Los Mares del Sur; Manuel Vázquez Montalban

Literatura contemporánea del siglo XX. Novela policíaca. Narrativa. Argumento. Personajes. Biografía

  • Enviado por: Charlie Angel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

  • FICHA TÉCNICA

  • Autor/a: Manuel Vázquez Montalbán

    Título: Los Mares del Sur

    Editorial: Planeta S.A.

    Colección: Booket número 18

    Edición: Tercera

    Lugar y data de publicación: Gavá, septimbre 2003. Primera edición: marzo de 2002

    Número de páginas: 220

  • RESUMEN DEL ARGUMENTO

  • Un grupo de jóvenes que salían de noche roban un coche, la policia detiene tres de ellos pero el cuarto escapa y encuentra un cadáver. Es identificado como el de Carlos Stuart Pedrell, un hombre de negocios que había desaparecido un año antes diciendo que se iba de viaje a los Mares del Sur. Este hombre tenía mujer e hijos y era dueño de un negocio inmobiliario.

    La mujer del señor Stuart llama a Pepe Carvalho (detective privado) para que le informase del lugar donde había estado su marido durante ese año “sabático”. Carvalho comienza la investigación por el entorno en el que se movía el difunto.

    Empieza por el despacho de trabajo. Le recibe una secretaria disfrazada de ex-alumna de monjas. Entra en el despacho y ve que tenía lámparas de papel encerado con cierto deje oriental, moqueta de lana y un insólito semáforo en la puerta. Revisó los libros de Stuart, cuadros, mobiliario... se dio cuenta de que le gustaba Gauguin, encontró una nota entre los libros que traducido contaba la historia de este pintor que estaba escrita en verso libre y que al final decía: “Pero cuando le digo que él está entre los afortunados que han visto la aurora, sobre las islas más bellas de la tierra, al recuerdo sonríe y responde que cuando el sol se alzaba el día ya era viejo para ellos.

    Ya nadie me llevará al sur.” Esta última frase le llamó la atención. Interrogó a la secretaria y surgió el nombre de Artimbau.

    Se dirigió al estudio del pintor, Carvalho le conocía de antes, comieron en su estudio una cena dietética que le sirvió Artimbau. El detective le hacía preguntas sobre el caso a la vez que mezclaba preguntas personales. Le dijo que le había encargado pintar un cuadro antiguo del estilo de Gauguin. Hablaron de Stuart, personal y profesionalmente, de cómo era y cómo había obtenido su fortuna. Carvalho sacó el tema de la nota que había encontrado y el pintor le dijo que era su obsesión.

    Carvalho fue a una de las casas que poseía el Sr. Stuart en una colina de Barcelona. El mayordomo le recibe en la puerta, le lleva a la cripta del fallecido y echa una ojeada; escuchó un piano y se dirigió hacia él. Conoce a Yes (Yésica), una de las hijas de Stuart, habla sobre su padre y sobre los Mares del Sur, pero está demasiado drogada para dar mucha información.

    Fue a una fábrica de cerveza donde se encontró con un socio de Stuart, Planas, con el que quiso mantener una conversación sobre la víctima y terminó aconsejándole una clínica de relax en Marbella. Le mencionó a un tal Alfredo Munt.

    Decidió ir a cenar a un restaurante del barrio chino que le recordó su adolescencia. Acto seguido fue a ver una obra de teatro de novela negra en la que se aburrió mucho debido a las discusiones que había entre el público intelectual que no paraba de dar opiniones sobre la novela negra citando nombres, evolución... Cuando salió del anfiteatro se encontró a Dashiell Hammett que se conocían al presentarlos Horacio en la presentación del libro de Juan con la que tuvo una conversación muy interesante.

    Llamó a Biscuter por si tenía algún mensaje y le respondió que le había llamado Yésica. Al terminar de hablar, Carvalho se duchó y cenó. Llamaron al timbre del jardín y encontró a Yésica, la cual se arrepintió del comportamiento del día pasado y que si podía ayudarle en algo. Pasaron la noche juntos.

    A la mañana siguiente fue a casa de Teresa Marsé, una amiga. Le enseñó la foto del señor Stuart y ella le habló de su vida sexual y mencionó a Adela Vilardell, a la que interrogó Carvalho más tarde.

    Al regresar al despacho se encontró con Yes, le pidió quedarse y el detective la rechazó, insistió pero no consiguió nada. Le amenazó con suicidarse y salió. Carvalho la siguió a la calle, pero la perdió.

    Más tarde, partió a ver a Nisa Pascual, una íntima amiga de la víctima. Le comentó al investigador que le propuso irse de viaje con él por tiempo indefinido, que era su obsesión los mares del sur.

    Biscuter y Carvalho se fueron a cenar a casa de Beser y casi discuten el anfitrión y Biscuter por cuáles habían de ser los ingredientes de la paella.

    Carvalho procedió en la construcción del caso. Preguntó casa por casa del barrio de San Magín si alguien conocía a la víctima. Fue al apartamento del señor Vila, un supervisor de obras que había en el barrio, le enseñó la imagen y la asoció con el nombre de Antonio Porqueres, el detective le pidió las llaves de su casa y Vila le dijo que no las tenía, pero le dijo la dirección, así que le pidió las llaves al portero.

    Fue a la casa del difunto, la observó, no vio nada. Llamó a Biscuter y regresó a casa de Carlos, en la que se quedó a dormir un par de horas. Acto seguido fue a la parada del autobús a esperar a Ana Briongos para hablar con ella. Le enseñó la foto y negó conocerle (Carvalho no la creyó), demostró que si lo conocía y le anunció que había muerto. Ana se puso a llorar y citó al investigador a las siete en el mismo sitio.

    Al volver Carvalho a la oficina, Biscuter estaba durmiendo, lo despertó y le preguntó los mensajes que había. Biscuter comentó las llamadas de Yes y de la viuda, ésta última para invitarle a una fiesta. Pepe solucionó un problema familiar y en seguida se vistió para la fiesta.

    En la fiesta pidió un whisky y habló con la viuda, le preguntó por el caso y él le dijo que tenía algo. Felicitó a Planas, que junto Munt, hablaron con Carvalho sobre los Mares del Sur; Planas le comentó que el difunto quería una beca americana para estudiar en América antropología social, pero que fue antes que lo de los Mares del Sur.

    Yes i él habían quedado en el chino, donde hablaron de su relación. Pepe le aclaró que cuando terminase el caso no se volverían a ver. Yes inculpó a la mujer, Planas, a Munt y a Lita Vilardell en el asesinato de su padre; después de cenar fueron a casa de Carvalho.

    Después, fue a casa de Charo, pero le echó al poco rato, pidió que volviera y protección. Empezó a comentar a Pepe que creía que había otra, a lo que Pepe reaccionó hablándole de un viaje a Francia, y después se marchó.

    Empezó a pensar en Charo, Yes, la viuda, Bleda... pensaba en tonterías mientras iba de camino a la parada del autobús a la cita con Ana Briongos, la recogió y fue a un chiringuito alquilado de unos almacenes. Empezaron a hablar de Antonio Porqueres, cómo lo había conocido y cosas así. Carvalho le dijo la verdadera identidad del señor Porqueres, Ana siguió hablando y Pepe pudo afianzar su estructura del caso. Visitó de nuevo a Vila y le pidió unos ficheros e información sobre Ana. Al terminar tomaron una copa.

    Quiso ir a ver a Ana y, cuando llego a su casa, estaba toda la familia, el padre estaba inquieto porque creía que su hija se había metido en problemas. Preguntó sobre Porqueres y no obtuvo gran cosa, sólo que le llamaban el músico. Pidió que cuando llegara el hermano de Ana que lo llamase.

    Creió que hablar con Bromuro le ayudaría así que fue a hablar con Bromuro, que estaba enterado de todas las bandas de navajeros del barrio, le preguntó por los barrios de la Trinidad, San Magín... aunque de esos no sabía nada. Mientras que le limpiaba las botas le contó su vida: que se había metido en la policía, que era un ecólogo...

    Volvió a casa y vio a Yes acariciando a Bleda. Dijo que había traído salchichón de jabalí, cuatro tipos de queso, paté de hígado de pollo y un libro para quemarlo en la chimenea. Al cenar volvió a salir el tema de la relación y ella le dijo que quería hacer un viaje.

    Se dirigió a la comisaría e interrogó al policía, después hablaron de política. Cuando se marchó el policía, Pepe pidió a Biscuter que se informara sobre la comida china, la más dietética de todas. Pepe le comentó el viaje con Charo y Bleda a París.

    Se dispuso a comer con Planas y con Munt, hablaron sobre el porqué investigar en el barrio de San Magín, también hablaron sobre las conclusiones del caso y sobre la viuda.

    Regresó a su casa y vio a Charo, preparada para tener relaciones, Pepe se negó. Leyó una nota de Biscuter que le recordaba que el hijo del señor Briongos se encontraría a las nueve en el cine de San Magín y que Ana le dice que no acuda. Cogió su navaja y una pistola, se fue de la casa y se encontró con Bromuro, habló durante un breve espacio de tiempo y tomó el coche para dirigirse a San Magín.

    Había quedado a la parada del autobús con Ana Briongos donde se encontraron, Ana quería convencerlo de que no asistiera al encuentro con su hermano, no lo consiguió; Pepe le habló de su infancia.

    En el encuentro con su hermano, Pedro Larios, le llevó a una calle despoblada de la que salieron dos amigos de Pedro, entonces Pepe le gritó que fue él el que mató al novio de su hermana (Carlos Stuart). Pedro le amenazó con una navaja, pelearon, Carvalho sacó sus armas y redujo a los agresores; los dos desconocidos huyeron y Carvalho levantó a Pedro y lo llevó a casa de su hermana recordándole que le apuntaba un revólver.

    En la casa de Ana Briongos estaban ella y su padre; Pedro contó todo aunque ella y su padre ya lo sabían, o sea, eran cómplices. Quedaba todavía la pregunta: ¿Cómo llegó el cuerpo hasta el solar donde se encontró? Se le vino enseguida a la mente a Carvalho el nombre de Lita.

    A la mañana siguiente, Carvalho fue a casa de Lita, le contó lo que le dijo Pedro, todo coincidía con Lita y Viladecans, ella contó lo que ocurrió en verdad.

    Escribió el informe y se lo entregó a la viuda, se lo comentó verbalmente a petición suya y, al terminar su exposición le propuso un viaje a los mares del sur que el detective rechazó.

    Al llegar a casa, encontró Bleda degollada.

  • LOCALIZACIÓN ESPACIO-TIEMPO

  • La história narrada en este libro ocurre en la actualidad, en una sociedad moderna; puede que sea una historia de hace unos cuantos años, ya que ahora no se acostumbra a pedir ayuda a detectives privados, ya que la policia, en teoria, se encarga de ello.

    La novela se situa en algunos barrios de barcelona: San Margín, San Andrès Trinidad…

  • NARRADOR I PUNTO DE VISTA

  • El narrador es externo, como si fuera des del punto de vista de una persona que solo explica lo que ve, no lo sabe todo sobre los personajes aunque ocasionalmente comenta lo que piensan en algunos momentos, por lo menos lo que piensa Carvalho, pero lo que piensan los otros personajes de la novela no lo dice. Aunque sabe lo que piensa Carvalho, él no es el narrador porque una persona no habla de si misma en tercera persona.

  • CLASIFICACIÓN TEMÁTICA

  • El libro trata de un detective que lleva el caso de un hombre que desaparecio hace un año diciendo que se iba a los Mares del Sur pero que en realidad se fue a otro barrio de barcelonsa. Es una novela básicamente de intriga, aunque yo la clasificaría en diferentes temas:

      • Política (ejemplos como UCD, PSOE...).

      • Terrorismo (Conoce a terroristas).

      • Sexo, drogas... (Yésica, Bocanegra...).

      • Marginación social (barrios bajos como San Magín).

  • EVOLUCIÓN DE LOS PERSONAGES

  • Carlos Stuart Pedrell: Es un hombre de negocios de unos 45 años. Despareció un año antes de encontrarlo asesinado, cuando se fue dijo que se iba de viaje a los Mares del Sur; pero en realidad se va a un barrio marginal de Barcelona, San Margín con una nueva identidad: Antonio Porqueres. Es el típico tipo de hombre que cuando llegan a los cuarenta se deprimen un poco, pero cuando ya tienen 45 el mundo se les vienen encima. Era muy trabajador, sabía llevar los negocios muy bien, pero no tanto como su mujer.

    Miriam (Mima): Es la viuda de Stuart Pedrell. Mujer muy guapa y elegante. Es muy trabajadora y sabe llevar el negocio de su marido bastante bien. Ella muchas veces le decía a su marido que se fuese de casa si tenia tantas ganas de irse. Es una mujer un poco malévola.

    YES (JESSICA): Es la hija de Stuart Pedrell, una chica joven, pero bastante problemática ya que toma y fuma droga. Es una chica que estudió en un país extranjero, y no tenía muy buena relación con su madre.

    Mayordomo de los Stuart: Estudió en la facultad de filosofía y letras. Administrador económico de Stuart.

    Viladecans: Abogado de la familia Stuart.

    Pepe Carvalho: Es un detective, de unos 40 o 50 años, sin trabajo porque no tenía casos de hacía mucho tiempo, pero con éste ya está algo más contento

    Es un hombre un poco ligón, las relaciones le duran muy poco. Le gusta muchísimo beber alcohol. De carácter triste, pero inteligente. Su mejor compañía es su perra, Bleda.

    Biscuter: Compañero de Pepe Carvalho.

    Aritimbau: Es pintor, hacía cuadros para Stuart Pedrell. También es amigo del detective.

    Charo: Prostituta y amante de Carlos.

    Adela Vilardell: Amante de Carlos Stuart Pedrell.

    Ana Briongos: Tubo una relación sentimental con Antonio Porqueres (Stuart). Vive en San Margín, es amiga de Pepe y cómplice del asesinato

    Pedro Larios: Hermano adoptivo de Ana Briongos. Tuvo una infancia conflictiva y difícil. Es el asesino de Carlos Stuart Pedrell y agresor de Pepe Carvalho.

    Señor Briongos: Padre de Ana y cómplice de asesinato.

  • MEJOR ESCENA

  • La escena que yo he escogido para describir aquí no es la mas bonita del libro, sinó la escena que me ha hecho estar pensando y reflexionando sobre ella más tiempo, ya que me ha impactado mucho y no le he encontrado ningun sentido coherente.

    Esta escena esta localizada en el final del libro, concretamente en las dos últimas páginas (páginas: 219 y 220).

    En éstas dos páginas se describe el momento en que Carvalho llega a su casa y encuentra Bleda, su perra y mejor compañera, degollada y decide enterrarla. Después de esto se emborracha y duerme hasta que se despierta de hambre y sed.

    Anteriormente (en el primer parráfo de éste apartado del trabajo) he mencionado la razón por la que había escogido esta escena tan cruel y sanguinaria; pero no he dicho la razón de que me impactara y me hiciera pensar y reflexionar tanto tiempo sobre ella. Pues me ha sido imposible sacarmenla de la cabeza. No entiendo porque tenía q ue salir esta escena, el libro (dentro de lo poco que me ha gustado) hubiera sido mejor sin estas dos páginas finales; también tengo la pregunta en mente de que culpa tenía la perra. Una pregunta que también me he hecho es si esto es la única manera de expresar el amor de Carvalho hacia su perra ya que prácticamente ni siquiera llora; la pregunta es, el autor no sabía expresarse o es que verdaderamente nunca ha sentido amor, respecto algún animal que no fuera un humano? No sabe que se puede querer más a un simple animal que a una persona? Yo, personalmente, no creo que esta se la forma de enseñar a los pobres fracasados que nunca han podido o han sido capaces de sentir amor respecto un animal que no fuera el ser humano. Que clase de libro es el que enseña, mayoritariamente a adolescentes pero a todas las personas, que la bebida es la forma mas rapida, sencilla, eficaz y fácil de escapar? Yo, sinceramente, no creo que esto se deba enseñar, ni en un libro ni en ningún sitio, ya que puede que te encomine a las drogas en cualquier momento que te sientes triste, decepcionado o deprimido, sin pensar en que la mayoría de personas que leeran este libro seran adolescentes, una etapa de la vida muy inconstante y con muchas depresiones, alegrias y presión, tanto por parte de la familia como de los amigos.

    Espero haber logrado el propósito de hacerles reflexionar y pensar sobre lo que os he comentado, aunque posiblemente no habeis estado pensando en ello tanto tiempo como yo.

  • OPINIÓN PERSONAL

  • Esta novela ha sido una de las mas aburridas que he leído, pues aunque me gustan los libros de intriga (me gustaban mucho los libros de Thomas Brezina) éste no engancha, no apetece leerlo y al lector (o por lo menos a mi) no me interesaba de ninguna forma saber que había hecho Carlos Stuart Pedrell durante ese año, acostumbran a gustar más los libros de presente o futuro, no los que miran antes de lo que ha ocurrido al principio del libro. Además hay demasiados personajes que nunca acabas de conocer del todo. Es un tipo de novela que necesitas leerla más de una vez para poder entenderla, cosa que no agrada mucho, encima es lenta lo qual hace que se te haga imposible tener ganas de leer el libro. Además, una cosa que te cansa al leer es que había bastantes palabras que no se entendían por lo que tenías que dejar la lectura y buscarlas al diccionario, a parte de un lenguaje algo vulgar; indecente para un libro.

    He consultado con otras personas a traves de internet, y de todas las personas que lo habían leído no ha habido ni siquiera una que dijese que le ha gustado mínimamente por la qual cosa soy incapaz de entender porque nos hacen leer un libro que no le gusta a nadie, una respuesta posible sería que era un gran autor fallecido recientemente, pero no entiendo porque no nos daban un libro mejor aunque fuera del mismo autor.

    Soy consciente que cuando te obligan a leer un libro no te apetece hacerlo por la qual cosa no te acostumbra a gustar; pero éste no creo que sea mi caso ya que el de catalán tampoco tenía ganas de leerlo y me encantó.

    También tengo que añadir que he encontrado el libro con algunas escenas a las que no les he encontrado sentido, no creo que sean para nuestra edad o que no eran necesarias para el libro. Y que, si buscas una pequeña moraleja en cada escena o cierto número de páginas, són moralejas inciertas (como por ejemplo las ya citadas en el apartado de la mejor escena), aunque si miras en general puedes llegar a la conclusión de que las apariencias engañan, aunque personalmente creo que esto ya lo deberían saber, por lo menos las personas algo mayores, (a partir de los 12 o 13 años).