Los sueños

Psicología. Definición. Tipos de sueños. Simbólicos. Telepáticos. Pesadillas. Interpretación. Mente. Noción del tiempo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Los sueños

1-De donde viene la palabra sueño.

La palabra sueño viene del latín somnu acto de dormir y por confusión con somnium representación de sucesos imaginados mientras se duerme.

2-Definición.

Acto de dormir y representar de una persona mientras duerme, sucesos o cosas.

Suspensión normal y periódica de la conciencia y la vida de relación que el organismo aprovecha para recuperarse de la fatiga. . Hay un comienzo, donde se prepara la escena a representar, un centro dramático donde se desarrolla la complicación o conflicto que crea la tensión entre los elementos ya presentados y un final, resolutivo o no. En los sueños estamos en escena, siendo el soñante a la vez el guionista, director, actor y espectador de su propio sueño. Un sueño es un misterio a develar, o un espejo que refleja facetas del inconsciente; o una llamada para vivir la vida plenamente; pero, por sobre todo, un sueño es una creación que revela aspectos de nosotros mismos, y esto es lo que los hace significativos.

3-Tipo de sueños.

Debido a su naturaleza secreta, oculta, enigmática, desde los tiempos más remotos, los sueños han despertado en el ser humano interrogantes e inquietudes de diversa índole. Sin embargo, todo investigador serio de los aspectos esotéricos, todo aquel que despierta su Conciencia, sabe que en el desdoblamiento que todos tenemos al solo dormirnos, el alma sale del cuerpo físico hacia el mundo de los sueños... El fascinante Mundo de los Sueños corresponde al llamado esotéricamente mundo astral o de los muertos y vivos. Este estado es regido por cinco dimensiones, dos más de las que nos rigen a los humanos en este mundo físico. (Dimensión es medida). Allá no existe la ley de gravedad, si saltamos nos quedamos levitando, podemos volar y dirigirnos a donde queramos. Se le llama mundo de los muertos y vivos, pues cuando el cuerpo físico muere, el alma se traslada a la región de los sueños y cuando los vivos sueñan, el alma sale del cuerpo físico también, para realizar su traslado al mundo de los sueños. Allá nos vemos los vivos y los muertos. Quien lo dude le preguntamos: ¿por qué nos vemos en los sueños con los que han muerto? La Gnosis, el Conocimiento Universal, enseña que existen muchas clases diferentes de sueños. Incuestionablemente los sueños son de diversa calidad específica, debido al hecho concreto de que se hallan íntimamente relacionados con cada uno de los centros Psíquicos del organismo humano. Es bueno saber que todo ser humano tenemos siete centros fundamentales, cinco ordinarios o inferiores y dos superiores.

  • INFERIORES

INTELECTUALES (situado en el cerebro): Soñar que se está dando un gran discurso, una clase muy importante, que estamos autografiando un libro o que estamos en una charla con intelectuales de la literatura, de la ciencia o la política, etc., estos sueños son ejemplos o facetas que se relacionan con nuestro yo del orgullo. MOTORES (esta en la parte superior de la espina dorsal): Soñar que practicamos algún deporte, que estamos trabajando, caminando por algún lado, volando sin alas por los aires pasando árboles y montañas, etc. EMOCIONALES (esta localizado dos dedos arriba del ombligo): soñar que nos ocurre un accidente y nos ponemos muy tristes, que nos persigue una fiera feroz, que perdemos nuestro dinero, que nos corren del trabajo, que nos matan, que se cae la casa, que alguien se nos muere, que estamos en un partido de Fútbol, y nos vemos en una riña de fanáticos o soñamos que nos asaltan; estos sueños se relacionan con nuestros apegos y miedos internos, tales como, miedo a perder la vida, miedo a perder nuestro patrimonio y quedarnos en la miseria, miedo a perder la salud, nuestro trabajo, nuestra familia, etc.; así mismo, existen sueños emocionales que se relacionan con nuestra codicia, por eso soñamos que nos sacamos la lotería, los pronósticos, el raspadito, el coche la casa etc.. Soñar que somos halagados de cualquier forma, tiene que ver con nuestra vanidad interna; soñar que estamos disfrutando de una fiesta, del teatro, el cine, la televisión, o que estamos muy contentos en una fiesta familiar o un baile, etc., tiene que ver con nuestra búsqueda incesante de momentos efímeros de placer, los cuales confundimos neciamente con la felicidad, la cual, no es efímera sino eterna. INSTINTIVOS (situado en la parte inferior de la columna vertebral): son aquellos en que por instinto de conservación, nos vemos defendiéndonos de algún peligro y por lo tanto, están relacionados también con nuestros miedos particulares. SEXUALES (se encuentran en los órganos creadores): El peor tipo de soñador es el soñador sexual. Aquellos que vivimos soñando en pasiones carnales, gastamos torpemente la energía creadora en la satisfacción de nuestros fantasiosos placeres. Por lo común, bajo esas circunstancias, no progresamos en los negocios. Fracasamos en todo sentido y caemos en la miseria.

Estos cinco centros están controlados por el ego, por el yo, representado entre los hebreos, como los siete pecados capitales, que son, la lujuria, la ira, la pereza, la codicia, la gula, la envidia y el orgullo; elementos que nos hacen tan perversos y no dejan que se exprese en nosotros la magnanimidad de la Conciencia, la parte más digna y sabia que tenemos los seres humanos.

  • SUPERIORES: Emocional Superior y Mental Superior. Estos dos centros están controlados por la Conciencia, esa parte Divina que todos tenemos. La mayoría de los sueños se encuentran vinculados con el Centro. Instintivo-Motor, esto es, son el eco de cosas vistas en el día, de simples sensaciones y movimientos, mera repetición astral de lo que diariamente vivimos... Si observamos la vida de los sueños normales, comunes y corrientes, podremos ver el hecho concreto de que muchas escenas del sueño, corresponden a las ocurrencias de la vida diaria, a los hechos que aquí mismo hemos vivido en el Mundo Físico, a los actos de cada momento. Así mismo, algunas experiencias de tipo emocional tales como el miedo que tanto daño hace a la humanidad, suelen tener cabida en esos sueños caóticos del Centro Instintivo-Motor. Existen pues, sueños intelectuales, motores, emocionales, instintivos sexuales, proféticos, etc. La mente subconsciente crea sueños fantásticos en el país de los sueños. La calidad de los sueños depende de las creencias del soñador. Cuando alguien cree que nosotros somos buenos, sueña con nosotros viéndonos como ángeles. Cuando alguien cree que somos malos, sueña con nosotros viéndonos con figura de diablos. En realidad los sueños no son más que meras proyecciones de la mente y, por lo tanto, ilusorios, no sirven. Es precisamente el ego quien proyecta sueños y obviamente esos sueños resultan inútiles. Necesitamos una mente que no proyecte, necesitamos agotar el proceso del pensar. La mente proyectista, proyecta sueños y estos son vanos e ilusorios. Por eso no dejaremos de enfatizar que los sueños, son proyecciones del ego y por lo tanto no sirven. No está demás tener presente que todo sueño, por absurdo que parezca o incoherente que sea, tiene algún significado, pues nos indica, no sólo el centro psíquico al cual se halla asociado, sino también, el estado psicológico de tal centro. Debemos pues investigar dentro de nosotros mismos: ¿Cuáles son los funcionalismos mentales durante el sueño?... ¿Qué emociones nos agitan y conmueven?... ¿Cuáles son nuestras actividades fuera del cuerpo físico?... ¿Qué sensaciones instintivas predominan?... ¿Cuáles son los estados sexuales que tenemos durante el sueño?... Debemos sincerarnos con nosotros mismos. La cuestión del funcionamiento equivocado de los Centros, es tema que exige un estudio de toda la vida, a través de la observación de sí mismos en acción y, del examen riguroso de los sueños. Con sobrada razón dijo Platón: “El hombre se conoce por sus sueños”. Los sueños más importantes, las vivencias intimas de la Conciencia se hallan asociadas a los Centros: Emocional Superior y Mental Superior. Estos son los maravillosos sueños proféticos. Es necesario que el hombre y la mujer aprendamos a conocer las Señales inefables del Cielo. La esposa de Julio César, emperador de Roma, vio en sueños caer una estrella y trató de salvar a Julio César, pero como éste no la escuchó, murió asesinado cuando entraba al Capitolio de Roma. Abimelec, Rey de Gerar, raptor de Sara, esposa de Abraham, el místico Patriarca hebreo, se salvó de morir cuando acató humildemente, la orden que en sueños se le dio, en el sentido de que regresara a su esposo, a la mujer raptada y a la cual no había tocado. Cuando uno comienza a darse cuenta de la honda significación de esa clase específica de sueños, es señal de que ciertas fuerzas luchan por prevenirnos contra algún peligro, despertarnos, sanarnos, curarnos... A través de ellos se presentan en nosotros vibraciones luminosas que tratan de informarnos sobre el estado en que nos encontramos interiormente. Sólo aquel que vive conciente en el Mundo Físico y en el Mundo Astral, puede captar dichas informaciones. Una de las cosas más extrañas es que la gente pensamos que solo estamos en relación con el Mundo externo. La Gnosis nos enseña que estamos en relación con un mundo interior, invisible, desconocido, inefable para los sentidos físicos ordinarios, pero visible para la Clarividencia. El mundo Interior Invisible es inconmensurable, es mucho más extenso y contiene muchas más cosas interesantes, que el Mundo Exterior hacia el cual siempre estamos mirando a través de las cinco ventanas de los sentidos físicos... Muchos sueños se refieren al lugar donde estamos en el Mundo Interior invisible desde él cual surgen las diversas circunstancias de la vida... Son particularmente interesantes aquellos dramas que parecen salir de otros siglos o que se desarrollan en medios o ambientes que nada tienen que ver con la existencia actual del soñador. Por lo tanto, hay que estar en estado de alerta percepción, en estado de alerta novedad y poner muy especial atención al estudio de los detalles que incluyen cuestiones especificas, platicas, reuniones, templos, actividades fuera de lo común, es decir, inusitadas, inusuales, en relación con otras personas, etc. El lenguaje delicioso de los sueños es exactamente comparable al lenguaje de las parábolas, esas narraciones de las cuales se deduce una enseñanza moral o una verdad importante. Aquellos que interpretamos todo literalmente, pensamos que el Sembrador del Evangelio Críptico salió a sembrar y que la semilla cayó en pedregales, etc., etc., etc., más no entendemos el sentido de tal parábola, por que éste en sí mismo, pertenece al lenguaje simbólico del Centro Emocional Superior.

  • Tipos de Sueños El consciente utiliza el lenguaje para comunicarse en el mundo físico. El inconsciente emplea los símbolos como medio de expresión. De esta manera podemos encontrar varios tipos de sueños:
    Sueños Simbólicos:
    El consciente utiliza el lenguaje para comunicarse en el mundo físico. El inconsciente emplea los símbolos como medio de expresión. Así que se queremos entender lo que nos dice, debemos aprender su lenguaje. Aquí entran muchos factores. Hay símbolos que expresan a nivel del Inconsciente Colectivo y que tiene significados muy parecidos para la mayoría de la gente. Otros sin embargo y gracias a ésas grabaciones que cada uno ha ido adquiriendo a través de los años y experiencia, tienen un significado muy particular para ése soñador y forma parte de su Inconsciente Personal. Por poner un ejemplo muy trivial, una llave para la inmensa mayoría de la gente es un instrumento que abre una puerta. No tendrá la misma significación para un señor que se gana la vida haciendo copias de llaves. Los personajes que aparecen en nuestros sueños a menudo son personificaciones de actitudes, miedos y creencias que habitan en nosotros mismos. Pueden ser desconocidos para el soñador o personas de su entorno. En éste último caso, esas personas tienen un significado muy concreto para nosotros según el tema de que se trate el sueño. Las cualidades o defectos apreciados en amigos o familiares son aquellas que empleamos para revisar en nosotros mismos. Proyectamos en los demás lo que no queremos reconocer en nosotros. Pero además todos llevamos nuestros propios "profesor", "padre crítico", "niño asustado", "héroe",.. y una larga lista de personificaciones, que actúan en nuestros sueños para mostrarnos facetas a considerar.
    Sueños Telepáticos:
    También puede ocurrir que un sueño sea la representación de algo real que acontece en ése momento, son los llamados sueños telepáticos. Bien puede ser un acontecimiento en el otro lado del globo terráqueo o en un episodio de la vida de alguien. Un refrán muy antiguo dice "Como es arriba así es abajo", lo que percibimos en el astral, bien puede ser real en el mundo físico. Aquí también se puede dar el caso que ese sueño telepático no sea una realidad sino la percepción de los miedos de una persona en concreto. Siempre es preferible interpretar un sueño bajo los dos puntos de vista. Los sueños además nos permiten expresar nuestros miedos y actitudes ante la vida sin temor a ser juzgados por otras personas, sólo por nosotros mismos.
    Sueños de Salud
    La salud física es otro de los temas preferidos por nuestros sueños. Podemos averiguar que estado emocional da origen a nuestras dolencias. El poder de la mente es tan potente, que influyendo negativamente en nuestros cuerpos sutiles con actitudes negativas, al final el físico se resiente de igual manera.
    Resolviendo Problemas Los problemas que nos han tenido ocupados durante el día, emergen de nuestro subconsciente durante la noche y nos ofrece soluciones que no habíamos considerado antes. Grandes científicos alumbraron geniales descubrimientos en el transcurso de una siesta. No tenemos que ser Einstein y descubrir la teoría de la Relatividad soñando (como de hecho ocurrió). Simplemente debemos ser nosotros mismos y resolver nuestras propias dudas. Las secuencias en las escenas no son una casualidad. La primera suele ser el punto de partida del conflicto y cada una de ellas lleva a la siguiente. El fin puede ser la solución de éste o una demostración para que nos demos cuenta de que existe.
    Sueños Compensatorios
    Los sueños compensatorios son aquellos que nos hacen disfrutar de algo que en la vida de vigilia no tenemos acceso. Sólo tenemos que contestar a la pregunta ¿Desearía yo que tal cosa pasara en la realidad? De cualquier forma, las cosas no suelen ser así de simples y una correcta interpretación del sueño se hace buscando más posibilidades que la que nos ocurre en primer lugar. Sueños Premonitorios
    Los sueños premonitorios o predictivos son informaciones sobre hechos que llegan a nuestros sueños antes de que ocurran en la vida de vigilia. Muchas veces no es más que la tendencia normal que tomarán lo acontecimientos si siguen el curso que llevan hasta el momento. Recordemos que nuestro inconsciente capta hechos, vibraciones, tendencias, que procesa a menudo sin la intervención del consciente. Los sueños lo sacan a la luz. Los ideales, los valores, nuestro propósito en la vida es otro de los temas preferidos por todos. Los sueños nos muestran verdaderos valores. Aquellos que de verdad nos harían felices. Si estamos viviendo una vida que nuestro interior más profundo rechaza, sin duda los sueños no lo mostrarán.
    PESADILLAS
    Las pesadillas reiteradas no son otra cosa que el último recurso que utiliza nuestro inconsciente para mostrarnos algo no reconocido en nosotros mismos pero que necesitamos comprender. En éste y en los demás casos es tanto más importante la acción como los sentimientos y emociones asociados a ella. Como lo que esta dentro se trasluce fuera en lo físico, entonces si puede ocurrir que encontremos a nuestra pareja en la vida real.

4- Que son los sueños para nosotros.

Para las personas los sueños son una manera de resolver los problemas mientras duermen piensan que así pueden resolver los conflictos que tienen en la vigilia. Para todos los sueños siempre tienen una interpretación, todos interpretan según algunos libros que leen o por interpretaciones que les dan una interpretación.

5-Interpretación de los sueños.

La interpretación de los sueños según Freud uno de los psicólogos mas importantes que trata la interpretación de los sueños. A lo largo de su obra más conocida, La Interpretación de los Sueños, Freud utiliza sus propios sueños como ejemplos para demostrar su teoría sobre la psicología de los sueños. Freud distingue entre el contenido del sueño "manifiesto" o el sueño experimentado al nivel de la superficie, y los "pensamientos de sueño latentes", no conscientes que se expresan a través del lenguaje especial de los sueños. Freud mantiene que todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador, incluso los sueños tipo pesadilla. Hay sueños negativos de deseos, donde lo que aparece es el incumplimiento de un deseo. Para esto se dan varias explicaciones, entre las cuales está la satisfacción de una tendencia masoquista. No obstante sigue en pie la conclusión general de Freud: los sueños son realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos. Según su teoría, la "censura" de los sueños produce una distorsión de su contenido. Así que lo que puede parecer ser un conjunto de imágenes soñadas sin sentido puede, a través del análisis y del método "descifrador", ser demostrado ser un conjunto de ideas coherentes. Freud propone que al valor del análisis de los sueños se radica en la revelación de la actividad subconsciente de la mente. La teoría de interpretación de los sueños de Freud representa las primeras teorías de este con relación a la naturaleza de la psicología de sueños inconscientes, la importancia de las experiencias de la infancia, el lenguaje "hieroglífico" de los sueños y el método que la llama "psicoanálisis" Freud considera que todo sueño es interpretable, es decir, puede encontrarse su sentido. La labor de interpretar no recae sobre todo el sueño en su conjunto sino sobre sus partes componentes basándose en una especie de libro de los sueños, donde cada cosa soñada significa tal otra cosa en forma rígida, sin considerar la peculiaridad de cada sujeto. Primero se descompone el relato en partes, y recién al final surge la interpretación final o global, en la cual se nos revela el sueño como una realización de deseos. El sueño no es meramente actividad somática: es un acabado fenómeno psíquico de realización de deseos, y por tanto debe ser incluido en el conjunto de los actos comprensibles (no incomprensibles) de nuestra vida despierta, constituyendo el resultado de una actividad intelectual altamente complicada. El deseo aparece disfrazado en el aspecto manifiesto del sueño, en lo efectivamente soñado, proceso denominado 'deformación onírica'. Freud se pregunta porqué tiene que haber una deformación, ya que podría haber ocurrido que el sueño expresara el deseo en forma directa, sin deformación. Esta deformación es intencional y se debe a la censura que el sujeto ejerce contra la libre expresión de deseos, por encontrarlos censurables por algún motivo.

6-¿Para qué sirven los sueños?

Básicamente, son el método por el cual el subconsciente examina y clasifica las experiencias. Imaginémonos el cerebro como una enorme estación receptora, con toda clase de información llegando a ella día a día. Durante el sueño, mientras la parte consciente de la mente está inactiva, la inconsciente (o el subconsciente) procesa una amplia mezcla de material -nuevos hechos, situaciones, experiencias pasadas, problemas no solventados, temores, deseos y mucho más. Reaviva emociones de los más profundos escondrijos de la mente y la memoria y acumula toda la información nueva que la mente consciente ha recibido. Entonces, en su único y propio estilo, presenta una imagen visual y emocional: el sueño. Posiblemente se tenga un problema que conscientemente está aplazado porque no se desea pensar en él, pero a pesar de ello todavía está ahí y muy bien puede presentarse en forma de sueño. La estación distribuidora está enviando un mensaje: <No olvides, no pases esto por alto>. Algunas veces, un sueño puede incluso ofrecer una posible solución a tal problema. Además del subconsciente, exista esa parte más profunda, donde se originan los instintos, intuiciones y emociones. Estos también son reavivados y convertidos en sueños a través de la función de la central distribuidora, produciendo un efecto muy poderoso en la mente. De la misma forma que se dejan conscientemente los problemas a un lado, así también se ignoran los sentimientos reales. Al reconocer de donde viene el material que va a los sueños, se puede empezar a comprender mejor su verdadera naturaleza -las mires y actitudes reales, los sentimientos y necesidades -, y relacionando los sueños con la vida cotidiana, tener un mejor control de la situación en la vida. No todos los sueños son exactamente preguntas o respuestas a problemas difíciles, sino que constituyen también una representación de alguna parte de la vida real, a menudo, esa parte con la cual cuesta más trabajo enfrentarse.

7-La noción del tiempo en los sueños

Otro aspecto de la relación en los sueños de diferentes clases de imágenes, es que la mente que sueña no tiene noción alguna del tiempo, lo cual es parte de la experiencia de la mente consciente: simplemente no es necesario. En un sueño, algo que sucedió hace diez años puede tener una relación con algo que es parte de la vida de hoy. Busquemos lazos comunes en los hechos y no nos concentremos en relatar solo los sueños que parecen ser los más coherentes o los que guardan más semejanza con las actitudes de la vida en los momentos en que uno está despierto. De esto se deduce que si una imagen o incidente de un sueño recuerda de forma inmediata algo del pasado, también debemos anotarlo. Los psicoanalistas han descubierto que una de las interpretaciones más útiles de un sueño es la que hace el mismo paciente. De este modo, al estudiar sus sueños en una forma no médica, tales relaciones serán de gran ayuda.