Madrid

Europa. España. Población. Clima. Hidrografía. Flora. Fauna. Comercio. Ciudad. Historia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 24 páginas
publicidad

Madrid, Comunidad de, comunidad autónoma española situada en el centro geográfico de la península Ibérica. Limita al norte y al oeste con Castilla y León y al este y sur con Castilla-La Mancha. Es la duodécima comunidad en extensión, con 8.028 km2. Madrid, la capital de la comunidad, lo es también de España.

Territorio y recursos

La Comunidad de Madrid se extiende desde el Sistema Central hasta el valle del Tajo, en una extensa y constante pendiente. Su parte norte está formada por sierras alineadas en dirección noreste-suroeste. En el extremo septentrional se sitúa la sierra de Somosierra, cuya máxima altitud están en el pico de La Cebollera (2.129 m). A continuación se halla la sierra de Guadarrama que contiene los picos más altos de la región: Peñalara (2.430 m), Hierro (2.383 m) y Maliciosa (2.227 m). La sierra de La Cabrera con la de Guadarrama forma un ángulo abierto hacia el este, creando el valle del río Lozoya. Los puertos de Guadarrama, Navacerrada y Somosierra, entre otros, comunican la región con la submeseta norte.

Clima

La Comunidad de Madrid tiene dos zonas claramente diferenciadas por su clima. La parte montañosa tiene inviernos fríos (temperaturas con promedios de 0 ºC en enero en Navacerrada) y veranos suaves (17 ºC en julio). El resto de la región posee un clima mediterráneo continentalizado con una temperatura cuyo promedio anual es de 14 ºC, con inviernos relativamente fríos y veranos con máximas elevadas y una temperatura en el mes más cálido entre 24 ºC y 25 ºC de promedio. Las precipitaciones son escasas, oscilando de 350 a 600 mm, siendo mayores en las montañas que en las zonas llanas.

Hidrografía

Al sur de las sierras se extiende una llanura ondulada surcada por el río Tajo en su extremo sur. Los afluentes de este río en la Comunidad son: el Alberche, el Guadarrama y el Jarama, que recibe las aguas del Manzanares, del Guadalix, del Lozoya, del Henares y del Tajuña.

Flora y fauna

La vegetación es de tipo mediterráneo (encina, coscoja, madroño, romero y tomillo, entre otras especies), aunque en alturas superiores a 1.200 m crece el pino silvestre, el roble, el castaño y el acebo. En las cumbres hay prados naturales y enebros. Caso excepcional es el hayedo de Montejo de la Sierra, el más meridional de la península Ibérica. La fauna en la zona montañosa está protegida, encontrándose algunos corzos, ciervos, gamos, buitres negros y pocas águilas imperiales. En las zonas llanas no urbanizadas tenemos las variedades habituales del resto de la península: conejos, tordos, perdices y codornices entre otras.

Economía

En la región predomina el sector de los servicios (75,7% del PIB), seguido por la industria, incluida en ésta la construcción (24% del PIB), y una agricultura y ganadería de muy poca importancia. Los cultivos son en su mayoría de secano, si exceptuamos las vegas de los ríos, en especial la de Aranjuez. La ganadería no satisface las necesidades regionales pese a tener una cabaña de 166.000 cabezas de ovino y 48.000 de bovino. La explotación forestal se desarrolla sobre todo en la sierra de Guadarrama, en la que se obtiene madera de pino en cantidades poco importantes.

La industria ha crecido mucho en los últimos treinta años; se localiza en torno a las vías de acceso a la capital. Los sectores más destacados son la metalurgia, la química, la alimentación, las artes gráficas y la construcción. La aportación regional al sector industrial español es muy destacada, ya que se trata de la segunda comunidad española, después de Cataluña, en producción industrial y en número de personas ocupadas en el sector.

Comunicaciones y comercio

El comercio y los servicios constituyen las principales actividades económicas ya que ocupan a más de dos tercios de la población activa. El comercio se ha desarrollado mucho con la creación de cadenas de grandes superficies que están situadas en toda la aglomeración urbana. Hay también un pequeño comercio muy variado con ramas especializadas o de productos de alta calidad. Los servicios públicos (transportes, enseñanza y sanidad) son muy importantes para atender la demanda de una población tan numerosa. La actividad turística es muy destacada por la fuerte atracción que ejerce la capital. La Comunidad dispone de 3.724 negocios turísticos (634 son hoteles) por los que pasan dos millones y medio de viajeros al año.

Por su condición de doble capitalidad, la ciudad de Madrid agrupa el mayor contingente de funcionarios públicos y es sede de las principales entidades financieras y empresariales del país.

Madrid es el centro de un sistema radial de redes de comunicación, tanto por ferrocarril, como por carretera. De la capital parten seis carreteras nacionales que enlazan Irún, Barcelona, Valencia, Cádiz, Extremadura y La Coruña; además, existe otra (muy transitada) que la une con Toledo. Todas ellas se han convertido en autovías o autopistas, lo que proporciona a la región una excelente infraestructura viaria. El problema de la disposición radial que obliga a pasar por la capital en cualquier trayecto interregional, se está solucionando con la construcción de cinturones periféricos como la autopista M-40, ya casi finalizados.

Madrid es punto de llegada de trenes procedentes de toda España. La estación de Atocha recibe al tren AVE (alta velocidad española) que enlaza Sevilla con la capital en algo más de dos horas. Las comunicaciones regionales se han modernizado mucho a través de una importante red de líneas férreas de cercanías que transporta cientos de miles de viajeros diarios. El aeropuerto de Madrid-Barajas es el de mayor tráfico regular de toda España.

Población

La población de la actual Comunidad de Madrid era, en 1930, de 1.383.951 habitantes; en 1950 pasó a 1.926.311 habitantes y en 1970 a 3.792.561 habitantes. En 1995, alcanzó la cifra de 5.181.659 habitantes. A la vista de esta evolución, se observa un vertiginoso crecimiento debido, fundamentalmente, a la ola inmigratoria de las cuatro últimas décadas. La población se distribuye en el territorio de manera muy desigual: hay una gran concentración en la capital y su área metropolitana, en la que viven el 92% de los habitantes de la Comunidad. La densidad de población es de 627 hab/km2, la más alta de España.

División administrativa y principales ciudades

La Comunidad de Madrid es uniprovincial, por lo que no se ha establecido una división administrativa interior. Sin embargo, existen unas comarcas naturales con rasgos peculiares: la sierra de Madrid, dedicada fundamentalmente a servir de zona de segunda residencia, cuenta con poblaciones pequeñas pero que contienen numerosas urbanizaciones habitadas en periodos vacacionales o de fin de semana. En los llanos de Madrid y en la vega del Henares se encuentra la mayor parte de la población; además de la capital, Madrid, que tiene (según estimaciones para 1995) 3.029.734 habitantes, se encuentran las poblaciones de: Alcorcón (143.532 habitantes), Leganés (178.321), Fuenlabrada (160.573), Getafe (144.662), Móstoles (199.411), Coslada (79.084), Torrejón de Ardoz (88.224), Alcobendas (85.446) y Alcalá de Henares (166.925 habitantes). Por último, las vegas del Jarama, del Tajo y del Tajuña tienen poblaciones mucho más pequeñas, entre las que destacan Arganda del Rey (29.007 habitantes) y Aranjuez (39.417 habitantes).

Instituciones de gobierno

La provincia de Madrid formaba parte de Castilla la Nueva. Con la nueva organización territorial del Estado, se dudó en un principio si englobarla en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha y crear un estatuto especial dentro de esta región. Los parlamentarios de la provincia decidieron, en 1981, la creación de una comunidad autónoma cuyos límites correspondían a los provinciales. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid fue aprobado el 25 de febrero de 1983. La Comunidad absorbió las funciones de la Diputación Provincial y adquirió otras. El Estatuto creó las siguientes instituciones: la Asamblea de Madrid, órgano legislativo, el Consejo de Gobierno, órgano ejecutivo, y la Presidencia de la Comunidad, que lo es también del Consejo.

La bandera regional es de color rojo con siete estrellas blancas de cinco puntas, ordenadas en dos hileras (cuatro arriba y tres abajo). El escudo está formado por dos castillos sobre fondo rojo, sobre los que están las siete estrellas. En la parte superior, en color amarillo, se sitúa la corona real.

Manifestaciones culturales y artísticas

Madrid es la comunidad con más estudiantes universitarios de toda España. Tiene seis universidades públicas, (entre ellas la Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED) y tres universidades privadas de reciente fundación. La actividad universitaria y la que proporcionan diversas instituciones, tanto oficiales, como pertenecientes a fundaciones privadas permiten el desarrollo de una intensa vida cultural.

Folclore

Al ser una zona de tradicional inmigración, gran parte de las manifestaciones folclóricas son importadas o de reciente creación. La actividad lúdica que puede considerarse común a casi todas las poblaciones de la región es la fiesta de los toros, en sus diversas variedades.

Gastronomía

La gastronomía tradicional está muy influida por las regiones limítrofes, especialmente por Castilla-La Mancha, aunque el cocido y los callos de cerdo son considerados platos regionales.

Arte

La capital de Madrid reúne las mejores colecciones de pintura de toda España, además de otros destacados monumentos. En el resto de la región destacan edificaciones de estilo gótico, como el monasterio del Paular y el castillo de Buitrago de Lozoya. Del siglo XVI son el monasterio del Escorial y la Universidad de Alcalá de Henares. Bellos palacios reales del siglo XVIII son el de Aranjuez, el de La Granja de San Ildefonso, el de Riofrío y el del Pardo. Monumentos destacados son también el Hospital de Ciempozuelos y la Cruz de los Caídos.

Historia

La provincia de Madrid, antecedente inmediato de la actual comunidad autónoma, se fue configurando como zona de influencia de la corte a partir del siglo XVI. En el siglo XVIII se creó ya una provincia de menor extensión que la actual. En 1799 se le añadió Alcalá de Henares y su zona de influencia y los sitios reales que, hasta entonces, no estaban integrados en ninguna demarcación territorial. José Bonaparte creó el llamado departamento de Manzanares en 1809 al que, un año después, se le llamó prefectura de Madrid. Con la división provincial de 1833 se establecieron los límites provinciales que han llegado hasta la actualidad, incorporándose municipios que dependían de Guadalajara (Buitrago), de Segovia (valle del Lozoya) y otros de Toledo y Ávila.

El actual territorio regional fue una zona de poblamientos paleolíticos y neolíticos de no demasiada entidad que se sitúan en las riberas de los ríos Henares y Manzanares. La dominación romana no dejó importantes vestigios, tan sólo hay elementos que nos dan idea de ser zona de tránsito, como el puente romano de Cercedilla, fragmentos de calzadas y otros yacimientos en Villaverde Bajo. Tampoco fue significativa la presencia visigótica, aunque hay algunos restos como los yacimientos funerarios en Daganzo. Tanto en esta época como en los siglos siguientes, la zona dependía comercial y políticamente de Toledo. En esta época el núcleo más destacado fue Alcalá de Henares (Complutum) que era sede episcopal. Los musulmanes, para defender mejor Toledo, construyeron algunos castillos y muchos torreones de vigía que controlaban las rutas de Toledo a Alcalá y Medinaceli.

La conquista por los cristianos se produjo a finales del siglo XI, dirigida por el rey castellano Alfonso VI. Se constituyó la ciudad de Madrid como plaza militar y fue usada, durante todo el resto de la edad media, como centro de caza para los monarcas. A partir del siglo XVI, la ciudad de Madrid fue sede de la corte; al principio eventualmente, y a partir de Felipe III de manera permanente. Esta función la fue transformando en una ciudad populosa y repleta de edificios importantes. El resto de las poblaciones de la actual comunidad autónoma eran pequeñas a excepción de Alcalá de Henares que se convirtió en una ciudad universitaria en el año 1508; la Universidad Complutense se trasladó a Madrid a principios del XIX, siendo muy destacada su influencia, ya que en su famoso colegio de San Ildefonso se formaron muchos obispos y altos funcionarios que ocuparon puestos importantes en la administración de la Corona.

Durante el siglo XVIII y XIX la capital ejerció un papel de centro político y social que eclipsó el desarrollo de las demás poblaciones de la actual región. Durante el siglo XX el cinturón industrial de Madrid ha cobrado importancia y en las grandes ciudades del entorno de la capital se ha creado una dinámica propia que se puso de manifiesto en las luchas obreras de los últimos años del franquismo.

Municipios de Madrid

Datos de población, según la rectificación del padrón municipal de habitantes, a 1 de enero de 1995:


Acebeda, La, 53 hab

Ajalvir, 1.630 hab

Alameda del Valle, 167 hab

Alamo, El, 3.816 hab

Alcalá de Henares, 166.925 hab

Alcobendas, 85.466 hab

Alcorcón, 143.532 hab

Aldea del Fresno, 1.286 hab

Algete, 12.711 hab

Alpedrete, 4.757 hab

Ambite, 299 hab

Anchuelo, 565 hab

Aranjuez, 39.417 hab

Arganda del Rey, 29.007 hab

Arroyomolinos, 2.203 hab

Atazar, El, 101 hab

Batres, 614 hab

Becerril de la Sierra, 2.548 hab

Belmonte de Tajo, 1.161 hab

Berrueco, El, 335 hab

Berzosa del Lozoya, 108 hab

Boadilla del Monte, 18.450 hab

Boalo, El, 2.287 hab

Braojos, 141 hab

Brea de Tajo, 495 hab

Brunete, 3.309 hab

Buitrago del Lozoya, 1.391 hab

Bustarviejo, 1.334 hab

Cabanillas de la Sierra, 387 hab

Cabrera, La, 1.259 hab

Cadalso de los Vidrios, 2.192 hab

Camarma de Esteruelas, 2.039 hab

Campo Real, 2.357 hab

Canencia, 446 hab

Carabaña, 1.125 hab

Casarrubuelos, 592 hab

Cenicientos, 1.865 hab

Cercedilla, 4.746 hab

Cervera de Buitrago, 102 hab

Ciempozuelos, 12.192 hab

Cobeña, 1.662 hab

Colmenar de Oreja, 5.439 hab

Colmenar del Arroyo, 771 hab

Colmenar Viejo, 28.114 hab

Colmenarejo, 3.071 hab

Collado Mediano, 3.476 hab

Collado Villalba, 36.031 hab

Corpa, 375 hab

Coslada, 79.084 hab

Cubas de la Sagra, 1.142 hab

Chapinería, 1.086 hab

Chinchón, 4.186 hab

Daganzo de Arriba, 2.090 hab

Escorial, El, 9.143 hab

Estremera, 1.092 hab

Fresnedillas de la Oliva, 584 hab

Fresno de Torote, 469 hab

Fuenlabrada, 160.573 hab

Fuente el Saz de Jarama, 3.053 hab

Fuentidueña de Tajo, 1.388 hab

Galapagar, 15.434 hab

Garganta de los Montes, 322 hab

Gargantilla del Lozoya, 217 hab

Gascones, 108 hab

Getafe, 144.662 hab

Griñón, 3.550 hab

Guadalix de la Sierra, 2.327 hab

Guadarrama, 7.796 hab

Hiruela, La, 58 hab

Horcajo de la Sierra, 121 hab

Horcajuelo de la Sierra, 86 hab

Hoyo de Manzanares, 4.484 hab

Humanes de Madrid, 8.910 hab

Leganés, 178.321 hab

Loeches, 2.486 hab

Lozoya, 434 hab

Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias, 643 hab

Madarcos, 30 hab

Madrid, 3.029.734 hab

Majadahonda, 38.852 hab

Manzanares el Real, 2.941 hab

Meco, 4.133 hab

Mejorada del Campo, 15.302 hab

Miraflores de la Sierra, 3.253 hab

Molar, El, 3.470 hab

Molinos, Los, 2.842 hab

Montejo de la Sierra, 276 hab

Moraleja de Enmedio, 1.904 hab

Moralzarzal, 3.221 hab

Morata de Tajuña, 5.331 hab

Móstoles, 199.411 hab

Navacerrada, 1.712 hab

Navalafuente, 385 hab

Navalagamella, 784 hab

Navalcarnero, 11.469 hab

Navarredonda, 107 hab

Navas del Rey, 1.351 hab

Nuevo Baztán, 1.826 hab

Olmeda de las Fuentes, 149 hab

Orusco de Tajuña, 642 hab

Paracuellos de Jarama, 5.484 hab

Parla, 72.788 hab

Patones, 352 hab

Pedrezuela, 1.045 hab

Pelayos de la Presa, 1.143 hab

Perales de Tajuña, 2.047 hab

Pezuela de las Torres, 523 hab

Pinilla del Valle, 176 hab

Pinto, 24.881 hab

Piñuécar, 152 hab

Pozuelo de Alarcón, 57.780 hab

Pozuelo del Rey, 240 hab

Prádena del Rincón, 115 hab

Puebla de la Sierra, 68 hab

Puentes Viejas, 426 hab

Quijorna, 788 hab

Rascafría, 1.431 hab

Redueña, 143 hab

Ribatejada, 305 hab

Rivas-Vaciamadrid, 20.977 hab

Robledillo de la Jara, 100 hab

Robledo de Chavela, 2.079 hab

Robregordo, 96 hab

Rozas de Madrid, Las, 45.888 hab

Rozas de Puerto Real, 336 hab

San Agustín de Guadalix, 4.669 hab

San Fernando de Henares, 28.906 hab

San Lorenzo de El Escorial, 10.545 hab

San Martín de la Vega, 8.644 hab

San Martín de Valdeiglesias, 5.835 hab

San Sebastián de los Reyes, 57.747 hab

Santa María de la Alameda, 717 hab

Santorcaz, 545 hab

Santos de la Humosa, Los, 949 hab

Serna del Monte, La, 105 hab

Serranillos del Valle, 670 hab

Sevilla la Nueva, 2.167 hab

Somosierra, 105 hab

Soto del Real, 3.562 hab

Talamanca de Jarama, 1.287 hab

Tielmes, 2. 005 hab

Titulcia, 908 hab

Torrejón de Ardoz, 88.224 hab

Torrejón de la Calzada, 2.566 hab

Torrejón de Velasco, 1.604 hab

Torrelaguna, 2.696 hab

Torrelodones, 10.080 hab

Torremocha de Jarama, 302 hab

Torres de la Alameda, 3.777 hab

Tres Cantos, 24.555 hab

Valdaracete, 692 hab

Valdeavero, 546 hab

Valdelaguna, 541 hab

Valdemanco, 503 hab

Valdemaqueda, 547 hab

Valdemorillo, 3.989 hab

Valdemoro, 21.023 hab

Valdeolmos, 1.523 hab

Valdepiélagos, 326 hab

Valdetorres de Jarama, 1.445 hab

Valdilecha, 1.822 hab

Valverde de Alcalá, 276 hab

Velilla de San Antonio, 3.758 hab

Vellón, El, 990 hab

Venturada, 477 hab

Villa del Prado, 3.702 hab

Villaconejos, 2.916 hab

Villalbilla, 2.998 hab

Villamanrique de Tajo, 594 hab

Villamanta, 1.438 hab

Villamantilla, 324 hab

Villanueva de la Cañada, 6.713 hab

Villanueva de Perales, 421 hab

Villanueva del Pardillo, 2.598 hab

Villar del Olmo, 802 hab

Villarejo de Salvanés, 5.263 hab

Villaviciosa de Odón, 16.427 hab

Villavieja del Lozoya, 165 hab

Zarzalejo, 984 hab


Madrid, capital de España y de la Comunidad de Madrid. Está situada a pocos kilómetros del centro geográfico de la península Ibérica, junto al río Manzanares. La parte norte de la ciudad, Fuencarral, está a 736 m de altura y los barrios de la zona sur a 650 m. Su clima es del tipo mediterráneo continentalizado, con una temperatura cuyo promedio anual es de 13 ºC, aunque con una gran amplitud térmica: en verano se producen máximas que sobrepasan, en ocasiones, los 40 ºC, mientras que en el mes de enero desciende hasta los 5 ºC de promedio. Las precipitaciones son escasas (450 mm) con máximos en otoño y primavera.

Tan sólo el 46,6% de sus habitantes han nacido en la ciudad, lo que da una idea del tipo de crecimiento que se ha vivido en los últimos cuarenta años: una extraordinaria inmigración que ha condicionado muchos aspectos de la vida ciudadana.

Descripción de la ciudad

El actual casco antiguo de Madrid corresponde al recinto que amuralló Felipe IV, que coincide con las actuales rondas de Segovia, Toledo, Valencia y Atocha, y sigue junto al Retiro y las calles de Santa Bárbara, Fuencarral, Conde Duque y San Bernardo. En esta zona se han producido pocas transformaciones urbanísticas, la más destacada fue la construcción de la Gran Vía, finalizada en 1930. Del siglo XVIII datan amplios paseos como el de las Acacias, Recoletos, El Prado, Delicias y el parque del Buen Retiro. En el siglo XIX se derribó la muralla y se planificó un importante ensanche: el barrio de Salamanca, y en la zona noroeste el de Argüelles y Pozas. A principios del siglo XX surgieron los primeros barrios relativamente alejados del centro: Moncloa, Ciudad Lineal y Tetuán. Durante la II República se construyó la Ciudad Universitaria y se potenció el paseo de la Castellana al situar allí los Nuevos Ministerios. El gran crecimiento de la ciudad se ha producido en los últimos treinta años, con la creación de nuevos barrios que han superado extensamente la construcción del tercer cinturón (autopista M-30). Actualmente la ciudad se está ampliando, sobre todo, hacia el oeste y el sur. Todo ello ha hecho necesaria la construcción de un nuevo cinturón (autopista M-40) que supone la delimitación del nuevo perímetro urbano.

La función administrativa y comercial son las principales actividades económicas de la ciudad. Madrid es sede del gobierno y, por lo tanto, de las principales unidades administrativas del Estado. Se dan todo tipo de actividades comerciales: la minorista especializada, los grandes almacenes y al por mayor. Tiene importancia la actividad financiera, al ser sede de las principales entidades bancarias y poseer la primera bolsa de valores del país. Su función residencial es evidente, pese a que en los últimos años algunos de sus habitantes están fijando su domicilio en municipios cercanos. Madrid es un gran centro de actividad cultural, sede de numerosas instituciones de este tipo y lugar de realización de numerosos eventos artísticos y congresos científicos. Destaca su función educativa, ya que posee facultades y escuelas universitarias de casi todas las carreras. Es centro de un incesante flujo turístico que propicia un potente sector hostelero y de restauración. A todo ello hay que añadir su actividad industrial y artesanal.

Madrid cuenta con numerosos monumentos importantes, entre los que destaca el Palacio Real. Tiene iglesias como la de San Isidro, la de San Francisco el Grande, la de San Jerónimo el Real, las Salesas Reales y la de las Calatravas; conventos como el de las Descalzas Reales o el de la Encarnación; edificios civiles como las puertas de Alcalá y de Toledo, el edificio del Ayuntamiento o la impresionante Plaza Mayor. Pero son los museos lo que más atrae a visitantes de todos los lugares: el Museo del Prado, considerado como una de las tres grandes pinacotecas del mundo, la colección Thyssen-Bornemisza en el palacio de Villahermosa y el Centro Nacional de Arte Reina Sofía.

Historia

La fundación de la ciudad es poco conocida. Se sabe que en la época romana ya existía un pequeño núcleo. Los musulmanes edificaron una fortaleza a la que denominaron Magerit, palabra de la que procede su posterior denominación. Alfonso VI ocupó el lugar en 1083 y transformó la mezquita situada junto a los graneros (almudaina) de la villa en una iglesia dedicada a la Virgen de la Almudena.

Durante la edad media su población no superaba los 3.000 habitantes. En el año 1268 una epidemia la dejó casi deshabitada. A partir del siglo XV los monarcas fijaron la corte en la ciudad en estancias intermitentes. Esta circunstancia impulsó el crecimiento de su población pasando a casi 20.000 habitantes. En 1561 Felipe II fijó en ella su corte, lo que supuso la construcción de numerosos palacios y edificios públicos. Pero fue Felipe III quién consolidó definitivamente la ciudad como sede del gobierno de la Corona. La población ascendía a principios del siglo XVII a más de 80.000 habitantes.

Fueron los Borbones, en especial Carlos III, quien dio a la villa y corte su mayor esplendor con la ampliación de su perímetro, la creación de paseos y numerosos monumentos, de los que destaca el Palacio Real.

En la guerra de la Independencia la ciudad mostró su oposición al cambio de dinastía y se amotinó contra los franceses en la célebre jornada del 2 de mayo. El siglo XIX tuvo a Madrid como el principal escenario de toda la política española. La posición de la ciudad fue determinante en todos los cambios políticos que se produjeron. El símbolo que supone el control de la capital como expresión del control del Estado hizo que en la Guerra Civil se convirtiera en el principal objetivo militar de las tropas franquistas. A partir de 1983 Madrid se ha convertido en la capital de una comunidad autónoma, la Comunidad de Madrid, que engloba a la antigua provincia de Madrid, lo que le ha añadido nuevas funciones políticas y administrativas y, al tiempo, un nuevo signo de identificación. Madrid tenía en 1995, 3.029.734 habitantes, 145.000 menos que a principios de la década de 1980.

Madrid