Manuel Boix

Arte del Siglo XX. Arte Español. Realismo. Simbolismo. Artistas Valencianos

  • Enviado por: Cris
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

ARTE DEL SIGLO XX

Curso: 2004- 05

UNIVERSITAT ROVIRA I VIRGILI - TARRAGONA

MANUEL BOIX

Manuel Boix nació en Alcúdia, en la Ribera de Júcar en 1942.Sus estudios sobre arte los realiza en la escuela San Carlos de Valencia. Se dió a conocer aproximadamente en 1062 en el Salón de Marzo con un tríptico que según Cirici, señala el inicio del nuevo realismo en Valencia. A lo largo de su carrera, las etiquetas serán ya más confusas.

En 1980 se le concede el premio Nacional de Artes Plásticas, posteriormente se fue a pasar una temporada a Nueva York.

Podemos dividir su obra pictórica en diferentes períodos o etapas que tienen personalidad propia. Pero Boix no sólo es pintor, sino que también es escultor, ilustrador y grabador. Su obra es realmente amplia, es un artista que trabaja en gran cantidad de proyectos a la vez y de diferentes disciplinas. Hay que resaltar en todas ellas la precisión de su trazo, el estilo perfeccionista en todos los campos, pero a la vez, altamente creativo.

En su obra observamos cierta religiosidad, pero nunca tienen un carácter irreverente. Recurre frecuentemente a una variada gama de lenguajes tradicionales (Quattrocento, Romanticismo, Modernismo) con especial atención a las formas decorativas. Sus formas y sus signos discurren por una vía tradicional, no existe una renovación formal

Este trabajo pretende ser una pequeña muestra del Boix pintor a través de sus etapas, de estilos distintos aunque con rasgos comunes.

En su faceta como pintor hay que diferenciar estas etapas:

Entre los años 1961 y 1966 vemos una variedad temática y unidad de estilo, pues pinta autorretratos, familias, paisajes (fig.1) pero siempre con unos tonos azules grisáceos de anochecer, de invierno, de tristeza al fin y al cabo.

'Manuel Boix'
'Manuel Boix'

(fig.1)Paisaje. 1966 (fig.2) Oración para una noche. 1969.

Su segunda etapa va desde el 67 al 70 y ya vemos una variedad temática y estilística y un ejemplo del nuevo realismo que va a introducir en España como en “Oración para una noche” (fig.2) donde podemos observar la perfección formal y un realización muy detallista de la obra, para tal afirmación sólo hay que fijarse en el mosaico del suelo o en el mueble de la pared. Boix pintará mosaicos en el suelo en varias de sus obras como “Retransmisión televisiva del milagro” de 1970, donde volvemos a ver el mosaico de teselas de vivos colores a los que le da protagonismo.

Después de esta etapa le seguirá una serie que abarca de 1971 a 1973 y lleva por título “Falconeria i agulles”. Tal vez el título no dice nada pero cuando observamos la obra realizada cobra sentido.

'Manuel Boix'
'Manuel Boix'

(fig.3)El arco del triunfo.1971. (fig 4) Materia muerta.1971.

En la figura tres observamos unos puños cerrados que forman las columnas de un arco, los puños sujetan dos pájaros, uno en cada mano. En el centro sólo hay oscuridad, lo que lleva a centrar la atención en los laterales que es donde se desarrolla la acción. Los pájaros simbolizan la libertad, de ahí la frase hecha ” libre como un pájaro”. Por otro lado los puños cerrados significan opresión y violencia, luego están oprimiendo la libertad, la libertad de volar de los pájaros, o la libertad de expresarse de las personas o llevado al terreno al que se quiera aplicar.

En la figura 4 , la obra “Materia muerta” nos muestra una aguja de tejer lana clavada en algo que quiere ser la tierra, pero una tierra que a la vez es un trozo de cuero o de tela. Esa aguja sirve de soporte para una fina ramita con dos hojas que parece que tienen vida propia. El cuadro tiene un tratamiento realista, muestra en detalle cada objeto, aunque el conjunto es fruto de la imaginación y no de la realidad.

La siguiente etapa abarca desde el año 74 al 81 y sus series llevan por título “Trama i ordit i germania”. La obras de este período tienen en común que muchas de ellas son figurativas, algunas muestran caras de niño en actitud triste como si fuesen esculturas góticas, elige la infancia por su carácter de pureza, no contaminado por la sociedad, como elemento de denuncia de nuestro mundo.Vemos cierto aire de misterio en estas imágenes de niños, con contenido de tipo psicológico. Muchas veces por encima de esta imagen aparece el cuadro como si fuera viejo o estuviera estropeado o rasgado, pero es fruto de la intención de Boix. También hay caras de adultos, son las que pertenecen a “germanies” y vemos a personajes históricos.

'Manuel Boix'
'Manuel Boix'

(fig.5).Composició diagonal. 1976 (fig.6.) Carles V 1978

Entre los años1982 y 1987 lleva a cabo la serie “Acròstic, frontissa i alfabet” que engloba obra de variada temática que trata de una forma realista.

“Acróstic” (fig.8) la podemos relacionar con “Materia muerta”(fig.4), pues la idea es semejante, en esta ocasión usa una rama a la que le crea un escenario, un suelo con diferentes franjas en marrón y en la parte superior, donde encontraríamos las hojas si fuese una rama viva,cuatro manchas blancas parten de la rama.

Es interesante observar los colores que usa durante este periodo (fig.7 y 8), son generalmente cálidos,dan una sensación agradable y amable, no irrumpe bruscamente en la retina del espectador, y da mensajes claros como “Aigua” donde vemos unas gotas de agua de lluvia amarillas, lluvia que cae de lado sobre un triángulo vacio.

'Manuel Boix'
'Manuel Boix'

(fig 7) Aigua.1982 (fig.8) Acròstic. 1987.

La siguiente etapa abarca desde los años 1987 a 1991 y la llama “La maleta del pintor” .

La obra que da nombre a esta etapa es justamente “La maleta del pintor” (fig.9) donde podemos observar una serie de cuadros pintados por él de forma precisamente colocados. Uno se imagina el estudio de un pintor, su material, su maleta en cierto desorden e incluso suciedad, sin embargo Boix nos muestra otro pintor, el que además de inspiración y creación usa la perseverancia, el orden, la disciplina, estas cararcterísticas se pueden ver reflejadas en su obra, en la cantidad y calidad. Boix a partir de los 70 empieza una búsqueda de virtuosismio formal y de depuración técnica que se acentuará a lo largo de los años.

'Manuel Boix'

(fig.9).La maleta del pintor. 1987

Entre 1992 y 1997 realiza una serie llamada “El punt dins el moviment”. Aquí observamos esa evolución en la pureza formal de la que antes he hablado.Una imagen estática muestra unos dedos sujetando una esfera, en la parte inferior observamos una zona azul: mar, lago, cielo, es una mancha que tiene cierta vida, pues los colores desprenden movimiento. El tema de las manos es recurrente en su obra.

'Manuel Boix'

(fig.10) La treta.1991

Y su última etapa va de 1992 a 2003 y se titula “El rostre”.

'Manuel Boix'
'Manuel Boix'

(fig.11) El somni d´Ofèlia. 2003 (fig 12.) La mirada innumerable de Narcís.2003

Aquí llega a la absoluta perfección formal. Recubre los rostros de un velo, en referencia al desmoronamiento que el paso del tiempo produce sobre los objetos o las personas, ese cuartearse o arrugarse incomprensible de lo que tendría que ser vida turgente son puestos en manifiesto en esta serie, donde este paso del tiempo que se observa en la materia viva está presente.

Para concluir, destacar la capacidad sobresaliente de Boix para la búsqueda constante, la capacidad técnica y creativa.

Bibliografía y webgrafía

-Abel Guarinos. Manuel Boix. Obra gráfica e impresa.Catálogo 1966-2006. ed.Generalitat Valenciana. 2006.

-A.A.V.V. Boix, Heras, Armengol.Ivam Centre Julio González.ed. Generalitat Valenciana.1995.

- http://www.manuelboix.com/

A.A.V.V. Boix, Heras, Armengol.Ivam Centre Julio González.ed. Generalitat Valenciana.1995.pág.314

5

Vídeos relacionados