Logística en la empresa

Logística comercial. Objetivos. Estructura de la empresa

  • Enviado por: David J
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LOGÍSTICA COMERCIAL

  1. LOGÍSTICA COMERCIAL
  1. CONCEPTO:

La logística es aquella parte de la actividad empresarial que tiene como finalidad la previsión, organización y control del flujo de materiales desde las fuentes de aprovisionamiento hasta el consumidor final, de cara a conseguir una mayor eficacia en la gestión y una reducción de los costes operativos de la empresa.

Esta definición significa que en la actividad logística intervienen al menos las siguientes:

  • Previsión de la demanda.
  • Aprovisionamiento de materiales.
  • Control de stocks de productos.
  • Manipulación de materiales en los centros de producción.
  • Almacenaje de productos.
  • Transporte de materiales a las fábricas y de productos a los puntos de venta.
  • Servicio al cliente.

Para conseguir que los materiales estén en el lugar, cantidad precisa y al mínimo coste, la logística se centra en el control de los dos flujos principales entre proveedor y cliente:

  • El flujo de mercancías es el principal agente activador del sistema logístico y a su servicio se encuentran los eslabones básicos de cualquier empresa dedicada a la fabricación y venta de mercancías: aprovisionamiento, producción, distribución y servicio postventa.
  • El flujo de información se realiza en dos sentidos:
  • Información sobre la demanda: evita poner en el mercado más productos de los que se van a adquirir, con el consiguiente ahorro de costes.
  • Información sobre el proceso: de modo que la empresa conozca en cada momento la situación de los productos en cada una de sus fases, dado que todas son interdependientes.
  1. DIVISIÓN:
  • Logística interna: analiza y gestiona los flujos dentro de la empresa.
  • Logística externa: se centra en la interrelación de la empresa con su entorno exterior.
  1. EVOLUCIÓN:

La palabra logística es relativamente reciente dado que antiguamente estas actividades se realizaban de forma inconexa:

  • El encargado de aprovisionamiento se ocupaba únicamente de conseguir los materiales necesarios para la producción al mínimo coste posible sin preocuparse por una posible carencia de materiales que obligase a parar la producción o los riesgos de obsolescencia de stocks.
  • El encargado de producción se ocupaba de implantar un sistema de producción a gran escala para abaratar los artículos que se fabricaban. Esta situación daba lugar a un exceso de stocks, dado que se producía más de lo que se vendía, y a unos altos costes de almacenaje.
  • El encargado de distribución se ocupaba de abaratar costes sin atender a los criterios de demanda, por lo que muchas veces los artículos llegaban tarde y en mal estado.

La falta de relación entre los procesos provocaba que hubiese menos beneficios.

En 1960, en Estados Unidos se empezó a pensar que era posible una gestión que permitiese abaratar costes. A través de la experiencia militar y las innovaciones tecnológicas se dio un primer paso hacia lo que hoy conocemos.

A principios de los 70 la logística va implantándose en operaciones de transporte y almacenamiento, aunque muchas empresas eran reacias a su aplicación dando prioridad a la producción y el marketing.

El aumento de la inflación, la escasez de materias primas de calidad y la subida del petróleo, encareciendo los costes de transporte, convencieron a las empresas de la necesidad de gestionar eficazmente los recursos, de modo que la alta dirección comenzó a considerar al departamento de logística como uno de los más importantes, ampliando sus competencias en otras actividades como el aprovisionamiento y manipulación de materiales, la gestión de pedidos y stocks, etc., integrando todos los procesos que van desde la producción de bienes o servicios al consumo, es decir, la logística comercial.

En España no se implantó hasta finales de los 80, con la entrada en el mercado común. Así nacieron empresas dedicadas a prestar servicios de logística a otras para facilitar los trámites de gestión exterior.

Hoy en día, la logística en las empresas se ha generalizado a causa de numerosos factores, como el desplazamiento del poder hacia los distribuidores, la aparición de grandes redes de supermercados, cadenas de tiendas, centrales de compras, las crecientes exigencias del consumidor en cuanto a calidad del producto, el encarecimiento del dinero, etc.

  1. OBJETIVOS DE LA LOGÍSTICA COMERCIAL

El objetivo de la logística comercial es suministrar la cantidad de producto demandada en tiempo adecuado poniéndolo al alcance del consumidor en el momento y lugar que lo precise, con la calidad requerida y al mínimo coste. Es decir, dar respuesta rápida a las exigencias de los clientes al mínimo coste global, mediante el control de los procesos de aprovisionamiento, producción y distribución de los productos.

Para introducir la logística en la empresa es necesario un cambio en la filosofía de gestión. En este punto, cabe comentar que en la logística existen dos tipos de costes:

  • Los costes directos: son aquellos generados por las actividades que se realizan. En la cadena logística todos los procesos están interrelacionados y una variación de costes en una fase afecta a todas las demás.
  • Los costes de oportunidad: son aquellos que se generan por las ventas que se dejan de realizar.

Intentar minimizar los costes de oportunidad supondrá, por lo general, elevar los costes directos. Por tanto, un sistema eficaz de gestión logística debe buscar un equilibrio de costes contrapuestos (directos y de oportunidad), buscando minimizar la suma de ambos y no cada uno de ellos en particular.

  1. ACTIVIDADES DE LA LOGÍSTICA COMERCIAL

Hay una serie de operaciones que se repiten a lo largo del canal, como son las de almacenamiento, transporte de un centro a otro, transporte interior, embalaje, recepción de mercancías ,etc.

Para que el producto llegue hasta el consumidor final hay que realizar muchas otras operaciones de planificación y gestión como las siguientes:

  • CENTRO DE PRODUCCIÓN:
  • Determinar la cantidad de materiales que se deben adquirir.
  • Seleccionar el proveedor en función del precio, tiempo de suministro y calidad.
  • Realizar los pedidos.
  • Gestionar los inventarios
  • Manipular los materiales.
  • Seleccionar el embalaje/envase más adecuado.
  • Almacenar los artículos hasta su transporte.
  • Seleccionar el medio de transporte más adecuado.
  • Determinar la forma de distribución de stocks (mayoristas o puntos de venta).
  • PUNTO DE VENTA:
  • Seleccionar el proveedor en función tiempo de suministro, calidad y precio.
  • Realizar los pedidos.
  • Gestionar los inventarios.
  • Manipular los materiales.
  • Almacenar los artículos hasta su exposición en la tienda.
  • Determinar el tipo de exposición más adecuada al producto.
  • Atender al cliente
  1. LA LOGÍSTICA COMERCIAL EN LA ESTRUCTURA DE LA EMPRESA

La logística ha supuesto una revolución en el mundo de la gestión empresarial, ya que introduce dos principios básicos:

  • Integración de los procesos de aprovisionamiento, producción y distribución, con el fin de conseguir una mayor rapidez y los mínimos costes operacionales.
  • Implantación de sistemas de información y control para dar respuesta rápida a las exigencias del consumidor.

Todo ello requiere una estrecha coordinación entre el departamento logístico y el resto de departamentos de la empresa, dado que existen actividades comunes:

  • Departamento de PRODUCCIÓN: planificación de productos, ubicación de las fábricas y compra de materias primas.
  • Departamento COMERCIAL: niveles de servicio al cliente, precios, empaquetado y selección de puntos de venta.

Por ello y para que no haya conflictos de competencias, se ha empezado a considerar que el área de logística debe ser independiente del resto de los departamentos, preferiblemente

subordinada al Director General o al Presidente de la empresa.

Unidad 1 : La logística en la empresa