Mapuches

Historia de América. Culturas americanas precolombinas. Civilización araucana. Ceremonias, religión y ritos

  • Enviado por: Paula Garrido
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Historia de Chile

Índice

Introducción Al Tema............................................................................................................................. 3

Desarrollo del Tema............................................................................................................. 4 y 5

Opinión Personal Sobre El Tema Trabajado................................................................. 6

Vocabulario............................................................................................................................. 7

Introducción Al Tema

Como una forma de empezar a estudiar a los araucanos en nuestro ramo de Historia, me ha correspondido realizar este trabajo de investigación sobre las Ceremonias y Rituales Araucanos.

Las siguientes páginas serán entonces de información sobre las creencias mapuches. Hablaré también de su principal dios llamado Pillán y sus ceremonias religiosas.

Desarrollo del Tema

Los Araucanos no poseían templos o adoratorios especiales ni representaban a sus dioses en ídolos.

Los Araucanos tenían un ser supremo, creador de todas las cosas, identificado con variadísimos nombres, indicativos de una rica naturaleza: “Padre”, “Señor de Hombres”, “Señor o Dueño de la Tierra”, etc.

A este ser se le rendía culto en diversas formas:

- Oraciones.

- Ceremonias privadas de ofrendas, generalmente de primicias agrícolas y de sacrificios animales.

- El “sacrificio de unidad” (un araucano regalaba una llama a otro; éste la mataba: ambos compartían

la comida de su carne, en señal de estrecha unión).

- El Nguillatun, que era un rito público, celebrado un día predeterminado y que se avisaba con antelación. Lo presidía, como maestro de ceremonias, un anciano respetable. Una plataforma servía de altar. Los participantes corrían en su torno, gritando; sacrificaban llamas, cortándoles las orejas; y humedecían ramas de canelo en chicha especialmente preparada. El canelo era el árbol sagrado.

El nombre Ngillatun venía de Ngenchen nombre usado para denominar al Pillán principal.

El Ser Supremo se manifestaba en el Pillán, presente en los fenómenos naturales de tipo violento... Erupciones volcánicas, terremotos, tempestades.

También recibía el nombre de Pillán, el alma separada del cuerpo, la cual continuaba existiendo; podía pertenecer a un antepasado del grupo, o al fundador del linaje, o a un cacique importante; en tales casos, habitaba en el sol, en una casa de oro, o bien dentro de los volcanes.

Como entre muchos pueblos indígenas de América, entre los Araucanos gozaban de enorme influencia los Shamanes, que eran profetas, brujos, y curanderos del cuerpo y el alma. Eran “llamados” misteriosamente a su función, o la heredaban; a veces se resistían a ejercerla, pues conllevaba grandes responsabilidades, peligros personales y sufrimientos interiores.

Abundaban los Shamanes femeninos, las Meicas o Machis. Su símbolo fue el Rehue que era un tronco en el que se había tallado peldaños y que tenía en su parte superior un cráneo humano. El Rehue se erigía ante la casa de la Meica, o en el lugar de culto, y a él se encaramaba la hechicera para experimentar extraños éxtasis o violentas convulsiones.

Se convocaba a las Machis para curar enfermedades, pues éstas se atribuían a la acción de malos espíritus, a veces introducidos por un brujo malévolo (al cual la parentela del doliente perseguía sin piedad) y otros escondidos en un objeto o animal, que el hechicero individualizaba y, con sus artes mágicas, volvía inofensivo. Una vez descubierto el mal, se procedía a la ceremonia de curación que se denominaba Machitun.

La muerte era recibida con lamentos rituales, un banquete fúnebre y la debida preparación del cadáver: sacarle las entrañas, ahumarlo y esperar su desecación, en un ataúd abierto que semejaba una nave, y se colocaba en un alto encatrado. Para la ceremonia fúnebre se contrataba a las Lloronas (una serie de mujeres que lloraban durante el funeral y su ceremonia). Había también una costumbre que consistía en que varios hombres corrían alrededor de la casa del muerto para ahuyentar, haciendo mucho ruido, a los espíritus malignos.

Opinión Personal Sobre El Tema Trabajado

Creo que la gran conclusión u opinión sobre este tema que traté en este trabajado es que me llamó mucho la atención las grandes creencias religiosas y ritos que realizaban los mapuches.

Quizás por su falta de conocimientos científicos se apoyaron en la religión como una manera de resolver sus dudas frente a temas como la salud de las personas y la naturaleza. Y no solo se apoyaron como una respuesta sino que respetaban profundamente sus creencias. Tenían personas dedicadas exclusivamente a actividades concernientes con sus ritos.

Tal vez, si hubieran sabido que ciertas enfermedades no se producían por malos espíritus no hubieses trabajado y dedicado tanto tiempo a la religión. Y quizás hoy los científicos y personas más escépticas no se interesen en estos tipos de rituales de culturas americanas, pero me llamó la atención la fe que los Araucanos tuvieron.

Vocabulario

1. - Primicia: fruto primero de cualquier cosa.

2. - Linaje: ascendencia o descendencia de cualquier familia.

3. - Antelación: anticipación con que en orden al tiempo, sucede una cosa respecto a otra.

4. - Cacique: dentro de la división política y social existían los caciques o toquis que comandaban los Rehues o Levos.

Vídeos relacionados