Manuel Alonzo

Literatura española contemporánea. Narrativa (novela) infantil y juvenil. Vida y obras

  • Enviado por: Silvia Y Christian
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 3 páginas
publicidad

Análisis Literario

Localización del autor

Manuel L. Alonzo, escritor y viajero desde siempre, comenzó a publicar relatos de misterio y terror siendo todavía adolescente. Desempeño los trabajos mas diversos dentro y fuera de la literatura. Fue periodista, critico de teatro y de cine hasta 1979, año en que comenzó su dedicación exclusiva a la literatura. Sus relatos cortos y sus libros infantiles abarcan todos los géneros, del humor al terror. En los últimos años le interesa especialmente la literatura juvenil. Premio Altea, finalista del premio internacional de Europa, lista de Honor de la CCEI, Premio Jaen… Sus libros, muchos de ellos traducidos a otros idiomas, son mas de veinticinco.

Determinar las estructuras

  • Eduardo había trepado a la tapia de un club de alta sociedad, para nadar por un momento, dejo su mochila, y se lanzo al agua, mientras ojeaba a la chica que había llamado su atención mezclada entre un grupo de amigos. Salió de la piscina, y pidió cigarrillos y fuego. La chica le pregunto como se llamaba, Eduardo, respondió el mientras observaba que venían a echarlo. Antes de que lo echasen ella le deseo suerte

  • Estaba caminando por la carretera, mientras pensaba en su padre, que había sido asesinado, Eduardo creí que su padre era un buen tipo, no acorde a lo que dijeran los demás. Se acordó también de sus tíos, aquellos que quedaron a cargo de el cuando murió su padre y no le prestaban mucha atención. Eduardo decidió entonces darse a la suerte y marcharse sin rumbo, entonces de repente vio un coche que le pitaba, y era ella, la chica de la piscina, que le preguntaba si quería que lo llevase, y el se subió

  • Le dijo que se llamaba Ana y conversaba libre y burlonamente, mientras que el respondía con desconfianza,conversaban de cosas banales… Eduardo la admiraba cada ves mas, ella lo invito a comer y el acepto, fueron a casa de ella, ahí conoció a la abuela de Ana, y comieron

  • Salieron Ana y Eduardo, el le llevo una rosa, ella le invito a un bar donde comieron bocadillos, hablaron de su padre y de su vida. Después, ella saco de su bolso un cheque y le entrego una cantidad grande de pesetas, como un préstamo, el se rehuso a aceptarlos pero ella insistió. Salieron de cenar, y pasearon por las calles de Madrid, hasta llegar aun lugar que a Eduardo le aprecio adecuado, cuando ella jugando le dijo que tenia una enfermedad y Eduardo se enfado, y para disculparse, ella le beso

  • A la mañana siguiente Eduardo le fue a ver, pero ella estaba empacando para ir a reunirse con sus padres. Eduardo estaba confundido, pero le acompaño y ayudo a empacar, ya cuando se fue, sintió que se iba el amor de su vida, y que estaba realmente desorientado y solo

  • Eduardo estaba indeciso de que hacer con su dinero, y decidió comprar un hogar, una casa para tener donde vivir. Busco en los anuncios y encontró al fin una buhardilla que se alquilaba por un módico precio. Le aprecio conveniente y se instalo. Al pasar un momento, llego el inquilino anterior, que con toda confianza se sentía como si estuviera todavía en su casa. Le pidió a Eduardo que consintiese su estadía, y así fue, así Miguel, se convirtió en un buen amigo de Eduardo

  • Durmió y en casa por primera ves, aunque su huésped era un poco bullicioso no le dio mucha importancia. A la mañana siguiente el fue a casa de Ana, para ver si había regresado, cuando el portero le dijo que había llegado una carta para el.

  • Eduardo abre la carta con la mayor paciencia posible, que es una prisa increíble, y lee rápidamente la carta, en esta decía que le extrañaba, que es hermoso donde ella esta, y que su novio dice que el verano acabara pronto, lo cual impacta a Eduardo. Después en otra hojita en el sobre le explicaba que no tenia novio y que le echaba de menos

  • Al siguiente día el casero de la buhardilla de Juan había encontrado Miguel, y le dijo que se vaya. Entonces se despidió de Eduardo y se fue. Después Eduardo fue a casa de Ana, a ver si había llegado otra carta pero esta vez el portero le dijo a Eduardo que ellos no vivían ahí. Como podía ser esto, el acababa de recibir carta de Ana y ahora no vivía ahí. El carro de Ana estaba cubierto con cinta de la policía. Eduardo se preocupo, y fue cuando el portero cedió a darle una carta de Ana cuando de veras su procuración aumento. La carta decía que tiene que decir adiós, pero que quisiera decir te amo.

  • Eduardo hizo de ahí en adelante lo posible para olvidar a Ana pero no pudo. Olvidar era un concepto que no podía comprender en ese momento, así que decidió ir por lo que quería, como su padre le hubiera a consejado.

  • Entonces fue a casa de Ana, y la criadale dijo que estaban en las canarias y ahí le explico que el padre de ella era había sido parte de una estada y que tuvieron que huir por el problema. Entonces hablo el con ella por teléfono, y el se decidió a ir en busca de su amor

  • Cogió el barco y zarpo a las canarias, con el dinero que Miguel le había prestado, y cuando llego, un guardaespaldas le estaba esperando. Este le llevo a casa de Ana , donde su padre estaba esperando paciente para hablar con Eduardo

  • Al hablar con el padre de Ana, que parecía hacer lo posible por evitar la relación, este se dio cuenta que Eduardo era un chico inteligente y audaz, y que no podía impedir que se quieran.

  • Entonces salió a ver a Ana, que estaba sentada viendo el mar. El había viajado largos kilómetros por ella, y había conseguido su recompensa.

  • Hablo con ella y decidieron seguir adelante el mismo camino que había seguido Eduardo, pero esta vez, juntos