Los Historiadores Marxistas Británicos; Harvey J. Kaye

Historia. Sociología. Sociología Histórica. Escuelas Historiográficas del Siglo XX. Aportaciones Británicas. Análisis de la Obra

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

Desde hace unos años existen una importante relación entre sociología e Historia. Por una parte hay una tendencia a ver la sociología como fuente de métodos y técnicas y la Historia como fuente de datos. Por otro lado, para algunos autores estas dos disciplinas son la misma materia. Se puede observar que tantos historiadores como sociólogos contribuyen a la teoría social.

El libro se plantea estudiando tanto la labor individual de los historiadores marxistas británicos, como un estudio de la tradición teórica, que sirve como revisión de la simbiosis entre la Historia y la sociología que se ve desde un punto de vista marxista, estudiando el problema de la base superestructura, y alejándose del determinismo económico.

Kaye estudia la formación de la tradición teórica, viendo la visión que de este tema han tenido diversos autores: Samuel por una parte los incluye en una tradición teórica originada ya con Marx.

Hobsbawn niega esta tradición teórica con anterioridad del Grupo de Historiadores del Partido Comunista en los años 1946-56 . Por otro lado Richard Johnson evalúa críticamente la formación de esta tradición histórica relacionándola con una ¨estructura del sentimiento¨ que hizo estudiar la cultura, entendiéndola como social y popular, alejándose de las relaciones económicas, y planteando la existencia de una reforma tras el 56 y definiendo su forma de trabajo como “ marxismo cultural “ o “ culturalismo “.

Kaye defiende por su parte que no existe esta ruptura y que se produce una continuidad en las relaciones y las luchas de clase en su totalidad.

Otra característica común de esta tradición teórica es el tema de los orígenes y desarrollo del capitalismo. Estudio que han realizado desde una perspectiva económica y social.

Un segundo punto importante en el libro es la obra Studies in the Developmente ,de Maurice Dobb se publicó por primera vez en 1946. En esta obra Dobb comprobaba y ampliaba la hipótesis y el análisis propuesto por Marx en relación con los orígenes y el desarrollo del capitalismo ( y de la industrialización ) como modelo de producción históricamente específico. Studies dio lugar a un debate ininterrumpido sobre la transición del feudalismo al capitalismo que iba a incluir la economía, la sociología, los estudios históricos y del desarrollo y la teoría marxista y que impulsó el desarrollo de conceptos tales como modelo y relaciones de producción , estructura y lucha de clases y totalidad.

Kaye defiende en este capitulo que Studies de Dobb fue una contribución original y decisiva para el desarrollo de la teoría de la determinación de clases, y para la tradición teórica de los historiadores marxistas británicos, tanto por sí misma como a través del trabajo posterior basado en este estudio.

Hoy, incluso fuera del contexto marxista , el nacimiento del capitalismo sigue siendo un tema importante entre las ciencias sociales. Sin embargo los términos que se emplean en los debates no marxistas son generalmente bastante diferentes de los utilizados por los marxistas.

En el primer capítulo de Studies, titulado simplemente “capitalism” Dobb explica los diversos significados que se han dado a la palabra en su uso cotidiano y en los estudios históricos ,y presenta la aproximación que él considera específicamente marxista tanto con respecto al tema como en relación con los estudios históricos en general. En particular destaca tres definiciones de capitalismo y teorías sobre sus orígenes.

Primero ofrece la definición propuesta por Werner Sombart y Marx Weber en sus escritos, y que ha llegado a considerarse el espíritu del capitalismo , Sombart sitúa la base del capitalismo en una unidad particular del espíritu de empresa o aventura y del espíritu burgués de cálculo y racionalidad. Mientras que el espíritu de empresa se entiende como el producto de una síntesis de codicia por el oro, el deseo de aventura, y el amor a la exploración, el espíritu burgués se considera hecho de cálculo, programación muy cuidada, racionalidad y economía.

Studies no fue programado para ser meramente un trabajo de historia económica, sino también un trabajo de economía histórica. Dobb es conocedor del hecho de que los economistas normalmente tienen poco interés en las cuestiones históricas y los historiadores tiene poco interés o incluso poco respecto por los estudios históricos que no proviene de trabajo de campo o investigación en archivos.

Sin embargo, dice que estaba animado a perseverar a causa de la obstinada creencia de que el análisis económico solo tiene sentido y sólo fructifica si se une al estudio del desarrollo histórico. Además, defiende que incluso a los economistas dedicados a los problemas contemporáneos se les deben permitir consultas sobre datos históricos .Hoy en día la defensa de la aproximación a los temas económicos desde la perspectiva histórica, en particular al desarrollo económico , puede parecer bastante razonable, pero en los tiempos en que Dobb escribía, las ciencias sociales eran característicamente ahistóricas , o incluso anti-históricas ,y no era frecuente que los historiadores se dedicaran a tales problemas.

Studies II trata sobre la transición al capitalismo; en relación con los temas del papel histórico del capital mercantil y si existió o no un periodo que podría ser llamado capitalismo mercantil. Dobb está también de acuerdo con Marx. Es decir, aunque en algunos lugares el capital mercantil ha representado un papel históricamente progresivo contribuyendo a la disolución del feudalismo, la aparición del comercio a gran escala y de una clase mercantil no constituye el capitalismo: Sólo se puede pensar en el comienzo del periodo capitalista en el momento en que tiene lugar los cambios en el modo de producción , en el sentido de una subordinación directa del productor al capitalista. De hecho, Dobb defiende que , dado que lo más probable es que las fortunas de la clase mercantil dependan del modo de producción en uso, también es más probable que prevalezca el deseo de mantener tal modo de producción sobre el de transformarlo. Asimismo deberá tenerse en cuenta que Dobb admite el desarrollo de un capitalismo anterior al de la Inglaterra de finales del siglo dieciséis,, en los Países Bajos y ciertas ciudades italianas alrededor del siglo catorce. Sin embargo ,en esta primera aparición ,el capitalismo se mantuvo como un modo de producción subordinado en el seno de las sociedades pre-capitalistas.

Al detallar el nacimiento del capitalismo, que no alcanzó gran desarrollo hasta que la desintegración del feudalismo se encontraba en estado avanzado ,Dobb debate el crecimiento de las ciudades y la aparición de la burguesía .

Reitera su postura de que mientras las clases mercantiles contribuyeron al declinar del feudalismo como parásitos del antiguo régimen fueron al fin y al cabo una fuerza conservadora y no una fuerza revolucionaria.

Continúa después explicando el nacimiento real del capitalismo a partir del modo elemental de producción subordinado al proceso de acumulación primitiva.

El debate sobre la transición al capitalismo motivado por Studies ha sido seguido no sólo por especialistas británicos y europeos, sino por Latinoamericanos y del Tercer Mundo, e incluso por los estudios históricos norteamericanos.

El tercer capítulo narra lo que Hilton piensa sobre el feudalismo y el campesinado inglés. Como historiador social marxista, subscribe una concepción particular del feudalismo, que él define como relación de explotación entre terratenientes y campesinos subordinados, en la que lo que excede de la subsistencia de éstos últimos, bien sea mera mano de obra o arrendamientos pagados en especie o dinero, se transfieren a los primeros ante la presión de una sanción .Esta relación se denomina servidumbre ,término que provoca dificultades.

Hilton defiende que tal teoría no implica análisis sino mera aceptación por parte del historiador de la propia evaluación que la sociedad hace de sí misma ( o más bien la evaluación que hace la intelectualidad dirigente ). Reproduce la idea de que la sociedad fue naturalmente dividida entre los que luchan, los que oran y los que trabajan, es decir, señores, clérigos y campesinos.

Es el historiador del feudalismo medieval que ha puesto más interés y ha defendido con más fuerza el reconocimiento de los campesinos como agentes políticos. Pero como Hilton señalara al comienzo del desarrollo de este campo, había aspectos del enfoque que las ciencias sociales hacían de los estudios sobre la clase campesina que inhibían contribuciones potenciales, esto es, en términos de estudios históricos y análisis de clases. De hecho, realmente los científicos sociales tendían a privar a la experiencia de la clase campesina de su dimensión histórica y/o de clase.

Como Marx , Hilton ha estado interesado en la relación histórica entre feudalismo y capitalismo; frente a Marx, sin embargo, Hilton ha estado especialmente interesado en el campesinado medieval.

Insiste en la importancia de estudiar el campesinado medieval en relación con los señores de la tierra. No es que las actividades específicamente agrícolas o la unidad familiar son menos importantes, pero si vamos a analizar, no una economía campesina autosuficiente sino una economía feudal de la edad media ,debemos tener en cuenta otros elementos de la estructura social.

Así ,es esencial analizar el señorío porque es en el señorío donde las dos clases principales de la sociedad feudal se enfrenta por la transferencia del excedente de producción.

Hilton defiende que la fuerza motriz del feudalismo estaba representado por los esfuerzos de los señores por aumentar al máximo los ingresos de la renta feudal, esto es, el excedente de producción, para el mantenimiento y, si era posible, la ampliación del poder de su clase.

La fuerza motriz , no era por tanto las demandas de las rentas por parte los señores sino la lucha entre señores y campesinos por esa renta.

Hilton escribe que cuando se ve desde la perspectiva del pueblo, el distrito y el condado, una gran parte de lo que ha preocupado tradicionalmente a los historiadores medievalistas fue en realidad mucho menos significativo de lo que parecía ser desde los escritos de los cronistas nacionales, o los archivos de los gobiernos centrales. De esta forma , añade mirando desde abajo hacia arriba podemos obtener una imagen más exacta del total de la sociedad y del estado, que si observáramos la sociedad desde arriba.

Lo que es significativo es que demuestra que los movimientos campesinos, en cuanto lucha de clase, tuvieron consecuencias para el desarrollo y el cambio social medieval y, en sus objetivos, fueron decisivos en términos históricamente específicos de la edad media y significativos como aportaciones a periodos históricos y luchas generacionales posteriores.

Otro tema que se cuenta en el libro es la opinión de Hill sobre la revolución inglesa. Sus primeros escritos partieron de las afirmaciones que, sobre la revolución inglesa,, aparecían en las obras de Marx y Engels, que son muchas aunque dispersas, así como los estudios de los historiadores soviéticos sobre la historia política y económica del periodo.

La guerra civil inglesa, o revolución, ha sido presentada como un conflicto religioso, político o constitucional. Ha sido vista como una lucha por las libertades, definida en términos constituciones o estrictamente políticos o , como en la tesis Gardiner, como una lucha religiosa, la revolución puritana.

En el periodo en el que Hill comenzó a desarrollar su punto de vista sobre la revolución inglesa ,la interpretación liberal y la tesis Gardiner, aunque todavía importante e influyente, no era , sin embargo ,la más destacada. Esto se debió en gran parte al trabajo de Tawney.

El primer ensayo importante de Hill, The English Revolution ,1640, se publicó en 1940.

El poder estatal protegiendo el viejo orden ,que era fundamentalmente feudal , fue derrocado violentamente, el poder pasó a las manos de una nueva clase ,y así se hizo posible un desarrollo más libre del capitalismo.

Para poder apreciar sus aportaciones, es importante entender lo que Hill defiende con la tesis de que la revolución inglesa es una revolución burguesa. Sus más reciente escritos demuestran que no quiere decir que fue una revolución hecha o querida conscientemente por la burguesía. Más bien, quiere decir que la revolución....despejó el camino para el desarrollo capitalista que hizo posible que Inglaterra se convirtiera en el país de la primera revolución industrial.

Sin embargo, la tesis de la revolución burguesa no siempre se ha limitado a tal argumento, no Hill ha sido siempre capaz de ofrecer un análisis de la revolución que la haya considerado en su totalidad . Aunque su argumento básico ha perdurado ,ha hecho algunas modificaciones.

El desarrollo posterior del análisis de la lucha de clases de Hill no sólo ha dado lugar a modificaciones en la tesis de la revolución burguesa, sino también en su conceptualización de la totalidad de la experiencia de clase.

La obra de Hill representa una contribución muy importante a la teoría de los historiadores marxistas británicos sobre la determinación de clases y la participación en los esfuerzos de éstos por superar el modelo base-superestructura y su tendencia al determinismo económico.

El quinto capítulo trata sobre la opinión de Hobsbawm respecto a los trabajadores ,campesinos e historia mundial. El examen de las contribuciones de éste autor a los estudios internacionales y a la teoría de la determinación de clases de los historiadores marxistas británicos se puede dividir en tres partes, que viene a representar los tres campos en los que Hobsbawm ha sido más activo como historiador : la historia de la clase trabajadora, los estudios sobre la clase campesina y la historia mundial.

La historia de la clase obrera británica se originó a finales del siglo diecinueve, y su aparición y desarrollo en este siglo parece haberse debido en gran manera a la erudición de dos parejas extraordinarias de intelectuales primero, la de Beatrice y Sydney Webb y,después ,la de John y Barbara Hammond.

Hobsbawm observó a principios de los años sesenta, que comparativamente se ha trabajado poco sobre las clases obreras como tales o sobre las condiciones económicas y técnicas que permitieron que los movimientos obreros fueran efectivos.

Su aproximación sociológica también proporciona la base para su trabajo sobre el tema de la aristocracia obrera que presenta en sus ensayos. Trends In The British Labour Movement since 1850 y The Labour Aristocracy in Nineteenth -century Britain.

Ha realizado importantes trabajos sobre las experiencias de las clases obreras urbanas y rurales.

Puede decirse que un nuevo tema de historia social realmente surgió y recibió su nombre de Hobsbawm : el estudio de las rebeliones primitivas.

Lo más distintivamente marxista de la obra de este autor es una aproximación brillante e iluminadora, aunque marxista ortodoxa ,al viejo problema de la relación entre la base y la superestructura. Sigue aceptando el modelo base-superestructura, al menos en teoría.

Es difícil acusar a Hobsbawm de mantener una interpretación del marxismo como teoría del determinismo económico o tecnológico. Generalmente afirma que la base se refiere no solamente a lo meramente económico y tecnológico sino a la totalidad de las relaciones de producción, es decir, la organización social en su más amplio sentido aplicada a un nivel dado de las fuerzas materiales de producción.

Seguramente este autor ha sido el historiador del grupo que más ha contribuido al estudio general de los movimientos sociales , y lo que puede parecer una deficiencia en su trabajo desde una perspectiva , puede ser una virtud desde otra.

No ha perdido nunca de vista lo que algunos consideran la cuestión política esencial de la relación de un movimiento social con el problema del poder y del estado. Es más , ninguno de los otros historiadores marxistas británicos han contribuido directamente a tantas y diferentes áreas de estudio como lo ha hecho Hobsbawm.

El sexto capítulo habla de Thompson y la formación de la clase trabajadora inglesa.

En sus estudios históricos y ensayos críticos mantiene persistentemente una lucha intelectual contra esas variedades de marxismo y de ciencia social que están caracterizados por el determinismo económico y la negación de la acción humana.

Thompson escribió The Making que es un estudio sobre la formación de la clase trabajadora en Inglaterra desde 1790 hasta principios de la década de 1830 y la aparición de la conciencia de dicha clase, que habría de culminar en cartismo, el primer partido político de la clase trabajadora. Es posiblemente la obra más importante de historia social escrita desde la segunda guerra mundial.

The Making no sólo se proyectó como un trabajo de historia y teoría ,también se proyectó como un trabajo político, en el que el autor escribe contra una determinada práctica intelectual de izquierda, específicamente el elitismo, una característica tanto de la antigua como de la nueva izquierda.

Thompson debate la transición religiosa del siglo diecisiete al siglo dieciocho ,que él resume como la energía positiva del puritanismo, el retiro autoprotector de la disidencia, y estudia las tensiones y ambivalencias de la ideas y las prácticas de las sectas disidentes. Combinan, dice, la apatía política con un tipo de radicalismo adormecido, conservado en las imágenes de los sermones y tratados y en formas democráticas de organización .

En relación con la tradición popular de la plebe, comienza debatiendo el crimen social en el siglo XVIII y procede a explicar , siguiendo el enfoque de George Rudé ,las dos formas diferentes de activismo revolucionario observadas durante ese periodo. Por una parte, hubo actividades que surgieron espontáneamente.

Estas ocurrían cuando el sentido popular de lo que era justo era herido o provocado. Por otra parte, existían las acciones de la multitud que estaban instigadas y manipuladas por aquellos que se mantenían por encima del pueblo o alejados de él.

En particular , se fija en los motines de subsistencia , los cuales, defiende , eran esfuerzos de la gente por mantener y posteriormente, reimponer la vieja economía moral en contra de la economía del libre mercado.

También defiende la plebe londinense , cuyas actividades en este periodo se caracterizan de la mejor manera como una mezcla de populacho y multitud revolucionaria y cuya política puede ser considerada como tradicional.

Acerca de la opresión política, Thompson defiende que le desarrollo del capitalismo suponía la reducción de la relación entre el patrono y el obrero a un mero nexo económico. Esto permitía un mayor grado de libertad posible para el trabajador , pero también significaba que el obrero podía ser más consciente de su falta de libertad , y estos sentimientos se confirmaban cada vez que trataba de oponerse a la explotación, porque topaba con la fuerza del patrono, del Estado y generalmente, con las dos.

Concretando lo que Thompson dice y no dice , él no defiende que la formación de clase es independiente de determinaciones objetivas o que la clase puede ser definida simplemente como una formación cultural. De hecho , insiste en que estas determinaciones objetivas requieren el más escrupuloso examen. Sin embargo ,defiende que la falta de examen de las determinaciones objetivas puede dar , en una ecuación simple, clase y conciencia de clase...La clase se produce conforme los hombres y las mujeres viven sus relaciones productivas, y conforme experimentan sus situaciones determinadas, dentro del conjunto de las relaciones sociales, con cultura y esperanzas heredadas y conforme canalizan estas experiencias en cauces culturales.

He de señalar que aunque muchas veces parezca haber ruptura entre algunos historiadores , ciertamente hay un cambio de énfasis desde la economía política el desarrollo histórico a un análisis social más amplio con frecuencia centrado en la cultura, pero un cambio de énfasis no es necesariamente una ruptura en la problemática.

Por último en el capítulo de la contribución colectiva ,se realizan un análisis de la lucha de clases, realizando contribuciones de la historia de abajo arriba, estudiando las experiencias de las clases bajas, y superan el determinismo económico pasando a la teoría de determinación de clases.

Realizan la historia de abajo -arriba viendo el papel activo de las clases bajas en la formación de la Historia. Esta temática se ha desarrollado a partir de la tradición de Annales , pero esta realiza su trabajo por medio del concepto de mentalidad y desde un punto de vista psicológico, alejándose de las estructuras sociales y la acción humana.

Por su parte los historiadores marxistas británicos ampliaron la concepción de la experiencia de clase, viendo también la dimensión política. Y no dejan de lado a las elites y clases dirigentes. Otro tema es el énfasis acerca de las rebeliones, siendo realistas acerca de sus limitaciones.

Los marxistas británicos han ampliado también el concepto de clase, haciéndolo más flexible que en la ortodoxia marxista. Pasan de realizar el análisis de clase al análisis de la lucha de clases (ven activas a las clases bajas ).

Definen las clases en términos de relaciones con otras clases. Y distancian su estudio de la luchas de clases del determinismo económico.

Al ampliar el concepto de clase consideran el marxismo como teoría de la determinación de clases produciendo una ruptura con el marxismo . Y pasan a estudiar las relaciones de producción en su aspecto político y social.

Estos autores en conjunto ven a la clase en términos de las experiencias y las actividades de la gente algunas veces en forma de conciencia de clase .

Intentan entender la experiencia de la lucha de clases en su totalidad y en sus distintas formas de articulación.

En la obra de estos historiadores esta la base para una historia social alternativa del individualismo (ingles ).

Por fin Kaye define la estrategia de los historiadores marxistas británicos como la educación histórica del deseo para poder dar una concepción del mundo histórica, dialéctica ,que explique el cambio ,y que conciba el mundo contemporáneo como una síntesis del pasado que se proyecta en el futuro. Se ve en ellos la influencia de su ideología socialista (a la que llama estrategia ).

LOS HISTORIADORES MARXISTAS BRITANICOS

Universitarias de Zaragoza, Zaragoza, 1989.

KAYE, Harvey J.


INTRODUCCIÓN A LA SOCIOLOGÍA HISTÓRICA