Manifiesto comunista; Karl Marx y Frederic Engels

Teoría sociológica. Marxismo. Comunismo moderno. Socialismo. Lucha de clases. Asociacionismo. Plusvalía. Alienación. Capitalismo

  • Enviado por: Tabata
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

EL MANIFIESTO COMUNISTA

Es el producto de una reflexión que desarrolla a lo largo de la juventud de Marx y que supone el inicio de la etapa de madurez del gran pensador, que no ha cumplido aun los treinta años en la época de la elaboración y publicación del texto.

Carlos Marx nace en Tréveris (Prusia) el 5 de mayo de 1818 (algunos autores dan como fecha el 25 de mayo). Su padre Enrique y su madre Enriqueta, judíos que apoyaron a Napoleón cuando éste al ocupar Tréveris les da también todos los derechos de los demás ciudadanos. Con la derrota de Napoleón, los judíos nuevamente perdieron sus derechos civiles. Ante la amenaza de perder la práctica legal, el padre de Marx se convierte a la iglesia Luterana.

El joven Marx estudia Derecho en la Universidad de Bonn y luego Historia y Filosofía en Berlín. Así en 1842 recibe el Doctorado por la Tesis “La Diferencia de la Filosofía de la Naturaleza en Demócrito y Epicuro”. La tesis la dedicó a Ludwing Westphalen su vecino, que le presto los libros, fue su mentor espiritual. Al año siguiente se casa con su hija, y viven en París de 1843 a 1845, Marx leyó en este periodo a los reformistas Proudhom, Louis Blanc, Cabet, Bakunin, Fourier, Saint-Simon Y Ricardo y a Sismondi, toda este literatura era inaccesible para él en Alemania. Con algunos hizo amistad.

Lo expulsaron de Francia y junto a Engels se traslada a Londres y de allí a Bruselas donde fundaron la Liga Comunista, buscaban la internacionalización de la misma.

En 1847 la Liga Comunista se reúne en Londres y encarga a Marx que escriba un manifiesto en su nombre. El año siguiente 1848 durante la Revolución de febrero se publica El Manifiesto Comunista, en él se expone la formación de las diversas clases sociales en la sociedad humana y las formas de lucha que asumen estas clases, el password de los obreros a nivel mundial fue: Proletariados de todos los países, uníos!

Desde 1844 Marx adhiere a las ideas comunistas, en las que se mantendrá hasta el final de su vida. También en 1844 realiza su identificación entre humanismo, naturalismo y comunismo.

Marx distingue entre tres formas de humanismo: teórico, práctico y positivo. El humanismo práctico constituye la superación del humanismo teórico, caracterizado por el ateísmo y que se limita a una actitud teorética, sin pretensiones de cambiar la realidad. Se precisa un tipo de humanismo que trastoque las bases materiales de la presente sociedad, y en especial de la propiedad privada. Esa es la misión del comunismo.

Marx no tenía una opinión puramente negativa de la revolución burguesa, con lo que no hace sino que continuar la recepción alemana de la revolución francesa, especialmente de la que son exponentes Kant, Fichte y Hegel.

En Marx persiste la idea de que todas las revoluciones están vinculadas por una típica tendencia común: el salto hacia la libertad. En este sentido Marx habla del “espíritu de la revolución”. Y esto lo pone de manifiesto en este escrito.

A diferencia de Comte que pensaba que el orden llevaba al progreso, Marx sostenía que la lucha es la génesis de las cosas, el conflicto social es el centro del progreso histórico.

Marx dice que la historia del mundo es la historia de la lucha de clases. Así el primer acto histórico es la forma que los hombres se relacionan entre si para conseguir el sustento, es la producción de la vida material.

Piensa que una vez que son satisfechas esas necesidades primarias, la lucha continua, porque el hombre sigue descontento y se centra en resolver las nuevas necesidades que evolucionan y se hacen cada vez más complejas.

Según Marx las relaciones sociales entre los hombres, los sistemas de ideas están arraigadas a los periodos históricos. Las ideas y las categorías no son absolutas, son productos históricos, transitorios y relativos.

El pensamiento de Marx contrasta con el de Comte y el de Hegel, para este último la evolución de la humanidad es la evolución de las ideas o del espíritu humano. En cambio para Marx con aquí escribe, la evolución depende de las formas en que se asocian los hombres para ganar el sustento.

Según Carlos el desarrollo político, social, legal, literario, filosófico, y educativo descansa en el desarrollo económico. No significa que la economía sea la única causa activa y las demás sean pasivas, sino que para Marx la base económica siempre es reciproca, y en la que finalmente se impone, en última estancia.

Aquí nos explica como el modo de producción de la vida material es el que determina el carácter general de los procesos políticos, espirituales y sociales. No es la conciencia de los hombres la que determina su ser, sino que es este ser social quien determina la conciencia.

En el manuscrito una de sus ideas que podemos resaltar es que el hombre se sitúa en una clase social en razón de su nacimiento (señor feudal o siervo, obrero o capitalista, amo o esclavo) su forma de actuar, su modo de conducta ya está preescrito; definido. El hombre sólo es humano en sociedad. La división de la sociedad en clases da lugar a diversos puntos de vista en lo político, social, cultural, religioso, pero estos puntos de vista, estas ideas serán dominantes si son los puntos de vista, las ideas de la clase dominante. Dice que la clase dominante tiene no solamente los medios de producción material sino también los medios de producción mental.

Él cree que cada orden social es marcado por el cambio continuo de las fuerzas materiales de producción. Las nuevas relaciones sociales se empiezan a gestar dentro de las estructuras más viejas y son el resultado de las tensiones y las contradicciones dentro de la estructura. Piensa que el modo de producción capitalista se gesta justamente en el feudalismo, cuando la burguesía moderna hace estallar la estructura económica feudal; es decir, se forman nuevas formas sociales en la matriz de sus predecesores.

Intentaba dejar constar que en la sociedad capitalista, una vez que la clase proletaria, los obreros, adquieran la conciencia de clase, descubren el antagonismo con la clase burguesa, se unen para derrocar el régimen que los oprime. En el capitalismo, la fábrica para su parecer no es un lugar de colaboración, por el contrario es el núcleo donde se gesta el antagonismo de las clases. No hay ayuda mutua, sólo intereses de clase y confrontaciones de poder, que no determinantes en el proceso social e histórico.

Marx dice que par a que surja el antagonismo entre las clases es necesario que primero se den cuenta de que pertenecen a una de ellas, mientras que los individuos no se percaten de que tiene intereses comunes, el compañerismo, el cooperativismo, el mutualismo no surgirá entre estos seres individuales, una vez que posean la conciencia de clase a la que pertenecen y puedan unirse como clase, podrán luchar contra la clase antagónica. Pero es indispensable la cohesión social.

Quería dejar reflejado que los intereses de clase son diferentes a los intereses individuales. Estos intereses pueden hacerse comunes “clase en si” y potencialmente convertirse en intereses reales, cuando los individuos que ocupan posiciones semejantes, hacen conciencia de su destino común. Aunque no es fácil percatarse de la similitud de sus intereses a través de los conflictos con la clase contraria, pero una vez que se logra, se obtiene la conciencia de clase.

El comunismo constituye para Marx una tendencia del genero humano, tendencia no deducida de un ideal sino del desarrollo histórico en el que se encuentran las condiciones objetivas y subjetivas que lo harán posible. Con la idea de que con el comunismo se producirá la realización del ser del hombre y de la libertad, Marx se inserta en el movimiento de la filosofía clásica alemana. Según Marx en este escrito el comunismo presenta como condiciones necesarias: un determinado desarrollo de las fuerzas productivas y la formación de una clase revolucionaria, expresión de la miseria y deshumanización de la sociedad burguesa, que haga de la negatividad su fuerza a través de una lucha de clases en la que exponiendo su vida, pues persigue su liberación.

Marx reafirma una idea que ya había formulado en algún texto anterior: la liberación de la clase será obra de la clase misma. Es la idea del proletariado como clase revolucionaria que, engendra en el contexto de la sociedad burguesa, aboliza las contradicciones de esta misma sociedad. La autoemancipacion del proletariado se llevará a cabo con la emancipación simultánea del conjunto de la sociedad. La liberación del proletariado implica pues una lucha de clase contra clase.

Según Marx el objeto de la acción del proletariado y del partido debe ser la construcción de una sociedad igualitaria de hombres libres. Porque con la abolición de la propiedad privada y de la burguesía cree que devendrá una sociedad nueva en las fuerzas sociales serán fuerzas ciegas que dominen a los hombres.

Nos refleja que los objetivos de los comunistas son la formación del proletariado como clase, el derrocamiento de la dominación de la burguesía, la conquista del poder político por parte del proletariado.

Por primera ver Marx afirma con la publicación del manifiesto que el objetivo de la liga es el derrocamiento de la burguesía, el dominio del proletariado, la supresión de la antigua sociedad burguesa fundada en las oposiciones de clases y la creación de una nueva sociedad sin clases y sin propiedad privada.

Para Marx como escribe en este texto la emancipación del proletariado será obra propia, sin necesidad de “caudillos” “genios” o “grandes hombres”.

El partido comunista en la visión de Marx, es la vanguardia del proletariado que lucha por emanciparse; para él es el instrumento de la toma de conciencia y de la acción revolucionaria de las masas. Su papel no el de obrar en lugar o por encima de la clase obrera sino que Marx piensa que orienta a ésta hacia el camino de su autoliberación, hacia la revolución comunista de masas.

Otra de las ideas del pensamiento de Marx que vemos reflejadas en El Manifiesto Comunista, es que Marx desarrolla la concepción de la actividad consciente libre como característica específica de los hombres. La principal diferencia del hombre respecto del animal reside en el modo como produce sus medios de vida. Piensa que el animal también produce esos medios de vida, pero lo hace unilateralmente, produce solo lo que necesita inmediatamente para si o para su prole. En cambio el hombre obra de forma mediata y no unilateral.

Marx resalta como el trabajador se ve obligado a vender su fuerza de trabajo para poder vivir.

El obrero comienza a consumir sus energías en la producción de objetos; su fuerza de trabajo se objetiviza en mercancías sobre las que no tienen ningún control. En este sentido cuando más produce según Marx pues más pobre es.

El obrero no tiene control alguno sobre el proceso de producción o su resultado; su trabajo es una actividad alienante no solo porque pierde el producto en el que ha cosificado una parte de si mismo, sino también porque todo el proceso productivo es externo a él y a sus necesidades humanas. En su trabajo no se afirma sino que se niega a sí mismo, Marx dice que no es feliz sino desdichado, que arruina su mente.

Otra idea clave de su pensamiento que se refleja en el texto sería la concepción del “reino de la libertad”, se trata de un problema que a aceptado plenamente el Marx maduro, hay una caracterización de “ hombre nuevo” , muestra claramente el componente utópico de su pensamiento. Mas que proponer el “fin de la historia”, Marx proclama el comunismo como el “reino de los fines” de la propiedad privada, el Estado, las clases sociales, el trabajo alienado, la división radical entre trabajo manual e intelectual. Sin embargo el comunismo no suprime “el reino de las necesidades”, des trabajo o actividad productiva.

Con el hombre nuevo se producirá la autorrealización, el desarrollo del individuo y será posible la libertad personal.

Según Marx dado que el Estado es una institución opresora, su abolición constituiría una condición necesaria para la liberación del hombre.

Observamos como el comunismo marxiano proclama la disolución de las clases y la instauración de una sociedad auténticamente humana.

El comunismo no es pensado por Marx simplemente como un nuevo estadio económico, político o social, sino que implica una radical reordenación de la vida humana.

El comunismo según Marx no constituye el estadio definitivo del desarrollo humano, pues, en tanto que forma política y social determinada, no se prevé eterno, sino que habrá de desaparecer. Marx identifica el comunismo con el humanismo práctico, ligándolo así a la acción práctica de los hombres que luchan por el control de sus condiciones de vida e hincan un proceso de superación de la propiedad privada, como poder alienante primordial.

El merito de Marx está en que busca una explicación que se sumerge en la realidad, la descubre y la expresa en lugar de desvincularse de ella y separar un fragmento aislado para estudiarlo.

Marx es el sociólogo y economista del régimen capitalista, es un sociólogo economista, convencido de que no es posible comprender a la sociedad moderna sin referirse al funcionamiento del sistema económico, unía la comprensión del presente a la previsión del futuro y la voluntad de acción.

Carlos Marx era un teórico del comunismo y una gran figura del pensamiento económico y filosófico. Para él la sociedad es un conjunto de fuerzas opuestas que generan el cambio por medio de la lucha entre ellos.

BIBLIOGRAFÍA

  • El manifiesto Comunista. Once tesis sobre Feuerbach. Edición y material didáctico: Anselmo Sanjuán.

  • 10 Grandes economistas de Marx a Keynes. Joseph A. Shumpeter. Alianza Editorial.

  • Curso de Teoría Sociológica. Los grandes textos sociológicos desde Auguste Comte a Robert K. Merton. Benjamín Oltra, Jose Ignacio Garrigós, Alejandro Mantecón, Christian Oltra Algado y Mariano Reali Villareal.