Magazine Mañanas Informales

Medios de comunicación. Televisión de Argentina. Programas de televisión. Entrevistas. Periodistas. Competencia. Historia

  • Enviado por: Paula Carini
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 51 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


UNIVERSIDAD DE MORÓN

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS Y EMPRESARIALES

LICENCIATURA EN RELACIONES PÚBLICAS

MEDIOS DE COMUNICACIÓN II

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN:

MAÑANAS INFORMALES, ¿HAY QUE DIVERTIR AL SOBERANO?

INDICE:

Tema elegido 3

Magazine Mañanas Informales 9

Anexo 6

Entrevista de www.tvmasmagazine.com 11

Entrevista a Jorge Guinzburg por diario “Clarín” 14

Entrevista a Jorge Guinzburg por diario “La Nación” 16

La afeitada que fue noticia 16

Descripción detallada del objeto de estudio 17

La Compendia 20

AM -Antes del Mediodía 20

Sabor a mi 21

Mañaneras 22

Mañana Vemos 23

Justificación del tema 24

Entrevistas posibles 25

Antecedentes históricos 26

Marco teórico 27

La Audiencia 28

El Mensaje Televisivo 34

Aportaciones de la semiótica al Mensaje Televisivo 34

Codificación y Decodificación del Mensaje 35

Índices de audiencia y tácticas de consumo televisivo 36

La televisión como servicio 40

Vigilancia y participación 41

Entrevistas 42

Entrevista a Maria Ussher (Productora de Mañanas Inf.) 42

Entrevista a Ernestina Pais (Conductora de Mañanas Inf.) 43

Entrevista a Ronnie Arias (Conductor de Mañanas Inf.) 44

Entrevista a Marcos “Bicho” Gómez -El payaso Mala Onda- (Payaso de Mañanas Inf.) 46

Entrevista a Soledad Pita Romero (Periodista) 46

Conclusión 48

Bibliografía 49

TEMA ELEGIDO:

En los comienzos de la televisión Argentina, las mañanas eran dedicadas a los chicos, con dibujos animados o series, (la luna de Canela, El agujerito sin fin, aprendijuegos, frutillitas, los ositos cariñosos, la pantera rosa, Panam, El zorro, Jimy Neutron, Bob Esponja, etc.), y a las amas de casa, es decir magazines femeninos (Buenas tardes mucho gusto, Maru Botana, Mariana de Casa, Utilísima, entre otros).

Pero paralelamente a esto, en las tardes de la televisión, comienzan a aparecer programas informativos, que son desestructurados en la forma en que se emiten. Georgina Barbarosa es la precursora con su programa “Esta Tarde”, magazín diario emitido por el canal América y del año 1996, que al año siguiente seguiría pero con el nombre de “Movete con Georgina”, acompañada por Marcelo Polino y duraría hasta el año 1998, mismo año en que decide retirarse y ceder su lugar a Carmen Barbieri. En 1999 sigue con los magazín pero esta vez cambiando de canal, este año se llamaría “Venite con Georgina”, emitiéndose por canal azul, cuatro años después comenzaría por canal 13 “Georgina y vos”, pero en el mismo año se cambiaria a América pero esta vez se llamaría “Dale Georgina”. En el 2004 comenzó “Las cosas de Georgina”, pero esta vez por canal 7 y que al año siguiente (el mismo programa) se pasaría al canal Plus Satelital pero ya no como un magazín diario sino semanal.

Sabor a mí:

'Magazine Mañanas Informales'

Maru Botana, cocinera y conductora comenzó trabajando en la señal de cable Utilísima, conduciendo un programa llamado “Todo Dulce” y luego en el año 2000 pasó al canal de aire Télele en donde condujo “Sabor a Mí” un programa de cocina que se emitía de lunes a viernes a las 11:30 horas. En donde sus recetas eran caseras y enormes, ya que al finalizar el programa, se invitaba a toda la producción a degustar los platillos. Debido al éxito del primer año, el programa continúo durante 3 temporadas más.

Más tarde Télele la llama para hacer “Maru a la Tarde” un programa de dos horas en vivo que combinaba cocina, con juegos, invitados y humor. La acompañaba en la co-conducción Mariano Peluffo y Mariana Briski se encargaba del humor interpretando su personaje de Teresita Lankaster.

Maru comenzó a hacerse famosa por “andar en patines” por el estudio y nunca terminar de decir las recetas que cocinaba ya que siempre se ponía a contar anécdotas y reírse.

Al año siguiente, en 2002 Maru vuelve nuevamente con su programa en una nueva temporada pero con más notas de actualidad y más humor. También ese año hace “Sabor a Mi” los domingos al mediodía.

Siempre listos:

'Magazine Mañanas Informales'

Programa conducido por el señor Horacio Cabak y la señora Verónica Lozano.

Por la pantalla de canal 13 de 18 a 19 horas, de lunes a viernes, en el año 2002.

En el programa le conductora, además de tratar de temas de la actualidad y la farándula, bromeaba con famosos y no famosos. Parodia: a Kylie Minogue en un videoclip, a Blancanieves en una adaptación cómica (y libre, muy libre) del clásico de Disney, a una rubia superficial, exitista y frívola "que extraña el uno a uno porque ya no se puede ir a Miami", según ella misma define a Charlotte Chantal, el personaje que creó "un día que me metí a revolver en el vestuario del canal".

Pero cabe aclarar que todo esto se realizo porque en un principio el programa iba a ser levantado por su bajo rating, los conductores al enterarse de esto, en medio de los programas empezaron a realizar todo tipo de payasadas, lo que dio como resultado que el programa no se levantara y siguiera con su curso normal, debido a que había cobrado conocimiento en la gente y abotenido un rating mucho mejor. Todo esto fue posible por lo anteriormente citado.

Esta puede ser una explicación al porque de hoy en día la mayoría de los programas televisivos utilizan el humor, es algo que puede ser que no se pueda explicar, pero a la gente le gusta, y mientras sea así, creo que es algo que seguira existiendo.

[]

En 2003 y 2004 vuelve a hacer nuevamente “Sabor a Mi” de lunes a viernes a las 11 de la mañana, esta vez el programa además de la cocina presentaba juegos, invitados y muñecos que hablaban con Maru para también captar publico infantil.

En el año 2006 vuelve con un nuevo programa de cocina llamado “Cocina Rodante”[] pero debido a los tantos cambios de horarios y el horario de fin de semana el programa no cumplió con las expectativas y fue levantado del aire.

El show de la tarde:

'Magazine Mañanas Informales'

En 2004 fue co-conductora junto a Marley de “El show de la tarde”. Esta dupla de Florencia y Marley tan divertida se hizo famosa debido a un viaje para el programa de TV de Marley que hicieron en 2002 y tuvo muy buena audiencia por esto se decidió crear este programa que alcanzó buenos ratings. Además en el programa Florencia creó su hit musical, ¡Que mona!

Este programa no era ni informativo, ni de chimentos, ni sus conductores, porque lo decían ellos mismos, no se sabia de que trataba, simplemente uno podía pasar horas frente a la pantalla mirándolo, no parando de reír de las cosas que hacían este dúo. A pesar de que este programa era del horario de la tarde, es importante destacarlo, ya que la finalidad que tenía era hacer reír, lo hicieron muy bien y de hecho les fue muy bien.

Mariana de casa:

'Magazine Mañanas Informales'

En 2002, canal 13 convoca a Mariana Fabiani para conducir un programa de variedades dirigido a un publico femenino e infantil, Mariana de Casa, dedicado al ama de casa moderna que trabaja y cuida los chicos y que no tiene tiempo de ocuparse del hogar. Consejos prácticos, columnas de especialistas y recetas de Martiniano Molina completan la propuesta. También cantaba y sacó un disco de música del programa con canciones cantadas por ella. Ese año además el programa se presenta en el teatro con una obra dirigida al público infantil que la tiene a Mariana como protagonista y a los muñecos del programa parte del elenco. Se emitía de lunes a viernes en el horario de las 12 horas.

De 9 a 12:

'Magazine Mañanas Informales'

En este mismo año canal 9 comienza con “De 9 a 12”, programa que como su nombre lo indica era realizado de lunes a viernes de 9 a 12 del medio día. Conducido por Guillermo Mazzuca y Maby Wells, era un magazine periodístico, contaba con un toque de humor por parte de sus conductores y también con la participación de un joven humorista que siempre estaba disfrazado y hacia el papel de un niño ingenuo y en cierto punto tonta pero a su vez contaba chistes. El programa duro hasta un punto en donde empezó a dejar de tener rating y debió ser levantado del aire.

En 2003 y 2004 vuelve a hacer nuevamente “Sabor a Mi” de lunes a viernes a las 11 de la mañana, esta vez el programa además de la cocina presentaba juegos, invitados y muñecos que hablaban con Maru para también captar publico infantil.

En el año 2006 vuelve con un nuevo programa de cocina llamado “Cocina Rodante”[] pero debido a los tantos cambios de horarios y el horario de fin de semana el programa no cumplió con las expectativas y fue levantado del aire.

El diario de Carmen:

'Magazine Mañanas Informales'

Para el año 2007 vuelve Carmen Barbieri con “El diario de Carmen”, un magazín ágil, moderno con todos los temas de actualidad, entrevistas, notas, cocina, salud y mucho humor.
Un gran show, con la participación de Santiago Bal, Gustavo López, Carlos Polimeni y Valeria Schapira, emitido por la pantalla de América de lunes a viernes de 9 a 12 horas.

La casa de America:

'Magazine Mañanas Informales'

En el año 2008, por el canal América comenzó el ciclo “La casa de América” conducido por Fernando Bravo, el programa era realizado en una casa real con la idea de hacer sentir tanto a los a los televidentes, productores, realizadores e invitados, “como en casa”, en el se hacían presentes la actualidad, información, juegos, el humor, la polémica, los servicios, algunas de sus secciones fueron: “La Vecina del año” sección en la cual los televidentes mandaban cartas o e-mail convocando a quien debía ser “la vecina del año” a través de sus propuestas; “Enchúlame”: dedicada exclusivamente a la mujer, en el tiempo en el que sus maridos se iban a sus trabajos un equipo de peluqueros, cosmetólogos y modistos la transformarían en una “Diosa”, mientras también transformaban el aspecto de su propia casa, terminando con el seguimiento de la llegada del marido a la casa y su reacción, acompañado de una cena preparada para los esposos por un chef que luego pasaría la receta; “Nosotras podemos!”: un aporte a la mujer para que pueda encarar las soluciones a distintos problemas o desperfectos del hogar; 20-40-60: un momento destina a debatir temas de la actualidad, fundamentalmente de preocupación familiar. El programa se emitía de lunes a viernes a partir de la 9:50 horas, pero por su bajo raiting debió ser levantado del aire, dándole fin al ciclo antes de lo esperado.

'Magazine Mañanas Informales'

Magazín periodístico “Mañanas Informales”.

Este noticiero que mezcla la información con la diversión trata deportes, noticias, espectáculos, cocina y humor.

Este ciclo fue creado en el año 2005 por jorge Guinzburg, quien hasta en año 2007 fue uno de sus conductores.

'Magazine Mañanas Informales'

Actualmente el staff esta compuesto por: Ernestina País, Ronnie Arias, Osvaldo Bazán (espectáculos) Gastón Recondo (deportes) Luciano Gallende (actualidad) Marcos “Bicho” Gómez (el payaso “Mala Onda”) Martín Vázquez (el payaso “Mala Ondiña”) Jimena Monteverde (cocina) y los cronistas Cecilia Ruffa, Quique Dupláa y Martín Alvarez, y se emite de lunes a viernes de 9.30 a 13.00 hs. Por la pantalla de canal 13 (trece).

'Magazine Mañanas Informales'

Me centrare en el magazín informativo “Mañanas Informales”. Es un programa que en sus comienzos estaba conducido por Jorge Guinzburg y Ernestina País, pero en el año 2008 sufrió una modificación, el reemplazo del conductor por Ronnie Arias, debido a una elección de Jorge que luego continuaría con su fallecimiento.

Dicho magazín trata sobre las noticias de la actualidad, como cultura, sociedad, el país, el mundo, política, economía, salud, deportes, cocina, y entrevistas; todo con una dosis de humor por parte de todo el staff.

En el tiempo en el que conducía Jorge Guinzburg el programa contaba con una sección en la que a cada famoso invitado después de hacerle una entrevista común y corriente se le hacia un par de preguntas que en un principio no tenían importancia y no se sabia a donde se conducían, y una vez terminadas se editaba lo que contestaba el famoso y se las ponían como respuestas a otras preguntas mal intencionadas. Lo que daba como resultado una entrevista muy graciosa y ocurrente.

Otras de las secciones que tiene el programa es “El Informal”, sección en la que los conductores hacen una pequeña introducción sobre temas que acontecen al país, pero que siempre terminan con algún remate en forma de broma.

EL POGO DE LAS 12

'Magazine Mañanas Informales'

“El pogo de las 12” fue inventado por Jorge pero aun hoy se lo sigue haciendo, cada vez que eran las 12 en el programa sonaba una bocina, indicando la llegada del mediodía, sin importar que era lo que se estaba haciendo, se ponía la canción “Como Ali” de Los Piojos (Banda de rock argentina) y los conductores, camarógrafos, reidores, invitados y productores, se ubicaban en el centro del estudio y empezaban a saltar y a empujarse entre ellos y cantando la canción, que duraba un par de minutos, y cuando terminaba todos volvían a lo que estaban haciendo anteriormente.

También mientras la cocinera (Jimena Monteverde) hace algunas de sus recetas, además de que la voz en off le hace insinuaciones atrevidas, se encuentra el payaso “mala onda”, que en medio de ella saca siempre una radio antigua y finge que busca la frecuencia, cuando la encuentra ponen música en un alto volumen y el se pone a cantar junto a todo el equipo.

“La pregunta del día” Al comienzo del programa se realiza una pregunta induciendo al publico a participar explayándose sobre situaciones pasadas de sus vidas y estas son leídas durante el transcurso del programa y al finalizar la respuesta mas ocurrente, audaz, inteligente, patética, es decir aquella que supera al resto de los participantes, es la ganadora de un premio administrado por la producción.

Entrevista de WWW.TVMASMAGAZINE.COM:

La nueva mañana de la TV argentina

Los horarios de la mañana y de la tarde están convocando una gran audiencia y en el país muchos han encontrado un nicho que se pensaba que era gente desempleada o empleadas del servicio y que hoy los números de la nueva programación revelan inesperadas ganancias. A partir de la apertura de la programación con los programas de la mañana, los canales encontraron un nicho que se pensaba era de la radio y hoy deja muy buenas ganancias.

Informe Cecilia Suárez
Redacción Marcela Herrán

El day time en la TV abierta nacional dejó de ser un espacio de poco valor y relleno para convertirse, desde hace un año, en una programación plena que abrió un nuevo juego en el negocio. Con informativos y magazines, hoy existe un hábito que comienza desde temprano.

Ariel Hajmi, gerente comercial de Monitor de Medios Publicitarios S.A., conversó en exclusiva con TVMAS.

¿En qué porcentaje creció la franja 6 a 11 A.M, comparando los segundos publicitarios?
Si tomamos julio 2004 y julio 2005, el crecimiento fue del 37%, ya que en 2004 se invirtieron 111.279 segundos, contra los 152.129 de este año.

¿Cuál es la razón para tal crecimiento?
La mañana en segundos creció porque en el mismo período del año pasado, había dos canales que no transmitían a la mañana, que son Canal 13 y Telefe. Entonces pasaron, de 0 segundos publicitarios a 18.000 y a 17.000 respectivamente. Es decir que ambos aumentaron su comunicación publicitaria en un 100 por ciento.

¿Cuál es el porcentaje de la mañana sobre la transmisión total de cada emisora?
Del total de la transmisión de Telefe, la mañana le pesa el 7% de sus segundos publicitarios. Al Canal 13, el 8%; a Canal 9 y América, el 19 y el 3%, respectivamente, y al canal 7(estatal) el 29%.

¿Cómo definirías la propuesta matutina de la TV argentina hoy?
La oferta a primera hora son noticias. Entonces, aquel que estaba acostumbrado a escuchar la radio, quizás prende el televisor y lo usa como una radio. Eso es algo que a la hora de planificar hay que tener en cuenta: no hay un nivel de atención alto, y la gente tampoco mira el programa completo, sino que mira entre 20 y 30 minutos.

Noticias, humor y cocina
Si bien existe desde hace varios años Desayuno, el histórico informativo matutino de Canal 7 conducido por Víctor Hugo Morales que se convirtió en un clásico de la pantalla estatal, llegó a sumar - a base de un formato estático y con un muñeco aportando noticias- 2 puntos diarios y fue lo más visto de la emisora. Hace un año, Canal 9 fue el pionero de los magazines matutinos con De 9 a 12, conducido por Maby Wells y Guillermo “Macu” Mazzuca, un programa que recrea la mañana en la casa de cualquier argentino, con gran producción, escenografía, móviles y una divertida cocina.

'Magazine Mañanas Informales'

Mañanas informales

El lanzamiento de Canal 9 mostró un camino a recorrer por el resto de los actores de la industria y fue por eso que Canal 13 y Telefe, no tardaron en lanzar su programación matutina. Arriba argentinos, noticiero conducido por Débora Pérez Volpin, Marcelo Bonelli y Marcelo Fiasche, que va de 7 a 9, y Mañanas informales, magazine conducido por Jorge Guinzburg y Ernestina País, y un equipo de importantes columnistas, con Osvaldo Bazán en espectáculos, Graciela Bordín en cocina y Marcos “Bicho” Gómez a cargo del humor llegaron a la pantalla para dar calor a la mañana.

Por otra parte, Telefe, en producción conjunta con Endemol, lanzó Buenos Días Argentina, conducido por la periodista Paula Trápani y con la presencia de Darío Villarruel, Yayo y Jorge Dorio, con sus punzantes reflexiones.

El rating
Graciela Pardo,
coordinadora de Publicidad no tradicional (PNT) de Canal 9, explica: ”Que hayan salido programas competitivos en los otros canales reforzó el encendido a esa hora, generando más publicidad.  De 9 a 12, sigue funcionando muy bien porque ya  formó un hábito nuevo que es el de la TV por la mañana, que existe en todo el mundo pero que aquí no era costumbre”.

'Magazine Mañanas Informales'

Arriba argentinos

Para Gustavo Ramos, gerente de ventas de Telefe, la mañana es un espacio nuevo que en función de lo que está transmitiendo, tiene un rating competitivo.

¿Qué significa la mañana para un canal lider como Telefe?
La mañana la vemos como una posibilidad más para ofrecerle a nuestros clientes y como un buen nicho para explotar clientes no tradicionales. Esta nueva franja horaria nos permite la posibilidad de tener otro tipo de clientes porque es otro costo.

¿Cuál crees que es el reto para que los programas de la mañana funcionen?
Apostar a la producción. El rating de Telefe siempre es muy bueno, de apertura a cierre, y hoy especialmente a la tarde, estamos con promedios muy superiores a la media histórica.

Esta nota fue realizada en agosto de 2005.

ENTREVISTAS A JORGE GUINZBURG:

TELEVISIÓN: ENTREVISTA A JORGE GUINZBURG. ´MI CABEZA NO PARA NI CUANDO ESTOY DURMIENDO
ESTE AÑO REVOLUCIONÓ LA PANTALLA CON SUS “MAÑANAS INFORMALES” (CANAL 13). TAMBIÉN VOLVIÓ A LA RADIO, EDITÓ UN LIBRO Y ARMÓ DOS OBRAS PARA LLEVAR A CARLOS PAZ. RETRATO DE UN HOMBRE QUE DESCONOCE LA QUIETUD.

(…)

Los primeros días, el rating le solía dar la derecha al también debutante Buenos días, Argentina (por Telefé, con la conducción de Paula Trapani) y al ya entonces instalado De 9 a 12, por Canal 9, con Maby Wells y Macu Mazzucca, con casi un año y medio de antigüedad.
“Cualquier código nuevo necesita un tiempo de adaptación y de aceptación de la gente. Es cierto que el público ya me conoce y eso me puede dar ventaja, pero el punto es que yo estaba proponiendo otra cosa, muy diferente en mi carrera y diferente en la pantalla también. Yo sentía que sólo era cuestión de saber esperar. Por suerte ya aprendí en este oficio a no desesperar en este medio”, comenta con más de 30 años de trayectoria y títulos como La noticia rebelde, Peor es nada, La Biblia y el calefón que avalan su conocimiento de causa.

- Pero cuando los números se revirtieron...
No te voy a negar que varias veces caí en la tentación de pensar eso de “hemos ganado”, pero si viviera aferrado sólo a eso me volvería loco. Da tranquilidad saber que el encendido es alto y que a esa hora de la mañana estamos primeros, pero la verdad es que la lucha es muy pareja, fundamentalmente hasta el mediodía. A mí me encanta que el público nos vea y se enganche con nosotros, pero la alegría también me pasa por comprobar que ganó la tele. Hay momentos en que entre los tres canales superamos los 20 puntos de rating... Era un desacierto no aprovechar la pantalla en las primeras horas del día. Si en otros países lo hacen y les va bárbaro, ¿por qué acá no se hacía?

- ¿Y por qué no se hacía?
Por falta de decisión, por no animarse al riesgo, porque hay un error conceptual sobre la llamada “franja más caliente”, que todos creen que es sólo la de la noche. Y ya se ve que no es tan así. Pero hace cinco años que vengo ofreciendo esta idea...

- ¿Ahora sentís sabor a revancha?
Que el tiempo me haya dado la razón me encanta, porque hubo mucha resistencia. No sé si es narcisista o prefesional, pero hay una satisfacción, confieso y me hago cargo.

- Cuando ibas con tu proyecto por los canales, ¿cómo lo vendías?
Como el programa que ves hoy: un producto en donde aquel que está acostumbrado a la radio lo pueda escuchar sin necesidad de verlo y que además proponga un clima entretenido, divertido, en el que se pueda y se deba tocar la realidad sin escaparle a ningún tema. Desde acá yo quiero inculcar eso, que es muy mío, de que la gente sepa lo que pasa pero igual mantenga el buen humor. Esa es la base y el espíritu de Mañanas informales.

Con una escenografía invadida por los colores estridentes, con cotillón creativo en el ambiente, aromas reales de cocina real (ningún pan duro como si fuera fresco) y secciones que combinan la cruda actualidad con el humor que pide el anfitrión, el ciclo reúna tras la figura de Guinzburg a Ernestina Pais (coconductora, amiga leal del conductor y pieza fundamental para imprimir el ritmo que el proyecto amerita), a Osvaldo Bazán (espectáculos), Mario Mazzone (noticias), Gastón Recondo (deportes) y Graciela Bordín (gastronomía) como especialistas. Y el círculo se cierra con la bendita gracia de Marcos Bicho Gómez, el payaso Malaonda que roba sonrisas cada vez que se le da la gana.

“Logré lo que siempre me propongo en los ámbitos de laburo: crear un club de amigos. Y acá nos divertimos como locos... es imposible querer divertir si uno la pasa mal”, admite el impulsor de la movida pogo justo cuando el reloj da las 12. El estudio se vuelve un descontrol, todos contra todos, la cámara va y viene. La tele encuentra ahí, en esa postal, una escena en la que la solemnidad faltó a la cita.

Como el 6 de enero se irá a Miami con su mujer y uno de sus hijos en plan vacaciones, Guinzburg retomará sus mañanas informales recién en marzo, en un año en el que piensa, promete al menos, “empezar a aflojar. Más adelante quiero sostener eso de basta de poner la cara. ¿Qué era basta?”.


Por Silvina Lamazares
Fuente: diario “Clarín”.

Entrevista: Jorge Guinzburg y su regreso a la TV por partida doble

El conquistador de la mañana

“Pase lo que pase, éste es un programa que tiene que recordarse como el programa que incorporó la mañana al universo televisivo, no por ser el primero, sino porque me parece que fue el primer éxito de este horario que se lo tomó en serio. Nosotros no trabajamos pensando en que estamos a la mañana”, dice Guinzburg, en un descanso de un largo día de preparativos y ensayos.

“Este programa es una combinación entre lo entretenido, lo divertido y, sobre todo, lo periodístico. Me parece que acá se dieron cosas muy fuertes. El debate universitario que se tendría que haber armado en algún programa periodístico nocturno ocurrió en Mañanas informales. La primera vez que se vio la foto en TV de Jorge Julio López fue en nuestro programa, presentada por el hijo. Entonces, aunque nos divertimos y puede haber una guerra de tortas de crema, también tenemos un compromiso ético y periodístico que hace que la gente se acerque. La programación de Canal 13 desde la mañana hasta las primeras horas de la tarde es muy coherente desde lo ético, desde el compromiso”, detalla el conductor.

Por Natalia Trzenko.

Fuente: diario “La Nación”.

LA AFEITADA QUE FUE NOTICIA

'Magazine Mañanas Informales'

En una de las emisiones de este último programa el conductor perdió una apuesta y tuvo que afeitarse el bigote en cámara, después de 30 años llevándolo consigo. Todo comenzó el 23 de marzo del 2007 cuando Gastón Recondo (columnista deportivo del programa) manifestó estar cansado de sus kilos de más (96, 8 Kg.) entonces decidió ponerse a dieta. Prometió que el viernes 4 de mayo, día de su cumpleaños, iba a pesar 83 kg o menos. Jorge, sin creer que Recondo logre su cometido, le dijo: «Si vos pesas 83 kilos o menos, yo me saco el bigote». Luego de corroborar que Recondo había logrado su objetivo, tuvo que cumplir con lo pactado.

Esta es una de las situaciones mas recordadas por la mayoría de los televidentes, y deja entrever la naturalidad de quienes conducen o conducían el programa, miles de ocasiones ocurrían cosas como estas, que luego estaban en boca de todos y eran noticia en otros programas.

Estas situaciones se dan gracias al carisma de quienes conducen el programa, constantemente se ríen de si mismos y entre ellos, contagiando esa simpatía que tienen y realizando payasadas o juegos que suelen ser recordados, como El pogo de las 12, que comenzó siendo una tontería y termino por ser un ritual de cada día.

DESCRIPCION DETALLADA DEL OBJETO DE ESTUDIO:

Medio al que pertenece: grupo Clarín, Artear Sociedad Anónima producciones y Canal 13.

Donde y cuando es emitido: se emite de lunes a viernes por la pantalla de Canal 13 (canal de aire) en el horario de las 9.30 hasta la 13.00.

Contenido: El contenido del programa esta divido en tres partes, la primera hora y media esta dedicada a la actualidad, luego espectáculos y por ultimo artístico. Sin olvidar que en medio se encuentran entrevistas, informaciones de ultimo momento.

Definición del formato: magazine.

Genero del producto: Es un hibrido entre el genero informativo y el genero entretenimiento, a su vez tiene un alto grado de subjetividad.

Detalles de su distribución: Es televisiva y su público es masivo, heterogéneo (no se lo puede identificar) y anónimo (no se sabe el nombre de todos los que pertenecen a la audiencia). Se medie por rating, y su promedio acumulado a la fecha del mes de septiembre de 2008 es de 7.3 puntos.

Donde el Rating es nada más ni nada menos que el público. Es la medida de cuánta gente ve un programa o un determinado canal.
Existen dos tipos de rating, el rating-hogares, que mide cuántos hogares están viendo determinado programa o canal; y el rating-personas, que mide cuántas personas lo están mirando en ese determinado momento.
Según la fuente IBOPE, un punto de rating representa el 1% (uno por ciento) del target elegido. Teniendo en cuenta los datos poblacionales del 2006 y considerando que el total de hogares de Capital y GBA es de 3182053 hogares, 1 punto de rating en Capital y GBA es igual a 31821 hogares. Considerando que el total de individuaos de 4 a 99 años de Capital y GBA es 10052413 individuos, 1 punto de rating en Capital y GBA es igual a 100524 individuos. La cantidad de personas que representan uno o más puntos de rating varía de acuerdo al target considerado.
No es lo mismo 1 punto de rating considerando el total de individuos, que considerando el total de hogares.

Esto quiere decir que Mañanas Informales cuenta con 38252 telespectadores aproximadamente.

Comercialización: televisiva y vía Internet a través de las paginas: www.canaltrece.com.ar y paginas de videos youtube

Prod. Gral.: Andrea Stivel - Alfredo Kurchan

Prod. Ejecutiva: Mariana Assadourian - Elizabeth Beer

Coordinación de producción: Matías Picasso

Dirección: Eduardo Mazzitelli

Iluminación: Hugo Correa

Prod. Por Artear: Nicolás Sánchez Barros

Asistente de dirección: Juan Finollo

Coord. De postprod. : Romina Vera Rincón

Producción periodística: Ana María Torres Castro

Producción de invitados: Paula Ortiz

Equipo creativo: Hernán Ferreirós - Martín Vázquez - Leonel Dagostino

Producción de exteriores: Juan Ignacio Acevedo - Martín Anapios - Paula Serra

Equipo de producción: Mariela Suárez, Félix Mandelbaum y Agustina Martorana -

Virginia Alvarez - Maria Noel Tapia - Maximiliano Ramos - Marian Raciti - Maria Ussher - Sabrina López - Laura Aguilar - Luis Maurizzio

Realización de exteriores: David Alba - Juan Manuel Hassante

Cronistas: Cecilia Ruffa, Quique Duplaa, Martin Alvarez

Ayudante de cocina: Maria Verónica Costa

Meritorios: Celeste Patiño

Telefonistas: Lorena Ferreiros

Vestuario: Mariangeles Segato

Escenografita: Edgardo Bonelli

Microfonito: Hernán Chiozza

Prod. Comercial: Laura Cristiano- Noelia Pombo

Adm de proa.: Liliana Drago

Sampler: Charly Caccaviello

Editores VTR: Daniel Cohen - Marcelo Lorenzo- Gerardo Teplisky

Jefes de control central de producción: Horacio Colombo, Osvaldo Penas y Diego Iberlucea

CAE: Christian Ghielmetti, Federico Piva, Lali Golja, Atilio Argañaras, Gustavo Reina y Juan José Elordi

Preparación de artistas: Osvaldo Puga

Sastreria: Claudia Tartaro

Maquillaje: Silvana Mazzolla - Mariela Daguer

Peinados: Mabel Ramirez - Nieves Fabre

Jefe Realización: Antonio Di Pace

Sub Jefe de Realización: José Ardizzone

Realizador: Marcelo Tizzani

Carpintero: Pablo Polonsky

Pintor: Walter Korb


Montaje: Marcelo Scaravilla - Rogelio Gracia


Técnico electromecánico: Santos Filippo

Técnicos en audio: Marcelo Martín - Orlando Holoveski - Héctor Souto

Técnicos en video: Arnildo Tacacho - Carlos Rinaldi

Telefonía electricidad: Carlos Cuckla - Enrique Marker - Lito Maradei - Juan Sena - Poco Lombarid - José Espinola - Alberto Villalba

Material Eléctrico: Jorge Fernandez

Ambientación: Cristina Gonzalez - Laura Wainer

Utilero de piso: Javier Bermejo

Utileros: Silvio López - Néstor Prado - Fabian Gonzalez - Carlos Gottert - Sergio Jaskelson - Martín Gonzalez - Gregorio Riquelme

Musicalización: Jorge Pinto

Cámaras: Ignacio Murillas - José Mendoza - José Charra - Nicolás Sabena - Fabian Viggiano - Ernesto Luguercho - Claudio Covre - Jorge Cerana

Ayudantes de cámara: Miguel Alvarez - Nicolás Arias - Alfredo Deblas - Ian Riverlo

Operadores de video: Juan Manuel Jauregui

Operadores de audio: Hector Santoiano

Microfonistas: Jorge Martinez - Diego Levit - Gustavo Vieytes

Reflectoristas: Facundo Echeguren - Ariel Macijewicz - Juan Dettano

Jefe de estudio: Marcelo Díaz - Gerardo Verkindere

Operadores VTR: José Luís Velasco - jorge Miremont

Jefes de control central de producción: Horacio Colombo - Osvaldo Penas - Diego Iberlucea

Intendencia: Eduardo Daniel Tejera - Ricardo Goncalvez - Ramón Belizan - Luís Kanzabetian

LA COMPETENCIA:

En competencia a “MAÑANAS INFORMALES” se encuentra “AM” (Antes del Mediodía) y “SABOR A MI” (programa de cocina conducido por Maru Botana), amos por el la pantalla de Telefe, por la de America empezó “MAÑANERAS” y “MAÑANA VEMOS” por la del canal 7.

AM: (Antes del Mediodía)

'Magazine Mañanas Informales'


“AM -“ANTES DEL MEDIODIA” se emite de lunes a viernes de 9:30 horas. A 12:00 horas. Por la pantalla de TELEFE. El programa matutino es conducido por Verónica Lozano y Leonardo Montero.

AM realiza un repaso por las noticias diarias tomándolas con un toque de humor.

En el ciclo además se cuenta con la colaboración de Augusto Tartufoli, Darío Villaruel, Pepe Pompín y Walter Queijeiro.

Este programa esta mas relacionado con la actualidad de la farándula más que e otros temas (esto no quiere decir que no los traten).

Trata temas mayormente relacionados con la farándula, divorcios escandalosos, peleas mediáticas, etc. O sobre participantes de “Gran Hermano” o “Gran Hermano famosos”. También toca temas de la actualidad pero que sean mediáticos, como los “floggers”, con invitados relacionados con ellos.

Los que deja entrever esto, es que es un programa lleno de humor a cada momento, pero igualmente no toca temas verdaderamente serios o informativos.

SABOR A :

'Magazine Mañanas Informales'

Se emite de lunes a viernes a las 11:15 horas por la pantalla de Telefe. El ciclo matutino cuenta con la conducción de Maru Botana y Diego Pérez.

Esta nueva temporada del magazine combina la dosis justa de gastronomía y humor. Claro que también cuenta con juegos en los cuales los telespectadores pueden participar telefónicamente desde su casa.

Los conductores cuentan con un divertido equipo de colaboradores integrado por el asistente de cocina Sebastián Agost Carreño y el locutor Diego Achaga.

Los programas realizados por Maru siempre han tenido, y creo que mientras existan tendrán, juegos en los que hacen participar a los televidentes y ganan diversos premios. Por supuesto este programa esta dirigido a la audiencia pura y exclusivamente femenina, ya que ella misma mientras hace las recetas, las explica dirigiéndose a una mujer.

El programa es un muy duro rival para MAÑANAS INFORMALES, ya que Maru es una persona que ya hace varios años transita por la pantalla de telefe, y además es muy querida por la gente/publico. Además de que los números lo demuestran enormemente, ya que desde que empezó lleva un promedio de 9.0 puntos de rating, superando por aproximadamente 2 puntos a MAÑANAS INFORMALES, aunque hay que tener en cuenta que para cuando empieza SABOR A MI, MAÑANAS INFORMALES ya lleva aproximadamente 2 horas de programa y podría existir la posibilidad de que quienes son fanáticos de ambos programas empiecen mirando MAÑANAS INFORMALES y terminen con SABOR A MI, en el intento de no perderse la información acompañada del humor y aprender alguna que otra receta.

MAÑANERAS:

'Magazine Mañanas Informales'

Magazine que se puede ver de 9 a 12, conducido por Paula Trapani y Karina Mazzocco. Con un panel compuesto por profesionales abordarán la actualidad desde el punto de vista de las mujeres argentinas, compartiendo información y aportando opiniones formadas utilizando la inteligencia.

Karina Mazzocco y Paula Trápani en Mañaneras estarán acompañadas por:

  • Licenciada Mónica Katz, médica especialista en Nutrición fundadora del equipo de trastornos alimentarios del Hospital Durand

  • Doctora Alejandra Valledor: Médica Clínica del Hospital Italiano de Buenos Aires, especialista en Insectología.

  • Lic. Marcela Diodatti: Licenciada en psicología, coordinadora del departamento de terapia familiar y de pareja del siglo XXI especialista en psicología forense del Hospital Borda.

  • Merlina Licht: Abogada que en los medios gráficos ha planteado temas referentes a la pareja y consultoría legal desde hace 15 años.

MAÑANERAS cuenta con la participación especial como columnistas invitados a Carmela Bárbaro y Daniel Dátola.

Este magazine femenino conducido y para mujeres toca temas informativos desde actualidad, salud, policiales, entretenimiento, incluyendo móviles en exteriores. En cada programa cuentan con invitados que están relacionados con algún tema sobre el cual debaten.

Una de las particularidades que tiene este programa es que los días viernes en un momento de este se produce el “RECREO” (así llamado por sus conductoras), se trata de una especie de relajación de las conductoras y de sus televidentes, se pone musica en un volumen elevado y conductoras y panelistas se ponen a bailar en el centro del estudio con bailarines.

También las publicidades que hacen son exclusivas para mujeres.

En cuanto a mi opinión personal, este programa me pareció un poco aburrido por momentos. En ciertos casos se tornaban abrumador, ya que conductoras y panelistas empezaban a hablar todas juntas sin dejarse entender lo que decían, terminando por parecer un grupo de “amigas chusmas sacando el cuero”.

MAÑANA VEMOS:

'Magazine Mañanas Informales'

Magazine que combina el humor, la música y el tratamiento de temas de interés general.
Conducido por Mex Urtizberea, Carla Czudnowsky y Fanny Mandelbaum.

Por allí se desliza algún comentario a la ligera y sin demasiado vuelo en torno de la propia actualidad televisiva, pero el eje del programa no es lo que pasó algunas horas atrás en el medio, sino la intención de pasar dos horas amenas, en donde grageas de actualidad, servicios varios para el televidente y charlas casi al paso con invitados variopintos se subordinan al espíritu juguetón de Mex, cuya comicidad ingenua y delirante funciona cuando consigue escaparse de la realidad (y del programa mismo) y pierde energía cada vez que regresa a la previsible continuidad de la rutina establecida por la producción.

Es aquí donde interviene Czudnowsky para aportar cierto equilibrio, llevar adelante las entrevistas con bastante sentido común y mantener la línea del programa, aunque por momentos se la ve padecer algunos baches y ciertos cambios de tono que hablan de que el programa está todavía en su etapa de construcción definitiva.

Más allá de estos tropiezos, de ciertos momentos innecesariamente forzados (el aporte de Alejandro Puertas, del informativo, pierde consistencia por su empeño en mostrarse todo el tiempo “descontracturado”) y del inevitable desorden que por momentos la propuesta humorística de Urtizberea impone como precio, Mañana vemos se deja ver. Sobre todo porque sin abandonar la esencia tradicional de esta clase de programas (no falta aquí, por ejemplo, la clásica receta de mamá a cargo de una cocinera que prepara en vivo algún plato distante del modelo gourmet) el toque ingenuamente delirante aportado por Mex se hace bienvenido en las dosis justas, sin exageraciones que descompensarían la balanza.

Lo ayudan dos partenaire todavía desparejos (la chica fashion aspirante a movilera de Julieta Zylberberg puede cansar con el tiempo, mientras el falso locutor encarnado por Marcelo Chirino crece en gracia e ingenio con cada emisión) y un clima agradable al que se sumaron hasta aquí con buen talante Nancy Dupláa y Andrés Ciro Martínez. Junto a ellos, Czudnowsky (cuya química en pantalla con Mex salta a la vista) debió penar en la víspera llevando en las manos el dispositivo que apuntala su micrófono, por lo que sus movimientos quedaron visiblemente limitados. Otro detalle que deberá corregirse con el tiempo.

JUSTIFICACION DEL TEMA:

Lo que intentare probar a lo largo del siguiente trabajo es si la necesidad del televidente de recibir todo tipo de información real y actual con un enfoque humorístico se debe a el echo de los largos y malos momentos por lo que los argentinos han pasado y las secuelas que ello ha dejado. Y que con el correr del tiempo crece cada vez más.

En lo personal elegí este tema porque me parece interesante ver como va cambiando con el paso de los años el tipo de ideas que se encuentran de moda, considero que están porque en estos momentos hay mucha libertad en la televisión que antes no había, además que permite dejar de considerar al ama de casa solo como su nombre lo indica, reflejando que también puede estar actualizada y no simplemente aprender recetas de cocina, hoy en día puede saber sobre deportes y actualidad además de que es lo que esta de moda en los shoppings.

ENTREVISTAS POSIBLES:

'Magazine Mañanas Informales'

'Magazine Mañanas Informales'

'Magazine Mañanas Informales'

'Magazine Mañanas Informales'

Soledad Pita Romero: Periodista del diario “La Nación”, sección Espectáculos. Maestría de Periodismo en la U.B.A y profeso en la UMSA.

ANTECEDENTES HISTORICOS:

La televisión argentina, ha sucumbido el triste papel de reiterar una y otra vez sus más exitosas formulas hasta desgastarlas por completo, y han terminado por convencer al público de que esto es lo natural. Las gracias no se producen, como debiera ser, por sorpresa, el televidente ha sido adiestrado para reír, aun cuando sepa de memoria como reaccionara cada personaje.

Los programas humorísticos perdieron, al mismo tiempo que espacio, la inocencia que alguna vez supo caracterizarlos; esa comicidad pura y familiar.

A fines de la década del 60 y principios del 70 existió en la TV argentina una fascinación, por decirlo de alguna manera, por estos ciclos, que solían ocupar diariamente los horarios centrales. Pero el tono de los mismos comenzó a cambiar, al incluir el doble sentido y a hacer de los glúteos y pectorales femeninos un motivo de risa.

En estos últimos años hubo un traspasamiento de los teatros de revistas a la TV.

Pero la aparición de una tendencia renovadora, que unía la comicidad con el periodismo de SEMANARIO INSOLITO (ATC- 1982), que se emitía los domingos a la nochecita, un collage de media hora con brevísimas notas y gags risueños que tomaban como punto de partida hechos de la realidad cotidiana e informativa. Integraba el equipo Virginia Hanglin, Raúl Portal, Adolfo Castelo y Raúl Becerra. Las secciones mas festejadas eran “El caco”, donde Portal entraba a un negocio y rompía todo, y “Pasando revista”, espacio dedicado a tomarle el pelo a las publicidades, que fue perpetuándose por programas hasta nuestros días, (el mas reciente RSM-Resumen de los medios).

Muy pronto se fue deteriorando, todavía eran tiempos de gobierno militar, razón por la cual el humor debía andar con cuidado.

En el verano de 1986 hizo su ingreso triunfal en ATC LA NOTICIA REBELDE, el ciclo se hizo fuerte, mostrando inesperadas pero satisfactorias mediciones de rating, a los cuales no estaban muy acostumbrados.

El programa se afirmo rápidamente y encontró sus mejores momentos en el dúo integrado por Jorge Guinzburg y Carlos Abrevaya, dos humoristas que le dieron vuelo y contagiaron ese espirito a sus compañeros Catelo, Becerra y Repetto. Los reportajes malditos alcanzaron sus cotas más altas. Y si hubo notas “tontitas”, se compensaron con los graciosos delirios de Maria Teresa Ferrari y Daniel Araoz.

Para 1988 el grupo se separo y por un lado quedaron Guinzburg y Becerra se mudaron a canal 13 con un nuevo programa llamado EL SHOW DE LOS ENANOS MALDITOS, replica de LA NOTICIA REBELDE (programa que aun con la ausencia de 2 de sus conductores seguía en el aire), y que además le hacia competencia al ir en el mismo horario. Como es obvio no hay dos públicos para un mismo tipo de programa, y como es difícil competir contra algo ya impuesto, sucumbieron al mes de haberse independizado, terminando haciendo reportajes insólitos a la trasnoche de canal 13 hasta volver a recalar, en junio de ese año, en ATC, los sábados por la noche con LA CASITA DEL PLACER y los días de semana con NOTISHOW.

Por otro lado Raúl Portal, comienza en 1988 por ATC, “NOTIi DORMI”, programa con delirantes payasadas y un animador-bufo proclive a hacer de la bobaliconada un estilo original.

Portal hacia gran hincapié en levantarle el ánimo a los estresados y a la gente sola, cuya demanda no había sido atendida.

Por otro lado para los jóvenes, ir a la noche a ver a Portal era atractivo, primero porque era gratis, segundo porque en el estudio hay un ambiente de “joda”, tercero porque entre tantos chico se permitía abrir pasos a relaciones de amistad o noviazgo y cuarto porque fomentaba dar rienda suelta al espíritu transgresor.

MARCO TEORICO:

La grilla esta dividida en dividida en horas y días, y aun cuando en un principio no haya nombres de programas puestos en ella, uno puede imaginar que televidentes es probable que estén mas disponibles en cada horario. Esto no es estricto pero siempre es un buen punto de partida.

En la televisión Argentina, lo que podemos llamar el horario de transmisión de un canal de aire es básicamente es de 12 a 24 horas, de lunes a domingo. Varios canales tienen programas en ese horario, pero tienden a considerarse horarios marginales, sobre todo por la mañana y menos a la medianoche, donde ha habido y hay programas de buen rating y calidad de audiencia. El echo de que la TV argentina no transmita en su mayoría en el horario de la mañana o en el horario de trasnoche es básicamente un tema económico. Pues frente a una torta publicitaria escasa es mejor concentrar que dispersar.

Una grilla esta dividida en sectores horarios, (…).

El primer horario de los llamados “rentables” es entonces el mediodía, de 12 a 14 horas. En el la mayoría del publico son mujeres que estas en su casa, pero también podemos encontrar algunos hombres, sobre todo a las 13 horas, y algunos niños, especialmente a las 12 horas.

Esta composición explica por que ese horario es generalmente dominado por los informativos, alguna novela, y en menos medida, algún programa con atractivos para los niños. Estos últimos, sin embargo, están siendo ganados día a día por los canales de cable.

Con respecto a la citado considero que es cierto que los programas para chicos se encuentren a esta altura de la vida en los canales dedicados a este genero, ya que hubo una época en donde minaban los programas para chicos en el aire, tanto en días de semana, como el caso de PANAM (programa infantil conducido por una famosa vedette apodada de esa manera, que se transmitía por la pantalla de canal 9), y los fines de semana con EL ARCA DE CARAMELITO (también por la pantalla de canal 9, conducido por una conocida conductora de programas para chicos Cecilia Carrizo). Pero poco a poco estos programas fueron saliendo del aire y dejándole su lugar a los informativos, tal vez por el hecho de considerar que la mujer debería estar informada.

LA AUDIENCIA

El concepto de comunicación esta ligado a ciertas teorías, estas son:

  • TEORIA DE LA AGUJA HIPODERMICA: Nace en 1930. se nutrió de la Psicología Conductivista: el centro de su estudio es el ESTIMULO-RESPUESTAS en las conductas humanas-respuesta a los estímulos del medio ambiente-. Postula que los miembros del público están vacíos de conocimiento y aguardan ansiosamente que los medios “inyecten” información que aprehenderán en forma directa y sin filtros previos. Los artículos de prensa, los programas de radio y televisión se comportan como aguja hipodérmica.

  • TEORIA DEL ESPIRAL DEL SILENCIO: para no encontrarse aislado, el individuo puede renunciar a su propio juicio. El temor al aislamiento forma parte integrante, de los procesos de opinión publica. Ante la disposición de un individuo en grupo las opiniones cambian, como consecuencia de la dinámica de grupo. El hombre definitivamente esperara o se arriesgara a introducir opiniones nuevas donde no conozca a nadie, o a pocos que la compartan, y donde piense que los demás van a defender las que ya habían recibido.

  • MASS COMMUNICATION RESEARCH: una mayor iluminación y alimentación cultural de las masas se ve acompañada por un debilitamiento profundo de la cultura. Las obras no reciben aliento suficiente, deben “vender”. Obras de cultura superior del pasado son desvirtuadas, ya que se presentan en contextos degradantes. Las obras mediocres se reciben como si fueran arte en serio. Los cuatro ámbitos de estudio que privilegio la comunicación de masas: investigación de audiencias, análisis de contenidos, comparación de medios y exploración de efectos.

  • TEORIA DE LA EXPOSICION SELECTIVA: fue desarrollada en la década de los 40` y 50`. Los científicos desarrollaron esta teoría para explicar el motivo de lo que los medios de comunicación masiva tengan efectos tan limitados. Postula que la gente se expone selectivamente a los mensajes que quiere oír y retiene de forma selectiva los mensajes que quiere retener.

  • TEORIA DE MC. LUHAN: el autor postulo que la era comenzada en 1440 por el alemán Johames Gutemberg, había llegado a su fin con los nuevos medios electrónicos. La TV, era la protagonista del cambio. Mc. Luhan fue el primero en advertir el limitado poder de los medios y sus consecuencias nocivas en la sociedad. Introduce el concepto “integrados”. Son quienes confían en que la tecnología al servicio de la comunicación de masas multiplicara el acceso de la gente a la cultura, confían en que las bondades de los medios es el eje fundamental en el razonamiento del integrado.

  • TEORIA DE LOS USOS Y GRATIFICACIONES: el punto de partida es el consumidor de los medios masivos de comunicación, mas que los mensajes de estos en función de sus experiencias directas. La Audiencia tiene un rol activo: escoge selectivamente a los medios masivos de comunicación. Juzga los mensajes según sus usos y convivencia.

Con respecto a estas teorías, como se vera están en orden cronológico, con respecto a sus apariciones. Con la teoría de la aguja estoy en completo desacuerdo ya que considero que la persona no tiene la mente vacía, ni tampoco acepta recibir cualquier cosa. Con la teoría del espiral, aquí creo que es cierto ya que las personas tiene distintas actitudes en grupo que individualmente o en grupos donde quizás tenga mas confianza que en otros. Con respecto a la teoría de Mass Comunication Research, hay que destacar que este estudio no es en forma individual, con lo cual se puede estar hablando de la mayoría pero esto no quiere decir todos, actualmente los televidentes están siendo atrapados en una serie de programas que no le generan tanto esforzó en pensar o informarse de temas verdaderamente importante, pero no quiere decir que sea bueno o que incluso a quienes no les interesa estén obligados a mirarlo. En cuanto a la teoría de la exposición estoy completamente de acuerdo, ya que uno selecciona aquello que le genera interés. Para finalizar la teoría de los usos termina siendo la más importante ya que acá se entra en otro punto importante ya que se interesa por los usos o interpretaciones posibles que distintas personas pueden dar u obtener de distintos mensajes.

En el libro “El mensaje informativo”, el escritor José Luís Martínez Albertos cita los siguientes puntos de vista:

  • Para empezar el lenguaje de la televisión es imagen ante cualquier cosa y después palabra. “La televisión es esencialmente imagen y como tal tiene la exigencia de servir así a la información”.

  • La lógica de la imagen en movimiento es la lógica de la emoción y no la lógica de la razón. El método adecuando para captar la atención del destinatario es provocar participación y empatía en el telespectador, la participación se logra facilitando al telespectador la tarea de hacer sus propios descubrimientos, evitando la redundancia o reiteración de diferentes códigos sobre el mismo mensaje.

  • Las máximas cotas de participación se logran cuando la información televisiva es en directo. Frente al tradicional concepto periodístico de la noticia como algo sucedido, la imagen en directo del acontecimiento permite una participación viva y expectante del telespectador ante lo que esta sucediendo, y cuyo desenlace no es todavía previsible.

  • En el periodismo televisivo el concepto de urgencia esta progresivamente siendo superado por el de la estructura formal adecuada, de tal manera que la información periodística por televisión es cada vez más entendida y valorada como un verdadero espectáculo. La imagen directa del acontecimiento tiene aquí el sentido de espectáculo(…) porque así como la expresión del periódico primero y de la radio después tuvo su fundamento en la noticia, en la información de los hechos, la televisión nace y se expande en razón del concepto de espectáculo.

      • En mi opinión Mañanas informales además de ser un programa periodístico es un show televisivo, es decir un espectáculo que logra la participación del telespectador a cada momento.

      • Otro aspecto positivo que tiene es el de estar siendo emitido en vivo lo que le permite publicar informaciones de ultimo momento y entrevistas exclusivas. Permitiéndole ver al telespectador la reacción de los conductores y sus opiniones espontáneas.

      • Al decir que la televisión es imagen, también esta asociado con Mañana Informales, ya que estamos en una era donde se permiten este tipo de programas que son una moda y que a la gente le gustan, y en definitiva son ellos quienes mandan; teniendo que ser los programas quienes se adaptan. “Al que darle al publico lo que el publico quiere”

    Es ideal no concebir a la audiencia como una masa indiferenciada de individuos sino como una compleja configuración de subculturas y subgrupos superpuestos, en los que se sitúan los individuos. Si bien no podemos adoptar una posición determinista y suponer que la posición social de una persona ha de determinar automáticamente su marco conceptual y cultural, debemos tener en cuenta que los contextos sociales suministran los recursos y establecen los límites dentro de los cuales operan los individuos.

    Los miembros de cierta subcultura tenderán a compartir una orientación cultural a decodificar mensajes de un modo particular. Sus lecturas individuales estarán enmarcadas por formaciones y prácticas culturales compartidas que a su vez estarán determinadas por la posición objetiva que ocupa el individuo en la estructura social. Con esto no queremos decir que la posición social objetiva de una persona determine su conciencia de un modo mecánico; la gente entiende cuál es su situación y reacciona a ella en el nivel de las subculturas y los sistemas de sentido.

    Aquí debemos apartarnos radicalmente del abordaje de los «usos y gratificaciones» y de su insistencia excluyente en las diferencias psicológicas individuales de interpretación. Nos hace falta un abordaje que refiera interpretaciones diferenciadas a la estructura socioeconómica de la sociedad, y así muestre que los miembros de clases y grupos diferentes, que comparten diferentes códigos culturales, interpretan diversamente un mensaje dado, no sólo en el nivel idiosincrásico/personal, sino de un modo que se relaciona sistemáticamente con su posición socioeconómica. En suma, necesitamos entender que las diferentes formaciones y estructuras subculturales que existen en la audiencia, y el hecho de que cada clase y cada grupo compartan diferentes códigos y competencias culturales, estructuran la decodificación del mensaje para diferentes sectores de la audiencia.

    Si pretendemos obtener una perspectiva social del proceso de la comunicación masiva, tenemos que dividir en categorías la miríada de variaciones individuales que se presentan en las respuestas de la audiencia a los mensajes mediáticos. Un camino posible es la teoría de Frank Parkin, quien sostiene que es de esperar que los miembros de las diferentes clases sociales de una sociedad se enmarquen dentro de lo que él llama diferentes «sistemas de sentido» o marcos ideológicos (Parkin, 1971). Por extensión, podemos aplicar este modelo para tratar de explicar el modo en que miembros de diferentes clases decodifican los mensajes de los medios.

    Parkin sostiene que en las «sociedades occidentales» es conveniente distinguir tres sistemas principales de sentido, y que cada uno de ellos procede de una fuente social diferente y promueve una «interpretación moral distinta de la desigualdad de clases». Según Parkin, ellos son:

  • el sistema de valores dominante, cuya fuente social es el orden institucional principal; constituye un marco moral que se inclina a refrendar la desigualdad existente en términos de respeto;

  • el sistema de valores subordinado, cuya fuente social o medio generador es la comunidad local de la clase obrera; este marco promueve respuestas de acomodación a los hechos de desigualdad y al bajo status social;

  • el sistema de valores radical, cuya fuente es el partido político que tiene base de masas en la clase obrera; este marco promueve una interpretación de oposición a las desigualdades sociales.

  • Siguiendo a Parkin, pero adaptándolo, podemos señalar tres posiciones que puede tomar el decodificador ante el mensaje codificado. Una posibilidad es que acepte plenamente el sentido que le ofrece el marco interpretativo que el mensaje mismo propone y prefiere; en ese caso, la decodificación se realiza según el código dominante o de acuerdo con este. Una segunda posibilidad es que el decodificador haga propio a grandes rasgos el sentido codificado, pero relacionando el mensaje con cierto contexto concreto o situado que refleje su posición y sus intereses, con lo cual el lector puede modificar o torcer parcialmente el sentido preferencial. Siguiendo la terminología de Parkin, podemos decir que esta es una decodificación «negociada». La tercera posibilidad es que el decodificador discierna el contexto en el que fue codificado el mensaje, pero pueda aportar un marco de referencia distinto que deje de lado el marco codificado e imponga al mensaje una interpretación que opere en directa «oposición». Estas lecturas de alternativa no pueden considerarse «erradas», sino que se entienden más adecuadamente como una crítica desarrollada en contra de la lectura preferencial.

    Parkin elaboró su modelo con el fin de entender las posiciones típicas de miembros de diferentes clases en relación con la ideología dominante de una sociedad. Pero a nosotros lo que nos interesa más directamente es la cuestión del registro de posiciones posibles que pueden tomar diferentes sectores de la audiencia en relación con un mensaje dado. Adaptar el esquema propuesto por Parkin, como lo hicimos antes, nos permite rendir cuenta de las tres posibilidades lógicas que el decodificador comparta por entero, acepte en parte o deseche por completo el código según el cual se codificó un determinado mensaje. Evidentemente, este es un esquema muy general, de modo que necesitamos dividir internamente esas amplias categorías -el código dominante, el código negociado y el código de oposición- a fin de explicar las variaciones que pueden ocurrir dentro de ese esquema básico; por ejemplo, en el caso de las diferentes formas o variantes del código dominante. Por deficiente que sea, el esquema propuesto por Parkin nos permite concebir la audiencia como un todo socialmente estructurado, y esto constituye un progreso considerable respecto de cualquier modelo que simplemente conciba la audiencia como una suma desestructurada de individuos.

    Quizá sea conveniente aclarar aquí lo que no se dice o está implícito en ese esquema. Al afirmar que las decodificaciones individuales de los mensajes deben considerarse dentro de su contexto sociocultural, no quiero decir que el, pensamiento y la acción individuales estén determinados de una manera simple por la posición social ni que por lo t tanto puedan «explicarse» directamente atendiendo a ese factor. Esta sería una burda forma de determinismo que eliminaría efectivamente la categoría de individuo -como actor del mundo social- y la remplazaría por la categoría de clase social, como si todos los hechos referentes a un individuo (y en particular el modo en que un individuo decodifica los mensajes) pudieran reducirse a la cuestión de la clase social a la que esa persona pertenece. No estamos obligados a plantear esta situación como un problema disyuntivo: es decir que la decodificación sea o bien infinitamente variable ¿tantas decodificaciones como individuos o bien directamente predecible en el caso de todos los miembros de una clase social dada (como una consecuencia directa y determinada de su posición social). Más bien debemos comprender la relación que existe entre las dos dimensiones, o sea: entender la experiencia y la respuesta individual y variada tal como se dan en un contexto social particular en virtud de los recursos culturales de que se dispone en dicho contexto. Y así concebimos al individuo social, el decodificador individual inmerso en un particular contexto social estructurado.

    Esto nos lleva a considerar un aspecto adicional. La idea de incorporar el trabajo sociológico de autores como Parkin en la teoría de las comunicaciones trae una dificultad crítica, que podríamos denominar una tendencia al sociologismo, con lo cual me refiero al intento de convertir inmediatamente categorías sociales (por ejemplo, la clase) en sentidos (por ejemplo, las posiciones ideológicas) sin prestar la debida atención a los factores específicos que participan de esa «conversión». Esto equivale a decir que es inadecuado presentar los factores sociales -edad, sexo, raza y clase- como elementos determinantes de decodificación sin especificar apropiadamente el modo en que esos factores intervienen en el proceso de comunicación. Debemos prestar atención a los mecanismos específicos por los cuales los factores sociales son enunciados en los discursos. Los factores sociales no pueden tratarse como si de algún modo «intervinieran» directamente en el proceso de comunicación. Tales factores sólo pueden tener un efecto en la comunicación si son enunciados en discursos, a través de los sistemas de sentido o los códigos según los cuales los miembros de una clase dada viven y comprenden su experiencia.

    Por ejemplo, no podemos «explicar», atendiendo directamente al origen o a la posición de clase, por qué un miembro de una clase particular decodifica cierto mensaje de un modo diferente de un miembro de otra clase. La posición de clase de una persona no «interviene» en el proceso de decodificación como lo haría el Llanero Solitario, cabalgando derechamente contra su enemigo y repeliéndolo. En realidad, la posición de clase sólo puede adquirir significación en el proceso decodificador en tanto sea enunciada en el nivel de los signos y los discursos.

    El autor Pablo Sirvén en su libro “Quien te ha visto y quien TV”, hace un análisis muy particular sobre los públicos y el humor:

    La remanida disyuntiva no ofrece mayores dificultades para quienes creemos que no hay nada más viejo que un chiste recién contado.

    (….)Se necesita de mucho ingenio para dibujarle una sonrisa o una carcajada en su rostro a una persona.

    El público, cuando de géneros lacrimógenos se trata, pone (a veces involuntariamente) una nada despreciable cuota de esfuerzo e imaginación para internarse en zonas cercanas al lacrimal.

    Muy por el contrario, la risa tiene todo en contra. Primero, porque para ser eficaz, debe maniobrar permanentemente por las cornisas del disparate haciendo constantemente equilibrio para no caer en el precipicio del ridículo y de la tontería. Segundo, porque el público poco y nada pone de su parte para reír.

    (…)El humor mas logrado exige sorprender en todo momento a su platea (…).Y trabajosamente debe conquistar en forma activa a su publico.

    Tercero, la carcajada es un suspiro. No dura, se extingue rápidamente (…) la risa necesita ser constantemente retroalimentada. La carcajada es un relámpago que, como tal, desaparece de inmediato sin dejar prácticamente rastro.

    (…)

    El acostumbramiento a un determinado tipo de TV durante casi cuarenta años no se puede borrar de la noche a la mañana con la complacencia y adhesión del público.

    El televidente argentino no concibe otra propuesta televisiva que no pase por lo vacuo, pasatista y alegremente mediocre. Nadie se ha tomado el trabajo de demostrarle desde la pantalla que hay otras formas televisivas que pueden ser más valiosas e igualmente entretenidas.

    • Con respecto a este autor, considero que ya existe este otro tipo de forma televisiva, ya que Mañana Informales, deja de tomar a la mujer como una simple ama de casa, porque no solo enseña tips de cocina, sino que también le informa sobre la actualidad en todos sus aspectos(país, espectáculos,etc.), utilizando siempre el humor.

    En los últimos años, a medida que la vida real se volvía más exaspera y amargada, la vida radial y televisiva se llenaba de humor y humoristas. Pero con una diferencia importante en relación con los tiempos en que el humor lo hacían los capocómicos del teatro y del cine. Ahora, además de los especialistas como chisteros, imitadores o cantantes, todos hacen humor. Por una curiosa y discutible exigencia de desacartonamiento e informalidad, cualquiera se anima a la replica intencionada, a la imitación, al canto festivo, al chascarrillo.

    En esta época cuando lo que había que contar era cada vez más aciago, los programas encontraron en los humoristas un recurso de gracia y un refugio de calidez. Prácticamente no hay programa donde no se incluya un disparador de chistes, un imitador o un cuentero de pura cepa, que se valdrá de su repentísimo o de su valioso archivo para amenizar la jornada.

    Los humoristas captaron, en su esencia, lo truco, deforme y caricaturesco de la vida nacional. En algún momento de su rutina, los humoristas se apoyan en la realidad para inspirarse.

    Estas son algunas citas de Carlos Ulanovsky, y en cuanto a ellas opino que en principio tiene razón, en cuanto que la Argentina paso por grandes crisis, pero en principal la del año 2001, fue de gran importancia ya que afecto a la gran mayoría o a todos, en menor o mayor medida; y a partir de esto eran casi todas malas noticias en esos tiempos, por lo cual una vez que se logro remontar esta situación había que hacerle entender a la gente que la crisis había terminado, mas allá de que hubiese dejado sus perdidas para todos, y que era hora de mirar hacia delante agradeciendo por lo que se tenia, y creo que el humor fue fundamental para lograr esto, y mas aun en televisión o radio, que son los medios a los que la mayoría de la población en su momento y también hoy en día, podía acceder. (Esto no es un desprestigio hacia el teatro, pero es importante destacar que no todas las personas esta en codicotes de enfrentarse a ciertos gastos que no son considerados esenciales para la vida cotidiana).

    EL MENSAJE TELEVISIVO:

    a) Ya no se trata de lo que la televisión hace con el televidente (Pregunta normalmente respondida en forma negativa), sino de lo que el televidente hace con la televisión, de por qué gustan tanto determinados programas.

    b) Asimismo, la consideración del mensaje puramente comercial y autoritario, producto de la visión unilateral del emisor, se ha desplazado hacia otra propuesta: el mensaje televisivo como espacio de encuentro entre emisor y receptor, en el que se encuentran implícitos elementos de ambas panes.

    c) Un tercer desplazamiento en el análisis del mensaje televisivo ha sido abandonar el supuesto de que la influencia del medio puede analizarse sólo en términos del efecto que cause su material, para considerar que ambos elementos son eslabones de una misma cadena, de la que es imponente analizar sus implicaciones.

    d) Por último y en este mismo sentido, se destaca también la imponencia de incluir al emisor en el análisis, no sólo en tomo a consideraciones económico-políticas, sino en cuanto a las condiciones de producción del mensaje televisivo y las peculiaridades de su lenguaje.

    Aportaciones de la semiótica al análisis del mensaje televisivo

    Desde las primeras formulaciones para la elaboración de modelos tendientes a analizar el contenido manifiesto y latente de las comunicaciones de masas, ha sido imponente el concurso de diversas disciplinas, en su mayoría provenientes de las ciencias sociales. Tal es el caso, por ejemplo, de la psicología, la sociología y la lingüística. Esta última ha tenido una aportación fundamental, dados sus nexos con la semiología y la semiótica, cuya vertiente estructuralista tuvo una influencia decisiva en América Latina durante la década de 1970 y principios de la siguiente. En este contexto, la semiología y la semiótica formaron parte del modelo estructuralista-semiótico de la comunicación de masas, con objetivos esencialmente de denuncia “articulando aquellas matrices epistemológicas con una posición de crítica política, las estratagemas mediante las cuales la ideología dominante penetra el mensaje produciendo determinados efectos”.

    Actualmente, dadas las tendencias y necesidades de proporcionar herramientas alternativas al análisis de los medios, particularmente la televisión, la semiótica textual constituye una fuente de acercamiento que permite visualizar los problemas de contenido desde otra perspectiva, partiendo de tres puntos:

    a) Los destinatarios no reciben mensajes particulares reconocibles, sino conjuntos textuales.

    b) Los destinatarios no comparan los mensajes con códigos reconocibles, sino con conjuntos de prácticas textuales, depositadas en el interior o en la base de las cuales es posible, pero sólo a un nivel metalingüístico de abstracción, reconocer sistemas gramaticales de reglas.

    c) Los destinatarios no reciben nunca un mensaje único; reciben muchos, tanto en el sentido diacrónico como en el sincrónico.

    En esta misma línea, cabe señalar que ya no son los “mensajes” los que son transferidos en el intercambio comunicativo (lo que presupondría una posición de igualdad entre emisores y receptores), sino es más bien la relación comunicativa la que se construye en torno a “conjuntos de prácticas textuales”. No se trata únicamente de una diferencia terminológica sino de un desplazamiento conceptual, que permite considerar -en términos comunicativos- las consecuencias de un dato estructural de los media, es decir, la asimetría entre los papeles de emisor y receptor. De esta asimetría, que caracteriza históricamente la organización de las comunicaciones de masas, se deriva la diversa cualidad de las competencias comunicativas de emisores y receptores (saber hacer frente a saber reconocer) de los criterios de pertinencia y de significatividad de los textos de los mass media.

    Esto presupone considerar, la diferencia entre una cultura gramaticalizada (o culta) y una cultura textualizada: propia de las comunicaciones de masas, en donde se imponen las prácticas textuales como modelos, géneros.

    Por ello, la comunicación de masas supone una naturaleza textualizada, con sus consecuencias en las modalidades de fruición de los medios.

    Es probable que la competencia interpretativa de los destinatarios, más que en códigos explícitamente aprendidos y reconocidos como tales, se base y se articule sobre todo en acumulaciones de textos ya recibidos. También en el caso de los emisores -junto al conocimiento de los códigos- es probable que opere una competencia textual orientada sobre el valor (el éxito) de los precedentes, sobre “recetas” y “fórmulas establecidas”. En la comunicación de masas la orientación hacia el texto ya recibido o ya producido es por tanto un criterio comunicativo fuerte, vinculante; es decir, conduce, sobre todo para los destinatarios, a una competencia interpretativa en la que la referencia a los precedentes y la confrontación ínter textual se hallan tan profundamente amalgamadas que son virtualmente inseparables.

    La asimetría se refiere a que emisor y receptor ocupan una posición distinta y no equilibrada en el proceso de comunicación. Este de ninguna manera ubica a los dos componentes en posición similar, aunque el modelo estructuralista semiótico, adoleció de esta falla. Al hablar de la asimetría en los papeles comunicativo s, Jacques destaca que “el emisor anticipa la comprensión del receptor. Elige la forma del mensaje que sea aceptable para el destinatario y al hacerlo (...) resulta que la codificación

    Se ve influenciada por las condiciones de la decodificación. La misma información se transforma por el hecho de ser intercambiada.

    Codificación y descodificación del mensaje

  • el mismo suceso se puede codificar de más de una manera;

  • el mensaje siempre contiene más de una «lectura» potencial. Los mensajes proponen y prefieren determinadas lecturas en lugar de otras, pero nunca pueden llegar a cerrarse por completo en una sola lectura: siguen siendo polisémicos comprender el mensaje es una práctica problemática, por transparente y «natural» que pueda parecer. Los mensajes codificados de un modo siempre pueden leerse de un modo diferente.

  • comprender el mensaje es una práctica problemática, por transparente y «natural» que pueda parecer. Los mensajes codificados de un modo siempre pueden leerse de un modo diferente.

  • El mensaje no se considera ni un signo unilateral (sin «flujo» ideológico) ni (como en la teoría de los usos y gratificaciones) un signo dispar que pueda ser leído de cualquier modo según la psicología del decodificador. Los abordajes estructuralistas se inclinan a considerar el signo como si fuera una señal, es decir, como si tuviera sentidos fijos. El mensaje de la televisión es un signo complejo en el cual se ha «inscrito» una lectura preferencial, pero que conserva -si se lo decodifica de un modo diferente del que se usó para codificarlo -su capacidad potencial de comunicar un sentido diferente. El mensaje es, pues, una polisemia estructurada. Un aspecto central del argumento es que no todos los sentidos existen «por igual» en el mensaje: ha sido estructurado con una dominante, a pesar de la imposibilidad de alcanzar una «clausura total» del sentido. Además, la lectura preferencial es parte del mensaje, y se la puede discernir en la estructura lingüística y comunicativa de este.

    De ahí que cuando el análisis se vuelca sobre el «momento» del mensaje codificado mismo, la forma y la estructura comunicativas se pueden analizar por referencia a los mecanismos que prefieren una lectura dominante en lugar de las demás lecturas; a los medios por los cuales el codificador trata de «obtener la aprobación de la audiencia» respecto de su lectura preferencial del mensaje.

    Antes de que los mensajes puedan producir «efectos» en la audiencia, deben ser decodificados. Hablar de «efectos» es, pues, una manera abreviada, e inadecuada, de señalar el momento en que las audiencias leen y dan sentido de manera diferente a los mensajes trasmitidos y operan según esos sentidos en el contexto de su propia situación y experiencia. Suponemos que no necesariamente habrá «ajuste» o transparencia entre los extremos de la codificación y la decodificación dentro de la cadena comunicativa.

    Siempre existe la posibilidad de una disyunción entre los códigos de los mensajes emitidos y los recibidos por el circuito de las comunicaciones masivas.

    Índices de audiencia y tácticas de consumo televisivo:

     El verdadero fundamento corporativo de la televisión comercial se apoya en la idea de «entregar las audiencias a los anunciantes», es decir, desde un punto de vista económico, la programación es ante todo un vehículo para atraer a las audiencias a los mensajes «reales» que transmite la televisión: los espacios publicitarios intercalados entre programas o dentro de ellos. En otras palabras, el negocio de la televisión es esencialmente una «empresa de entrega del consumidor» a los anunciantes, de modo que, en el contexto de esta interdependencia estructural de locutores y publicitarios, el uso de la televisión asume un doble significado: consiste en el consumo tanto de programas como de anuncios ya que el uno presupone al otro -al menos desde el punto de vista de la industria-. Desde el mismo momento en que el consumidor compra un aparato de televisión, adquiere también el acceso a toda la producción de programas, por lo que su parte del trato ha de ser la de exponerse a la mayor cantidad posible de dicha producción, incluida de manera especial la de anuncios, que son los que en realidad posibilitan la financiación del resto de la programación. Esta combinación de las dos clases de consumo resulta corroborada por la aparición de una actividad única, de un tipo de conducta presumiblemente unidimensional: «ver la televisión». Esta mezcla compleja de condiciones económicas y supuestos culturales, que tiene lugar con respecto al consumo de televisión, constituye una condición previa necesaria de la construcción de un acuerdo institucional que establezca el valor de cambio de la “mercancía «audiencia»” que se compra y se vende. Como muy bien se sabe, este acuerdo se alcanza mediante la práctica intermediaria de los índices de audiencia, de la cual se obtienen cifras basadas en la cantidad de actividad «ver la televisión» realizada por los espectadores. Se considera que estas cifras equivalen a lo que en el cine representan las recaudaciones de taquilla.

    Pero esta equivalencia es esencialmente problemática. La medición de audiencias, llevada a cabo por grandes empresas de investigación como Nielsen y Arbitrion, en los EE.UU., y AGB, en Gran Bretaña y en la Europa continental, es una práctica muy consolidada basada en la suposición de que es posible determinar el volumen objetivo de la «audiencia televisiva». Sin embargo, los últimos cambios en la estructura de la programación -a causa de la introducción de nuevas tecnologías como el cable, el satélite y el vídeo- han hecho que la citada suposición se pueda poner en entredicho. El problema es a la vez estructural y cultural: tiene que ver con el hecho de que «ver la televisión» es por lo general un hábito de consumo doméstico y, por ello, no responde al tipo de comportamiento unidimensional -y, por tanto, mensurable- que se presumía.

    Cuando se habla de la regulación del consumo, lo doméstico es siempre un terreno de opiniones contrastadas, el cual, precisamente porque está relacionado oficialmente con la «esfera privada», es difícil de controlar desde el exterior. Desde luego, hay que dar por bueno lo que el joven Jean Baudrillard (fue un filosofo y sociologo, critico de la cultura francesa) declaró en una ocasión: “El consumo no es... un sector marginal indeterminado en el que un individuo, limitado en todas partes por las normas sociales, recuperaría finalmente en la esfera «privada» un margen de libertad y de disfrute personal”. El desarrollo de la sociedad de los consumidores ha implicado la construcción hipotética de un sujeto ideal de consumo a través de una gama completa de hábitos ideológicos y estratégicos, lo que ha dado lugar a limitaciones muy específicas, tanto estructurales como cultura- les, en las que la gente puede abandonarse pausada y relajadamente a los placeres del consumo.

    Efectivamente, es importante advertir que la práctica doméstica cotidiana del consumo de televisión se acompaña del fomento implícito y explícito de formas «apropiadas» o «ideales» de conducta del consumidor, impulsadas por motivos económicos o ideológicos e instigados por las instituciones sociales responsables de la producción y transmisión televisivas. De manera más general, la aceptación e integración de la televisión en el seno de la esfera doméstica ni tuvo ni tiene lugar de forma «espontánea», sino que estuvo y está rodeada de continuas prácticas discursivas que tratan de «normalizar» los hábitos ligados a la actividad de «ver televisión».

    Por ejemplo, Lynn Spigel (Profesor de pantalla de las Culturas) ha puesto de relieve cómo las revistas dirigidas a las mujeres americanas a finales de los cuarenta y principios de los cincuenta respondieron a la introducción de la televisión en el hogar con grandes dudas y ambivalencias, mostrándose en contra del mensaje según el cual las mujeres tenían la necesidad de integrar las tareas domésticas con las atracciones (y distracciones) prometidas por la nueva tecnología doméstica de¡ consumo. Así, mediante las sugerencias y consejos propuestos en esas revistas, ayudaron a establecer reglas culturales específicas que permitieran llegar a formas en las que «ver la televisión» pudiera ser controlado y regulado sin alterar las rutinas y exigencias de la vida familiar.

    Sin embargo, precisamente debido a que el hogar ha sido designado como el principal emplazamiento para el consumo de televisión, es difícil imponer una forma «correcta» de verla. Tal como ha dicho Roger Silverstone (cientista social que tomo a la television como objeto de estudio a principio de los 70), “el status de la televisión como tecnología y como transmisor de significados es... vulnerable a las exigencias, la estructuración social, los conflictos y los rituales de la vida doméstica cotidianas. Lo doméstico es la localización preeniinente de la vida de cada día, la cual es, según Michel de Certeau, el terreno en el que la gente corriente hace frecuente uso de infinitas tácticas locales para “manipular constantemente los acontecimientos con objeto de convertirlos en oportunidades»”. Puede considerarse que «ver televisión» es un hábito cotidiano que tiene a menudo un carácter táctico, articulado en las innumerables formas -impredecibles e ingobernables- de uso que eluden y escapan a las estrategias que establece la industria para conseguir que la gente vea la televisión de la forma «correcta». Como veremos, en la era de las nuevas tecnologías televisivas el entorno del hogar sólo refuerza la proliferación de dichas tácticas.

    Sin embargo, la construcción histórica del consumo de televisión a partir del hecho de que tiene lugar en el contexto privado, doméstico, ha sido paradójicamente también bastante conveniente para la industria televisiva. Precisamente a causa de que la actividad de «ver televisión» se produce en un lugar oculto, puertas adentro de las casas particulares, la industria podía disfrutar de una especie de calculada ignorancia sobre las tácticas con las que los consumidores subvierten constantemente determinadas ideas impuestas o predeterminadas sobre la actividad de «ver televisión».

    Una vez más, el cine proporciona una comparación idónea. Debido a que la audiencia cinematográfica se reúne en un local público, se dispone de inmediato de las reacciones de los espectadores ante lo que ocurre en la pantalla, por lo que no es fácil ignorarlas. Por ejemplo, la decisión de la Disney de prohibir la publicidad en las salas de cine fue, en parte, una respuesta a los silbidos y abucheos que recibió un anuncio de Coca-Cola light en el que Elton John y Paula Abdul cantaban las alabanzas de dicha bebida refrescante. Sin embargo, una resistencia similar de la audiencia cuando está en casa frente al televisor resulta, en su mayor parte, imposible de detectar para el observador externo. Al mismo tiempo, es lógico sospechar que, si se trata de evitar mensajes que no se quieren recibir, los espectadores televisivos están en condiciones mucho mejores que los de la sala cinematográfica, los cuales están atrapados en sus sillas, en la oscuridad, forzados a mantener su mirada fija en la pantalla. Después de todo, los que ven la televisión tienen la libertad de moverse por toda la casa cuando el aparato está encendido: es decir, el telespectador no tiene ninguna obligación de estar todo el rato mirando, pudiendo siempre distraer la atención hacia cualquier otra cosa en el momento que lo desee. Pero es precisamente esta relativa libertad de las audiencias en el uso de la televisión la que ha sido convenientemente reprimida en las ideas que la industria tiene de los consumidores.

    Esta represión se refleja en los métodos -bastante simplistas- de recopilación de información que utilizan los que se dedican a calcular los índices de audiencias para medir el grado de aceptación de la programación (o de segmentos de la misma). Históricamente, han predominado dos tecnologías de medición de audiencia: el diario-calendario y el contador de aparato. En el primer método, se selecciona una muestra de hogares a cuyos miembros se les solicita que lleven un control (generalmente, semanal) de su actividad como telespectadores, de modo que al final de la semana se envían los diarios por correo a la empresa responsable de las mediciones. En el segundo caso, se ajusta un contador electrónico a los aparatos de televisión de una muestra de familias para que dé un registro automático, minuto a minuto, de las veces que se encienden y se apagan, así como de los canales que están sintonizados. Los datos así recogidos se transmiten a una unidad de almacenamiento donde permanecen hasta que el ordenador de la oficina central accede a ellos durante la noche. Estos datos del contador, que sólo indican números de aparatos encendidos, constituyen la base de lo que conocemos como «índices brutos», mientras que los de los diarios -que son más engorrosos de conseguir porque presuponen que los espectadores de las muestras cooperarán activa y disciplinadamente en el registro de sus diarios individuales- se utilizan para componer información demográfica sobre las audiencias de programas específicos.

    Debería observarse que estos métodos de medición se basan en una epistemología conductista sencilla. «Ver televisión» se define implícitamente como un acto aislable, unidimensional y puramente objetivo. Tal como ha dicho muy bien Todd Gitlin (1983, 54) en relación con el contador electrónico, “los números sólo muestrean conjuntos armonizados, no necesariamente si se han visto programas enteros, y no digamos si se han comprendido o recordado, o si han despertado algún tipo de sentimiento, se ha aprendido algo de ellos, se habían previsto con, anticipación o se han soportado apenas”. En otras palabras, lo que las mediciones de audiencia eliminan de su campo de discernimiento es cualquier consideración específica sobre la «realidad viva» que haya detrás de los índices. En el discurso cuantitativo de las citadas mediciones los telespectadores son importantes sólo desde el punto de vista físico: hablando en sentido estricto, aparecen en la lógica de las cifras sólo en la medida que son agentes del acto físico de la sintonización. De una forma más general, la perspectiva estadística de las mediciones de audiencia conduce inevitablemente a subrayar los valores promedio, las regularidades y los modelos generalizabas más que las particularidades, las idiosinerasias y las excepciones sorprendentes. Todo esto viene a ser la construcción de un mapa aerodinámico de la «audiencia televisiva» en el que se puede localizar a los indivisos a partir de su parecido con un consumidor «típico» cuyo «comportamiento como espectador» puede ser clasificado de un modo objetivo e inequívoco. En otras palabras, al destacar lo estable frente a lo irregular, lo probable ante lo voluble, y lo coherente ante lo incoherente, el discurso de los índices de audiencia convierte simbólicamente el consumo de televisión en un hábito presumiblemente bien organizado y disciplinado que consiste en costumbres y rutinas seguras y dignas de crédito.

    La verdad es que imaginar el consumo de televisión de esta forma es muy cómodo para la industria: suministra tanto a los directores de programas como a los anunciantes información pulcramente dispuesta y fácilmente manejable que representa, a su vez, la base de los posibles acuerdos económicos entre ellos. Así, se rechaza con éxito la naturaleza táctica del consumo de televisión, lo que permite a la industria actuar sobre una idea no problemática de lo que significa «ver televisión». Esto es al menos lo que durante décadas ha caracterizado la existencia relativamente feliz de la televisión comercial en América.

     Desde mediados de los setenta se ha desplegado ante el telespectador un horizonte televisivo totalmente distinto, caracterizado por la abundancia más que por la escasez, como resultado de la aparición de un gran número de cadenas independientes y de canales por cable y satélite.

    Vista la creciente demanda de información más precisa y detallada sobre el consumo de televisión, las empresas que elaboran los índices han propuesto el «contador de gente», nueva tecnología de medición de audiencia introducida en los EE.UU. en 1987 que supuestamente combina las virtudes de¡ contador tradicional de aparato y el diario de lápiz y papel: es un artilugio de control electrónico que puede registrar la actividad individual de «ver televisión» más que simples conjuntos reglados, tal como hacía el contador tradicional. Funciona como sigue. Cuando un espectador empieza a mirar un programa, debe pulsar un botón de un teclado numérico portátil muy parecido al archiconocido mando a distancia. Al cesar la actividad, hay que apretar de nuevo el botón. Un monitor incorporado al aparato de televisión hace que se encienda regularmente una luz para recordarle al usuario dicha tarea de pulsación. Todos los miembros de la familia tienen su propio botón individual, aunque hay algunos más para posibles invitados. Conectado a la casa por medio de la línea telefónica, el ordenador central del sistema correlaciona cada número de espectador con los datos demográficos que de él dispone en su memoria, como la edad, el género, los ingresos, la etnia y el nivel de estudios.

    Hay definitivamente algo panóptico en la disposición conceptual de esta intrincada tecnología de medición en el hecho de que tiene como objetivo tener a los telespectadores bajo un constante escrutinio mediante su permanente visibilidad. Ello resulta atractivo para la industria porque obliga a cumplir la promesa de suministrar datos más precisos y detallados sobre quién está viendo qué y en qué momento. El contador de gente estimula la esperanza de una mayor vigilancia sobre todo el espectro de actividades relacionadas con «ver la televisión», incluyendo el uso del vídeo, de forma que ahora se pueden detectar y describir segmentos de audiencia más pequeños y permitir así que los programadores y anunciantes creen grupos objeto más precisos. Se dispone de nuevas clases de información; lo que hasta ahora habían sido detalles minuciosos de «comportamiento de la audiencias se pueden detectar en la actualidad a través de inteligentes formas de cálculo a gran escala.

    No obstante, las versiones existentes del contador de gente no se consideran en absoluto instrumentos perfectos de medición ya que todavía implican demasiada subjetividad: después de todo, requieren que el espectador colabore y pulse los botones.

    No es ninguna sorpresa que se estén produciendo serios intentos por desarrollar lo que se conoce como contador de gente pasiva -sin botón alguno- que registre automáticamente cuántos y quiénes son los telespectadores en un momento determinado.

    La televisión como servicio:

    El equivoco es considerar a la televisión como un hecho artísticamente unitario, como el cine, el teatro o la poesía lírica, o sea considerar a la televisión como un “genero”. Es un servicio: un medio técnico de comunicación a través del cual se pueden dirigir al publico diversos géneros de discurso comunicativo, cada uno de los cuales responde, además de a leyes técnico-comunicativas del servicio, a las típicas de aquel determinado discurso.

    Ahora bien, el “servicio” televisivo comunica también varias formas de espectáculo, algunas de ellas sencillamente tomadas como ya existentes, otras ideadas a propósito para el servicio televisión. Únicamente a partir de este punto puede comenzar un razonamiento idóneo sobre las características de un espectáculo televisivo, sobre los problemas estéticos de la televisión, sobre el nacimiento de un nuevo lenguaje.

    Debe quedar muy claro: calificar a la televisión de “suma de preexistentes modos y formas” no significa negar la existencia de un lenguaje televisivo: significa ir en busca de este lenguaje a la luz de definición señalada, significa en suma proceder con cautela metodológica.

    Ante un servicio que coordina diversas formas de expresión, desde el periodismo al teatro y la publicidad, para entender como el servicio impone condiciones nuevas a cada uno de estos “géneros”, traspuestos a una nueva situación, es preciso comprender a quien se dirige la televisión y que es lo que goza verdaderamente el espectador cuando se halla frente a la pequeña pantalla.

    De ahí, pues, la importancia de ciertos estudios psicológicos (situaciones del espectador frente a la pantalla) y sociológicos (modificación introducida por el ejercicio continuo de esta situación en los grupos humanos, así como tipo de demandas que el publico dirige a los medios), de los cuales se desprenden problemas de psicología social ( nuevas posturas colectivas, realizaciones debidas a un nuevo tipo de relación psicológica ejercida en especial situación sociológica, con todas las consecuencias que de ella se desprenden para la historia de la cultura), y por tanto de antropología cultural ( surgen nuevos mitos, tabúes, sistemas de asunción), de pedagogía y naturalmente de política.

    Vigilancia y participación:

    En el momento en que un individuo se coloca ante la pantalla, se produce una experiencia bastante nueva que Cohen Seat llama “fortuitismo inicial”. Se esta ante una superficie blanca, y en el instante en que la luz se apaga, nos ponemos tensos a la espera de algo que no se sabe aun lo que será, y que de todas formas es deseado y valorado por nuestra tensión. Desde el momento en que se perfila la imagen y se desarrolla el discurso (la historia) existen varias posibilidades de compromiso psicológico, que van desde la separación critica mas total (la persona que se levanta y se marcha molesta), al juicio critico que acompaña la fruición, el abandono inadvertido a una evasión irresponsable, o a la participación, la fascinación, o (en casos patológicos) la verdadera y autentica hipnosis.

    Las posibilidades de vigilancia crítica son escasísimas, incluso en profesionales que asisten al cine en calidad de críticos (que alcanzan solo cierto distanciamiento, por lo general, en la segunda visión del film). En realidad el espectador culturalmente dotado oscila entre una tenue vigilancia y la participación. La imagen en movimiento induce al espectador a co-actuar con la acción representada, a través del fenómeno de inducción posturomotriz.

    ENTREVISTAS:

    MARIA USSHER (productora de Mañanas Informales):

  • ¿Por qué crees que el programa tiene tanto reconocimiento y éxito?

  • Creo que dentro de las propuestas mañaneras es la mejor combinación entre actualidad, humor y personajes artísticos. No solo por las notas y sus contenidos sino principalmente porque para cada nota tiene una producción completa y se le busca, digamos, siempre una vuelta para hacerla original e interesante (mas allá de que formo parte del equipo lo veo así desde que el programa empezó)

  • ¿Qué es lo que tiene el programa que otros no lo tienen?

  • Creo que es justamente eso, los personajes y las notas muchas veces no salieron en ningún lado pero las que si lo hicieron encuentran en “mañanas informales” una vuelta de rosca nueva. Mas allá de que los profesionales que están delante de cámara son muy buenos, específicamente la parte del humor con el payaso malaonda creo que fabulosa.

  • ¿Crees que el humor es lo que hace que el programa sea tan bueno? En caso afirmativo: La razón por lo que la gente los mira ¿Es depresión y la gente busca recibir las noticias malas de una manera no tan dramática?

  • Si, creo que el humor del programa es bueno, definitivamente. Y la gente no creo que lo mire por depresión y para recibir las noticias de manera menos dramática, claramente nuestro publico no busca información pura ni chusmerio sino un equilibrio entre un poco de actualidad y un poco de todo lo otro, cocina y artístico.

  • ¿Por qué el programa esta en el horario de la mañana y no quizás a la noche? Teniendo en cuenta que en las mañanas en la mayoría de los casos siempre hubo programas de cocina.

  • Creo que esa fue la idea de Jorge Guinzburg cuando creo Mañanas. Crear un espacio nuevo en un horario en el que no surgía ninguna propuesta interesante.

    A la noche tendría que tener otro perfil, otras temáticas y no podría durar 3 horas y media.

  • ¿Por qué ahora se ve cada vez más esto de la informalidad y el humor que antes no existía? ¿Qué fue lo que cambio para que esto se de?

  • En mi opinión creo que fue probarlo. Se confió en la idea, se probo y funciono con muchísimo éxito. Y como todo en la tele…si funciona se hace en los otros canales, así hoy por hoy todos los canales de aire tienen una propuesta “informal” a la mañana. Creo que fue eso, alguien se animo a probar, funciono y se copio.

  • Sacando de lado si el programa es exitoso gracias a esto o no: ¿vez como algo positivo la utilización de la mayoría de los programas del humor o como el último recurso del que disponen debido a las exigencias de la audiencia? ¿Por qué?

  • No. Veo como algo súper positivo el humor, personalmente como espectadora para mi un programa cambia cuando puedo en algún momento reírme y hasta tentarme con algo. Todo serio me deprime y todo gracioso me aburre. Creo que el humor forma parte en la vida cotidiana de todos (o al menos eso estaría bueno que pasara) por lo tanto me parece bueno que se incluya en el programa, de manera inteligente claro, sin burlas ni chistes fáciles, obvios y lugares comunes.

  • ¿Qué es lo que tiene Mañanas Informales que lo hace el programas con mas rating de las mañanas? ¿Qué es lo que tiene y que la falta a AM?

  • Bueno, a AM no le va tan mal. Pero creo que mañanas informales tiene prestigio, esa es la palabra. Hacemos muchas notas que no dicen mucho pero hacemos muchas otras con personas muy importantes de la cultura o de interés periodístico y eso nos da prestigio, como tratamos esos temas y como les damos la vuelta al aire. Aparte fue Jorge guinzburg quien lo hizo durante 3 años, y fue uno de los conductores mas importantes de la tele argentina y eso dejo huella aunque el no este…

  • ¿Por qué la inclusión de un payaso? ¿Qué función cumple? ¿Por qué se paso de hacer una “payasada” a directamente tener un payaso?

  • Bueno, yo no lo veo así. No se paso de hacer una payasada a tener un payaso. Malaonda desde un primer momento se pensó como parte del staff y como payaso, para estar presente en muchas notas, hacer comentarios y sostener la parte humorística del programa junto a los conductores. Como dije antes, el humor cumple la función de aunque suene obvio hacer reír, hacer sentir al espectador cómodo y relajado, a descontracturar y eso esta buenísimo. Para mí, es necesario.

  • ¿Cuál es la principal función del programa: informa o entretener?

  • Sin duda las dos cosas. Si fuese solo informar seria un telenoche investiga y nunca fue el perfil, solo entretener seria un almuerzo de Mirta y mucho menos. Es una combinación entre actualidad, humor, cocina, espectáculos, deportes, juegos y debates sobre muchos temas.

    ERNESTINA PAIS (Conductora de Mañanas Informales):

  • ¿En el programa siguen un guío o hay cosas que si, hay cosas que surgen?

  • Es un programa con mucha creatividad que trata de informar, no estar ajeno a lo que pasa en el país, poniéndole un toque diferente, un toque especial un toque distinto, algo que la gente pueda tomar la noticia desde otro lado y reflejar, reaccionar y pensar también que nos divirtamos con algunas cosas, no es que nos reímos de todo. Las noticias trágicas y tremendas vienen tal cual son, crudas y si tenemos que llorar, lloramos y si nos tenemos que emocionar nos emocionamos, y si nos tenemos que reír nos reímos y si tenemos que hacer el pogo, nos tiramos.

  • ¿Te parece necesario el humor en las mañanas? ¿Es algo importante para empezar el día?

  • Si, nosotros tenemos un proceso de media hora antes de que empiece el programa donde nos distraemos y cuando nos encontramos todos nos empezamos a reír, nos hacemos chistes y ya cuando arranca el programa ya hace media hora que ya estamos cagandonos de risa entre nosotros, en los camarines haciéndonos chistes fáciles, comentando cosas que nos pasaron, pero siempre con alegría, y creo que es algo que se lo trasladamos a la gente.

  • ¿El humor se inserta más en los programas por una necesidad constante de levantarle el ánimo a la gente?

  • No, no creo que sea tan así, como todo debe haber alguien que nos mire por eso, pero si lo decís por lo que se pensó al idearlo no es así, yo creo que es algo que a la gente le gusto y bueno, acá estamos, además a quien no le gusta reír y mas a la mañana que uno casi siempre se levanta con mal humor.

  • ¿Te parece que ahora que hay bastantes programas informativos a la mañana pierde un poco el interés de la gente Mañanas?

  • Yo pienso que no porque Mañanas Informales es un programa con variedad de contenido, entrevistas, actualidad, cocina, y además cada programa apunta a públicos distintos.

  • ¿Qué diferencias son las que tiene Mañanas con respecto a AM?

  • No se si es que le falta algo, pero es como te dije antes, ellos apuntan a otro publico creo, lo ven mas para el lado de lo que es Gran Hermano, es mas de espectáculos y su mundo.

    RONNIE ARIAS (Conductor de Mañanas Informales):

  • ¿Crees que lo bueno del programa esta también influido por los conductores?

  • No, creo que todo programa de televisión depende de una forma de lo maravillosa que es la producción, después esta lo que vos podes aportar, lo que te dejan o lo que te sale, pero la base siempre de un programa es la producción, yo hoy tenia a los barman, ¿se puede o no se puede hacer chistes?, puedo tener tierra árida o tierra fértil, depende de un equipo, de un grupo de gente, que es la producción, nosotros somos la tierra y la producción pone la semilla, entonces ahí vez si prende o no prende.

  • ¿Te parece necesario el humor en las mañanas?

  • Si, sin lugar a duda.

  • ¿Es algo importante para empezar el día?

  • Yo soy un tipo que me levanto de buen humor y me voy a dormir de mal humor, al revés que todo el mundo, ¿Por que me voy a dormir de mal humor?, porque me tengo que levantar al otro día de buen humor

  • ¿El humor se inserta más en los programas por una necesidad constante de levantarle al ánimo a la gente?

  • No, creo que tiene que ver mas que nada con una necesidad informativa, reemplazo a la radio mañanera, hoy por hoy la gente usa el televisor como a la radio, tiene la tele prendida en la cocina y va haciendo todas las tareas de la casa, igual no te olvides que la gente que mira televisión, ¿Por qué que gente es la que mira televisión a la mañana?, primero la señora, segundo Doña Rosa, tercero la mama, y cuarto y ultimo mas importante, la gente que no tiene trabajo. La tele de la mañana es la de los desocupados.

  • ¿Te parece que ahora que hay bastantes programas informativos a la mañana pierde un poco la gente el interés en Mañanas Informales?

  • No, Mañanas es el único producto diferente que hay a la mañana, o sea es un programa cool, es un programa informativo, es un programa con humor, es un programa que te permita ser grasa, fino, o sea, lo que pasa es que tiene, como te puedo explicar, tiene calidad, Mañanas Informales es un producto de calidad.

  • ¿Qué función es la que cumple el payaso Mala Onda?

  • Y es el pívot de todo, entendes, para mi es como la descarga cómica de cualquier cosa que suceda dentro del programa, como un poquito el alma, o la frutilla de la torta, no se si es claro, la cereza del helado, el baño de chocolate, es lo que va hacer que todo brille.

  • ¿Sentís que esta idea de programa hacia falta en la televisión argentina, peor que a la gente le costo engancharse?

  • Si, es algo que funciona en todo el mundo, es algo que funciona, lo que pasa es que no se mide, porque acá el rating se mide a partir de las doce del mediodía y no importa que es lo que pasa a la mañana.

  • ¿Crees que le costo engancharse a la gente?

  • No, porque acordate del programa de Georgina.

  • ¿Qué programa es mejor Mañanas Informales o AM?

  • Es mejor para mi Mañanas en el contenido periodístico, yo creo que lo que lo hace diferente es que tenemos una calidad diferente, aunque adoro a los chicos eh, Leo me encanta, me parece que es súper simpática y bueno, la nena, Vero es una compañera de laburo de mucho años, pero creo que acá hay como una base periodística y mas profunda, y Mala Onda.

  • ¿Crees que esta idea de programa va durar mucho mas o que en algún momento dejara de llamar la atención del publico y terminara?

  • No yo creo que en algún momento van a para. A como viene la mano, la cosa esta mal pero por economía no porque no hagan falta yo creo que también cuando se amplié el espectro de las medidoras de rating vana a necesitar mas, pero creo que es muy importante el humor a la mañana y lo mas importante es que halla plata para que sigan estos programas, porque creo que realmente ayudan a la gente a que se levante de buen humor, a la gente que no tiene laburo a la gente que no tiene que hacer, creo que son programas de servicio, que no hay otro horario en el que no puedan funcionar. Si hacer reír es un servicio, bueno para eso estamos.

    ENTREVISTA A MARCOS “BICHO” GOMEZ (El paya Mala Onda):

  • ¿Cuál es el público al que apunta el programa? ¿Solo mujeres?

  • No, no, es como te dijo Ronnie recién, están también los desocupados y es importante mantenerlos ocupados para que n se amarguen.

  • ¿Desde un principio el programa comenzó siendo así o surgió de a poco, fue tomando éxito y empezó a ser así?

  • Creo que un poco de las dos cosas, apenas empezó no era como es ahora, pero es como todo ¿no?, fue yendo de apoco, hasta que nos dimos cuanta que a la gente le gustaba lo que hacíamos y lo seguimos repitiendo, como el pogo, eso no estuvo pautado desde un principio sino que un día se dio de hacerlo y a partir de ese momento paso a ser ley y era de todo los días.

  • ¿Cómo se maneja el hecho de pasar de una noticia seria a otra que no lo es y en la que tal vez comiencen a hacer chistes los conductores? ¿Cómo se logra que eso no quede feo ante los ojo del televidente?

  • Bueno para empezar, esta todo calculado, es decir, en la primera parte que es informativa y en la que sabemos que nos podemos llegar a encontrar con alguna tragedia o invitados que nos vengan hablar de eso, mantenemos respeto y hacemos preguntas serias, ahora mas llegando al mediodía y a lo ultimo que siempre tenemos invitados, ahí ellos ya saben como somos, nos dejamos llevar a través de las bromas.

    ENTREVISTA A SOLEDAD PITA ROMERO (Periodista):

  • ¿Te parece bueno que el humor este a toda hora en la televisión?

  • Si, yo creo que es algo bueno, vos pensa que venimos de pasar de una dictadura, donde lo que gustaba era censurado y uno se tenia que aguantar todo eso. Ahora en la televisión hay de todo y la gente tiene para elegir que ver y que no, y que halla humor lo hace mucho mejor, es bueno que la gente ría, además gusta mucho sino no estarían.

  • ¿Es un recurso importante para el éxito?

  • Por un lado si y por el otro n o, porque si no se sabe utilizar bien puede quedar como algo vulgar y feo, pero no es algo que yo vea en la televisión de hoy, por suerte hay mucho programas buenos y lo saben utilizar bien, además para mi gusto prefiero ese tipo de programas a otros donde uno lo único que hace es mirar a mujeres semi-desnudas.

  • ¿Esto muestra que hay que levantarle constantemente el humor a la gente?

  • No creo que sea constantemente, siempre tenes distintos tipos de públicos, y por supuesto que debe haber aquellos a los que uno hace reír y les hace bien, pero después, y mas a la mañana, tenes a las amas de casa, quienes se informan, aprenden de cocina y a la vez se ríen, pero eso no quieren decir que estén deprimidas o algo por el estilo.

  • Actualmente, si la gente no recibe todo con humor o temas no necesariamente informativos, como decir de la farándula, ¿Se aburre?

  • Tan poco es que se aburre, pero tal vez lo que mas le gusta son esos temas, donde se pueden enterar los secretos mas ocultos de artistas, porque para los temes mas serios esta el diario o el noticiero, y no quiere estar siempre teniendo que escuchar las malas noticias del país.

  • Dos programas actuales que utilizan este recurso son Mañanas informales y AM: ¿Por qué crees que son tan distintos en sus temas?

  • Hay que tener en cuanta al tipo de publico que están dirigidos cada uno, Mañanas Informales creo que toma temas mas serios o en todo caso los analiza mas profundamente, mientras que AM es un poco mas relajado en ese sentido, pero no lo veo mal, cada uno tine su publico, y si sigue en el aire es porque a ala gente le gusta.

  • ¿Cuál de estos dos programas te gusta más? ¿Por qué?

  • Mañanas Informales, pero no es que este en contra de AM ni nada por el estilo, es el solo echo de que como periodista yo lo miro desde otro punto, los temas están mas preparados, y es abarca mas temas que AM no toco, pero ya te dije, no es que sea feo, ni tampoco su publico lo es, es el simple hecho de que hay tantos programas como publico existan.

  • ¿Crees que esta idea de programa va a durar mucho más o en algún momento dejara de llamar la atención del público y terminara?

  • No se si va a dejar de llamar la atención, creo que en todo caso se va a instalar otro tipo de programa con otras ideas nuevas, y al ser un cambio, bueno por supuesto, a la gente le va llamar la atención, pero para esto falta un poco de tiempo, y alguien que lo invente, mientras tanto vamos a seguir teniendo programas de este estilo.

    CONCLUSION:

    Para concluir puedo decir que en cierto punto he logrado encontrar lo que estaba buscando al empezar con esta investigación. El trabajo apuntaba hacia el porque los programas “mañaneros”, por decirlo de alguna manera, cada vez se vienen mas humorísticos, el planteo se refería a si era por una depresión masiva de los espectadores o alguna otra cosa, por lo que pude observar considero que simplemente es humorístico porque a Jorge Guinzburg se dio cuanta que a las mañanas le faltaban información, pero que tenia que ser un informativo mas que noticiero, porque esos ya existían, y eran del mediodía, y a parte de eso decidió hacerlas con humor, simplemente la idea gusto, y se realizo, creando fanatismo gente, ya que en sus principios el programa dio que hablar.

    Creo que no es un programa pensado para agarrarse de la depresión de la gente, aunque si existe algún caso, supongo que el programa favorece haciendo reír y logrando que por algunos minutos, la gente pueda olvidarse de sus problemas.

    Particularmente considero que el programa fue realmente bueno en los primeros 3 años, ahora, y con esto no quiero decir que sea malo ahora, creo que se perdió un poco. Lamentablemente cuando una idea gusta o esta de moda, simplemente, todo el mundo se copia, es decir, que cuando el programa comenzó era una verdadera originalidad, uno podía recibir la información con risas, chistes cargadas, a través de dos conductores que hacían cosas que jamás uno hubiese imaginado que las vería en la televisión y mucho menos en un informativo, o también que quien se las estuviese transmitiendo este disfrazado de payaso. Pero esto no duro tanto hasta que otros canales se dieron cuenta de que fue un giro de tuerca para la televisión y que a la gente le atrajo eso de poder ver como los famosos son igual que uno, y no figuras grandiosas que se mantiene al margen de todo espectáculo gracioso, y es por esto que empezaron a realizarlo ellos también, provocando en la gente.

    El programa considero como ya en la entrevista lo dijo al señor Ronnie Arias, esta dirigido en su gran mayoría a mujeres, por lo cual es importante hoy en día que este informada de todo lo que sucede o desea saber, ya que para los chicos ya existen canales exclusivos con programas para ellos; y pro otro lado para las personas desocupadas y es ahí donde es mas que importante el humor.

    Es decir, para finalizar, considero que el programa es bueno, a la gente le gusta, y en cierto aspecto lo necesita, cambio las mañanas; y no creo que sea por una depresión masiva, sino por una idea de programa que antes no se vio.

    Bibliografía Ulitizada:

    LIBROS:

    “El mensaje informativo”, José luis Martinez Albertos. Libros de Comunicación social. Editorial A.T.E. 1977

    Calidad televisiva” tendencia y valores en la programación argentina, Paola Delbasco, Gabriela Favor, Marcela Farré y Alejandro Piscitelli Murphy. Editorial DUNKEN.2006

    “Quien te ha visto y quien TV” historial informativo de la teve argentina, Pablo Sirvén. Ediciones de La flor. 1998. Segunda edición puesta al día y aumentada

    “Vivir del aire” la programación televisiva vista desde adentro, por Hugo Di Guglielmo. Grupo editorial Norma. 2002. Primera edición.

    PAGUINAS WEB:

    http://www.extremista.com.ar/13408/mananeras-en-america/

    http://www.gacemail.comar/Detalle.asp?NotaID=3673

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=892572

    http://www.taringa.net/posts/noticias/803875/La-afeitada-de-Guinzburg.html

    http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Guinzburg

    http://www.extremista.com.ar/tv/273-sabor-a-mi/

    http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=pt&u=http://ialexandria.sites.uol.com.br/textos/israel_textos/cinema_e_sociedade_de_massa.htm&sa=X&oi=translate&resnum=3&ct=result&prev=/search%3Fq%3D%25E2%2580%259Cfortuitismo%2Binicial%25E2%2580%259D.%26hl%3Des

    http://www.clarin.com/diario/2006/04/23/thumb/e004dh00.jpg

    http://www.gente.com.ar/nota.php?ID=3726

    http://images.google.com.ar/images?um=1&hl=es&q=sabor+a+mi+con+maru+botana+en+el+a%C3%B1o+2000

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://inlinethumb03.webshots.com/2434/2089523830100182651S425x425Q85.jpg&imgrefurl=http://www.taringa.net/posts/info/1006314/Jorge-Guinzburg.html&h=311&w=425&sz=43&hl=es&start=14&um=1&usg=__2OI80F1RXMR_JG1wImmg58r00Vw=&tbnid=Hxr3U1cTM9iNgM:&tbnh=92&tbnw=126&prev=/images%3Fq%3Dma%25C3%25B1anas%2Binformales%26um%3D1%26hl%3Des

    http://www.rionegro.com.ar/diario/2008/04/14/images/61119_original.jpg

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://1.bp.blogspot.com/_VlvzXa1KORA/SK4IyUJfwlI/AAAAAAAAAnc/0TDF8zgeXiA/s320/sabor%2Ba%2Bmi.JPG&imgrefurl=http://dosorillastv.blogspot.com/2008/08/arranc-sabor-mi.html&h=217&w=320&sz=21&hl=es&start=20&um=1&usg=__cgGgJWb_BIEwGl8rk80ctp2Knuk=&tbnid=IGN9P4C3VW-JhM:&tbnh=80&tbnw=118&prev=/images%3Fq%3Dsabor%2Bmi%26um%3D1%26hl%3Des

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://bp2.blogger.com/_i7LWbPkdE2U/SIjHP4OFtJI/AAAAAAAAAds/jn8akktieg8/s320/maniana_web1.jpg&imgrefurl=http://conceptoys.blogspot.com/2008/07/adriana-en-maana-vemos-canal-7.html&h=256&w=320&sz=20&hl=es&start=20&usg=__jJW5M6OZmkeVZjkChLuTS67ekJE=&tbnid=x9t4tCDcupkkKM:&tbnh=94&tbnw=118&prev=/images%3Fq%3Dma%25C3%25B1ana%2Bvemos%26gbv%3D2%26hl%3Des

    http://www.argentina.co.il/res/data/page_builder/images/-1/2008/06/15/00b262680c20a8e9a52f455f7d837b19.jpg

    http://www.america2.com.ar/programas.php?id=122#programas

    http://www.epsamusic.com.ar/tapas/EM-0132.jpg

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.lanacion.com.ar/archivo/anexos/fotos/89/655289.jpg&imgrefurl=http://www.lanacion.com.ar/nota.asp%3Fnota_id%3D901323&h=387&w=205&sz=32&hl=es&start=6&um=1&usg=__jsTwqjXWHEABzJapXiWqVB4wJQc=&tbnid=JBQaf8DZosdddM:&tbnh=123&tbnw=65&prev=/images%3Fq%3DEL%2BDIARIO%2BDE%2BCARMEN%26um%3D1%26hl%3Des

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://bp3.blogger.com/_Z0qk2SLcGuQ/SHeJvTjdSpI/AAAAAAAACYs/0zZ9kbuw_ac/s400/la%2Bcasa%2Bde%2Bamerica.jpg&imgrefurl=http://www.viendotele.blogspot.com/2008_07_01_archive.html&h=322&w=400&sz=30&hl=es&start=1&um=1&usg=__zTt7DeFRPdS9-j9a9iqLFuSz-tM=&tbnid=O_A3e3wm5CKVjM:&tbnh=100&tbnw=124&prev=/images%3Fq%3Dla%2Bcasa%2Bde%2Bamerica%26um%3D1%26hl%3Des

    http://www.tvmasmagazine.com/agosto2005/images1/nota3c.jpg

    http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.tvmasmagazine.com/agosto2005/images1/nota3c.jpg&imgrefurl=http://www.tvmasmagazine.com/agosto2005/nota3.php&h=327&w=219&sz=12&hl=es&start=2&um=1&usg=__N_oGO7wb-WpJavl68qeZP_LbVm0=&tbnid=xTFw0lbpKH3KdM:&tbnh=118&tbnw=79&prev=/images%3Fq%3DGuillermo%2BMazzuca%2By%2BMaby%2BWells%2Ben%2Bde%2B9%2Ba%2B12%26um%3D1%26hl%3Des

    www.tvmasmagazine.com/agosto2005/nota3.php

    9

    Ernestina Pais: es la conductora del programa desde el comienzo, una persona con mucho humor y carisma, ideal para lo que hace, y que a lo largo del ciclo aguanta bromas sobre ella y se ríe de si misma.

    Ronnie Arias: es el último periodista que se incluyo en el programa y que en sus antiguos trabajos siempre se mostró con mucha gracia.

    Marcos “Bicho” Gómez (Payaso Mala Onda): es el payaso del programa, es muy particular ya que la gran mayoría de los programas televisivos no cuentan con uno, y es uno de los toques que tiene Mañanas Informales, permitiendo que este acotando a cada momento, ya sea en entrevista o en medio de las notas que transmiten.

    Maria Ussher: productora del programa.