Luna de lobos; Julio LLamazares

Literatura española contemporánea. Narrativa actual. Novela postfranquista. Argumento. Biografía. Personajes

  • Enviado por: Calle17com
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN

Ángel, Ramiro, Gildo y Juan pertenecen al bando republicano. Por la cordillera Cantábrica escapan de los nacionalistas que diariamente registran valles y montañas para reclutarlos en las filas del ejército nacionalista de Franco.

Los cuatro hombres se dirijen a la provincia leonesa y avanzan durante la noche cruzando los frondosos bosques y los profundos valles evitando ser vistos. Una noche avistan una casa en medio de un valle, la cual deciden asaltar para refugiarse en ella a causa del gélido frío.

Días después, llegan a su destino. Los cuatro observan su pueblo, La Llánava, desde la parte más alta del valle. Ramiro, divisa con unos prismáticos a su hermana Juana, que esta pastando el ganado. Ángel baja a hablar con ella para hacerle saber que han llegado al valle y decirle que están bien; ella le cuenta que se han llevaod a su padre ( el de Ángel) al cuartel y aún no saben nada de él. Ángel se queda en La Llánava esperando nitcias de su padre mientras que los otros tres suben a las colinas a refugiarse.

Al día siguiente Ángel se encuentra con su padre, el cual le aconseja que no baje la guardia porque los guardias franquistas están registrando continuamente los valles y le da dinero.

Con el dinero del padre de Ángel, los cuatro hombres compran alimentos para sobrevivir y se refugian en una mina abandonada y cerca de ella, Juana, les deja comida.

Más tarde tienen que abandonar esa mina ya que han sido descubiertos, por lo cual buscan otro refugio, este es una cueva medio cubierta de ramas y hojas que, con unos prismáticos, dominan el valle entero, pudiendo así vigilar tranquilamente.

Un día, Juan, el menor de los cuatro decide bajar al pueblo para encontrase con su madre. Ramiro insiste en decirle que no vaya solo ya que es peligroso, pero, Juan decide ir solo finalmente. Pasada la noche ven que Juan no ha vuelto y preocupados deciden ir al pueblo en su búsqueda, pero, no podrán hacerlo hasta que llegue la noche. Una vez en el pueblo hablan con el molinero, este les dice que Juan no ha llegado a casa, ellos se temen lo peor. De vuelta a la cueva son sorprendidos por unos cuatro guardias franquistas que rastreaban la zona, estos empiezan a disparar y Ángel queda herido, pero logran escapar sin que los arresten.

Sobreviven a los fríos inviernos gracias a la pesca, a los familiares que les acercan comida y algun que otro pequeño robo. Ángel suele bajar a visitar a su padre y a su hermana, también visita a una amiga llamada María mientras que los soldados de Franco siguen amenazando y apaleando a los familiares de los fugitivos.

El asunto se pone difícil cuando Ángel, por defensa propia mata a un hombre en un intento de robo en la tienda del pueblo. Los tres planean marcharse a Francia. El jefe del apeadero, amigo del padre de Gildo, les podría ayudar ya que tenía contactos con personas que les facilitarian el viaje. Gildo no estaba de acuerdo ya que no quería abandonar a los suyos, pero necesitan el dinero para pagar el viaje con lo qual secuestran al jefe de la mina donde Ramiro trabajaba para que la mujer del jefe pague el rescate al precio de lo que ellos necesitan. Ramiro advierte a la mujer que no avise a la Guardia Civil ya que si lo hace deberá matar a su marido.

La mujer sin tomar en serio las advertencias de Ramiro llama a las autoridades, las cuales abren fuego en el encuentro acordado para la entrega del dinero produciendo un tiroteo donde Gildo muere. Ramiro cumple con su palabra, mata al jefe y escapan los dos.

Al cabo de unos días descubren el enigma de la desaparación de Juan, fue el cura del pueblo, Don Manuel al que acudió Juan herido pidiendo cobijo, el cura entregó al muchacho a los guardias que más tarde lo mataron. El cura les enseñó, temeroso y asustado, el lugar dónde yacía el cuerpo del ya difunto Juan. Ramiro optó por perdonarle la vida.

Ya que el último plan de huida fracasó, lo intentan nuevamente con un hombre llamado el “ Francés”. Son guiados hasta un caserio donde vive un matrimonio que ayuda los huidos a escapar del país. El hombre que los guió los deja en el caserio y se marcha con su caballo, que más tarde vuelve solo sin su dueño. Asustados, Ángel y Ramiro se esconden ya que la vista de los guardias es inminente. La mujer despista a los guardias mientras Ángel y Ramiro se esconden en una cuadra en la que hay varias vacas con las cuales provocan una estampida para despistar a los guardias y ellos así escapar sanos y salvos.

Días después Ramiro se hiere cortándose con una lata, la herida se infecta y Ángel decide llevarle a un médico para que pueda curarlo. Ángel deja a Ramiro en un invernal de una amiga suyta mientras él va a buscar al médico, cuando vuelve al invernal lo ve rodeado de guardias y en llamas. Más tarde se oyen unos disparos y la casa se derrumba, descartando así todas las esperanzas de Ángel de encontrar a los suyos con vida.

Ángel, ya solo sin sus otros compañeros, sigue viviendo en la cueva. Baja al pueblo a menudo a busar comida, ropa y todo lo que pueda. Llegan las fiestas del pueblo y decide bajar. Allí encuentra a toda esa gente de toda la vida y puede sentirse uno de ellos una vez más. Le anuncian que su hermana se ha casado y que su padre se está muriendo. Él quiere ir a ver su padre para darle su último adiós pero la casa está custiodada por los guardias. Sin miedo entra por la puerta principal de la casa como si fuera uno más del pueblo, al día siguiente su padre muere.

Días después, va a visitar a la viuda de Gildo, Lina, la cual le presta cobijo parqa resguardarse del frío. Después vuelve a la cueva, pero con una amrga sorpresa, los guardias estan quemándole el refugio, los guardias lo persiguen pero consigue escapar. Continua andando durante dos noches por los bosques y valles ya nevados por la llegada del invierno y decide bajar para refugiarse en su casa, exactamente en una fosa que Pedro, el marido de su hermana, había construido en la cuadra. Después de todo lo que pasaba en casa, las humillaciones y palizas que daban a Juana por culpa de él, piensa que lo mejor es salir de España así que coje un tren y se marcha a una tierra desconocida y lejana donde espera vivir en paz.

PERSONAJES

Ángel:

Es el protagonista, tímido, fuerte y resitente. Lucha por sobrevivir junto a los suyos. Siempre motivado para salir de las circumstancias en las que se ven implicados. No exterioriza sus sentimientos y es el que sufre más en la historia.

Ramiro:

Con un brazo amputado y con la edad más alta de todos es el que organiza todas las acciones del grupo. Su inteligencia y su experiencia le hacen ser el cabecilla del grupo.

Gildo:

Es el encargado de cumplir las acciones más difíciles. EL es el quecaza, el que mata, y se puede intuir que es un hombre de grandes dimensiones, fuerte y que impone respecto.

Juan:

Hermano de Ramiro, es el más pequeño del grupo con diecisiete años. NO esta muy bien descrito en la obra ya que muerte es la primera.

Juana:

Es la primera mano de contacto del grupo con el pueblo. Ella es la hermana de Ángel y se preocupa por él. Sufrirá las consecuencias de la huida de Ángel.

Padre de Ángel:

Es un hombre de avanzada edad el cual ha sufrido la guerra y esta fisicamente débil.

Lina:

El único personaje que no abandona a los cuatro hombres. Es la mujer de Gildo, muy trabajadora que siempre intenta trabajar lo máximo para poder llevar comida a casa. Más tarde quedará viuda por culpa de los nacionales que matan a su marido en un tiroteo.

Pedro:

Es el cuñado de Ángel. Es un hombre ejemplar y noble que cuida de su mujer, Juana, y nunca delata a Ángel.

QUE TE LLAMA LA ATENCIÓN?

Me llama la atención la gran capcidad de transportarte a ésa época, hace intriducirte en la piel de los cuatro hombres que luchan por la supervivéncia en esas montañas frías e incomunicadas y hace que sientas el miedo de la cercanía de los guardias franquistas al refugio.

A parte de las sensaciones causadas por el miedo, también parece que estés viendo el medio natural donde ocurre la historia, la descripción del entorno es excelente y algunos detalles se agradecen sin hacerse pesados.

OPINIÓN PERSONAL

Me encantan las novelas en las que los personajes viven aventuras, riesgo, en las que luchan por alguna cosa, averiguan mediante otras personas que les dan pistas.

Al principio la encontraba un poco pesada pero a raíz que va centrándose en el tema general, me atrapa. Cuando una novela como esta, te lleva a la época en la que esta ambientada no puedo dejarla. Lo mismo me pasó con el “ Diario de Anna Frank”, temas parecidos, en los que los protagonistas y los no protagonistas luchan y resisten para no ser descubiertos.

En general me ha gustado. Siempre me han gustado las novelas que hablan de la historia de un pais en las que generaciones anteriores luchaban para poder existir en un futuro.

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Poeta y novelista español, nacido en Vegamián, León, España, el 28 de marzo de 1955. Hijo de un maestro de escuela, se licenció en Derecho y Periodismo.

'Luna de lobos; Julio LLamazares'
Se inició muy joven en la poesía. En un principio perteneció al grupo poético Barro y, más tarde, fue fundador del grupo Cuadernos Leonés de Poesía. Sus poemas, publicados con frecuencia en revistas literarias, han sido recogidos en antologías: Las voces y los ecos y Poesía épica española.

Premio Nacional de Poesía Universitaria en 1976, su primer libro de poesías La lentitud de los bueyes, fue galardonado con el premio Antonio González de Lama, correspondiente a 1978. En abril de 1982 obtuvo el IV premio de Poesía Jorge Guillén, en lengua castellana, concedido por el Consejo General de Castilla y León, por su obra Memoria de la nieve, publicada en enero de 1983.

Becado por el Ministerio de Cultura, en 1983, escribió su primera novela Luna de Lobos. Además, en diciembre de ese mismo año recibió el premio Icaro de Literatura, que le fue concedido por Diario 16. Por esas fechas trabajaba sobre sus obras Ríos arriba y Retrato de bañista. La idea para esta última surgió a raíz del rodaje de una película en su pueblo natal, aprovechando el descenso de las aguas del pantano, y en ella recoge una visión de su infancia.

Su novela Luna de Lobos fue finalista en el Premio Nacional de Literatura en 1986. Esta sirvió de base para la realización de la versión cinematográfica de igual nombre dirigida en 1986 por Julio Sánchez Valdez, que contó en el reparto con Antonio Resines, y en octubre de 1988 recibió el premio Ardilla (L'Ecureil) en el II Salón del Libro de Burdeos, en Francia.

En marzo de 1988 publicó una nueva novela titulada La lluvia amarilla basada en el pensamiento fantasmagórico del último habitante de un pueblo abandonado. Traducida a varios idiomas, entre ellos: francés, portugués, holandés y danés, fue finalista, en mayo de 1989, al Premio Nacional de Literatura, en la modalidad de Narrativa. Dos años después, ésta fue adaptada por la compañía holandesa de danza contemporánea Reflex, quien la puso en escena a finales de mayo de 1991.

En 1988 preparó un libro de viajes titulado El río del olvido, a propósito de un viaje que había realizado a pie por el río leonés Curueño durante el verano de 1981.

Siendo finalmente publicado en enero de 1990. En este último año preparó un libro de viajes por el norte de Portugal, y que llevaría por título Un viaje portugués.

En la 50 edición de la revista literaria El urogallo, de julio de 1990, aparecía una crónica viajera suya por Bagdad y Basora, titulada Paisaje después de la batalla. Meses después, en diciembre de 1990, fue uno de los candidatos al Premio Miguel de Cervantes.

Además de los premios ya mencionados, a finales de 1988 le fue concedido el Libro de Oro, que concede la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), por sus aportaciones innovadoras a la novela y poesía española contemporánea. Y el 28 de febrero de 1992, le fue concedido el premio de Periodismo de El Correo Español-El Pueblo Vasco, por su artículo El mapa de España. Euskadi. Seis paisajes vascos, aparecido en el diario El País en agosto de 1991.

Julio Alonso Llamazares es autor de una crónica leonesa sobre costumbres populares, titulado El entierro de Genarín. Es colaborador en revistas y medios de comunicación, donde ejerce la crítica literaria. En el diario El País publica dentro de las páginas de la sección de Opinión.

En 1998 ha publicado su última obra, Tras-os-Montes, un libro de viajes que descubre la geografía física y humana de la región portuguesa de Braganza.