Ludwig van Beethoven

Música clásica. Clasicismo. Romanticismo. Sinfonismo. Vida. Etapa vienesa. Estilo e influencia

  • Enviado por: Anubis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

Beethoven nació en la corte provincial de la ciudad de Bonn, Alemania, probablemente el 16 de Diciembre de 1770. su abuelo, también Ludwig, y su padre, Johann, fueron los dos músicos al servico de, sucesivamente, los electores del príncipe Max Friedrich y Max Franz. Beethoven poseía un talento tal que a la edad de 12 ya era asistente al organista Christian Gottlob Neefe, con quién estudió . Los intentos para establecerlo como un niño prodigio al modelo de Mozart tuvieron poco éxito.

En 1787 Beethoven fué enviado a Viena, pero su madre cayó enferma, y tuvo que volver a Bonn casi inmediatamente. Ella murió unos meses después, y en 1789 el mismo Beethoven pidió que su padre alcohólico se retirara, un hecho que lo dejó responsable por sus hermanos menores Caspar Carl y Nikolaus Johann. Beethoven dejó Bonn por Viena por segunda vez en Noviembre de 1792, para poder estudiar con Haydn.

En 1794 fuerzas francesas tomaron Renania; consecuentemente los nexos con y el soporte de la corte de Bonn llegaron a su fin. Su padre había muerto un mes después de su salida de Bonn, en 1794, y en 1795 sus dos hermanos se juntaron con él en Viena. Permaneció ahí por el resto de su vida, saliendo sólo por celebraciones de verano largas alrededor de las fronteras del país, y en sus primeros años, para conciertos ocasionales en ciudades cercanas. Sus únicos viajes extensos fueron a Praga, Dresden y Berlín en 1796.

Beethoven nunca mantuvo una posición oficial en Viena. Se mantenía a sí mismo dando conciertos, enseñando piano, incrementadamente a través de las ventas de sus composiciones. Los miebros de la aristocracia Vienesa fueron sus patrones seguros, y en 1809 tres de ellos---El Príncipe Kinsky, el Príncipoe Lobkowitz, y el Archiduque Rodolfo--le llegaron a garantizar un ingreso anual con la única condición de que se quedara en Viena.



Los últimos 30 años de la vida de Beethoven estuvieron matizados por una serie de crisis personales, la primera de las cuales fue el desarrollo de su soredera. Los primeros síntomas, notables para el compositor ya antes de 1800, lo afectaron socialmente mas que musicalmente. Sus reacciones ---desesperación, resignación y despecho--- están plasmados en sus cartas a dos amigos en 1801 y en un documento ---media carta y medio llena--- dirigida a sus hermanos hacia finales de 1802 y ahora conocido como el "Heiligenstadt Testament". Resuelta finalmente como "comprensión del hado por la garganta", emergió de las crisis con unas series de trabajos triunfante que marcaron el comienzo de un nuevo período en su desarrollo estilístico.

Una segunda crisis una década después fue el rompimiento de una relación con una mujer anónima (probablemente Antonie brentano, la esposa de un amigo) conocido para nosotros como "La Amada Inmortal" tal como Beethoven se dirigía a ella en una serie de cartas en el mes de Julio de 1812. Ésta fué aparentemente la mas serie de muchísimas de esas relaciones con mujeres quiénes en donde algún día estuvieron fuera de su alcance, y sus conclusiones traumáticas fueron seguidas por un largo período de resignacion y actividad musical reducida.

Durante éste tiempo la sordera de Beethoven avanzó a tal grado que ya no podía ejecutar públicamente, y requeria una tabla o pequeños cuadernos (ahora conocidos como "libros de conversación) para comunicarse con los visitantes. La muerte de su hermano Caspar Carl en 1815 dió lugar a un pleito legal de 5 años por la custodia de hijo de Caspar, Karl, entonces de 9a ños, en el cual Beethoven vio una última oportunidad para la vida doméstica que de alguna otra manera lo habría eludido. Su posesión de Karl provoco una crisis final en el verano de 1826, cuando el pequeño hombre intentó suicidarse. Cortamente despues, la salud de Beethoven comenzó a fallar, y murio el 26 de Marzo de 1827 en Viena.

Tradicionalmente los trabajos de Beethoven se agrupan en períodos "Tempranos, Medios y Posteriores". Los trabajos tempranos, se remontan aproximadamente hasta 1802, mostrando un progresivo control del estilo clásico superior de Haydn y Mozart. Los estudios formales de Beethoven en contrapunto(con Haydhn y Johann Albrectsberger), comenzando en 1792, y su estudio privado de la mejor música del tiempo, particularmente las sinfonías de Haydn, mejoró su trato de ambas formas y textura. Durante este periodo el escribio primeramente para piano y para conjuntos de cámara dominador por el piano. Llegó a los generos menos familiaros de cuarteto, sinfonía, oratorio, y ópera con gran sutileza previniendo una comparación con Haydn y Mozart en éstas áreas. Sus primeros cuartetos de seis cueerdas, op.18, data del 1798-1800, la primer sinfonía de 1800 y 1801 y un oratorio, Cristo en el Monte de los Olivos, en1802-1803.

Un crecimiento general en las proporciones de poder retórico en los trabajos de Beethoven en el período de 1798-1802 culmina con las altamente dramáticas composiciones que marcan el comienzo del período Medio en 1803. Los primeros de estos ---La Tercer Sinfonía (Eroica, 1803), la ópera Fidelio (1803-05), y el Waldstein (1804) y las sonatas Appassionata (1804)--- tienen un toque heróico que parece responder a las emociones provocadas por la sordera de Beethoven. En los trabajos compuestos de aproximadamente 1806 hasta 1812, este carácter heroico se alterna con una serenidad Olímpica. Los características sinfonías y trabajos de cámara de este período son las sinfonías Cuarta (1806), Quinta (1805-07), y Sexta (1807-08); los conciertos para piano número Cuarto (1805-06) y el Quinto (Emperador, 1809); los Conciertos para Violín (1806); los Rasumovs; la Obertura Coroliana (1807); y la música incidental para el drama de Goethe llamado Egmont (1810).

Este monumental estilo del período medio comenzó a perder su atractivo para Beethoven después de 1812, el año de las sinfonías Séptima y Octava. Los años 1813 y 1814 no son ricos en nuevos trabajos impresivos, y al comienzo de 1815 su música se volvió generalmente menos dramática e introspectiva.

El primer grupo de trabajos en este nuevo estilo del período posterior incluye el ciclo de caciones "An die ferne Geliebte, op. 98" (A la Amada Distante); la sonata para piano, op. 101 (1816); y las dos sonatas para violoncello y piano, op. 102 (1815). En estos trabajos (1820-22), y los cuartetos de cuerdas, op. 127,130,131,132, y 135 (1824-26),

Beethoven se apegó menos en el árbol clásico ---ó formato de cuatro movimientos---, dominado por un dramático primer movimiento en la forma sonata, y mas en la yuxtaposición de movimientos (de dos a siete) de una ampliamente diferente estilo y carácter. En particular, él favoreció los procedimientos de variacion y fuga en los cuales las implicaciones ocultas de estos temas emergen gradualmente. Ocasionalmente revertia los elementos de l estilo heróico del período medio, como, por ejemplo, en la Sonata Hammerklavier, op. 106 (1817-18); la Missa Solemnis (1812-23); y la Novena Sinfonía (Coral) (completada en 1823). Aún estos trabajos, sin embargo son coloridos por una nueva inmediación de expresión.

Como Beethoven creció mas apartado, de ambos, alrededores físicos y tendencias estilísticas populares del día, su música tendió incrementadamente a extremos expresivos. Pasajes de contemplación sublime unida con simples melodias floclóricas, recitativos apasionados, y aracaísmos abstractos en una síntesis totalmente personal.

La música de Beethoven nunca ha perido su lugar central en el repertorio de conciertos. Algunos trabajos tuvieron un inmediato y específico impacto en la siguiente generación de compositores. La influencia de la popular Séptima Sinfonía , por ejemplo, se puede escuchar en la "Gran Sinfonía en C Mayor", de Schubert, o la "Sinfonía Italiana" de Mendelssohn, "Harold en Italia" de Berlioz, y la "Sinfonía en C" de Wagner. La influencia de la Novena Sinfonía fue aún más profunda; su especial caracter tuvo un profundo efecto en Bruckner y Brahms, y la combinación de fuerzas instrumentales y corales comenzaron una serie de trabajos sinfónicos híbridos, de Berlioz hasta Mahler. La alta calidad expreisva de toda la música de Beethoven inspirada en interpretaciones poéticas y alentada en un siglo de trabajos instrumentales románticos con sobretonos programáticos.

Beethoven mismo se volvió un símbolo poderoso, el prototipo del moderno héroe-artista como opuesto al artista-artesano de la Europa prerevolucionaria. Su feroz independnecia y su doloroso éxito triunfal sobre la adversidad personal, especialmente en los trabajos dramaticalmente concebidos el período medio . lo hicieron un modelo para aquellos compositores posteriores tal como Wagner quien enseño o mostró a través del arte.

Al mismo tiempo, su fidelidad a los principios clásicos de composicion, que es, su uso de una estructura de larga escala en vez que eventos temáticos locales para alcanzar sus más profundos efectos, han hecho sus trabajos la mas importante fuente simple para varios sistemas de análisis desarrollados por teóricos y pedagogos modernos.

SUS OBRAS:

-Misa en Do mayor

-Misa Solemnis en Re mayor

-Oratorio: Cristo en el monte de los olivos

-Opera: Fidelio

-Música para ballet: Las criaturas de Prometeo

Ritterschballet

MÚSICA DE ESCENA Y OBERTURAS:

Egmon

Coroliano

Las ruinas de Atenas

La consagración del hogar

El rey Esteban

Para un aniversario

Mar calma y feliz viaje

NUEVE SINFONÍAS:

3ª Heroica

6ª Pastoral

9ª Coral

-La Batalla de Victoria o la Victoria de Wellington

-Cinco conciertos para piano y orquesta: 5º Emperador

-Concierto para violín y orquesta

-Triple concierto para violín, violoncello y piano

-Otras obras para orquesta:

Contradanzas

Dos danzas alemanas

Dos romanzas para violín y orquesta

Doce escocesas

TREINTA Y DOS SONATAS PARA PIANO:

8ª: Patética

13ª: Quasi una fantasía

14ª: Claro de luna

21ª: Appasionata

26ª: Los adioses

29ª: Hammerklavier

VARIAS SERIES PARA PIANO:

Bagatelas (Para Elisa)

Danzas

DIEZ SONATAS PARA VIOLÍN Y PIANO

CINCO SONATAS PARA VIOLONCELLO Y PIANO:

La Primavera

Kreutzer

OTROS TRÍOS CON PIANO:

Archiduque

-Cinco tríos de cuerda

-Dieciséis cuartetos de cuerda

-Tres cuartetos con piano

-Dos quintetos

-Septimino en Mi bemol mayor

-Alrededor de noventa obras para una sola voz (arias, lieder, etc.)

-Arreglos de cincuenta y siete cantos populares (irlandeses, treinta y siete

escoceses, veintiséis galeses y otros)

-Sinfonías: Nueve

CINCO CONCIERTOS PARA PIANO:

Antes de 1795:

nº 2 en Si bemol (op.19), que debería haberse denominado nº1

1795:

Nº 1 en Do (op. 15)

1800:

Nº 3 en Do menor (op. 37)

1809:

Nº 4 en Sol (op. 58)

1809:

Nº 5 en Mi bemol (op. 37, llamado "El Emperador")

UN CONCIERTO PARA VIOLÍN :

(arreglado para piano por el propio beethoven)

CONCIERTO PARA PIANO, VOLÍN Y VIOLONCELLO:

1804:

Triple concierto en Do (op. 36)

MÚSICA DE CÁMARA:

Diecisete cuartetos para cuerda:

1798-1800:

Números 1 al 6, en Fa, Sol, Re, Do menor, La, Si bemol (op. 18)

Antes de 1807:

Nºs 1 al 3, en Fa, Mi menor y Do (op. 59)

1809:

En Mi bemol (op. 74)

1810:

En Fa menor (op. 95)

1824:

En Mi bemol (op. 130)

1826:

La "Gran fuga"

1826:

En Do sostenido menor (op. 131)

SONATAS PARA PIANO (COMPUSO UN TOTAL DE TREINTA Y DOS)

1796-1822:

Desde el (op. 2) al (op. 111)

MÚSICA ESCÉNICA Y OBERTURAS:

Egmont

Caroliano

Las ruinas de Atenas

ORATORIO:

Cristo en el monte de los olivos

BALLET:

Prometheus

ÓPERA:

Fidelio

MÚSICA RELIGIOSA:

Misa en Do mayor

Missa solemnis en Re

CANTO:

Siete cantatas profanas

Alrededor de setenta y cinco lieder, de los que destacamos:

"Adelaida"

"Canto elegíaco"

"In questa tomba oscura"

Ciclo "A la amada lejana"