Ludwig Wittgenstein

Filosofía. Lenguaje. Bertrand Russell. Atomismo lógico. Realidad

  • Enviado por: Kuca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

Wittgenstein nació en Viena en el año 1889, comenzó a estudiar ingeniería en Berlín y la acabó en Manchester.

En Cambridge conoció a Russell, quien le influye para que se dedique a lo lógico y al análisis del lenguaje. Comenzó a escribir Tractatus lógico-philosophicus. Al finalizar la primera guerra mundial, comienza a trabajar como profesor de universidad y escribe Meditaciones filosóficas.

La filosofía de Wittgenstein pretende encontrar una relación entre el lenguaje y la realidad; para ello escribe dos obras, diferentes entre sí, por lo que podemos decir que hay dos Wittgenstein, en su obra Tractatus lógico-philosophicus desarrolla el atomismo lógico y la teoría figurativa y su otra obra Meditaciones filosóficas, inspira a la filosofía analítica a aceptar cualquier forma de lenguaje siempre que respete las reglas de uso.

En el primer Wittgenstein inicia una nueva corriente, el Atomismo lógico, inspirado en Frege y Russell, su objetivo es elaborar un lenguaje lógicamente perfecto que elimine las equivocaciones del lenguaje natural.

Para Wittgenstein la realidad está formada por el conjunto de hechos reales y posibles. Lo único real seria el mundo, que es el conjunto de hechos reales y estos hechos serian los estados de las cosas.

Los objetos se representan por nombres que tienen referencia con la realidad y los hechos por proposiciones que tienen sentido, que puede ser simples o atómicas y compuestas o moleculares. Entre la realidad y el lenguaje existe una relación, comparten la misma estructura lógica (isomorfismo). Las proposiciones mencionadas antes pueden ser verdaderas si coinciden con un determinado estado de las cosas y falsas si ocurre lo contrario. Para averiguar la proposición compuesta, se divide en simples y estas en nombres; si estos tienen referencia las proposiciones que forman estos nombres tendrán sentido.

Todo aquello que no puede ser abarcado por los sentidos es lo místico para Wittgenstein, ni la ética, ni la metafísica, ni el sentido de la existencia, etc. Esto que carece de sentido, lo debe aclarar la filosofía elimininándolo, pero lo que hace la filosofía aquí también carece de sentido, así que también debe ser eliminado, por lo que Wittgenstein concibe la filosofía como una actividad, no como una ciencia.

En el segundo Wittgenstein, se replantea las ideas que fundamentan el Atomismo lógico, dándose cuenta que es más importante el análisis del lenguaje ordinario que reducirse a un lenguaje lógicamente perfecto.

Al analizar el lenguaje ordinario, expone que el significado de un término tiene que obtenerse de su uso y no de su referencia, es decir, da más importancia a la pragmática (uso) que a la semántica (significado).

También se replantea todas las funciones del lenguaje, siendo importante el contexto.