Mármol

Piedras. Calizas. Variedades marmóreas. Localización geográfica. Usos

  • Enviado por: Nurry
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

El mármol

El mármol es una piedra caliza metamórfica , de textura compacta y cristalina, que puede pulirse hasta obtener un gran brillo. Compuesta ordinariamente por granos de tamaño variable de calcita y dolomita. También suele ser frecuente la presencia, aunque en muy pequeña cantidad, de diversos silicatos. En el lenguaje corriente y en la técnica de la construcción, el término mármol, tiene un significado más amplio, ya que abarca cualquier roca calcárea o dolomita que puede pulimentarse y usarse en la construcción y ornamentación. Comercialmente el término mármol se amplía para incluir a cualquir roca compuesta de carbonato de calcio que pueda pulirse, e incluye algunas calizas comunes. También incluye, en términos genéricos, piedras como el alabastro, la serpentina y, en ocasiones, el granito. El mármol reacciona con el OIH.

La superficie del mármol se deshace con facilidad si se expone a una atmósfera húmeda y ácida pero es duradero en ambientes secos si se les protege de la lluvia

Generalmente, en los mármoles las huellas de la estratificación han desaparecido, siendo por lo tanto muy difícil encontrar en ellos restos de fósiles. Como elementos accesorios el mármol presenta cuarzo, albita, moscovita, grafito, pirita, etc. Minerales que casi siempre son de origen autógeno, es decir formados por impurezas fundidas y recristalizadas , de diversa forma mineralógica durante los procesos diagenéticos.

La variedad de mármol mas apreciada es el estatuario, de grano fino, muy blanco y algo traslúcido, susceptible de buen pulimento, pero al que atacan muy facilmente los agentes atmosféricos. Los mármoles estatuarios más famosos, conocidos ya desde la antigüedad, se encuentran en las canteras de Carrara ( Alpes apenuanos, Italia ) y en las de la isla de Paros ( Grecia ). El brillo característico de este tipo de mármol se debe al efecto que produce la luz al penetrar levemente en las piedras antes de ser reflejada por las superficies de los cristales internos. La variedad mas famosa de este mármol procede de las canteras del monte de Pentelikon, en Atica que fue utilizado por los grandes escultores de la antigua Grecia. La colección Elgin está compuesta por mármol de Pentelikon

El mármol se emplea sobre todo para la construcción y la escultura. Para la construcción el más utilizado es el mármol blanco de grano más grueso que el anterior y de color gris ligeramente mas azulado , algunas veces con vetas muy marcadas. Cuando éstas son muy espesas se tiene el mármol blanco veteado.

Usando Grecia, tanto en la arquitectura como en la escultura, a partir del siglo V a.C el mármol conoció su máximo esplendor en las Atenas de Pericles y mas tarde en la Roma de Augusto. La época Helenística dejó especialmente en Alejandría , monumentos muy importantes en muchos de los cuales se usó la técnica del mosaico o de la taracea, adoptada mas tarde por los romanos y los bizancios. Durante los siglos XII y XIII el mármol, como instrumento decorativo, tuvo gran difusión en gran parte de europa. En el periodo barroco se usó especialmente como revestimiento. El mármol de Paros, utilizado tambien por los escultores y arquitectos de la Grecia antigua, era extraído fundamentalmente de las canteras del monte Parpessa en la isla griega de Paros. El mármol de Carrara que abunda en los Alpes italianos y se extrae en la región de Carrara, Massa y Serravezza, fue utilizado en Roma con fines arquitectónicos en tiempos de augusto, el primer emperador, aunque las variedades más finas de mármol escultorio se descubrieron mas adelante. Los mejores trabajos de Miguel Ángel son de este tipo de mármol. Es muy utilizado por los escultores contemporáneos.

Entre las variedades de mármol coloreado las más importantes son el azulado y el cipolino: el primero, según la clase de dibujo que forman las partes mas oscuras sobre las claras recibe el nombre de listado veteado, esquizado, etc. El cipolino es de color verdoso y contiene numerosas vetas de talco. Los principales yacimientos se encuentran en Córcega, Saboya y en algunas localidades del Pirineo y Guadarrama.

La mayoria de los mármoles calcáreos se han formado por una doble accióm metamórfica: desmenuzados al principio por efectos dinámicos , se han cementado después por la deposición de carbonato de calcio en las fisuras.

Otros mármoles contienen una cantidad variable de impurezas, que dan lugar a los modelos jaspeados que tan apreciados son en muchos de ellos. Se usan para la construcción, sobre todo en interiores, y también en pequeños trabajos ornamentales, como pies de lámpara, mesas, escribanías y otras novedades. Las variedades escultorias y arquitectónicas están distribuidas por todo el mundo en forma de grandes depósitos.

EXTRACCIÓN DEL MÁRMOL

Los depósitos de mármol suelen explotarse en canteras a cielo abierto, utilizándose las galerías subterráneas solo en los casos en que los bancos sean de débil potencia pero de gran valor. El material explosivo se emplea exclusivamente para aislar el mármol que es preciso extraer de los escombros y de los bloques no utilizables. El corte de los bloques de la masa rocosa se efectua mediante la sierra de cable, sistema que permite obtener bloques de las dimensiones deseadas e intactos, sin ninguna superficie de rotura. Junto a la misma cantera dichos bloques se reducen a porciones de menor tamaño, los cuales se llevan a los aserraderos donde se consiguen, usando máquinas especiales y con las piezas recubiertas de abrasivos, láminas de distintas dimensiones, que después permiten su pulimentación.

Antes de colocar las láminas de mármol en el lugar deseado, estas losas se someten a una última operación de pulido, para darles brillantez y realzar su belleza.