Los medios informativos, Comunicación y Libertad

Rol Medios de Comunicación. Relación dialógica. Infraestructura informativa en Venezuela

  • Enviado por: José Pernía
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 4 páginas
publicidad

LOS MEDIOS INFORMATIVOS, COMUNICACIÓN Y LIBERTAD

  1. Rol de los medios de comunicación en la reproducción de las relaciones sociales.

Hablar de rol de los medios de comunicación en la reproducción de las relaciones sociales capitalistas constituye un maniqueísmo histórico – político que solamente conducirá a un enfoque parcial y distorsionado de la realidad.

Ciertamente, los medios contribuyen a la reproducción de las relaciones sociales, pero esto ocurre dentro del capitalismo y el socialismo por igual. Si no, compárese el comportamiento de los medios de comunicación e información de la antigua Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), fallecida en 1989, como resultado de la Perestróika y la Glasnost, con la forma que adoptan los medios de comunicación en cualquiera de las dictaduras de los subcontinentes latinoamericano, asiático o africano. En Rusia como en los otros ámbitos señalados, los medios se convirtieron en instrumento de adoctrinamiento de las nuevas generaciones de ciudadanos, a los cuales había que falsearles la historia, convertirlos al pensamiento dominante y ponerlos al servicio del Estado, en la búsqueda de la reproducción de valores culturales socialmente aceptados.

La viabilidad de un valor, se fundamenta en el marco jurídico – político y social establecido por quienes detentan el poder. Esto es así tanto en el capitalismo como en el socialismo. El gobierno, como expresión del control del Estado por una determinada clase social, ejerce presión sobre los medios de comunicación para que transmitan el conjunto de valores que permiten la reproducción del Estado ideal, ese que facilita la perpetuación en el poder del grupo dominante.

De tal manera que, si en el capitalismo los medios informativos ejercen una pedagogía popular a través de la transmisión de cierto conjunto de valores, una vez que estos medios se convierten en instrumento de otro sistema de pensamiento, de otra ideología, entendida este como constructo intelectual del deber ser, que se expresa en una postura ante la vida, tornarán entonces a defender y sostener el sistema de pensamiento de quienes detentan el poder.

  1. La comunicación como relación dialógica.

La comunicación es un acto, un proceso y una relación; como acto, implica el uso de determinados recursos para hacerse comprender, como proceso, establece la necesidad de que existan una cierta cantidad de elementos: el código, el emisor, el receptor y el contexto (Aguilar, 2009), como relación, se puede establecer que la comunicación es en principio un proceso dialógico, dentro del cual uno o más individuos comparten información, utilizando determinados códigos, símbolos y valores compartidos.

Cuando los valores no son concurrentes, ocurren distorsiones o “ruidos” en la comunicación. Por ejemplo, dos personas que hablan castellano, pero una es Argentina y la otra Venezolana: los giros idiomáticos, presentes en su cultura los harán tener ciertos “baches” comunicacionales, pues les tomará algunos segundos interpretar lo que el otro está diciendo en determinados momentos, verbigracia, una “chola” es una campesina para el argentino, mientras que para el venezolano es un calzado.

Ahora bien, los medios informativos carecían, hasta hace bien poco, de recursos con los cuales establecer una relación dialógica con los usuarios, a no ser por ciertos buzones de correos, en los cuales estos podían depositar sus opiniones, o la recolección periódica de información de las encuestadoras, que les permitían adaptar sus programaciones y estilos a las preferencias de la población.

En los actuales momentos, gracias a la tecnología de punta, los medios informativos tienen a su alcance FACEBOOK, TWEETER, y otros recursos de la WEB, con los cuales pueden mantener contacto directo con sus usuarios en “tiempo real”, lo cual les permite pulsar su opinión y contestar sus inquietudes cuando son planteadas. La comunicación e información de cuarta generación, facilitará la interacción de los usuarios directamente con los presentadores a través de la holografía y otros recursos de ese tipo. Pero nunca sustituirán la comunicación persona – persona.

  1. Infraestructura informativa en Venezuela.

La infraestructura informativa en Venezuela se caracteriza por la existencia de varios tipos de medios: el impreso, representado en los periódicos de circulación nacional y regional, con presencia de algunas publicaciones internacionales, acompañado por varias editoriales que hacen vida en el país, produciendo textos de distintas categorías y diversos enfoques.

Luego está la radio, como elemento constitutivo de los medios de mayor penetración y arraigo popular en el país. La historia de la radio está altamente vinculada con los más elevados sentimientos de libertad, democracia y lucha por los derechos individuales y colectivos en Venezuela, desde 1958 hasta la presente fecha.

Seguidamente y de más reciente data, se encuentra la televisión venezolana, que ha ido desarrollándose conjuntamente con la ampliación de los conocimientos técnicos del pueblo venezolano y, hoy por hoy, exhibe un nivel de ejecución envidiable en todo el subcontinente latinoamericano: se producen dramáticos, miniseries, programas humorísticos y de variedades, secciones culturales y educativas, noticieros, programas de investigación y opinión, concursos, todo en un formato y con una calidad exuberante.

Dentro de este espectro, se evidencia la presencia de medios ligados al gobierno, vinculados a una ideología y una ejecutoria, mientras que existen otros que ora adversan abiertamente esta corriente de pensamiento, ora asumen una postura “neutral” que les permite accionar libremente, sin establecerse compromisos de un lado o de otro.

Los medios privados de información y comunicación son cada vez menos en proporción a la creación de televisoras, radioemisoras y prensa comunitarias, que han ido abordando la defensa de la actual administración y su postura ideológica, tanto en política interna como exterior.

Sin embargo, ha surgido otro grupo de medios de información y comunicación de novedoso formato y muy reciente data, como son las redes sociales, construidas a través de la telefonía digital y los recursos que ofrecen la informática y telemática actualmente, tales como facebook, tweeter; Skype y otros, que posibilitan la comunicación abierta, directa, inmediata y totalmente libre, entre ciudadanos de todo el mundo, sin que ni siquiera gobiernos totalitarios, como el de Irán, hayan podido controlarlos.

Esta nueva pléyade de comunicadores sociales ejercen, sin mayores restricciones el periodismo investigativo y de denuncia que han tenido que abandonar, forzosamente, los comunicadores sociales en países donde la democracia está en peligro o es totalmente inexistente.

En Venezuela crece cada vez más el número de usuarios de estos recursos comunicacionales y constituyen una ventana alterna al mundo.

Es, por lo tanto, cada vez más difícil establecer un gobierno omnímodo en Venezuela, toda vez que - para lograr su establecimiento y consolidación - se requiere de medios totalmente dóciles, comprometidos con el gobierno y eso no es posible actualmente. Y, si se lograra, si se pudiera anular a los medios “disidentes o reaccionarios”, los periodistas electrónicos, los usuarios de la Internet, encontrarán la manera de hacerle saber al mundo lo que aquí ocurre.