Maestro de Edsucación Especial

Pedagogía terapeútica. Maestro. Funciones. Intervención. Equipos de apoyo educativo. Formas de integración

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

TEMA 8 E.E.

EL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPECIAL. FUNCIONES.

MODALIDADES DE INTERVENCIÓN.

RELACIÓN DEL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPECIAL CON EL RESTO DE MAESTROS DEL CENTRO Y CON LOS SERVICIOS DE APOYO EXTERNOS A LA ESCUELA.

ÍNDICE

0. Introducción

1. El Maestro de Educación Especial: Funciones

1.1. Como Tutor.

1.2. Como profesor de Apoyo

De apoyo al Centro

De apoyo al Maestro

De apoyo al Alumno.

2. Modalidades de intervención.

3. Relación del Maestro de Educación Especial con el resto de los Maestros del Centro y con los Servicios de Apoyo externos a la Escuela.

3.1. Relación con el resto de Maestros

3.2. Relación con los Servicios Externos a la escuela.

4. Conclusión

5. Bibliografía

6. Legislación

0. INTRODUCCIÓN.

La Ley 1/90 de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), establece en sus Art. 36 y 37 que, para que los alumnos con NEE puedan alcanzar dentro del mismo sistema los objetivos establecidos con carácter general para todos los alumnos, el Sistema Educativo deberá disponer de profesores de las especialidades correspondientes, así como de los medios materiales y recursos didácticos precisos para la participación de estos alumnos en el proceso de E/A.

Por tanto, la actuación del maestro de Educación Especial o Profesor Especialista en Pedagogía Terapéutica, va a tener lugar en cualquiera de los tres emplazamientos que contempla la LOGSE para la atención al alumnado con NEE. Es decir:

  • Como Profesor de Apoyo en un Centro Ordinario.

  • Como Profesor Titular del aula de Educación Especial en un Centro Ordinario.

  • Como tutor de aula e n un Centro Específico de Educación Especial.

Pero la atención a este alumnado, en contra de lo que suele pensarse, no es función exclusiva del Profesor de P.T, sino que es responsabilidad de Centro, y más concretamente de TODOS los profesionales que intervienen con el alumno y que deben establecer entre sí los mecanismos pertinentes de coordinación para ofrecerles respuestas educativas compartidas y eficaces, en definitiva de calidad.

A través del presente tema caracterizaremos, en primer lugar, la labor del Profesor de Educación Especial, delimitando sus funciones y modalidades de intervención. Posteriormente analizaremos pormenorizadamente los diversos cauces para establecer la necesaria colaboración entre el Profesor de P.T y el resto de Maestros del centro, así como con otros profesionales y servicios externos a la escuela.

Para finalizar, tras una breve conclusión o síntesis final, terminaré haciendo referencia a los apoyos bibliográficos, informáticos y legislativos utilizados en la elaboración del tema.

1. EL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPECIAL: FUNCIONES.

De manera general, se define al maestro de educación especial, Profesor de Pedagogía Terapéutica, de Apoyo o de Apoyo a la Integración, como el profesional que presta su atención al alumnado con NEE, proporcionando a dichos alumnos el refuerzo pedagógico necesario para que avancen en su proceso educativo.

Las funciones del Maestro de Educación Especial, desde la perspectiva de la LOGSE van a estar determinadas por el tipo de centro en que preste sus servicios por lo que, teniendo en cuenta este precepto, realizaremos una clasificación de las mismas según el ámbito de escolarización del alumno.

Siguiendo a Cortázar (1990) podemos encontrar dos grupos de funciones claramente diferenciadas:

  • LAS QUE REALIZA COMO TUTOR (Aula Específica en C.O. / C. Esp.)

Serían las mismas que desempeña cualquier tutor de un centro ordinario: acción formadora, tutorial, orientadora, evaluadora, de colaboración y cooperación y acción investigadora. se le considera además como órgano de Coordinación docente (Decreto 233/97 ROF).

Específicamente esas funciones se concretan en:

a) Favorecer el desarrollo integral de los alumnos.

b) Formar a los alumnos en las diversas áreas de aprendizaje (a excepción de las impartidas por profesores especialistas), basándose en el PEC y el PCC del centro.

c) Realizar las adaptaciones curriculares necesarias en colaboración con el resto de maestros que atienden a su grupo.

d) Seleccionar, elaborar y/o adaptar materiales.

e) Identificar las NEE con concretas de sus alumnos, en colaboración con el resto de profesionales del centro.

f) Evaluar el proceso de E/A de los alumnos.

g) Contribuir a la integración de sus alumnos en el grupo, centro y sociedad, fomentando el desarrollo de actitudes participativas.

h) Informar a los padres, profesorado y alumnado del grupo de todo aquello que les concierna en relación con las actividades docentes y con el proceso de E/A de los alumnos, mediante la realización de reuniones periódicas.

i) Asesorar y orientar a los padres con respecto al desarrollo de técnicas y programas específicos que se llevan a cabo con sus hijos.

j) Fomentar la participación de los padres y la cooperación educativa de éstos con el profesorado.

k) Participar en la organización del centro y ejercer las funciones que se le atribuyan

l) Colaborar en la elaboración de los documentos pedagógicos del centro, PEC, PCC,

memorias y asumir las funciones que establezcan en ellos.

  • LAS QUE REALIZA COMO PROFESOR DE APOYO (Centro Ordinario)

En el Centro Ordinario el profesor de P.T se encuentra englobado en la categoría de “recursos personales de centro”, y más concretamente es el profesional que presta su atención a aquellos alumnos con NEE integrados en aulas ordinarias.

Esta atención podrá realizarla dentro o fuera del aula, directamente con en alumno, con el profesor o con ambos. Podrá prestar sus servicios con carácter fijo en un centro, o con carácter itinerante en los centros que se determinen por la Administración Educativa.

Las funciones concretas del maestro de E.E pueden clasificarse atendiendo al ámbito sobre el que recae el apoyo. De esta manera encontramos:

a) Funciones de apoyo al Centro:

  • Participación en la elaboración del PEC y PCC, sobre todo en la confección del Plan de Atención a la Diversidad.

  • Detección de necesidades de formación entre los componentes del Claustro, en relación a las NEE y búsqueda de soluciones a esta situación y coordinando los programas de formación en el centro.

  • Elaboración de la planificación de horarios de los acnees, haciendo compatibles sus adaptaciones con el currículo general.

  • Coordinación de los profesionales intra y extracentro que intervienen sobre los alumnos con NEE.

  • Creación y mantenimiento de un aula de recursos con materiales de apoyo a las NEE dentro del centro.

La Resolución de 27 de julio de 1997 de las Dirección General de Centros por la que se dictan las instrucciones para el inicio de curso, prorrogadas para el presente año, introduce además otras dos funciones:

  • Participar como miembro de la COCOPE.

  • Coordinación con el Psicopedagogo y los tutores para la detección, valoración y seguimiento del alumnado con NEE.

b) Funciones de Apoyo al Maestro.

  • Elaboración junto al tutor, de la programación del aula en la que se encuentren integrados alumnos con NEE.

  • Colaboración con el tutor, con nuestro refuerzo técnico-pedagógico, en la elaboración de ACI para aquellos alumnos que lo precisen.

  • Colaborar con el tutor en el establecimiento de la metodología y evaluación a seguir con alumnos que presentan NEE.

  • Asesorar al tutor en el desarrollo de programas específicos y en el uso de materiales para alumnos con NEE.

  • Asesorar al tutor en el desarrollo el Plan de Acción Tutorial para alumnos con NEE.

c) Funciones de Apoyo al Alumno y sus Familias.

  • Identificación de NEE e intervención directa sobre el alumno, desarrollando el programa que se determine.

  • Evaluación, junto con el tutor y el resto de los profesionales que intervienen, del proceso de E/A de los alumnos con NEE.

  • Informar y orientar a los padres de os alumnos con los que interviene para conseguir la mayor colaboración posible en el proceso de E/A.

  • Selección, elaboración y adaptación de los materiales y recursos más adecuados para el alumno.

2. MODALIDADES DE INTERVENCIÓN.

En primer lugar debo resaltar que, la atención a los alumnos con NEE, se considera como una tarea de centro, que debe ser asumida por todo el profesorado y no sólo como una responsabilidad exclusiva de los profesores de P.T.

Todas las intervenciones o apoyos pierden gran parte de su efectividad si esta tarea se realiza aisladamente. Para evitarlo es necesario establecer, y reflejarlos en los PE y PC de centro unos criterios generales de funcionamiento, así como una coordinación permanente para que las actuaciones previstas con los acnees tengan una coherencia global y sean realmente integradoras.

Como consideraciones generales encontramos las siguientes:

  • No existe un modelo único de intervención válido para todos los alumnos y procesos de E/A. Para proporcionar una respuesta adecuada es necesario combinar con flexibilidad distintas posibilidades.

  • La modalidad de apoyo elegida debe ser resultado de una evaluación sistemática del alumno y su contexto, ser coherente con las decisiones tomadas al elaborar la adaptación curricular del alumno y ser revisable en todos sus aspectos.

  • El tipo de apoyo elegido debe basarse siempre en la colaboración de TODO el profesorado del centro, así como de la familia del alumno.

Partiendo de estas premisas, el Centro Nacional de Recursos para La Educación Especial (CNREE), realiza una clasificación de las modalidades o tipos de apoyo que podemos encontrar atendiendo a diferentes criterios:

A. Según el número de alumnos que reciben apoyo.

  • Atención Individual: es el tipo de apoyo que se presta a un sólo alumno, dentro del aula ordinaria o fuera de ella. Esta modalidad de apoyo permite ajustarse a las necesidades específicas de cada alumno (organizar actividades adecuadas a su ritmo de trabajo, utilizar el sistema de comunicación más adecuado, etc).

  • Atención en pequeño grupo: es el apoyo que se presta a varios alumnos a la vez, dentro o fuera, como el anterior, del aula ordinaria. En esa modalidad de apoyo resulta fundamental cuidar los criterios de formación de los grupos. Se puede optar por agrupar alumnos con necesidades similares, o por conformar grupos heterogéneos. Esta dinámica de trabajo refuerza los sistemas de interacción en los que los alumnos colaboran, se prestan ayuda y aprenden juntos.

B. Según el lugar donde se lleva a cabo.

    • Apoyo dentro del aula ordinaria: El alumno recibe el apoyo que necesita en su aula y junto a sus compañeros de clase. Es la modalidad de apoyo más normalizadora y beneficiosa porque crea un clima positivo de colaboración entre los alumnos. Junto a esto, es posible que genere en el aula un nuevo estilo de enseñanza, más dinámico, participativo y abierto. Es conveniente que este tipo de apoyos se recojan en los PEC y PCC, ya que podemos encontrar profesores-tutores reacios a establecer este grado de colaboración.

    • Apoyo fuera del aula ordinaria: Proporcionar las actividades de apoyo fuera del aula ordinaria, tiene la ventaja de permitir seguir un currículo con adaptaciones muy significativas, facilitando el ajuste de la metodología, recursos, etc.. a las necesidades de los alumnos, pero el inconveniente de ser una práctica menos integradora que la anterior.

C. Según el momento y el contenido del apoyo.

    • Apoyo previo a la clase: La actividad de apoyo anticipa al alumno los contenidos que después se van a desarrollar en el aula, para facilitarle el seguimiento y la participación en las actividades de E/A: vocabulario nuevo, conceptos básicos, consignas de trabajo, etc. esta modalidad de apoyo permite adelantarse a las necesidades de os alumnos y les ayuda a seguir la clase de manera más cómoda y provechosa. Requiere de una gran coordinación entre profesor-tutor y profesor de apoyo.

    • Apoyo posterior a la clase: La actividad de apoyo se presta al alumno después de la clase como refuerzo de los contenidos que allí se han desarrollado. Sirve para clarificar conceptos y comprobar el grado de adquisición de determinados contenidos por parte de los alumnos con NEE.

    • Apoyo anterior y posterior a la clase: Es un tipo de apoyo que combina las dos fórmulas anteriores. La intensidad del apoyo es mayor al realizarse éste en dos ocasiones. Se realiza sobre todo con alumnos que presentan dificultades con aspectos concretos y puntuales del currículo ordinario, en prevención de la aparición de NEE.

    • Apoyo simultáneo a la clase: El apoyo se presta de forma paralela a las actividades del aula, generalmente en las mismas áreas que se están trabajando en la clase, pero con contenidos que pueden tener adaptaciones y con una metodología, unos recursos, etc., ajustados a sus necesidades. este tipo de apoyo puede darse dentro del aula ordinaria o fuera de ella.

Ahora bien, la aplicación de estas medidas debe hacerse mediante transformaciones progresivas de la organización y estructura del centro, en un proceso de toma de decisiones y ajustes que serán más efectivos cuanto más positiva y de colaboración sea la actitud entre los profesionales implicados en los apoyos. De este asunto de la colaboración nos ocupamos en el siguiente punto.

3. RELACIÓN DEL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPECIAL CON EL RESTO DE MAESTROS DEL CENTRO Y CON LOS SERVICIOS DE APOYO EXTERNOS A LA ESCUELA.

3.1. Relación con el Resto de Maestros.

Vamos a comenzar este punto aludiendo a la investigación realizada por Reynolds en 1992, sobre la repercusión que tenía sobre los alumnos con NEE la falta de colaboración entre profesores-tutores y de apoyo en centros ordinarios.

Ni que decir cabe, como era de esperar, que los resultados evidenciaron una marcada influencia negativa en el proceso de E/A de este alumnado, pero lo que realmente nos interesa de este estudio son las opiniones de ambos profesionales sobre los aspectos de esta relación en los que encontraban mayores carencias que son:

  • Falta de comunicación y colaboración en la Planificación.

  • Escasa colaboración en la solución de problemas.

  • Poco intercambio de información sobre el proceso educativo de los alumnos.

  • Mala definición de las funciones de cada profesional en relación a los alumnos, las familias y el resto de profesionales.

  • Poca colaboración en la elaboración y el desarrollo de las ACI.

A partir de aquí, podemos inferir que, la relación del Profesor de P.T con el resto de profesores del Centro, y especialmente con los tutores, debe ser de coordinación - comunicación permanente entre ambos. Así mismo debería tener un carácter preventivo orientado a evitar la aparición de necesidades educativas especiales en el alumnado, o en todo caso a su detección precoz, asesorando en la adopción de las decisiones metodológicas y organizativas más adecuadas en este sentido.

Para concretar estas relaciones un poco más, vamos a seguir a Bandera (1998) que en la ponencia realizada en las IV Jornadas Interdisciplinares de Educación Especial “Funciones del Profesor de Apoyo a la Integración” celebradas en la E.U.M. “Ausiàs March” de Valencia, distinguió las siguientes relaciones entre el profesor de educación especial con diferentes profesionales:

Relación Profesor de Apoyo y Tutor: Como ya hemos dicho anteriormente, la relación entre ellos debe basarse en la comunicación fluida y la coordinación permanente para desarrollar tareas como:

  • La cooperación en la elaboración de adaptaciones curriculares. Es importante destacar la necesidad de programar conjuntamente todo el plan del curso, para que el alumno con NEE pueda participar en la dinámica general de la clase.

  • El seguimiento de los programas de los alumnos integrados, para ir adecuando y ajustando, progresivamente, objetivos, contenidos, actividades, etc.

  • La evaluación de los alumnos conjuntamente con los especialistas de las diferentes áreas.

  • La información a las familias, unificando criterios para evitar contradicciones.

Relación Profesor de Apoyo con el resto de Maestros: El profesor de Apoyo va a ser la persona encargada de dinamizar en el centro todo el proceso de integración. por ello no sólo se ha de relacionar con los tutores, sino que debe estar presente en las reuniones de ciclo o nivel donde hay niños integrados, en la COCOPE y en el Claustro de profesores: tiene que aportar sus experiencias y conocimientos en el momento de elaborar el PCC (especialmente en la elaboración del Plan de Atención a la Diversidad) para que contemple a los alumnos con NEE y facilite la unificación de criterios por parte de todo el equipo docente.

3.2. Relación con los Servicios de Apoyo Externos a la Escuela.

SERVICIOS PSICOPEDAGÓGICOS ESCOLARES ó GPM: El maestro de Educación Especial es el encargado de servir como nexo de unión entre los Equipos Psicopedagógicos Escolares y el Centro Escolar mediante reuniones que se establecen a principio de curso de manera sistemática para resolver cuestiones tales como:

a) Solicitar la elaboración o revisión de dictámenes de escolarización (orden 11-11-94).

b) Solicitar Informes Psicopedagógicos.

c) Aclarar qué niños son susceptibles de presentar NEE y en qué aulas se van a integrar.

d) Planificar conjuntamente los horarios con vista a los tratamientos específicos (logopedia, fisioterapia, estimulación..).

e) Recabar información sobre pautas de actuación para continuar en el aula en trabajo que se ha realizado individualmente con los alumnos.

f) Estudiar conjuntamente las estrategias didácticas más apropiadas a las necesidades de cada niño.

g) Elaborar programas de adaptaciones curriculares, u otros más específicos de atención o estimulación.

Además es imprescindible que, según las necesidades de cada momento, el profesor de P.T. se coordine con otros equipos y servicios como pueden ser:

EQUIPOS SOCIALES DE BASE: Para ofrecer o recibir información sobre aspectos referidos a necesidades básicas (hábitos, limpieza, alimentación, asistencia a clase...

CEFIRES: Solicitud de cursos de formación, demandar recursos didácticos o recabar información sobre legislación, metodología o cualquier aspecto referido al proceso de E/A de los alumnos.

ONCE: Recursos, materiales y personales en la atención a alumnos ciegos o deficientes visuales, formación del profesorado...

INSPECCIÓN EDUCATIVA: Para resolver problemas u obtener información y asesoramiento en general.

CENTROS DE SALUD: Para cubrir aspectos relativos a la atención sanitaria.

CENTROS ESPECÍFICOS: Para beneficiarse de la experiencia acumulada de los profesionales, así como de los materiales específicos de este tipo de centros. La colaboración Centro Ordinario - Centro Específico, deberá intensificarse en el caso de que existan alumnos beneficiándose de experiencias de escolarización combinada.

4. CONCLUSIÓN.

5. BIBLIOGRAFÍA.

    • Cortázar, A. El Profesor de Apoyo en la Escuela Ordinaria. En Coll, Palacios y Marchesi. Desarrollo Psicológico y Educación. Editorial Alianza. Madrid. 1990

    • MEC. Las Necesidades Educativas Especiales en la Reforma del Sistema Educativo. Madrid. 1990.

    • Fortes del Valle, M.C. Proyecto Docente. Cátedra de Bases Psicológicas de la Educación Especial. 1998. No Publicado. Por cortesía de la Autora.

    • Grau Rubio, C. Organización de la Educación Especial. 1998. Promolibro.

    • Heward, W. Niños excepcionales: una introducción a la Educación Especial. Prentice-Hall. 2000.

    • AA.VV. NEE y Adaptaciones Curriculares. Generalitat Valenciana. 1994.

6. LEGISLACIÓN

    • Ley 1/90 de 3 de octubre, de ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE).

    • Resolución de 27 de julio de 1997 de las Direcciones Generales de Centros, Ordenación y Innovación Educativa y de Personal, por las que se aprueban las Instrucciones para la Organización y Funcionamiento de los colegios de E.I y E.P

    • Decreto 233/97, del gobierno Valenciano, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico y Funcional de Centros de E.I y E.P.

    • Decreto 39/98 de 31 de marzo, del Gobierno Valenciano, de Ordenación de la Educación para la Atención del Alumnado con NEE.

    • R.D. 696/95 de ordenación de la educación del alumnado con NEE.

9