Los cuentos del Quijote; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela renacentista. Argumento. Trasfondo histórico. Vocabulario

  • Enviado por: WäNä
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

LOS CUENTOS DEL QUIJOTE

  • Introducción

  • Este libro lo compré durante las vacaciones de Semana Santa. Al igual que hice con los otros dos libros que leímos en las evaluaciones pasadas, lo fui leyendo poco a poco para poder entender mejor el argumento de los relatos. Leía unas seis páginas por día, por lo que tardé algo más de un mes en terminarlo. Para mi sorpresa, el lenguaje empleado en los relatos me ha sido más sencillo de leer que el Lazarillo, pero me siguió costando comprender el argumento y el desarrollo de éste mismo en cada cuento.

    Tengo que decir que me agradó bastante más leer el Lazarillo, lo encontré más ameno e irónico que este último. A pesar de todo, el libro no me ha disgustado y me ha parecido curioso.

    Con respecto al mensaje de los relatos hacia el lector, no he encontrado ninguno destacable. Simplemente nos muestra algunas de las curiosidades que ocurrían en aquella época, casi todas ellas poco comunes pero a la vez creíbles. Es algo difícil de explicar, puesto que mientras lo iba leyendo cada me interesaba más conocer el final del cuento, pensando que realmente eso hubiese podido ocurrir alguna vez, aunque algunos de ellos perdían credibilidad, para mí opinión. En resumen, he considerado que estos relatos son todos ficticios, a pesar del interés que nos muestran algunos hacia conocer más la sociedad de esos siglos XVI y XVII.

  • Resumen

  • RESUMEN PRIMERO: El curioso impertinente.

    En este relato los personajes principales son Anselmo y Lotario, los cuales tienen una gran amistad, que tan amigos eran que allí en donde se sitúa la acción, les llamaban “los dos amigos”. Y los otros dos personajes que yo destacaría son a Camila, una mujer honesta, de extraordinaria belleza y admirada en el pueblo, la cual se casa con Anselmo, y Leonela, la sirvienta de Anselmo y Camila, que adquiere un respetable protagonismo en el cuento.

    La acción se sitúa en Florencia, una bonita y rica ciudad de Italia. Dentro de esta localidad se encuentra Toscana, donde habitan nuestros protagonistas. En esta pequeña provincia habitaron desde siempre dos familias ricas y respetadas en el pueblo, la familia de Anselmo y de Lotario. Éstos han sido grandes amigos desde siempre. A una cierta edad, Anselmo se enamora de una bella mujer, Camila. Ella, correspondiendo a los sentimientos de Anselmo, se casa con él.

    Al tiempo de llevar ellos dos casados, Anselmo quiso probar la fidelidad de su esposa. En todos los lugares le decían que Camila era una buena mujer, honesta y digna. Le advertían que no metiera la mano en el fuego, que al final se quemaría. Pero él, siguiendo con su descabellada idea, le pide a su amigo Lotario que le ayude a llevar a cabo su plan. En un principio, Lotario se niega en rotundo e intenta disuadir a su amigo, de que esa idea era totalmente absurda. Pero finalmente, Anselmo consigue convencerle para que intente conquistar a su esposa. Lotario se instala en la casa, Anselmo finge que tiene asuntos en otro lugar fuera de Toscana y deja la casa libre para que Lotario asalte a Camila. En el comienzo de sus seducciones, Camila le rechaza sin pensárselo, hasta que Lotario termina enamorándose locamente de ella.

    En el cuento, adquiere una especial importancia el personaje de la mujer, Camila, en el que ésta es totalmente enterada de cómo debe de actuar en cada momento y es dueña de sus acciones. Pero la principal parte del relato está en manos de los personajes masculinos, Anselmo y Lotario. Hay que destacar el desenlace, el cual nos lleva a pensar que realmente cuando se juega con fuego, es fácil quemarse y haber fracasado, como es el caso de éste. Por que finalmente, Anselmo pierde la amistad con Lotario, la fortuna de la que disponía y a su esposa, marchándose del pueblo definitivamente. Queda totalmente deshonrado, y todo por el orgullo.

    El tema que se trata aquí es aún vigente en la actualidad. Muchas veces, sin saber las consecuencias que puede traer, se lleva a cabo algo peligroso, donde el desenlace puede ser desastroso, tal y como ocurre en el relato. Por ello, considero importante valorar lo que ya se tiene y no tratar de aumentarlo por el orgullo.

    RESUMEN SEGUNDO: El Cautivo.

    En este segundo cuento podemos deducir que los dos personajes principales son el cautivo y la mujer de la que se enamora este último, Zoraida. La acción se desarrolla en un comienzo en las montañas de León, trasladándose más adelante a distintos sitios, según el lugar en el que le hacían esclavo. Finalmente, después de que el barco en el que iba naufragase, se queda en Argel en manos de un importante rey.

    Parte del argumento del relato trata de las aventuras que le ocurren al principal protagonista al salir de casa de su padre: éste, viendo que sus tres hijos se hacían mayores, les da una cantidad de dinero para que hagan sus vidas fuera de casa. El protagonista, siguiendo los consejos de su padre, se encamina al ejercicio de las armas. Después de seguir un indeterminado número de viajes a diversos lugares, cae cautivo de distintos capitanes, reyes y otros personajes de alto nivel.

    Una vez se encuentra en Argel, siendo prisionero, se da cuenta de que encima del patio de su prisión se encontraban las ventanas de la casa de un moro rico, el cual tenía una hija, Zoraida, muy conocida por su inmensurable belleza. Un día, estando él con sus compañeros, miró hacia arriba sin darse cuenta, pudiendo así observar que desde una de las ventanas colgaba una caña con dinero y otras cosas colgadas del extremo. De esta manera, el cautivo conoce a Zoraida, de la que se enamora perdidamente. Ella, correspondiendo a sus sentimientos, continúa enviándole dinero y cartas para poder pagarse la libertad y salir de la prisión.

    Tras varios meses de que Zoraida le diese grandes cantidades de dinero, no sólo él pudo salir de la prisión, si no que sus amigos y él lograron la libertad y un barco con el que regresar a España. Zoraida y él tenían planeado que él fuese a buscarla, para llevarla con él.

    Podemos observar que en este cuento nos muestra un poco más la sociedad del siglo XVI, viendo de esta manera los peligros que traían los viajes realizados en barco, la desgracia de caer en la esclavitud, y la facilidad de ser prisionero. A diferencia de los demás relatos, este tiene verosimilitud. Además de que un fragmento de éste son hechos reales que le ocurrieron al propio escritor del libro, Miguel de Cervantes, cuando estuvo en Argel. Un aspecto destacable del relato es lo ya mencionado antes, la credibilidad que inspira mientras se lee.

    RESUMEN TERCERO: La Casa de los Locos.

    Los personajes de este cuento, son únicamente dos, y uno secundario; tan pocos se muestran en éste, he considerado yo, por su escueta extensión. Estos dos personajes principales son el capellán enviado por el arzobispo y el licenciado. El personaje secundario que he apreciado yo es el loco del manicomio, que aparece en el final, creyéndose Júpiter.

    La acción se sitúa en este caso en una casa de locos de Sevilla, donde el licenciado había sido ingresado por su familia creyéndole por loco. En los últimos años que éste estuvo en la casa, se comportó de tal manera que los encargados de allí llegarían a pensar que estaba cuerdo. De esta manera, el licenciado escribe una carta al arzobispo donde le explicaba el problema en el que se encontraba: que el realmente no estaba loco, que ya había recuperado la cordura. Tal fue la insistencia del licenciado, que el arzobispo se decidió a enviar un capellán para conocer la verdad. Cuando llegó el capellán a la casa, estuvo hablando con él. Y por la manera en el que el licenciado conversó con el capellán, decidió que efectivamente, no estaba loco, y que debía de volver a su casa con su familia.

    Pero en un descuido, el licenciado fue a despedirse de su compañero, el cual, loco de remate, le explicó algo enojado que él era Júpiter y que en tres años no llovería en el pueblo. El licenciado, molesto con la despedida de su compañero, se defendió diciendo que él, siendo Neptuno, haría que lloviera las veces que quisiera. Estando el capellán delante, se dio cuenta de la realidad: el licenciado se había mostrado cuerdo cuando verdaderamente estaba loco. De nuevo, el licenciado se quedó en la casa de locos, sin lograr su propósito: salir de allí.

    Aquí podemos ver que algunas veces, creemos cosas que evidentemente no son. En este caso, el loco se hizo pasar por cuerdo, cayendo en su miserable trampa el capellán. De esta forma, no todo es como se ve y no hay que fiarse de las apariencias, si no de la intuición de cada uno.

    RESUMEN CUARTO: La historia de Leandra.

    En este caso, la principal protagonista es Leandra, hija de un hombre rico y honrado. Pero a este hombre lo que más le honraba era tener una hija como ella, de extremada hermosura y tan preciada por la mayoría de los hombres de la aldea.

    Entre los muchos hombres que se habían movido desde distintos puntos del país para conocer e intentar conquistar a Leandra, su padre se decantó por dos. Uno de ellos era del mismo pueblo, el padre de éste conocido por él, de gran riqueza y limpio de sangre, Eugenio. Con las mismas, le pidió la mano de su hija otro también del pueblo, el cual tenía por nombre Anselmo, que fue la causa por la que su padre decidió preguntar a su hija por el definitivo pretendiente. Pero en ese tiempo apareció otro más en el pueblo, hijo de Labrador, pero que en ese momento provenía de tierras de Italia, con lujosas vestimentas. Éste tenía las habilidades de realizar todo tipo de actividades, tales como tocar la guitarra o escribir poesía. Éste, después de muchas seducciones, terminó por robarle el corazón a Leandra y caer ésta rendida a sus pies.

    Finalmente, Leandra decide marcharse con él, siendo ella tan inocente y teniendo tan grave ceguera, que él la lleva a un monte, después de haberle robado al padre de Leandra. Ella, continuando sin sospechar nada, le sigue hasta el monte, donde al cabo de unos días, la despoja de todas sus ropas y la deja sola en aquella especie de cueva donde la tenía.

    En el pueblo, al ver que Leandra no volvía, decidieron Anselmo y Eugenio ir a buscarla, encontrándola después de varios días en aquella cueva ya señalada antes. La llevaron de regreso al pueblo, donde a partir de ese momento hubieron gentes que la juzgaron por deshonesta, fácil y ligera.

    Con esto podemos entender la inocencia de Leandra ante el amor que sentía por este hijo de labrador. Así, muchas veces optamos por la decisión equivocada y creamos un problema irremediable. Al igual que Leandra, en ocasiones no vemos la realidad, y hacemos cosas que no haríamos en situaciones distintas.

  • Estructura

  • El libro de “Los Cuentos del Quijote” nos presenta siete relatos, cuentos o novelas cortas. No todos ellos nos presentan la misma extensión, de entre estos siete podemos percibir que sólo tres de ellos tienen una mayor largura, y éstos son, “El curioso impertinente”, “El cautivo” y “Los juicios de Sancho Panza”. Los cuentos restantes he podido observar que tienen corta extensión, destacando “La casa de los locos”, que a penas llega a las cuatro páginas.

    También hemos encontrado entre ellos algunos que están escritos de forma autobiográfica, como es el caso de “La historia de Leandra”, en el cual es Eugenio el que cuenta la historia de ésta misma. Aunque la mayoría de ellos están escritos en tercera persona.

    Destacar también que dentro de algún relato hemos podidos encontrar pequeños sonetos, la mayoría de ellos con rima consonante.

    La única forma de la que se unen todos estos cuentos es por el hecho de que éstos pertenecen a la obra magistral “El Quijote”, por que mientras los he ido leyendo, no he podido encontrar ningún otro elemento que me indicara que tenían algún tipo de relación entre ellos, a parte de que se encuentran incluidos en “El Quijote”.

    La época en la que se desarrolla la acción de todos los relatos es la de los siglos XVI y XVII, como en los resúmenes de los cuentos ya he mencionado. Hay que tener en cuenta que esta época fue la del reinado de Felipe II, en la que España sufrió numerosos ataques y pérdidas de reinos, por lo que económicamente descendió sin remedio.

  • Trasfondo histórico

  • El escritor español Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) está considerado como una de las figuras fundamentales de la literatura universal, al igual que su novela Don Quijote de la Mancha, una obra ambiciosa, con una temática rica y variada, llena de humor y ternura y que consigue llegar y entretener a los más variados públicos. El conocido principio de la inmortal obra es lo que aquí lee un actor.

    Siglo de oro, término que implica una época de esplendor literario, político y militar. Los escritores del siglo XVI y de comienzos del XVII fueron conscientes muchas veces de estar viviendo una época de esplendor en todos los ámbitos, pero sólo ocasionalmente se sirvieron de la expresión “siglo de oro” para referirse a ella.

    El ejemplo más notable lo ofrece de forma tardía, aunque con un sentido político, Bartolomé de Góngora en El corregimiento sagaz (1656): “Dejando yo ahora los varones heroicos en todo género de aquel siglo del prudente Rey don Phelipe, baste decir que en él floreció el mismo Rey en quien hago epílogo del talento más escogido (en su modo) de aquella edad a mi parecer Siglo de Oro”. El término edad de oro, mucho más frecuente, sobre todo hasta Miguel de Cervantes, sirvió en este momento una vez más para recrear, con nostalgia, el mito de una era de felicidad y paz, a la que habían seguido otras de plata, cobre y hierro, que recorría la cultura occidental desde Hesíodo.


    Será en la segunda mitad del siglo XVIII cuando arraigue el concepto de siglo de oro para designar a la literatura del siglo XVI, en especial a la poesía —la novela, a pesar del creciente interés por Cervantes que se produce en esta época, fue menos apreciada y el teatro apenas tenido en cuenta. En 1713, el Diccionario de autoridades todavía define así el siglo de oro: “Fue el espacio de tiempo que fingieron los poetas haber reinado el dios Saturno, en el que decían habían vivido los hombres justificadísimamente, y, por extensión, se llama así cualquier tiempo feliz”.

    La valoración de buena parte del siglo XVII se va a producir en el romanticismo. Los autores de esta época, aunque apenas hablan de siglo de oro, no ocultan sus preferencias, además de por la época medieval, por los dramaturgos y novelistas barrocos (véase Barroco), también defensores de una literatura popular y nacionalista —a ellos se había adelantado Casiano Pellicer en 1804 con su Tratado histórico sobre el origen y progreso de la comedia y del histrionismo en España. Más reticentes se muestran frente a los poetas conceptistas y culteranos, a pesar de que Góngora, Quevedo y el conde de Villamediana se convierten ahora en personajes de algunos dramas.

    En la literatura española, más que en la de otros países, la innovación rara vez sustituye por completo a las tradiciones establecidas. De este modo, los usos poéticos antiguos y nuevos coexistieron durante el siglo XVI. La vida religiosa en España se intensificó a mediados del siglo XVI, en parte como consecuencia de la preocupación que sentían los católicos españoles por la Reforma protestante. El nuevo estilo poético se acomodó a la expresión de actitudes espirituales muy alejadas de la poesía pastoril. El primer gran poeta de este género fue fray Luis de León, en cuyos versos la devoción cristiana se conjuga con el culto a la belleza, el amor a la naturaleza y la búsqueda de la serenidad clásica característica del renacimiento. San Juan de la Cruz, contemporáneo de fray Luis, compuso lo que para muchos críticos son los versos más intensos y radiantes de la lengua española. En estos poemas intenta expresar —en términos de amor humano— la inefable experiencia mística de la unión del alma humana con Dios. Otro poeta importante de esta época es Fernando de Herrera, quien cultivó el estilo barroco característico del siguiente periodo de la literatura española.

  • Vocabulario

    • Requebrar: agasajar, festejar.

    • Pertrechos: suministros, municiones.

    • Atabales: tambores, cajas.

    • Intricado: enredado.

    • Zalemas: saludos, carantoñas.

    • Salterios: liturgias.

    • Desaforados: excesivos, exagerados.

    • Fanales: focos, candiles.

    • Fulleros: tramposos, carreteros.

    • Chocarrero: burlón, gracioso.

    Al mismo tiempo que leía los relatos, señalaba con un lápiz aquellas palabras que no me resultaron familiares o que sentía curiosidad por conocer su significado. De todas las que he señalado, he escogido éstas diez. No tengo ninguna razón en especial por la que he escogido estas palabras, simplemente no conocía su significado y al buscarlo en el diccionario me han resultado curiosas.

  • Conclusión

  • Después de terminar el libro, me he dado cuenta de que gracias a algunos relatos que realmente inspiraban credibilidad he podido conocer un poco más la sociedad de esos siglos de oro, donde la literatura española destaca y se crean las obras más importantes.

    Me alegro de haber leído este libro, ya que he disfrutado bastante leyéndolo y no me arrepiento en absoluto de ello. Me han resultado curiosos algunos de los cuentos y bastante fantasiosos, pero que no por ello me hayan disgustado, todo lo contrario.