de estas ramas se va descomponiendo en otras nuevas. La posición que tengan unas ramas respecto de
otras se relaciona con el sistema de trabajo que impere en la agricultura, el comercio y la industria
( patriarcado, esclavitud, estamentos, clases).
La división del trabajo puede producirse entre varios países. Los diferentes niveles en el desarrollo de la
división del trabajo equivalen a diferentes formas de la propiedad ( cada nivel determina las relaciones entre
los individuos, con respecto a lo material, a las herramientas y al producto del trabajo)
La primera forma de propiedad es la de la tribu, la propiedad colectiva, vinculada con una etapa primitiva en la
producción de medios de subsistencia. En esta etapa la división de trabajo esta poco desarrollada y solo se
extiende la división natural que ya existe en la familia y se origina en las diferentes capacidades de sus
miembros. La organización social es una extensión de la familia: primero están los jefes de la tribu; luego, los
miembros; y finalmente, los esclavos.
La segunda forma de propiedad es la propiedad comunal. Esta forma surge con la unión de varias tribus para
formar una ciudad, ya sea de común acuerdo o por el dominio de una tribu sobre otra. Simultáneamente con
esta se va desarrollando la propiedad privada mueble y mas adelante la inmueble. La propiedad privada no
puede separase de la propiedad comunal (los ciudadanos de un estado solo tienen autoridad sobre los
esclavos que trabajen para ellos en ese estado).Los ciudadanos activos que tienen bienes propios deben
sacar rédito de ellos en el seno de la comunidad. La propiedad del particular también es propiedad del pueblo.
La división del trabajo esta mas desarrollada en esta etapa. Ya existe el contraste entre la ciudad y el campo.
Para un pueblo bárbaro conquistador, la guerra es la forma normal de entrar en contacto con otros pueblos.
Este hecho responde a la necesidad, por aumento de población, de medios de producción diferentes a los
rústicos y tradicionales.
La esclavitud fue siempre la base de producción en Roma. Los plebeyos situados entre los libertos y los
esclavos nunca fueron otra cosa que un proletariado indigente y harapiento.
En Roma, la propiedad privada se va concentrando en unos pocos terratenientes, esta concentración
comenzó muy tempranamente y fue aumentando rápidamente desde las guerras civiles. Debido a este
fenómeno, los pequeños campesinos plebeyos se fueron transformando en proletarios.

La tercera es la feudal o estable. La economía medieval tiene su punto de partida es el campo. La propiedad
feudal se funda en la existencia de una comunidad. La clase productora se subordina a ella, esta clase esta
conformada por los vasallos, los pequeños campesinos.
La organización jerárquica de la propiedad territorial concedía la autoridad a la nobleza sobre los vasallos y
esta era ejercida con sequitos de gente armada que rodeaba a los nobles. Esta organización feudal dominaba
a la clase productora. La propiedad era aquí el trabajo de los individuos.
Las corporaciones fueron creadas por muchas causas:
Asociarse para resistir las exacciones de la nobleza
Crear mercados comunes
Enfrentar la competencia de los vasallos que venían del campo
Tener un tipo de organización feudal opuesta que se extendiera por todo el país
Los artesanos van acumulando sus pequeños capitales. Esto les permite establecer una jerarquía de
maestros, oficiales y aprendices.
La propiedad tiene dos formas en la época feudal, la territorial, que se traduce en el trabajo de los siervos
sujetos a la gleba y por otro lado, el trabajo libre de los artesanos con pequeños capitales. En esta época la
división del trabajo no alcanzo perfiles muy pronunciados.
La clase dominante estaba dirigida por un monarca
El origen de las representaciones, las ideas, la conciencia, esta totalmente ligado con los comienzos de la
actividad y las relaciones materiales de los hombres, es decir, su vida real. Aquello que los individuos se
representan, lo que piensan, lo que expresan en el trato espiritual con sus prójimos, es producido
directamente por su vida material. Estos individuos son reales y activos, condicionados en su acción al nivel
de desarrollo de las fuerzas productivas y a las relaciones que los vinculan unos con otros, desde las que
operan en grupos pequeños hasta las que se extienden a agrupaciones mas amplias. La conciencia
únicamente es conciencia del ser. La realidad es origen de cualquier idea, a pesar de que sea falsa. Las ideas
que vagan por su cerebro se fundan en su vida material. Comprobable empíricamente, pues son
sublimaciones de esta vida material. La producción y las relaciones materiales de los hombres evolucionan.
Por lo tanto, evolucionan su pensamiento y sus ideas. Es el tipo de vida el que determina el pensamiento(el
pensamiento no es un ser vivo, el único ser vivo es el individuo)

La Historia

El primer hecho de da la historia humana es la producción de medios de subsistencia para la vida material.
Esta producción es el motor principal de la historia humana, el segundo motor de la evolución reside en la
producción de medios para satisfacer las nuevas necesidades. Hay un tercer motor que es la familia. Estos
tres motores han coexistido desde los comienzos de la historia y desde que hubo hombres.
El hombre esta caracterizado por esa doble tendencia natural de conservar la vida y la de prolongarse en
otros seres. Para lograr sus propósitos debe vincularse con otros individuos que colaboren con el. Por un
lado, el tipo de colaboración es una fuerza productiva mas. Por otro lado, las múltiples fuerzas productivas
disponibles para el hombre condicionan el estado social. Esta es la razón por la cual la historia de la
humanidad siempre debe estudiarse en vinculación con la historia de la industria y el comercio.
Los hombres están ligados por un vinculo material, producto de sus necesidades y del modo en que las
mismas son afrontadas mediante la producción.
Junto a los tres motores tenemos a la conciencia. Desde el origen del espíritu, pesa sobre el la maldición de la
materialidad, que se traduce en las palabras del lenguaje. Este es tan antiguo como la conciencia y es creado
por el hombre debido a la necesidad que tiene este de que los otros comprendan todo lo que se gaita en su
espíritu. La conciencia comienza a gestarse a partir del medio sensible inmediato de las limitadas relaciones con otras personas y cosas que son ajenas al individuo que la va incorporando. Simultáneamente es un
sentimiento de la naturaleza, que en un comienzo se sitúa frente al hombre como una potencia absolutamente
extraña, omnipotente e incomprensible, y con ella el hombre se conduce de forma animal, sujetándose
pasivamente a ella. Esta sensación de dependencia de un poder extraño y superior origina la religión de la
naturaleza. Y si el hombre no puede interponer su acción para modificar la naturaleza, para subordinarla,
resulta natural que esta se le aparezca como una potencia extraña, ante la cual se ve obligado a bajar la
cabeza como frente a algo sagrado. El tipo de relaciones que los hombres tienen entre si, influye sobre las
que mantienen con la naturaleza y viceversa.
Simultáneamente al crecimiento de los núcleos poblacionales se perfecciona la división del trabajo. En sus
orígenes, puede pensarse a partir de las diferentes funciones que corresponden al hombre y la mujer en el
acto sexual, luego con el reparto de tareas que surge naturalmente. L a división del trabajo toma ímpetu
verdadero cuando se separa el trabajo material del espiritual, al formarse una clase donde unos individuos se
dedican exclusivamente a especulaciones teóricas, diferenciando las zonas del pensamiento puro, la teología,
la moral, la filosofía, etc.
La división del trabajo0 trae como consecuencia que individuos diferentes ejerzan las actividades espirituales
y materiales; que unos gocen y otros trabajen, que unos produzcan y otros consuman.

Así, los obstáculos que se interponen al pleno desarrollo del hombre y a su goce de los frutos de su trabajo,
son de carácter empírico: nacen en el modo de producción vigente y de la forma social ajena a el( fantasmas,
seres superiores).
La división del trabajo tiene como antecedente a la familia. La división del trabajo significa la distribución de
manera desigual, cualitativa y cuantitativamente, del trabajo y sus productos: o sea la propiedad. Esta,
consecuencia de la división del trabajo, se viene gestando en la familia, la esclavitud en el seno de la familia
es la primera forma de propiedad( facultad de disponer del trabajo ajeno).
Los intereses de los individuos se enfrentan a causa de la división; como se enfrentan los de cada individuo o
familia con los comunes. Estos son el resultado de la reciproca dependencia que liga a los individuos a causa
de la división del T. El Estado surge para atenuar la violencia de este enfrentamiento de intereses.
Cuando los intereses comunes dominan al individuo, este trabaja por obligación para ganarse la vida y su
trabajo le parece algo extraño. Con el régimen de la división del T, cada cual tiene asignada una cantidad fija y
exclusiva de tareas, que le son impuestas a la fuerza y de las cuales tiene prohibido escaparse. Cuando se
adopte el comunismo, nadie tendrá asignadas tareas exclusivas, cada uno podrá realizar el tipo de trabajo
que mas le convenga.
El Estado nace para evitar la escisión y el enfrentamiento entre los intereses de cada uno y los de todos,
pues el asume. La defensa del abstracto interés universal. Que identifica con el interés colectivo. El Estado
también implica una división del T a gran escala y la división de clases, producto de la del T, donde una
siempre termina dominando a la otra. Todas las luchas que ocurren en seno del Estado, sean democráticas,
aristocráticas, monárquicas o por la búsqueda de la verdad, son verdaderamente luchas de clases que utilizan
mascaras de otros nombres para ocultar los auténticos motivos de la lucha.
Es preciso que la clase que aspire a la dominación deba comenzar con la conquista del poder político, si
quiere acabar con la forma de gobierno vigente e incluso destruir toda forma de gobierno. Así, poseyendo el
poder, todo el mundo pesiguiria sus mismo objetivos, porque los objetivos del Estado dejan de ser los de una
clase particular para convertirse en objetivos cuya realización a todos interesa. Solo resta demostrar que el
logro de los interese colectivo redundara en el logro de los intereses individuales.
La única manera de eliminar la enajenación del poder social sobre la voluntad del hombre, es que se cumplan
dos condiciones previas en la practica. En primer lugar, debe haberse generado una masa de hombres “faltos
de toda propiedad”. Esa masa de desposeídos debe verse en un mundo de riquezas y culturas inalcanzables
para ellos. En segundo lugar, debe cumplirse el desarrollo de las fuerzas productivas, sino lo único que
tomaría carácter universal seria la miseria. Con el desarrollo de las fuerzas prod, se produce un acercamiento
entre todos los hombres de la tierra y lo que hacen unos tiene repercusión en lo que hacen los demás.
La falta de expansión universal de las fuerzas prod tiene 3 grandes consecuencias:
El comunismo quedaría limitado a una localidad u otra.
El comercio mismo no adoptaría rasgos de universalidad.
No cabria posibilidad de que este comunismo local ampliase su área de influencia.
Solo es posible el comunismo si es adoptado al unísono y bruscamente en todos los pueblos dominantes. Y
para esto es necesario que las F.P se hayan expandido universalmente y que se haya universalizado el
comercio.
El proletariado se forma con la masa de simples trabajadores que no poseen ningún capital y la competencia
los expone a perder definitivamente su medio de subsistencia: su trabajo. Este proletariado crece bajo la
sombra del mercado mundial y se extiende tanto como el mercado por el mundo entero el cual será el
escenario de su acción revolucionaria, que culminara con la adopción del comunismo.
La sociedad burguesa vio la luz en el siglo XVIII, momento en que la propiedad asumió una forma diferente
que la que había tenido en la antigüedad y durante el feudalismo. Se le da este nombre a la organización que
adoptan los que manejan la producción y el comercio. Organización social que en todas las épocas constituye
el fundamento sobre el cual se erige el Estado y la ideología de la clase dominante.

7