Los trenes se van al purgatorio; Hernán Rivera Letelier

Literatura chilena. Narrativa contemporánea siglo XXI. Realidad cruda. Mundo mágico. Pampa chilena

  • Enviado por: Angelus
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Personajes y sus características

Lorenzo Anabalón: Acordeonista, perseguido por el fantasma de la mujer amada

Madame Luvertina: (la Quiromántica) más rellenita de humanidad, trigueña y labios acorazonados y ojos misteriosos. Rodeada de sahumerios, hiervas mágicas y talismanes especiales para atraer la dicha a los desdichados;

Anciana de pelo azulino: mamá de Luvertina (quiromántica)

Uberlinda Linares: antiguo amor de Lorenzo Anabalón la que lo abandono y lo dejo por otro hombre, pero que a su vez antes habia dejado a Leoncio santos su marido

Pitonisa desdentada y de aliento podrido: persona que vio la suerte a Lorenzo cuando fue abandonado por Uberlinda

Ciego : que vende peinetas de carey y canta canciones de julio Jaramillo

Enano: se llamaba Nabor, charlatán en busca de su circo lo habían dejado abandonado en un hospital sus compañeros de circo

viejo campesino de sombrero y bastón de palo: viajaba con su nieta (Flor Maria de los cielos)

Don Audito: viejo empleado de escritorio de la oficina Cata Cata

Vendedor de quesos de cabra

Hermanas vestidas de tafetán morado: Feas como quirquinchos

Señora flaca Herminia con una guagua y una pareja de mellizos iva en busca de su marido a la pampa salitera donde se supone se fue a trabajar, pero del que ella no tuvo más noticias. Cada vez que pasaban los conductores debía esconder a los mellizos que viajaban sin boletos

Zenobia Castillo y Marcelino: Pareja de enamorados ella de 17 años se escapo de casa con él y él deserto de la milicia para encontrar su futuro juntos

Mujer de negro: La llorona le pusieron los mellizos, pálida demacrada (llevaba una carta de la oficina salitrera donde le anunciaba el fallecimiento de su hijo (manuelito) en las calicheras donde murió por un balazo de dinamita y ella viajaba a buscar su cadáver)

Alma Basilia: una mujer que vivió en la oficina resurrección y que gozaba de tener el único árbol a la puerta de su casa, hija de un ingles, de cuerpo menudo y piel clara era la única prostituta de la oficina

una niña de 12 años cuya vida cambia en el transcurso del viaje (muere)

un predicador o profeta buscando resucitar a una joven muerta;

un grupo de gitanos alborotadores;

un hombre que vestía de punta en blanco y llevaba un clavel prendido en la solapa: Este hombre estuvo todo el viaje sentado en la misma posición con las manos cruzadas

Contador de Cuentos: Vestia Chaleco negro con botones plateados

Rosalino del Valle : Forastero que llega al pueblo de Resurrección huyendo de la policía, era un asesino de mujeres ya que era un resentido trabajaba limpiando los baños de gente adinerada por lo cual siempre lo molestaban y las mujeres lo trataban mal y por eso era su olor a mierda . Después lo encuentran muerto en el árbol

Pancho Carroza y Pancho Pérez : enganchadores

Leoncio Santos: Cuidador de una de las oficinas salitreras abandonado por su mujer, la cual escapa con un patizorro

los trenes se van al purgatorio

(autor Hernán Rivera Letelier)

Durante los cuatro días y cuatro noches que dura este viaje, conviven viajeros de toda clase;

y otros personajes cuyas vidas precarias van rodeando en el silencio cósmico del desierto más triste del mundo, por donde cruza, como un espectro de fierro el tren longitudinal Norte, el Longino

Lorenzo Anabalón un acordeonista viaja en el primer vagón del tren, esto ocasionaba dolor en sus ojos y que todo se llenara de tizne, en frete de él está sentada la Quiromántica que en todo el viaje no puede dejar de mirar sus grandes pechos que se mueven al compás del movimiento del tren y comparar el parecido que tenía con Uberlina Linares el amor de su vida. Al lado de la quiromántica está sentada su madre una anciana de pelo azulino, quien no dejar de tejer durante todo el viaje. Madame Luvertina (quiromántica) como se presento ella ante Lorenzo le convido pollo y pavo, y fue viéndole la suerte a la gente del tren ya que ella repartió unos papelitos rozados donde ofrecía sus servicios de leer el tarot, las manos etc. Lorezo alguna vez trabajo en la pampa en Iris de patizorro, pero se fue por una mujer (Uberlinda) con la cual se escapo y después ella lo dejo por otro hombre. No podía creer que Luvertina fuese de las mismas donde él acudió una vez cuando uberlinda lo dejo, ya que él fue donde una pitonisa desdentada y de aliento podrido a que le viera la suerte claro que ella estaba interesada solo en el dinero y el se enfado y se fue.

El tren salió de la calera a medio llenar cuando alonso subió se encontró con un hombre en medio del vagón el hombre vestía de punta en blanco y llevaba un clavel prendido a la solapa. Alonso se acomodo como pudo para que nadie se le sentase al lado con niños.

La Quiromántica se había embarcado junto a su madre en la estación de palos quemados su equipaje eran dos canastas de mimbre con yerbas medicinales y ½ docena de cajas de cartón, un par de filas mas atrás viajaba el enano que no paraba de hablar, también un viejo campesino de sombrero requintado y bastón de palo santo que viajaba con su nieta, el vendedor de quesos de cabra que iva sentado junto a ellos y Don Audito un viejo empleado de la oficina de cala cala.

Las primeras en consultar a madame luvertina habían sido las hermanas vestidas de tafetán, feas como quirquinchos, luego la madame había leído las manos a la señora flaca que viajaba con la guagua de días pegada al pecho y una pareja de mellizos sueltos que zampaba en dos canastas cada vez que pasaban los conductores, pues no les había comprado pasajes, después a la pareja de enamorados que iban a la pampa en busca de su destino a ella una muchacha pequeña y rubia (zenobia Castillo) y el un muchacho alto moreno (Marcelino) que habría desertado de la milicia. Serian felices juntos. La última que habría consultado a madame era la mujer de negro que viajaba sola”la llorona”, le habían puesto los mellizos, la mujer sacaba a cada rato una carta de la oficina salitrera que comunicaba el fatal accidente de su hijo en las calicheras. Y ella viajaba a buscar su cadáver.

Por la madrugada subió un cuenta cuentos en el último coche y los enganchados a las salitreras habían embarcado en el séptimo qué era justo el del medio

(Está es la historia de Alma Basilla una mujer que vivió en la oficina Resurrección y que gozaba de tener el único árbol del campamento plantado a la puerta de su casa lo que hacia que todos le tuvieran envidia, alma basila de cuerpo menudo y piel blanca tenia además la particularidad de ser la única prostituta de la oficina. Todos la llamaban de forma distinta chimbiroquita, la preceptora, cortesna o ramera, pero a ella no le importaba.

Ella amaba a su árbol incluso le puso por nombre Tolentino Floro se quedaba a veces sin lavarse y tomar agua por dársela a su árbol, su padre lo había traído en barco desde Inglaterra lo había desembarcado en Iquique y trasladado en tren hasta Resurrección. Ella era una persona solitaria ya que su madre murió de viruela y su padre sumido en la trizteza y el alcohol también murió.)Nadie sabia exactamente que árbol era.

Todos en Resurrección habían entendido que Alma Basila era un mal necesario pero un día de año nuevo casi todo se va a las pailas, cuando un forastero joven de ojos verdes como su árbol, de aspecto extraño el cuello un poco torcido y a pesar de su chaleco entierrado se notaba de buena calidad, este apareció en la puerta de la cantina de Resurrección 30 minutos después de año nuevo era un perseguido de la justicia se trataba de un asesino de mujeres huyendo de la policía de Iquique. Pidió de comer y cuando termino cruzo y entro a la casa de Alma Basila. Al segundo día al no aparecer la gente empezó a rumorear cosas al no ver visto salir al hombre de sombrero el cual tenia olor a mierda, la preceptora de Resurrección fue a hacer su clase bajo el árbol con los niños uno de ellos se asomo a la casa y vio a Alma Basila amarrada a la cama en cueros, le aviso a la receptora esta se asusto.

A la media hora llego el administrador y le pregunto a la meretriz que era lo que ocurría ahí ella le dijo que si acaso él no tenia fantasías sexuales entonces la preceptora se retiro con los niños. Este comento en la cantina que había un olor a mierda en la casa y el cantinero le dijo que ellos habían sido los primeros en sentirla cuando llego el forastero. Alma Basila cuando todo volvió a la normalidad reconocio ese olor que impregno toda la casa y que sus clientes después reclamaban que costaba semanas en quitárselo. Por la noche del tercer día un borracho paso a orinar y se topo con un bulto que colgaba de su ramaje era el forastero ahorcadoy que se llamaba Rosalino del valle al día siguiente llegó la policía de Iquique a buscar el cadáver. Después se supo que al bajar al forastero del árbol este no tenia ninguna soga al cuello y que sus pies estaban a milímetros del suelo esto fue un secreto que guardo el administrador y Alma Basila

La madre de Luvertina está que se hace pis, el baño del vagón esta muy asqueroso y Lorenzo se ofrece a ir a revisar los baños de los otros vagones el también lo necesita. Luvertina le pasa unos papeles rozados para que se los reparta.

En la mitad del coche se encuentra con el pasajero de traje blanco y clavel en el ojal que había visto al embarcarse. En el lado izquierdo sentado en una maleta, un pasajero de sombrero de paja y bigotito mosca va contemplando el paisaje; en la pisadera una pareja se va besando. Lorenzo arroja los papeles rozados al viento y entra al 2º coche. El ambiente ahí es peor viaja una tribu de gitanos juegan a las cartas y discuten y los niños juegan enloquecidos. El baño está más inmundo.

El 3º coche no es mejor los niños juegan a las chapitas, en el otro varios pasajeros rodean una mujer de rostro compungido que lleva a su hija enferma de gravedad. En el vagón siguiente el acordeonista se encuentra de sopetón con el ciego que recorre el tren cantando boleros de Jaramillo, en un rincón un grupo de hombres va jugando a los dados y bebiendo de una demajuana de 15 litros. En el 5º carro va un gendarme que traslada a un preso encadenado al asiento y una pareja de evangélicos con sus dos hijos. En el 6º coche llama la atención una inmensa matrona vestida enteramente de blanco, a Lorenzo alguien en el oído le susurra que es una meretriz pampina a la que llaman ambulancia. Un viejo de barba blanca sentado en la pisadera va devorando un melón con vino blanco el olor termina por descomponerlo, ve colgado una escalinata y trepa por ella hacia el techo del vagón ahí se da cuenta que no es el primero esta lleno de zurullos él teche de pronto oye la voz de un niño ¡un hombre va haciendo caca en el techo!.

Como el acordeonista se demora en volver la madre de quiromántica hace pis en un tarro que le pasan y lo votan por la ventanilla. La quiromántica se pone a repartir papelitos al 1º que se acerca es al abuelo de sombrero después cruza palabras con el vendedor de quesos en eso se entera que el enano viaja al norte en pos de un circo que por haber sufrido un ataque al corazón el empresario lo dejo internado en un hospital de un pueblito más al sur en donde lo habían dado por muerto y ahora iva al encuentro de sus compañeros después la quiromántica se acerca a la Sra. flaca de la guagua con los mellizos se llama Herminia, luego busca a la pareja de enamorados y luego ve a la mujer que viaja a buscar a su hijo muerto entonces se dirige a don Audito para preguntarle como se siente la cara se le ha hinchado por el dolor de muelas le dan de todo hasta agua ardiente, lo hacen tomar de su propia orina y nada resulta.

Cuando el acordeonista baja del techo se encuentra con los enganchadores, mientras bebían y conversaban Cuando el acordeonista le dijo que andaba con su instrumento Rosendo Pérez lo instó a que fuera a buscarlo y pancho carroza que era como se llamaba el enganchador había comprado vino como para un potrero y que quería emborracharlos a todos para que cuando desembarcaran no se dieran cuenta al infierno que llegaban.

Al anochecer cuando vuelve al primer vagón encuentra mucha mas gente, la quiromántica le pregunta como están los otros vagones él le dice repletos y que hay un velorio en el tercer vagón y vuelve donde los enganchados. Cuando pasa por el tercer vagón siente vergüenza por su estado de intemperancia se persina y cruza rápido al otro coche. Recuerda que la primera vez que viajo a la pampa vio un nacimiento de un niño al cual le pusieron juanito treno en honor al maquinista que paro la maquina durante el parto y treno por haber nacido en un tren y ahora le tocaba un velorio.

Ya en la noche Flor Maria de los cielos empieza a sentir miedo. No tanto por la oscuridad de la noche sino porque se acaba de enterar que ha muerto una niña de su misma edad. Y más encima el vendedor de quesos va contando cosas horribles sobre muertes y atropellos.

Como hace frió tapa a su abuelo con un poncho boliviano quien duerme, el caballero de los quesos también se ha dormido que suerte piensa ella, antes de tenderse a dormir saca un pedazo de tortilla de rescoldo se la come y se pone a dormir en el suelo junto a su pollito que lleva entre sus manos en eso despierta siente que alguien anda debajo de su manta y se asusta piensa que es el alma del conductor muerto que la viene a penar y mata al pollito al apretarlo entre sus manos llora desconsolada.

En eso se siente que las hermanas vestidas de tafetán comienzan a gritar los gitanos han estado robando en la oscuridad a los pasajeros estos arrancan y se van al otro vagón. La quiromántica ayuda a hacer dormir a los niños y socorre a Flor Maria de los cielos para se calme. Luego paran en una estación desconocida llamada Chacritas ahí suben 3 hombres uno de ellos parece ser un profeta viste una larga túnica blanca y usa una larga barba lo comparan con el Cristo de Elqui ivan a predicarle a los trabajadores de la salitrera. Al entrar en calor comienza a predicar por los vagones del tren. De pronto Pancho carroza el enganchador y el cariacuchillado (tenia un tajo en la cara) y que ha venido todo el viaje sacándose los piojos y lanzándoselos a los pasajeros desprevenidos comienzan a burlarse del profeta. Aquí va a ver camorra le dice Rosendo Pérez a Lorenzo Anabalon. Cómo algunas personas se ríen el hombre de la cicatriz para no ser menos se pone de pie y grita ¡Cristo almorramiento! Al otro lado el Cristo del Elqui se se para en seco deja de hablar se acerca lentamente y les grita ¡Antitrinitarios! . En ese momento cuando los apóstoles están a punto de defender al profeta de los blasfemos aparecen dos mujeres de negro a buscar al Profeta para que vaya a ver la niña que murió en el tercer vagón. Cuando el profeta llega al tercer vagón una anciana grita que es Jesús y todos miran despavoridos, la madre de la niña se acerca a él y le dice que resucite a su hoja entonces él le dice que solo el maestro puede hacerlo. El profeta pone su mano en la frente de la niña y con fuerza sierra sus ojos su cara tiene una expresión de dolor, luego se retira como huyendo, entonces una persona se da cuenta que la cara de la niña cambio y que ahora es de tranquilidad y alegría ya no es de dolor.

El enano volvió de buscar a los conductores pero ya nadie lo tomo en cuenta estaban todos preocupados de la niña y el profeta, entonces se acomodo entre las hermanas vestidas de tafetán morado y les cuenta que el se acuerda de algo que le paso a un vecino suyo el cual por un aviso en el diario de una persona que se llamaba igual al, la gente empezó a llevarle flores a su casa, el salió a avisarles que era un alcance de nombres pero no hubo caso hasta que Don saturnino murió de verdad. En eso las hermanas aprovecharon y toquetearon entre las dos al enano las que terminaron haciéndole una masturbación al enano. Lorenzo Anabalón vuelve al carro. Don Audito tampoco podía dormir contento ahora ya no tenia dolor de muelas. La quiromántica le confiesa a Lorenzo que su nombre no es Madame Luvertina que ese es su nombre artístico. Al amanecer en la estación de Pueblo hundido habían hecho desembarcar a los gitanos por haber producido un incendio en el coche y que allí también habían subido un ataúd para la muchacha del tercer vagón y que el Cristo del Elqui se le habían pelado los cables y le dio por tirarse de un árbol pensando que podía volar por lo que tuvieron que llevarlo al hospital. Dos hombres interrumpen eran Rosendo Pérez y el guitarrista Pancho Carroza quienes se pusieron a discutir se tiran bajo el tren y pelean uno de ellos grita le saque el diente de oro al muy bastardo Rosendo Pérez corre hacia el tren y sube al último vagón. De pronto el tren se detiene en la soledad del desierto muchos bajan a estirar las piernas. Cuando continua la marcha el abuelo de Flor Maria de los cielos cuenta alas hermanas que la niña a quedado huérfana y que la lleva a trabajar con él para limpiar mesas y que espera que después conozca a un hombre trabajador de la salitrera y se case, además les dice que la niña está de cumpleaños cumple 12 años, por el camino las hermanas la van despiojando. Al llegar a la próxima estación buscan una torta como no encuentran compran dulces, en el tren la muchacha joven de 17 años le regala su vestido de primera comunión que ella guardaba de recuerdo se lleva a la niña le cambia ropa y la peina es la primera vez que ven sonreír a la niña. Lorenzo y Luvertina se van a fuera a conversar ella le confiesa que al verle la mano a los jóvenes se dio cuenta de que en realidad no les ve ningún futuro que les mintió y que soñó de que los vei paseando por la salitrera y que al no tener donde vivir terminan por quitarse la vida. Cuando vuelven al carro se dan cuenta de que su madre esta peleando con el abuelo por una broma que hicieron los mellizos de que alguien se había tirado un pun.

Mientras el tren cruza esos olvidados cementerios pampinos entra el cuenta cuentos y termina de contar la historia de Alma Basila que después de lo que paso con el forastero no volvió a ser la misma, después Resurrección quedo como pueblo fantasma muchos emigraron a otras oficinas salitreras todavía en funcionamiento, un joven que nunca había entrado a la casa fue a ver y encontró a alma Basila Muerta sobre su cama con un papel en el velador que decía que quería ser enterrada a los pies de su árbol y que en el se tallara Tolentino Floro Alma Basila S.A.E .

Una de las Hermanas de morado pregunta que significa S.A.E y el cuenta cuentos le dice se aman eternamente responde. El desierto es una cantera inagotable de historias como esta . Toma un poco de vino y cuenta la historia de Leoncio Santos Un viejo pampino que trastornado por la traición de su mujer, se quedo solo en una salitrera abandonada durante más de treinta años convencido completamente de que ella alguna vez iba a volver en el mismo tren que se había ido, él dice que no hacia mucho habían encontrado un cadáver del viejo acurrucado en un recoveco de la estación sentado en una piedra. Se decía que el hombre que le había robado a su esposa había terminado pagando con la misma moneda, la veleidosa mujer lo había abandonado también a él y trastornado de amor, había terminado colgándose de una viga.

Lorenzo se afloja el pañuelo del cuello y traga saliva, frente a él Madame Luvertina mirando hacia la ventanilla llora un silencio llanto.

Sentado en la piedra Leoncio Santos espera la llegada del tren, como todos los días de tren espera con su mejor traje de parada se ha peinado a la gomina y se ha rociado de perfume. Se pone a imaginar como va descender del tren su Uberlinda Linares de Santos y es que ella era especial y mientras él envejecía ella sé iva haciendo cada vez más joven. Cuando le llegó el rumor de que el Longitudinal Norte ya no ya no atravesaría más el desierto simplemente se murió de pena ahí mismo sentado en la piedra esperando aquel tren que nunca más llegaría.

Ahora vendrán y levantaran los rieles, las estaciones serán abandonadas, remataran los trenes como fierro viejo. Los maquinistas no sabrán que hacer con sus vidas se quedaran llorando junto con los fogoneros, a los conductores etc.

Cuando llega el convoy los únicos que bajan del tren son la pareja de enamorados que él reconoce porque estuvieron dando vueltas por la salitrera varios días hasta que se quitaron la vida. y Leoncio se da cuenta de que su Uberlinda Linares de nuevo no ha llegado y que va a tener que seguir esperando en esta estación desmantelada, donde lo único que queda en pie es el requemado letrero con su nombre Miraje palabra que solo después de muerto vino a saber que significaba espejismo. Tendrá que seguir esperando por los siglos de los siglos en esta estación inexistente en medio de la pampa.

Vocabulario

Pitonisa: apodo que se les da a las hechiceras, adivinas, hace sahumerios

Quiromántica : persona que vende yerbas medicinales,que profesa.

Gaznárpidos: torpes

Longino: como le llamaba la gente a la pampa

Selenita: aparte de favorecer el desarrollo de la adivinación y los sueños premonitorios, servia de amuleto para reconciliar a los amantes

Covacha: casa humilde y pobre

Retreta: fiesta nocturna

Preceptora : Profesora

Miraje : Espejismo (es la última estación donde llegaba el tren)