Marianela; Bénito Pérez Galdós

Narrativa española del Siglo XIX. Novela realista. Realismo. Tema. Argumento. Contexto de la obra. Personajes. Localización

  • Enviado por: Ikaro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

Pérez Galdós, Benito:

Nació el 10 de mayo de 1843 en las Palmas de Gran Canaria, en el seno de una familia de clase media. Ya en su infancia tuvo debilidad por la literatura y escribía los típicos trabajos juveniles. En 1862, marchó a Madrid, donde se matriculó en la facultad de Derecho. En su nueva vida de Madrid, se empieza a formar como escritor participando en la realidad social y cultural, frecuentando tertulias y cafés, redacciones y salones, teatros y conciertos. Pero su verdadera dedicación literaria la comenzó en 1865, participando en el periódico <<La Nación>>.

Con la Fontana de oro, primera novela histórica que pone las bases de la novela histórica moderna, comenzada en 1867 y acabada un año más tarde, empieza la obra novelística de Galdós.

En 1873 empieza la escritura de la primera serie de los Episodios Nacionales, en donde queda plasmada una historia novelada de la vida española del s. XIX. Consta de cinco series de 10 volúmenes, excepto la última que sólo consta de seis.

Sus novelas de la primera época presentan la oposición entre el fanático mundo tradicional y religioso, y el mundo moderno y liberal: Doña Perfecta (1876), Gloria (1877), La familia de León Roch (1878) y Marianela (1878), personaje en el que plasma sus ideales de pureza y entrega.

También se pueden agrupar las novelas en las que nos da una gran descripción del Madrid de su tiempo: El amigo manso (1882), La de Bringas (1884), Fortunata y Jacinta (1886-87), Miau (1888). Por estas novelas se ven desfilar burgueses adinerados, pobres, nobles arruinados, funcionarios...

Siguen una serie de novelas de contenido idealista en las que se hace una apología del amor y de la justicia: Nazarín (1895), Misericordia (1897)

En su producción dramática continúa la línea iniciada en las novelas idealistas: Realidad (1892), El abuelo (1897).

Los últimos años de Galdós, solitario sobreviviente de una época, se vieron amargados por la cerril hostilidad de ciertos sectores clericales y, posteriormente, por el desvío de la crítica, sólo superado en épocas relativamente próximas, aunque su crédito popular no disminuirá jamás.

En enero de 1920, muere ciego habiendo sido ignorada su obra y haber sido atacado por enemigos políticos y literarios.

Fue toda su vida progresista y liberal viviendo modestamente y tratando de comprender la vida española mediante el análisis de su historia, del ambiente popular y de la clase media madrileña.

Realismo:

Aparece durante la segunda mitad del siglo XIX. Estas obras tratan de reproducir la realidad y el sentimentalismo. Esta corriente aparece coincidiendo con la subida al poder de la burguesía, el progreso científico, el desarrollo de la filosofía positivista y el triunfo del liberalismo. También con la expansión del capitalismo europeo y los aumentos demográficos y el empeoramiento del campesino sometido a jornal.

La Revolución de 1868, favoreció la crítica y la denuncia social.

Sus características son:

  • Visión objetiva de la realidad.

  • Temas cercanos al momento.

  • Defensa de una tesis: en el caso de Galdós defiende las ideas liberales.

  • El lenguaje coloquial y popular.

Argumento:

La novela nos explica la historia de una niña llamada Marianela.

Era muy fea y la gente le decía que no servía para nada. Había perdido a sus padres y vivía con una familia del pueblo de Socartes. Era un pueblo minero y el gran jefe e ingeniero era Carlos Golfín, el cual tenía gran bienestar social. Nela hacía de lazarillo a un chico ciego, Pablo. Carlos tenía un hermano, Teodoro, médico que era muy bueno y había recorrido las Américas. Teodoro va al pueblo para examinar a Pablo y conoció a los dos jóvenes mientras se dirigía a casa de su herman ya que fueron ellos los que le guiaron porque se había perdido.

Nela y Pablo eran grandes amigos, y él le había prometido amor eterno en muchos de los paseos que daban. Como no la podía ver no conocía su rostro y sólo sabía la belleza interior de Nela. Ella se lo dijo en muchas ocasiones que no era guapa, pero él no lo creía posible, ella también le quería mucho.

El médico al examinar al chico, vio que podría devolverle la vista. En una operación, Pablo recobra el sentido que predomina en el ser humano.

Antes de ser operado vino su prima, que era muy guapa y amable. Entonces los tres iban a pasear, y Nela se sentía muy desafortunada porque veía que Florentina le robaría a Pablo como él llegara a ver.

Florentina se prometió que si salía bien su primo, haría de un pobre una persona con todos los cuidados del mundo. Nela fue la afortunada, pero rechazo la “oferta”y en saber que la operación salió bien, huye de él para que no la vea, porque comparada a su prima Florentina, su belleza es nula. Intenta suicidarse para ir con su madre, pero don Teodoro lo impidió e hizo volver a Nela a la casa. Una vez allí, Pablo ansioso de verla, se encontró con una persona muy fea. Se compadeció de ella pero al tocarla se dio cuenta que era Nela y ella , por el shock muere.

Época y lugar en que se sitúan los hechos:

En la novela se identifican dos tipos de sociedades, la burguesía y el proletariado. La primera nos llega representada por la familia Golfín. Es una familia con estudios y nivel social. Un hermano es ingeniero y el otro medico que ha recorrido las Américas. El pueblo de Socartes, donde vive y trabajan muchas familias, es donde se refleja la denuncia por las condiciones de vida que tienen trabajando en las minas. Nos describe muy bien el pueblo minero y el trabajo de las minas. Por el contrario, no se habla de las ciudades como por ejemplo Madrid, el espacio donde se supone vive la burguesía. Aparece como lugar de cultura y riqueza.

Aparecen otros pueblos o villas a lo largo de la novela: Aldeacorba de Suso, Ficóbriga, Villafangosa... que son escenarios imaginarios donde Galdós sitúa la obra, que como se puede leer al principio sitúa en el Norte de España.

En cuanto a la época, es el siglo XIX, ya que Galdós refleja en sus novelas la realidad de la época adaptada a una novela.

Personajes:

Marianela:

Era una muchacha de estatura pequeña, delgada, con un cuerpecillo miserable y busto poco constituido. Su cabello dorado oscuro y maltratado, sueltos, cortos y rizados. Sus pies eran ágiles y pequeños. Su rostro también era delgado, muy pecoso. Parecía una mujer atrapada en un cuerpo de niña, ja que sus 16 años de madurez, no los aparentaba con el cuerpo. Tenía una frente pequeña y una nariz sin gracia; los ojos negros y vividores, donde brillaba una luz de tristeza. Sus labios eran chicos y siempre sonreían. Su boca era fea.

Sus palabras eran recatadas y humildes dando características de un carácter formal y reflexivo. No tenía ni padre ni madre y vivía en la morada del señor Centeno, capataz de ganado en las minas. Allí no estaba bien cuidada. Ella misma se decía que no servia para nada. Ya tenia en la mente su inutilidad y fealdad.

Cantaba muy bien y acompañaba de lazarillo al ciego del pueblo. A pesar de su fealdad e insignificancia, poseía una gran riqueza espiritual y un alma hermosa y propensa a fantasía.

Teodoro Golfín:

Hombre de facciones bastas, moreno, inteligente, sensual, de labios gruesos, mirar centelleante, naturaleza incansable, constitución fuerte. Su cara grande y redonda, su frente huesuda, sus manos gruesas. Hombre confiado de sí mismo.

Es el hermano del ingeniero de Socartes. Es medico y estuvo en América con otros médicos para fomentar sus conocimientos. Dicen que es un gran médico. Va al pueblo para curar de su ceguera a Pablo.

Tiene un gran corazón y lo demuestra cuando le cura el pie a Nela, y culpa a Sofía de ser mala con Nela.

Carlos Golfín:

Es el arquitecto de las minas de Socartes. Es buen amigo del Padre de Pablo, llama a Teodoro para que venga a curar a Pablo. Es el marido de Sofía. De pequeños los dos hermanos empezaron a estudiar como pudieron para llegar a ser alguien en el día de mañana. Efectivamente los dos lo consiguieron y pueden gozar de un gran bienestar social.

Pablo Penáguilas:

Su cara parecía de marfil, era varonil y era lo que se puede decir un joven perfecto. Lo único que lo hacía desgraciado, era su ceguera. Sus ojos eran muy hermosos, grandes y rasgados. Parecía tener 20 años y su cuerpo era sólido y airoso.

El chico se había formado un ideal del mundo. Pensaba que todo era bello ya que no sabía lo que realmente son las cosas. Como decían, era una persona perfecta y dios le había privado la vista.

Su padre era un gran agricultor de la zona, que había heredado una hacienda teniendo ya otras en su posesión. Esto hacía de su familia tener un bienestar social sabiendo leer, que entonces no todos sabían. Su madre murió y sólo le quedaba el padre.

Celipín:

Hijo menor de la familia Centeno. Ve como en las minas no tendrá ningún tipo de futuro, y él quiere llegar a ser como Teodoro y Carlos. Por esta razón ahorra dinero para poder viajar a Madrid y formarse para ser un gran hombre de riqueza. Quiere huir de la miseria y ser libre.

Sofía:

Mujer de Carlos. Provenía de la clase alta de Madrid, donde había colaborado en muchos proyectos para ayudar a los pobres. En verdad, en Socartes, se estira mucho y se vuelve hipócrita tal como lo demuestra en todo momento. Ella es la que tiene el dinero y por ello el poder. Deshonra y tiene muy poca sensibilidad con Nela.

Florentina:

Es la prima de Pablo. Es una mujer perfecta y bella, quiere ayudar a los pobres. No entiende porque no todos pueden ser iguales. Su padre quiere que aprenda a ser como una dama de alto linaje, pero ella no puede llegar a serlo por su humildad.

Valoración personal de la novela:

Pablo tiene en su mente unos ideales de belleza interna, se forma su mundo irreal en su mente, ja que su única fuente de conocimiento era la de los libros de su padre, pero no conoce lo que es la verdadera realidad. Él dice estar muy enamorado de Nela, ya que no la puede ver. Una vez recobra la vista, se da cuenta que Nela no es como se la imaginaba. Descubre la realidad de belleza.

En la familia Centeno, el menor quiere llegar a los estudios. Esto se lo cuenta a Nela en secreto para que su padre no lo descubra y ella le da dineros y le anima...es la personificación de la libertad y la voluntad.

El cómo se describen las minas, Tenebrosa, La Gruta... que creo que simbolizan reflejos de la humanidad, hace que te sientas como allí. Pero no sólo son las minas, sino que cada paisaje me hice una clara imagen por su gran descripción de detalles en cada escenario.

Por lo que hace a su lectura, el principio me costó leerlo, pero a medida que lo iba descubriendo personajes y situaciones, se me fue haciendo interesante. Por esto su lectura no fue demasiado complicada ni pesada, lo malo es que me liaba de los tantos detalles como aparecen y a la larga, se hace aburrida.

- Pérez Galdós, Bénito: Marianela Editorial Anaya Madrid 9ª Edición julio

1995

-V.V.A.A: Diccionario Enciclopédico Salvat Universal Editorial Salvat BCN Tomo 16

16ª edición 1989

Marianela Bénito Pérez Galdós

3