Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva; Stephen Covey

Cambio personal. Narrativa de autoayuda. Éxito familiar y profesional. Proactividad. Prioridades. Sinergia. Mentalidad ganadora

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Programa en Dirección de Operaciones y Dirección y Gestión de Proyectos
ECOL
El panorama empresarial actual se caracteriza por el aumento de la competitividad. Ello hace imprescindible llevar a...
Solicita InformaciÓn

Curso de Técnico Superior en Animación sociocultural
Cavida Formación
Mediante este curso se ofrece al alumno/a que lo desee la posibilidad de formarse en las técnicas de animación...
Solicita InformaciÓn

publicidad

LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA

Este libro trata de que el lector sea más feliz en su vida, que con cada cosa que realice diariamente se sienta satisfecho. Por lo que recomiendan 7 hábitos a seguir, con los que se lograrán con los tres primeros hábitos la victoria personal o sea la independencia, y cuando se haya logrado está se podrá lograr la interdependencia o victoria pública que se basa en los hábitos del 4 al 6, y el hábito 7 que es una revisión periódica de nuestras metas, y de nuestro estado en todos los aspectos mental, físicos, espiritual y social. Los 7 hábitos son:

VICTORIA PERSONAL, INDEPENDENCIA

El primero es ser proactivo que es la cualidad que nos da la posibilidad de escoger como responderemos a cada situación, de discernir de que manera, según nuestros principios y valores, actuaremos en forma correcta o incorrecta. Por que solo uno mismo es responsable de lo que es ahora y por eso somos los únicos que nos podemos elegir ese cambio porque nada en la vida nos obliga a ser una o otra cosa, sino nosotros elegimos realizarla, por nuestra convicción o porque pensamos que no hay otra alternativa, pero nadie nos obliga por eso nunca hay que decir tengo que hacerlo hay que decir YO ELIJO. “Solo nosotros mismos tenemos la iniciativa y responsabilidad de hacer que las cosas sucedan”.

Para poder empezar ese cambio, el primer paso será cambiar los paradigmas (Es la forma en que vemos al mundo, a nuestra realidad) que se nos inculcaron, que debemos de dejar de creer en el mundo que nos crearon nuestros padres y la sociedad, para poder empezar a crear nuestra propia realidad, nuestros propios paradigmas, valores y principios. Porque si se quiere tener un cambio se debe iniciar desde adentro, desde la raíz por lo cual se debe empezar a cambiando los paradigmas, dedicando nuestro tiempo a las cosas que si podemos cambiar a lo que esta dentro de nuestro círculo de influencias.

“Nadie puede herirte sin tu consentimiento”. Esta frase quiere decirnos que los que nos hiere o daña no es lo que sucede o hace la gente, sino nuestra respuesta a lo que nos sucede, a la interpretación de nuestra realidad.

En el segundo hábito nos habla de tener un fin en mente porque “un velero sin puerto, cualquier viento es bueno”. Lo que nos quiere decir que poniéndonos un fin todas nuestras acciones deben de ir dirigidas hacia él. Debemos empezar primero con una imagen en la mente, como un ingeniero primero piensa o construye en su mente lo que satisface la necesidad y luego ya lo lleva a la creación física, a la acción.

Para crear algo primero se tiene que imaginar el cómo será, cómo se sentirá, en sus consecuencias posibles, para poderlo acercar lo más posible a la realidad. Aunque eso no quiere decir que según las circunstancias externas o internas que se nos presentes no podamos cambiarlo, sino según vaya avanzando el proyecto podemos perfeccionarlo, cambiar algunas cosas que no habíamos tomado en cuenta, pero sin abandonar el fin que se persigue.

Para lograr una meta efectiva se tiene que pensar donde se quiere llegar estar y cómo podemos llegar por lo que nuestro fin debe ir según los roles que desempeñamos, porque tenemos que tomar en cuenta la gente que nos rodea, y tiene que estar de acuerdo a nuestros valores y paradigmas, para que nos satisfaga, nos sintamos orgullosos de lo que hemos creado. Así le proporcionaremos a nuestro fin una estructura y dirección correctas, para cosechar lo que se quiere sembrar, hay que tomar en cuenta las consecuencias y ser responsables de ellas porque “podemos elegir libremente nuestras acciones pero no tenemos libertad de elegir las consecuencias”.

En el tercer hábito se trata de primero lo primero, que es darle a las cosas su verdadera importancia para nuestras vidas y metas. Lo importante se define como una actividad que dará aportación a nuestra meta, quedará buenos resultados según nuestro propósito. Por lo que dice Covey que hay enfocarnos en la prevención, actividades de CP, en construir relaciones, reconocer nuevas oportunidades, planificación y recreación, con lo que se quitará de nuestras agendas las actividades urgentes, en las que se tiene que actuar en el AHORA para no dejar pasar la oportunidad.

Estos puntos se deben de construir basándose en la coherencia con nuestro fin, con nuestras prioridades y deseos; en el equilibrio con todas las áreas importantes de nuestras vidas, dándole tiempo a cada una. En centrarse en el fin plateado, para poderse motivar, y organizar una agenda según una base; que sea con dimensión humana tomando en cuenta a la gente que nos rodea. Con flexibilidad que se ajuste a nuestro estilo y necesidades, y portátil que podamos revisarla en cualquier lugar.

Según como quede está construcción podremos observar las áreas o roles que necesitan más de nuestra intención, a las que debemos dedicarle más tiempo y energía, y así definir hasta donde se quiere llegar en cada rol.

Para poder aprovechar más de nuestro tiempo tenemos que delegar pero no de una forma de recaderos, vaya a buscar esto, aquello, haga esto, cuando termine me avisa para revisarlo, sino de una forma encargados que permite que las personas elijan el mejor método que se les acomode haciéndose responsables de los resultados, porque delegar de una forma de efectividad, es encargar una tarea con confianza.

Para poder delegar en forma encargados se necesita:

  • Que los resultados a los que se desea llegar sean comprendidos por las dos partes, concentrándose en el QUÉ, no en el cómo, en los resultados y no en el método.

  • Poniendo directrices que son parámetros en los que se debe operar, lo que no hay que hacer.

  • Darle a conocer los recursos disponibles que tiene para el fin.

  • Rendición de cuentas en las que se verá si los resultados siguen las normas de rendimiento.

  • Por último que sea responsable de las consecuencias.

VICTORIA PÚBLICA, INTERDEPENDENCIA

Los siguientes hábitos tratan de cómo relacionarse efectivamente con la gente que te rodea, por la construcción y reparación de las relaciones que tenemos son lar que durarán a largo plazo, en la que se creará como una cuenta bancaria emocional.

Para construir esta cuenta bancaria emocional debemos:

  • Comprender al individuo, saber lo que es importante para la otra persona debe ser importante para nosotros. “Trata a las personas como quieras que ellos te traten”.

  • Prestar atención a las pequeñas cosas.

  • Mantener el compromiso y tus promesas.

  • Aclarar las expectativas, hablar con lo que en realidad se quiere decir. Porque las expectativas poco claras provocan incomprensión, decepción y retiros de confianza.

  • Demostrar integridad personal, adecuar nuestras palabras a la realidad y adecuar la realidad a nuestras palabras.

  • Disculparse sinceramente cuando realiza un error que dañe a la otra persona, aceptar cuando uno se equivoco.

  • Usar las leyes del amor y las leyes de la vida. Cuando verdaderamente se quiere a alguien sin condiciones, sin ataduras, ayudamos a que se sientan seguros a salvo, afirmamos su identidad e integridad.

El cuarto hábito nos dice ganar/ganar que es buscar el éxito mutuo para llegar a un camino superior. Hay diferentes modelos a seguir sobre todo entre las relaciones que existen en una empresa como son gano/pierdes, que es conseguir algo a expensas de otro, y su contraposición pierdo/ganas estas personas adoptan este modelo para poder agradar o apaciguar en la situación. Pero lo único a que llegan este tipo de modelos es al pierdo/pierdes por que a largo plazo al querer imponer una cosa al otro, se llega a una relación vacía o totalmente se pierde. Y el último modelo es el gano que solo le importa conseguir lo que quiere, sin darse cuenta si tuvo que hacer perder a otro o no.

La mejor de estos modelos es ganar/ganar en la que se busca que las metas de las dos partes vayan hacia la misma dirección, en el que hay un aprendizaje recíproco, una influencia mutua, beneficios compartidos. Para lograr este modelo se necesita:

  • Carácter: tener la integridad, madurez (capacidad para expresar los propios sentimientos y convicciones combinadas con el respeto por los sentimientos y pensamientos de los demás) y tener una mentalidad de abundancia, pensar que hay bastante para que todos compartan una parte.

  • Relaciones: que se tenga confianza, se escuche, se este abierto a cualquier idea, a poderse expresar libremente.

  • Acuerdos: poder delegarse en forma encargados.

  • Sistema: seguir un método según lo planteado.

  • Procesos, se debe seguir un modelo para llegar a construir el ganar/ganar que son:

  • Contemplar el problema desde el otro punto de vista.

  • Identificar las cuestiones claves, lo que construirá el fin mutuo.

  • Definir los resultados para los dos aceptables.

  • Identificar las nuevas soluciones para alcanzar lo aceptable.

  • Quinto hábito comprender primero y después ser comprendido. Escuchar significa poder diagnosticar antes de prescribir, comprender profundamente.

    Casi siempre en las pláticas cotidianas no escuchamos solo lo comparamos con nuestra propia realidad, con nuestra autobiografía por lo que damos como respuesta nuestros pensamientos, sentimientos, motivos e interpretaciones de nuestros paradigmas. En el escuchar autobiográfico están:

    • Evaluación: el estar de acuerdo o no con la situación.

    • Sondeo: formular preguntas según nuestro marco de referencia.

    • Consejo: sobre la base nuestra propia experiencia.

    • Interpretación: descifrar a alguien, explicar sus motivos, su conducta, sobre la base de nuestros propios motivos y conductas.

    Para escuchar verdaderamente se necesita:

  • Imitar el contenido: decir lo que el otro está diciendo con las mismas palabras.

  • Parafrasear con el contenido: decir con las propias palabras lo que quiere expresar el otro.

  • Reflejar sentimientos: saber el sentimiento que quiere expresar.

  • Parafrasear el contenido con el sentimiento que refleja.

  • Haciendo estos pasos a veces el mismo al que se esta escuchando, resuelve su problema, lo define expresando lo que sentía y le encuentra solución. Porque a veces al estar contando se pasa capa por capa del problema hasta llegar al núcleo, a la raíz de lo que lo provoco.

    El otro paso de este hábito es el ser comprendido, poder expresar nuestros sentimientos y pensamientos con madurez.

    El sexto hábito se trata sinergizar que es conjuntar todos los hábitos anteriores en uno solo, conjuntandose también con las personas que lo rodean porque de ideas divergentes producen ideas mejores y superiores a las ideas individuales, que pueden hacer aparecer una solución con la que ambos se beneficien.

    Para poder conjuntar fuerzas se debe valorar las diferencias de las otras personas porque ellas nos pueden enseñar o mostrar la manera en que ven su realidad, con lo que acrecientan nuestro conocimiento. Podemos buscar en estas personas lo bueno y utilizarlo para el crecimiento mutuo, para mejorar nuestro punto de vista y ampliar nuestra perspectiva.

    En último hábito nos habla de que hay que darle renovación o mantenimiento a todos los aspectos que nos mantienen vivos, por lo que en realidad con la única herramienta en la que podemos influir es en nosotros mismos.

    Los cuatro aspectos que debemos de cuidar son:

    • Físicos: alimentarse con los alimentos correctos, descansar lo suficiente y hacer ejercicio con regularidad (resistencia, flexibilidad, fuerza).

    • Espiritual: nuestros valores. Cuando dedicamos tiempo a vernos a nosotros, a ver nuestras metas, nos renueva.

    • Mental: examinar los progresos de vida, en el marco de otros paradigmas y de las interrogantes y propósitos de mayor alcances. Escribir una carta con lo que pensamos y sentimos para analizarnos.

    • Social (emocional):” El servicio es la renta que pagamos por el privilegio de vivir en estas tierras”, esto significa influir en personas positivamente, dejar tu huella.

    “Quien quiere conservar su jardín florido, no reserva una parcela para la maleza”, debemos ser auténticos, honestos con los demás y con nosotros mismos, pensar, sentir y actuar de igual manera, pues es de los más deshonesto decir algo que no sentimos y actuar de manera diferente, lo mejor es que reflexionemos, sobre que estamos haciendo de nuestra vida, nuestro tiempo, que hacemos con nuestra salud, hay que hacer un esfuerzo enorme, pero que vale la pena hacerlo para cambiar nuestros conceptos equivocados, cambiar nuestros paradigmas.