Los géneros literarios

Novela. Poesía o Lírica. Teatro. Ensayo. Cuentos

  • Enviado por: Iván
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE.

Introducción 2

Novela:

Aventura 3

Caballeresca 3

Policiaca 3 Romántica o Sentimental 4

Góticas 4

Realista 4

Histórica 4

Picaresca 4

Poesía o Lírica:

Soneto 5

Copla 5

Canción 5

Madrigal 5

Oda 5

Romance 5

Baladas 6

Epigramas 6

Teatro o Dramática:

Tragedia 6

Drama 7

Farsa 7

Zarzuela 7

Ensayo:

Filosófico 8

Psicológico 8

Social 8

Históricos 8

Religiosos 8

Políticos 8

Cuentos:

Terror o misterio 8

Maravilloso 8

Fantástico 9

Ciencia ficción 9

Realista 9

Gótico 9

Costumbrista 10

Humorista 10

Conclusión 11

Anexos 12

INTRODUCCION

El tema de los géneros literarios es un terreno extenso, en el presente trabajo se pretende conocer, diferenciar, clasificar y aprender en que consisten los diferentes géneros, subgéneros y demás subdivisiones de los géneros literarios, tomando en cuenta los tiempos y circunstancias en que estos surgieron.

SUBGÉNEROS LITERARIOS.

Las novelas de aventuras es un género literario enfatiza en su argumento los viajes, el misterio y el riesgo. El autor de una recopilación de 250 títulos, Salvador Vázquez De Parga, ayudará mucho al estudioso del popular género. Estos múltiples escenarios o subgéneros son sinónimos de las preferencias del lector, que, como señala Amando López Valero, el joven tiende a identificarse con el héroe, que así amplia la categoría conceptual de descubrir el misterio o la recreación del futuro y el riesgo calculado. El liderazgo del personaje principal y asimismo el suspenso por el control de la aventura. Otra característica recurrente es la acción presente hasta dominar los escenarios, básica para el desarrollo de la trama. En el cine de aventuras hay unas características que se encuentran en él y definen el género: la mentada acción, el liderazgo del héroe o la heroína, el sabor autobiográfico del lector, que se identifica con los hechos relatados y con los actores y la sencillez del género, con los recursos de la fotografía y del guión. Los hechos pueden ser o no ser basados en la vida real y muchas veces sí lo son.

Novela caballeresca.

Aunque algunos confunden novela caballeresca y Libros de caballerías existe una diferencia esencial entre los dos géneros, una diferencia que subrayó perfectamente Martí de Riquer : la novela caballeresca remite a un mundo posible, y a veces real, cuando se trata de biografías de caballeros que pertenecen a la historia :

  • Don Pero Niño, el protagonista de El Victorial (1436),

  • Jehan le Maingre, al cual decían Bouciquaut, héroe de Le livre des faits du bon messire Jehan le Maingre, del siglo XV,

  • Jacques de Lalaing, en Livre des faits de Jacques de Lalaing, también del siglo XV,

  • Pierres y Magalona, etc.

Novela Policial. Definición del género.
Es una narrativa en la cuál mediante la observación, el análisis y la deducción lógica aplicada a un hecho policial, se busca descubrir al autor de un delito y sus móviles
Hay quienes sostienen que tanto el cuento como la novela policial son expresiones de un género menor, producto de la cultura de la masa, y que, por esto, buscan sólo entretener, divertir, distraer. Para quienes adoptan una postura más radicalizada, se trata de una literatura de evasión.
Según E. Anderson Imbert en el cuento policial "Al rompecabezas le falta una pieza" el género detectivesco es un juego. En la literatura policial, la investigación nunca falla, el detective triunfa [...]. Por eso las novelas detectivescas no pueden encontrar crímenes perfectos: ya que el describirlos es descubrirlos. En la vida, en cambio, la investigación policial suele fracasar. Hay millones de homicidios que han quedado en la oscuridad.

Novela Romántica o sentimental.

La historia debe centrarse en la relación y el amor romántico que surge entre dos seres humanos. La asociación de escritoras de novelas románticas de Estados Unidos de Norteámerica[1] consideran que, actualmente, no debe centrarse sólo en el amor romántico heterosexual, sino que, según definen, la trama principal se refiere a dos personas que se enamoran y se esfuerzan en que su relación funcione. El conflicto en el libro se centra en la historia de amor. El clímax en el libro resuelve la historia de amor. Pueden existir otras subtramas, pero la historia de amor debe seguir siendo el tema principal.

La novela gótica o de terror es un género literario relacionado estrechamente con el de terror y subsumido en éste, al punto de que es difícil diferenciar uno del otro. De hecho, no puede decirse que existiera la novela de terror hasta la aparición del terror gótico.

Es una clase de textos incluida dentro del subgénero novela, inscrito a su vez en el archigénero épico o narrativo. Es preciso distinguirla de la narración popular fantástica (folklore) y de los cuentos tradicionales de aparecidos, porque se desarrolla fundamentalmente desde fines del siglo XVIII a la actualidad y posee características distintas, asociadas en general con el movimiento estético conocido como Romanticismo.

Se llama novela realista al género narrativo aparecido en España en el siglo XIX como superación de la novela histórica y romántica anterior. Sus antecedentes más remotos hay que buscarlos en las grandes obras novelísticas del Siglo de Oro: El Quijote, Lazarillo de Tormes, El Buscón, etc., obras igualmente de corte realista.

La novela realista española, como se ha dicho, se apoya en la extensa tradición que atesoraba el género, así como en la nueva visión del mundo que se había difundido por toda Europa, especialmente a cargo de los novelistas ingleses, franceses y rusos. La derivación del realismo que representa el llamado Naturalismo, se inicia con la obra La desheredada de Benito Pérez Galdós (1881), inspirada en L´Assomoir (1877), del fundador de la corriente, el francés Emile Zola.

El siglo XIX en España es el siglo de la narrativa. En las primeras décadas del siglo hubo cultivadores de novela histórica, de escasa, si no nula, repercusión. Más tarde se adoptará el folletín. Y a partir de mediados de siglo (más exactamente de 1868) mostraron carta de naturaleza el realismo y su máxima expresión, el naturalismo. Muchos escritores, al mismo tiempo, se dedicaron al periodismo escrito, bien para alcanzar la gloria literaria o para defender posturas políticas o ideológicas. Los máximos exponentes del realismo español serán Benito Pérez Galdós y Leopoldo Alas (Clarín).

La novela picaresca nació como parodia de las demasiado idealizadoras narraciones del Renacimiento: epopeyas, libros de caballerías, novela sentimental, novela pastoril... El fuerte contraste con la realidad social generó como respuesta irónica antinovelas de carácter antiheroico protagonizadas por anticaballeros que amaban a antidamas en países que, como España, mostraban lo bruto y lo sórdido de la realidad social de los hidalgos empobrecidos, los miserables desheredados y los conversos marginados frente a los caballeros y los indianos enriquecidos que vivían en otra realidad que era observada solamente por encima de sus cuellos engolados.

La novela picaresca es un género literario narrativo en prosa de carácter pseudoautobiográfico muy característico de la literatura española, si bien trascendió a la literatura europea. Surgió en los años de transición entre el Renacimiento y el Barroco durante el llamado Siglo de Oro español.

Lírica.

El Soneto

Es un OEMA formado por la combinación de catorce versos endecasílabos (once silabas), distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. El soneto tradicional tiene rima consonante y sus versos riman en los cuartetos: 1º verso con el 4º, 5º y 8º; y el 2º con el 3º, 6º y 7º. Los tercetos riman con el 9º, 11º y 13º; 10º, 12º y 14º. El soneto es una de las clases de poemas mas cultivados.

Coplas de pie quebrado.

Son combinaciones de versos largos y cortos, al gusto del poeta. Son frecuentes las combinaciones de octosílabos con los tetrasílabos y trisílabos.

Madrigal.

Es la composición poética, breve y ligera, de carácter amoroso, escrita en endecasílabos y heptasílabos.

La oda.

Composición en la cual se expresan los movimientos mas hondos del espíritu y los mas apasionados sentimientos del corazón humano. Los griegos llamaban odas a las composiciones destinadas al canto, para diferenciarlas de las elegías. Oda, en su acepción etimológica, equivale a canto.

La canción.

Es una composición de carácter erótico, religioso o patriótico, constituida por un rango de 5 a 10 estrofas con un número no preestablecido de versos endecasílabos y heptasílabos de rima libre. Sus estrofas son adaptadas a la música. Las canciones modernas admite la mayor variedad de metros y de motivos.

El romance es un poema característico de la tradición literaria española, ibérica e hispanoamericana compuesto usando la combinación métrica homónima. No debe confundirse con el subgénero narrativo de igual denominación.

El romance es un poema característico de la tradición oral, y se populariza en el siglo XV, en que se recogen por primera vez por escrito en romanceros. Los romances son generalmente poemas narrativos, con una gran variedad temática, según el gusto popular del momento y de cada lugar. Los romances se interpretan declamando, cantando o intercalando canto y declamación.

Un romance consta de grupos de versos de ocho sílabas en los que los pares riman en asonante. Los más antiguos pueden añadir para completar la rima la llamada -e paragógica. Los más antiguos no poseen división estrófica; los más modernos agrupan los versos de cuatro en cuatro. Todos los romances viejos son anónimos y son influidos en gran manera por la religión, la guerra y el amor.

Las poesías de baladas son en la literatura éuscara composiciones breves en verso de carácter narrativo, en la mayoría de los casos musicalizadas, que florecieron entre los siglos XIV-XIX.[1] Aunque en la literatura se ha utilizado el término romance como equivalente la balada vasca está más emparentada con la balada europea que con el romance propio de la literatura hispánica.[1] [2] [3]

Entre los autores contemporáneos y más conocidos que han trabajado este género están Jon Mirande y Bernardo Atxaga con Euskaldun zintzoen balada (1950) y Ana Juanita (1986) respectivamente.

El epigrama.

Género que a veces se agrupa junto con la poesía lírica, como un subgénero de ésta, incluye las composiciones poéticas breves (generalmente entre dos y seis versos) en las que se expresa un pensamiento festivo o burlesco. Los metros son variados, aunque abunda el dístico elegíaco, una estrofa compuesta por un hexámetro y pentámetro dactílicos.

El epigrama primitivo, como indica su etimología griega era un texto breve destinado a figurar como inscripción en un sepulcro, una base de estatua o un exvoto, aunque en su desarrollo el epigrama sirvió para expresar toda clase de temas y sentimientos, si bien los griegos alejandrinos sintieron predilección por los temas amorosos.

EL TEATRO

Al parecer el teatro de tragedia se originó en un espacio circular al aire libre en el que se ejecutaban unas danzas, un lugar de tierra lisa y compacta dispuesto para la representación de cantos corales, una de cuyas variedades, el llamado ditirambo, fue de acuerdo con la tradición, el progenitor de la tragedia ática. Todos los grandes teatros se construyeron a cielo abierto.

Como los demás géneros dramáticos, a la comedia lo determina la acción dramática del personaje protagonista; de ahí que no sea extraño encontrar personajes con tono trágico en dramas cómicos, siempre y cuando estos sean, por decirlo de algún modo, personajes secundarios.

Como características, el personaje protagonista suele ser común y corriente y representar un arquetipo, es decir mentiroso, charlatán, fanfarrón, pícaro, enamorado, etcétera; es también inocente e inconsciente y, a diferencia de la tragedia, donde el personaje protagonista tiene un profundo sentido ético, en la comedia el personaje protagónico considera su moral como una cualidad importante; lo que lo hace ser muy vital, aunque esto es más bien un obstáculo para el personaje.

El teatro de tesis es una forma teatral que tiene estas características:

*Los personajes son prototipos de personas comunes que tienen una manera definida de pensar.

Los temas abarcan la teoría política, moral, religiosa o social.

*El desenlace suele ser variado; pero siempre plantea la forma de pensar del autor.


La teatro de drama constituye uno de los principales géneros literarios. Presenta, de manera directa, uno o varios conflictos a través de uno o varios personajes que desarrollan sobre la escena el argumento gracias, fundamentalmente, al diálogo. El teatro o dramática se presenta ante los posibles receptores de dos maneras: mediante la actuación de los actores sobre un escenario delante del público o a través de la lectura de la obra como si se tratase, por ejemplo, de una novela. De todos modos, las obras teatrales están concebidas para ser representadas, y cualquier lectura personal no es más que un ejercicio incompleto, ya que hemos de prescindir de elementos tales como la música, la iluminación, el movimiento de los actores...

La farsa.

Es una pieza dramática de carácter cómico que se sirve de situaciones inverosímiles, personajes estereotipados o exageración caricaturesca, y que recurre a cualquier medio para producir la hilaridad. En ello se diferencia de la comedia, la cual, aunque busca igualmente la comicidad, procura que las acciones resulten verosímiles.
El género, evolucionado, continuó vigente durante los siglos XVIII y XIX. En el siglo XX, la farsa exageró la deformación de la realidad para resaltar lo que ésta tiene de grotesco y encontró nueva expresión en el cine, donde halló lugar en películas de Charles Chaplin, Harry Langdon los hermanos Marx y otros.

La zarzuela.

Es una forma de música teatral o género musical escénico surgido en España con partes instrumentales, partes vocales (solos, dúos, coros...) y partes habladas. Se diferencia de la ópera en que la zarzuela está cantada en español, e incluye partes habladas en lugar de los recitativos cantados de la ópera. El teatro musical en España existió desde los comienzos de Juan del Encina. Este nuevo género denominado zarzuela aportaba la innovación de dotar a los números musicales de una función dramática, es decir, integrada en el argumento de la obra. Otras características fueron la presencia de una gran orquesta y la incorporación de los coros, las canciones y los bailes.

Ensayos.

Ensayo filosófico

Este plantea, por medio de los temas que desarrolla, diferentes reflexiones relativas a la condición humana, con un enfoque filosófico.

Ensayo psicológico.

En el se enfocan y desarrollan aspectos relacionados con la conducta humana.

Ensayo social.

Es el que centra su interés en los problemas que aquejan a la sociedad en general: pobreza, desempleo, prostitución, las condiciones de vida, entre otros temas de importancia.

Ensayo político.

La temática gira en torna al quehacer de los sistemas políticos que imperan en los países.

Ensayo histórico.

En él se recopilan las características de una o varias épocas históricas determinadas o de un período específico como la revolución francesa, la primera guerra mundial, la guerra civil española, etc. En ellos el autor emite su opinión acerca del desarrollo de los acontecimientos. También se puede describir la evolución de un elemento o tema determinado.

Ensayo religioso.

Es aquel que aborda la temática de la espiritualidad o de la vida humana con la dualidad cuerpo-alma.

Cuentos.

Terror.

Las características de este género pasan por una ambientación romántica: paisajes sombríos, bosques tenebrosos, ruinas medievales y castillos con sus respectivos sótanos, criptas y pasadizos bien poblados de fantasmas, ruidos nocturnos, cadenas, esqueletos, demonios... Personajes fascinantes, extraños y extranjeros, peligro y muchachas en apuros; los elementos sobrenaturales pueden aparecer o solamente ser sugeridos. La ubicación elegida, en tiempo y espacio, respondía a la demanda de temas exóticos característica del medievalismo, el exotismo y el orientalismo propios de la época (que incluía a la imagen tópica de España como uno de los entornos más adecuados para ello)."

Los cuentos maravillosos: en ellos, principal encuentra en otros mundos mágicos, inventados por sus autores, los personajes que están presentes son también ficticios, como Hadas, Hechiceros, Brujas, Princesas, Elfos, por nombrar algunos, y que la trama central es recobrar la paz y el bienestar del mundo o país mágico de las manos de un ser maligno, o algunos otros que tratan de dar moralejas de forma fantástica.

El cuento fantástico narra acciones cotidianas, comunes y naturales; pero en un momento determinado aparece un hecho sorprendente e inexplicable desde el punto de vista de las leyes de la naturaleza.

Aunque se basa en elementos de la realidad -por ejemplo, un misterio por resolver, un tesoro escondido- presenta los hechos de una manera distinta al modo habitual de ver las cosas, de una manera asombrosa y, muchas veces, sobrenatural. Esta situación provoca desconcierto e inquietud en el lector.

La ciencia ficción (también fue conocida en su origen como literatura de anticipación) es la denominación popular con que se conoce a uno de los géneros derivados de la literatura de ficción (junto con la literatura fantástica y la narrativa de terror). Nacida como subgénero literario distinguido en la década de 1920 (aunque hay obras reconocibles muy anteriores) y exportada posteriormente a otros medios, el más notable de ellos el cinematográfico, gozó de un gran auge en la segunda mitad del siglo XX debido al interés popular acerca del futuro que despertó el espectacular avance tanto científico como tecnológico alcanzado durante esos años.

Entre los estudiosos del género no se ha podido llegar a un consenso amplio sobre una definición formal, siendo éste un tema de gran controversia. En general se considera ciencia ficción a los cuentos o historias que versan sobre el impacto que producen los avances científicos, tecnológicos, sociales o culturales, presentes o futuros, sobre la sociedad o los individuos.

Cuento realista.Ficción con elementos de la realidad que perfectamente pueden ser creíbles o, en términos literarios, verosímiles. El mundo suele ser descrito con minuciosidad. No tiene elementos raros, todo es conocido. El tiempo es lineal, no tiene saltos al pasado o al futuro, sigue la línea lógica. Los espacios y lugares también. Los hechos son razonables en la vida de los personajes.
En los cuentos realistas se narran hechos similares a los que ocurren en la realidad. Los personajes experimentan situaciones parecidas a las que podría vivir cualquier persona común.
Se intenta generar una apariencia de realidad; en esto consiste la verosimilitud. Es decir, el escritor utiliza una serie de recursos que generan la sensación de que lo que cuenta en la historia podría pasar en la realidad.

Se suelen describir de manera minuciosa los escenarios en los que transcurre la acción. Esto ayuda a la construcción del efecto de objetividad. Por otra parte, es frecuente que se indiquen fechas o momentos históricos con precisión.

El Cuento Realista narra historias donde los hechos son mostrados como reales, pero son productos de la imaginación del autor. No se busca la veracidad ni la exactitud, solo se intenta que resulte creíble.

Cuento gótico. Si bien aplicar el término gótico a este conjunto de relatos se me antoja poco adecuado, hay que reconocer sin embargo que no puede resultar más atractivo. Y digo que no me parece adecuado porque no encontraremos aquí a todas esas jovencitas tontuelas en apuros imposibles, a esos familiares terribles que hacen sufrir sin cuento a sus desvalidas primas o sobrinas, ni esas ruinas envueltas en brumas de misterio y horror, ni pasajes ambientados en las románticas, por entonces, España o Italia, ni volveremos tan atrás en el tiempo como para hablar de época medieval. Aunque igual me equivoco, porque todo esto que afirmo no estar presente en estos relatos, de alguna forma sí que lo podemos encontrar. Porque las protagonistas de los relatos de la inglesa Elizabeth Gaskell (1810-1865) se encuentran por lo general bastante desvalidas, pero más por su condición de mujeres en la época en que transcurren los cuentos que por el hecho de que la autora lo considere el sexo débil.

Los cuentos costumbristas son en su esencia CUENTOS POPULARES, los q relatan cuestiones del lugar, fábulas, mitos y leyendas. En tus investigaciones encontrarás muchos de ellos, tanto así como en tus relatos infantiles.

Cuento humorístico.

Es el que tiene como finalidad producir un efecto cómico, causar risa, hilaridad. Salarrué es uno de los cuentistas centroamericanos que mejor maneja el cuento humorístico.

CONCLUSION.

Los géneros literarios no surgieron espontáneamente, estos alcanzaron su auge según la situación que se vivía en su época o el estado de animo del autor, esto nos quiere decir que la literatura se puede transformar de un momento a otro, o que varia de persona a otra porque humanos, los autores tienen variaciones en sus sentimientos; es por esto que tenemos a nuestra disposición una gran variedad de obras de arte, ya sea de texto como teatro, poemas, canciones, etc.

ANEXOS

El momento de los muertos ha llegado. La noche se aquieta y la frialdad se apodera de los cuerpos, ya sin vida en el cementerio. Un hombre, sin prisa y sin casa, vela por la tranquilidad de los que nunca mas se moverán. ¿Se moverán? Pasa una lechuza sobre el lúgubre lugar de descanso de los finalistas y ríe; ríe y canta pues, sabe que ninguno de los que allí están, merecía estarlo. Parece como si la noche supiera que algo sucedería. De pronto, el señor que cuida el sueño de los infelices, escucha un ruido, poco conocido. Escucha sonrisas. Piensa que sólo son un grupo de muchachos que regresa de las fiestas y que toman un atajo de regreso a casa. Mira a un lado y a otro, no ve venir a nadie por las aceras. Se vuelve hacia las tumbas, frías como témpanos de hielo y sonríe. Cree que solo ha sido su imaginación.

Pasan las horas y este señor, casi vencido por el sueño, siente que una brisa, aún más fría, le rosa la cara. Le acaricia, le palpa el rostro. Le toca los labios, repasa su frente. Asustado se pone en pie y se hace un poco hacia fuera del cementerio. Mira a todos lados y no ve a nadie. Está algunos minutos en silencio. Teme respirar y confundir su respiración con la voz de algún ser no vivo; al menos en apariencias. Se toca con la lengua el cielo de la boca, sus manos temblorosas quitan con fuerza el sudor que corre por su frente. Quisiera borrar con sus manos la sensación que ha dejado “el viento” en su cara. No lo logra; sigue sufriendo y su corazón late tan fuerte como cascos de caballo en una calle adoquinada. Sufre, casi llora, nunca le había pasado algo similar en los 32 años de servicios públicos. Nunca había tenido la desgracia de sentir que alguien reclama su cuerpo; su alma. Sus piernas tiemblan como cuerdas de guitarra y sus dientes; “postizos”, tiritan como si tocaran un tambor, a golpe de uñas (…).

CODIGO: 03.

ASIGNATURA: LENGUAJE Y LITERATURA.

TEMA: GÉNEROS Y SUBGENEROS LITERARIOS.

SECCIÓN: “F”

FECHA DE ENTREGA: VIERNAS 30 DE ENERO DE 2008.

3