Los escándalos; Rafael Loret de Mola

Administración hotelera. Narcotráfico. Asesinato. Crimen de sirvienta

  • Enviado por: Kika
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

ESCÁNDALOS

El libro, en general trata de algunos nombres, fechas y hechos que han modificado el perfil histórico de México, donde habla, en gran parte, de algunos protegidos por el gran poder. Aquí habla de influyentes y complicidad de financieros, ex mandatarios, juniors y hasta militares.

Manuel Bartlett Díaz, responsable de la política interior del país durante el lapso en el que produce el boom del narcotráfico y la arribazón de los acicalados jovencitos rebosantes de ambiciones y tecnicismos, disfrutaba de la cercanía con el mandatario Miguel de la Madrid, humillando a sus interlocutores y chantajeando al propio primer magistrado. Tenía demasiado poder, en sus manos estuvo siempre el control, no en las del seños de la Madrid, quien luchaba, según decía, por evitar que el país se le deshiciera. Sin embargo, pese a la fuerza acumulada aprovechando las omisiones de su jefe institucional, el entonces señor de Bucareli no alcanzó la ansiada nominación presidencial.

El segundo hijo de Miguel de la Madrid está metido hasta el cuello en el narcotráfico. Miguel hijo vive con un chico sudamericano, muy moreno y fornido y ahora ya no salen de la casa presidencial. Durante algún tiempo, Miguelito de la Madrid Cordero solía encerrarse en un cómodo penthouse ubicado en la avenida de los Insurgentes sur, en la ciudad de México, precisamente frente al popular Parque Hundido. Una tarde con el apoyo de varios guaridas del Estado Mayor, los jóvenes, abrazados sin rubor subieron por el elevador.

José López Portillo, cometió el error de heredarles en vida a sus hijos y ahora lo tratan como trapo viejo. Pero comprendió demasiado tarde que la felicidad sólo está en torno al lado de Sasha Montenegro. Sus amigos ya no le facilitan dinero, recibe una pensión oficial, modesta de 56 mil pesos mensuales, y le pidió al presidente Zedillo en una carta que considerara que le aumentara algo.

Existe un hecho incontrovertible en la densa relación de los Salinas con Ruiz Massieu. A partir de la separación matrimonial de éste y Adriana, los miembros del poderoso clan se alejaron de quien llegaría a ocupar la gubernatura de Guerrero con el favor del único miembro de la familia que no le retiró aval ni simpatía, Carlos el mandatario. Adriana, aireó la homosexualidad de Ruiz Massieu como causa del divorcio necesario. Carlos presidente nunca dejó de apoyar a su ex cuñado ni de profesarle un cariño muy especial el y Ruiz Massieu gobernador, se encontraron, libres de agendas en algún paraje evocador en las playas de Guerrero, el presidente Salinas forzaba el itinerario y lo cambiaba para que, al final de algún recorrido, tuviera tiempo libre para ver al señor Ruiz Massieu.

En enero de 1997 la singular comitiva del joven heredero de Ernesto Zedillo entre cuyas hazañas se cuentan la bárbara agresión a un universitario, al que lesionaron los guaruras en la mandíbula y las extremidades, en la discoteca Lady'O de la ciudad de México. También en Cancún Zedillo Velasco reaparece en el sitio de moda La Boom, rodeado de 10 amigos y su hermano menor, Emiliano, beben si parar, varias botellas de vodka Absolute.

En pocos minutos ninguno de los comensales se sostiene en pie, ayudado por sus nanas militares, el junior se levanta y acude al cuarto de aseo. Instantes después, sale fresco, sonriente y ya no requiere de los brazos de sus protectores para sostenerse.

Carlos Salinas fue un criminal precoz a quien ni siquiera se trató científicamente para intentar que superara traumas y altanerías tras haber dado muerte a su sirvienta de 14 años. Carlitos, el hermano menor, sostuvo el arma por el cañón, Raulito, un inquieto rapazuelo, jaló el gatillo. Pero ello no fue óbice para que el padre de ambos Raúl Salinas Lozano, ocupara una cartera ministerial pasado el perentorio escándalos.

Durante el sexenio de Salinas recibió una llamada diciéndole que su hija estaba con el cantante, de inmediato media docena de niñeras del Estado Mayor Presidencial, el grupo de élite que podía competir en preparación y armamento con el Ejército Nacional, se precipitaron sobre una de las suites del conocido Hotel Fiesta Americana de Guadalajara, en la que el artista de moda clamó al tiempo que lo reducían con violencia los guaruras vestidos de civil, la chica que lo acompañaba era la hija de Salinas y con quien estaba era el cantante Luis Miguel quien desapareció de los escenarios como por obra de magia, durante un largo tiempo, pero por órdenes de la superioridad fue sometido a un tratamientos especial para superar la dolorosa dependencia a cierto tipo de pastillas. Lo llevaron en vilo fuera de México y sólo reapareció cuando la furia presidencial se calmó.

Es muy fácil encontrar a Marcos. Si se le quiere ver hay que asistir a alguna de las veladas que organizan los intelectuales en la ciudad de México, de vez en cuando se aparece por ahí. Marcos dirige al os neozapatistas en la Selva Lacandona desde enero de 1994, con o sin el pasamontañas que le convirtió en el icono moderno delos jóvenes rebeldes con dependencia extrema del mundo cibernético.

Gustavo Zapata, a quien responsabilizaron de la ejecución de la sirvienta, acaso para fines políticos, no aparece en el reportaje gráfico de Excélsior. Por cierto, en 1987, 36 años después de la tragedia de la acribillada servidora doméstica, las hemerotecas, todas las conocidas, fueron saqueadas, las hojas impresas que recogen el relato fueron sustraídas burdamente.

UNIVERSIDAD INTERCONTINETAL

ADMINISTRACIÓN HOTELERA

5º B

ECONOMÍA

“LOS ESCÁNDALOS”

RAFAEL LORET DE MOLA