Los santos inocentes; Miguel Delibes

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela de postguerra. Desigualdad social. Lucha de clases. Cortijos. Argumento y personajes

  • Enviado por: CoyotePrue
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Miguel Delibes, Los santos inocentes.

1. Tema

El tema principal de la obra es la lucha de clases, la desigualdad que existe entre los ricos con sus extravagancias y la gente pobre e ignorante.

2. Estructura

La acción de la novela es mínima. Los acontecimientos que se narran están rígidamente sujetos a la función de caracterizar a los personajes, y el conjunto de hechos y personajes se ciñe a la misión de configurar el limitado mundo de uno de ellos, Azarías.

Dos partes desiguales componen la estructura novelística: la primera abarca los cuatro primeros capítulos, y la segunda, los dos últimos. En la primera parte, cada libro aparece titulado con el nombre de un personaje: Azarías en el primero; Paco, El Bajo, en el segundo; la Milana, en el tercero; y el secretario, que es de nuevo Paco, en el cuarto. Frente a esta primera parte sustancialmente presentativa y descriptiva, los últimos libros tienen una índole más narrativa: en ellos se refieren sucesos que perturban el mundo de el relato y que resultan destacados desde el título: El accidente y El crimen.

De este modo encontramos la primera parte compuesta por:

- Azarías: Este capítulo presenta a Azarías como un hombre infantil al que su hermana regaña y al que se le consiente vagar de un lado a otro, sin mas ocupación que la de arrancar los excrementos de los aseladeros, lustrar el coche del Señorito o desplumarle las aves cazadas y otras costumbres como desenroscar los tapones de las válvulas de los automóviles que visitan el Cortijo u orinarse las manos. La auténtica pasión de Azarías es su búho, el cual está en el centro de su universo sentimental: su milana, con la que experimenta una gratificación emocional que ningún ser humano le proporciona.

- Paco, el Bajo: En este capítulo, Delibes nos habla sobre Paco (el cuñado de Azarías) y su familia. Reciben la orden de abandonar la finca y volver al Cortijo. Nieves, su hija, al tener que servir en la casa de Doña Purita, seguirá sin asistir a la escuela. Régula sabe la importancia que tiene la educación y no quiere para sus hijos una vida de humillación, pero contra su voluntad se alza el poder de los señores, que manejan a su antojo la vida de sus criados. El deseo de Nieves de hacer su primera Comunión se convierte en motivo de regocijo (pág. 57).

- La Milana: La figura central vuelve a ser Azarías, que reaparece expulsado de su cortijo por sucio e inútil y debe integrarse en la familia de su hermana Régula, en el Cortijo de El Pilón. Se describe su difícil adaptación a la casa, las alucinaciones que sufre en primavera (pág. 74), y la dificultad que tiene en el aprendizaje de unas normas de higiene. Todo el proceso se presenta por una serie de rutinas que se repiten todos los días. Un día, Rogelio, que demuestra una enorme ternura con su tío, le trae el pollo de una grajeta recién salida del cascarón, una nueva milana que le devuelve a Azarías la ilusión (pág. 79).

- El secretario: En este capítulo, Paco, el Bajo, ahora en calidad de secretario de caza, vuelve a ser el personaje central. Este episodio se divide en dos partes. La primera se centra en la relación que mantienen Paco y el Señorito Iván desde que éste era un crío, mediante una jornada de caza en la que participan el Ministro, el subsecretario y el Embajador. Se produce un incidente porque René el francés señala la diferencia de nivel cultural entre España y el resto de Europa, cosa que ofende mucho al patriotismo de Iván (pág. 104). En la segunda parte de este capítulo se cuentan las visitas periódicas de la Marquesa al Cortijo, lo que rompe el discurrir pacífico de la vida allí. La Señora recibe, en la Casa Grande, uno por uno a todos los criados para interesarse por lo que hacen y obsequiarles con una moneda de diez duros, pero todo se trastorna cuando la Marquesa y su hija Miriam se encuentran con Azarías. Por su aspecto sucio y descuidado y enterada de su edad, la Señora sugiere su traslado a un Centro Benéfico, pero Miriam sale en defensa de Régula, que se muestra tímidamente contraria. Azarías coge de la mano a Miriam y la arrastra a ver a la milana, descubriendo así la miseria y abandono en que malviven ante el asombro y horror de la chica (pág. 113).

Y la segunda parte compuesta por:

- El accidente: Se inician los 15 días en los que el Señorito se instala en el cortijo por ser la pasa de las palomas. Un día, cuando Paco descendía de una encina gigantesca, le falló la pierna dormida y cayó partiéndose la pierna. Mientras Paco aguarda en su casa a que Iván lo acompañe al médico, el Señorito llama a Quirce para que supla a su padre, pero no entiende porqué el joven se muestra tan distante e inexpresivo. Cuando el médico diagnostica la fractura de peroné de Paco y su incapacidad durante varias semanas, Iván no disimula su fastidio, ya que sólo tiene en la cabeza que necesita a Paco para la batida del 22 (pág. 130). Llegado el día de la esperada batida, Iván recoge temprano a Paco, que con ayuda de unas muletas intenta cumplir su misión en el campo, pero las prisas del Señorito, que ignora el dolor de Paco, hacen que este resbale y vuelva a tronzarse el hueso. Al día siguiente, Iván vuelve a recurrir a Quirce como secretario, pero siguen sin congeniar por el desprecio que tiene Quirce al dinero de su señor. El accidente de Paco da ocasión para que Iván se ría con desdén hacia el padecimiento de su criado, cuya invalidez de por vida le trae sin cuidado (pág. 141).

- El crimen: Este episodio se abre con la cínica burla de Don Pedro, que nada sabe de su mujer una semana después de echarla en falta. Iván visita a Paco para retarlo a salir de secretario al día siguiente pero su evidente incapacidad hace que esto no sea posible. El Señorito, prefiriendo no recurrir a Quirce, llama a Azarías para el día siguiente. Cuando lo va a buscar, ve como alimenta a su milana y la cariñosa despedida que le dedica. La mañana de caza fue pésima, hecho que el cazador atribuye a que Azarías no movía adecuadamente el reclamo, de modo que se fue poniendo de mal humor hasta que, perdidos los estribos, empezó a disparar a diestro y siniestro. De camino a casa, Azarías le llama la atención sobre un bando de grajetas y le pide que observe mientras emite un graznido. Una de ellas, la milana, se descuelga hacia Azarías, pero el Señorito coge la escopeta y aprieta el gatillo, sordo a las súplicas de Azarías, matando a la milana ante los lloros y la profunda tristeza de Azarías (pág. 170). Por la tarde, el Señorito va a recoger a Azarías, que toma lo necesario para cazar. Llegando cerca de un encinar, divisa un bando de zuritas y apremia a Azarías. Una vez subido al árbol, Azarías le pide al señor la jaula, y cuando se le acerca, le enlaza el cuello con la soga hasta ahorcarlo, mientras mira al cielo llamando a su milana bonita.

3. Personajes

- Azarías: es el hermano de Régula, y trabaja en la Jara hasta que lo echan de allí. Viste siempre con la misma ropa. A veces da la impresión de masticar la nada. Suele orinarse las manos para que no se le agrieten con el frío. Tiene un amor extraordinario por los pájaros que va cuidando, y también, una extraña afectividad a la Niña Chica.

- Señorito Iván: es el dueño del cortijo e hijo de la Marquesa. Es un hombre rico y muy egoísta que solo piensa en su comodidad y bienestar. Es un apasionado de la caza, y es capaz de todo por una cacería, y lo demuestra ante su afán de llevar a Paco a una cacería aun padeciendo una lesión en la pierna.

-Régula: es la mujer de Paco y la hermana de Azarías. Se encarga de la limpieza y de la cocina del cortijo. Es una mujer fuerte y que desea que sus hijos tengan un futuro mejor que el que le ha tocado a ella.

- Paco, el Bajo: es un hombre pobre, pero un experto secretario de caza, por lo que es, en cierto modo, apreciado por el señorito Iván, aunque solo por interés. Es el Guarda Mayor del cortijo. Es un hombre sencillo, servicial y obediente.

- Nieves: es una niña muy educada, callada y observadora. Trabaja en casa de Pedro, el Périto, para la mujer de éste. Es hijo de Paco y Régula.

- Charito, la Niña Chica: es la mayor de todos los hermanos pero nació con una parálisis cerebral. No puede hablar ni moverse, solo emite unos extraños alaridos. Ella, junto a Azarías, son los dos santos inocentes, como dice la Régula (pág.68).

- Quirce: es un chico callado, tímido y reservado. Es hijo de Paco y Régula.

- Rogelio: es muy activo y efusivo. Se ocupa del tractor en el cortijo. Es hijo, también, de Paco y Régula.

- Pedro, el Périto: tiene un cargo superior al de Paco, pero aún así esta a merced del señorito Iván, es por esto por lo que sufre casi en silencio las continuas insinuaciones de su mujer al Señorito. Se muestra durante toda la historia nervioso e inseguro, pero a la vez enamorado de su mujer aún sin ser correspondido.

- Pura: es la mujer de Pedro, el perito. Se caracteriza por su juventud y su hermoso físico.

4. Lenguaje y estilo

La narración está escrita en tercera persona. El tipo de narrador utilizado es externo y omnisciente, ya que puede saber, en algunos casos, el estado de ánimo de los personajes, y éste no se involucra para nada en la historia. El relato obedece a una cronología lineal, sin apenas retrospecciones, aunque a menudo el avance temporal se pare para describir las actividades habituales de siempre que realizan o han realizando los personajes.

La historia es totalmente narrativa y predomina el texto descriptivo. Desde el punto de vista del diálogo observamos que es bastante escaso y la mayoria de los diálogos son cortos y concisos. Se caracteriza por una descripción detallada de todos los espacios, sentimientos y pensamientos de los personajes, dándole a la obra un ritmo mas bien lento, incluso a veces la trama de la historia se para.

En el diálogo no domina ningún tipo de lenguaje, ya que este varia según sea el rango del personaje que habla. Entre el señorito Iván y su entorno se ve un lenguaje en tono coloquial pero utilizando el lenguaje correcto, aunque también aparecen algunas palabras con significado peyorativo. En cambio el lenguaje utilizado por Azarías y los suyos es bien distinto, ya que es mas pobre y vulgar.