Los cinco en la granja Finniston; Enyd Blyton

Literatura infantil y juvenil. Novela del siglo XX. Narrativa de aventuras. Personajes

  • Enviado por: Spoker
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

LOS CINCO EN LA GRANJA FINNISTON

Capítulo I

¡OTRA VEZ ESTAN JUNTOS LOS CINCO!

Después de pedalear un rato Dick y Julián van a buscar a la parada del autobús a sus amigas, Ana y Jorge y al perro Tim.

Como estaban cansados del viaje, pararon en una tienda que vendía helados y cervezas de jengibre, en ese local les atendió una niña donde les sirvió cinco helados y cuatro cervezas de jengibre, en cuanto se acabaron todo le preguntaron por la granja Finniston, que era donde iban a residir y ella les dijo su situación y como eran los propietarios.

Capítulo II

GRANJA FINNISTON

Llegaron a la granja Finniston era grande, de tres pisos, con las paredes encaladas, y las ventanas, más bien pequeñas, correspondían a la época en que fue construida. Les recibieron en el vestíbulo los dos gemelos y los llevo hasta su madre donde les dijo que habitación tenían que tomar cada uno, las niñas dormirían en una habitación en la parte mas alta y los niños en el granero. Los gemelos acompañaron a los cuatro a la habitación de las niñas, cuando llegaron ellas se quedaron deshaciendo sus maletas. Y los gemelos acompañaron a los niños hasta el granero algo molestos por los comentarios que les habían hecho.

Capítulo III

EN EL GRANERO

Julián y Dick propusieron a los gemelos de que ellos dormirían en la habitación junto al establo y rechazaron su oferta, todos dormirían juntos.

Mas tarde fueron a tomar té los cuatro. Había una persona mas: el abuelo que se quejaba de que la gente ahora no trabaja, Tim acarició la rodilla del anciano y este se tranquilizó.

Capítulo IV

JUNIOR

Trevor entro en la cocina y la señora Philpot con muy buena intención presento a los chiquillos, el se quejo de que había muchos niños y especialmente le tenia una manía al americano por que le había encendido el tractor sin su permiso. Se iba hacia el establo para ordeñar cuando los gemelos se ofrecieron voluntarios

para ayudar, su padre les dijo que no que ayudaran a su madre los cuatro se ofrecieron voluntarios para ayudar a la señora Philpot y el abuelo intervino: -Deja que te ayuden si los niños de hoy en día no hacen nada. No siguió ablando por que los americanos hablaban se les oía de fondo como un hijo decía a su padre que era muy aburrido y cuando llego(el padre) intento disimular diciendo que había comprado recuerdos y si llegaba tarde al té, y que quien eran esos críos dijo sonriendo.

-Somos cuatro primos- contestaron-Y residimos aquí.

Y Junior el hijo preguntó: ¿Y donde vais a dormir?

Los gemelos algo molestos dijeron que se callara. El niño maleducadamente pidió un trozo de tarta, y en ese mismo instante intervino el abuelo: ¿No puede decir usted por favor? Pero el niño lo ignoro. sentándose el padre en la mesa comento de sus asuntos habían tenido un buen día. El abuelo algo molesto se marcho. Al ver el perro le tiro comida y Tim la rechazo, los perros no comen tarta. Y dejo el suelo. Fue una merienda algo embarazosa. Los gemelos fueron a ordeñar las vacas y a Junior le entraron ganas de ordeñarlas y Tim se interpuso en su camino haciendo que padre e hijo abandonaran el local. Jorge y Ana se quedaron recogiendo dejando descansar a la señora Philpot y Julián y Dick se fueron a ordeñar.

Capítulo V

ANOCHECER EN LA GRANJA

Los cinco fueron a dar una vuelta por la granja, cuando se izo mas tarde los chico se fueron a lavar y las chicas a poner la mesa y ayudar en la cocina. La cena fue muy agradable y que los americanos no habían aparecido. Los cinco estaban cansados y se fueron a dormir temprano. Y ya en la cama dormidos oyeron un espantoso ruido eran los Henning.

Capítulo VI

UN POCO DE EXCITACIÓN PARA EL DESAYUNO

Los gemelos se habían despertado antes que Julián y Dick y estos se apresuraban a levantarse. Nariguda la urraca había robado el reloj de Dick cojiendolo con su pico afilado, en un descuido se le cayo fue entonces cuando lo recupero.

Para el desayuno tenían: Jamón, huevos pasados por agua y fruta.

Ana y Jorge se disponían a llevar el desayuno a los Henning. Jorge se lo llevo a Junior y el se enfado por que no era la señora Philpot dándole un empujón y Tim que estaba en la puerta se lanzo sobre el chico. Junior le suplico que se lo quitara y así lo izo el niño se quedo llorando, y decidió que bajar a cado mañana el a tomar el desayuno.

Capítulo VII

LOS GEMELOS CAMBIAN DE ACTITUD

En oír lo que había hecho Jorge se rieron los gemelos, ellos también se quejaban de que era muy mal educado, iniciaron una conversación y les preguntaron a los gemelos quien era quien, enrique contesto: Yo tengo una cicatriz y Enriqueta no. Los gemelos se interesaron por oír la historia de cabo a fin. Ya no hablaban juntos sino respetando el turno. En eso apareció la señora Philpot y los gemelos le dijeron:- ¡Mamá! ¡Junior no va a tomar ya nunca más el desayuno en la cama!

Escucha por que. Y la historia volvió a ser contada. La señora Philpot se echo a reír. Enrique propuso dar una vuelta con el Land-Rover cuando iban a arrancar Junior apareció: -¡Esperad!

Tim salió del coche y empezó a correr haciendo que Junior diera media vuelta.

Tim regreso al coche, que ya se movía, se dirigía hacia los campos, y vieron la finca a lo alto de la colina.

Capítulo VIII

UNA VUELTA POR LA GRANJA

Bill iba diciendo el nombre de todos los campos que iban pasando y explicando que también habían animales, daban la vuelta para regresar pero eso si por otro camino. Bill les hablo de todo lo que les hace Junior a los animales.

Estaban cansados y hambrientos y por no dar molestias se fueron al pueblo, se comieron cinco helados almendrados. La niña que era la que les había atendido anteriormente contó que había un castillo, el castillo Finniston, ya derrumbado pero que había algunos cuadros en una tienda. Ana y Jorge entraron en la tienda de antigüedades mientras que Julián y Dick se iban a ayudar a la granja. En la tiendecita había un hombre ya mayor era el señor Finniston que había ido con el abuelo a la escuela y era descendiente de los propietarios del castillo Finniston.

Capítulo IX

UN RELATO MUY INTERESANTE

El abuelo de la tienda les empezó a explicar la historia del castillo Finniston. Lo incendiaron en 1192, siglo XII, en la época normanda, los normandos conquistaron Inglaterra y el primero fue Guillermo I el conquistador en 1066, es un castillo normando y les enseño un cuadro. Cuenta una leyenda que el castillo Finniston fue atacado de noche por el enemigo y dentro del castillo había traidores que prendieron fuego, y mientras la gente estaba combatiendo el incendio, el enemigo entro y mato casi a todos.

La puerta de la granja es muy antigua. Prosiguió con la historia, a lord Finniston lo mataron, pero su mujer recogió a los niños y los escondió, se dice que los escondió en la vieja capilla, la que esta cerca de los graneros de la

granja. Tal vez lo llevó por un pasadizo secreto subterráneo que iría desde los calabozos hasta la capilla misma. La capilla todavía sigue en pie, el abuelo os la enseñara, paso hace mas de 700 años, el castillo tenia bodegas y calabozos, el fuego sólo quemó hasta el suelo de la planta baja, las bodegas y los sótanos no pudieron ser destruidos. -Me pregunto que habrá en esos sótanos- pensó.

Jorge propuso descubrir dónde estuvo el castillo.

Capítulo X

UNS BUENA RACIÓN DE GRITOS

Ana, Jorge y Tim regresaron a la granja, para ver a los muchachos pero no los vieron y entraron en la casa, vieron a la señora Philpot trabajando y decidieron ayudarla, esta les dijo que los chicos aun estaban ayudando a arreglar el gallinero. Las chicas no tuvieron tiempo de contarles a los muchachos lo que les había dicho el señor Finniston.

Los chicos estaban en el granero, Retaco el perro ayudaba mientras que la urraca se dedicaba a coger los clavos.

La comida fue un banquete, el señor Henning pregunto si podía traer a un amigo a comer es especialista en antigüedades. El señor Henning y el abuelo tuvieron una larga discusión sobre las antigüedades. Junior se peleo con Jorge, y Julián para romper el hielo dijo todo lo que habían hecho en el gallinero.

Ana le dijo a Julián que tenia algo importante que contarle. Junior que tenia muy buen oído los oyó. Fueron al gallinero que era allí donde se lo contaría, Junior puso la oreja en un agujero de la madera para escuchar.

Capítulo XI

UNA CHARLA MUY EXCITANTE

Jorge y Ana contaron la historia que les había contado el seños Finniston, se trata del castillo, el viejo castillo dio nombre a el pueblo y a la granja, el anciano había estado descubriendo toda su vida tratando descubrir todo del castillo. Y Jorge les contó toda la historia. A Junior no se le escapo ni una palabra, y cuando llegara su padre se lo contaría todo, fregándose las manos, Tim lo oyó y empezó a gruñir hiendo hacia la puerta, salieron todos en multitud pero no vieron a nadie ya que se había escabullido. Jorge propuso de ir a buscarlo, la respuesta fue ¡NO! Antes tenían que acabar de arreglar el gallinero, como nadie lo sabia no había prisa pero se equivocaban Junior había oído todo.

Vieron la puerta que pertenecía al castillo con su correspondiente llamador que hacia un gran ruido. Ana vio a Junior con una sonrisa maliciosa y se pregunto que estaba tramando.

Capítulo XII

REALMENTE MUY EMOCIONANTE

A la hora del té , Julián hablo de la puerta a la señora Philpot. La señora Philpot dijo que el abuelo sabia mas sobre la puerta y este se quejo de que el americano se la quería comprar.

Al día siguiente llego el señor Henning con otro individuo el de las antigüedades. La señora Philpot los llevo a la puerta. Un ejemplar muy hermoso dijo el señor Durleston. El señor Henning llevó a su compañero a los dormitorios para que viera el estaño hueco la señora Philpot explico su funcionamiento, el señor Durlston dio su opinión, seguidamente fueron a la capilla pero sin la señora Philpot, se notaba que era un sitio para rezar, las capillas se solían construir al lado de los castillos.

Los cinco y los gemelos fueron a dar una vuelta para ver si podían descubrir la situación del castillo, empezaron a examinar la primera colina, pero no solo se veía hierba, y madrigueras de conejos, pero ya no estaban, de pronto, Tim y Retaco empezaron a excavar en ella y Retaco se coló en una y volvió con una concha de ostra, después de excavar un rato aparecieron huesos, Julián dijo que era un viertecocina .

Capítulo XIII

JUNIOR MONTA UNA SORPRESA

Junior que los veía desde detrás de unos matojos se preguntaba que abrían encontrado los perros. Los cinco subieron por la gran ladera de la colina. Los gemelos encontraron una pequeña depresión que era la situación del castillo Finnisnton. Fueron a pedir picos y palas a Bill. Vieron a Junior escapar orejas y olía al viento, fue Jorge quien se dio cuenta.

Junior se lo contó todo a s padre al principio no se lo creía. El señor Henning ya se hacia ilusiones y el señor Durleston le decía que no se acelerara, los dos hicieron planes para que pudieran excavar. Cuando los niños volvieron a ayudar en la granja, los tres fueron a ver el terreno.

Cuando el abuelo se fue a dormir hicieron tratos con los Philpot, ellos casi no se lo creían de tanto dinero que habían ofrecido y lo aceptaron. Al día siguiente cuando la señora Philpot se lo contó a los gemelos se quedaron atónitos, los seis niños llegaron a la conclusión se que Junior los había estado espiando todo el rato. Aquella mañana el señor Henning había contratado cuatro hombres para excavar. Finalmente Junior se burlo de ellos.

Capítulo XIV

RETACO Y NARIGUDA SE MUESTRAN MUY SERVICIALES

Julián pensó que havia dicho Jorge la historia que havia un pasadizo secreto hasta la capilla, el pasadizo secreto daría a las bodegas porque cuando huyo la madre y los hijos no podían huir por los alrededores pues estaba lleno de enemigos así que si encontraban tal pasadizo llevaría a las bodegas. Los cuatro niños planearon un plan. Fueron a la capilla haber si encontraban el pasadizo secreto. Pero por el momento no encontraban nada hasta que Retaco se peleo con Nariguda y por casualidad entraron en una madriguera, al salir, Retaco llevaba un puñalito tallado con el mango roto. Y la urraca llevaba en el pico un anillo con piedra roja. Esa madriguera debía llevar al pasadizo, gracias a Retaco y Nariguda.

Capítulo XV

EXCAVACIÓN EN BUSCA DEL TÚNEL SECRETO

Planearon hacer turnos para excavar. Enriqueta trajo a Dick y Julián palas, cuando acabaran los gemelos su faena se pondrían a cavar. Julián empezó a cavar. Junior empezó a burlarse del agujero que estaban haciendo. Mas tarde clavaron la pala y se las hundió habían llagado al túnel secreto, no lo podían dejar al descubierto así que dejaron vigilando a Tim. Volvieron al agujero, y bajaron hasta el túnel iluminados por una linterna, llegaron a una puerta tirada en el suelo, la puerta que en tiempos separaba la bodega del túnel y finalmente llegaron a la bodega, había muchos objetos, Enriqueta encontró una caja negra y dentro había oro, vieron otra caja negra pero esta vez mas pequeña, que contenía anillos, cinturones, piedras azules... De pronto el techo empezaba a ceder y huyeron corriendo cogiendo lo que pudieron.

Capítulo XVII

¡ATRAPADOS!

La madriguera por donde habían entrado avía sido derrumbada, intentaron excavar pero era inútil, llevaban mucho tiempo allí ya se hacia tarde. Tim les indico que fueran hasta el final del túnel, al final el techo estaba lleno de piedras excepto una parte, era una trampilla, empujaron con fuerza pero pesaba demasiado igual había algún saco de grano. De repente oyeron que alguien entraba en la capilla y empezaron a gritar y los perros a ladrar, Bill y Jaime se dieron cuenta. Quitaron los sacos a prisa y encontraron la trampilla y la abrieron, pudieron salir sanos y salvos y no les paso nada.

Capítulo XVIII

UNA GRAN HISTORIA QUE CONTAR

Los gemelos se tiraron al cuello de mamá, preguntándole dónde estaba papá y el abuelo porque tenían algo muy importante que contarles. Cuando los niños se fueron a lavar aparecieron el abuelo y el señor Philpot. La señora Philpot les contó que los niños tenían algo importante que decirles. Cuando llegaron los niños fue Julián quien les contó toda la historia. Como pensaban que exageraban la historia, los gemelos sacaron de sus bolsillos monedas de oro que demostraban que habían estado allí. Los niños también habían traido más objetos, el abuelo se encariñó con la espada utilizándola y haciendo pequeñas demostraciones. Con el dinero que Trevor conseguirá de los hallazgos se podrá hacer la mejor granja de Doroset.

Capítulo XIX

<<LA AVENTURA MAS EXCITANTE QUE HEMOS TENIDO NUNCA>>

El abuelo subió al pueblo para contárselo todo al señor Finniston, tuvieron una larga charla. Como el señor Finniston era heredero tenía el derecho sobre el tesoro, le pertenecía una parte.

El señor Henning y Junior habian pasado mucho tiempo en el hotel, así que decidieron dormir en él. Al dia siguiente toda la familia Philpot estaba esperando a que llegaran. Hicieron una pequeña reunión con el señor Henning y el señor Durleston para tratar el tema de las construcciones, y al final consiguieron quedarse con ellas. La familia Philpot los echó bruscamente de casa. Los cinco se quedarian una temporada mas. Querian ver qué había en las bodegas del castillo y disfrutar de unas merecidas vacaciones.

FIN