María; Jorge Isaacs

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XIX. Escritores colombianos. Narrativa (novela) lírico sentimental colombiana. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Ricardo Vargas
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Obra : “María”

Autor : Jorge Issacs

Esta Obra es hecha por un gran Literato, estoy hablando de Jorge Isaacs, quien con esta obra, se podría decir, se lanzó a la fama.

Jorge Isaacs (1837-1895), escritor colombiano cuya fama se debe a un pequeño volumen de poemas, Poesías (1864), y a una sola novela, María (1867), que obtuvo un éxito inmediato y se convirtió en la novela más popular, imitada y leída de Latinoamérica sólo superada, según la crítica, por Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Isaacs descendía de una rica familia judía británica que se mudó desde Jamaica a una propiedad en el Valle del Cauca, cerca de Cali donde nació. Estudió en Bogotá y, en lugar de seguir la carrera de medicina, como había planeado, se enroló en el Ejército para combatir en la guerra del Cauca (1860-1863), un enfrentamiento civil que destruyó las propiedades de su familia y le privó de sus riquezas.

Reducido a la pobreza, Isaacs se trasladó a Bogotá con el fin de dedicarse a la literatura. Su primera colección de poemas obtuvo un gran éxito, al igual que María, novela lírico sentimental y su mejor obra, que cosechó un éxito espectacular. Antes de finalizar el siglo XIX, llevaba 50 ediciones. La novela, un romance elegíaco, describe una idílica existencia en el valle del Cauca, y contiene pasajes ambientados en África en los que el autor idealiza el noble salvajismo y condena la esclavitud. La historia de los amores de María y su primo Efraín, a la que añade las de otras parejas de jóvenes, que pertenecen a clases sociales y etnias diferentes, se complementan entre sí. Al desarrollo amoroso de los protagonistas corre paralelo un ahondamiento progresivo de la realidad social. Se la puede considerar como novela realista romántica americana por antonomasia, aunque algunos la sitúan dentro del folletín. Además es la obra precursora de la novela regionalista de las décadas de 1920 y 1930.

Isaacs fue incapaz de repetir el éxito de esta su primera novela, a pesar de que continuó intentándolo. Alternó la escritura con varios cargos dentro del funcionariado, y fue cónsul de su país en Chile. Sin embargo, se le denegó repetidamente la posibilidad de recuperar su fortuna familiar y en 1895 murió, en Ibagué, Tolima, en la pobreza.

María, esta obra trata de dos jóvenes: María y Efraín, ambos encuentran y experimentan el amor más puro y casto, pero por estudios, Efraín s ve obligado a terminar sus estudios en Europa, muy lejos de su lugar de origen (los Valles del Cauca). Entre el tiempo que estuvieron juntos, Efraín descubrió que María tenía la misma enfermedad de la que murió su madre y que estaba destinada a morir muy joven, pero aun así él la quería.

Durante el tiempo que Efraín estaba en Europa, le llega la noticia de que María se había enfermado y que regrese rápidamente, así es que lo hace, pero al llegar solo encuentra una triste, fría y solitaria tumba.

Efraín, un joven que lo mandaron a estudiar a Bogotá, a un colegio de mucho prestigio, regresa después de 6 años, y al llegar, lo primero que ve es a MARÏA, joven de su familia, ella no es su hermana de sangre, pero la quiere como a más que a una hermana, la quiere como mujer. Al ser recibido en su casa después de tanto tiempo, visitó su prácticamente nueva casa, porque había cambiado mucho después de tanto tiempo, su padre tenia nuevas cosas y nuevas propiedades, etc. Todo al parecer estaba bien pero lo que le molestó, es recibir la noticia de su padre, el saber que tendría que viajar, esta vez, a Europa para estudiar y ser Doctor, noticia que lo aturdió y que incluso grabó más en su memoria a María, pues ahora la veía en todos lados, y hasta extrañaba las flores que ella se comprometió a colocar diariamente en su cuarto ponía todos los días en su cuarto, además también él pensaba que María correspondía a sus sentimientos.

Lo más relevante de este capítulo, es que María, se enferma gravemente y Efraín contra viento y marea, por decirlo así, va en busca del doctor, el doctor al llegar le dijo que ella tenía la misma enfermedad de la que murió su madre, la epilepsia, y que María moriría joven, el doctor se fue, y prometió regresar y que si lo necesitaban, que no dudaran en llamarlo. Para esto, el padre de Efraín lo llama para hablar con él y le dice que ya sabía que él amaba a María, y ella a él, pero sin embargo, lo que de despertó la enfermedad es el que él se hubiese alejado de la casa, y que también le habían dado 15 días para admitir o rechazar la propuesta que le hicieron de que el joven Carlos se case con María, esto sin duda le cayó como un balde a agua fría a Efraín, el padre de Efraín, le dijo que debía controlar si amor a María.

Efraín, esa noche se fue a dormir con el corazón partido, por el hecho que tenía que moderar si inmenso amor a la mujer de sus sueños; María.

Efraín supo que Carlos; el que pretendía la mano de María, vendría, así que él prefirió irse de cacería con los demás, entre ellos estaba Braulio. Ellos le dijeron inicialmente que sería una cacería a un oso pero luego salieron con que era una cacería a un tigre que estaba desde hace algún tiempo merodeando por la zona.

Al momento de cazar, prácticamente sacrificaron a los perros, quienes fueron los que encontraron al tigre, y cuando lo vieron, luego de la muerte de los perros y que el tigre esté a punto de hacer daño a Braulio, el joven Efraín le dio un certero disparo, como al momento de disparar el tigre estaba sobre Braulio, este le permitió llevarse a su casa la piel del tigre en agradecimiento por salvarle la vida.

Después de la cacería, regresó Efraín a su casa, entregase la piel de tigre a su padre y en eso se encontró Carlos, quien había pedido la mano de María en matrimonio, este al ver la piel de tigre, lo invitó a que viera su rifle inglés e inmediatamente lo invitó a cazar, sin sabe que Efraín también tenía otro rifle inglés, Efraín aceptó, y al día siguiente salieron, se apareció para esto Braulio con los dos perros que habían logrado sobrevivir afortunadamente de la cacería anterior, al ver Carlos a esos dos perros que eran unos héroes, hizo un comentario despectivo de ellos y mandó a traer a otros cuatro perros, al ver a la presa que era un pequeño venado, Carlos quería aprovechar esa oportunidad para demostrarles sus grandes dotes de tirador, pero falló el tiro y el venado se metió a la casa, pero María, Emma y hasta Mayo (perro de Efraín) lo protegieron y evitaron su muerte, después Braulio le confesó a Efraín que él había cargado mal el rifle de Carlos para que su tiro fuera malo, esto lo hizo en venganza por el comentario que hizo de sus dos perros héroes. Luego Carlos y Efraín se pusieron a hablar solos, Carlos le confesó que él quería obtener la mano de María, pero no contaba con que él estaría ahí, a pesar de que sabía que Efraín amaba a María. Terminada la conversación Efraín y Carlos, se abrasaron y quedaron como grandes amigos, tal vez mas de lo que ya eran.

Ya estaban Efraín, María y los demás en rumbo a la boda de Tránsito, cuando ya estaban ahí, el papá de Efraín recibió una mala noticia, la muerte de una persona la cual lo deprimió mucho y este le dijo a Efraín que no le contase nada a su madre.

Después de la boda, repentinamente el padre de Efraín enfermó, todos asustados buscaron al doctor, quien le dio varios remedios y sin dar algún resultado inmediato, pero al tiempo, dio algún resultado porque ya se veía algunas mejorías, incluso ya se le veía reírse y bromearse con la madre de Efraín y con todos.

Ya la propuesta de que Efraín se iría a estudiar a Europa, estaba hecha. María y Efraín se declararon su amor y María le prometió que lo esperaría a su retorno con una gran sonrisa pero con impaciencia por el amor que se tenian.

Efraín incluso, unió a una pareja que eran Salomé y Tiburcio.

Ya en la noche anterior a la que partiría de viajar, él casi no pudo dormir pensando en el viaje y aun más en lo que extrañaría a María, a la mañana siguiente se despertó y cuando estaba a punto de irse, se despidió de todos y sobre todo de María, ya él se fue, pero sin saber que no volvería a verla jamás.

Estando Efraín dos semanas en Londres recibió la primera carta de su padre y con ella una de María, durante el primer año recibía dos cartas de maría al mes, pero luego de ese año, es señor A… le dijo de repente que se regresaban a América, él se preocupó por su madre, pero en realidad era que María había sufrido mucho y se había enfermado y la única esperanza que los doctores le daban, era que lo viera a él lo más pronto posible, ante ello el padre de Efraín no vaciló en llamarlo.

El viaje demoró varios días, y fue muy difícil, tuvieron que pasar por varios lugares antes, ver a mucha gente que hubiese sido más agradable verlos en otra ocasión, pero al llegar a su casa, se dio con la sorpresa de que no estaban allí, todos se habían trasladado a la capital, para atender a María, pero al llegar él, lo único que encontró fue una ataúd que contenía a la persona que él amaba y varias lágrimas.

Después de varios días de la muerte de María, él vagaba solo por el horizonte, con el recuerdo de María, a veces acompañado de su fiel perro de infancia “Mayo”.

Esta Obra, es una muy bonita, por la forma que su autor la ha escrito y por el tema que lleva, tiene un gran sentimiento, una increíble ternura y una fácil forma de entender, creo yo que debe ser por eso que es la mejor obra en el ámbito de la corriente Romanticista en América, después de “Cien Años de Soledad”.

Aparte de que Jorge Issacs es uno de los más grandes escritores, creo yo, esta obra es un ejemplo del amor más puro y casto.

La frase que más me conmovió fue:

- “Algo como la hoja fría de un puñal, penetró en mi cerebro, faltó a mis ojos luz y a mi pecho aire, era la muerte que me hería”.