Luxación de hombro

Fisioterapia. Lesiones. Valoración. Tratamiento. Glenohumeral. Patologías. Tratamiento. Traumatismos

  • Enviado por: Petalo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
PREICFES Saber 11 Lectura Crítica Versión 2014
PREICFES Saber 11 Lectura Crítica Versión 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

Geometría Analítica
Geometría Analítica
En el curso de Geometría Analítica aprenderás los fundamentos de esta rama de las...
Ver más información

publicidad

TEMA 12

LUXACION GLENOHUMERAL

Esta patología del hombro, es la salida de la cabeza del humero de la cavidad glenoidea.

Su incidencia es del 40 - 60% y tiene una gran importancia porque afecta a la inestabilidad de dicha articulación.

Tiene dos recidivas (posibilidad de que tras terminar el tratamiento, vuelva a surgir dicha luxación):

  • Traumáticas: no son muy comunes en esta articulación.

  • Traumáticas: se dan en casi el 100% de los casos con las siguientes complicaciones mas frecuentes:

    • Fractura de troquiter.

    • Rotura del manguito de los rotadores, sobre todo el supraespinoso.

    • Fractura del cuello del humero.

    • Fractura de la escápula.

    • Lesiones nerviosas y vasculares, debido a que cuando el humero se sale es fácil que comprima un nervio o vaso.

Las lesiones que se producen cuando se rompen los ligamentos anteriores del hombro, colocan la cabeza del humero anterior y ligeramente inferior a la articulación.

La evolución de esta lesión puede ser aguda o habitual, crónica o inveterada (luxación mal tratada).

• Clínica:

La luxación de hombro se produce con las misma frecuencia en personas mayores o menores a los 45 años, lo que las diferencia son las consecuencias, ya que generalmente, las personas con menos de esta edad suelen ser deportistas, mientras que los que superan los 45 suelen llevar una vida mas sedentaria.

La caída coloca al hombro en 20 - 30 grados de adducción y en rotación externa. También provoca una gran deformidad anatómica llamada “ hombro en charretera” y a la palpación se aprecia un gran vació debajo del acromion donde se hunden los dedos. Y todo ello, por supuesto, que limita la movilidad notablemente.

• Recidivante:

Una vez colocado el hombro, la inmovilización debe ser para los jóvenes prolongada, de 4 semanas, así nos aseguramos que los ligamentos están sanos y evitamos luxaciones recidivantes.

Para las personas mayores será de mínimo 2 semanas y como máximo de 3, ya que a partir de cierta edad se tiende a la rigidez articular, lo cual dificultaría la recuperación de la movilidad.

Frecuencia de esta clase de luxaciones:

  • 85 % dentro del primer año.

  • 10 % entre el primero y el segundo año.

  • 5 % entre el tercero y sexto, a partir de este año, si vuelve a lesionarse se considera ya, como una nueva luxación.

Cuando los ligamentos han cicatrizado ,se vuelven muy laxos, por ello se usan técnicas quirúrgicas que tensen las articulación anterior y refuercen la cápsula y las estructuras implicadas.