Martín Fierro; José Hernández

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XIX. Lírica y poesía gauchesca. Temas: Protesta y crítica social. Justicia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


LA DENUNCIA SOCIAL Y LA JUSTICIA:

Las clases sociales que se encuentran representadas en la obra son tres:: la de los plebeyos, que es la masa del pueblo; la aristocrática, la cual es pura y letrada; y por último, una denominada mezcla que contiene elementos de las dos mencionadas anteriormente.

La mayor parte del libro esta impregnado de ésta característica, de la denuncia social (discriminación)

ej.: "Que son campanas de palo las razones de los pobres"

El Martín Fierro encierra grandes verdades políticas, arrancadas natural y lógicamente de la vida cotidiana, más específicamente de nuestro pasado histórico,: como ser; falta de educación, pésima organización judicial y militar, deficiencia en la policía rural y, sobre todo, profundo resentimiento en el pueblo de la campaña contra clases urbanas por su abuso de fortuna, de autoridad e ilustración.

Podría decirse que los objetivos del canto de Fierro son aquellos que José Hernández enumera en su carta al editor Zoilo Miguens, que precede a la primera parte del Martín Fierro. En esta carta, él relata la pésima situación en la que vive el gaucho de la época por su exclusión de la sociedad y su consecuente marginalización; Hernández explica a Miguens que Fierro es el `prototipo' de gaucho. Ese gaucho, víctima de no haber sido educado, y bestia por ello, es el que piensa, siente y expresa su dolor e inquietudes, siendo el personaje de Fierro su portavoz y mayor exponente.

Martín Fierro se `escuda' en la actitud de la gente para justificar su presente condición social. Esto empieza a vislumbrarse en la última estrofa del Canto I, cuando canta:

“Y atiendan la relación

Que hace un gaucho perseguido,

Que padre y marido ha sido,

Empeñoso y diligente,

Y sin embargo la gente,

Lo tiene por un bandido”

Fierro, tal como se mencionó anteriormente, es un gaucho perseguido (situación legal) e ignorado (situación social.). Perseguido, por la “autoridad”; ignorado, por la sociedad.

Martín Fierro cuenta en su pasado haber tenido, hijos, hacienda y mujer, hace alusión a lo bien que se estaba antes y lo compara con el presente, que le toca vivir en la obra; tal como se puede observar en el siguiente canto:

“...Estaba el gaucho en su pago
con toda seguridá

“pero áura... ¡barbaridá!
la cosa anda tan fruncida
que gasta el pobre la vida
en juir de la autoridá.”...

En éste presente que relata Martín Fierro, predomina el mal ejercicio de la justicia, el cual tiene origen en la propia sociedad. En la cual los Jueces de paz ejercían, por lo general, un poder abusivo. La ley, de suyo arbitraria en muchos casos, era aplicada por ellos según conveniencias personales.- “El uso o abuso de la autoridad era cuestión de conciencia del juez de paz, porque su voluntad era ley”-.así expresaba Carlos D´amico, gobernador de buenos aires a fines del siglo XIX.

Por rencores personales, por no haber sido acompañado en las votaciones a favor de una determinada lista de candidatos, cuando no por codiciarle la mujer, un juez declaraba vago a quien se le antojara, y el hombre debía marchar al servicio de fronteras, sin posibilidad de apelación alguna

La autoridad, a su vez, se ve representada también por el comandante, el gobierno la policía y el juez. El gobierno pertenece a la ciudad, por lo cual es letrado. En cambio, el policía y el juez pertenecen al campo y son iletrados.

"La justicia es muy severa, suele rayar la crueldá" este es el motivo a lo largo de toda la obra de Hernández. Señala incluso mas adelante que los ricos se evaden fácilmente del accionar de la justicia, cosa que no ocurre con los desposeídos.

Ahora bien volviendo a la vida del personaje Martín Fierro, éste hasta ahora siempre había podido arreglárselas para sobrevivir en esa sociedad; tan diferente a la de antes.

Todo en la vida de Martín Fierro funcionaba perfectamente hasta que el destino decidió “que todo aquello acabara”, poniendo a Fierro bajo una dura prueba; la de ser enviado por el juez de paz a la frontera, por considerarlo de la oposición, pues como dice en su canto martín Fierro:

“A mí el juez me tomó entre ojos,

en la última votación:

me le había hecho el remolón,

y no me arrimé ese día,

y él dijo que yo servía

a los de la esposición”

Estando en la frontera Martín Fierro pasó los peores momentos de su vida, sufriendo todo tipo de aberraciones.

Si bien supuestamente, la misión de los que estaban en el fortín de la frontera era combatir a los malones, y servir al gobierno. La vida en el fortín estaba lejos de ser placentera o útil para este organismo: los gauchos y empleados del lugar sufrían castigos permanentes tales como la estaquiada (castigo que consistía en atar con cuero crudo las manos y los pies a cuatro estacas, para luego dejar secar al sol) o los azotes. Además de vivir en la pobreza, sin ropas decentes, con hambre y bajo el constante abuso de autoridad de sus superiores, Martín Fierro no recibe un salario por su trabajo en la frontera, lo que se puede apreciar en sus cantos:

“Esto sí que es amolar',

dije yo pa mis adentros,

`van dos años que me encuentro,

y hasta aura he visto ni un grullo;

dentro en todos los barullos,

pero en las listas de pago no dentro'”

Su descontento se aprecia una vez más cuando retoma un discurso ajeno y dice:

Si eso es servir al gobierno/ a mí no me gusta el cómo”

Al cabo de tres años de padecimiento, Martín Fierro decide escaparse y cuando encuentra la oportunidad, desaparece. Esto se refleja claramente en la estrofa:

“Una noche que riunidos,

estaban en la carpeta,

empinando una limeta,

el jefe y el juez de paz,

yo no quise aguardar más,

y me hice humo en un sotreto””.

De esta manera, Martín Fierro se convierte en un fugitivo de la justicia.

Luego de escapar del fortín Martín Fierro trata de rehacer su vida y dejar atrás todos esos crueles momentos, de los cuales fue una víctima más.

Varios años después se enteró por boca de un viejo amigo que el juez de paz que lo buscaba ya había muerto, que sus crímenes ya habían quedado en el olvido y que el gobierno ya no lo buscaba. Al reflexionar acerca de esto Martín Fierro, se da cuenta que por culpa del juez de paz, había perdido 10 años de su vida, que no son pocos para quien ya llega a viejo.

Pero por suerte luego de enterarse de esto logra reencontrarse con sus hijos, quienes les cuentan sus historias, y le hacen saber que su esposa murió en la miseria.

Bueno, como ya habrá notado la obra del: “Martín Fierro”, no es más que una forma de representar a todas aquellas personas, que padecieron los mismas injusticias, y que nunca pudieron hacerlo saber. Pues fueron marginadas, desaparecidas, asesinadas, y muchos murieron en la misma miseria, la cual no pudieron superar por falta de apoyo social, y aceptación, por sobre todas las cosas.