Maíz transgénico

Ciencias de la naturaleza. Bilología. Genética. Medioambiente. Plantas. Maíz. Organismo manipulado geneticamente

  • Enviado por: Pansho Francisco Terrible B
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

'Maz transgnico'
Colegio Etchegoyen

Talcahuano

Depto de ciencias y tecnologías

Subsector biología

Maíz Transgénico

Por: Francisco Gutiérrez

Cindy Martínez

4to medio B

Año 2008

Introducción:

Actualmente los índices poblacionales se han elevado de manera exorbitante, en relación a décadas anteriores, es por esta razón que el evitar un desabastecimiento de alimentos a lo largo y ancho de nuestro planeta se ha hecho primordial.

Los alimentos de origen vegetal - que es el enfoque que le daremos a nuestro trabajo - y animal, en su estado natural o modificado genéticamente, son víctimas de plagas y enfermedades que afectan negativamente su productividad y calidad.

Con el fin aumentar las cosechas y mejorar la calidad de los productos, es que desde un tiempo a esta parte se han ido masificando las técnicas de la transgenia.

La transgenia se ha tratado de implantar como una posible solución a las hambrunas mundiales, puede ser de que esta postura no esté tan alejada de la realidad, sin embargo, también debemos tener presente que la codicia humana no está ajena a las ciencias y la idea de tener grandes ingresos económicos pueden tener mayor peso que el cuidado de la vida humana y del medioambiente

En este trabajo expondremos que es el maíz modificado genéticamente, cuales son sus características, sus tipos, sus utilidades y cual es el impacto de su cultivo en los ámbitos social, económico y medioambiental.

¿Que es un transgénico?

.

Un transgénico (u Organismo Modificado Genéticamente, OMG) es un organismo vivo que ha sido creado artificialmente manipulando sus genes. Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el material hereditario de otro. Por ejemplo, el maíz transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacteria que le permiten producir una sustancia insecticida.

El maíz transgénico:

En la actualidad son 4 los grandes cultivos transgénicos: Soya, Maíz, Algodón y Canola. Estos cultivos son controlados por empresas transnacionales que prácticamente mantienen su monopolio mundial. estas son Monsanto, Aventis y Syngenta.

Uno de los mayores problemas que debe enfrentar un agricultor al momento de cultivar el maíz, es el gusano taladrador, pues este al introducirse en el tallo de la planta simplemente la destruye.

A raíz de esto es que el laboratorio Ciba - Geigy ha aislado un gen de la bacteria Bacillus thurgienesis, que habita en el suelo de los cultivos.

El gen aislado es el responsable de la síntesis de la toxina Bt. Que mata al gusano.

Al ser incorporado este gen el genoma de la planta de maíz, hace a esta inmune al gusano taladrador, debido a que la planta produce su propia toxina. Toxina que también ingerimos nosotros

No conforme con esto, los mismos investigadores han agregado al mismo maíz otro gen que lo hace resistente al herbicida "Basta" (producido por la transnacional Aventis). Esto significa que el agricultor puede utilizar este herbicida que es muy potente, sin que se dañe la planta de maíz y exterminando toda clase de maleza e insecto que rodeen o habiten el cultivo. Dos nuevas características que hacen a estas semillas muy atractivas para el productor.

La planta tiene un tercer gen que la hace resistente a un antibiótico, la ampicilina. El agregar este gen tiene como único propósito el de ser un marcador que permite asegurarse que los otros dos genes realmente se están expresando. La objeción reside en que este antibiótico se usa tanto en humanos como en animales y se teme que al ingerirlo los animales en los alimentos, aparezcan bacterias que se hagan resistentes a este antibiótico y esto pueda perjudicar la salud humana.

Transgenia y sus consecuencias

Si bien la transgenia “mejora” genéticamente la planta de maíz, tiene varias contradicciones, como por ejemplo, los cultivos de maíz no transgénico que se encuentren en las cercanías del cultivo transgénico, serán contaminados e intervenidos genéticamente por medio de la polinización. Y esta no es la única consecuencia. Pues, los granos o semillas transgénicas en muchas ocasiones, son estériles o sea no son viables. Por lo que el agricultor que decida cultivarlas se verá en la obligación de depender de las multinacionales que venden estas semillas y -si no toma las precauciones de separar correctamente los cultivos, como mínimo fuera de un radio de 300 metros - de paso obligará a los agricultores que colindan con él a estar en la misma situación. Lo que afectaría claramente a la economía local. Los transgénicos refuerzan el control de la alimentación mundial por parte de unas pocas empresas multinacionales., que al mismo tiempo de constituir un medio para luchar contra el hambre, aumentan los problemas alimentarios en otros ámbitos. Los países que han adoptado masivamente el uso de cultivos transgénicos son claros ejemplos de una agricultura que a ratos tiende a no ser sostenible. En Argentina, por ejemplo, la entrada masiva de soja transgénica exacerbó la crisis de la agricultura con un alarmante incremento de la destrucción de sus bosques primarios, el desplazamiento de campesinos y trabajadores rurales, un aumento del uso de herbicidas y una grave sustitución de la producción de alimentos para consumo local. La solución al hambre y la desnutrición pasa por el desarrollo de tecnologías sostenibles y justas, el acceso a los alimentos y el empleo de técnicas como la agricultura y la ganadería ecológicas.

Otro de los efectos, es que la tierra va perdiendo su riqueza, las tierras se debilitan y necesitan entonces que para la segunda o tercera siembra se les apliquen fertilizantes (los cuales tienen efectos sobre el cultivo y obviamente sobre sus consumidores finales); después de la aplicación de fertilizantes la consecuencia lógica es que no sólo el cultivo será “beneficiado” sino que aparecerán plagas nocivas, para lo cual también existe una solución que las transnacionales ofrecen: insecticidas y herbicidas, los cuales tienen repercusiones altamente toxicas para los campesinos, la biodiversidad y por supuesto, para los consumidores finales de esta forma, quienes están vendiendo el problema, venderían también la solución; problema y solución que afectan irreversiblemente el entorno natural.

Otra cosa que se debe tener presente es que una vez que se introduce una especie transgénica al medioambiente, es imposible retirarla o limpiarla. Además los Cultivos transgénicos pueden cruzarse con malezas de la misma especie y transformarse en súper malezas que destruyen sus ecosistemas naturales.

Las consecuencias de los transgénicos en la salud humana y el medio ambiente aún no se han determinado; al ingerir alimentos transgénicos estamos potencialmente expuestos a proteínas poco conocidas, como también a toxinas. Ni se ha entendido completamente el impacto real que podrían tener los cultivos transgénicos, en los muchos tipos de insectos y la fauna silvestre

Varios de los transgénicos que hoy circulan en el mundo, no tienen los estudios necesarios que acrediten la posibilidad de ser consumidos por seres humanos y es así como en Australia, donde se descubrió que el maíz MON 810, producido por la multinacional Monsanto, fue comercializado sin antes realizar los estudios pertinentes para verificar su alergenicidad (capacidad de provocar alergias) Los estudios realizados arrojaron que esta semilla creaba alergias, hipersensibilidad cutánea y hasta daños pulmonares en ratas de laboratorio. Algo similar ocurrió con el maíz MON 863, que al ser estudiado, cuando ya era comercializado, se determino que En los ensayos de
alimentación con ratas se presentaron síntomas de
envenenamiento, así como daños en el hígado y los riñones de los animales.

Lo que deja en tela de juicio si los transgénicos son realmente viables y si los intereses económicos de las transnacionales que los producen son capaces de atentar contra la vida humana y la biodiversidad.

Otros Usos del maíz transgénico

El maíz transgénico, además de sus usos en la industria alimentaria y cosmética, se le puede utilizar en la producción de biocombustible, sin embargo su eficacia no es tan grande como el combustible derivado de aceites vegetales que reducen entre un 45 y 50 % la emisión de gases invernaderos, mientras que el etanol, derivado del maíz, solo reduce las emisiones en menos del 30 %. Y al ser destinado para la producción de combustibles, tiene la desventaja de aumentar el valor del costo de alimentación mundial.

El maíz transgénico en nuestro país

En Chile no esta permitida la producción de maíz ni ninguna otra semilla transgénico para su consumo al interior del país, sólo su producción está permitida para la exportación. Desde enero de este año es que se tramita un proyecto de ley que permita la producción para consumo interno, pero el proyecto aún descansa en el congreso.

En enero de este año, se tuvo registro de los primeros intoxicados por insecticidas en campos de maíz transgénico en chile. Esto derribó la idea propulsada por los defensores de la transgenia acerca de la disminución en el uso de insecticidas, pues, al aumentar la resistencia de las plantas, se pueden utilizar productos insecticidas, sin provocar mayores de años al fenotipo de la planta y su fruto.

Tras estas plantaciones se encontraba la Sociedad Agrícola Beyce, exportadora de semillas cuyos orígenes tenían los laboratorios de Monsanto y Syngenta.

Actualmente nuestro país no cuenta con una legislación que respalde realmente la agricultura orgánica y natural, y tampoco sobre la rotulación de alimentos con ingredientes transgénicos, tal como ocurre en la unión Europea, Brasil y Argentina

En conclusión:

El desarrollo de la biotecnología enfocada hacia la transgenia no deja de ser un tema que causa polémica.

Para algunos, la transgenia puede representar una vía de exterminio del hambre mundial, así como para otros representa la bonanza económica personal.

Debemos tener presente que las consecuencias del consumo de alimentos modificados genéticamente, no están del todo claras y tampoco los estudios que se les han realizado a estos alimentos son completamente veraces, tal es el caso de distintas variedades de maíz que generan alergias, deterioro de órganos, etc. y aún así se mantuvieron por mucho tiempo en el mercado.

La transgenia representa una amenaza a la agricultura ecológica y a la independencia económica de la agricultura autóctona de cada localidad, por lo que para protegerla se deben tomar las medidas de seguridad que requieran; tal como el distanciamiento mínimo de 300 metros entre un cultivo natural y otro transgénico.

La agricultura transgénica para algunos, no representa más que los intereses económicos de ciertas transnacionales que incluso han cruzado las fronteras de nuestro país. Pues la utilización de insecticidas y abonos sólo intervienen de manera negativa e irreversible el entorno natural que los rodea y la flora y fauna que lo conforma. Y por ningún motivo serían la solución a las hambrunas mundiales, pues, estas tienen su solución en el aumento de la diversidad biológica de los alimentos, que a causa de los transgénicos se esta viendo desplazada y disminuida.

Lincografía:

http://www.creces.cl/new/index.asp?imat

http://www.clarin.com/diario

www.inforganic.com/node/1154+maiz+transgenico

http://www.jornada.unam.mx/2008/07/17/

http://www.consumer.es/web/es/alimentación

www.rel-uita.org/agricultura/transgenicos/caminando_entre_maiz.