Marianela; Benito Pérez Galdós

Literatura española contemporánea. Narrariva. Siglo XIX. Novela realista. Asolescentes. Amor. Situación social. Crítica social. Amor. Locus amoenus. Realismo. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Laia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

La narración literaria

Marianela es un claro ejemplo de narración literaria. En el se informa de los sucesos que le pasan a la protagonista, Marianela.

Desde el primer momento está creando belleza.

Citas:

“Se puso el sol. Tras el breve crepúsculo vino tranquila y oscura la noche, en cuyo negro seno murieron poco a poco los últimos rumores de la tierra soñolienta, y el viajero siguió adelante en su camino, apresurando su paso a medida que avanzaba la noche. Iba por angosta vereda, de esas que sobre el césped traza el constante pisar de hombres y brutos, y subía sin cansancio por un cerro en cuyas vertientes se alzaban pintorescos grupos de guinderos, hayas y robles. (Ya se ve que estamos en el Norte de España.)” Capítulo 1, Página 69, Líneas de la 1 a la 5.

También es una narración literaria porque intenta que las personas que lo leen les resulte creíble la historia.

Citas:

“La casa constaba de tres piezas y un desván. Era la primera, a más de comedor y sala, alcoba de los Centenos mayores. En la segunda dormían las dos señoritas, que eran ya mujeres, y se llamaban la Mariuca y la Pepina. Tanasio, el primogénito, se agasajaba en el desván, y Celipín, que era el más pequeño de la familia y frisaba en los doce años, tenía su dormitorio en la cocina, la pieza más interna, más remota, más crepuscular, más ahumada y más inhabitable de las tres que componían la morada Centenil.” Capítulo 4, Página 95, Líneas de la 5 a la 13.

El narrador

El narrador de Marianela es omnisciente. Ya que conoce todo sobre los personajes, sentimientos, pensamientos, su intimidad…

Citas:

“La Señana y el señor Centeno, que habían hallado al fin, después de mil angustias, su pedazo de pan en las minas de Socartes, reunían, con el trabajo de sus cuatro hijos un jornal que les habría parecido fortuna de príncipes en los tiempos en que andaban de feria en feria vendiendo pucheros. Debe decirse, tocante a las facultades intelectuales del señor Centeno, que su cabeza, en opinión de muchos, rivalizaba en dureza con el martillo-pilón montado en los talleres; no así tocante a las de Señana, que parecía mujer de muchísimo caletre y trastienda, y gobernaba toda la casa como gobernaría el más sabio príncipe sus Estados.” Capítulo 4 , Pagina 100, Líneas de la 7 a la 17.

Tanasio era un hombre apático. Su falta de carácter y de ambición rayaban en el idiotismo. Encerrado en las cuadras desde su infancia, ignorante de toda travesura, de toda contrariedad, de todo placer, de toda pena, aquel joven, que ya había nacido dispuesto a ser máquina, se convirtió poco a poco en la herramienta más grosera. El día en que semejante ser tuviera una idea propia, se cambiaría el orden admirable de todas las cosas,  por el cual ninguna piedra puede pensar.” Capítulo 4, Página 101, Líneas de la 20 a la 27.

“Don Francisco Penáguilas, padre del joven, era un hombre más que bueno, era inmejorable, superiormente discreto, bondadoso, afable, honrado y magnánimo, no falto de instrucción. Nadie le aborreció jamás; era el más respetado de todos los labradores ricos del país, y más de una cuestión se arregló por la mediación, siempre inteligente, del señor de Aldeacorba de Suso. La casa en que le hemos visto fue su cuna. Había estado de joven en América, y al regresar a España sin fortuna, había entrado a servir en la Guardia civil. Retirado a su pueblo natal, donde se dedicaba a la labranza y a la ganadería, heredó regular hacienda, y en la época de nuestra historia acababa de heredar otra muy grande.” Capítulo 5, Página 110, Líneas de la 21 a la 32.

Personajes de la narración literaria

Marianela:

Es la protagonista de la historia. Nela es un personaje plano porque no cambia a lo largo de la historia. Florentina intenta ayudarle a cambiar pero ella se niega porque pablo le había dejado de querer. Y muere por amor, el que pablo le había negado después de poder ver.

Citas:

“-Dicen que no tengo madre ni padre.

-¡Pobrecita! Tú trabajarás en las minas...

-No, señor. Yo no sirvo para nada -replicó sin alzar del suelo los ojos.”

Capítulo 3, Página 88, Líneas de la 5 a la 7.

“-Yo la quiero también; pero no en Aldeacorba -dijo la de la Canela con exaltación y desvarío-. Ha venido a quitarme lo que es mío... porque era mío, sí, señor... Florentina es como la Virgen María... yo le rezaría, sí, señor, le rezaría; pero no quiero que me quite lo que es mío... y me lo quitará, ya me lo ha quitado... ¿A dónde voy yo ahora, qué soy, ni de qué valgo? Todo lo perdí, todo, y quiero irme con mi madre.” Capítulo 19, Página 212, Líneas de la 30 a la 37

Pablo:

Es un personaje principal. Pablo es un personaje redondo, porque cambia a lo largo de la historia. Él al principio, como era ciego no sabia lo que era la belleza, por eso el quería a la Nela, porque no sabia lo que era la belleza física. Pero cuando el ve y conoce a su prima Florentina se enamora de ella porque es muy guapa.

Citas:

“-¡Qué linda eres! Ven acá, niña mía -añadió el ciego, extendiendo sus brazos.

-¡Linda yo! -dijo ella llena de confusión y ansiedad-. Pues esa que veo en el estanque no es tan fea como dicen. Es que hay también muchos que no saben ver.

-Sí, muchos.

-¡Si yo me vistiese como se visten otras!... -exclamó la Nela con orgullo.

-Te vestirás.

-¿Y ese libro dice que yo soy bonita? -preguntó la Nela apelando a todos los recursos de convicción.

-Lo digo yo, que poseo una verdad inmutable -exclamó el ciego, llevado de su ardiente fantasía.

-Puede ser -observó la Nela, apartándose de su espejo pensativa y no muy satisfecha- que los hombres sean muy brutos y no comprendan las cosas como son.

-La humanidad está sujeta a mil errores.

-Así lo creo -dijo Mariquilla, recibiendo gran consuelo con las palabras de su amigo-. ¿Por qué han de reírse de mí?

-¡Oh!, miserable condición de los hombres -exclamó el ciego, arrastrado al absurdo por su delirante entendimiento-. El don de la vista puede causar grandes extravíos... aparta a los hombres de la posesión de la verdad absoluta... y la verdad absoluta dice que tú eres hermosa, hermosa sin tacha ni sombra alguna de fealdad. Que me digan lo contrario, y les desmentiré... Váyanse ellos a paseo con sus formas. No... la forma no puede ser la máscara de Satanás puesta ante la faz de Dios. ¡Ah!, ¡menguados!, ¡a cuántos desvaríos os conducen vuestros ojos! Nela, Nela, ven acá, quiero tenerte junto a mí y abrazar tu preciosa cabeza.

María corrió a arrojarse en los brazos de su amigo.

-Chiquilla bonita -exclamó este, estrechándola de un modo delirante contra su pecho- ¡te quiero con toda mi alma!” Capítulo 7, Página 124 y 125, Líneas de la 17 a la 39, y de la 1 a la 11.

“-Sí, sí... pero no estés mucho tiempo fuera. Cuando no te veo, estoy muy solo... Me he acostumbrado a verte, y estos tres días me  parecen siglos de felicidad... No me robes ni un minuto. Decíame anoche mi padre que después de verte a ti no debo tener curiosidad de ver a mujer ninguna.

-¡Qué tontería! -dijo la señorita ruborizándose-. Hay otras mucho más guapas que yo...

-No, no, todos dicen que no -afirmó Pablo con vehemencia, y dirigía su cara vendada hacia la primita, como si al través de tantos obstáculos quisiera verla aún-. Antes me decían eso y yo no lo quería creer; pero después que tengo conciencia del mundo visible y de la belleza real, lo creo, sí, lo creo. Eres un tipo perfecto de hermosura; no hay más allá, no puede haberlo... Dame tu mano.” Capítulo 20, Página 221, Líneas de la 8 a la 21.

Florentina:

Es un personaje secundario. Es un personaje plano. Florentina es la prima de pablo. Ella quiere ayudar a la Nela pero ella se niega porque esta enamorada de Pablo y el quiere a Florentina.

Citas:

“-¿Por qué esta bendita Nela no tiene un traje mejor? -añadió la señorita de Penáguilas-. Yo tengo varios y le voy a dar uno, y además otro, que será nuevo.” Capítulo 15, Página 182, Líneas de la 22 a la 24.

“-¿Qué es lo que tiene? -exclamó Florentina con ardor-. D. Teodoro, no es usted hombre si no la salva... Si no la salva usted es usted un charlatán.” Capítulo 21, Página 235, Líneas de la 27 a la 29.

Teodoro Golfín:

Personaje secundario. Es un personaje plano. Teodoro es un famoso oftalmólogo que viene a curar a pablo de su ceguera. Cuando de pequeños se quedaron su hermano y el sin padres, el lucho por sacar a delante a su hermano y llegar a se alguien en la vida.

“Los dos hermanos se profesaban el más vivo cariño. Nacidos en la clase más humilde, habían luchado solos en edad temprana por salir de la ignorancia y de la pobreza, viéndose a punto de sucumbir diferentes veces; mas tanto pudo en ellos el impulso de una voluntad heroica, que al fin llegaron jadeantes a la ansiada orilla, dejando atrás las turbias olas en que se agita en constante estado de naufragio el grosero vulgo.” Capítulo 9, Página 136, Líneas de la 12 a la 18.

“-¡Pronto... esa venda en los ojos, y a su cuarto, joven!

Confuso volvió el joven su rostro hacia aquel lado. Tomando la visual recta vio al doctor junto al sofá de paja cubierto de mantas.

-¿Está usted ahí, Sr. Golfín? -dijo acercándose en línea recta.

-Aquí estoy -repuso Golfín seriamente.  Creo que debe usted ponerse la venda y retirarse a su habitación. Yo le acompañaré.” Capítulo 21, Página 233, Líneas de la 27 a la 35

Celipín:

Personaje secundario. Es un personaje plano. Celipín es el hijo pequeño de los señores Centeno. Es el único que quiere ser alguien en la vida.

“-No, no es para vicios, no es para vicios -dijo el chico con energía, oprimiéndose el seno con una mano, mientras sostenía su cabeza en la otra- es para hacerme hombre de provecho, Nela, para hacerme hombre de pesquis, como muchos que conozco. El domingo, si me dejan ir a Villamojada, he de comprar una cartilla para aprender a leer, ya que aquí no quieren enseñarme. ¡Córcholis! Aprenderé solo. ¡Ay!, Nela, dicen que D. Carlos era hijo de uno que barría las calles en Madrid. Él solo, solito él, con la ayuda de Dios, aprendió todo lo que sabe.” Capítulo 4, Página 97, Líneas de la 25 a la 35.

Francisco Penáguilas:

Personaje secundario. Es un personaje plano. Francisco es el padre de Pablo, que se desvive por ofrecer a su hijo todas sus riquezas.

“Don Francisco Penáguilas, padre del joven, era un hombre más que bueno, era inmejorable, superiormente discreto, bondadoso, afable, honrado y magnánimo, no falto de instrucción. Nadie le aborreció jamás; era el más respetado de todos los labradores ricos del país, y más de una cuestión se arregló por la mediación, siempre inteligente, del señor de Aldeacorba de Suso. La casa en que le hemos visto fue su cuna. Había estado de joven en América, y al regresar a España sin fortuna, había entrado a servir en la Guardia civil. Retirado a su pueblo natal, donde se dedicaba a la labranza y a la ganadería, heredó regular hacienda, y en la época de nuestra historia acababa de heredar otra muy grande.” Capítulo 5, Página 110, Líneas de la 21 a la 32.

“-A casa, a casa. Ven tú también, Nela, para que tomes chocolate -dijo Penáguilas, poniendo su mano sobre la cabeza de la vagabunda-. ¿Qué te parece mi sobrina?... Vaya que es guapa... Florentina, después que toméis chocolate, la Nela os llevará a pasear a entrambos, a Pablo y a ti, y verás todas las hermosuras del país, las minas, el bosque, el río...” Capítulo 14, Página 178, Líneas de la 28 a la 33.

Manuel Penáguilas:

Personaje secundario. Personaje plano. Manuel es el padre de Florentina. Cuando se entera de que Pablo se ha curado, decide casar a Florentina con su primo Pablo para poder si consolidar sus fortunas.

“-¡Dale!... ¿Y qué gusto le encuentras a las moras silvestres?... ¡Caprichosa!... ¿no te he dicho que eso es más propio de los chicuelos holgazanes del campo que de una señorita criada en la buena sociedad?... criada en la buena sociedad?” Capítulo 14, Página 176, Líneas de la 11 a la 14.

El espacio y el tiempo

Lugar:

Villamojada estación de ferrocarril y en el pueblo varias tiendas

Socartes, las minas, Aldeacorba y Aldeacorba de Suso, donde viven los Penáguilas. Además se cita a Ficóbriga, en la costa (salida del mineral).

  • Capítulo 2

Página 85

Nota 22

Época:

Segunda mitad del siglo XIX.

Duración:

La historia dura unos dos meses según estas citas:

“Vaya, adiós; a casa pronto, que el fresco de Setiembre no es bueno. Esta señora Nela tendrá la bondad de acompañarme.” Capítulo 2, Página 85, Líneas de la 17 a la 19.

R.I.P.
MARÍA_MANUELA_TÉLLEZ
RECLAMOLA_EL_CIELO
EN 12 DE OCTUBRE DE 186...

Capítulo 22, Página 241, Esquela de Marianela.

Ritmo:

El ritmo es pausado, porque los hechos suceden en periodos breves y por eso el ritmo es más lento.

La acción en la narración literaria

La acción principal es: la Nela se enamora de Pablo, un ciego al que al cabo de un tiempo le operan de la vista, le desesprecia por no ser igual de guapa que la prima y así muere ella, por amor.

La acción esta desarrollada en:

Planteamiento + Nudo + Desenlace.

Planteamiento:

Marianela es la guía de Pablo, un ciego de nacimiento. Ella se enamora de el, y el de ella, pero sin saber como es físicamente en realidad.

Nudo:

Golfín, un famoso oftalmólogo, opera a Pablo. Cuando el ve se da cuenta de las bellezas q hay en el mundo. Pero el se enamora de su prima Florentina q es muy guapa y deja apartada a la Nela.

Desenlace:

Florentina lleva a la Nela a ver a Pablo, que todavía no le había visto después de la operación, y cuando están reunidos ella se desvanece y muere por amor, amor no correspondido.

Narración cerrada:

Porque dice claramente como acaba la historia.

La descripción. Clases.

Es una descripción literaria, porque refleja de un modo subjetivo la realidad. La descripción literaria crea bellaza.

“Se puso el sol. Tras el breve crepúsculo vino tranquila y oscura la noche, en cuyo negro seno murieron poco a poco los últimos rumores de la tierra soñolienta, y el viajero siguió adelante en su camino, apresurando su paso a medida que avanzaba la noche. Iba por angosta vereda, de esas que sobre el césped traza el constante pisar de hombres y brutos, y subía sin cansancio por un cerro en cuyas vertientes se alzaban pintorescos grupos de guinderos, hayas y robles. (Ya se ve que estamos en el Norte de España.)” Capítulo 1 , Página 69, Líneas de la 1 a la 9.

La descripción literaria. Formas.

Descripción de personas:

Prosopografía:

- “Era un hombre de mediana edad, de complexión recia, buena talla, ancho de espaldas, resuelto de ademanes, firme de andadura, basto de facciones, de mirar osado y vivo, ligero a pesar de su regular obesidad, y (dígase de una vez aunque sea prematuro) excelente persona por doquiera que se le mirara. Vestía el traje propio de los señores acomodados que viajan en verano, con el redondo sombrerete, que debe a su fealdad el nombre de hongo, gemelos de campo pendientes de una correa, y grueso bastón que, entre paso y paso, le servía para apalear las zarzas cuando extendían sus ramas llenas de afiladas uñas para atraparle la ropa.”

Capítulo 1, Página 69 y 70, Líneas de la 10 a la 11, y de la 1 a la 2.

Etopeya:

-“Tanasio era un hombre apático. Su falta de carácter y de ambición rayaban en el idiotismo. Encerrado en las cuadras desde su infancia, ignorante de toda travesura, de toda contrariedad, de todo placer, de toda pena, aquel joven, que ya había nacido dispuesto a ser máquina, se convirtió poco a poco en la herramienta más grosera. El día en que semejante ser tuviera una idea propia, se cambiaría el orden admirable de todas las cosas, por el cual ninguna piedra puede pensar.” Capítulo 4, Página 101, Líneas de la 20 a la 27.

Caricatura:

-“Sofía era una excelente señora de regular belleza, cada día reducida a menor expresión, por una tendencia lamentable a la obesidad. Le habían dicho que la atmósfera de carbón de piedra enflaquecía, y por eso había ido a vivir a las minas, con propósito de pasar en ellas todo el año. Por lo demás, aquella atmósfera saturada de polvo de calamina y de humo causábale no poco disgusto. No tenía hijos vivos, y su principal ocupación consistía en tocar el piano y en organizar asociaciones benéficas de señoras para socorros domiciliarios y sostenimiento de hospitales y escuelas. En Madrid, y durante buena porción de años, su actividad había hecho prodigios, ofreciendo ejemplos dignos de imitación a todas las almas aficionadas a la caridad. Ella, ayudada de dos o tres señoras de alto linaje, igualmente amantes del prójimo, había logrado celebrar más de veinte funciones dramáticas, otros tantos bailes de máscaras, seis corridas de toros y dos de gallos, todo en beneficio de los pobres.” Capítulo 9, Página 138, Líneas de la 16 a la 32.

Descripción de lugares:

La casa de los Centeno: era de moderna construcción. Baja de techo, pequeña para albergar en sus tres piezas a los señores Centeno, a sus cuatro hijos, al gato y por añadidura a la Nela.

“Menudeando el paso y saltando sobre los obstáculos que hallaba en su camino, la Nela se dirigió a la casa que está detrás de los talleres de maquinaria y junto a las cuadras donde rumiaban pausada y gravemente las sesenta mulas del establecimiento. Era la morada del señor Centeno de moderna construcción, si bien nada elegante ni aun cómoda. Baja de techo, pequeña para albergar en sus tres piezas a los esposos Centeno, a los cuatro hijos de los esposos Centeno, al gato de los esposos Centeno, y, por añadidura, a la Nela, la casa, no obstante, figuraba en los planos de vitela de aquel gran establecimiento ostentando orgullosa, como otras muchas, este letrero: Vivienda de capataces.”Capítulo 4, Página 94, Líneas de la 1 a la 12.

Descripción de sentimientos:

Pablo le dice a la Nela: Te quiero más que a mi vida. Ángel de Dios, quiereme o me muero.

-“Te quiero mas que a mi vida. Ángel de dios, quiéreme o me muero.” .Capítulo 6, Página 125, Líneas de la 16 a la 17.

Obra realista

Es una obra realista por el riguroso análisis de la realidad.

Se centra en la observación y descripción de los personajes, ambientes y paisajes.

Tiene interés por lo psicológico, narra en 3ª persona y muestra un contraste entre clases sociales.

Opinión personal

Marianela, es un libro que me a parecido muy bonito, por su forma de expresar los sentimientos y la bellaza que puede haber en el mundo. Aunque tiene un final trágico, el libro en si a estado bien.