Lope de Vega. William Shakespeare

Literatura barroca. Teatro barroco del Siglo de Oro. Argumento, métrica y personajes de las obras: El castigo sin venganza y El rey Lear

  • Enviado por: Mc Ice
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

TEATRO del s.XVII

  • El Castigo sin Venganza de Lope de Vega

  • El Rey Lear de William Shakespeare.

DATOS ESENCIALES DE CADA AUTOR:

Como documento de una época, el valor del teatro de Lope es inmenso: todo él, y cualquiera que sea el lugar en el que se encuentra, asoma vivida, la sociedad de su tiempo, la de la corte, la de las aldeas, sus damas, sus galanes, sus campesinos, su frivolidad, sus virtudes, sus amores ( ya sea puro juego, ya verdaderos y profundos) , sus costumbres etc...

El teatro de Lope és, como no, reflejo de Lope. Lope es un enorme poeta, la naturaleza le creó así: su poesía está llena de vitalismo, y él hizo poesía con su propia vida. Recogió toda la tradición medieval, lo mismo en los temas de su teatro que en su cultivo de la poesía popular, y brillante vínculo de unión entre la España antigua y la moderna.

Suele introducir con rapidez la acción, pero en lugar de proseguir el estudio de los personajes, suele complicar la acción principal con otras secundarias. El desenlace es casi siempre rápido y descuidado. Toda la intriga se desmorona como un castillo de naipes en un abrir y cerrar de ojos; entonces los personajes se suelen conducir de modo más contradictorio con lo que de ellos sabíamos. Sin embargo esto no sucede siempre. En ocasiones, los caracteres, reales, humanos, se comportan fieles así mismos y saben hacerlo sin rigidéz de figurones, sino con flexibilidad, y logra el autor alcnzar así las cimas más altas, no sólo en lo que podríamos considerar como concepción total y realización de una obra dramática, sino en delicadísimos análisis del alma humana, vertidos en versos de la mejor poesía.

En la época barroca, al amor se une a la tragedia, que va acompañada de ideales civiles y de culto al honor, en contraste con la frivolidad de la comedia. Podrá haber autores de genialidad más fecunda, como por ejmeplo Lope de Vega, de arquitectura mas elaborada, etc.. pero ninguno lo ha superado en la cualidad que tenía para ver la existencia y a los hombres en sus diferentes contrastes, en su fuerza y con sus debilidades. No reduce su visión a un solo rumbo. El cortesano y el plebeyo, el rey y el esclavo, el guerrero y el artesano, todos los quehaceres se igualan ante su mirada como manifestaciones de la excelsa y vibrante condición de hombre. Hay un cernido naturalismo que le permite considerar el bien y el mal, lo noble y lo injusto, lo triste y lo jocundo, la pureza y la lujuria, los más dispares matices de la pasión y de la personalidad.

Los temas de casi todas sus comedias y tragedias eran ya conocidos y tenían a veces una larga trayectoria literaria.

Shakespeare es considerado como el principal representante del teatro isabelino y una de las principales cumbres combres de la literatura dramática universal.

La belleza y riqueza de su lenguaje, la perfecta construcción dramática de sus obras (en las que el hombre es siempre el eje rector de su propio destino), el acabado perfil de sus caracteres y el dominio de los distintos géneros dramáticos que abordó y la existente frontera entre lo trágico y lo cómico y la ya existente lucha entre el realismo y el simbolismo, han hecho a Shakespeare un punto de referencia esencial en el teatro de todos los tiempos.

ELEMENTOS COMUNES ENTRE LOS AUTORES.

Al igual que Shakespeare, Lope no tuvo reparos en buscar en la historia, en las tradiciones y en lo mejor de algunos cuentistas europeos (alguno de ellos italiano), la base de sus obras; posteriormente cada uno las iría modelando y transformando con su particular ingenio.

Para ambos autores llegar a producir tales obras maestras, no fue tarea fácil. Durante todo el siglo XVI, desde los tiempos de Juan del Encina y Gil Vicente, los dramaturgos españoles y europeos en su gran mayoria, estuvieron buscando nuevas fórmulas que pudieran interesar al público y trataron de crear un teatro que se sostuviera de lo que pagaban los espectadores y que no tuviesen que depender de los grandes señores como era lógico en ese momento. Tanto Lope como Shakespeare, decidieron introducir un mayor número de personajes populares en sus obras, y a la vez más dinamismo dentro de la escena. Ambos lograron de esta manera tener un público más adicto y entusiasta.

Casualmente las dos obras a analizar y comparar, fueron escritas por sus autores en una época bastante avanzada en su edad. La teoría que puede ser más certera afirma que el hecho de que tales obras maestras fuesen escritas en ese momento, se debe sobre todo a que ambos querían demostrar y demostrarse así mismos que seguían en la cima de la monarquía escénica. Querían demostrar que a su edad eran capaces de dejarnos atónitos con sus nuevas técnicas dramáticas y a la vez que podían seguir gustando tanto al público exigente de la época.

Por otra parte, cabe destacar que dentro de la serie literaria en que se insertan tanto el Castigo sin venganza como el Rey Lear, y dentro del conjunto del teatro del siglo XVII, el bastardo ambicioso y resentido, es mirado con cierta simpatía. Con ello quiero decir que normalmente en la comedia española e isabelina, en este caso, un bastardo que expresa con tanta crudeza sus ambiciones, se convierte de inmediato en el polo negativo de una confrontación maniquea, es decir, no hay personajes “un poco malos, o que puedan cambiar de actitud”, son malos hasta el final y el que es bueno es bueno con creces. Es la típica lucha en tre el bien y el mal. Enseñar deleitando.

ESTUDIO DE LAS OBRAS:

  • LA ESTRUCTURA.

  • El castigo sin venganza: Esta obra se sitúa dentro del teatro del S. De Oro y tiene tres actos. Se introduce el problema en el primer acto, se desarrolla en el segunso y se da la conclusión en el tercer acto. Hay momentos muy poéticos, por ejemplo entre los versos 1910 y 1975; es una glosa, o una poesía en que se repiten partes de la descripción. El uso intenso del lenguaje, es una forma de expresión emocional. Federico dice“Sin mí, sin vos, y sin Dios” para expresar su estado confuso y deprimido.

    También hay polimetría: los tipos de versos que aquí vemos incluyen la redondilla, la silva, el romance, y la décima. Lope también usa las metáforas y las imágenes de la mitología, como el Fénix que murió y volvió a nacer de las cenizas.

    El Rey Lear: Esta obra es un poco más amplia que la anterior y está dividida en cinco actos. No debería extrañarnos porque todas las obras del autor como por ejemplo: Hamlet, Othello, Julio César, etc. están divididas en cinco actos cada una. Pero por el contrario que la obra de Lope, William no ha sabido utilizar tan bien como Lope los recursos de la lengua. Su lenguaje es mucho más popular, no se sirve casi de metáforas, salvo en pequeñas situaciones en las que su estado es deprimente. Digamos que es una obra fácil de entender, mientras que Lope tuvo que esperar a que el público estuviese más evolucionado para que pudieran entender su obra.

    ELEMÉNTO TRÁGICO. “UN PUNTO EN COMÚN EN AMBAS OBRAS.”

    Tanto en la obra El castigo sin venganza o El Rey Lear, el elemento trágico se desencadena debido a la traición que se realiza por parte de los hijos hacia sus padres.

    En el primer caso (El castigo..), es Federico quien traiciona a su padre porque está locamente enamorado de casandra, su madrastra. No se decide a confesarlo hasta que su padre marcha a la guerra y es entonces cuando mantiene una relación secreta con Casandra.

    En el segundo caso (Rey Lear), existen aquí dos tipos de traiciones, aunque ambas confluyen en la misma idea. Lear es traicionado por dos de sus tres hijas (Goneril y Regania), y por otro lado al anciano Glóster, lo traicina su hijo bastardo Edmundo con la intención de que su padre no de toda su herencia a Edgardo, su hijo legítimo.

    En las dos obras la trama principal recae sobre el honor de uno de los personajes principales. Han sido traicionados de la manera más cruel, después de que todos ellos se esforzaran en ayudar a sus hijos y proporcionarles todo lo que necesitaban. Son personajes de bien, humildes y que esperaban de alguna manera ser recompensados de la misma forma en la que ellos se comportaron. Algo así como “ pórtate bien con los demás si quieres que los demás se porten bien contigo”. Nunca se puede confiar del todo el la gente; confiar demasiado en una persona puede resultar fatal como le sucedió a Glóster. Estuvo a punto de lograr que mataran a su hijo por creer las mentiras y falsas acusaciones de su hijo bastardo Edmundo.

    Otro elemento importante en ambas historias, es el amor que sienten los personajes; el amor como sentimiento irreprimible y causante de todos los males que les llevaron a realizar la traición.

    En el caso del Castigo sin venganza, Federico siente una pasión desmesurada hacia su madrastra Casandra, y el no reprimirse le provocará la fatal muerte del final.

    En El Rey Lear, Goneril y su hermana Regania, sienten un profundo amor, pero no hacia sus maridos, sino hacia la herencia de su padre y hacia Edmundo. La atracción que sienten ambas por el bastardo de Glóster también les provocará la fatal muerte.

    POSIBLES SUBTRAMAS.

    cabe destacar el caso de la obra El Rey Lear, puesto que sí existe una trama secundaria que esté bastante definida. Bajo la trama principal desarrollada con la cruel historia de la traición de las dos hijas avariciosas y crueles del rey Lear, se desarrolla otro conflicto aunque nada distinto.

    Pienso que la intención del autor era incidir aún más en e.l conflicto principal. De esta manera nos queda la ligera idea de que todo esto pasa muy a menudo. Podemos estar siendo traicionados por nuestros seres más queridos y nos resistimos a creerlo; y lo peor de todo es que cuando queremos poner fin a todo eso, ya es demasiado tarde y las consecuencias pueden ser fatales.

    Por otro lado, hay una parte importante en la obra El Castigo sin Venganza muy importante. No es una subtrama en sí, pero es un aspecto que no se refleja en absoluto en la obra que he explicado con anterioridad. Otro de los grandes temas presentados en el Castigo, incluye la idea de la fe en la fortuna. Se usan las palabras “foruna”, y “cielo” frecuentemente para describir la fuerza que está controlando sus vidas. Según los personajes, todas las circunstancias para las personas en este drama son creadas por una fuerza exterior, distante a ellos. La creencia de la fortuna mala domina los pensamientos de los personajes. Creen que no tienen la culpa por la situación que les ha tocado vivir. Es un sistema de vivir en el que pueden negar la responsabilidad* por las acciones.

    EL CASTIGO SIN VENGANZA.

    El Castigo sin Venganza fue escrito por Lope de Vega en 1631. Es una obra que examina las relaciones entre la familia, la sociedad, y los personajes individuales. Es una comedia en que la lucha principal es entre el honor y el amor.

    Lope supo usar bien la ironía en su obra para expresar ideas de la sociedad, como la nobleza. El duque de Ferrara, por ejemlo, que es el personaje principal, representa el hombre noble. En los versos iniciales, se habla de la honra que el duque debe tener, pero él está buscando a las mujeres en la calle durante la noche. Comentan que un noble debe comportarse noblemente. El honor, el sentido que el duque no puede ignorar, combate sus sentidos lascivos. Son dos fuerzas muy poderosas, y el no puede controlar ninguna de las dos.

    Negar responsabilidades* recuérdese el caso de Edipo en mi anterior trabajo. Las malas acciones cometidas por el propio Edipo, como es el caso del asesinato hacia su padre, eran atribuidas al designio de los Dioses, y no a su incontrolada furia. Todas las culpas recaen sobre los Dioses, o en agentes extraños, como la Fortuna en este caso.

    Otra emoción que sé ecuentra en conflicto con el honor es el amor. El poder del

    amor, domina los pensamientos lógicos. Hablan de morir de amor, y para estos personajes, no hay remedio para el amor. Pero los aspectos de la familia como la herencia y la importancia de la honra en las relaciones, tienen más importancia en esta obra.

    El duque ama a Federico más que a nadie en el mundo, pero cree que necesita un heredero que sea legítimo. Él sabe que Federico es su hijo verdadero, y tal es así que su hijo se comporta de manera obediente. El honor que el duque siente, prohibe la relación entre él y su hijo. Pero al final, vemos que el duque puede poner el amor a un lado y realizar un acto que va a restaurar su honor, la muerte de Federico.

    El castigo sin venganza es una obra que se puede respetar y apreciar hoy como en el siglo en el que fue escrito. El éxito de e sta obra es indiscutible, en que es posible que el sujeto de la obra fuere propio para su época. Las leyes de la sociedad en España eran estrictas, y es posible que esta obra fuese ofensiva en su tiempo. Pero los temas han sobrevivido a unos siglos, y El Castigo sin venganza todavía es leído por su hermosa poesía. Puede mostrar las emociones y las creencias de la gente en sus obras, y al mismo tiempo, dar una narración interesante sobre lo que podía ser la sociedad en ese siglo.

    AURORA: EL PERSONAJE PASADO POR ALTO.

    Las obras del Siglo de Oro en la España típica, no tratan por decirlo de alguna manera los deseos femeninos. En efecto, muchas comedias perpetúan los estereotipos de las mujeres y los hombres, especialmente las obras escritas por hombres. La tregedia de Lope de Vega, El Castigo sin Venganza, no es una excepción de todo esto. Hay estereotipos a lo largo de la obra y los temas del honor y el amor se enfocan en la maldad de los personajes principales. Federico es un hombre de buenas intenciones, pero cae en pecados. Puede ser el reflejo de un títere de su padre y el instrumento de lujuria y de venganza de Casandra. Es un bastardo y no puede tener la herencia de su padre, pero tiene que vivir bajo sus mandamientos. Si lo miramos desde el punto de vista de Aurora, notaremos ciertos cambios. Antes de la llegada de Casandra, Federico profesó su amor por Aurora. Ella recuerda con tristeza las palabras que él usó:

    Que antes de su casamiento

    La misma luz de sus ojos

    Era yo; pero ya soy

    Quien en los ojos le doy

    Y mis ojos sus enojos.

    ¿Qué Aurora nuevas de día

    trajo al mundo sin hallar

    al conde a buscar

    la de sus ojos venía?

    ¿En qué jardín, en qué fuente

    no me dijo el conde amores?

    ¿Qué jazmines o qué flores

    no fueron mi boca y frente?

    Cuando de mí se apartó,

    ¿qué instante vivió sin mí?

    (1259-1273)

    Es bastante obvio que son palabras de amor, pero es un amor olvidado. Se podría decir entonces, que Federico es un amante muy elocuente, que manipula bien las palabras para expresar su amor para Casandra. Pero esto no es tan admirable cuando vemos que hizo lo mismo con Aurora. No tenemos por qué pensar que Aurora es una mentirosa, porque en esta escena busca consejo, y no la aprobación. Además Federico nunca niega su amor pasado por Aurora. Cuando Casandra pone a Federico cara a cara y pregunta “¿qué no es Aurora?” (1444), lo cual le causa dolor y celos, sólo dice “Más alto vuela el pensamiento mío” (1445-1446). Parece decir que ha encontrado una persona mejor, pero antes Aurora le parecía bastante bien. Aún su criado, Batín, sabe que estaba enamorado de Aurora:

    “Ya deja el agua primera

    El que la segunda toma.

    Por nuevo cuidado dejas

    El de Aurora; si sobra

    El agua, ¿cómo es posible

    que pueda ocuparse de otra?”

    (1781-1786)

    Aurora es el agua primera, que es rancia, y Casandra es al agua segunda, que es fresca y deliciosa. De este aspecto se ve que Federico no es para nada un hombre débil, no es realmente un títere como nos podría parecer en un principio, sino amo de los títeres. Él tira de las cuerdas de Aurora y la desecha cuando encuentra otra cosa mejor.

    Con lo cual ahora Aurora es una figura central. Le tenemos compasión. Sus intenciones hacia Federico son buenas, su amor es grande y quiere casarse para compartir fortuna con él. VV (718-735). Aurora quiere darle la felicidad a Federico, la felicidad que no puede darle su padre, porque cree que están enamorados. Ella es la víctima, no Federico. Él la abandonó por la primera cara bonita que vio. Su amor con Aurora era un amor que ocurrió a lo largo de un período de tiempo, en cambio con Casandra, se podría decir que fue un amor de ojos.

    Casandra es una mujer noble, típica, que tiene que casarse con un hombre que no conoce. Como mujer no puede rechazar el casamiento porque teme la ira de su padre. Le dice a Lucrecia, su criada “cuando yo quisiera,/ fingiendo alguna invención/ volver a Mantua, estoy cierta/ que me mata mi padre... (593-96). Su papel de mujer en esta sociedad controla su vida. Sufre debajo del descuido de su esposo. “sola una noche le vi/ en mis brazos en un mes,/ y muchas le ví después/ que no quiso a verme a mi” (1034-1037). Ella es joven y necesita atención, especialmente porque está lejos de su casa y su familia probablemente por primera vez en su vida. Cuando se da cuenta de que Federico la adora, ella lo usa para vengarse del duque, y para su propia satisfacción. Casandra no debe ser muy amable por la forma en la que trata a Federico. Sí, Casandra es muy ingeniosa, pero sus engaños sólo sirven para lograr sus propios fines, y lastiman a todos: el duque, el conde y Aurora. Cuando Aurora le pide consejo a Casandra, a duquesa incrementa su falsedad. Casandra sabe que Federico no está enamorado de Aurora, pero le miente para protegerse así misma. De nuevo Aurora es la víctima.

    A pesar de todo, Aurora queda tranquila y recogida. Es una mujer noble, como Casandra, pero no tan mezquina en algunas ocasiones. Su amor es un amor real, no una ilusión. Sabemos que no quiere casarse con Federico por su dinero, porque cuando Casandra dará a luz a otro hijo, Federico no tendrá nada. Quizás la mayor diferencia es que Casandra tiene un padre que la obliga al casamiento, mientras que Aurora no lo tiene; sólo tiene al duque sirviendo de padre. Aurora no tiene miedo de la verdad, pero Casandra siempre quiere esconderla. Cuando sospecha que Federico quiere a otra persona, Aurora descubre la verdad. Ella sufre emocionalmente, pero es fuerte. Cuando el duque pone a Casandra cara a cara con la verdad, ella no es fuerte, se desmaya. Aurora está lista para continuar su vida sin Federico, y con otro hombre que la amará. No es débil como otras mujeres en este siglo, puesto que no se compadece de sí misma. No le cuenta al duque lo que vio en el dormitorio porque no quiere venganza hacia Casandra. Otro aspecto admirable en la joven Aurora, es su decisión de no casarse con Federico cuando él si quiere. A diferencia de Casandra, quien se casa en contra de sus deseos, Aurora queda fuerte en su decisión.

    Aurora no es necia, sabe que Federico tiene miedo de las consecuencias de sus acciones, y quiere usarla para salvarse a sí mismo. Ella no quiere ser esclava, quiere estar contenta.

    Aurora es un personaje importante en El Castigo sin Venganza. De su perspectiva, los otros personajes parecen ser superficiales y estáticos. Federico no es tan bueno y Casandra no es tan fuerte. Sólo Aurora representa a una mujer nueva. No es débil, ni tonta, sino fuerte e inteligente. Es el único personaje que vive su vida como quiere, y no según los mandamientos de otros.

    Como dice el duque, es una mujer con “extraña resolución” (2689).

    REY LEAR:

    La obra se representó por primera vez en 1606 en las fiestas de San Esteban. Trata sobre la triste historia de la vida y la muerte del Rey Lear y sus tres hijas, con la infortunada vida de Edgardo, hijo verdadero del conde Glóster.

    Si la comparamos con la obra anterior de Lope, podemos observar que incluso el argumento de éste, es mucho más simple. Vale el hecho de que pueda tener un cierto matíz mucho más amplio sobre las virtudes y defectos del hombre, pero es mucho más entendible para el público del siglo XVII.

    Las condiciones de la escena isabelina, obligaron a Shakespeare a suscitar a atención del espectador con el cambio contínuo de los movimientos escénicos, al punto de que muchas veces el plan se oscurece debido a las miles situaciones que se van produciendo.

    Hay en El Rey lear un verdadero derrroche de imágenes y símbolos que sobrepasan los de la escritura de la acción verbal. Todas las exigencias retóricas de la tragedia como género dramático, han sido quebrantadas, por decirlo de algunamanera: claridad, orden y unidades.

    El lenguaje es mucho menos espléndido que en el resto de sus tragedias; y las relaciones entre los personajes son muy variadas y de índole muy desigual. Todos los movimientos y situaciones convergen en una misma idea o plano: el de Lear y sus hijas.

    Paralelamente a esta tragedia principal, Shakespeare desarrolla otra tragedia con elementos semejantes: la de Glóster y sus hijos. La historia de Lear transcurre en un ámbito fabuloso, en tanto que la de Glóster se desenvuelve con mucha más realidad. Una hisotria es un tanto más verosímil que la otra, eso es lo que he querido decir.

    Los dos ancianos han procedido con injusticia y han desconocido la verdadera cara de sus hijos. El rey enloquecido y Glóster ciego, son dos padres que van hacia la expiación de una culpa. Lear necesitó perder la razón para que el pensamiento venciera al arrebato; Glóster, que las cuencas de sus ojos quedaran vacías, para ver. Ambos debieron sumergirse en mundos de oscuridad para descubrir la verdadera luz.

    RELACIONES MUY DIVERSAS ENTRE PERSONAJES.

    Las hijas de Lear, Gonerila y Regania, se unen mediante un acuerdo para poder conseguir la herencia de su padre y la parte que le correspodía a Cordelia. También se ven unidas por el campo de atracción sexual que sienten hacia Edmundo, el hijo bastardo de Glóster. Pero podemos hacer una clasificación más sencilla y mucho más clara:

    *Grupo I : Cordelia, Edgardo, kent, y Albania, son seres bondadosos, una raza muy distinta a la del grupo II. Todos ellos se mueven por el buen camino, nunca buscan la venganza, son leales a los que quieren y buscan ante todo que se cumpla con justicia y se sepa siempre la verdad.

    Cordelia es el único personaje en que vemos al amor como un impulso puro y triunfante, pero ella está muy lejos de lograr que después de las alabanzas de sus hermanas hacia su padre, éste la vea con buenos ojos. Es un personaje que aparece poco en la obra, pero cuando lo hace, ya es al final y es para intentar restaurar el orden y conseguir devolverle a su padre toda la potestad que tenía en un principio. Como tal tragedia que es la obra, morirá al final.

    *Grupo II : Regania, Gonerila, Cornwall y Edmundo; son los personajes malvados de la obra. Todo lo hacen para conseguir más fortuna para sus vidas. No aman, ni respetan a nadie, y creen que su palabra está por encima de todo, incluso por encima de la lealtad a los suyos. Se dejan llevar por el impulso salvaje, por la ambición de poder; actúan a sangre fría. Mientras a las hermanas las desvela la lucha por el mandato, permanecen unidas, pero la disputa por Edmundo las vuelve una contra la otra. No tienen lazos de amor con sus respectivos maridos: sólo son sus aliandos en la conquista ambiciosa, y por ello no vacilan ante el adulterio.

    Edmundo es como la fugura de Yago en Othello. Tiene sus objetivos perfectmante definidos y parece que nada puede fallarle. Su plan tiene éxito hasta la desdichada muerte de Cordelia, pero Albania, encarnación de las fuerzas del bien, va a desbaratar todos sus planes.

    *Grupo III : Lear y Glóster; son los que caen atrapados en esa tela de araña que han tejido los del grupo II. Son víctimas del engaño y son los que más sufren.

    LAS METAS DE LOS PERSONAJES:

    Tanto el duque de Ferrara como Lear y Glóster, únicamente pretenden vivir el resto de sus vidas tranquilos, sin molestias que les quiten el sueño. Ferrara se ha casado con Casandra por deber, como noble que es, debe dar cierta imagen, pero realmente sigue con su vida de mujeriego, y pretende seguir así de feliz toda su vida. Lear pretende dejar todo en manos de sus hijas para poder descansar debido a su vejez, y Glóster no pretende mucho menos que Lear; cree que ya es hora de ir pensando en dejar sus obligaciones y herencia a cargo de su hijo legítimo. Ama muchisimo a sus dos hijos, pero los criterios de la sociedad le impiden que pueda dejar algo a su hijo bastardo a menos que algo le pase al hijo reconocido.

    Casandra pretende vengarse del marido por todo el daño que le ha hecho. Ve la oportunidad de lograrlo cuando se percata de que Federico la adora.

    Federico tiene dos metas a lo largo de toda la obra, en primer lugar se encapricha de su madrastra Casandra y quiere mantener una relación con ella; pero por otro lado, una vez descubierta la relación entre ellos su único objetivo es casarse con Aurora para salvar su vida.

    Batín y el Bufón son los dos personajes cómicos de las obras. Ambos sólo tienen como misión el dar un juego más vivaz a la escena. Aportan la chispa escénica, provocan la risa al espectador e incluso al ser el único elemento cómico, acentúa de alguna manera lo trágico de la obra.

    Aurora y Cordelia únicamente pretenden ser felíz; quieren conseguir estar al lado de un hombre bueno que las quiera, las cuide y sobre todo que sepa hacerlas sentirse queridas. Son personajes auténticos y utilizados por el autor para imponer cierta disciplina dentro del gran caos de la obra. Otros personajes destinados a imponer el orden y la verdad es Kent, en el caso del rey Lear al igual que Albania.

    Regania, Goneril, Edmundo, y Cornualles son personajes con las mismas metas; todos quieren más poder del que ya tienen, y no pararán hasta que lo logren.

    Edmundo únicamente quiere que todo vuelva a la calma y que el malentendido con su padre se solucione.

    1

    Page 2

    Página 1

    LOPE DE VEGA

    (Lope Felix de Vega Carpio)

    William Shakespeare

    Lope de Vega. William Shakespeare