Los Años bárbaros; Fernando Colomo

Cinematografía. Hechos reales. Reconstrucción histórica. Contexto

  • Enviado por: Paula
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

  • Resumen de la película

  • La película empieza en el momento en que Tomás(Jordi Mollá)y Jaime(Ernesto Alterio)hacen, con la ayuda de Gloria (Ana Rayo),novia de Tomás,y Velasco(Pepón Nieto)una pintada en la Facultad de Filosofía y letras de la Universidad de Madrid. Los hechos se sitúan en 1947, cuando Tomás y Jaime son descubiertos y detenidos. En principio,la pena es de seis meses, pero Víctor Marquina (Juan Echanove), jefe del sindicato de estudiantes fascistas,hace todo lo posible para que reciban una condena mayor: ocho años.

    Más tarde, ambos son transladados al campo de trabajo de Cuelgamuros, hoy Valle de los Caídos, donde tendrán que pasar el resto de los años que les quedan picando piedra. Tomás no deja de repetir que está harto de esa situación y busca un modo de salir de allí, planeando con sus amigos que están fuera la huida.

    Velasco y Gloria contactan con Michel,un francés colaborador de la resistencia en España, que concebirá el plan de la huida.Velasco se reúne con él en París, donde hablarán de los detalles de la fuga.Michel tiene el problema de que no tiene coche, por ello pedirá ayuda a Susan,una americana que quiere ser actriz y que le conseguirá el coche con la condición de ir ella también a España.Pero Kathy, una canadiense, novia de Michel, no quiere dejar que ellos vayan solos, y también se apunta al viaje, motivada por la supuesta idea de que su padre participó en las Brigadas. En este punto, Michel cae en la cuenta de que es el plan perfecto: nadie sospechará de dos extranjeras turistas.

    La acción se tiene que dar un domingo, día de las visitas. Las dos extranjeras los recogen en cuanto ellos pueden escaparse del campo de trabajo. Una vez los cuatro en el coche descapotable rojo, la comunicación será difícil porque no hablan el mismo idioma: las chicas en inglés, los chicos en castellano, aunque Jaime sabe algo de inglés.

    Tomás se empeña en detener la fuga para comer en el Parador de Medinaceli. En el restaurante conocerán a un periodista, Carlitos Roa (Josep Maria Pou), que se dirige a Barcelona para asistir a una actuación de Jorge Negrete y Carmen Sevilla. Las chicas sospechan de este personaje, quien da un toque de humor a esta película, y se marchan del restaurante, olvidando coger su máquina de fotografiar.

    Al marcharse, llegará Víctor, que también se dirige a Barcelona para ver el estreno y combatir la revuelta estudiantil. Como las chicas olvidaron en el Parador su máquina de fotografiar, Víctor se ofrece al camarero del restaurante para devolvérsela cuando se las encuentre por el camino.

    Tomás y Jaime, ambos enamorados de Susan, viajan con ellas hasta que en un momento dado paran para hacer sus necesidades. Mientras los chicos están más apartados, ellas se encuentran con Víctor, que les devuelve su cámara de fotos y le pide a Susan que le haga una foto con Kathy. Esta, enfadada porque “tiene unas manos muy largas”, le da un tortazo y las dos se van, enfadadas. Recogen a los chicos un poco más adelante y continúan su camino. Todo va bien hasta que sufren un pequeño accidente y tienen que detenerse. Ven a lo lejos el coche de Víctor y Tomás y Jaime tienen que alejarse. Víctor ayuda a las americanas a encontrar un taller. Una vez el coche está arreglado, tienen la suerte de encontrarse con los chicos, que han conseguido llegar hasta allí gracias a haberse encontrado casualmente con el periodista que anteriormente habían conocido.

    Los cuatro siguen su viaje hasta Barcelona, donde Michel les espera con los salvoconductos para la frontera y un guía que les dirija. Pero una vez allí, el asunto se complica, ya que el encuentro es en el teatro donde se da el estreno de la obra de Negrete y Sevilla. Allí, Jaime y Tomás se encuentran con Carlitos Roa, que se los lleva hasta dentro del teatro para ver la obra. Éstos no saben como escapar de la situación, así que aprovechan en el momento en que se apaga la luz para huir, pero Víctor, que también está dentro del teatro, los descubre y los sigue. Una vez fuera, Michel intenta impedir que Víctor siga a los chicos, de modo que le empuja, pero al intentar escapar lo matan.

    Las chicas, aunque afectadas por su muerte, se llevan a Tomás y a Jaime, ya que Michel antes de morir le había dado los salvoconductos a Susan. Cuando llegan a la frontera, se separan, ya que Tomás y Jaime tienen que cruzar a pie los Pirineos. Las chicas son retenidas en la frontera pero consiguen salir del embrollo gracias a la ayuda de Víctor, que ha llegado hasta allí porque anda persiguiendo a los estudiantes. Sin sospechar de ellas, las deja marchar. Entonces reúne a todos los que habían hecho guardia esa noche y uno le dice que había visto a los dos chicos con dos extranjeras.

    Víctor, que se da cuenta de que lo han engañado, emprende su busca por el monte. Los chicos juegan con desventaja porque Tomás se ha torcido el tobillo al caer en una trinchera, de modo que al final son descubiertos. Pero para cuando Víctor llega a alcanzarlos, éstos ya están en Francia, de modo que no puede hacerles nada porque son refugiados políticos. Son libres.

    Tomás y Jaime volverán a encontrarse con las chicas y se irán con ellas a París.

    La película de Fernando Colomo, inspirada en la novela “Otros hombres”, de Manuel Lamana, está basada en hechos reales. Según se dice al final de la película, Tomás y Jaime no pudieron volver a España hasta 30 años después.

    Los Años Bárbaros