Los ojos del miedo; Tomás Onaindía

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa infantil y juvenil. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Adel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Tomás oanindia, fue un traductor, un guionista y un escritor.Él se ha movido en un amplio campo artístico situadoprincipalmente entre Venezuela y España.Tras varias incursiones en televisión,asi como en teatro, dejando también su huella en la novela, nos muestra ahora su clara habilidad para sumergir al lector en el más profundo de los con una de las muchas obras suyas: “Los ojos del miedo”

2

ÍNDICE...........................................................1

EL AUTOR.....................................................2

VOCABULARIO............................................3

PERSONAJES.................................................4

RESUMEN......................................................5 y 6

OPINIÓN PERSONAL...................................7

1

Adel saber bachiller

1º E.S.O. B Nº 19

I.E.S Julián Marías.

Los ojos del miedo; Tomás Onaindía

Elíptica: Con elipsis o de manera elíptica.

Recostar: Reclinar (la parte superior de un cuerpo) el que está de pie o sentado

3

Julio: es un niño que se queda solo en su casa y descubre que hay un asesinato en la casa de su vecino, y a él también le quieren asesinar.

Madre: es la madre de Julio que se va a su segunda luna de miel a Ibiza con su marido.

Padre: es el padre de Julio que se va a su segunda luna de miel a Ibiza con su mujer.

Pilar: es la tía de Julio, la que se tenía que haber quedado con Julio mientras sus padres no estaban en casa.

Alquimista: es el vecino de Julio, que e asesinado.

Argos: era el perro de Alquimista, pero luego es de Julio.

Asesino: es el que mató a Alquimista, y el que intento matar a Julio.

Los padres de Julio, decidieron irse a su segunda luna de miel, a Ibiza, se lo dijeron a Julio. Él estuvo muy feliz cuando se lo dijeron, pero cuando le dijeron que con él se iba a quedar su tía Pilar no se alegro tanto. Al día siguiente los padres de Julio se fueron, y Pilar se quedó con Julio en su casa. Julio estaba todo el rato pensando un plan para deshacerse de ella delante de su ordenador. Lo estuvo pensando todo el día hasta que pensó:

-A mi tía lo que más le gusta son las motos, a sí que le voy a decir que se valla a reunirse con sus amigos.

Se lo dijo y al principio la idea de Julio no le entusiasmaba mucho, pero luego Julio le convenció, le dio dinero para gasolina, y se fue. Julio no se arrepintió de haberla dado todo su dinero a su tía para que él se quedase solo. Julio se fue a su habitación, se puso delante de su ordenador y estuvo horas enfrente de él, haciendo su planeta. Cuando ya era de noche, el se fue a la cama. Justo cuando se iba a quedar dormido, oyó un ruido muy fuerte en el piso de abajo, Julio se asustó, creía que había un ladrón en su casa, Julio saltó de la cama, se asomó por las escaleras, veía todo el piso de abajo menos el salón, él pensó que estaba ahí. Para asegurarse, bajó corriendo las escaleras abrió la puerta de su casa y salió corriendo, a unos metros de la casa y se dijo a sí mismo:

- No hay nadie en mi casa, si no hubiera salido corriendo cuando yo lo hice.

Julio convencido de que no pasaba nada volvió a entrar a su casa y ahora en vez de un ruido escucho una especie de ladrido que salía de su sótano. Se fue a la puerta del sótano y miro par el agujero de la cerradura, aunque estaba muy oscuro él sabía quién era, era el perro de su vecino. Julio decidió hacer un agujero y por ese agujero darle de comer y de beber, así lo hizo. Cuando ya estaba el agujero hecho, él

encendió la luz del pasillo y el perro se fue corriendo a alguna parte del sótano dónde no hubiese luz y Julio no sabía por qué. Julio se fue a casa de su vecino a decirle que estaba el perro en su casa, pero descubrió que su vecino estaba muerto, y tenía droga. Al lado del cadáver encontró como una especie de túnel que iba desde su sótano hasta el suyo. Julio comprendió por qué el perro no podía ver la luz, le habían drogado. Julio volvió a su casa e intentó curar al perro, le llamó Argos, cuando el perro ya estaba bien Julio le ato con una correa y abrió la puerta del sótano, se encariñaron mucho, pero de repente Julio se dio cuenta de que había perdido mucho tiempo con Argos, que tendría que haber resuelto antes lo del asesinato, Julio cuando iba a coger el teléfono para llamar a la policía, sonó el teléfono lo cogió y el que estaba al otro lado era el asesino, Julio estaba muy asustado, el asesino le dijo que le iba a matar, y le corto el cable de la línea telefónica para que no llamase a la policía, Julio se acordó del túnel, se fue al sótano paso por el túnel y se fue al salón de la casa de su vecino, cuando cogió el teléfono para llamar a la policía el asesino que estaba detrás suyo le dijo:

-¡Cuelga el teléfono!

Julio asustado lo colgó, el asesino lo estaba apuntando a la cabeza cuando Argos empezó a morder al asesino. Argos, mató al asesino y Julio y Argos se quedaron un poco mas tranquilos. Los padres de Julio cuando se enteraron, volvieron a casa y castigaron a Julio seis meses y un día sin usar el ordenador.

6

A mi este libro, me ha gustado mucho. Este libro es muy divertido, por el asesinato del vecino de Julio y casi el suyo, es interesante, porque no se sabe lo que Julio va a hacer en cada momento. También es interesante, porque cuando Julio oye un ruido en su sótano no se sabe lo que puede ser, y él piensa de un modo diferente de las demás personas, porque desde un principio podía haber llamado a la policía y todo se hubiera acabado.

Los ojos del miedo; Tomás Onaindía